domingo, 30 de noviembre de 2008

"Sueños semilla"


Hoy quiero compartir en este post un texto de Jorge Bucay, el cual, se encuentra en su libro titulado, "Cuentos para pensar", espero que el mismo os guste tanto como a mí y os ayude a reflexionar como yo lo he hecho.

"Sueños semilla"

En el silencio de mi reflexión
percibo todo mi mundo interno
como si fuera una semilla,
de alguna manera pequeña e insignificante
pero también pletórica de potencialidades.
...Y veo en sus entrañas
el germen de un árbol magnífico,
el árbol de mi propia vida
en proceso de desarrollo.

En su pequeñez, cada semilla contiene
el espíritu del árbol que será después.
Cada semilla sabe cómo transformarse en árbol,
Cayendo en tierra fértil,
absorbiendo los jugos que la alimentan,
expandiendo las ramas y el follaje,
llenándose de flores y de frutos,
para poder dar lo que tienen que dar.

Cada semilla sabe
cómo llegar a ser árbol.
Y tantas son las semillas
como son los sueños secretos.

Dentro de nosotros, innumerables sueños
esperan el tiempo de germinar,
echar raíces y darse a luz,
morir como semillas...
para convertirse en árboles.

Árboles magníficos y orgullosos
que a su vez nos digan, en su solidez,
que oigamos nuestra voz interior,
que escuchemos
la sabiduría de nuestros sueños semilla.

Ellos, los sueños, indican el camino
con símbolos y señales de toda clase,
en cada hecho, en cada momento,
entre las cosas y entre las personas,
en los dolores y en los placeres,
en los triunfos y en los fracasos.

Lo soñado nos enseña, dormidos o despiertos,
a vernos, a escucharnos, a darnos cuenta.

Nos muestra el rumbo en presentimientos huidizos
o en relámpagos de lucidez enceguecedora.

Y así crecemos, nos desarrollamos, evolucionamos...

Y un día, mientras transitamos
este eterno presente que llamamos vida,
las semillas de nuestros sueños
se transformarán en árboles,
y desplegarán sus ramas que,
como alas gigantescas,
cruzarán el cielo,
uniendo en un solo trazo
nuestro pasado y nuestro futuro.

Nada hay que temer,
...una sabiduría interior las acompaña...
porque cada semilla sabe....
cómo llegar a ser árbol...

Jorge Bucay

80 comentarios:

  1. ¡Hola María ! ¿ cómo estás? espero que remontando tiempos pasados que ya no tienen sentido...Vuelvo a tí para seguir leyéndote y hoy me encantó volver, me fascinó tu entrada... cada semilla espera germinar para ser árbol.... ¡ cuántas semillas hay en nosotros que no han germinado!.Espero que en tí esté germinando la alegría y la luz como te mereces.Un abrazo y que tengas una buena semana.Angela

    ResponderEliminar
  2. Semillas de amor, todo empieza y termina en la tierra .

    Dulcemente Embrujada.

    Muy bello Marìa.

    ResponderEliminar
  3. Hace mucho tiempo leí de un libro (ya no recuerdo ni el título ni el autor) algo así como que una nota compone una melodía y que un grano de arena forma parte de una playa...
    Por muy insignificantes que seamos, nuestra vida no carece de sentido.

    ResponderEliminar
  4. qué belleza y cuántas resonancias en ese concepto: sueños semilla... soñemos, entonces, bondades.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Agarrate Mará, tengo ese lbro en mis manos, ahora mismo. Me iba a leer a la cama, pero antes un último vistazo a los blogs y me encuentro esto...
    compartimos algo más que espacio cibernetico;)
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Buenas palabras, reconfortantes,y ciertas. Un abrazo grande y buen comienzo de semana!

    ResponderEliminar
  7. Que lindo, a vos os gusta también Jorge Bucay, es un magnífico escritor y a mi me maravilla. Que bueno que tengamos el mismo gusto literario.

    Besos para vos!!

    Carla

    ResponderEliminar
  8. Hermoso texto Maria ...sigamos sembrando ... estrellas... Te dejo un Beso... Silvi

    ResponderEliminar
  9. Soñemos, si, Maria: soñemos...

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  10. Hola, María...

    Cada sueño es como una semilla sembrada en nuestros corazones.

    ¿Cuántas germinarán?

    No lo sabemos. Eso dependerá de nosotros, del empeño que pongamos para lograrlo, el árbol crecerá fuerte si sabemos cultivarlo.

    Y los frutos de cada arbol serán nuestros sueños realizados.

    Un abrazo,

    Rafael H.

    ResponderEliminar
  11. Buen texto que nos has escogido,

    gracias María,

    creo que prima el tiempo,

    yo ya no quiero ser semilla,

    ahora prefiero ser un

    brote avanzado...

    y es que a veces,sufrir

    tanto...no sé...semilla

    otra vez,no!

    ♥♥♥besos♥♥♥

    ResponderEliminar
  12. En su pequeñez, cada semilla contiene
    el espíritu del árbol que será después.


    Con esa frase ya podriamos hablar unas horas...

    Besos.

    ResponderEliminar
  13. toda semilla crece...y si es de amor mejor aun...siempre termina por florecer y trae sorpresas muy buen post..nos gusta mucho mucho leerte..

    un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. muy lindo, espero que todos encuentren tierra fertil y un ambiente apropiado para sembrar su arbol y cosechar jugosos sueños. un beso y que tengas una linda semana.

    ResponderEliminar
  15. Precioso post que se ha plantarlo en tierra fertil, ahora es nuestra obligación regarlo y multiplicar sus semillas en cada uno de nosotros.

    Saludos conversos.

    ResponderEliminar
  16. Sin una semilla sana nada es posible, pero es conveniente que la tierra sea fértil, para que esa semilla se desarrolle adecuadamente.

    Es evidente, invita a la reflexión...

    Un gran abrazo para ti

    ResponderEliminar
  17. Bucay es un autor bastante controvertido pero a mí me gusta.
    Todo lo que he leído de él me gusta y me ha servido mucho en distintos momentos de mi vida.
    "Amarse con los ojos abiertos" me encantó!
    Muy lindo y cierto lo de la semilla. Qué lindo ser semilla.
    Un abrazo de luz para ti y buen comienzo de semana.
    BACI, STEKI.

    ResponderEliminar
  18. Hola María te dejo una saludo inmenso,espero que estés muy bien amiga querida!
    Sobre el post que puedo decirte Bucay siempre me llega al alma,lo sé ,sé que mis semillas saben como ser árbol y eso me hace tener esperanzas.
    Me sentí muy bien hoy aquí,grcias María por elegir este texto,por lo que me dices hoy con él,que tengas una buena semana.

    ResponderEliminar
  19. Es un texto sin duda para reflexioanar, besos tía Elsa.

    ResponderEliminar
  20. Muy bueno María si bien a mi Bucay no me agrada en este caso como lo subiste vos me gusta.
    Espero que todas las semillas que tenés guardadas empiecen a germinar pronto.

    Besos

    ResponderEliminar
  21. Bello texto de gran profundidad filosófica existencial y si cada semilla que germina, crece, se transforma llega a ser árbol de fuertes o debiles raices, de ramas endurecidas o suaves que el viento las dobla, y así todo see hará o se construirá según la calidad y capacidad de la semilla. un saludo afectuoso Nersa

    ResponderEliminar
  22. Me facino amiga, yo tengo muchas semillas en espera de ser arboles, en mi jardin ya algunas nacieron y empiezan a crecer y se que un dia seran arboles frondosos...que linda reflexion! Un beso, cuidate siempre.

    ResponderEliminar
  23. Gracias por compartirnos un texto tan hermoso...

    abrazos María.

    ResponderEliminar
  24. Unas hermosas palabras las que nos has regalado, yo no las conocía,..Tienen mucha verdad dentro pues todos semillas que van creciendo día a día eso si depende de lo que se les riegue y mime la tierra harán unos arboles más grandes y fuertes o menos..

    besos

    ResponderEliminar
  25. Gracias por traernos y compartir de este texto del autor Bucay tan sentido gracias por compartirlo...

    un abrazo fraterno

    ResponderEliminar
  26. me encanta bucay...
    te dejo una invitacion Vip para ver la decoracion navideña del Club
    Una sonrisa
    Nos leemos

    ResponderEliminar
  27. Un precioso texto de Bucay que desconocía y que nos lleva a crear conciencia de nuestro paso por estas coordenadas terrenales.

    Besitos amistosos totales!

    ResponderEliminar
  28. Bucay es un escritor y una persona realmente especial. Así lo refleja en cada frase. Qué bien que nos regalas sus palabras para que lo recordemos. Para que regemos en nuestro corazón esa semilla que nos llega a través tuyo.
    Amiga María, yo también me siento feliz de estar a tu lado ya. Lo difícil es encontrar la amistad. Después es todo alegría poder cuidar ese tesoro que llega de ésta manera. No nos vemos pero nos llega a ambas nuestro sentir. Ya tengo mi primer regalo(tu regalo) para mi cumple que es el Sábado. Logré ponerlo en el blog y que, al pinchar, lleguen a tu página(Todo un logro para mí que voy aprendiendo poco a poco)
    Feliz semana.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  29. Me encanta Jorge Bucay... todos sus libros.

    Gracias por compartirlo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  30. Hola Maria¡
    Espero que estés muy bien amiga.

    "Que Dios adora tanto este cuento,
    que le gusta tanto esta historia,
    que basta que alguien la cuente
    y que alguien la escuche
    para que Ël, complacido,
    satisfaga cualquier necesidad
    y conceda cualquier deseo
    a todos los que están compartiendo este momento...."

    Gracias María.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  31. yo también sigo a bucay, como no?? nos ayuda a ver las cosas desde otro prisma, el primero fue un regalo de una persona muy especial para mi, desde ahí me encanta. Precioso el que has elegido.

    besos

    ResponderEliminar
  32. Cada uno de nosotros somos responsables de como nace y crece cada semilla.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  33. Después d eun tiempo ausente, vuelvo a tu casa para felicitarte por tu post.
    Un gran regalo para los ojos
    Un beso enorme
    Rampi

    ResponderEliminar
  34. Jorge Bucay poeta y escritor de gran sensibilidad y un humor satírico desbordante. Y pensar que hay quien lo critica y dice que es más que un imberbe. A mí me parece un tipo muy inteligente. UN abrazo!

    ResponderEliminar
  35. una gran verdad que sería cierta si fuéramos árboles! lo malo es que no lo somos y nuestras semillas son inconscientes porque el que las "fabricó" no tiene un pelo de tonto...en cuanto a nosotros me temo que el árbol, como colectivo que vive en paz, nos gana, porque el hombre social no lo sabe hacer, vivir en paz...
    un abrazo

    ResponderEliminar
  36. "No somos responsables de las emociones, pero sí de lo que hacemos con las emociones".
    Jorge Bucay.
    El poema es precioso y su autor tiene frases muy profundas.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  37. Ya lo dice Bucay... Nada hay que temer. Y tu añades objetivamente... incluso a reflexionar.
    Muy bien por tu parte.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  38. Vaya, este autor tambien le gusta a otra Maria que yo me se... Yo, la verdad, no he leido nada de el, pero en casa tenemos varios libros.

    Hace unos meses Maria "me llevo" a una conferencia que daba este hombre, y se armo tal remolino de gente que ni siquiera pudimos entrar...

    Un abrazo, amiga

    ResponderEliminar
  39. Gracias linda glogera por traer éste texto y permitirme reflexionar sobre él en un momento de vida muy diferente de aquel en que lo conocí. Una persona muy querida por mí me lo acercó en ese justo momento en que me faltaban todos los sueños....ahora todo dista bastante de todo aquello, los sueños se han apoderado de mí.

    Besos de ensueño

    ResponderEliminar
  40. Me encanto esta reflexion..
    Y me quedo con una frase..
    Tantas son las semillas,
    como son los sueños secretos.
    Un besito y una estrella.
    Mar

    ResponderEliminar
  41. Bonito texto, si la semilla se siembra bien agarrada a la tierra se convertirá en árbol, pero si viene un vendaval podrá arrancar ese árbol... igual nos pasa a nosotros.

    besos

    ResponderEliminar
  42. siempre que releo este cuento, me hace renacer la ilusión de que algún día llegaré a ser árbol. Gracias por recordármelo, un beso

    ResponderEliminar
  43. María, el mejor sueño es saber que todos formamos parte de la misma semilla.
    El mayor insomnio es, desconocer a "esa" semilla; pensar o creer que somos la única especie entre las especies.
    DISCÚLPAME ! ¿ Y quién soy yo ?

    Gracias María. Alfa79 (Toni Sagrel)

    ResponderEliminar
  44. Me agradó re-leerlo.
    La madera y la semilla, la tierra, que les da cobijo, como nuestros silencios.

    Bs, María.

    ResponderEliminar
  45. Querida María:

    Siempre poniéndonos posts interesantes. Muy buena la metáfora de la semilla. Me quedo con la imagen para recordarme que puedo llegar a ser algo mejor.
    Un gran abrazo,
    Shanty

    ResponderEliminar
  46. mi querido bucay siempre es guia de camino

    ResponderEliminar
  47. mi querido bucay siempre es guia de camino

    ResponderEliminar
  48. María

    El poder del alma
    el de los sueños
    de las semillas
    que germinan
    y se convierten
    en una gran nube
    que nos transporta
    hasta más allá del horizonte.

    Un abrazo.

    Juan Antonio

    ResponderEliminar
  49. Me encanta bucay
    La semilla es la que tenemos que cuidar porque de ella nacen nuevas oportunidades cuando nos equivocamos....camino

    un abrazo fuerte de esos que llegan

    ResponderEliminar
  50. Bonitas letras... todos tenemos una semilla dentro... llamada corazón

    Un beso Marea@

    ResponderEliminar
  51. En las semillas que vamos plantando está todo lo que vamos siendo a lo largo de nuestra vida y lo que vamos dejando para los que vienen detrás....
    Es hermoso esto que nos regalas María.
    Un abrazo inmenso
    mj

    ResponderEliminar
  52. Hola me gusta, sin mas, enhorabuena

    ResponderEliminar
  53. Tan importante como la semilla es la tierra fértil donde crece y se desarrolla hasta convertirse en árbol. Si no se riega y se cuida esa tierra, los sueños nunca germinarán felizmente.
    Precioso texto.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  54. maría, preciosa foto, precioso texto, preciosa música y preciosa tú

    besos linda

    ResponderEliminar
  55. Muy bonito. Partimos de semilla para abrirnos a la vida...
    Un beso

    ResponderEliminar
  56. Gracias María, ha sido muy agradable volver a recordar ese texto
    Un abrazo enorme

    ResponderEliminar
  57. Autor nuestro, argentino. He compartido seminarios con el mismo. Se asimila saber y si se está atento, uno crece y aprende a caminar con inteligencia. un cariño de Rosario . De una poeta.

    ResponderEliminar
  58. Bonito texto.
    Muy bien escogido.
    Enhorabuena por tu blog, es especial, muy bello.
    Un beso

    ResponderEliminar
  59. Brilhante reflexão...gracias maria.., buenas noches para ti.

    véu de maya

    ResponderEliminar
  60. Hola María, precioso el texto de Jorge Bucay que nos has presentado. Me apunto el libro de donde procede.

    Gracias.

    ResponderEliminar
  61. Hola, amiga.
    A partir del texto que nos traes, podemos reflexionar acerca de la primera pregunta que debemos hacernos ¿Quién soy? Evidentemente todos fuimos semilla y , por consiguiente, ahora somos árbol o plantita. Todos diferentes, pero necesitados de amor y comprensión.
    En "El Principito", toda la razón de la existencia de aquel niño maravilloso pasaba por cuidar del rosal que había nacido en su asteroide. Con ser un humilde rosal y dar, al menos, una hermosa y perfumada rosa, yo me conformo.
    Permíteme seguir recostado a la sombra de tu árbol.
    Un beso y hasta pronto.

    ResponderEliminar
  62. Hola María, cuánto tiempo...
    Culpa mía, últimamente he dejado todo un poco de lado, no si viste mi blog. Allí lo expliqué, no me hacía mucho ponerlo, pero me sentí un poco obligada, ya que todos se preocupaban por lo que me estaba pasando. En fin, te prometo que haré lo que pueda por mantener una continuidad y visitaros más a menudo.

    Precioso poema, ojalá todas nuestras buenas semillas se conviertan en preciosos árboles llenos de amor y sabiduría...

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  63. Nosotros somos una semilla cuando nacemos y arbol cuando nos vamos.

    El amor que recibimos también es una semilla, que con el tiempo se reproduce y nosotros hacemos de tierra para que germine y llege a buen puerto.

    Y tantas cosas más que son semilla, solo con pensar o soñar ya nos convertimos en ella.

    Un abrazo querida amiga María, otro día volvere a tomarme un chupito contigo ¿me invitas? hasta pronto.

    ResponderEliminar
  64. Una pequeña semilla en nuestras mentes es el germen de un nuevo post. A ver cuándo arreglas el PC que parece que lo tienes ahogado (lo digo por lo de PeCes)

    ResponderEliminar
  65. Hay sueños en los que debemos ponderarnos a nosotros mismos para ver si son realizables. Podemos caer en un pozo sin fondo queriendo salir. Podemos, tal vez, estar toda una vida persiguiendo sombras de colores, sin darnos cuenta de que las sombras solo tienen un color.

    De todas formas, los sueños son nuestro tesoro al que nadie puede tener acceso si nosotros no queremos.

    Nuestros sueños somos nosotros mismos.

    Un bonito poema.

    Besicos.

    ResponderEliminar
  66. transitar nuestra vida confiando siempre en nuestra convicciones, siempre siendo nosotros...de eso modo...el éxito está garantizado...como un árbol gigante y eterno.

    muy lindo.

    un beso

    ResponderEliminar
  67. Muchas gracias por compartilo con nosotros, es bellísimo

    ResponderEliminar
  68. Precioso texto, princesa, te dejo muchos besitos :)

    ResponderEliminar
  69. Me encanra Bucay. Ya conocía esta reflexión. Es un verdadero cuento para pensar. Para conocernos, para reconocernos, para recapacitar, pararnos en mitad del camino escogido y retomar el rumbo o cambiarlo según nuestra necesidad. No siempre el camino escogido es el que nos lleva a la cima, se abre un abanico de posibilidades y a veces tenemos que tomar varios antes de dar con el adecuado. Pero aún así no debemos olvidar lo más importante, disfrutar del paisaje, mirarlo y volverlo a mirar, coger las enseñanzas que nos ofrecen e ir construyendo poco a poco nuestra verdadera realidad para que cuando lleguemos a nuestra cima podamos decir que nuestra vida ha merecido la pena vivirla.

    Un besito.

    ResponderEliminar
  70. Muy buenas palabras y tanto de verdad en ellas.
    Saluditos amiguita poeta.

    ResponderEliminar
  71. Hola María;

    exclente poema este de has colocado aqui de Bucay, y es importante y a la vez gratificante saber que de cada cosa en el mundo hay una poesía que nos describe su realidad.

    Sin la semilla no habría vida, ni flor ni fruto ni nada...

    Encantada de leerte de visitarte y te felicito por tus premios que bien que te los mereces.

    Te dejo un abrazo mi linda amiguita y hasta la proxima.
    Disculpa mi ausencia pero he estado trabajando mucho ya sabes mis jabones y sales me quitan tiempo pero siempre estoy pendiente de visitarles aunque sea poco a poco responder cada comentario.
    Te dejo un fuerte abrazo mi linda y muchas bendiciones.

    ResponderEliminar
  72. Pas a saludarte,gracias por tu visita.
    Un beso

    ResponderEliminar
  73. Hermoso texto, María.
    Un beso grande y el deseo de que tengas un espléndido día.

    ResponderEliminar
  74. Hola María, soy seguidora de Jorge Bucay, con lo cual me ha encantado el post. La foto me ha parecido preciosa. Espero que tengas una feliz tarde.
    Un beso

    ResponderEliminar
  75. Sueños que sembramos, unos se cumplen otros se quedan en el aire, aunque lo importante es ir sembrando siempre sin perder las ilusiones ni la sonrisa, porque la vida es luz aunque también haya sombras, pero detrás de esas sombras volverá de nuevo la luz.

    Muchas gracias a todos por la aportación de vuestras palabras.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  76. Y la semilla será árbol de Esperanza y futuro.


    Precioso escrito.

    Mis besos bendiciones y rosas

    ResponderEliminar
  77. Gracias Letizio Pantoja por tu visita y comentarios. Un beso.

    ResponderEliminar
  78. Pues plantemos semillas de esperanza allá donde no la hay...

    ResponderEliminar
  79. Gracias Noemí por tus palabras. Un beso.

    ResponderEliminar

Tu opinión es importante. Muchas gracias.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...