martes, 20 de noviembre de 2007

"La influencia de las palabras"



Después de que, a través de las entradas anteriores, os he ido mostrando el lado más romántico y sensible de mi personalidad, que, en realidad, es lo que más caracteriza en mí, y que, para nada me avergüenzo de ello por ser así, y, para que, quienes entréis a leer mi blog, y que no me conocéis, cuando lo vayáis leyendo, sepáis un poco quien está escribiendo estas páginas, porque lo que considero más importante y esencial no es sólo entrar y dejar escritos los textos, o sea, escribir por escribir, sino saber qué sentimientos se esconden detrás de cada persona que está escribiendo, en este caso soy yo, y mi gran deseo es transmitir a todos lo que me leéis, lo que estoy sintiendo en cada momento, porque las palabras no sólo son palabras que se escriben, y se dejan escritas en un blog, sino que detrás de ellas hay una persona que está aquí detrás de todo esto, que no es para nada una máquina de teclear, ni tampoco un escudo, ni una capa envuelta en un protector, ni una máscara, ni siquiera son frases que se dicen al azar, sino que detrás de estas palabras hay alguien que está sintiendo cada palabra que se escribe, que vive cada día, que unas veces está más vulnerable, y otras veces está mas alegre, pero que es la misma persona y que esa persona soy yo, una persona de carne y hueso que siente lo que escribe pero que siempre lo hace sin más razón que con el corazón.

Creo que las palabras, bien sean escritas o bien habladas, son una fuerza poderosa que ejercen mucha influencia en las personas, y, mi deseo, indudablemente, es transmitir siempre a todos los que entráis a leerme, sentimientos de paz, bienestar y positividad hacia todo, y que con ellos, a la vez, ir destapando la personalidad de cada persona que escribe aquí también en mi blog a comentar, unas veces mediante los textos y otras con los comentarios que se hacen cada día, y que, en este caso, se transmiten a través del cristal del pc, percibiendo con ellos unos sentimientos que reflejan la personalidad de cada persona que escribe.

Mi gran deseo para todos los que entráis a leer mis escritos es que los recibáis con el mismo calor que los siento yo cuando los escribo, pero sobre todo, que os sintáis agusto leyéndolos, por lo que, os pido perdón por la velocidad que estoy conduciendo el blog, y espero, a partir de hoy, procurar ir frenando un poco para no atropellar a nadie.

Muchas gracias por estar aquí.

6 comentarios:

  1. No aprietes tanto el acelerador que te van a poner una multa por correr. Jajajaja Todos los días entro para leerte y todos los días encuentro algo. Qué me vas a atropellar jolines que yo está temporada ya sabes que voy en patinete. Jajajaja ya sabes que es un placer leerte cielo. Muy bonita esta entrada también.
    Y al final te va a gustar el otoño, ya lo verás. La "influencia de mis palabras" será poderosa Jajajaja. Mira te recomiendo una escapadita de fin de semana a cualquier monte cercano a cualquier bosque, unos paseitos cortos contemplando la naturaleza, dejarte llevar por los colores. Te puedo hacer hasta de guía y con mis "palabras influyentes" convencerte de las maravillas del otoño.
    Besos otoñales

    ResponderEliminar
  2. maría:
    Cada uno tenemos nuestra velocidad. A veces nos viene impuesta por las circustancias que nos rodean, las cuales nos impiden hacer todo aquello que nos gusta. Aprovecha este momento que se te ha presentado y sigue escribiendo si es lo que te apetece. Yo, por lo menos, te iré leyendo lo más a menudo que me permitan las circustancias, que en estos momentos no son todas las veces que me apetecería, pero si no lo escribes, no podré leerlo nunca.

    Besos circunstanciales.

    ResponderEliminar
  3. Me parece estupendo, que escribas cuando tengas necesidad de hacerlo, y si es a buena velocidad, mejor que mejor. Es que tus pensamientos y tiempo lo permiten. Y eso es bueno. Además que significa que te agrada hacerlo. Los demás, lo leeremos antes o después. De una en una o de tres en tres, que más da. Me gusta leerte, saber lo que sientes y como lo sientes. Y lo haces muy bien, te explicas perfectamente.
    Animo!!. Y a escribir cuando lo sientas y desees.
    Un beso escrito y sentido.

    ResponderEliminar
  4. Ana:

    Y tú haces que cada vez que te lea, me provoques risas, no se qué es lo que tienen tus palabras que haces que cada vez que te lea ya esté partiéndome de la risa, de verdad cielo, leerte, en el lugar a dónde escribas, es un verdadero placer de risas para mí, porque me produces tanta alegría que no sé cómo explicártelo.

    Jajaja, aunque esta temporada vayas en patinete ¿sabes que no te lo he notado para nada? porque sigues estando muy cerca de mí, y para nada dejas que se note ese freno en ti, por lo que te doy las gracias desde el corazón.

    Voy a intentar procurar ir un poco más despacio, lo que pasa es que una cosa es que lo procure, y otra muy distinta que lo practique, así que no creo que me haga caso a mí misma jajaja, ¡pero eso sí! mi intención, para nada es iros atropellando, sino que, entréis cuando sintáis deseos de hacerlo, y para nada por obligación.

    Jajaja tu intención es buena desde luego, por el deseo de influenciarme en tus palabras para que me guste el otoño, pero fíjate solo con pensar en que hago una escapada por el monte, el campo, o cualquier lugar donde puedas contemplar la naturaleza en estas épocas del año me entra un canguis de frío terrible jajaja, que fíjate prefiero no ir solo de pensar que tienes que ir abrigada, y que por mi cara y mis manos va a rozar el aire tan frío y helador, no me dan ganas de ir ni de contemplar la naturaleza, puesto que de esta forma no lo disfruto para nada. Desde luego que prefiero contemplar la naturaleza desde la otra cara de la moneda, o sea, desde la época del verano, cuando hace bueno y notas ese sol que atraviesa tu rostro, pero que no dejas que penetre en tus ojos porque los llevas protegidos con las gafas de sol, y que para nada tienes que llevar ropas abrigadas por el calor que sientes en tu cuerpo.

    La contemplación de la naturaleza, siendo así, desde luego, es una verdadera maravilla, en cambio, para nada como tú me la describes.

    Besos soleados.

    Bernione:

    Sí, así es Bernione, todo depende de las circunstancias, ya lo hemos comentado en otros textos, y es que a veces, uno quiere hacer cosas, que a veces, por esas mismas circunstancias, no podemos, y nos tenemos que aguantar porque no siempre se puede hacer lo que uno quiera. Lo que pasa es que yo necesito para sentirme bien conmigo misma, tener aunque solo sea, unos quince minutos diarios, para expulsar de mi interior lo que llevo dentro de mí mediante la palabra escrita, puesto que no me siento agusto tenerlo adentro de mí, se me ha hecho desde que tengo blogs, una necesidad constante, y aunque no disponga de esos minutos, los saco aunque sea hasta de la manga, porque sinceramente los necesito para mí misma.

    No me importa que no me podáis leer, porque yo sinceramente Bernione lo hago más que nada por mí misma, no tenéis por qué seguirme sino podéis, no va a ver ninguna influencia en nuestra amistad, porque vais a seguir siendo exactamente igual de amigos que sino me leyerais, de eso tenerlo por seguro; es más, yo entro en otros blogs de otros amigos/as, que para nada ellos entran ni me dejan ningún comentario en mi blog, y yo sigo entrando en los suyos aunque ellos/as no lo hagan en el mío, me da exactamente lo mismo, para mí no es ningún desprecio, porque mi lema no es medir lo que hagan con uno mismo: “dar lo que te dan”, sino “dar lo que una sienta necesidad de dar”.

    Besos ofrecidos.

    Lola:

    Así deberíamos hacer todas las personas, no sólo yo, sino todas las que sintamos necesidad de expresar lo que llevamos dentro, y no tenerlo retenido porque de esa manera guardando los sentimientos, reprimiéndonos de ellos, nos hacemos daño, produciendo después ira en nosotros mismos, creo que deberíamos sacar todos unos minutos para nosotros mismos para escuchar nuestro interior a través de la reflexión y dejándolo escrito a través de las palabras, creo que es una buena ayuda moral para todo ser humano, y sobre todo una necesidad interior.

    Yo os agradezco mucho el que me leáis, pero sino podéis hacerlo no va a pasar nada, ya se lo he comentado antes a Berni, yo os voy a sentir igual de cerca, porque entro a vuestros blogs a leeros todos los días igual que entro en el mío.

    A mí también me encanta leerte, igual que a todos los demás en vuestros blogs o espacios, además, creo que es una forma muy creativa para todos y que ayuda un montón.

    Besos creativos.

    ResponderEliminar
  5. Dices bien. Las palabras son y han sido siempre una estructura delicada, destinada a cubrir un espacio que ninguna otra tiene con ese significado y si las usarámos con el respeto y la atención que se merecen, usaríamos muchas menos porque tendríamos que pensar un poco más lo que decimos -lo digo por mi misma, naturalmente-. Nuestra especie es sla única que usa el lenguaje para engañar y, a veces, también para engañarse a sí mismo, pero este es otro tema.

    Una de las cosas que yo valoro más es la comunicación y un rato de charla amena y plácida en una tertulia de amigos, no la cambio por nada.

    Un abrazo. Franziska

    ResponderEliminar
  6. FRANCISKA: Gracias por llegar hasta esta entrada que ya ni recordaba después de tanto tiempo, y sí tienes razón, la comunicación, la charla, compartir pensamientos, es una manera no solo de pasar un rato entretenido, sino también de compartir y aprender.

    Gracias, por tu interesante comentario, como siempre tienes por costumbre.

    Un beso.

    ResponderEliminar

Tu opinión es importante. Muchas gracias.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...