domingo, 11 de mayo de 2008

"Nuestra compañera: la soledad"



Hoy quiero reflexionar acerca de una compañera, que, siempre, en algún momento, o, etapa de nuestra vida, nos acompaña, como es: la soledad; unas veces, porque la elegimos, y otras, porque el destino la elige por nosotros.

Yo pienso que en cada etapa de nuestra vida la soledad es diferente, por ejemplo, en el período infantil, cuando el padre o la madre debe dejar a su hijo en el colegio, el niño, se siente desprotegido y sólo.

En la etapa de la adolescencia, el joven se siente sólo e incomprendido por sus padres en el hogar, y fuera de él, incluso, se puede llegar a sentir sólo, aún estando en compañía de alguien, o, en grupo, por su inseguridad.

En la etapa de la madurez, también existe otra clase de soledad, por ejemplo, cuando una pareja decide separarse, cada uno de los miembros de la pareja suele sentir profunda tristeza y soledad.

Pero yo pienso que la soledad más profunda es la que sienten las personas mayores porque se dan cuenta de que están en la recta final de su camino con sus consiguientes enfermedades, ya los hijos no les necesitan tanto como antes porque tienen sus hogares formados y sus caminos labrados, por lo que, las visitas suelen ser menos frecuentes, y, los padres, ya ancianos, se sienten más sólos que nunca.

Yo creo que la soledad no elegida, existe en distintos grados, y nos acompaña en todas las etapas de nuestra vida, pero también creo que la soledad, cuando es elegida, es totalmente beneficiosa y necesaria para cada persona, porque nos ayuda a reflexionar y a meditar.



34 comentarios:

  1. Amiga para mi ña soledad es el puente que me une a mi alterego y permite que nos busquemos y reconcliemos a veces se torna amraga por que mi otro yo no aparece

    Un beso enermoe Maria que tengas una feliz domingo y un excelente inicio de semana

    ResponderEliminar
  2. Vaya que verdad, en está ocasión no tengo nada que añadir, estoy al 100%, con todo lo leido.
    Besazos muack

    ResponderEliminar
  3. Solos, al fin y al cabo, estamos todos en algún momento o aspecto de la vida. La soledad es silencio profundo que a veces exaspera y enloquece, se torna en ruido insoportable.Pero otras es agradable melodia que reordena el caos de nuestra conciencia.

    ResponderEliminar
  4. notable lo que dices al final... la soledad elegida es la mas beneficiosa
    esa es la que merece la pena vivirla

    saludos!

    ResponderEliminar
  5. María amiga, estoy muy de acuerdo con tu post, en donde te refieres a la soledad "forzada" y sobre todo con referencia a la que pasan los adultos mayores.
    Pues después de haber dado todo y tanto de su vida a otros, como sus hijos,o quien hayan estado bajo su protección, se ven abandonados a su suerte en un asilo o en algún otro lugar donde "no estorbe".
    Es muy triste esto, pues haya sido como haya sido, padre , aabuelo, madre, merecen el cariño , merecen ser retribuídos con cuidados y con mucho amor.
    Si ellos se desvivieron y dedicaron su vida a la crianza, no podemos ser tan mal agradecidos e inhumanos, de dejarlos botados en una casa de reposo.
    Sólo hay que penasr un poquito si a nosotros cuando viejos, nos gustaría que nos dejaran olvidados dentro de la oscura soledad.

    Ahora en cuanto a la soledad que uno busca por si mismo, por instrospección, porque necesitamos estar sólos a veces para ordenar nuestras ideas, intentamos comunicarnos con nuestro interior, o sencillamente porque necesitamos la soledad como un medio para desahogarnos en silencio, para encontrar la paz o bien para corregir algo muy íntimo que nos está molestando.
    Esto es muy valido y positivo, en la medida que sea bien aprovecahada, no para alejarse del mundo entero por una gran depresión. Ahí todo cambia.Quedamos más solos aun.

    La soledad puede ser a veces una dulce y sanadora compañera, y otras la más amarga y fría compañía que nos pudieran dar.

    Te dejo un besito dulce mi amiga querida.

    Agualuna

    ResponderEliminar
  6. La soledad es necesaria; estar solos implica estar con nosotros mismos, poder bucear en nuestra psiquis o en nuestra alma, como uno quiera llamarlo; dedicarnos ese tiempo precioso y necesario que nos hace tan bien y nos ayuda a renovar nuestra creatividad y nuestras ganas de estar con los demás.
    Hablo, por supuesto, de los momentos de soledad que uno elige.
    La soledad impuesta es terrible. Necesitar del otro y no tenerlo, cualquiera sean las circunstancias, es muy doloroso. Necesitar compartir y no poder hacerlo es triste.
    Coincido con vos en que las personas mayores son, quizás, quienes más sufren la soledad. Por eso armé un Taller Literario para Adultos Mayores, y trato de brindarles, no sólo mi tiempo, sino mi afecto y mi interés.
    Muy buen post.
    Un beso grande!

    ResponderEliminar
  7. Yo parto de la base que estamos solos, que tenemos compañía mas o menos duradera pero somos nosotros los que estamos siempre solos...

    Besicos

    ResponderEliminar
  8. a veces necesaria, a veces una losa insoportable... así es la soledad, o por lo menos la mía

    ver y darse cuenta de la soledad de los demás es uno de los peores espectáculos a los que he asistido: recuerdo a una anciana llorando en el portal de su casa porque sus hijos se habían olvidado de recogerla

    guardo esta imagen desde hace muchos años... y siempre me entristezco cuando la recuerdo

    esto sí es un verdadero pecado, no existe mejor definición para esta palabra


    un beso muy grande

    ResponderEliminar
  9. Hola... vengo a conocer tu espacio, me parece que es la primera vez. Bueno te digo que me gustó mucho.

    Te abrazo
    MentesSueltas

    ResponderEliminar
  10. jaja, bueno espero que nos veamos con frecuencia...

    ResponderEliminar
  11. Al fin y al cabo nacemos y morimos solos, aunque estemos rodeados de gente. Besos en compañía.

    ResponderEliminar
  12. María, yo también comparto contigo la totalidad del post. Pero esa soledad que tiene el que está rodeado de gente, y se encuentra aislado por el vacío de los demás, creo que esa, también es muy injusta... y muy dolorosa... La soledad consentida es la más gratificante porque la desea quien la busca, y la asume y se vuelca en ella. Pero María, también está esa soledad interior que sólo puede compartir uno mismo porque a los demás no les interesa aunque te quieran, como es la muerte de un padre o una madre, esa soledad, ese vacío, sólo la tiene quien la padece. ¡Animo, María! . El tiempo cura muchas heridas y mañana será mejor que hoy.Un abrazo muy sincero.Angela

    ResponderEliminar
  13. La soledad no siempre es mala...A veces implica espacio para pensar y reflexionar sobre tu vida. La soledad mala de verdad es la del desamor... Un saludo!

    ResponderEliminar
  14. A veces nos quejamos de que estamos solos y en otras ocasiones no paramos de buscar esa soledad.

    Un amigo mío trató y trató de buscar la soledad hasta que la encontró y se casó con ella. Ahora le llamamos "La Sole"

    Un saludo

    ResponderEliminar
  15. Qué buen post, María.
    También hablaste de los chicos cuando los papis los dejan en el colegio, y me vino a la mente cuando, por cualquier motivo, no los pasan a retirar a tiempo. Las caritas que ponen cuando ven que se van yendo sus compañeritos y ellos allí solos, aún cuando el personal de la escuela lo acompañe; también se puede sentir soledad aún en compañía.
    Besos,

    ResponderEliminar
  16. Ya sé que no descubro nada, el problema no es estar solo sino sentirse solo... y eso se puede sentir en compañía... esa creo que es la soledad más dura... esa que sutilmente abre un muro entre dos personas... parejas, padres y hijos, amigos, compañeros de trabajo... cuando esta con gente y se siente solo eso es terrible...
    creo que todos lo tenemos claro...
    Muy bueno el post Maria... te superas amiga...
    un beso

    ResponderEliminar
  17. Hola María cúapide también es mío. Nosotros somos es compartido con una gran amiga chilena y el restante nada, solo es de concursos y apenas participo. Saludos!

    ResponderEliminar
  18. ¡Oh soledad!
    sombra mía... (que dijo el poeta).

    ResponderEliminar
  19. ALEXIA: Preciosa definición que has hecho de la soledad. Te deseo una feliz tarde de Lunes. Un beso.

    LOLA: Pues yo, como no tengo nada que decir al respecto, te mando al 100% un besazo.

    QUEILES: Muchas gracias por tu visita y comentario. Me ha encantado lo que has dicho de la soledad, muchas gracias. Un beso.

    VICTOR HUGO: Así es, la soledad elegida es la que más beneficios nos aporta. Un beso.

    AGUALUNA: Gracias por tu luminoso comentario, siempre aprendo de tí un montón. Bienvenida sea la soledad elegida, la que nos aporta beneficios para nuestro entendimiento personal. Abajo sea la soledad que no deseamos porque esa nos entristece, nos perjudica, nos aporta todo lo peor. Un besazo.

    RAQUEL FERNÁNDEZ: Precioso lo que has comentado de la soledad. Y te felicito por dedicar a las personas mayores tu tiempo, por brindarles tu cariño y compañía, eso es muy grande. Te mando un abrazo lleno de cariño.

    OTRA VEZ A VIAJAR AL OLVIDO: Gracias por tu visita, y espero que aquí te sientas acompañada conmigo. Un beso.

    BELÉN: Cada uno está solo con su compañía, pero acompañado con la sociedad. Un besazo.

    CAMILLE STEIN: Gracias por tu comentario, siempre dejas en mi blog la luminosidad de tus palabras, es un verdadero honor para mí tenerte aquí, haciéndome compañía a mí y a todos los demás. Tristeza siente mi corazón por muchas injusticias como existen y entre ellas, la que acabas de contarnos. Un beso y una flor.

    MENTESSUELTAS: Gracias por tu visita y palabras, y puedes volver cuando quieras, aquí estaremos. Un beso.

    OTRA VEZ A VIAJAR AL OLVIDO: Eso espero. Un beso.

    MANUESPADA: Así es, la soledad es nuestra amiga compañera, queramos o no. Un beso.

    ANGELA: Gracias por tu comentario, dejas ánimos y luz en tus palabras. Cuando nos sentimos solos estando en compañía es una soledad muy penosa porque se siente indiferencia. Un besazo.

    MODERATO JOSEF: L soledad elegida ademas es necesaria para meditar cada uno. La soledad del desamor es realmente muy triste. Un beso.

    GREGORIO TORIBIO ALVAREZ: Siempre estamos quejándonos por todo, las personas somos un mundo imperfecto lleno de quejas. Gracias por hacerme sonsacar sonrisas con lo que has comentado. Un beso.

    LAURA BERRA: Gracias por tu visita. Me imagino a mi hija pequeña en esa situación y me entristezco. Un beso.

    JOAN PINARDELL: Estoy de acuerdo contigo, esa soledad es terrible, porque se siente uno como ignorado. Un beso.

    MODERATO JOSEF: Gracias por aclarármelo. Un beso.

    ResponderEliminar
  20. SABOR: Gracias por tu visita y por dejar tu huella. Un beso

    ResponderEliminar
  21. La soledad es linda a veces, solo cuando es elegida como decías vos.

    A veces se hace necesaria porque nos ayuda a encontrarnmos a nosotros mismos.A podre ver derntro del alma.

    Ahora cuando es permanente y no la buscamos no es muy grata companía.

    Un besote grande♥

    ResponderEliminar
  22. MIRI: La soledad es como si tuviera dos colores diferentes, uno, de color negro oscuro, el otro, de color clarito. Un besazo.

    ResponderEliminar
  23. María para mi la soledad es en si una fiel compañera una gran amiga y una terrible pareja. A veces es curiosa y se mete sin aviso como las malas amistades, otras veces solo te saluda para que no la olvides.
    A veces es una sabia compañía y una consejera eterna.
    La soledad yo la veo como la conciencia pero con nombre femenino en singular aunque a veces parece infinita es una sola.
    La soledad incluso llega a ser amistosa sin que nos diga en si qu quiere de nosotras.
    Es buena es detallista es en definitiva la otra cara de una realidad que puede que exista.Siempre he pensado que la soledad pudiera ser un estado mental en el que aunque estemos rodeados del mundo entero mientras la necesitemos alli estará.
    Gusto de visitarte y de leerte amiga.
    Aunque hoy estes un poquito apagada enciendo entonces una luz para ti solo colocale el color que quieras y junto a ella una bella rosa que te de alegría.
    Un Abrazo y mis bendiciones!

    ResponderEliminar
  24. Totalmente de acuerdo en todo lo que has expuesto.También creo que una de las soledades más terribles es la del anciano/a que tras largos 40 años de su vida,se queda sin compañero/a esperando pacientemente su desenlace.
    Yo he perdido a mi abuela hace un año en terribles y estremecedoras circunstancias, y aunque mi abuelo siempre ha sido un hombre rudo y fuerte, su mirada nunca ha vuelto a ser la misma...
    Sin embargo me sorprende cómo continúan adelante...sólo de intentar ponerme en ese lugar,se me empañan los ojos sin poder evitarlo.

    Un beso!

    ResponderEliminar
  25. ¡Uf! Interesantísimo tema. Yo me considero un adicto a la soledad, a la soledad buscada, claro. He sido hijo único y desde pequeño pasé muchos momentos en soledad y así es como aprendí a valorarla. Recuerdo que de adolescente fui a un campamento y aunque lo pasé fenómenal, había momentos en los que me agobiaba hacer tanta vida en grupo; así que todos los días tenía que dar un breve paseo solitario para desconectar. Había gente que se sorprendía y pensaba que me había enfadado o estaba triste. ¡Nada más lejos de la realidad! Simplemente buscaba estar unos momentos con mi amiga, soledad.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  26. A mi NO me gusta la soledad. Me ahoga, interiormente me llena de un vacío negro.

    Un beso

    ResponderEliminar
  27. INÉS BOHÓRQUEZ: Encantada estoy de tenerte aquí, además, tu comentario me parece un buen homenaje a la soledad, me ha encantado cómo lo has definido, creo que no puedo alegar nada más al respecto porque con tus palabras, las mías, ya, sobran. Gracias por encender una luz para mí, yo también la tengo encendida aquí en mi blog para todos. Un besazo enorme.

    CHUSPI: Muchas gracias por tu visita a mi blog y por dejarme el regalo de tus palabras. Gracias por contarnos lo de tu abuelo, la verdad es que es muy triste y duro poder ver a las personas mayores tan sólas, quiénes ya parece que no sirven para nada porque no pueden dar más de sí, quiénes han dado la vida y han sufrido por todos, y, en cambio, cuando más nos necesitan, les dejamos sólos, me produce mucha tristeza, no lo puedo evitar. Un beso y una flor.

    JUAN LUIS: Gracias por tu visita y por dejarme el regalo de tu huella. Gracias por contarnos tu real historia, el expresarnos abiertamente a todos el sentimiento que te une a la soledad, y la verdad es que yo me he sentido algo identificada contigo, también necesito, a veces, estar sóla, sobre todo para encontrarme conmigo misma, porque hay veces que me siento agobiada cuando estoy con mucha gente. Un beso y una flor.

    JULIA: Todos somos diferentes, hay personas que cuando se sienten solas como tú, lo pasan mal, pero debemos acostumbrarnos a todo, por lo que, algún día pueda pasar. Un besazo mi niña.

    ResponderEliminar
  28. Yo creo que la soledad tiene su parte positiva pues bien llevada ayuda a conocernos mejor pues nos da la intimidad necesaria para preguntarnos cuáles son nuestros deseos y expectativas. Sin embargo, la sociedad suele verla como algo negativo y puede darse el caso de personas que se rodean de personas que no les convienen, por miedo a la soledad. En este caso yo opino que es mejor estar solo que mal acompañado

    ResponderEliminar
  29. MARÍA JESÚS: Comparto y pienso como tú, en cuanto al comentario que nos has dejado, estoy totalmente de acuerdo contigo, es más, me ha parecido un excelente comentario. Y así es, un grandísimo error querer estar al lado de personas que no nos convienen por temor a esa soledad, ese refrán que nos has dejado es perfecto. Un besazo.

    ResponderEliminar
  30. De nuevo me siento identificado con cada una de tus palabras.

    A mis casi treinta años ya, la soledad se ha convertido en una sileciosa compañera para mí, pero que siempre se deja notar.

    Particularmente odio la soledad y sueño con el día en el que pueda desterrarla de mi vida, ojalá que para siempre.

    En tu pluma de cristal se refleja mi alma, María. Un beso.

    ResponderEliminar
  31. ALATRISTE: Muchas gracias por tus palabras, y es un verdadero placer leer tus comentarios, para mí son un regalo que me dejas. Siento mucho que, a tu edad, sientas la soledad tan de cerca, pero como todos sabemos, al igual, que yo he comentado en mi texto, la soledad se puede sentir a cualquier edad, en cualquier momento, en cualquier instante, incluso, estando en compañía. Un beso y una rosa.

    ResponderEliminar
  32. Mejor no has podido explicar lo que para tí es la soledad, que supongo que para muchos significa lo mismo. Yo me he sentido solo muchas veces pero siempre he tenido el apoyo de los míos cuando lo he necesitado.

    Y como dices también, la soledad buscada en uno mismo es necesaria para observarte y sentir quien eres, para conocerte bien y estar presente.

    Un beso María.

    ResponderEliminar
  33. ANGELITO: Muchas gracias por tu visita y por dejarme el regalo de tus palabras, y me alegro mucho de que, cuando tú te hayas sentido así, hayas tenido el apoyo y el cariño de los tuyos, eso es muy importante para mantener las fuerzas interiores. Un beso y una rosa.

    ResponderEliminar

Tu opinión es importante. Muchas gracias.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...