martes, 13 de noviembre de 2007

"El reloj"



Hoy, como cada día, estoy oyendo un sonido que me ha despertado, es el sonido del despertador, de ese reloj que tengo encima de mi mesilla, que es el primero que me da los buenos días y al primero que veo cada mañana nada más de despertarme, y es el que, aunque no me apetezca, me empuja y me hace levantar de la cama para empezar con las obligaciones cotidianas de un nuevo día.

Después, instantáneamente, y sin querer, me dirijo a la ventana que hay en mi habitación para observar desde la misma el amanecer de este nuevo día, y percibo cómo el sol se ha dejado ver desde primera hora de la mañana.

Hoy lo primero que se me viene a la mente, es que ha de ser un día radiante pues así lo observo a través de los cristales de la ventana, aunque quizá pueda que después ese día se tuerza y se vuelva un poco más oscuro, pero mi intención es procurar que sea tan brillante como ese sol que permanece arriba, que es el que todos podemos percibir, nos ilumina y que también tiene su reloj.

Sin más dilaciones, ha comenzado un nuevo día para mí, siempre con la presencia permanente y constante de mi principal protagonista que es el reloj, quién siempre va conmigo, inseparable de mí y rodeando la muñeca de mi brazo izquierdo, quién antes iba en el derecho, aunque la preferencia del lugar sea indiferente para mí, porque esté donde esté siempre me acompaña.

El reloj, que lleva el tiempo de cada día de mi vida, quién, además aparece en todos los lugares a donde estoy, en mi casa, en el coche, en la calle, en mi lugar de trabajo, en el móvil, en la pantalla del pc, etc, etc..., quien es imposible quitarle la vista de encima como si, acaso, de un imán se tratara.

Anochece ya el día, y el reloj sigue haciendo acto de presencia en mi vista, ya he de apagar la luz de la pantalla que hay en la mesilla de mi habitación, para dejar que vuelva a florecer otro nuevo día, avisándome para ello, como siempre, el sonido de mi despertador .

8 comentarios:

  1. El tiempo apremia. Siempre pendientes de la hora. Curioso, todos los días se repiten los mismos actos, casi a la misma hora, y vamos contra-reloj. Deberíamos saber a que hora estamos sin la necesidad de mirarlo. Es más, creo que sin mirar podríamos acertar bastante.
    En vacaciones, es cuando vamos sin prisas, sin agonías,y si miramos la hora es para recrearnos, por saber que podemos saltarnos esos horarios que se repiten durante prácticamente todo el año.
    Un saludo desde las 16:37 horas.

    ResponderEliminar
  2. María:
    Que esclavitud con el reloj. El pasado mes de septiembre se cumplieron 20 años de mi despedida al reloj de la muñeca, te aseguro que no dependo tanto de él desde entonces. A veces ni recuerdo que llevo el movil o que el PC también tiene reloj, eso sí, hasta hoy no he llegado tarde a ninguna cita.
    Me encantaría poder ver amanecer todos los días como tu dices, pero me es completamente imposible hacerlo. No debes preocuparte por que aparezca alguna nube a lo largo del día, a veces se agradece un poco de sombra que alivie los calores del sol directo, incluso es necesaria la lluvia para que resurja la vida y el sol.
    Besos de un amanecer radiante.

    ResponderEliminar
  3. Hola maría: A vueltas siempre con el reloj, corre por aquí, corre por allá. Qué tortura de verdad. Vaya vida que llevamos. Buenos como lola y bernione ya lo han dicho todo del tiempo yo te comento el vídeo. Jajajajaja vaya manera de destrozar una preciosa canción jajajajaja y que mal canta el tío por favor Jajajajaja
    Un abrazo y besitos

    ResponderEliminar
  4. Ah se me olvidaba muchas gracias por lo de los vídeos, a ver si logro buscarlos tan chulos como los tuyos.
    Otro abrazo y otro beso

    ResponderEliminar
  5. Toc, toc, toc, se puede ???
    ó mejor tic, tac, tic, tac.
    No seras el conejo de Alicia en el pais de las maravillas ???
    Que suerte levantarse y poder ver el sol radiante, a estas alturas de año me levanto y solo veo la luz de las farolas.

    Besos nocturnos.

    ResponderEliminar
  6. Lola:
    Pues fíjate creo que sin mirar el reloj ya hasta nos sabemos más o menos la hora qué es en los días laborables.

    Sólo es en vacaciones cuando esas horas son de otra manera distinta, aunque, jaja, al final terminas haciendo lo mismo y a las mismas horas, por lo que igualmente también se suele acertar más o menos, jaja.

    Besos sin horas.

    Bernione:
    Te doy la enhorabuena porque hayas sabido prescindir del reloj, este objeto que nos tiene a todos esclavizados, y que yo jamás podría estar sin él porque mi vida depende del tiempo jaja.

    Me ha encantado cuando dices: "No debes preocuparte por que aparezca alguna nube a lo largo del día, a veces se agradece un poco de sombra que alivie los calores del sol directo, incluso es necesaria la lluvia para que resurja la vida y el sol"; por lo que me quedo con ella y la guardo para siempre con candado, y me sirva de ánimo para cuando vea una nubecilla por ahí un poco oscura.

    Besos claros.

    Ana:
    Jajajjajaajja no veas lo que me has hecho reir con lo que dices del vídeo jajaja, eres lo MAS y MEJOR cielo, muaaakkkkkkk, gracias por tu sinceridad y espontaneidad, pero en realidad puse éste vídeo porque no encontré otro que me gustara, y lo que me gustó de éste y me hizo gracia fue cuando le canta al reloj ... "Cabrón no marques las horas" jajaja.

    Besos directos.

    Nigtranger:
    ¿Tú por aquí? ¡pero bueno! ¿de dónde te habrás caído? jajaja.

    Ya sabes que puedes venir cuando quieras, y no hace falta que llames pues las puertas están abiertas.

    En realidad no es que vea el sol cuando me levante, pues normalmente me levanto con los ojos casi cerrados jaja, y aunque es de día aún no ha aparecido el sol, pero lo que quiero transmitir es que intento verle todos los días, haya o no haya sol, aunque luego a lo largo del día haya nubarrones jaja.

    Besos soleados

    ResponderEliminar
  7. Ainsssss... eso mismo que dice el de la canción es lo que le decía yo todos los días a mi despertador, hasta que cumplí la amenaza... Ahora me veo vagando por el mundo con retraso... ¿Tendré que comprarme un nuevo despertador?

    Besos despiertos que llegan con retraso.

    ResponderEliminar
  8. Leimonestar:
    Jajajajaja si te digo la verdad ni sé las veces que he tenido que arreglar mi despertador de las veces que le he caido al suelo jajaja, al final ya no uso mi despertador porque sigue estando estropeado, ya me he limitado a no volverle a arreglar jajaja, ahora uso otro despertador que no es precisamente el mío jajaja parece que con éste tengo más cuidado.

    Besos sin despertadores.

    ResponderEliminar

Tu opinión es importante. Muchas gracias.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...