jueves, 27 de septiembre de 2007

"Cuando, a veces, el miedo nos impide caminar"




Hace unos meses, desde que Alvargonzalo, autor del bog de google
denominado "Latos", me invitó a pasear por su blog, y, seguidamente,
lo hicieron Leimonestar con su blog denominado "Diálogos conmigo misma",
Bernione con sus blogs, "Pensamientos, dimes y diretes" y "Fechas de
mi vida" y Mangelesky con el suyo "Mangelesky", los llevo visitando
asiduamente, pareciéndome la creación de los mismos realmente una idea estupenda por su creatividad y por la aportación de cada uno de ellos de
sus ingredientes naturales con sus correspondientes comentarios en los blogs de los demás.

Cuando en una ocasión Alvargonzalo me llegó a comentar que abriera yo
uno también, la idea me pareció estupenda, pero algo en mí me impedía
hacer lo que en verdad sentía necesidad de hacer. Pero ... si yo lo
deseaba y la idea me parecía estupenda... ¿por qué no tenía la
suficiente valentía de crear un blog abierto al exterior? ¿por qué me
reprimía? Y reflexionándolo hoy, he llegado a las siguientes
conclusiones:

- El miedo a hacer algo nuevo.
- El miedo a exteriorizar mis pensamientos.
- El miedo a que las personas puedan leer lo que yo pienso.

Hoy, que estoy aquí con "Mi pluma de cristal", y observando las
ventanas que están abiertas de par en par, percibiendo un aroma a
bienestar y satisfacción, puedo decir que he encontrado una solución a
mis miedos infundados: "Enfrentarme a ellos", sólo así he sido capaz
de vencerlos.

Con esto que acabo de comentar quiero concienciarme para otras veces
que sienta miedo por hacer algo, y me reprima por temor a hacerlo, al
igual espero que sirva para otras personas que sienten otra clase de
miedos, porque todos sabemos que, a lo largo de nuestras vidas, casi
todas las personas, sentimos miedo hacia algo, que nos impide avanzar
hacia adelante, quedándonos estancadas en el mismo lugar, y, aunque
existen miedos que son naturales como pueden ser: las enfermedades, la
vejez o la muerte; hay otra clase de miedo como es: "La novedad", el
hecho de que algo nuevo aparezca en nuestras vidas, a algunas personas
nos asusta un poco, o mucho a otras, como por ejemplo, cuando nos
encontramos en que tenemos que acudir a una entrevista por primera vez,
o como cuando vamos el primer día al trabajo, o como cuando tenemos
que hablar en público. En esos momentos que nos vamos dirigiendo
hacia esos lugares, estamos asustados; en cambio, cuando ya hemos traspasado el umbral, es cuando mejor nos vamos sintiendo.

Solamente, enfrentándonos al miedo, es cuando habremos superado ese
temor; en cambio, si nos acobardamos sin seguir hacia adelante, jamás podremos superarlo.

Por lo que... si a lo largo de mi caminar, me encuentro con otra clase
de miedo que me impida avanzar como persona, espero seguir luchando
contra esa barrera, para no quedarme estancada y seguir caminando, aunque suponga un gran esfuerzo para mí el tener que dar ese paso hacia adelante.

12 comentarios:

  1. ¿Quién dijo miedo?
    Todos los miedos son superables, solo tenemos que enfrentarnos a ellos. No es facil, pero aquí has empezado a vencer uno de ellos, ahora que has dado algún paso adelante seguro que el miedo es menor que al princio.
    Besos con sabor a victoria (al miedo por supuesto)

    ResponderEliminar
  2. Enhorabuena cielo por vencer tu miedo y alegrarnos con tus entradas, es un placer leerte.
    Un besote

    ResponderEliminar
  3. Ángel:
    El día que yo no tenga miedo a algo (como todas las personas).. ese día ... ni yo ni nadie estarán vivos.

    Un saludo.

    Bernione:
    Efectivamente, así es, como acabas de expresarlo tú, lo primero es saber reconocer las cosas, y, después luchar contra viento y marea ante todas las cosas que se nos presenten.
    jaja recibo los besos de victoria.

    Ana:
    Gracias guapa, me alegro de que entres a leerme y participes.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. ¡Qué familiar me suena lo que dices, María! Los miedos, las dudas... eso es algo con lo que estoy en continua lucha y, todavía hoy, hay miedos a los que no soy capaz de enfrentarme.

    Cuando yo empecé a escribir en mi blog pensaba que nunca me leería nadie conocido, las circunstancias hicieron que poco a poco se haya ido conociendo entre mis allegados y, actualmente, casi todas las personas que participan saben quién es "lemoinestar" fuera de la red... Con eso te quiero decir que al principio no tenía miedo porque era algo anónimo, fue luego cuando tuve que ir haciendo frente a esos miedos a los que tú haces alusión; cuando llegas a asumirlos, te das cuenta de que lo que te aportan los demás es mucho más que el miedo que da "exhibirte".

    Y es que en el fondo, con todos los miedos pasa lo mismo, cuando empiezas a superarlos te das cuenta que no es para tanto...

    Besos valientes.

    ResponderEliminar
  5. Leimonestar:
    Muchas gracias por tu comentario, siempre saco mucho de tus contenidos, eres para mí en estos momentos, no sólo una amiga, si no una buena maestra porque de tus contenidos siempre saco esencia.

    Pero veo que a ti el miedo surge, no a raíz de crear el blog abierto al exterior cuando eras anónima, si no después cuando todas las personas te van conociendo fuera de este mundo. Yo tengo que decirte que, aunque sea anónima visiblemente porque tan sólo una persona me ha visto cómo soy cara a cara, todas las que entráis ya me conocéis interiormente, que es, para mí, lo mas esencial a los ojos, por lo que, como soy anónima exteriormente, pero no interiormente, porque en el fondo me conocéis, esta idea de abrir un blog al exterior me asustaba un poco, pero principalmente, porque yo cuando medito, exteriorizo a través de mis palabras escritas más cosas de las debidas, lo hago a fondo, sin quedarme nada por dentro, y, por todos vosotros que me conocéis interiormente y los que lleguen a entrar que no me conozcan ya que os valoro mucho y quisiera dar más de lo que puedo ofreceros.

    Una última cosa Leimonestar, no me hace falta conocer tu perfil con mis ojos, porque tus palabras te definen tal y como eres.

    Recojo tus besos valientes, los guardo con candado, y yo te mando un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  6. ¡ Vamos valiente ! ¡ A por ellos que son pocos y cobardes !
    Bien escrito.

    ResponderEliminar
  7. María de los Ángeles:
    Si es que tu impulso me llegó hasta aquí jaja.
    Gracias cielo.

    ResponderEliminar
  8. Vengo desde Café de Poetas de Sandra y de Asesinando Poemas...gracias por tus palabras...no tengas miedo a avanzar por este mundo virtual de la poesía....quedan pocos rincones en este mundo, como este...un beso de azpeitia

    ResponderEliminar
  9. AZPEITIA: Muchas gracias por los ánimos que transmites con tus palabras. Un beso.

    ResponderEliminar
  10. Me gustò ese comentario de Maria de los Angeles "A por ellos que son pocos y cobardes" diste en el clavo!
    Por lo demàs me identifico contigo Marìa ya que al igual que tu no me alegraba mucho la idea de escribir hacia el pùblico,ya que siempre habìa sido yo una persona muy reservada o prudeente como le quieras llamar; màs bien dicho a por ellos! y realmente heme acà escribiendo en esta ventana hacia el mundo sin pensar que esto me generarìa cierta sensaciòn de bienestar; pero volviendo al tema principal si algo pude experimentar si bien es cierto fuè celo, timidez,temor..me lo repensè bastante, pero asi como este entre otros la clave, considero es enfrentarlos como cuando aprendes a nadar etc.
    Cariños, un beso valiente y a por ellos!!

    ResponderEliminar
  11. FRANCISCO JOSÉ: Muchas gracias por llegar a mis comienzos, fue la segunda entrada que escribí en este blog, tenía tanto miedo de abrirme a los demás, hacia un mundo desconocido para mí, porque aunque no lo parezca, soy tímida, pero era tan grande el deseo de compartir mis reflexiones, que al final, venció mi ilusión por abrir un blog, y tengo que decirte que después de estos 4 años en el mundo blogger ha sido una de las experiencias más bellas de mi vida, el compartir mi mundo interior de pensamientos hacia los demás, porque llegas a enriquecerte con sus ideas, y eso es muy positivo, y se van descubriendo tantas personas encantadoras, entre ellas, tú.

    Muchísimas gracias por dedicar tu atención en leerme, muy agradecida.

    Un beso.

    ResponderEliminar

Tu opinión es importante. Muchas gracias.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...