lunes, 28 de enero de 2008

"FUERTES EMOCIONES"




A lo largo de la vida nos encontramos con fuertes emociones, que son las que alteran el estado normal de las personas, unas veces pueden ser muy agradables, y en los momentos en que las estamos percibiendo nos producen bienestar y felicidad, pero cuando las emociones son por el contrario desagradables, la alteración emocional produce el efecto contrario, esto es malestar y tristeza.

Cada persona percibe y siente las emociones de distinta forma porque cada mundo interior es diferente, y mientras que una persona puede sentirse feliz con una palabra de cariño que le dice una persona, otra en su lugar le puede parecer una sensiblería, y en otro caso distinto, mientras que una persona ante una fuerte emoción desagradable vivida se puede hundir en un vaso de agua, otra con la misma emoción encuentra la salvación aún estando en el fondo del mar.

Yo soy de las personas que percibe, siente y vive intensamente, tanto las emociones agradables como desagradables, y tengo que reconocer, sinceramente, que siendo de esta manera de ser, cuando existen emociones agradables en mi vida el bienestar que me produce es inmenso, pero por el contrario, cuando existe una fuerte emoción desagradable, se me hace muy difícil de sobrellevar.

7 comentarios:

  1. La vida misma es una constante emoción. Y no apreciaríamos las agradables, de no existir las desagradables. Toda emoción lleva un tiempo de reposo para asimilar.
    Una vez aceptada, nuestra mente y organismo vuelve al equilibrio, volviendo a estar expuestos a todo tipo de emociones.
    Por cierto... tenemos Ana, Destellos y yo un tema pendiente contigo. ¿Lo recuerdas?
    Un beso tan grande e inmenso como tu.

    ResponderEliminar
  2. Sólo he venido a darte ánimos wapa
    Un besito

    ResponderEliminar
  3. María:
    Completamente de acuerdo con lola Para conocer lo realmente bueno que es algo debemos conocer también la parte mala, lo mismo que para saber la diferencia entre frio y calor debemos conocer ambas sensaciones. Tengo en mente una entrada que está pendiente por falta de tiempo pero que algún día llegará que la ponga con algo relacionado, como me la has vuelto a recordaqr la apunto en tareas a realizar en breve.
    ¿Que tendreís planeado...? Seguro que algo para pasarlo bien ;).
    Un beso por las emociones y otro por la entrada.

    ResponderEliminar
  4. Lola:

    Desde aquí te aplaudo porque has dado en el clavo con lo que has comentado, estoy totalmente de acuerdo contigo desde el principio al final, y me parece un comentario de lo más brillante.

    Recuerdo el tema pendiente que tenemos las cuatro y seguro que algún día se realizará, por lo que estoy viendo, no se puede descartar nada en esta vida.

    Gracias mi niña, desde aquí y desde mi corazón también te envío un beso y un abrazo inmenso, no como yo, sino como TÚ.

    Ana:

    ¡¡¡Anda guapa ya te vale!!!! venirme a dar ánimos a un blog jajaja, eso sí que no te lo permito, sino que cuando vengas y escribas hagas un comentario y déjate de venir a dar ánimos jaja.

    Un beso sin ánimos.

    Bernione:

    Totalmente de acuerdo contigo, y como he dicho antes con Lola, así es, aunque a veces, no nos demos cuenta de que debe de ser así.

    Me parece estupendo y espero leer en brebe, esa nueva entrada que tienes pendiente, de todas formas, por si se te olvida, ya me pasaré por tu blog a recordártela jaja.

    Casi como que has dado en el clavo en cuanto a lo que tenemos planeado las cuatro jaja (¿verdad Lola y Ana?).

    Un beso por entrar a visitarme.

    ResponderEliminar
  5. Bernione:

    ¡¡Ayssss!! que puse brebe con "b" jaja madre mía no tengo perdón de Dios, espera que paso a corregir la falta de ortografía ¡¡pero dónde tendré la cabeza!!

    Besos breves.

    ResponderEliminar
  6. Me parece estupendo el comentario de Lola. Aprovecho el tema, para hablar desde mi punto de vista de las emociones. Creo que nosotros somos un árbol con múltiples ramificaciones y hojas. Veo las emociones como el viento y, según éste, son las hojas, las ramas e incluso el propio tronco quien se mueve a ese son.
    No creo que la finalidad del ser humano sea tener un autocontrol de las emociones, aunque a veces lo pienso. Creo que el aplomo que tiene el tronco de ese árbol, es debido a la experiencia y la educación que, desde la propia conciencia ha ido adquiriendo. Tal fortaleza no es ningún espejismo pues, la emoción comprendida es vivida con medida y comprenderla, si lo hacemos desde la propia emoción, somos árbol y hojas al socaire del viento. Creo sinceramente que el interior está cubierto, porque la conciencia sabe desde la globalidad de su existencia, que los conceptos como las palabras, definen algo, pero la continuidad y el porqué de las cosas, debemos observarlos y no hacer a veces de un fotograma media película. No pretendo decir nada nuevo ni tampoco tener razón, sólo hablo desde mi experiencia, en parte reflexiva y utópica.
    Encantado de seguir aquí.
    Un beso

    ResponderEliminar
  7. EMIG:

    Me ha gustado mucho tu reflexión, tu comentario es divino, y, además, el ejemplo que has puesto del árbol, me parece muy bueno.

    Yo creo que las emociones, a veces son incontrolables, porque por mucho que te empeñes en no llorar, como te venga el llanto no hay quién te lo pare, es que te sale de dentro, y no lo piensas, pues así exactamente son todas las emociones, las de la risa, las del corazón, etc.

    También es cierto que hay personas que son más sensibles y frágiles y sienten muy profundamente todas las cosas que otras personas que son más fuertes y no piensan tanto las cosas, bueno pues yo, por desgracia, soy de las primeras, y digo por desgracia porque soy muy sensible y para nada los extremos son buenos, es mejor estar en el medio de todas las cosas.

    Un beso.

    ResponderEliminar

Tu opinión es importante. Muchas gracias.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...