viernes, 5 de septiembre de 2008

"Tristes son las despedidas"


Soy una persona muy aferrada a todo lo que me gusta y quiero, no me gusta para nada, ninguna clase de despedida, por ejemplo, cuando alguna persona a la que aprecio se aleja de mi lado, lo mismo dá sea por unos días, no puedo dejar de sentir una especie de vacío interno produciéndome tristeza durante algún tiempo, sin poder evitar que, en algún momento, alguna lágrima se derrame por mis mejillas; pero, no sólo, siento nostalgia cuando las personas se alejan de mi lado, ya que, también me produce cierta nostalgia, el poder ir apreciando, cómo nos vá diciendo adiós el verano, y que, sin darnos cuenta, se va alejando de nuestros días.

Hoy, aunque no mi día, sí el día está gris, en el lugar donde vivo hace frío, aire, y está nublado, asemejándose a un día de otoño y no ya de verano, para lo cual, hoy ya estoy percibiendo de cerca que el verano nos está diciendo adiós, poco a poco, vá alejándose de nosotros en este mes de Septiembre, los días van siendo más cortos y las noches más largas, el sol ya no brilla tanto como lo hacía antes, las vacaciones se han quedado atrás para muchas personas, aunque para otras, esas vacaciones no hayan existido, pero ya se va percibiendo para todos la vuelta a la normalidad de la vida cotidiana, debiendo cada uno, ir adaptándonos a estos pequeños cambios.

Y tú ... ¿te adaptas fácilmente a la vuelta a la normalidad?







101 comentarios:

  1. A la carrera. Creo que nací en un tren, porque todos los cambios se me hacen fáciles.

    Un abrazo. Yo.

    ResponderEliminar
  2. En mi caso, me pasa como a ti. Quizá me aferro demasiado, tanto a las personas como a los objetos y tengo que aprender a no aferrarme tanto, puesto que al final, lo pasas fatal.
    Saludos
    Rampy.

    ResponderEliminar
  3. Yo me voy adaptando bien a todas las situaciones...aunque la nostalgia y el recuerdo de algunas personas, de vez en cuando me hagan sentir triste...
    María, no te preocupes, antes de que nos demos cuenta, otra primavera vendrá con tdo su esplendor...no estés triste mi niña...
    Te he dejado algo en mi blog "la danza del tiempo y del espacio", lo encontrarás en la barra lateral.
    Un besazo grande y que tengas un buen fin de semana.
    MJ

    ResponderEliminar
  4. Amiga maria, en mi tierra tambien esta el dia gris,frio y triste,pero....el otoño tiene algo especial,y el invierno tambien.
    Ademas, el calor de la amistad aunque sea a traves del ordenador,hace que las estaciones no sean tan duras.
    Animo guapa.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Que dificil es contestarte esta vez... si la normalidad fuera al menos un poco más llevadera me lo pensaría.. desde luego ahora que porfín he conseguido llegar viva a mis vacaciones por fin, no de verano si no de septiembre decirte que no quiero ni pensar en volver....

    besitos guapa!!!

    ResponderEliminar
  6. Te comprendo, yo tampoco consigo adaptarme nunca a las situaciones. Me cuesta dejar atrás una época, y soy muy nostágica, por naturaleza.

    Ahora con mi embarazo tan avanzado me siento fatal, en todos los sentidos, fatal. Pero gracias a la luz y a la fuerza de algunas personas consigo reponerme cada día y seguir adelante.

    Aunque cuesta, cuesta mucho, hay muchas lágrimas y mucha tristeza. Por eso entiendo muy bien tus palabras y tus sentimientos.

    Besitos María

    ResponderEliminar
  7. …María
    … las despedidas???
    … ¿es cuando dejamos parte de nosotros en la mejia de alguien?
    … ¿es cuando los abrazos y los besos quedan insuficientes?
    … ¿es cuando nos ahogamos con nuestras propias lagrimas, y es cuando no queremos desprendernos?
    … ¿es cuando el olor de alguien nos acompaña de por vida?
    … las despedidas… si…
    … me acuerdo de ellas y muy bien
    … me ha tocado hacerlas muchas veces
    … el recuerdo… los recuerdos
    … creo que a veces ayudan
    … un beso
    PD: gracias por el enlace. :-)

    ResponderEliminar
  8. Yo soy de los que el verano calor y el otoño nublado. Ay, quién pillara unas nubes para poder correr sin calores.

    Bueno, ahora no sé cómo terminar para no "despedirme". Así que, hola!!!!!

    ResponderEliminar
  9. Recuerdos que se refugian en nuestra mente y no lo podemos borrar.
    Entonces, ¿Qué solución podríamos dar?...
    Mantener esos recuerdos vivos y no intentarlos evitar, pues esos mismos recuerdos son las experiencias ya vividas y, por lo tanto, son los que nos permiten dar sentido a nuestra vida.

    Lo que tenemos que hacer, es seguir hacia delante y cuando aflore esa nostalgia por alguien o algo, pensar que estamos sintiendo la vida. Y eso es bello...María.

    Y recuerda que, de alguna manera u otra, esa/s persona/s o situaciones volverán a nosotros.
    Mientras tanto, vivamos el presente, el momento y la mejor forma de hacerlo es adaptándonos, porque siempre traen algo nuevo para enseñarnos.

    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Hola guapa! a mi me pasa como a ti, es que a mi me encanta el verano concretamente, y encima nací en el. Por valencia donde vivo se va notando algo,pero aún no mucho, aun hace algo de solecito pero ya no es el mismo ambiente, todo el mundo ha vuelto a su rutina, ya no hay dias y dias de ir a la playa más que en el fin de semana.

    Está claro que no podemos estar todo el año como de vacaciones,pero qué bonitas que son.. jaja

    Un beso donde te mando parte del sol de valencia :)

    ResponderEliminar
  11. Es dificil despedirse de los recuerdos, de las estaciones, parece que llegué en el momento justo para decirte de todo corazón que aunque parecía alejada no te olvidaba, desbordó un dolor que llevaba tiempo guardado, estaba silente de mis amigos reales, sin llamar, sin visitar, me perdi en mi para reencontrarme. Además desde que me enferme hace dos meses aún me siento lenta y por aqui hay semanas que no alcanzo a llegar y noto como he visto solo tres o cuatro blog.

    Para ti llega el otoño y para mi la primavera pero quiero sepas trataré, prefiero decirlo así y en la medida que pueda volver a estar aqui y compartir contigo nuevos momentos, este cambio de etapa me ha salido dificil pero si la primavera se acerca florecerá de apoco de nuevo, como siempre fui y contigo que siempre has estado a pesar de todo.

    Siento que te hice sentir una despedida por mi reiterada ausencia y como ya quiero cambiar y ronronear contigo muuuuuuuucho, que esto sea un nuevo comienzo.

    Sabes, leo tus comentarios en otros blog y tus palabras siempre son una alegría y un aliciente a estar ya mejor :)

    Un enorme abrazo cariñoso y un beso muy fuerte mi dulce María

    ResponderEliminar
  12. Siempre estamos despidiendonos. de los amigos, de nuestra familia, de nuestro amor...del día que acaba...un beso de azpeitia

    ResponderEliminar
  13. Estoy deseando coger el ritmo de la normalidad, de lo habitual, del colegio de los peques, de sus avances, de que llegue pronto la navidad y verles como disfrutan con una ilusión que los mayores aún conservamos.

    Estoy deseando que lleguen los días cortos, las noches sean más largas y comience el frío, quizás eso me gusta más que la luz del sol, quizás porque la noche es más intensa y eso hace que me sienta más a gusto con ella.

    Me depripe comprobar que todo va a seguir igual, que nada cambia y si algo lo hace es para peor, en España los políticos nos arruinan la economía y eso hace que nos sintamos desamparados, por mucho que trabajemos, el sueldo no llega y el contrato de la mujer es precario y que te voy a contar que tu no sepas.

    Prefiero el invierno donde los días no son largos, llega rápida la noche que hace que me sienta bien.

    Ya te digo me gusta ver más a mis hijos aprender que divertirse, porque si aprenden sabrán divertirse, que sus hábitos vuelvan a la normalidad, que cojan el ritmo y si ellos lo hacen nosotros también.

    María los días grises no me deprimen, quizás me gusten más que los días donde el Sol atiza con su calor.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  14. Nos hacemos un todo-terreno. jaja
    Felicidades por los regalos. Feliz fin de semana. Besos

    ResponderEliminar
  15. Pues por aquí luce un sol todavía...prefiero el otoño y la primavera, incluso el invierno, para las vacaciones. Menos masificación y menos calor. Pero para muchos trabajos físicos y alejados del aire acondicionado, descansar en estos meses de verano viene muy bien porque es agotador.
    Lo importante ya no es la estación, sino ese periodo de descanso de la rutina diaria, que debería ser más largo...

    Besos

    ResponderEliminar
  16. Me aferro mucho, me afecta las despedidas, quizà por la trayectoria de mi vida lo asumo como abandono, pero que remedio, nos queda, si no , adaptarnos, y en tiempos de otoño o invierno espero sentirme arropada por tus abrazos, que calientan a mi alma, a veces el frio viene de dentro y no es externo....
    tu me entiendes

    un beso enorme
    y no te pongas triste, no te olvides que con las despedidas vienen nuevos encuentros.

    Lo haces otra vez, te siento a la vez que te echo de menos

    ResponderEliminar
  17. Bueno, jaja!!
    Yo no tengo que adaptarme a su vuelta, porque como tu,no he salido ni de ella!!!
    Así que estamos mas que entrenadas!!
    Y sí...el verano ya se fue y ni me enteré, al menos aqui que ya lleva dos días lloviendo a cántaros!! y lo que nos queda aún !

    En fin....resignación.

    Un besiño Maruchiña!!!

    ResponderEliminar
  18. No entiendo porque hablas de volver a la normalidad. Las vacaciones no son una anormalidad en tu vida... o al menos eso entiendo yo.

    No participo del concepto de que algo se acaba, mas bien prefiero hablar de que tu continuas, el moviemiento de la vida.

    Si puedo echar de menos y mucho el que alguien se vaya, el no ver a mi chica, no saber de mi familia... pero eso no paraliza nada, provoca mas movimiento dentro de mi tendente a modificar esa situación.

    ResponderEliminar
  19. Nena, no te pongas ya, tan pronto melancólica, que eso se contagia, pura empatía :)

    Hay que intentar se un poco optimista y sonreír que ahuyenta las penas o al menos intentarlo.

    Besos y sonrisas :D

    ResponderEliminar
  20. No me gustan las despedidas...
    las vivo y las siento
    como una pérdida...
    cuando algo o alguien
    se nos va
    perdemos algo
    algo cambia
    y a veces no vuelve más...
    Para mí las despedidas
    saben a melancolía...

    un beso grande!

    ResponderEliminar
  21. María guapa, me pasa como a ti, siento melancolía cada vez que alguna etapa de mi vida termina, siento nostalgia por lo que era y ya no es, por los que ya no están... el verano? bueno, con un poco de suerte veremos otro... lo que me pone peor del final de las vacaciones es pensar que todo un año voy a estar nuevamente día tras día donde no me gusta estar... que buena parte de mi vida se me escapa por ahí y... la luz, eso si me afecta... me daría igual que fuera invierno, pero que hubiera sol hasta las 9 de la noche!! Creo que me tendré que ir a vivir un poco más arriba!!
    Besicos
    Encarna

    ResponderEliminar
  22. Nunca creo que me adaptare al invierno, demasiado frio para mi.
    Soy persona que le gusta el sol, el verano y la alegria que ello conlleva.
    A mi tampoco me gustan las despedidas, siempre van dejando un vacio en mi interior que ya nunca se llenara..son pequeños agujeritos que quedan marcados en el corazon.
    Un besito y una estrella.
    Mar

    ResponderEliminar
  23. cuesta, no lo vamos a negar, pero siempre intento buscar algo positivo en lo negativo, es como una forma de llevarlo mejor... siempre lo he hecho así y siempre me ha funcionado. Besos

    ResponderEliminar
  24. Por supuesto que sí. No es algo desconocido, pasa todos los años.

    ResponderEliminar
  25. Hay alguna otra solución además de adaptarse? De lo contrario tendré que adaptarme, porque si no me adapto no sabré ni dónde estoy... Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  26. Desde mi punto de vista yo creo que a todos, a unos más que a otros, nos cuesta adaptarnos durante unos días a los cambios que produce la vuelta a la vida cotidiana después de las vacaciones, porque las mismas suponen como una especie de paréntesis en la cotidianidad de la vida, porque se hacen cosas que no se hacen normalmente, es un mero descanso de la rutina, de la cotidianidad del trabajo, de los colegios, etc., por eso, el mes de Septiembre, es la vuelta a empezar a la normalidad, a la vida cotidiana, y como si las vacaciones suponieran el descanso y paréntesis de nuestras vidas.

    ResponderEliminar
  27. soy camaleónica, me adapto a todo lugar y tiempo... aunque claro, soy una privilegiada por vivir donde vivo...y lo sé!
    besos

    ResponderEliminar
  28. Me aferro a la vida,
    a las personas a las que quiero,
    a las cosas que me gustan,
    a lo que siento que da vida,
    a lo que produce calor,
    a lo que ilumina,
    a lo intenso,
    a lo profundo...

    ResponderEliminar
  29. soy bastante práctico y me suelo adaptar. Además, una de mis características más singulares es la paciencia. Besos.

    ResponderEliminar
  30. ¡Hola, amiga!, muy buenas noches. Te deseo mucho ánimo para tu particular camino de regreso.
    A mí me pasa algo parecido y no me gustan nada las despedidas. Me resultan muy tristes y amargas. Pero bueno, desgraciadamente la vida está llena de ellas, por lo que habrá que tomárselo con filosofía. Por aquí por el Sur también ha cambiado ya el tiempo y es que como dices, nos acercamos al final del verano. Esperemos vivir un buen otoño. Besos y cuídate. Salud y suerte.

    ResponderEliminar
  31. Yo ya tenia ganas de volver a la normalidad,aunque parezca mentira se me hace un poco pesado el mes de agosto, no soporto mucho la calor, me agota y a pesar de que ha refrescado por la noche, durante el día aún hace calor.Le decimos adiós a las vacaciones, pero el tiempo pasa tan deprisa que las próximas están a la vuelta de la esquina y esto me asusta, ¡que alguien pare ese reloj del tiempo que va como una moto!
    Feliz fin de semana. Un beso.

    ResponderEliminar
  32. Hola amiga!. Disfruta del momento para que tus recuerdos sean positivos, pero no te aferres a ello, deja pasar esa melancolía o pacta con ella. Amiga te dejo abrazos de luz para tu ser.

    ResponderEliminar
  33. Pues si llevo toda la mañana en el trabajo que vaya cambio de tiempo, que parecia un dia de octubre en vez de septiembre, ¡que mal lo llevo!!! ahora un invierno tan largo...

    No tuve vacaciones pero creo que me sienta peor la despedida del verano que de las vacaciones, sera que las tengo poco y por eso no las siento.

    Muchos besitos y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  34. No queda más remedio que adaptarse... aunque cueste.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  35. Me adapto facilmente a los cambios, pues todo es accion y reaccion, y nuestro rededor es atraccion propia. Pero hay despedidas que impactan mas que otras, cuyas huellas perduran un poco mas. Es curioso haber leido este blog hoy por primera vez, mientras pensaba en mi familia que acaba de partir hace un par de dias hacia otro pais. Como te decia nada es casualidad.
    Un saludo, volvere a visitarte.

    ResponderEliminar
  36. No me cuesta un montòn, sólo que aquí está ocurriendo lo contrario, está por llegar la primavera y se siente en el aire y me hace feliz, aunque hoy parece un dìa de invierno frío y ventoso, incluso en una provincia del centro del país nevo. Y bueno es así, es una parte del mundo se acerca el otoño y en otra la primavera, es increíble como influye en el estado de ánimo, besitos tía Elsa.

    ResponderEliminar
  37. ¿Y por que solo el otoño va a ser lo normal? A su modo tambien el verano es normal en su faceta de verano.Y no solo te adaptas sino que lo esperas,necesitas el cambio cada cierto tiempo.
    besos

    ResponderEliminar
  38. Hola María:
    También me producen un dolor fuerte y una tristeza inmensa las despedidas. Será tal vez porque las he sufrido desde chica, haciéndome amiga de quienes viven en otro país (como ahora que por ej. me encariñé tanto contigo, con Ramón o con Santiago y están tan lejos...)o "perdiendo" a los que tenía conmigo pues se han ido a vivir a otros lados (Italia, por ej hace 20 años), o los de aquí que están muy lejos también, no permitiéndome verlos ni compartir una charla o una caminata. Los extraño tanto y hace que me sienta tan sola...
    No, no me gustan la depedidas.
    Por alguna razón, la mayoría de las personas que más he querido, no están conmigo, lashe "perdido" de una u otra forma.
    También me encanta la primavera y el verano, y por suerte aquí empiezan a acercarse. Hoy hace frío pero los días comienzan a extenderse y el sol empieza a brillar con más fuerza. Espero que su energía me llegue, porque me está haciendo falta.
    Estando a ambos lados del océano, estaría bueno que pudiéramos visitarnos y pasar así las temporadas de calor en cada lugar, ¿no?
    Hagámoslo por lo menos con la imaginación, ya que en la realidad es bastane difícil por no decir imposible.
    Y como no me gustan las despedidas, solo te dejo un beso grande y un hasta mañana.
    Con mucho cariño.
    Eliana

    ResponderEliminar
  39. Yo me adapto bien a los cambios. La normalidad es acogedora, aunque a veces lastra.

    ResponderEliminar
  40. Lo mío es curioso, porque aunqu sea muy inconformista, la verdad es que se adaptarme muy bien a las situaciones, aunque solo sea para cambiarlas...

    Besicos

    ResponderEliminar
  41. Si que me adapto bien. Mejor del calor a frío que del frío al calor...
    Me explico.
    Necesito la rutina y el orden para estar bien... en vacaciones todo es como un pequeño caos, todo el mundo tiene tiempo libre y dispone del mío como propio...(en casa) eso no me permite hacer mis cosas... En cuanto llega la actividad... puedo recuperar mi tiempo y disponer de él de manera efectiva....
    Así que me gusta la sensación de que empieza la vida de nuevo.
    Un beso, mi niña
    Natacha.

    ResponderEliminar
  42. "El final del verano
    llegó
    y tu partirás
    yo no sé
    hasta cuando
    este amor
    recordarás".

    Asi comienza la canción del famoso Duo Dinamico. Claro que si, hay que adaptarse, con ánimo, no nos queda otra! Arriba los corazones!

    Un beso

    ResponderEliminar
  43. Hola querida amiga paso a sauludarte y desearte un feliz sabado.
    Las despedidas no me gustan me causan tristeza, precisamente tengo que hacer una dentro de dos horas y no estoy muy clara.

    Los cambios de estaciones solo me gustan la primavera y verano.

    El otoño es muy triston, caida de hoja y de muchas cosas más...

    Y el invieno muy frio, y por eso suelo cambiar de residencia para suplantarlo.

    Solo con ver la foto del post me causa tisteza.

    "Tristes son las despedidas"
    "Alegres son los encuentros"

    Te envio besos y brazos de
    encuentros, eso nos comunica que nos seguiremos visitando.

    Hasta pronto!!

    ResponderEliminar
  44. Definitivamente, las despedidas me entristecen, algo muere dentro de mí con cada partida.

    Pero se sigue andando, no queda otra.


    Abrazos, este sí que es un post que me ha hecho pensar.

    ResponderEliminar
  45. te busco, para no encontrarme con despedida, asi que te visito, para saber que estas, para no sentirte lejos para saber que no hay despedida solo un click y encontrarte....

    ResponderEliminar
  46. Mi querida María:

    Los cambios son tan necesarios como el permanecer quieto ...
    sueno inverosimil pero es lo cierto!

    Somos seres cambiantes, podemos adaptaros al mundo de una manera docil, el problema es que casi nunca tenemos tiempo para nosotros, casi nunca podemos sentarnos y dedicarnos a escucharnos.

    Todos los días ocurre el milagro de la vida todos los días hay un sol que brilla y nos acuna en su tibieza, somos nosotros con tanta presión con tanto apuro que lamentablemente dejamos de vivir lo bello de todos los días...

    te dejo mi amiga y espero que los días que vienen te regales la mejor de las sonrisas, lo mas bello de cada día, amaneceres llenos de posibilidades donde en cada una te sientas la mas grande de las triunfadoras!

    un abrazo y mis bendiciones

    ResponderEliminar
  47. En el otoño e invierno reina el frío, la oscuridad, el color gris.

    En el verano y primavera reina la luz y el color.

    Polos opuestos que debemos vivir y sentir a lo largo de nuestra vida, como la risa y el llanto, la noche y el día, luz y oscuridad, amor y desamor, blanco y negro, reencuentros y despedidas ...

    ResponderEliminar
  48. ...soy sentimental pero no suelo aferrarme a nada, quizá por los golpes recibidos de la vida, solo suelo guardar un buen recuerdo.

    Primera vez en tu blog, me fascina el otoño y esa foto me trajo gratos recuerdos de un octubre en las Ramblas de Barcelona. Bella música, me fascina Mecano.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  49. HOLA PRIMERA VEZ POR ACA ME GUSTO MUCHO TU BLOG SI NO TE MOLESTA TE VISITARE SEGUIDO Y ESTAS INVITADA AL MIO.

    TE CUENTO QUE SOY UN TANTO MELANCOLICA,ASI QUE A VECES CUESTA DESPEDIRSE DE ESAS COSAS QUE UNO APRECIA,NO ES NADA FACIL!!

    SALUDOS HASTA PRONTO!!

    ResponderEliminar
  50. Estimada amiga: He intentado vivir este agosto como una estación más de las cuatro que nos regaló Vivaldi y así encontrar que la normalidad es más un concepto social, aunque real, que desde donde tendríamos que vivir la vida, con lo cual, normalidad antes, normalidad ahora... lo prefiero así que basar mis ritmos desde la "obligación" y el "descanso"

    Un beso María.

    ResponderEliminar
  51. hola,es cierto a veces despedirse de las cosas que uno quiere es muy dificil pero siempre estaran presentes mientras esten en tu corazon.

    muy lindo post nos llego de verdad, nos vemos un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
  52. hola maría, no creas que me adapto muy bien pero bueno...
    un placer leerte

    ResponderEliminar
  53. Querida Maria... a mi tampoco me gustan las despedidas, hace casi 10 meses me despedi del amor de mi vida, desde entonces no he vuelto a ver su rostro, ni su abrazo, ni su rose de sus manos...... me es dificil pensar que quizas no lo vuelva a ver.... pero ese ultimo abrazo, ese ultimo respido, lo guardo como un tesoro en mi corazon.... nosotros nos despedimos con la esperanza de que nos volveriamos a ver.... hasta ahora no se si volveremos a vernos.... besitos

    ResponderEliminar
  54. Hola María, no me gustan para nada las despedidas, mucho menos esas que sabes que nunca volverán.
    Besitos, que tengas un feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  55. Querida María, a vida es una adaptación continua. Si nos tuviéramos que adaptar de una forma especial cada vez que damos inicio a una actividad del tipo que sea, acabaríamos por causarnos un trauma. Reconozco que al salir de la rutina, inicialmente causa una cierta inestabilidad pero, por lo menos en mi caso, suave y pasajero.

    Que seas muy feliz

    Abrazos

    ResponderEliminar
  56. Hola Maria! buena publicacion,la verdad las despedidas son tristes simpre, ya sean de un amor, la muerte de un ser querido, si alguien se va de viaje, todo conlleva su dolor en distinta manera. Las estaciones cambian mucho,aqui se viene la primavera, atras queda el frio, pero a mi me gusta mas el invierno los dias grises,la lluvia, lo llevo desde chica, el calor aqui es muy fuerte y no me gusta, besos grandes desde ARGENTINA!. Hasta pronto!.
    Majo

    www.refugiodelkaos.blogspot.com

    ResponderEliminar
  57. hola a falta de sueño he venido a verte como la luna en media noche para agradecer tus palabras que siempre ayudan

    un beso

    ResponderEliminar
  58. María, quisiera que participases con unos amigos en una loca aventura que seguro te gusta.

    Ven a verme o visita a mi amigo Eulogio que te dará el Pase para disfrutar de algo nuevo.

    Tus poesías nos vendrían de perlas, contar con una pluma de cristal sería un gran lujo.

    Saludos

    ResponderEliminar
  59. Querida María:
    Si lo que he tenido, sobrepasa en mucho lo que es mi normalidad, claro que me afecta. Sin embargo, me gusta mucho lo que hago. Adoro mi casa, mi familia, mi escritura, mis libros, mis películas, mis amigas y quizá por ello, todo reinicio se suaviza.
    Pero entiendo que dejar atrás tanta hermosura, duele.
    Te dejo mi cariño con un abrazo,
    Shanty

    ResponderEliminar
  60. Hola amiga, tampoco me gustan las despedidas, pero adoro el Otoño porque siempre me trae lagrimas y desentierra recuerdos. Un beso, cuidate.

    ResponderEliminar
  61. Me adapto con mucha tristeza, por eso, no miro hacia atrás al principio para que la añoranza no aparezca y pueda caminar hacia adelante.

    ResponderEliminar
  62. poco a poco con el paso de los años te vas acostumbrando y lo que al principio era un trauma vas buscando la manera de suavizarlo
    a base de recuerdos o simplemente
    diciendo hasta pronto, por eso yo nunca digo adios me despido con un saludo
    saluditos

    ResponderEliminar
  63. A mí me pasa algo parecido... especialmente cuando llega el otoño me vuelvo más melancólica de lo habitual, aunque en realidad siempre sea así. Supongo que la luz, que los días sean más cortos y que empiece a soplar esa fría brisa de septiembre nos vuelve más reflexivos. Para mí septiembre es el comienzo de un nuevo curso, como si aún estuviéramos en la escuela, con ese olor a libros nuevos y a reencuentros con los viejos amigos. Y eso que este año no tuve vacaciones, jeje!

    Disfruta de estos días. Un abrazo, María :)

    ResponderEliminar
  64. A mi no es que me entusiasmen, y sin embargo forma parte constante de mi vida, asi que ya los asumo como algo más.

    Besos

    ResponderEliminar
  65. tristes son las despedidas, y mas cuando no se olvidan...

    ResponderEliminar
  66. Hola amiguita vine a saludarte y a desearte un bello fin de semana claro ya casi termina pero igual agradecerte siempre por las palabras tan hermosas que dejas en mi poesía...

    un beso amiguita y mis bendiciones!

    PD: me encanta MECANO!

    ResponderEliminar
  67. La verdad que vacaciones mucho no tuve, pero si voy a extrañar el sol hasta casi las 10 pm. Mi hija esta contenta que vuelve al cole, yo este me cumplo un año mas, tengo 4 dias de examenes seguidos, despues empiezan clases en el conservatorio superior va siempre que pase las pruebas, los ensayos con la universidad y demás.

    Conclusion voy a extrañar el verano!,

    Un beso

    ResponderEliminar
  68. En verano todo es más bonito que en el frío invierno, pero hay que intentar pasar las estaciones con luz

    besos bella

    ResponderEliminar
  69. Lo unico bueno de invierno es que si tienes una novia, no pasaras frio para nada, y menos yo que me encanta abrazar y dar besitos...☺♥☺...

    Me gusta tu blog, cuidate, bye...!!!

    ResponderEliminar
  70. A mi me encantan las vueltas a la normalidad, sobre todo si la normalidad significa el fin de la agobiante calorina madrileña. Precisamente he estado echando de menos mis visitas a mi tocaya debido a que mi conexión a internet ha sido practicamente inexistente en las últimas semanas. Besitos y espero poder volver de nuevo pronto.

    ResponderEliminar
  71. A mi recien me llegará el verano!! :)
    En realidad hay q adaptarse rápido a las cosas... al clima, la soledad, el amor... a toda la vida... besos!

    ResponderEliminar
  72. He vuelto para leer tu reflexión y meditar sobre este banco vacío... que extraño!

    Que tengas una feliz semana

    Besos

    ResponderEliminar
  73. Me cuesta un mucho adaptarme a las situaciones nuevas... cambios de planes... nostalgia del pasado... incertidumbre del presente...

    cierro los ojos y avanzo... ciertos días con m´s soltura... otros... con más reparo...

    un beso

    ResponderEliminar
  74. No es fácil pero niña no queda otra..así que no estes triste y disfrutemos el otoño..
    besitos

    ResponderEliminar
  75. ¿Donde anda mi bella amiga?

    Vengo a despedirte esta semana y desearte buen comienzo en la próxima, como tu te mereces.

    Como ya quedan cinco minutos me voy.

    Muchos besos enviados de corazón, hacia tu persona.

    ResponderEliminar
  76. Yo como practicamente no he tenido vacaciones pues no he tenido que adaptarme, me hubiera gustado adaptarme a irme ahora una semanita lo necesito, estoy muy cansadita.

    Un saludo María.

    anaroski.

    ResponderEliminar
  77. María, pasa por lenguajesinvoz a buscar un regalo, por acompañarme, día trás día.
    Besos

    ResponderEliminar
  78. Para nada me adapto bien a la vuelta... soy parecido a ti... me gusta estar rodeado de lo que quiero, envuelto en lugares, sentimientos, personas y cosas... si me van faltando me voy quedando en gris... ¿será q también soy Cáncer como tú???

    Un beso. Marea@

    ResponderEliminar
  79. Nadie se adapta a la normalidad facilmente. Normalmente queremos lo que no tenemos... somos así de complicados.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  80. hola ,Maria , en realidad son muy tristes las despedidas y mas si es alguien a quien aprecias de veras , ultimamente no charlamos y eso me hace sentir mal ¿hice algo mal o malo? no conversamos como antes ,no me pides ayuda no se nada de ti , ¿quizas es esyo el principio de una despedida? espero que no, yo estube fuera un par de meses y tu imagino trabajando , espero noticias tuyas yn Beso tu Siempre amigo y admirador JESUS

    ResponderEliminar
  81. Maria,¿ Qué tal estás? Espero que este encuentro con el otoño que, es una estación hermosa para hacer sopesar lo pasado,encuentres en ella lo mejor de tu vida ¡cuídate mucho! y ¡adelante!, no recuerdes lo peor, ¡alégrate! porque lo mejor está por venir.Un abrazo sincero.Angela

    ResponderEliminar
  82. Todas las despedidas son odiosas;

    el vientre maternal,la casa

    la niñez,el cole,las estaciones

    el barrio,la casa,los amores...

    Celebremos un nuevo reencuentro!


    ♥♥♥besos♥♥♥

    ResponderEliminar
  83. Depende.A las cosas grandes me he adaptado porque no tuve mas remedio.
    Pero en general me adapto a las cosas diarias de todos los dias porque me gustan y busco los cambios porque me dan energía.
    Besos

    ResponderEliminar
  84. Hola Maria, ya estas participando en el sorteo del cuadro, pasate y veras las normas.

    Un beso

    ResponderEliminar
  85. NO ME GUSTAN LAS DESPEDIDAS,,,
    COMO VOS DICES SON TRISTES Y DUELEN,,,

    ABRAZOS,,,

    ResponderEliminar
  86. Definitivamente me cuestan los cambios!!!

    Pero son inevitables María Querida, y en lo personal son uno de los desafíos de mi vida!

    Besitos Preciosa!!!

    Que tengas una semana espectacular!!

    ResponderEliminar
  87. PARA TODOS: Muchas gracias por dejarme el regalo de vuestras palabras, cada comentario de cada uno de vosotros me llega de una manera especial. Como dije en alguna ocasión, intento visitar todos vuestros blogs, y os pido perdón, por si se me pasa visitar algún blog, no quisiera que ello ocurriera, pero sois tantos los que debo de visitar, que es fácil que ello ocurra.

    Dentro del poco tiempo libre del que actualmente dispongo, intento dar de sí todo lo que puedo, pero por favor, os pido perdón si alguna persona se ha llegado a sentir ignorada por mí, me dolería mucho más que a vosotros, porque no quisiera que así os sintiérais, el dichoso tiempo libre del cual actualmente carezco, me impide hacer todo lo que yo quisiera y que hasta hace unos meses podía hacer más ampliamente. Mil besos y mil perdones para todos.

    ResponderEliminar
  88. Lo mejor de las despedidas, sín lugar a dudas es el reencuentro luego...

    Un besito!

    ResponderEliminar
  89. Que escrito tan oportuno en estos momentos de mi vida. Mirar hacia donde apunta la nariz, y seguir adelante, nada mas, hay nuevas cosas hermosas por descubrir.

    ResponderEliminar
  90. SELMA: Estoy de acuerdo contigo pero sólo en parte, porque hay despedidas en las cuáles no vuelven a producirse ningún encuentro. Un beso.

    WILMER NOTHING: Gracias por tu visita y por el regalo de tu huella, porque gracias a ella iré a conocer tu blog. Un beso.

    ResponderEliminar
  91. Tristes son todas las despedidas, pero muchas veces el no poder despedirte duele aun más y si cuando de quien te despide no puede contestar a tu adios, ya es tremendamente doloroso.

    Hay despedidas de adios y despedidas de hasta luego, pero cuando el adios es infinito, esta es tremendamente dura.

    http://www.elrincondeopaito.com/2008/07/carta-mi-hijo-raul.html

    este enlace te explicará que quiero decir.

    Un fuerte beso María y precioso post.

    ResponderEliminar
  92. DARKMANBURT: Estoy totalmente de acuerdo contigo, y, aunque todas las despedidas a mí me duelen, mucho más dolorosas son las despedidas de hasta siempre, por eso yo te digo: Hasta luego y un beso. Visitaré esa página de la que comentas. Un beso.

    ResponderEliminar
  93. Al final no queda más remedio y acabo adaptándome a la normalidad... pero este año me está costando más que otros años volver a la rutina laboral... quizás porque el día 1 cayó en lunes, o que se ha empezado muy "a tope"...

    En relación a las despedidas, mi sobrina Sofía, de 4 años, odia las despedidas y nunca quiere darme el beso de la despedida porque se piensa que así no me voy a ir... Es más majilla. Un saludo!!

    ResponderEliminar
  94. Me alegra que te haya gustado el escrito... Un beso

    ResponderEliminar
  95. Has entendido muy bien María. Ojalá te gusten, es con el cariño de siempre. Y que sigas mucho mejor (lo siento)
    Besazos,
    Shanty

    ResponderEliminar
  96. RICARDO BATICÓN: Todos acabamos adaptándonos a la normalidad, no nos queda más remedio que resignarnos, lo que pasa, que, algunas personas, solemos tardar unos días en habituarnos. Un beso.

    KHORNE: Ya sé de donde vienes, no me dí cuenta hasta que ví tu perfil y volví a ir al blog compartido, tu escrito me parece fabuloso. Un beso.

    SHANTY: Todos los regalos me gustan, pero en especial vuestras visitas y comentarios. Muchas gracias por tus detalles. Un beso.

    ResponderEliminar
  97. ffff, yo me uno demasiado, soy demasiado apegada!!

    ResponderEliminar
  98. GAVIOTA: Ya estás unida jaja porque en ese aspecto coincidimos, pues. Un beso

    ResponderEliminar

Tu opinión es importante. Muchas gracias.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...