martes, 18 de diciembre de 2007

"El derecho a decidir sobre la muerte"




El tema del que hoy quiero hablar, siempre lo tengo presente en mi
vida, puesto que, siento muy de cerca, el ver cómo una persona querida
por mí, está sufriendo cada minuto de su vida, al sentir a un ser
querido muerto, pero, en vida.

El tener tan cerca la vida de esa persona, que no es vida porque está
muerta-en-vida, quién solo está su cuerpo presente, quién no conoce,
quién está ausente, quién tan sólo respira, quién ni ve ni siente el
esmero, ni el cariño, ni los besos, ni las caricias, ni la dedicación
exclusiva, ni puede secar las lágrimas, ni acallar el sufrimiento, ni
el dolor, ni la desilusión, ni la agonía, ni la profunda tristeza de
la persona que le está cuidando con todo su amor.

El saber que no existe progreso en la enfermedad, ni cura, ni avance,
sino por el contrario, que cada vez que pasa el tiempo la enfermedad
va empeorando, no siendo vida sino agonía el estar y sentir cada día
de quién está cerca de ese cuerpo vivo pero sin vida, la muerte, el
frío, el llanto, el sufrimiento, la impotencia, la rabia y la
desesperación.

Sinceramente, pienso que la persona tutora de quién está
incapacitada-muerta-viva, tiene que tener el derecho a elegir y a
decidir libremente sobre la muerte de esa persona quién la misma no
puede decidir porque no está viva, sólo está en cuerpo presente, y
quién seguramente, si no estuviera muerta-viva, sería la primera
persona que decidiría sobre su muerte, no prolongando más la agonía de
su vida ni la de las demás, quién si pudiera abrir un ojo y
contemplara las escenas tan tristes y dolorosas que tiene tan cerca,
ella misma, no sólo lo pediría sino que lo SUPLICARÍA.

Creo que, en estos supuestos, y en otros muchos, se necesita en
España la aplicación de la legalización de la eutanasia, para que, en el
caso del que os he comentado, las personas tutoras de las que están incapacitadas-muertas-en-vida, no solamente, puedan administrar sus bienes y decidir sobre sus vidas, sino también, sobre su muerte.

11 comentarios:

  1. Cada persona debería ser libre sobre su decisión, pero las leyes hay que respetarlas y de momento las que hay impiden que esto ocurra, esperemos que la humanidad avance en todos los sentidos.

    Besos con decisión.

    ResponderEliminar
  2. Hay temas, que se tienen que coger con pinzas, y este es uno de ellos.
    Aunque bien es cierto, que hay sufrimientos innecesarios, que claman al cielo. Es muy duro,estar en ese circunstancia. Yo no quiero pensarlo. Si me ocurriera, desde luego, impediria en la medida de lo posible que prolongaran la vida, en la que no hay ni una minima esperanza de un ser querido.
    Besos sanadores.

    ResponderEliminar
  3. Ante todo mil disculpas.
    Ya ves que lo tengo todo un poco parado pero las circunstancias obligan a ello.
    No esperaba esta entrada y la verdad... tiene bastante relación con mi frenazo.
    Uno de mis seres queridos y debido a la edad ha tenido una repentina caida en picado en su salud y creo que es mas importante ahora, que todos estemos a su lado, por ello, sere breve.
    Eutanasia... supongo que si... pero no es a mi a quien toca decidir... todos debemos ser dueños de nuestros propios actos, ya que provocan consecuencias en nuestro circulo afectivo, en todo caso, se debe respetar nuestra capacidad a la autodeterminación.
    Siempre he pensado en que pasaria a la hora de ver partir a mis progenitores, no sabia como seria, ahora si lo se.
    Todo tiene su lado positivo... ahora me siento mas util que nunca.

    Besos decisivos.

    PD Me ha encantado que pusieses una de mis fotos en tu blogg, puedes coger las que gustes.

    Feliz Navidad.

    ResponderEliminar
  4. Bernione:

    Desde que somos niños hemos de hacer lo que nos digan ya desde el colegio o desde nuestras familias, cuando somos adultos, hemos de seguir las normas impuestas por la sociedad, que, estemos de acuerdo o no, hemos de respetarlas, pero siempre estamos manipulados por alguien, y aunque nuestros pensamientos los consideremos necesarios, nos hace la sociedad verlos mal porque no estén aprobados mediante Ley, y para nada debería de ser así.

    Besos aprobados.

    Lola:

    Hay temas que ni se pueden coger ni con pinzas pero, a veces, es necesario expulsar de nuestro interior lo que pensamos, porque, hay muchas injusticias en la vida, que aunque, a veces, nadie tiene la culpa de ellas, pero creo necesario que esas injusticias salgan a la luz, se vean, se noten, se sientan, es oigan, sean escuchadas, y aunque cada situación es un mundo distinto, y con que se sientan nada vamos a solucionar aunque queramos.

    Besos solucionados.

    Nigtranger:

    No me pidas disculpas por nada porque yo no tengo nada de qué perdonar a nadie, es más, te las pido yo por mangarte fotos, y además ponerlas aquí.

    Siento mucho haber coincidido en esta entrada con tu situación, ¡joer tío! ¿seré bruja? ¡Porque también es casualidad!, ¡de verdad!.

    Me imagino por lo que estarás pasando, estas cosas son situaciones delicadas, y penosas, por las que todos hemos pasado alguna vez y pasaremos más veces, no estamos ninguno libre de nada, un día te toca a ti, otro día me tocará a mí, lo que hace falta es tener esa fuerza interior para dar de sí cuanto podamos para estar más cerca de quién lo está necesitando, y tú por lo que dices aquí, ello te sirve para sentirte más útil todavía, aunque la pena es cuando casos, como el que te he contado, estás cerca de la persona que lo está sobrellevando y no sepas cómo darle ánimos para que siga adelante, viéndole derrotado, destrozado y hundido, porque sabiendo que no tiene solución, mi opinión es ante todo, ser libres en nuestros pensamientos y sobre todo para tomar decisiones no solo sobre la vida sino también sobre la muerte, y aunque hay leyes que no están aprobadas en España, parece que si pensamos lo contrario, la sociedad nos lo hace ver como algo malo, y para nada tiene por qué ser así, pero, sinceramente te digo que, para nada me avergüenzo de pensar como pienso.

    Besos animados.

    ResponderEliminar
  5. Yo pienso como tú,que es necesaria la eutanasia.

    El problema es a que nos referimos cuando hablamos de eutanasia (derecho a una muerte dulce).

    Tú nos hablas de un caso en que la eutanasia es "para otro" no para uno. Y aguí nos encontramos con el problema de la persona para la que pedimos la "muerte dulce", no está sintiendo nada. Según nos cuentas es un ser vegativo, que por lo tanto, no es conciente ni de su vida, ni de su muerte ni de su dolor.

    ¿Podemos/debemos decidir sobre la vida de otro que no está sufriendo?


    Porque según tú nos cuentas...el sufrimiento no es de la persona que está muerta en vida...sino de la familia y de los amigos (sé que es un dolor y un sufrimiento que rompe el corazón).

    En este caso concreto yo me decantaría por algo tan simple como exigir a los médicos que no prolonguen artificialmente la vida de la persona enferma, que no apliquen la tecnología y los avances en prolongar la agonía.

    No creo que sea necesaria una ley de la eutanasia en un caso así.

    Pero en fin...es un asunto muy complejo y díficil de legislar, puesto que cada caso es único..y las leyes tienen que ser generales y para todos, no se puede legislar para cada caso concreto .....

    FELIZ NAVIDAD

    UN BESO

    ResponderEliminar
  6. Mangeles:

    ¡¡Ay cielo!! decirte que ayer te contesté tu comentario y después de haberlo escrito y darlo para publicar comentario no se dónde narices se fue a parar pero que aquí no quedó grabado. Mañana te lo vuelvo a contestar, ahora no que estoy agotáááá, pero sí decirte:

    ¡¡¡FELIZ NAVIDAD!!!

    Besos navideños.

    ResponderEliminar
  7. Mangeles:

    Pienso que debería aprobarse en España la aplicación de la eutanasia en algunos supuestos especiales, como te puedo poner el ejemplo en el caso del aborto, que solo es legal practicarlo en algunos casos, como por ejemplo, cuando el feto tiene malformaciones, o, en el caso de violación (aunque mi opinión en cuanto al aborto es que debería tener luz verde en todos los casos, pero éste no es tema a debatir ahora, sino en otra entrada, que quizá algún día me decida a hacer). Pues en el tema de la eutanasia, pienso, debería haber una luz entreabierta para algunos casos desesperantes, como en los que, cuando no hay solución posible, siendo el enfermo, como tú bien defines, un ser vegetativo, o como yo digo, un cuerpo presente, pero sin vida, pueda decidir sobre su muerte la persona que está administrando sobre sus bienes y decidiendo sobre su vida.

    Creo que según vamos avanzando en todos los aspectos de la vida, también deberíamos ir avanzando un poco más en cuanto a ampliar los horizontes legales, y creo que el órgano ejecutivo debería ir modificando y ampliando algunas leyes para que pudieran aplicarse, sobre todo, en algunos supuestos especiales; no quiero decir con esto, que den luz verde a todas las materias, sino que se puedan aplicar algunas, como en el caso de la eutanasia, en algunos casos especiales.

    ¿Qué si podemos decidir sobre la muerte de otra persona? Personalmente pienso que, cuando la otra persona no puede decidir sobre ella misma, y que quién decide sobre ella es un tutor para administrar sus bienes y decidir sobre su vida, o sea para todo, y además agregando a todo eso, que es un cuerpo con respiración y que no sólo está agotada su vida, sino que está agotando la vida de la de los demás, sí.

    Pero son mis opiniones, que cada uno lo vea de un color distinto es lo más normal del mundo, y lo bonito de todo ello es poder conocer las vuestras, compartirlas, y dialogarlas. Aún así yo os voy a hacer una pregunta confidencial a todos y a cada uno de vosotros, y quién quiera responderla que lo haga: ¿preferiríais seguir prolongando vuestra vida, sabiendo que estáis en las circunstancias de este enfermo, y que un familiar vuestro, o un hijo, esté a vuestro lado cada día atendiéndoos, sufriendo cada segundo de esta muerte-viva, no encontrando una salida a todo ese dolor con el desgarro, la impotencia y la desesperación? Yo os respondo por mí misma anticipadamente ¡¡NO!!.

    Que las leyes estén reconocidas y aprobadas o no por el gobierno, para nada me va a impedir pensar como lo hago, y en absoluto me avergüenzo para nada de mis pensamientos.

    Besos opinables.

    ResponderEliminar
  8. El hecho de la Incapacidad Civil (de una persona para administrar su vida y su economia) en nada tiene que ver con la decisión sobre la vida de "otra persona". Tú decides claramente..lo has expresado...lo has gritado..YO NO QUIERO ESO...pero ??? y esa persona lo expresó tan claramente.

    No suelo extenderme en comentarios..pero te contaré una historia real Maria:

    Yo trabajé tres años, como secretaria, con un Cirujano Maxilofacial muy importante de este pais(q.e.p.d.)


    Un día me puso una publicación médica en la mesa, con la foto de una paciente ....el rostro de esa mujer no existía...era un gran agujero...con una sonda para alimentarse...si nariz, ni ojos, ni labios..ni .....nada..era terrible...

    Le dije... DIOS MIO QUE ES ESTO...y leí el artículo...mi Jefe y su equipo médico habian conseguido salvar la vida y reconstruir su rostro para que pudiera alimentarse (no podia hablar, ni oler, ni ver, ni comer....pero si alimentarse).

    Asustada le dije...por Dios si a mi me pasa algo así no me SALVE POR DIOS...me miró y me dijo : YO SOY UN MÉDICO, MI TRABAJO ES SALVAR VIDAS SI PUEDO....Y SE FUÉ A ATENDER LA CONSULTA.


    Yo seguí leyendo...la mujer no había tenido un accidente...HABIA ESTRELLADO SU COCHE INTENTANDO SUICIDARSE PORQUE NO DESEABA VIVIR....


    Una hora después, terminada la consulta mi Jefe entró en secretaría , me miró y me dijo : SABE VD (me llamaba de Vd)..ESA MUJER NO HA VUELTO JAMÁS A INTENTAR SUICIDARSE.


    Besos

    ResponderEliminar
  9. Mangeles:

    La verdad es que me entran escalofríos del caso que nos has expuesto tan trágico de esa mujer que intentó quitarse la vida. Yo también conozco un caso parecido, en el sentido de que una chica joven intentó quitarse la vida tirándose desde un quinto piso y que al final no murió, logró sobrevivir, y ahora está bien, es más, ahora, incluso, valora mucho más la vida que antes.

    Mangeles pero el caso que te he comentado no es ese, sino otro que no tiene nada que ver con esto, sino estar a favor de aplicar la eutanasia para los supuestos como el de esta entrada, quién es una persona que tiene demencia senil en fase final, quién no conoce, no siente, es un cuerpo y no una persona, y lo único que hace estar sin ser. Es algo muy crudo cuando oyes a alguien que está cerca de una persona así, en esa situación, que no encuentra una salida a todo ello, cuando escuchas sus llantos, su impotencia, su tristeza, cuando ves que está destrozada en vida, cómo la ves machacada psicológicamente, como cuando te cuenta cada día que le cuida, le besa, le atiende, le habla, y ese cuerpo ni le escucha, ni le oye, ni le seca sus lágrimas, ni le siente, ni le conoce, sintiendo su muerte cada día como una agonía. Si una persona que sufre esta enfermedad viera desde un agujero lo que están pasando los demás, y cómo está ella misma, poniéndome yo en ese lugar, no pediría mi muerte, sino que la SUPLICARÍA, no sé tú lo que harías.

    Sabemos perfectamente que la misión de los médicos es salvar vidas, eso está claro, pero lo que no deberían hacer es prolongar la muerte en vida.

    Besos con vida.

    ResponderEliminar
  10. Y los niños con Autistas, y los niños con deficiencias psíquicas, parálisis cerebral, la gente con Azheimer ....tantas y tantas enfermedades que nos dejan en estado vegativo... ¿deberían ser "eutaniasidos" para que sus familiares no sufran ?

    Eso no es eutanasia Maria, está confundiendo el debate...la eutanasia es el derecho, para uno mismo, a una muerte dulce .


    Lo otro es "matar" a otra persona, o "ayudar a suicidarese" a otra persona.

    Dífilmente conseguiremos una ley sobre la eutanasia si no centramos el debate en QUE ES LA EUTANASIA.


    Espero que no te enfades conmigo.

    Para mí el derecho a una muerte dulce... sin que se me realicen mil pruebas y se me apliquen mil tratamientos a ver si se consigue un milagro...es muy importante.


    En nada tiene que ver, con otro de los derechos que también exigo como ciudadana de este pais, y es el ser atendida dignamente, en un establecimiento público, y evitando una carga a mis familiares, si alguna vez padezco una enfermedad de las llamadas "seniles" "mentales" o que afecten a mi capacidad intelectual o mental.

    Mi derecho al suicidio ya lo tengo, en tanto que NO SOY CREYENTE.


    Mi derecho a la Vida, espero que se respete siempre.



    Besos dulces...Y es mi última intervención cielo, que si no vamos a alargar esto eternamente jejeje FELIZ AÑO 2.008

    ResponderEliminar
  11. Mangeles:

    Espero que sigamos debatiendo este tema, porque no se puede cortar así por las buenas, y que sigas defendiendo y apoyando algo por lo que tú estás en tu derecho por tus creencias.

    Antes de nada, voy a definirte lo que es la eutanasia según el diccionario que tengo en mi blog de Wikipedia (jaja mira por donde lo voy a estrenar ahora contigo sin tener que moverme de aquí), lee lo que a continuación voy a copiar, que lo transcribo tal y como viene, para aclarar lo que significa:

    El término eutanasia deriva del griego: "eu" -bien- y "thánatos" -muerte. Es todo acto u omisión cuya responsabilidad recae en personal médico o en individuos cercanos al enfermo, y que ocasiona la muerte inmediata de éste con el fin de evitarle sufrimientos insoportables o la prolongación artificial e inhumana de su vida. Actualmente, se distingue del término 'muerte digna', que consiste en el otorgamiento de medidas médicas paliativas (que disminuyen el sufrimiento o lo hacen tolerable), de apoyo emocional y espiritual a los enfermos terminales.


    Una vez aclarada la definición de lo que es la eutanasia, si lees bien, pone que es todo acto u omisión cuya responsabilidad recae en personal médico o en individuos cercanos al enfermo, por lo que, quieras llamarlo eutanasia, o quieras llamarlo suicidio indirecto, o quieras llamarlo ayudar a matar a otra persona, me da igual como quieras definirlo, pero lo que en verdad significa es acabar con esa muerte o agonía que no está conduciendo ni beneficiando para nada a ese cuerpo, sino que es todo lo contrario, y que encima está acabando con la vida de las personas que están alrededor de ese cuerpo, y pienso que no hay derecho a vivir sin vivir uno mismo y sin dejar vivir a los demás. Hay derecho a la vida, pero a una vida, no a una muerte-en-vida ¡por Dios!. ¡Ojalá! algún día se haga algo desde el ejecutivo al respecto de todo esto.

    Te comento y vuelvo a recalcar que estoy de acuerdo en que se aplique únicamente para casos excepcionales, no para todos los casos, y sí para el supuesto que he comentado en esta entrada.

    Mangeles, uno mismo en ese estado muerto-en-vida, no puede decidir, alguien debe hacerlo por él, alguien que esté cercano, y que, como en el caso que he comentado en esta entrada, es su tutor que es el que está decidiendo sobre él en todas las cuestiones.

    Espero que sigas exponiendo tus ideas Mangeles, yo jamás me enfado con nadie, soy la persona más pacífica que te puedes haber encontrado en tu camino, de eso estate segura cielo, y desde luego por tener distintas ideas mucho menos me voy a enfadar faltaría “plis” jaja, al contrario, me gusta saber cómo piensan los demás y sobre todo que lo expongan. Tampoco me voy a enfadar porque se llene el blog, no te preocupes, que si se llena haré segunda parte de “Mi pluma de Cristal” jaja. Adiós preciosa.

    Besos expuestos.

    ¡¡¡FELIZ AÑO 2008!!!!

    ResponderEliminar

Tu opinión es importante. Muchas gracias.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...