domingo, 20 de julio de 2008

"No debemos juzgar, precipitadamente, las cosas"


Hoy, voy a compartir con todos vosotros, aquí en mi blog, un relato que una persona me ha regalado, y el cual, me ha encantado, porque me ha servido para reflexionar en cuanto a no juzgar, precipitadamente, las cosas; espero que, también, a vosotros os guste tanto como me ha gustado a mí.

Había un hombre que tenía cuatro hijos. Él buscaba que ellos aprendieran a no juzgar las cosas tan rápidamente; entonces los envió a cada uno, por turnos, a visitar un peral que estaba a una gran distancia.

El primer hijo fue en el invierno, el segundo en primavera, el tercero en verano y el hijo más joven en el otoño.

Cuando todos ellos habían ido y regresado, él los llamó y juntos les pidió que describieran lo que habían visto.

El primer hijo mencionó que el árbol era horrible, doblado y retorcido.

El segundo dijo que no, que estaba cubierto con brotes verdes y lleno de promesas.

El tercer hijo no estuvo de acuerdo, él dijo que estaba cargado de flores, que tenia aroma muy dulce y se veía muy hermoso, era la cosa más llena de gracia que jamás había visto.

El último de los hijos, no estuvo de acuerdo con ninguno de ellos, él dijo que estaba maduro y marchitándose de tanto fruto, lleno de vida y satisfacción.

Entonces el hombre les explicó a sus hijos que todos tenían la razón, porque ellos sólo habían visto una de las estaciones de la vida del árbol.

El les dijo a todos que no deben de juzgar a un árbol, o a una persona, por sólo ver una de sus temporadas, y que la esencia de lo que son, el placer, regocijo y amor que viene con la vida, puede ser sólo medida al final, cuando todas las estaciones han pasado.

Si tú te das por vencido en el invierno, habrás perdido la promesa de la primavera, la belleza del verano, y la satisfacción del otoño.

No dejes que el dolor de una estación destruya la dicha del resto. No juzgues la vida por sólo una estación difícil.





Mª JESÚS, MUCHAS GRACIAS, POR TU REGALO








114 comentarios:

  1. Hola María, Es un relato precioso, si todos nos aplicaremos el cuento.... Además es cierto las apariencias siempre engañan, y la máxima: " Trata a los demás, como te gustaría que te tratarán a tí ", nos haría la vida mucha más fácil.
    Un diamante de blog, Enhorabuena.
    Un beso, Pau

    ResponderEliminar
  2. Muy hermoso relato, y sí, la realidad tiene varios aspectos y cada cual ve uno según su interior...

    Abrazos

    ResponderEliminar
  3. Tenemos ese mal habito, juzgar sin conocer el todo, juzgamos solo las partes.
    Lo ideal sería no tener que juzgar a nadie ni nada.

    Cuando hay juicio a algo, solo nos estamos viendo en un espejo.

    A veces tomamos un momento de nuestra vida como la vida entere, como si solo fuese ese momento y es como dice el relato, si nos damos por vencidos solo al comenzar una nueva meta o un cambio no veremos nada ni lograremos nada.

    Si nos damos por vencidos al primer intento estamos dejando todo en frío y no veremos ni lo que hemos prometido ni lo bello de que queremos y mucho menos la satisfaccion de tenerlo.

    Me encantó, me has hecho tener una hermosa reflexión.
    Gracias María.

    Te dejo un abrazo y mis bendiciones.

    PD:Nos leerermos en esta semana, ya estoy un poco menos ocupada.Bueno eso espero...

    un beso amiguita!

    ResponderEliminar
  4. es precioso, gracias por compartirlo, aunque ahora estacionalmente sea verano, yo estoy en el otoño
    un besazo

    ResponderEliminar
  5. NUNA SE DEBE DEJAR VENCER EN EL PRIMER INTENTO, LOS GRANDES DE A HISTORIA LO HAN DEMOSTRADO, SE HA DE CONTINUAR AUNQUE SE TENGA QUE MODIFICAR ESTRUCTURAS O CIRCUSTANCIAS Y ELLO TENGA SU CUOTA DE SACRIFICIO.
    LE FELICITO POR LO PUBLICADO Y ANIMO A CONTINUAR DE TAL MODO.

    A SU VEZ LE INVITO A VISITAR MIS BLOGS
    WWW.PANCONSUSURROS.BLOGSPOT.COM
    WWW.LASRECETASDELAABUELMATILDE.BLOGSPOT.COM
    WWW.CUERPOSANOALMACALMA.BLOGSPOT.COM
    WWW.WALKTOHORIZONT.BLOGSPOT.COM
    WWW.NEWARTDECO.BLOGSPOT.COMLE SALUDA Y DESEA UN FELIZ DÍA DEL AMIGO, POR CELEBRARSESTEDÍA EN MIPAÍS
    MARÍA DEL CARMEN

    ResponderEliminar
  6. Sabias, muy sabias palabras.
    Adoro estos mensajes tan directos y sin vueltas.

    Gracias querida Amiga, por compartirlo con nosotros!

    Espero que puedas descansar este fin de semana...y ser FELÍZ, MUY FELÍZ, María!

    Mi enorme abrazo para Vos!

    ResponderEliminar
  7. El relato es muy bello Maruchi, pero ¡qué fácil resulta sacar conclusiones producto de la impulsividad!!!
    Aunque tambien es cierto que siempre,como hace el boomerang, nos cae luego toda la cagada en la boca!!!!
    Y tenemos que comernosla, jajaja!!!!

    BESOTES!!

    ResponderEliminar
  8. "no juzgueis y no sereis juzgados" (Jesucristo). Precioso post y buena moraleja.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  9. Este relato yo lo tengo en Presentación de Diapositivas y está precioso. Aparecen unos paisajes bellísimos, el mismo paisaje con el peral en cada estación del año, es una maravilla.

    Es una buena lección para el comportamiento humano.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  10. Bonito cuento, María. En realidad la palabra juzgar no la tengo en mi vocabulario, aunque creo, te refieres a la opinión. En ese caso pìenso que siempre que hablamos de cualquier tema, lo hacemos sin un conocimiento total de todas las circunstancias.
    Esta alegoría, una vez más tiene como fondo la ralatividad.
    Si te apetece pásate por el post del 14 de junio en mi blog, titulado " La verdad del Elefante". Creo que te gustará.

    Me he permitido enlazar tu blog. Si hubiera algun impedimento, házmelo saber.
    Saludos

    ResponderEliminar
  11. Acertado y sabio relato. Una forma muy bonita y muy Zen de manifestar la importancia de dejar el tiempo en su estado natural y que las cosas transcurran por si solas. Cada estación es necesaria para la propia tierra y para los seres humanos.

    Besos, María

    ResponderEliminar
  12. Un bello relato, que da que pensar, querida. Te beso con cariño,
    V.

    ResponderEliminar
  13. Que bonito tu relato María, como siempre con un gran mensaje y contenido.
    Aquí estamos de nuevo, a empezar la "dura" semana.
    Molts petonets
    Encarna

    ResponderEliminar
  14. Es un razonamiento con bastante recorrido, como ya recogió Alejandro Casona en "Sancho en la ínsula":
    Sancho.- Vamos despacio que juez que mal se informa nunca bien pronuncia...
    Por lo tanto hay recopilar todos los datos posibles antes de tomar una decisión.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. "No dejes que el dolor de una estación destruya la dicha del resto", realmente precioso.
    Saludos y un beso.

    PD: ya tienes la entrada de hoy, jajaja

    ResponderEliminar
  16. Así es María, nunca se debe juzgar, ni aún siendo de una posible evidencia. Hay que vivir los días en la esencia del momento y alegrarnos con lo hermoso del instante, seguro que si miramos bien algo habrá o encontraremos que vale la pena vivir o sentir.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Hola!muy bonito relato y cierto y más aplicándolo a la gente pues si la pillas en un mal momento te puede dar una impresion equivocada..

    Por cierto ya he conseguido oir la música y una amiga mia dice qeu tambien prueba a ver tu... Besos

    ResponderEliminar
  18. María, el relato es precioso, y lo más importante: es real.

    Como bien dices, no debemos juzgar a los demás por las apariencias o por solo alguna faceta de su vida que conozcamos.
    También es posible que el concepto que nos hagamos de esa persona esté influenciado por el estado de ánimo que nosotros tengamos ese día.

    La alegoría del árbol es bella de verdad.

    Hace varios días que deseaba visitarte, pero para qué le vamos a echar la culpa al tiempo, si él no tiene conocimientos y no se puede defender.

    La excelente imagen que acompaña tu perfil, plagió tus facciones???. jajaja.
    Ya que no nos conocemos, puedo decir que tu alma contiene gran sensibilidad......
    pero la foto, la foto,.....me tiene turbado, no sé...

    Felicidades María

    ResponderEliminar
  19. Maria... cuan ciertas tus letras, ojala y todos mantuviéramos este relato en la memoria para no precipitarnos en juzgar a nadie.
    Caricias en tu alma.

    ResponderEliminar
  20. Buena parábola.

    Eso deberíamos hacer todos.

    Besos.

    ResponderEliminar
  21. Hola guapa,preciosa explicacion de la vida,y....llena de razon.
    Despues de un invierno que ha sido un verdadero infierno,la primavera me ha regalado una promesa hermosa, un verano lleno de ilusion y...espero que un otoño perfecto,ja,ja.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  22. María muy buena metáfora para hecernos comprender la imposiblidad de saber todo de todo y por lo tanto, jamás, jamás hacer juicios de valor...para eso están los jueces que ejercen y tambien se equivocan.
    Conmo siempre, una enrrada estupenda.
    Besos preciosa :)

    ResponderEliminar
  23. Cuando has estado toda una estación con una persona y te ha resultado vacía, sin alegría, monótona, donde no has aprendido nada.... es difícil darle o darte la oportunidad de pasar con él otra estación, porque ya sería dos estaciones perdidas.

    ResponderEliminar
  24. Bueno,razón tendrian los cuatro pero el último me provoca cierta reticencia ¡Mira que no comerse ninguna pera! El si hubiera podido juzgar de verdad si el fruto de aquel arbol era o no apetecible.Los otros tres solo ven indicios de buena cosecha.El tiene la cosecha ante si.
    Besos

    ResponderEliminar
  25. María!!! que me tienes enganchada a tu casita!!! como me gusta lo que compartes con nosotros eres fantastica.

    Siempre se debería de esperar a juzgar, o por lo menos escuchar a los que tambien opinan sobre lo que se juzga, las distintas opiniones siempre son buenas y enseñan, además creo que todos muchas veces nos hemos equivocado por juzgar a primera vista y aún así seguimos haciéndolo, ¿será un defecto humano?

    Muchos besitos preciosa!!!

    ResponderEliminar
  26. Siempre nos adelantamos a prejuzgar, creo que algo nos debe gustar, nos creemos muy listos hasta que nos vemos en las mismas circunstancias. Y de vez en cuando nos viene estupendamente bien, recordar estos textos, como el que hoy has introducido como entrada. No porque no lo sepamos, sino porque con facilidad se nos olvida.
    A ver si se nos mete bien en la mollera y no somos tan oblicuos.
    Un besote

    Lola

    ResponderEliminar
  27. Los seres humanos somos impulsivos y poco meditamos a la hora de juzgar a los demás.
    La prudencia en esta materia deberiamos practicar.. A veces nos encontramos tan mal, tan fríos que nuestro invierno dura más de lo que debería, y muestra una cara irreal de nosotros... quien tenemos enfrente debe comprender y esperar que la primavera florezca de nuevo en nuestra cara, con una sonrisa y una caricia..
    Qué hermoso sería, ¿verdad?
    Un beso,
    Diana.

    ResponderEliminar
  28. Si juzgamos a los demás, sólo debemos hacerlo como a nosotros mismos.

    Yo prefiero disfrutar con los demás y no juzgar.

    Un beso

    ResponderEliminar
  29. Un precioso relato con mucho para aprender y reflexionar. Agradezco que lo hayas compartido con nosotros.
    María, quiero desearte un feliz Día del Amigo. Te he tomado mucho cariño en este tiempo y te cuento entre mis afectos.
    Un gran abrazo!

    ResponderEliminar
  30. Lo primero que con tu permiso te agrego a mi lista de blog, para así poder leerte con más tranquilidad.

    Luego decirte que el relato es precioso... cuanta verdad, y es que hacemos juicios muy a la ligera y nos perdemos tanto... un saludo

    ResponderEliminar
  31. Querida María que te puedo decir... ha sido una parábola de esas que te llevas para gravarlas en tu memoria y tirar de ellas cuando se necesita.
    Gracias por compartirla.
    Feliz inicio de semana.

    Saludos conversos.

    ResponderEliminar
  32. Una gran y hermosa reflexion Maria
    Demasiadas veces nos precipitamos a la hora de juzgar a alguien.
    Esto que nos regalas tendriamos que tenerlo siempre presente.
    Muchas gracias.
    Un beso

    ResponderEliminar
  33. Muy bello el relato y sí que te deja pensando...

    Y me parece bien no juzgar... porque uno realmente no sabe nada, ni siquiera sabe si lo que ve es tal cual lo ve, o carga con sus propios problemas a todo lo que ve...

    Besos,

    Lidia

    ResponderEliminar
  34. Bello texto con

    tremenda moraleja!

    Te echaba de menos!

    ♥♥♥besos♥♥♥

    ResponderEliminar
  35. Muy lindo cuento pero hay veces que nos cuesta ponerlo en practica.
    "Feliz dia del Amigo" en argentina
    Un besito
    Te quiero mucho
    La Reina

    ResponderEliminar
  36. Que post más hermoso María y que aleccionador. Siempre he dicho que la vida está hecha de estaciones, pero nunca lo ví como una totalidad. Me ha ayudado a ver mi presente desde una perspectiva nueva. Mil gracias.
    Todo mi cariño,
    Shanty

    ResponderEliminar
  37. Genial. Me encantó la historia, además de encontrarla realmente acertada. Una manera estupenda de explicar lo que son los prejuicios.

    Ojalá fuera tan fácil evitarlos como lo es caer en ellos.

    Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
  38. Gran relato en verdad...con la verdad absoluta...

    Siempre que entro aqui me encuentro con grandes pensamientos que me dejan pensando un largo rato...gracias

    besitos

    ResponderEliminar
  39. que relato mas bonito maria que bonito.

    besoss

    ResponderEliminar
  40. Hola María.

    Bonito relato y buena moraleja. No debemos juzgar a una persona por la primera impresión ni por el tamaño de sus peras. ;-)

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  41. Que bonito regalo te han hecho ,María y cuanto de verdad hay en el.

    Gracias por compartirlo, nena.

    Besos y feliz semana :)

    ResponderEliminar
  42. Vaya precioso relato, que buen mensaje,
    Felicidades!! Es la primera vez qué visito este blog, pero no será la ultima me encanto todo lo que ahí escrito
    Un beso.

    ResponderEliminar
  43. conviene darle una vuelta completa a las cosas antes de juzgarlas, verlas en su completo despliegue...

    es preciosa la historia... esperar para apreciar, no precipitarse en las conclusiones, aprender a observar

    un beso muy grande

    ResponderEliminar
  44. Una gran moraleja y cargada de razón. Muchas veces solemos calificar a alguien por una impresión y erramos gravemente. Un beso.

    ResponderEliminar
  45. uno de nuestros mayores errores el juzgar a la gente sin conocerla, solo por apariencias...

    Un beso Maria

    ResponderEliminar
  46. Un excelente aporte, María!
    Creo que el juzgar lo hacemos en muchos momentos de la vida, y no solo en grandes cosas, también en las pequeñas emitimos juicios de valor, aun de pensamiento, nocivos para nosotros mismos y el entorno. Lo contrario a esto es observar sin decir nada, sin apremiar ninguna respuesta y que ninguna impaciencia o impulsividad nos conduzca hacia el derrotero de esa respuesta que necesitamos ya...
    Hace algún post hablabas del espejo y, en este, lo vuelvo a ver como recurso inntato para darnos cuenta de lo que no vemos, aun teniéndolo en las narices.

    UN beso!

    ResponderEliminar
  47. Un gran relato... y muy sabio.

    Besitos

    ResponderEliminar
  48. Hermoso día
    aunque nublado
    tiene cara de buenas posibilidades...

    feliz comienzo de semana amiga mia!

    compartamos entonces un rico cafe...

    un beso!

    ResponderEliminar
  49. Debemos dar y darnos oportunidades... no siempre es fácil, pensamos a ratos que quizá imposible... esperanza y no partes sueltas...
    un beso

    ResponderEliminar
  50. Bellisimo , me encanto Maria . Como siempre nos regalas preciosos escritos para reflexionar , e siguir nuestro camino con el pensamiento muy en positivo . Un beso muy grande .

    ResponderEliminar
  51. Mucho más inteligente aun... no juzgar, somos como aquel que chocó con un ciego y se llenó de "justa" indignación

    ResponderEliminar
  52. Hola María, que gran razón tiene este relato ya que por desgracia,a veces juzgamos a las personas sin darles la oportunidad de darse a conocer.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  53. Bonita historia con un magnífico fondo... sabes no conocía la história pero siempre he actuado como aconsejó el padre... no sé quizás porque el mío también me lo explicó así... Besos

    ResponderEliminar
  54. Me ha encantado el relato. Con tu permiso me lo guardo para tenerlo cerca.
    Ha sido un placer tu visita, me ha permitido conocer tu casa, que me ha encandilado tanto que no me queda más remedio que enlazarla en mi blog, si no tienes inconveniente. Así estaremos más cerca.
    Gracias y un beso.

    ResponderEliminar
  55. No debiéramos juzgar tanto...

    no obstante somos más jueces

    que humanos,mira si fallamos!

    ♥♥♥besos♥♥♥

    ResponderEliminar
  56. Sabes parece un proverbio arabe...

    Y como tal ya esta muy bien estudiado, para cocienciar a las personas que las osas no se puden tomar a la ligera y menos relacionado con el ser humano, se necesita tiempo para saber su comportamiento sin ir tan a la ligera.

    Y soy muy paciente y casi nunca me equivoco, y si no estoy segura espero, tengo una paciencia inusitada, pero cuando ya se con quien estoy y no es digno de mi perdida de tiempo, desaparezco y no se sabe que paso en eso también tengo mis reglas.

    Que tengas una feliz entrada de semana.

    Te dejo mis huellas en el recuerdo de mi estancia en esta casa tan cordial y acogedora.

    Besos María.

    ResponderEliminar
  57. La vida no es uno solo de sus instantes, ni siquiera la suma de todos sus intantes, es mas que eso, afortunado e que descubra eso que es

    ResponderEliminar
  58. Gracias a la memoria recordamos que las estaciones se repiten y nosotros con ellas.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  59. Ni te imaginas el bien que me ha hecho post.
    Gracias, mil gracias.

    ResponderEliminar
  60. 'Frío y calor, otoño o primavera,
    ¿dónde…, dónde se encuentra la alegría?
    Hermosas son las estaciones todas
    para el mortal que en sí guarda la dicha;
    mas para el alma desolada y huérfana,
    no hay estación risueña ni propicia'.


    Rosalía de Castro - Estaciones

    un beso

    ResponderEliminar
  61. hola amiga, Feliz día! perdon por la tardanza pero ando un poco complicada. vengo a darte mil gracias por tu premio, realmente me alegró mucho, ya le haré su post correspondiente. quiero que te des una vueltita por mi espacio, ahi contaré porque estaré un poco perdida por unas pocas semanas, un abrazo desde mi alma amiga

    ResponderEliminar
  62. Este relato me ha encantado. Me lo guardo para el futuro. Ya encontraré el momento de contarselo a mis hijas.

    Besos

    ResponderEliminar
  63. Siempre me dijeron que la precipitación no era buena compañera, así que imaginate a la hora de juzgar, lo malo que ha de ser Pre-juzgar.

    ResponderEliminar
  64. A veces las apariencias si que engañan.
    Le pidieron peras al arbol.
    Y era un Olmo.

    Un beso.
    Pete Vicetown

    ResponderEliminar
  65. ...Y vinieron una y otra estación:
    una con viento en el olivo
    que añoraba el calor,
    otra con helado frío
    que solo quería una flor,
    y vino un corazón florecido
    pero mi ruido no le oyó
    después pasó un lío
    envuelto con el sol,
    pero yo buscaba al amor mío
    en el tiempo sin reloj.

    Te espero siempre
    Al otro lado del deseo

    Besos..besos y besos
    A mi linda pluma de Cristal
    que aunque muchas veces no le escribo
    sabe que no le puedo olvidar

    ResponderEliminar
  66. Precioso y sabio relato, todo depende del color del crista con que se mire,con afecto Tía Elsa

    ResponderEliminar
  67. Ya sólo el título hace que te demos las razón; cochina manía que tenemos de adelantarnos...
    besillos

    ResponderEliminar
  68. Que bonito a sido descubrir este relato y la verdad que conlleva la enseñanza que nos has acercado...

    Besitos !!!!

    ResponderEliminar
  69. Hermosa reflexion que nos ayuda a pensar, que no es poco.
    Gracias por compartirla.

    Te abrazo
    MentesSueltas

    ResponderEliminar
  70. intensa la capacidad de juzgar... creo que aprendimos todos.

    siempre llego tarde a tuis post, 70 comentarios, madre mía, si ayer cuando estuve creo.

    besos calurosos!!!!

    ResponderEliminar
  71. vuelvo a TI... siempre retorno... siempre lo ansío!!!

    saludos conversos.

    ResponderEliminar
  72. Te he dejado un mimo en mi blog.
    Cariños

    ResponderEliminar
  73. Intereseante post. Me encantó el relato. Espero sigamos en contacto.

    wilmeRafael

    ResponderEliminar
  74. Hola María:
    Por fin logro que se abra esta ventanita para poder comunicarme.
    Sí, conocía este escrito y en su momento me hizo pensae en la cantidad de veces que juzgamos, opinamos, in tener la visión completa. Ni bien vemos algo, nos quedamos con esa primer imagen, estática, fija y la guardamos como si representara la única verdad.
    Sin embargo, así, ¡de cuánto nos perdemos!
    Y es eso que no vemos a primera vista, lo más imprtante, lo más profundo, lo válido, lo esencial...
    Un beso.
    Gracias por compartirlo con quienes te visitamos.
    Eliana

    ResponderEliminar
  75. Bueno, hay veces que las estaciones se pasan un huevo eh??? que joe, parece que se ceban en una persona :)

    Besicos

    ResponderEliminar
  76. Hay determinadas personas que juzgan sin piedad no reparando en el daño que pueden causar. Es muy fácil poner etiquetas,condenar sin conocer...Es fácil dejarse influir por comentarios...Es fácil tambien ver los defectos de los demás para tapar los propios.

    Me encanta leerte María y si no vengo más a menudo es porque no dispongo de mucho tiempo.

    Besos

    ResponderEliminar
  77. ¡Hola Maria! Antes de saludarte de nuevo, decirte que espero que este verano brillé la alegría en tu cara y que los malos momentos ya hallan pasado como un caparrón de verano. Como siempre una buena reflexión, las apariencias engañan...Un abrazo enorme y sincero amiga

    ResponderEliminar
  78. Que historia tan sencilla. Casi estoy llorando despues de leerla, y voy a compartir el relato con mis amigos y mi familia aqui en EEUU. Gracias!!

    ResponderEliminar
  79. Hola! me ha gustado tu relato , saludos!
    Tienes un enlace que no funciona , Derrumbe emocional.
    Hasta pronto

    ResponderEliminar
  80. Vengo para ver si tenías algo nuevo. De todos modos ahora al volver a releer la entrada, tengo unas ganas de escribir "que perfecta soy" solo tengo virtudes y ningún o casi ningún defecto. ¿Tu crees que aunque sólo por 24 horas, conseguiré creerlo?.
    Ahí! va el reto..
    ¿A ver quién lo consigue antes?
    jajajaja
    Besos y a descorchar humor

    ResponderEliminar
  81. Nada es verdad o mentira, sino del color del cristal con que se mira (o de la estación en que la vemos)
    Hermosa fábula, y precioso blog el tuyo.
    Volveré con frecuencia.

    ResponderEliminar
  82. Todos deberiamos hacer lo mismo eh!!! excelente!!!

    ResponderEliminar
  83. Estupendo aprendizaje nos regalas.
    Besos de verano.

    ResponderEliminar
  84. que bonito.

    besos de buenos dias.

    saluditos wapisima

    ResponderEliminar
  85. Precioso relato, de verdad, me ha encantado. Deberíamos aplicarnos más a menudo este relato las personas en la vida real que somos muy amigos de sacar conclusiones de la gente en 5 minutos. Me quedo con una frase muy guapa "Si tú te das por vencido en el invierno, habrás perdido la promesa de la primavera, la belleza del verano, y la satisfacción del otoño". Un saludo!

    ResponderEliminar
  86. Qué precioso texto, las personas somos según nos trata la vida de una forma u otra

    Un beso

    ResponderEliminar
  87. Niña,¿para cuando el proximo post?,que no podemos estar mas de dos dias sin ti.
    animo guapa que tu puedes y sabes hacernos ser mas humanos con tus entradas.
    Un abrazo.
    PD:precioso el tema musical a piano de "Aline"

    ResponderEliminar
  88. es muy pero muy cierto eso. Muyyyy cierto.

    ResponderEliminar
  89. Pues nada, me voy sin leer nada nuevo de ti.

    ResponderEliminar
  90. Bello relato para pensar y replantearnos.Juzgar,palabra que usamos a destajo y muchas veces brota por si de nuestros labios sin saber y sin derecho.

    Besos

    Menta

    ResponderEliminar
  91. Mantener la objetividad, buscando deliberadamente el comprender todas las circunstancias antes de emitir un juicio es todo un reto por eso intento persistir en observar sin juzgar pero eso tambien resulta en ocasiones muy difícil. Buen tema compañera y tocaya. Besitos.

    ResponderEliminar
  92. Aaaah! y la música de hoy... ooooohhhh que viaje en el tiempo al recordar el tema original y después esta versión. Que buen gusto tienes.

    ResponderEliminar
  93. Hola!! es una historia muy cierta, y
    tendríamos que aprender a no quedarnos sólo con una parte de lo que vemos...
    esperamos verte en nuestro blog, y que nos dejes tu opinión. Queremos escribir sobre un tema propuesto por la gente que nos visita..
    saludos!!

    ResponderEliminar
  94. Hola aría

    Hermosa Parábola !!

    Te invito a unirte como la mayoría de tus amigos a la Red blogger contra la pederastia.


    Hermoso blog.

    Besos y dardos rosas para ti

    ResponderEliminar
  95. Es muy hermoso tu relato, muy cierto tambien, cuantsa veces nos vamos de nariz pensando y juzgando sin antes conocer.
    Besitos Maria he regresado de mis vacaciones =)

    ResponderEliminar
  96. Un amigo es como un vaso de agua en un desierto
    Es como tener una barca siempre dispuesta
    para poder cruzar a la otra orilla del río.
    Tener un amigo es como poseer un faro
    en las noches más oscuras de nuestra vida.
    Es tener una mano tendida para asirnos en cada caída,
    unos ojos que miran lo que los nuestros no ven.
    Un amigo es como el pañuelo que enjuga nuestras lágrimas,
    es la risa que nos acompaña cada vez que somos felices.
    Tener un amigo es saber que hay un puerto
    donde llegar cuando nos perdemos en una tormenta.
    Es saber que estás y que la soledad a tu lado
    se desvanece como el humo de un cigarro
    cuando me abrazás y en vos encuentro paz y consuelo

    Es un poema que escribi para el dia del amigo y lo quiero compartir contigo, aunque no sea mucho el tiempo que tengo para venir a verte te siento parte de los amigos del blog, un beso

    anngiels

    ResponderEliminar
  97. ¡Buenos días, querida María!
    Salgo en breves minutos para Andorra, en la siguiente etapa de mi huida vacacional. Je, je, je.
    Y qué mejor manera de empezar el día que leyéndote. Me encantó esta fábula, con una moraleja maravillosa, cargada de razón.
    Evidentemente no hay que juzgar antes de tiempo. A mí me pasó contigo. En un principio pensé que eras genial, cuando realmente eres magnífica y única. Ja, ja, ja.
    Un gran placer estar de vuelta y ya ves que a pesar de mi destierro forzoso, siempre encuentro el camino de regreso hacia tu Pluma de Cristal.
    Te echo de menos.
    Espero que estés muy bien y que esté resultando un buen verano para ti.
    Un beso fuerte, cuídate y que te vaya bonito.
    Hasta pronto.

    ResponderEliminar
  98. Me voy de vacaciones, las necesito como el comer.
    Gracias por haberme leído en mis blogs, por tus palabras, por haberme motivado, por estar ahí.
    Un abrazo y en septiembre nos veremos

    ResponderEliminar
  99. Querida María, como tu lo dices claramente, hay estaciones muy difíciles, pero la vida no siempre es así, hay que esperar que cambie la estación y y que todo comienze nuevamente a reverdecer, pero de cualquier manera de todas vamos a sacar algo bueno, o por lo menos experiencia.

    Besos


    Silvia

    ResponderEliminar
  100. Pasaré el día fuera y quise dejarte de mis deseos de que tengas un feliz día, besitos, nena

    ResponderEliminar
  101. Hola hacemos muy mal en juzgar por un mal verano, al invierno gris. Cuidate. Besos.

    ResponderEliminar
  102. Un ángel es luz y protección en nuestras vidas.
    Cuando quieras amiga , estás invitada a dejarte llevar por los versos y las melodías en http://www.melodiasenversos.blogspot.com/

    Muchos cariños,

    Agualuna

    ResponderEliminar
  103. Hola maría. Tu pluma de cristal siempe me hace regresar y seguir contemplando tu cercanía y cariño a pesar de la distancia.

    Saludos conversos.

    ResponderEliminar
  104. Me ha encantado tu relato. Yo también creo que, a veces, nos precipitamos al juzgar movidos por el enfado, los celos o tantos motivos... espero que estés bien y que estés pasando un buen verano

    ResponderEliminar
  105. Hola María.

    Sí, nos dejamos llevar, juzgamos por las apariencias, por las primeras impresiones.

    Te diré que yo considero importante esto de la primera impresión. A veces me falla, pero son más los aciertos...

    Una cosa tan simple como pueda ser la elección del avatar que nos identifica a la hora de hacer los comentarios en otros blogs, puede ser decisiva para que otra persona entre a visitarnos o no.

    Da que pensar...


    Abrazo veraniego.

    ResponderEliminar
  106. PARA TODOS: Como dije al comienzo de este post, este relato no es mío, me lo regaló una persona, para lo cual, el agradecimiento es para esa persona que ha tenido la delicadeza de permitirme publicar para todos vosotros el relato que me regaló, y, desde aquí, va para esa persona mi total agradecimiento.

    Y bien es cierto que debemos aplicar la moraleja de este relato, no debiendo juzgar precipitamente ningún acontecimiento antes de tiempo, y que debemos esperar a que el tiempo nos diga, sin juzgar antes de su debido tiempo. ´

    Al igual lo digo en cuanto a las personas, que también las juzgamos antes de tiempo, sin conocerlas, por las apariencias, equivocándonos casi siempre.

    Muchas gracias a todos por vuestros maravillosos comentarios, son un auténtico regalo para mí, y sois los que hacéis de mi blog un auténtico mundo vivo.

    Un beso muy grande para todos.

    ResponderEliminar
  107. Poco se puede añadir...me gusta tu blog es sensible...azpeitia

    ResponderEliminar
  108. ¡Que bonito María! Espero disfrutar de todas tus estaciones. Pi besos.

    ResponderEliminar
  109. AZPEITIA: Muchas gracias y siempre que quieras puedes visitarlo. Un beso.

    JOSE: Cuando quieras puedes disfrutar de las estaciones de las que se compone mi blog, unas veces son de invierno, un poco apagadas, otras de verano, más alegres, y también están las del otoño y primavera, con un poco de todo. Un beso.

    ResponderEliminar
  110. JOSE: Que no pensaba que eras tú jajaja, al pinchar en tu nick me llevó a tu perfil y ví quién eras, gracias por seguir estando. Un beso.

    ResponderEliminar
  111. Una historia muy sabia. Hay que conocer todos los estados o las estaciones del ser humano. Y juzgar por una sola actitud muchas veces nos puede hacer equivocarnos.

    Un abrazo.

    Maya

    ResponderEliminar
  112. M.M.: Este relato contiene varias moralejas, entre ellas, efectivamente, deberíamos conocer en profundidad todas las estaciones, circunstancias, estados, personas, etc, porque todas nos ofrecen cosas bellas, y no debemos quedarnos con la superficialidad de una de ellas. Un beso.

    ResponderEliminar

Tu opinión es importante. Muchas gracias.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...