sábado, 28 de marzo de 2009

"Los obstáculos los ponemos nosotros"


Oleo de Julio Martín de Vidales


Voy andando por un sendero. Dejo que mis pies me lleven.

Mis ojos se posan en los árboles, en los pájaros, en las piedras. En el horizonte se recorte la silueta de una ciudad. Agudizo la mirada para distinguirla bien. Siento que la ciudad me atrae.

Sin saber cómo, me doy cuenta de que en esta ciudad puedo encontrar todo lo que deseo. Todas mis metas, mis objetivos y mis logros. Mis ambiciones y mis sueños están en esta ciudad.Lo que quiero conseguir, lo que necesito, lo que más me gustaría ser, aquello a lo cual aspiro, o que intento, por lo que trabajo, lo que siempre ambicioné, aquello que sería el mayor de mis éxitos.

Me imagino que todo eso está en esa ciudad. Sin dudar, empiezo a caminar hacia ella. A poco de andar, el sendero se hace cuesta arriba. Me canso un poco, pero no me importa.

Sigo. Diviso una sombra negra, más adelante, en el camino. Al acercarme, veo que una enorme zanja me impide mi paso.Temo... dudo.

Me enoja que mi meta no pueda conseguirse fácilmente. De todas maneras decido saltar la zanja. Retrocedo, tomo impulso y salto... Consigo pasarla. Me repongo y sigo caminando.

Unos metros más adelante, aparece otra zanja. Vuelvo a tomar carrera y también la salto. Corro hacia la ciudad: el camino parece despejado. Me sorprende un abismo que detiene mi camino.Me detengo. Imposible saltarlo

Veo que a un costado hay maderas, clavos y herramientas. Me doy cuenta de que está allí para construir un puente. Nunca he sido hábil con mis manos... Pienso en renunciar. Miro la meta que deseo... y resisto.

Empiezo a construir el puente. Pasan horas, o días, o meses. El puente está hecho. Emocionado, lo cruzo. Y al llegar al otro lado... descubro el muro. Un gigantesco muro frío y húmedo rodea la ciudad de mis sueños...

Me siento abatido... Busco la manera de esquivarlo. No hay caso. Debo escalarlo. La ciudad está tan cerca... No dejaré que el muro impida mi paso.

Me propongo trepar. Descanso unos minutos y tomo aire... De pronto veo, a un costado del camino un niño que me mira como si me conociera. Me sonríe con complicidad.

Me recuerda a mí mismo... cuando era niño.

Quizás por eso, me animo a expresar en voz alta mi queja: -¿Por qué tantos obstáculos entre mi objetivo y yo?

El niño se encoge de hombros y me contesta: -¿Por qué me lo preguntas a mí?

Los obstáculos no estaban antes de que tú llegaras... Los obstáculos los trajiste tú.

Jorge Bucay

81 comentarios:

  1. Los obstáculos son cobardía o simplemente miedo a conseguir los sueños que tanto anhelamos y que luego no sean como esperamos. Otras veces salimos corriendo al ver nuestra propia quimera. Cada dia intento reflexionar sobre ello desde mi silencio.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Tanto agujero, me ha recordado a Madrid...Es cierto lo que dices, y lo que escribe Bucay...pero el ser humano no es tan valiente como quisiera.

    Besazos

    ResponderEliminar
  3. JAJAJA,lo siento pero es que Noel con lo de que le recuerda a Madrid me ha hecho gracia...
    Muy bueno el cuento es que es de Bucay y es uno de mis autores preferidos.Un besazo(hoy llevas muchos besazos mios y es que estoy aqui casi todo el dia,estaba leyendote,repasando y escuchando tu musica que tenemos el mismo gusto,no te he molestado mucho verdad?)

    ResponderEliminar
  4. Preciosa reflexión,la de Jorge Bucay,cuando somos niños,los caminos son fáciles,no existe el miedo,no lo van inculcando conforme crecemos, y éste es el mayor obtáculo de nuestra vida, el miedo,que nos desvía del sendero anhelado y nos destroza los sueños.
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Realmente es así, en muchos casos. Hace un tiempo vi con tristeza a dos personas que se separaban irremediablemente, por los muros que habían levantado uno y otro.

    El miedo es un fuerte condicionante en las relaciones interpersonales, y la imaginación, hace el resto.

    Muy buena Entrada mi Querida María!

    Espero que tengas un finde excelente Bella Amiga!

    Besísimos!

    ResponderEliminar
  6. Dicen que el hombre es del tamaño de sus limitaciones. Hay que luchar para vencer nuestros propios obstaculos. me gusto la reflexión. Saludos María.

    ResponderEliminar
  7. Solamente el hombre logra tales fines. Grande en la construcción y en la destrucción.
    Buena reflexión...

    Feliz domingo.

    Te abrazo

    ResponderEliminar
  8. (\
    (^\ö
    .>/     .._.-.-._..
    ;(/     (_\_|_/_)
         ...(_>(@)<_)
          (_/^|^\_)
           ."—"—"      ../)
           .~Υ~      ö/^)
            ||  )δ(    \<
         ..)δ( || .(__)   . \);
         .(__)..|| .╱╱             
          .╲╲..||..╱╱
           ╲╲||╱╱               
    √√√√√√√√√√√√√√√√√√√√√√√

    BUENAS NOCHES REINA ESPERO DISFRUTES DE ESTE FIN DE SEMANA , SALUDOS PARA TI..

    ResponderEliminar
  9. María

    Muy buen post y también hay excelentes comentarios.

    Las dificultades, inconvenientes y ataduras los tiene uno en su interior, lo que le impide avanzar.

    Debemos ser como niños, que todavía no han sido maleados, no tienen aún su mente distorsionada y no han adquirido los prejuicios de los mayores

    De esa forma, tal vez, veamos el camino un poco más llano.

    Un abrazo.

    Juan Antonio

    ResponderEliminar
  10. Muy buen texto nos entregas, el final se siente muy triste como ya lo comentan, pero siempre es un gusto disfrutar de tu espacio..

    saludos fraternos con mucho cariño

    un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Es aleccionadora esta entrega, María.
    Me hace reflexionar. Yo vivo poniéndome obstáculos imposibles de derribar...
    Cobardía ? Debilidad?
    Me has dejado pensativa.
    BESOS

    ResponderEliminar
  12. Guau, me has dejado meditando y de golpe has caido todas las barreras, si el fondo va aser verdad que nuestro peor enemigo somos nosotros mismos.

    Besos

    ResponderEliminar
  13. Muy buen texo.
    Cierto, traemos encima muchos obstáculos que colocamos frente al camino, a fin de justificar nuestra cobardía.
    Nuestro negativismo se convierte siempre en lastre de vida.
    Un beso María y lindo domingo para ti
    Gizz

    ResponderEliminar
  14. "Me enoja que mi meta no pueda conseguirse fácilmente."


    LAs cosas por conseguir saben mejor cuando nos dejamos la piel en ellos, y auque los obstáculos, casi siempre los solemos poner nosotros, también hay cosas especiales, que nos impiden conseguirlo. Cualquier meta cumplida debería ser un orgullo...
    Saludos!

    ResponderEliminar
  15. Por un momento me ha recordado esa ciudad al Madrid de las obras faraónicas de Gallardón.

    Muy ilustrativo y didáctico!

    Saludos María!!

    ResponderEliminar
  16. Esa etapa, la de los obstáculos, no es la peoer, la peor viene cuando ya no te afectan porque no hay ningún sitio hacia donde ir.

    Besos.

    ResponderEliminar
  17. Bonito pensmiento. A veces creamos nuestros obstáculos infranqueables a base de miedos. Soy un experto en eso jeje

    Besix

    ResponderEliminar
  18. Un hermosos relato que da mucho que pensar, amiga. Un beso,
    V.

    ResponderEliminar
  19. Estoy de acuerdo, zanjas,obstáculos,muros...todas ests barreras tanto físicas como mentales las creamos nosotros, pero esto forma parte de la vida.

    Muy reflexivo.
    Bonita canción de la Oreja...

    Saludos

    ResponderEliminar
  20. No es justo¡ Los obstáculos me los han puesto entre todos, incluido el niño y yo¡ ;-))

    ResponderEliminar
  21. Todas las zanjas, abismos y muros los creamos nosotros con nuestros miedos, errores y torpezas.
    A veces conseguimos superarlos, pero casi siempre nos cansamos y buscamos atajos que nos enfrentan a mas muros, zanjas y abismos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  22. Es precioso este escrito sobre los obstáculos. Gran verdad.
    Gracias María, siempre nos dejas el alma nutrida.
    Un beso enorme,

    ResponderEliminar
  23. Magnífico texto con un profundo mensaje filosófico. Un canto a la constancia o perseverancia.

    No es estar en la meta o en el objetivo lo que nos hace más sabios y más fuertes; esto es, mejores; es el camino y los obstáculos que en él nos encontramos y debemos superar; cuantos más obstáculos más sabiduría; cuanta más sabiduría más lejos llegaremos.

    La clave tal y como apunta este texto está en sobreponer la perseverancia por encima del desánimo; seguir y seguir a pesar de los pesares. La solución puede estar en el siguiente paso, o en el siguiente, o...en el siguiente. ¿Qué ganamos parando en medio de la nada?... no hay más remedio que seguir adelante conscientes de lo que nos rodea y de las posibilidades que ello nos proporciona para seguir andando.

    Además, lo que en nuestro caminar de vida nos parecen metas definitivas, no lo son; sólo son metas de etapa, y qué bien que así sea, pues sólo en el camino encontraremos la fortaleza y la sabiduría.

    Al respecto de esto, me gusta mucho una frase del libro de Richard Bach, Juan Salvador Gaviota (uno de mis libros preferidos): "Tu puedes ser lo que quieras, tan sólo existe un obstáculo: tú mismo".

    Muy interesante este texto María, profunda filosofía sobre el caminar de los seres vivos.

    Besos.

    ResponderEliminar
  24. A lo largo de nuestra vida, recorremos cientos de senderos. Algunos nunca fueron transitados, otros están asfixiados por el denso tráfico... pero nosotros somos los culpables, causantes, creadores... de casi todo aquello que dificulta un objetivo.

    La mente humana es tan poderosa, que sus miedos intangibles al ser temidos, se convierten en objetos palpables y casi insalvables.
    Debemos sabernos superiores a nuestros miedos, a los fantasmas... sólo entonces, se abrirá el camino, y desaparecerán las nubes.

    (Me encanta Bucay y sus pequeñas enseñanzas)

    Besos mil, Cuidate :O)

    ResponderEliminar
  25. Mi autor preferido
    amo a bucay...
    y si es cierto todo depende de nosotros hasta el dia que pintamos cada vez que amanece
    besos

    ResponderEliminar
  26. Nadie se crea obstáculos que no sea capaz de superar.
    Bella entrada María Bella!
    Besos,

    ResponderEliminar
  27. Estoy de acuerdo. El mayor de los obstáculos es el que nosotros mismos nos imponemos con nuestras inseguridades, temores y complejos. Nosotros mismos nos autolimitamos y si uno no cree en sí mismo no sé qué razón habría para que los demás creyeran en nosotros. Todos somos seres de luz y tenemos algo que nos hace especiales. Sólo necesitamos nuestro momento para demostrarlo.

    ResponderEliminar
  28. Ciertamente, casi siempre hay una salida para cualquier situación, el problema es saberla encontrar y desterrar los obstáculos que nosotros mismos ponemos sin, a veces, darnos cuenta.
    Besos mi niña:)

    ResponderEliminar
  29. Daremos saltitos, esquivaremos todos los obstáculos...

    Besos, nena

    ResponderEliminar
  30. Creo que si las metas son fáciles de conseguir, son menos atractivas.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  31. Gracias María por utilizar uno de mis Oleos,es todo un honor, y un nuevo éxito en tu elección, Jorge Bucay mueve a reflexionar.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  32. Interesante parábola, en la mayoría de las ocasiones las dificultades son nuestras resistencias internas, el bagaje de ataduras con que cargamos nuestras espaldas. Existen las dificultades externas y no siempre son superables de modo sencillo, a veces se hacen gigantes ante nuestros ojos, a veces lo son...

    La importancia del objetivo y lo grande de nuestras ansias por alcanzarlo son la medida de los esfuerzos que merecen.

    Para lo demás...la vida es riesgo, la derrota como la victoria forman parte del juego, nada importa perder una batalla, lo importante es ganar la gran guerra (perdón por la analogía militar).

    Un beso

    ResponderEliminar
  33. Tan cierto que es uno mismo el que genera sus propios obstáculos. Tu escrito me encantó… Y te lo aplaudo. Bravísimo!!!!!!

    ResponderEliminar
  34. Maravilloso el texto.
    Nosotros ponemos los abstáculos, nosotros los saltamos.
    Nuestro mayor enemigo, está dentro de uno mismo.
    Besos

    ResponderEliminar
  35. Te confieso que a Jorge Bucay nunca lo he leído, recuerdo el año pasado que solía desayunar bien temprano en una cafetería por Palermo y él siempre estaba en la misma mesa.
    Te mando un beso guapa!

    ResponderEliminar
  36. El engaño a veces es el camino despejado. Unos tropiezos son propios, otros ajenos, pero nunca hay meta sin esfuerzo.

    ResponderEliminar
  37. Muy buena la entrada y el mensaje.

    Un abrazo...!

    ResponderEliminar
  38. Los obstáculos que vamos encontrando en la vida están para salvarlos, pero no pongamos nosotros nuestros propios obstáculos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  39. Muy bueno! el mensaje!, besos
    Majo


    www.refugiodelkaos.blogspot.com

    ResponderEliminar
  40. Mientras sepamos coger carrerilla y sortear los obstáculos vamos bien.
    La canción preciosa, yo la llevo en el coche, no quiero olvidar.
    Un besazo María

    ResponderEliminar
  41. Acertado cuento... nosotros somos nuestro propio obstáculo tanto por no conseguir lo que queremos como por querer cosas que no podemos conseguir.

    ResponderEliminar
  42. Y los colocamos demasiado bien esos obstaculos, me temo.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  43. Sin duda muy sabio, nosotros ponemos nuestros propios peros o sea obstáculos. Te mando un besote tia Elsa.

    ResponderEliminar
  44. nosotros somos nuestro propio obstaculo besitos maria

    ResponderEliminar
  45. Ay María…¡Es tan cierto!
    La vida está llena de obstáculos, piedras, cactus, zanjas, mosquitos que salen de las zanjas, y sombras que ponen a prueba nuestra fuerza legándonos sabiduría y experiencia; sólo que cuando esto sucede, zass, te moriste y de nada te sirvió atesorar tanto conocimiento. (Hoy ando re-positiva ¿Viste? Jajaja)
    Seriamente, muy bueno y reflexivo este texto.
    Vine a ver si habías contestado el post del celular de tu hija porque ahí sí te iba a dar una medalla, todos se prendieron; estás acertando con la elección de tus entradas.
    Ando “falta de creatividad” por eso no colgaba nada en el blog, pero te agradezco de corazón todos esos mensajitos que igual me has ido dejando.
    Saldré al amanecer, así que me despido.
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  46. Es cierto, nosotros creamos nuestro sendero.

    Gracias por compartir esta lectura.

    Cariños

    ResponderEliminar
  47. Buen texto. Un saludo y beso, cuidate. Siempre es grato pasar a leerte.

    ResponderEliminar
  48. Me encanta Jorge Bucay, tengo muchos de sus libros, y siempre es una fuente de inspiración.
    Un rampybeso
    Rampy

    ResponderEliminar
  49. Sin duda alguna casi siempre somos nosotros los que ponemos obstáculos.
    Por cobardía,por miedo al que pasará.Nosotros nos montamos nuestros propios muros.En parte es normal , somos humanos.

    Un abrazo María.

    ResponderEliminar
  50. Hola guapa...
    Sabes que me encanta Bucay y este relato es una verdad tan grande que es inevitable reflexionar una vez leído.
    Los obstáculos nos lo ponemos nosotros mismos en nuestra andadura por la vida, por temores, recelos, limitaciones, dependencia,...etc....
    Muchas barreras que debemos y podemos sortear una vez nos demos permiso y nos decidamos a vivir la vida libres y plenos.

    Un besito niña.

    ResponderEliminar
  51. Buenas¡¡ siento estar desaparecido pero tengo los exámenes a la vuelta de la esquina¡¡¡

    un beso

    ResponderEliminar
  52. Buenas¡¡ siento estar desaparecido pero tengo los exámenes a la vuelta de la esquina¡¡¡

    un beso

    ResponderEliminar
  53. si la competencia es contigo misma es un excelente ejercicio de disciplina y de evolución
    pero si compites con el otro , entonces vas a puro dar tumbos en la vida

    muakis de sol

    ResponderEliminar
  54. Hola, tienes un regalito en mi blog. Pasa cuando quieras.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  55. Mi señora María, creo que solo un comentarista(CharlyChip) mencionó con claridad, aquellos obstáculos que nos son ajenos y se convierten en circunstancias quizás insalvables para la mayoría.
    Aunque la cultura 'made in USA', nos haya vendido que en una tierra de oportunidades, solo dependemos de nosotros mismos, la mentira es tan cierta, como decir que todos tenemos posibilidades de que nos toque la lotería con recursos limitados.
    Se olvida aclarar el vendedor de elixir curalotodo, que solo imprimirán un único número con el premio gordo. Y que antes de poder tener el tuyo, necesitas recursos para optar a que te toque.

    'No tiene más acierto el más audaz o el más listo, sino el que conoce mejor las limitaciones dentro y fuera. Y aún con el mejor acierto, si te limitan mucho, te mueres de asco Velasco.'

    No me malentienda, y para demostrárselo, terminaré con mis limitadas palabras el relato del buen terapeuta-cuentista Jorge Bucay, al que admiro:

    "Siento por momentos, que el corazón quiere escapar del pecho ante el esfuerzo inútil de escalar el muro, y que el pedante niño, me ha tocado, no el espíritu, sino los ¡coooónes!.
    Y le pregunto: ¿Y a ti, quién narices te ha traído?
    Y me responde: Yo soy tú.
    Trastornado al oír la respuesta, desarmó las maderas del puente, para hacer una escalera y subir sin esfuerzo el muro, cuando la tengo hecha y me encuentro reposado y listo ...

    Agarro al niño de la mano, y le doy un pequeño empujoncito de nada, y veo como cae por el abismo..... Ahhhhhhh!
    Mientras se despeña, chilla palabrotas, que yo no recuerdo haber usado de pequeño, le replico con un grito acompañado de eco eco eco...: ¡anda majete, vuelve a casa, no necesito más tu oráculo culo culo culo...! Z+-----

    Suyo como siempre mi señora María con ilimitados besos.

    ResponderEliminar
  56. De nuevo María coincidimos, jaja, tengo en mi mesita de noche un nuevo libro de Jorge Bucay ( el otro me lo he fundido en las horas muertas de aviones y aeropuertos...), para empezar a leerlo hoy mismo.
    Algo caerá de él en el blog.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  57. Soy una gran admiradora de Jorge Bucay y estoy de acuerdo con la enseñanza de este instructivo relato. Como siempre, María, has hecho una excelente elección. Besos y feliz semana

    ResponderEliminar
  58. Sabes, que llegar a tu casa y encontrar esta bella reflexión tan certera, me a gustado porque me siento fuerte y grande para enfrentarme con cualquier muro, un placer, gracias amiga linda.

    Besitos

    ResponderEliminar
  59. Bonito y educativo relato... Yo siempre digo que, por mucho que huyamos de nuestros problemas. Por mucho que corramos a otros lugares, a otras tierras... aunque sea a la casa del vecino, en la maleta los llevamos siempre y, antes o después, abrimos esa maleta y vuelven a salir.

    Un momento de paz no es la felicidad.

    Tal vez, en primer lugar, conocernos a nosotros mismos y saber por dónde nos entra el agua, para, después, tomar los medios oportunos y necesarios para achicarla y embrear bien para que no queden fisuras... Y seguir palante.

    Jodido, ya, pero... siempre hay alguien dispuesto a echarnos una mano... No estamos solos... y no me refiero a los extraterrestres... jejejeje.

    Besicos.

    ResponderEliminar
  60. María, paseando por internet, encontré esta dirección donde ofrecen publicar escritos de blogs en un libro que van a editar. Igual te interesa.
    Un beso muy fuerte,

    http://www.legadosediciones.blogspot.com

    ResponderEliminar
  61. Hola María

    Es cierto, las limitaciones que tenemos en la vida son las que nos ponemos nosotros mismos. Si te lo propones, lo consigues. Ese es mi lema. Lo aprendí del Director General del primer banco donde trabajé. Él empezó de ordenanza y se propuso llegar a Director General. Y lo consiguió.

    Besos

    ResponderEliminar
  62. Ahora el puesto de adivinadora es tuyo: has descrito perfectamente mi media maratón en Málaga.

    ResponderEliminar
  63. Es cierto Maria, nosotros nos ponemos nuestras propias limitaciones.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  64. Muchissimas veces somos nosotros los que nos complicamos la vida,con este texto me hciste mucho bien,quedé reflexionando mucho y me voy contenta por el porte que hiciste a mi vida,un abrazo!

    ResponderEliminar
  65. Me encanta bucay...
    y lleva toda la razon los obstaculos son imposiciones que nos ponemos nosotros mismos...
    Um besito y una estrella.
    Mar

    ResponderEliminar
  66. Aparta los obstáculos, levanta la cabeza, respira hondo y sigue caminando... todo camino tiene un final, no podemos pararnos nunca, solo a descansar, pero poco que el tiempo apremia.

    Un beso con mucha energía, para ti María.

    David

    ResponderEliminar
  67. resulta muy grato leerte, averiguar como miran lso otros lo que esxpresas es como miras y a mi me gusta como lo haces
    saludos brujos¡¡¡

    ResponderEliminar
  68. CADA QUIEN ES DUEÑO DE SUS ACTOS,,,

    ABRAZOS,,

    ResponderEliminar
  69. Gracias Maria por visitarme espero que hayas ido a verla,yo no me canso de verla,espero llegar a su edad con esa vitalidad y ese humor.Un besazo

    ResponderEliminar
  70. Muy bueno este relato de Bucay, una verdad a mucha metáfora.
    Un beso grande.

    ResponderEliminar
  71. Precioso el relato de Jorge Bucay... He leído cosas de él y está muy bien. Gracias por mostrarnos este relato de él.

    Un saludo, María.

    ResponderEliminar
  72. Gracias María, sabes que no me pierdo ninguno de tus post, espero que este nuevo mes primaveral me llegue con más tiempo para poderte comentar en el lenguaje de los poetas, ya sabes que luego me vienen bien esos comentarios, los aprovecho al máximo.

    Un abrazo y te sigo.

    ResponderEliminar
  73. Hola amiga. Leí tu visita a mi blog. Gracias por no olvidarte de mi y perdona si te tengo algo olvidada, es que ando algo atareado y no encuentro momento para visitar todos los blogs que quisiera.
    besos

    ResponderEliminar
  74. En nuestra imperfeccion seremos torpes, si. Tambien esta en nosotros la capacidad de darnos cuenta y de rectificar esa torpeza.

    Humildad, es el secreto. A veces hay que pedir ayuda, a veces hay que pedir perdon.

    Recordemos siempre que los limites, son aquellos que ponemos a nuestra propia mente. A mi me gusta creer, que nada es imposible.

    Beso muy grande.

    ResponderEliminar
  75. Preciosa entrada. Somos nosotros los que ponemos las limitaciones y sólo nosotros somos los que debemos luchar y vencer esos obstáculos para conseguir nuestros objetivos. La experiencia nos ayudará a sortear todos los muros que nos encontremos en el camino y seguir adelante.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  76. Son nuestras propias limitaciones, nuestros propios obstáculos, los que cada uno nos imponemos para seguir caminando... miedo a avanzar ..., miedo a tropezar ..., miedo a seguir... miedo a no saber continuar... miedos... miedos... más miedos... obstáculos que nos limitan para seguir luchando en la vida pensando en que no vamos a poder hacer o saber o seguir...

    ¡¡¡Rompamos con esos miedos!!!! ¡¡¡rompamos esas cadenas que nos atan para continuar!!!! porque todos podemos, porque todos sabemos y porque todos somos capaces de vencer obstáculos, pero primero rompamos la cadena de nuestros obstáculos, que son los que cada uno nos imponemos y debemos seguir caminando siempre.

    Muchísimas gracias por comentar cada uno desde vuestro punto de vista.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  77. El mayor de los muros es aquel que somos capaces de superar, pero a continuación, volvemos a encontrarlo en el siguiente camino, en otro lugar.

    Para saber si ese obstáculo es nuestro o es interpuesto, sólo hemos de considerar quién o quienes lo construyeron (o lo construímos).

    Posiblemente, haya que volver a sembrar unas nuevas reflexiones, y que sean la apertura de otro tipo de actitudes.

    Aprender, para mejorar.
    Si no mejoramos, es que no hemos aprendido absolutamente nada.

    Toni Sagrel.

    ResponderEliminar
  78. Hola, ALFA79: Así es, como si estuviéramos en un círculo, que nos podemos encontrar un muro-obstáculo, y luego lo podemos derribar, para después, volver a encontrar otro muro-obstáculo. Es en los malos momentos en los más duros, cuándo vamos aprendiendo a caminar para ir mejorando un poco más. Un beso.

    ResponderEliminar

Tu opinión es importante. Muchas gracias.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...