martes, 22 de abril de 2008

"Hoy tenemos de todo menos felicidad"



Yo pienso que ésta es la auténtica y triste realidad, actualmente, tenemos de todo, y creo que cuantas más cosas tenemos más nos estorban y menos felices podemos ser.

Actualmente, el hogar de cada familia, está al completo de todo ¿quién no tiene un lavavajillas, una lavadora, una secadora, tres televisores, un DVD, dos compact dics, un mp4, dos ordenadores, un teléfono fijo, cuatro teléfonos móviles, dos vehículos, e, incluso, hasta dos viviendas?

Las habitaciones de nuestros pequeños hijos están abarrotadas de juguetes, tienes que pensártelo dos veces para poder entrar en ellas, y una vez que entras, los juguetes se te caen encima, pues ya no cabe ni un muñeco más, pero la pena de todo ello es que ni siquiera juegan con ellos.

Recuerdo cuando yo era una niña, ¡qué diferente era la vida entonces!, no teníamos tantos televisores, ni vehículos, ni ordenadores, ni móviles, ni mi habitación estaba tan repleta de juguetes, ni había tantos objetos materiales, pero sí, en cambio, había mucha más imaginación, pues, incluso, una misma inventaba hasta los juguetes.

Ésta es la verdadera realidad de nuestros tiempos de ahora, esto es lo que nuestros hijos están percibiendo de nosotros, los adultos y de la sociedad, porque no han visto, ni conocido, otra cosa diferente.

¡Cuánto me gustaría! que ... por unos minutos .... mi hija hubiera nacido en los años sesenta, para que pudiera percibir y comprobar como era la vida de entonces en la niñez, en la cual, disfrutábamos mucho más con nuestros simples y pocos juguetes, y, sobre todo, con el contacto de la naturaleza, y, en cambio, ¡qué felices nos sentiámos porque no conocíamos más cosas que las que teníamos! pocas y pequeñas cosas, pero tan transcendentales para nosotros, porque eran las únicas de las cuales podíamos disponer, pero, sin embargo, disfrutábamos mucho más intensamente.

Actualmente, lo tenemos todo, y parece que siempre nos está faltando algo, y una vez que lo conseguimos, apenas lo prestamos atención.

La sociedad actual y todos nosotros estamos dejando a nuestros hijos esta herencia tan materialista y consumista, llena de objetos, que lo único que hacen es estorbar e impedir conocer otros valores morales mucho más importantes.


33 comentarios:

  1. Opino un poco como tú. La realidad material que nos rodea, no nos permite advertir y disfrutar de la verdadera esencia de lo que significa ser feliz.
    Un saludo.

    Nut

    ResponderEliminar
  2. REalmente es muy cierto lo que decis ,pero dejame contarte que gracias Dios yo vivo en clase social(como el mundo nos cataloga)donde no tenemos tantos lujos.Será por eso que soy feliz?Aquí la pc es un lujo y ni hablar de internet!!!son pocos los que acceden.Mi pueblito es pequeño y cuando me fui a otra provicia a vivir por mas de dos años,encontré todo lo que decís,uff tendría que contarte lo que fue para nosotros estar en ese mundo!!!Yo no quería que mi hija creciera así,ahi comprendí que lo material no es nada,hoy lo tenemos y mañana?REalmente el mayor tesoro es la familia.Creo que Dios nos da aquello que podemos administrar y si tenemos mucho es porque somos capaces de vivir con eso y de dominarlo,si tenemos poco es por quien sabe que sería de nuestra vida con más.
    Amiga gracias por tus reflexiones,me haces reflexionar a mi,veo que hiciste cambios!!!El verde es esperanza!!!Te felicito María te mando muchos besos y dejame decirte que te ando extrañando por mi diario!!!Besos

    ResponderEliminar
  3. Me olvidé de decirte que me llevo la imgen de Heidi que es la idolo de mi niñez!!!!

    ResponderEliminar
  4. Me he ido hacia atras, reflexionando, y he pensado en mis padres y en mis abuelos. Mi abuela despotricaba como una posesa contra el "auto". ¿Ir en avión? Ni soñarlo. La vida de sus hijos nunca dejaba de sorprenderla (negativamente claro). A mi padre le pasó lo mismo y en su vejez se negaba a ver la tele, prefería la radio y no le gustaba "la modernidad" esa que era nuestra forma de vida. Ahora la cosa parece aún más compleja, como si las costumbres hubieran cambiado de forma aun más radical y quizás eso nos asuste en mayor grado a quienes estamos viviendo a caballo entre dos épocas o dos formas de vida. Algo así decía Burt Lancastar en aquella estupenda película, El Gatopardo, de Visconti que tanto me impactó. Todo ocurría a mediados del siglo XIX, los cambios sociales habían sido tambien muy radicales y el viejo Principe Salinas no quería por nada del mundo perder la forma de vivir de su época. Algo así me pasa a mi tambien ahora y adaptarse en ocasiones es duro.

    ResponderEliminar
  5. Y tu crees que antes se tenía felicidad?

    Yo es que creo que el ser humano es infeliz por naturaleza, sin mas...

    Besicos

    ResponderEliminar
  6. Dios Belén... eres tremenda... eh María, yo estoy seguro que como yo habrán cinco o seis en el planeta, pero como Belén, que yo sepa solo hay una... dios... es simplemente arrolladora... me encanta...

    Maria, me gusta la nueva estética que has elegido... y el texto que colocas también...

    LO que esta claro que hasta la gente que es rica y tiene de todo puede llegar a ser infeliz y pegarse un tiro... vaya que tener cosas materiales ayuda pero que una vez las tenemos dejan de tener de importancia... es como cuando uno aprende a nada... mientras aprende valora los avances... luego lo hace por incercia y ni se acuerda de que esta combinando brazos y pies y respiracion... atesorar cosas materiales lleva a eso a que al final pierden su valor si es que realmente alguna lo tuvieron como tales...

    SI antes se era más feliz... bueno yo no me considero una infancia mala pero en mi pueblo eran muy bestias sabes? Hablan ahora de los malos tratos pero yo he visto pegar, en clase y en la calle, y a mi tambien me han zurrado con 8 o nueve años... asi... que yo que sé... también recuerdo una vez que mis papas no tenian dinero ni mis tios y mis papas para reyes me dejaron un parchis y mi tia una botella de locion de afeitar... yo que era un crio ja... cogi tal mosqueo que creo que ya nunca volvi a creer en los reyes magos y desde entonces creo que odio la navidad... cosas de crios...

    Pero si... lo material no hace la felicidad... por desgracia ni nuestros hijos ni nosotros podemos pasar de ello, quizas tan solo, consumir menos y con criterio... no se si eso servira de algo... pero es lo unico que se me ocurre...
    un abrazo
    y el tema interesante y humano
    como todo lo que planteas tu

    ResponderEliminar
  7. y sin embargo el único valor moral necesario es el

    amor,

    y sin él los demás carecen de sentido

    ResponderEliminar
  8. Querida amiga María. En tus letras, o mejor dicho, tras ellas, se percibe un halo de tristeza que nada tiene que ver con lo que cuentas. Estas triste, te sientes triste y escribes sobre temas tristes, o aparentemente tristes, pero no tiene por qué ser así.
    ¿Sabes? En el progreso no todo es malo, Déjame darte una pincelada de optimismo. Mira. Mi padre me cuenta que cuando él era un niño, las naranjas sabía muchísimo más ricas, y el jamón y los huevos, etc..., el problema es que entonces sólo lo comían unos pocos, muy pocos, y muy de tarde en tarde el resto de niños, la mayoría pobres. Hoy es posible que las naranjas, los huevos y el jamón no sean tan ricos, pero es cierto que están al alcance de todos, y al menos por eso, creo que merece la pena el HOY. ¿No?.

    Un beso con mi mejor ánimo.

    ResponderEliminar
  9. ¿Los objetos, lo material te domina a ti? ¿te arrastra, te engulle?.
    ¿O tu dominas las situaciones que tienes alrededor?. No me gusta sentirme inundada de objetos materiales, y que se me hagan imprescindibles, que si no funcionan, me alteren los nervios.
    Prefiero dominar y controlar, que .. que me domine una invasión injustificada. Nos sobran muchas cosas para ser felices. Aunque haya personas que sin la masificación de cosas materiales no sea feliz. En el fondo nos arrastran a vivir como lo hacemos. Y poca elección nos queda.
    Vivimos aquello y vivimos esto y podemos comparar, sacar las ventajas y desventajas y en todo las hay.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Hola María,
    Mirada introspectiva a los tiempos actuales en que vivimos. Está en los padres controlar y hacer ver a nuestros hijos lo maravilloso que es un atardecer o el amanecer, lejos del computador, de la TV, del DVD y demás cosas. Una caminata en el bosque o la sensación de pisar la arena mojada de una playa.
    En nosotros está la semilla para el cambio para con nuestros hijos.
    Nací y crecí en el campo, lejos de las grandes ciudades, con mar y arena. Y será por eso que valoro mucho esas cosas y trato siempre en lo posible de recrearlas.
    Muchas gracias por tu visita y comentario a mi blog. Volveré al tuyo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. En realidad, nos faltamos nosotros mismos.

    ResponderEliminar
  12. Tienes razon en lo que dices antes se vivia de otra forma, usabamos la imaginacion y los juguetes que teniamos los usabamos e inventabamos historias con ellos
    La pc no existia, y jugabamos con otros niños, no habia problema de inseguridad, seria porque no habia tanto lujo
    Que linda epoca...
    Te mando un beso y abrazo enorme

    ResponderEliminar
  13. Es cierto amiga para que tenerlo todo, sabes lo material no sirve para ser feliz, sabes yo con el amor de mi marido e hija, y mi musica me siento llena, para que mas?.

    Un beso

    Pd: Felicitaones por tu premio, tu te lo mereces amiga.

    ResponderEliminar
  14. Heidi que bonito,cuan feliz era esa niña allá en los Alpes,con animalitos de madera tallados por su abuelito,con los paseos acompañando a Pedro y copo de nieve,amé esa serie,cuanta inocencia,y asi eramos querida María,nos maravillabamos con lo pequeño y al no tener tanto podiamos soñar,imaginar,hoy en día los juguetes son tan completos que no dejan lugar a la imaginación.Yo les he dado a mis niños muchos juguetes de esos poco valorados ,muy caros y noté que el entusiasmo duró solo dos días,luego tomé la decisión de cambiar las cosas,que disfruten como niños,así que armamos juntos unas balsas de madera,nos dirgimos al parque y en un arrollito que hay allí hicimos una carrera de balsas,ese día reimos juntos y disfrutamos de algo simple,y precioso.De tanto en tanto repetimos esas experiencias,comprobé que son más felices con menos.que bello post me has hecho pensar en ello,y recordar a Heidi,aunque te confieso que muchas veces la pongo en youtube y la comparto con mi niña.

    ResponderEliminar
  15. Con lo felices que éramos nosotros con un trozo de madera y cuatro clavos. Pero bueno, hay que adaptarse a los tiempos. Besos.

    Manu

    ResponderEliminar
  16. maria hola ayss que cambio pensaba que me habia equivocado de blog ajjajaja.

    la verdad es que vivimos en una sociedad de consumismo donde todo el mundo tiene de todo o de casi todo a mi me preocupan la gente que no tiene nada esos niños que no tienen juguetes siempre he aportado algo de dinero en alguna ONG pero a veces pienso si llega o no las aoportaciones economicas no es que sea mucho pero a ellos les viene mejor que a mi y si ese dia no como ternera comere pollo.
    Los que tienen tanto dinero por que no arreglan este mundo? el dinero y el poder corrompe a la raza humana.

    un beso wapa

    ResponderEliminar
  17. Cuando mi hijo era pequeño veíamos esa serie y Starma entre otras...que nos ayudaban a ver otros valores y que hoy parecen no hacer falta...y ésto me entristeze ... pero sé, que aún hay gente que necesita de ellos y ésto me recorforta....Llegué aquí por medio de otro y si me dás tu permiso ¡volveré! porque vas por mi camino....Un saludo de Angela

    ResponderEliminar
  18. Bueno, María, yo creo que la felicidad está en saber disfrutar de lo que se tiene. Yo agradezco que mi hija tenga más juguetes de los que yo tenía y que a su vez yo tenga más posibilidades de las que tuvieron mis padres. Lo cual no implica que me quite el sueño o que no sea consciente de la suerte que tengo y los disfrute de una manera mucho más plena. La felicidad está dentro de mí, independientemente del número de casas que posea o del tamaño de mi vehículo.

    Es posible deshacernos de esa insatisfacción casi permanente que llevamos dentro, y nada de lo que haya o deje de haber fuera nos va a ayudar.

    Un beso, guapa,
    Lula.

    ResponderEliminar
  19. buen cambio de diseño del blog, nunca se es demasiado feliz,

    un beso

    ResponderEliminar
  20. TWO: Gracias por tu nueva visita y por dejar tu huella. Debemos de disfrutar mucho más de las pequeñas cosas. Un beso.

    SABRINA ISABEL: Creo que, cuando se poseen menos cosas materiales, como puede suceder en tu país, valoráis mucho más los valores morales, a las personas y todo lo que es mucho más importante que los objetos materiales, que en realidad por mucho valor que tengan, no lo tienen tanto como lo puede tener el valor moral. Gracias por tus palabras. Un beso.

    TOCAYA MARÍA: Gracias por compartir tus reflexiones en cuanto al entorno familiar, me encanta conocer y aprender un poquito de todas las personas que dejáis vuestras reflexiones. Debemos adaptarnos a las circunstancias actuales, sino nos quedaríamos atrás. Un beso.

    BELÉN: Cuando no se está satisfecho con nada, es imposible, ser feliz nunca. Un beso.

    JOAN PINARDELL: Gracias por tus palabras, siempre saco sustancia de todos tus comentarios Joan, aprendo mucho de tí cada día. Está claro que lo material, aunque nos ayude a disfrutar, con ello no se consigue la felicidad interior, ya que ella está dentro de cada uno, y debemos sacarla a la luz. Un beso.

    AMOR: También hay más valores importantes, pero claro está, siempre el amor y la paz son los más transcendentales. Un beso.

    IGNACIO BERMEJO: El progreso siempre es bueno porque nos ayuda a avanzar, y no debemos quedarnos atrás, pero no debemos dejar que los valores materiales nos inunden para dejar de lado los valores humanos que son los más importantes. Un beso.

    LOLA: Mejor intentemos controlarnos todos, porque, como bien sabemos todos, incluso, hasta un refrán lo dice: "lo mucho cansa" ¿no es algo así? Mejor vivir con lo más necesario sin abusar de las cosas. Un beso.

    RAMMSES: Gracias, puedes volver cuando quieras, estaré encantada de ello. Los adultos debemos controlar, no solamente a nuestros hijos pequeños, sino también, a nosotros mismos, no se debe nunca abusar de las cosas materiales. La naturaleza aporta muchos beneficios, deberíamos disfrutar más todos de ella. Un beso.

    DINTEL: Nosotros mismos, somos importantes, no lo debemos olvidar nunca. Un beso.

    ADRU: La imaginación que teníamos antes la ampliábamos al máximo porque no teníamos tantas cosas como tienen ahora los niños que se dejan llevar por las máquinas. Eran épocas distintas. Un beso.

    ANNABELLE: El amor hacia los nuestros es una de las razones más importantes por las que debemos luchar, mantener y disfrutar. Un beso.

    ISOL: Mira Heidi se conformaba con pocas cosas para ser feliz, y la verdad a mí estos dibujos me encantaban, y no veas lo que me hacían llorar. Incluso la película que hicieron después la he visto varias veces en edad adulta, y siempre me hace llorar. Yo tengo dvds de los dibujos de Heidi para que los disfrute mi hija. Un beso.

    MANUESPADA: Siempre nos debemos adaptar a los tiempos actuales, no podemos quedarnos atrás, pero no hubiera estado tampoco nada mal que nuestros pequeños hubieran conocido lo que nosotros vivimos en la infancia para que supieran lo que era aquello. Un beso.

    MATANUSKA: Jaja no te has equivocado mi niña. ¡Qué razón tienes! el poder y el dinero estropean a los humanos. Está muy bien aportar dinero a algunos centros que lo necesitan, es un valor importante. Un beso.

    ANGELA: Gracias por visitarme y dejar tu huella, puedes visitar mi blog cuando quieras, estaré encantada. Estas series nos hacen ver el valor humano importante de las personas. Un beso.

    LULA MAY: Muy buena reflexión Lula, como todas las que haces. De todas formas el entorno, la sociedad, el consumismo, etc, nos hacen manipular a todos, a veces, inconscientemente, comprando, incluso, objetos materiales inservibles pensando que con ellos vamos a estar mejor, y lo único que hacemos es equivocarnos. Deberíamos sentirnos satisfechos con lo que tenemos, sin tener por qué dejarnos influenciar por nada ni por nadie. Un beso.

    AMATEUR1965: Gracias. Lo importante es sentirnos satisfechos con las cosas que tenemos. Un beso.

    ResponderEliminar
  21. totalmente de acuerdo con tu visión de una abundancia que nos vacía de nosotros mismos

    un saludo

    ResponderEliminar
  22. CAMILLE STEIN: Muchas gracias por tu visita y por dejar tu huella.

    La abundancia de objetos materiales hace encontrarnos casi siempre interiormente medio vacios.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  23. María ibas bien encaminada, es :
    "lo poco gusta, lo mucho cansa". Un beso voy a la siguiente entrada.
    Muackkk

    ResponderEliminar
  24. Parece que mientras mas se tiene más se queire pero menos se valora.
    Tambien vivi ese tiempo donde la vida era más sencilla, recuerdo a mi tía leernos cuentos al calor de una pequeña estufa a querosene, o jugando a la loteria o dominó escuchando la radio, y reiamos y eramos muy felices, ya los chicos no viven igual y tiene de todo y viven aburridos, además de no valorar nada de lo que nos cuesta tanto comprarles.
    en fin, otros tiempos que para mi fueron felices aun dentro de una digna pobreza, donde el amor fue lo principal.
    Un beso y muy buen post, para pensar.
    María gracias por pasar por mi blog, te invito a mi otro espacio dedicado a un gran amor, mi esposo.

    Anngiels

    www.enmemoriadetuamor.blogspot.com

    ResponderEliminar
  25. LOLA: Gracias, sabía yo que algo así era, lo que pasa que lo dejé a medias jaja. Un besazo.

    ANGELA TERESA GRIGERA: Muchas gracias por tu visita y dejarme el regalo de tus palabras, y ahora cuando termine de contestar tu comentario me paso a tu blog. Yo creo que antes había más pobreza en dinero y en posesiones, pero, en cambio, había mucha más riqueza en imaginación, en valores morales y humanos. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  26. Si, María, lo materiañl trata de invadirnos, hay toda una estructura social-comercial-política que lleva a ello...

    Lo que importa es desenmascararlo...

    Saberlo...
    Como dices tú...

    Y cada uno que deje de vivir en el afuera y se conecte con su corazón...

    Besos...

    Lidia

    ResponderEliminar
  27. LIDIA M. DOMES: Debemos intentar que no nos invada tan profundamente esa manipulación comercial en la que estamos todos bordeados, siempre son más importantes los sentimientos, la comunicación entre las personas, y nuestro mundo interior, que estar repletos de toda la clase de objetos materiales. Un besazo.

    ResponderEliminar
  28. Bueno, María. Es cierto que la sociedad es consumista, pero si se maneja todo, y se hace con moderación, no pasa nada. Yo a veces envidio a mi hija pq no tuve a su edad ciertas cosas, como un móvil con pantalla de muñequitos o messenger con el que está empezando a enviarse con sus amiguitas mensajes llenos de coranzocitos y estrellitas...

    Por otra parte, creo q los padres de ahora mostramos más afectividad q los de antes. Nos querían igual q queremos a nuestros hijos, pero eran más reservados, incluso entre hermanos. En este sentido, yo envidio la felicidad que veo en mi niña.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  29. YURIA: A mí me parece excesivo el consumismo del que nos dejamos manipular todos. A mi hija la trajeron los Reyes Magos, un móvil, una nintendo etc, bueno pues todo eso ya lo dejó de lado porque ahora tiene un pc nuevo, yo creo que nosotros los adultos intentamos dar a nuestros hijos, todo lo que nosotros no tuvimos, y por un lado y creo que no les estamos beneficiando con tantos objetos materiales, porque no les da tiempo a disfrutarlo como es debido. Un beso.

    ResponderEliminar
  30. Hola María, Escribí un tema sobre la felicidad en mi sitio hace algunos días, y como mi estudio no concluye allí, de buscar y buscar, encontre tu blog, es interesante tu apreciación al respecto, aunque no emití una opinión personal sobre la felicidad, si coloqué algunas conclusiones a las que llegue después de realizar mi estudio al respecto. en este caso podría decir que no necesitamos lo que no conocemos, por lo tanto no nos hará más o menos felices, sin embargo, nuestras inquietudes nos llevan constantemente a querer más de lo que tenemos, tanto cosas materiales como espirituales; una vez que conocemos las bondades de algo, ya empezamos a necesitarlas. En fin creo que la felicdad es... Una "utopia" o una "Quimera". Con esto no quiero decir que no crea en la felicidad, no como algo permanente, creo que la felicidad es un estado mental que ocupa un espacio y tiempo breve en nuestra mnente, alienado a otros estados que día a día no nos hace sentir tan cómodos. La felicidad es... digamos, breves momentos que le dan sentido a lo que hacemos, es la recompensa que obtenemos por algo que logramos, pero no es un estado permanente, porque si algunas cosas nos hacen felices, al mismo tiempo otras nos frustran y eso hará la combinación perfecta, es decir, la sal de la vida y la motivación que necesitamos para hacer las cosas cada dia mejores.
    mis felicitaciones
    tienes un bonito lugar...
    te invito a visitar el mio.

    ResponderEliminar
  31. MARTHA ARANGO: Encantada de tenerte aquí gracias a que tú hayas buscado cosas en internet acerca de la felicidad, ya que de este modo tú has descubierto mi blog, pero yo también he descubierto el tuyo, y tengo que decirte que me ha encantado, para lo cual, estoy realmente agradecida de ese destino que te ha llevado aquí.

    Tu comentario me ha encantado sobre lo que alegas respecto a la felicidad, y tengo que decirte que yo también creo que la felicidad es un estado transitorio en el cual es variable y no constante, porque también en la vida de una persona hay otros momentos diferentes o tristes, para lo cual, sino existieran esos otros momentos más apagados no sabríamos apreciar bien el estado de la felicidad.

    Muchas gracias por tus palabras, regresa cuando quieras. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  32. un abrazo, me pasare otro día.

    ResponderEliminar
  33. PEPE: Puedes volver a pasarte cuando quieras, gracias por tu visita. Saludos.

    ResponderEliminar

Tu opinión es importante. Muchas gracias.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...