domingo, 12 de abril de 2009

"Manías extremas"


Todos sabemos que cada cual tenemos nuestras propias manías, lo peor de todo es cuando esas manías se llegan a convertir en extremas.

Y digo esto, porque, precisamente, el otro día, me llamó la atención un programa que, sin querer, escuché en la radio, y que hablaban sobre las manías que muchas personas tienen en relación con la limpieza.

En dicho programa llamaban por teléfono familiares de personas con manías extremas, entre algunas, las que más me llamaron la atención fueron las siguientes:

- Una persona se levantaba todos los días a las 5 de la mañana para pasar todos los días la aspiradora y limpiar el polvo de su casa, y, eso no es lo peor de todo, sino que, esa persona despertaba a su familia a las 6 de la mañana, para poder seguir limpiando las habitaciones, mudando, habitualmente, las sábanas de las camas.

- También comentaron de otra persona que tenía las alfombras y tresillos de su casa tapados con plásticos para no ensuciarlos ni estropearlos.

- O, incluso, de otra persona, que ya había fallecido, y que la misma se había muerto sin haber llegado a estrenar la tv porque la había tenido guardada en una caja.

- Comentaron también de otra persona que obligaba a sus invitados a ponerse las zapatillas para no ensuciar ni estropear el suelo de su casa.

Manías exageradas de limpieza de algunas personas, y es que todos los extremos son malos, hay que intentar mantener el equilibrio, no podemos ser esclavos de nuestros días, atándonos cadenas a nuestras propias vidas, con hábitos poco saludables para uno mismo, y, lo que es peor, para los que estan a nuestro alrededor haciéndoles la vida insoportable, porque una cosa es llevar una higiene moderada en el aseo diario personal y del hogar, y, otra muy distinta, desequilibrar la balanza hasta llegar a ponernos nosotros mismos nuestras propias cadenas con obsesiones y manías extremas.

Yo, por ejemplo tengo la costumbre, nada más llegar a casa, de ponerme las zapatillas, pero no lo hago para no estropear o manchar el suelo, sino para estar más cómoda, pero jamás se me ocurriría obligar a mis visitas a ponerse las zapatillas para no manchar o estropear el suelo, y mucho menos poner un plástico en los sofás o en las alfombras para que no se ensucien, ni guardar sin estrenar algo que haya comprado.

La vida es demasiado corta y complicada como para hacérnosla más dificil todavía, y, precisamente, lo más importante es poder disfrutar cómodamente de todo cuanto nos rodea en nuestro entorno, y, sobre todo, intentar hacer la vida más agradable a los demás.






99 comentarios:

  1. Yo no soy de manías definidas, lo malo es cuando me da por una...por temporadas

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Yo le tengo manía a las manías, y es que ellas me las tienen también a mí.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Si le aconsejaria una pequeña mania que es muy saludable.Asista a algún curso de redacción pues tanto este post como todos los suyos en general, aunque tratan temas interesantes, estan fatalmente redactados.
    Un placer

    ResponderEliminar
  4. Todos tenemos alguna es inevitable, lo que pasa es que no queremos reconocerlas.

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Esa manía de salvaguardar los muebles.. no disfrutarlos sín pensar que a lo mejor seguirán intactos y nosotros habremos pasado a mejor vida...

    Es muy cierto lo que expones María..

    Un beso cariñoso.

    ResponderEliminar
  6. manías y maníacos vamos todos haciendo caminos...
    nadie se salva afortunadamente jajaja

    muakismuakis de sol

    ResponderEliminar
  7. Todo lo que raya en exagero pasa a ser un sin vivir y una anormalidad.
    Conozco a una persona que, cuando dejas su casa, después de ser amablemente atendido, pasa por todos los sitios por los que estuviste limpiando todo...

    Un gran abrazo para ti

    ResponderEliminar
  8. También creo que todos tenemos algo de eso, particularmente antes no salia de casa los fines de semana, sin que todo estuviese en su santo lugar,limpio y ordenado, retrazando la hora de salida, lo he mejorado. me gusto mucho la entrada. Saludos

    ResponderEliminar
  9. Hay gente para todo, amiga, pero en esta vida conviene tomarse las cosas con más calma. Un beso,
    V.

    ResponderEliminar
  10. Caramba con esas manías! Verdaderamente esa gente se complica la vida!

    Estuve tratando de recordar alguna de las mías, pero claro, al lado de las que has dejado, son inofensivas!

    Un gusto visitarte después de mis días de descanso.

    Te abrazo mi Amiga!

    ResponderEliminar
  11. Muy bien dicho María la vida es demasiado corta, por eso no entiendo a los que tienen auto y nunca le sacaron la cobertura de plastico de los asientos, llegando inclusive a venderlo con la cobertura puesta, eso quiere decir que nunca lo disfrutaton, no los entiendo.
    El viernes dijeron en la tele que una madre austríaca fue multada con 500 euros por una denuncia que le hizo el hijo ya que ella lo llamaba mas de 50 veces por día para saber como estaba.
    Además le prohibieron que siguiera acosándolo.

    Besos y FELICES PASCUAS!!

    ResponderEliminar
  12. DULCE MARÍA:
    Este Post y su reflexión están acordes con su autora.
    Pero yo mejor ni hablo de mis manías...uy!!!! no, mejor no hablo.

    BESOS MILES

    ResponderEliminar
  13. Me has hecho pensar,trataré de inventariar las mías no sea que haya alguna que perjudique tanto,supongo que también influirá la edad,llega un momento que se acaba relativizando todo y las cosas que parecían tan importantes ya no lo son tanto.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Esas manías que tu cuentas, realmente pobre el que la padece, es puro sufrimiento no viven están al servicio de los demás, y que... los que no sacan su coche para que no se gaste, eso es cuidar el coche descuidándote, en fin son tantas, muy buena presentación.

    Besitos

    ResponderEliminar
  15. Uy yo tuve muchas pero cuanto peor me sentía conmigo misma más manías tenía,peor me trataban en la vida más amnias locas tenia,me levanto a las cinco,tuve la manía de abrir un blog tras de otros llegué a tener muchissimos blogs,hoy alcancé un equilibrio en todo y de verdad se disfruta más la vida asi,aunque alguna manía me queda,un abrazo María!

    ResponderEliminar
  16. María

    No creo tener manías de importancia, o sea, dignas de mención.
    Hay una que contaste que es tremenda, como es el levantarse de madrugada a hacer limpieza y levantar a sus familiares para poder hacerla.

    Un abrazo y feliz semana.

    Ah, por cierto, me gusta como redactas. :)

    Juan Antonio

    ResponderEliminar
  17. Es como dices querida María, la casa está para disfrutarla, no es un museo. Una amiga mia es tan maniática de la limpieza que cuando termina de comer, te levanta de la mesa para barrer las migas, la verdad es que nunca más fui a comer a su casa, pues mi hizo sentir muy incómoda, besitos tía Elsa.

    ResponderEliminar
  18. Hola María!
    Realmente venía con una idea fija, pero Lux Aeterna se me adelantó, y es esa costumbre de los que compran un auto y no les sacan el plástico a los asientos para protegerlos. ¡No lo concibo!
    Yo tengo una manía, y no es precisamente la limpieza, ni el tejido a crochet jajaja, es cerrar todos los portones que dejan abiertos en las veredas (aceras). No sólo los portones, también las tapas de los contadores de luz que dejan abiertas los que leen el medidor. Incluso, soy capaz de cruzar la calle para hacerlo. Mi madre dice que es un rezago de otra vida, y que tal vez fui ciega; pero te juro que no soporto verlos atravesados. He tratado de ignorarlo, pero es más fuerte que yo. (Creo que estoy vieja)
    Un beso.

    ResponderEliminar
  19. ¿Manías? Tengo en casa al maniático más grande del universo universal. En su minúsvalía las tiene todas...jeje. Pobret. Es la monda. Si tienes un rato lee estos dos post. Verás lo que son manías jajaja

    Besix
    http://sombratriste.blogspot.com/2008/12/por-una-sonrisa.html

    http://sombratriste.blogspot.com/2009/02/mi-nino-cumple-36-anos.html

    Este último ya lo leiste jeje

    ResponderEliminar
  20. A mí me obligan a ponerme zapatillas y doy media vuelta y me voy de esa casa.

    Yo respeto las manías de los demás pero no tolero convertirme en víctima de las mismas.

    Besos.

    ResponderEliminar
  21. es verdad no hay que dejarse arrastrar por las manías de ninguna clase, pues no son nada buenas..Compadezco también a los vecinos de la señora de la aspiradora a las cinco de la mañana, menos mal que ni a mi ni a mis vecinas nos da por ahi..

    besos

    ResponderEliminar
  22. Las manías, si que son un problema digo para los que nos rodean..
    un gusto leerte..

    saludos fraternos con mucho afecto.. se te aprecia un mundo..

    un abrazo
    besos

    ResponderEliminar
  23. yo tambien tngo algunas manias, como el tener la mesa ordenada, todo colocado en su sitio para poder estudiar...jejeje lo hago desde que era muy pequeño.

    un saludo!

    ResponderEliminar
  24. Hola María!
    La gente está muuuuy mal, no se tu, pero si cuando vivia con mis padres me levantara mi madre a las 6 de la mañana para limpiar mi cuarto... creo que ha llegado la hora de hablar con ella y reestablecer prioridades. Yo tambien tenia una mania cuando llegue a mi casa, y era que cuando terminaba la lavadadora, inmediatamente despues tenia que tenderla, ni un segundo después, afortunadamente mi marido me ha hecho superar esa mania a base de paseos y cañitas mientras la lavadora lava... creo que es mejor asi!!
    Muchos besos!!

    ResponderEliminar
  25. Estoy totalmente de acuedo contigo, las manías pasan a ser enfermedades cuando interfieren de un modo tan significativo en nuestras vidas y en las vidas dequienes nos rodean.
    Yo también escuché parte del programa, cuando tengo la oportunidad, soy seguidor de Herrera.
    Saludos

    ResponderEliminar
  26. Buen lunes María.
    La mejor manía...intentar ser feliz.
    Trabajo en esa todos los días, para que quede fija en mi jajaja
    Feliz semana amiga.
    Un besote
    Gizz

    ResponderEliminar
  27. Yo no soy muy de manías, pero hay una que me trae por la calle de la amargura....Y es que, por favor! que cierren la tapa cuando salgan del baaañoo!!!

    ..........¡Qué manía!!!

    Besitos, linda.

    ResponderEliminar
  28. los rituales, no llevados al extremo, confieren cierta seguridad y sentido a la vida cotidiana

    otra cosa sería caer en repeticiones de tipo neurótico, desde luego nada recomendables pero cada vez más habituales en nuestra sociedad

    un beso

    ResponderEliminar
  29. Es fácil quedar atrapados en la costumbre o en la manía. Que si de repente algo las interrumpiera perderíamos el rumbo. Yo también tengo mis manías y las disfruto creo que ellas también me disfrutan

    ResponderEliminar
  30. Todos tenemos manías. Las neurosis son exageraciones de la normalidad, que lo son, a veces, en función de quien la califica. Las psicosis son disociaciones completas de la realidad, que son menos frecuentes.

    ResponderEliminar
  31. La casa y todo lo que está dentro, está justamente en función de su morador y no al revés. Si no disfrutamos de lo que tenemos ¿para qué lo tenemos?
    La vida está llena de sinsentidos...
    Besos.

    ResponderEliminar
  32. ¡¡Yo no puedo salir de casa sin comprobar que todo está apagado y bien cerrado!!

    ResponderEliminar
  33. Menos mal, y yo me tenía como maniática, me he dado cuenta que soy un angelito...por cierto, redactas muy bien, me gusta...

    ResponderEliminar
  34. En mayor o menor medida todo el mundo tiene sus pequeñas manias.

    Recuerdo con cariño a mi abuelo, cuando se referia a las manias. Me decia: "de tontos y locos, todos tenemos un poco".

    Un abrazo...!!!

    ResponderEliminar
  35. HOLA MARIA!!Yo creo que lo mejor para quitar las manias de limpieza es tener hijos que cuando vas limpiando por un lado ellos te desordenan por otro. jajajaja
    Creo que los que tienen manias tan extremas lo pasan fatal,eso no es vivir!!
    Un besazo,guapa!!

    ResponderEliminar
  36. Ufff... entonces lo mío no son manías, son tonterías, jejeje. Tienes razón, bastante complicada es la vida a veces como para complicárnosla más todavía con esas cosas.

    María, te he dejado unos regalitos en mi blog, espero que te pases a recogerlos y te gusten.
    Besos.

    ResponderEliminar
  37. Todos tenemos alguna manía que confiere nuestra personalidad, yo por ejemplo no puedo estar sin hacer nada, el problema es cuando dichas manías interfieren en la vida de otros, difícil tema.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  38. Yo reconozco que soy un poco maníatica con el orden pero es un orden que solo concierne a MI armario y MIS cajones. Los demás que lo tengan como les de la gana.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  39. manías, manías, manías, ¿qué manías? ¿qué manías? ¿manías yo? ¿manías yo?

    ResponderEliminar
  40. ...Pues es importante limpiar la casa.. Pero es más importante aún limpiar la morada interior.

    Especialmente de manías como esas jaja...

    besos!!!!

    ResponderEliminar
  41. Creo que todos tenemos en mayor o menor medida alguna manía, y no será problema siempre que no nos afecten de forma significativa a nuestra vida y a los que nos rodean, y no sean obsesivas.
    Hace tiempo me preocupaba demasiado por la limpieza y el orden en casa pero poco a poco me he dado cuenta que la casa tiene que estar a nuestro servicio y no nosotros al servicio de la casa. Vamos a disfrutar de lo que tenemos y aprendamos a relativizar las cosas y ocuparnos de lo que realmente es importante.
    Besos.

    ResponderEliminar
  42. La mente guarda en sus callejones muchas sorpresas, adicciones, manias... en fin...

    UN abrazo!

    ResponderEliminar
  43. La verdad que esas manías llegan a ser enfermizas.
    Lo de levantarse a esas horas a limpiar la casa conocia a una mujer, era vecina de mi tia y a las 5 estaba pasando aspiradora y moviendo muebles, para estar todo el dia en casa.
    A los vecinos los traia de cabeza y todo por su desmesurada manía de limpiar.

    Un besito, y que Dios nos pille confesados jeje.

    ResponderEliminar
  44. La casa limpia, si, pero que no me absorba ni un minuto de mi sagrado tiempo. Y menos, levantarme a las cinco de la mañana para pasar la aspiradora. Si la tengo de vecina, la mato.
    Muy bueno tu post, excelente como siempre.
    Un beso y un fuerte abrazo, María.

    ResponderEliminar
  45. jajajajaja, y perdona que me ría pero no puedo estar más de acuerdo contigo, he llegado a ver casos tremendos como los que describes, incluso habitaciones que siempre están cerradas para que no entre ni una mota de polvo en lujosos comedores (bueno, más o menos lujosos)... Nada más estupendo que decir "vaya, hay que cambiar este sofá porque ya está usadito en demasía... Una pena, con lo cómodo que es"...

    En fin, vine a verte de nuevo porque quería dejarte aquí lo que te respondí más o menos allí:

    "¿Como explicarte MARÍA? Quise exorcizar la culpabilidad en ese momento exacto. Mirarme al espejo y ser yo. Echar las culpas de mí. Los viajes han sido ya demasiados. No es que esté cansada, simplemente pretendo otra cosa.

    Sé que estáis siempre. Siempre.

    Mi beso enorme (voy pa tu casa otravé, je)".

    Y sí, pretendo otra cosa: volver a viajar con un componente fundamental en mi maleta: yo. Es que es algo que siempre suele olvidárseme porque soy de las que ocultan la cara de pocker si me piden "que me quite los zapatos para no estropear el parquet cuando entro en una casa"... Y me los quito, y procuro que no se sienta incómodo el/la que me lo hace sentir a mí.

    Tampoco es plan de irse con mala cara, pero sí de, al menos, decir... "Nunca más vuelvo", no sé si me entiendes.

    Y así ha sido un poco mi vida: volver de nuevo ya con los zapatos en la mano para no molestar.

    (Y cambiando bruscamente de pena)... Qué me gusta venir :)

    Un besazo de buenas noches linda María.

    Mar.

    ResponderEliminar
  46. Yo conozco a una que obliga a sus invitados a ponerse unas zapatillas para no pisar el suelo de madera de su casa.

    Evidentemente no me ha invitado a ir allá porque no tenemos amistad. Pero desde luego, que no me invite, que no voy, con toda seguridad.

    Yo tengo la manía de apuntar números de todo: el peso diario, los kilómetros que recorro... Ya tenía pensado hacer un post sobre mis manías. A ver cuándo lo lanzo.

    ResponderEliminar
  47. Tengo manias pero entre ellas nunca van encontrarse los rincones de mi casa, ya que mi hogar es para respirar y para compartir con los que quiero.
    Tengo manias y otras que no me he parado a pensar.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  48. tu post me recordo mi hermano, siempre anda recogiendo todo limpiando y al final todo pierde me choca

    ResponderEliminar
  49. La peor manía que conozco es la de una amiga que cierra los ojos en los túneles, no pasaría nada si no fuera conduciendo en ese momento, pero en su casa es ella la que conduce...
    Besos

    ResponderEliminar
  50. No sé María, he hecho un repaso de mis manías y suman unas cuantas, pero creo que las que tengo no afectan el normal y libre desenvolvimiento de los demás... espero.

    Besos.

    ResponderEliminar
  51. Definitivamente, hay gente muy maniática
    Un rampybeso
    Rampy

    ResponderEliminar
  52. Tienes razon, la vida es muy corta y complicada para complicarla mas. Besos...

    ResponderEliminar
  53. Y segûn dicen, las manîas no las curan los médicos...
    Yo, como siempre voy descalza...

    Besines, wapa

    ResponderEliminar
  54. Hola María! yo creo que hay manías que son necesarias pero también inocuas. Mantener limpio y ordenado está bien, siempre que no nos impida realizar otras cosas o que si no podemos hacerlo ahora, no nos quite el sueño. Muy buen post bonita!
    Besos,

    ResponderEliminar
  55. Hola mi niña.

    En verdad la vida son trés días y uno está lloviendo... así que a vivir lo mejor que se pueda.
    Yo con los años por el contrario me estoy alejando de mis manías y la vida se me hace mas lijera.

    Nuevos saludos conversos.

    ResponderEliminar
  56. Todo lo material muere, desaparece. Atarse a ello, a lo material es morir y desaparecer con ello. La vida es un constante desprendimiento, de aspectos interiores incluso, lo externo son solo herramientas, algunas mejores y otras más sencillas.

    Un beso María

    David

    ResponderEliminar
  57. No tengo ninguna manía.Creo que algunas pequeñas manías pueden ser tolerables, pero casos como los que describes me parecen absurdos.
    Levantarte a las 6 de la mañana y obligar a tu familia a hecerlo para limpiar me parece el no va más.
    Esas personas no están bien de la olla.
    Besotes.

    ResponderEliminar
  58. Muy bueno lo que aportas.

    Es cierto y con los años se ponen peor!!!!

    Yo disfruto de lo que tengo, claro que limpiendo, pero disfrutandolo a pleno, sabés no lo podemos llevar!!!!!

    Besitos y buena semana!!!!!

    ResponderEliminar
  59. María, pasa a retirar tu premio por mi blog.

    Besitos

    ResponderEliminar
  60. Buenas tardes Maria, disculpa si no soy muy asiduo, falta de tiempo y trabajo personal...
    Sobre lo que nos traes hoy mi opinion es tajante:
    ¡Todos los extremos son negativos!.
    No obstante hay varios sinonimos y antonimos de "maniaticos":
    -CHIFLADO
    -RARO
    -EXTRAVAGANTE
    -LUNATICO
    -PERTURVADO
    Personalmente, me siento un poco de todo esto, viendo y sintiendo el mundo que me rodea, no lo puedo evitar.
    Guerras, hambre, injusticias, crimenes, tradiciones pasadas, agresion a la Naturaleza, crisis para los pobres, etc.....
    Tengo la mania de intentar, una y otra vez, compartir mi vision de un mundo mas agradable en general.
    Si lo mio es una "mania"extrema.. pues esoy a punto del abismo.
    Besos.
    Jesus

    ResponderEliminar
  61. Hola María!!! Gracias por pasarte por mi blog. ES cierto, todos tenemos manías, por pequeñas que sean.

    Muchos besos.

    Sara.

    Ahh!! No dudaré en hacerme seguidora tuya, me encanta tu blog.

    ResponderEliminar
  62. Dicen q en el termino medio está la virtud,y tu lo has dicho tenemos q hacer la vida más sencilla q ya bastante complicada es.

    Besos

    ResponderEliminar
  63. Tengo pequeñas manias, pero no soy maniatica, me tomo la vida con calma.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  64. Y quienes, viviendo en planta baja, tienen la cocina sin usar, porque han hecho otra en el patio en la cual cocinan.

    Hay gente pa tó.

    Sí, moderación, equidad y disfrutar de la vida lo más que se pueda... sanamente.

    Besicos.

    ResponderEliminar
  65. ... Sanamente???... Sí... jejeje... aunque de vez en cuando, un exceso... medido, no está nada mal.

    Más besicos. :))

    ResponderEliminar
  66. Siento que todos tenemos alguna "mania" de limpieza, vamos! como fijación...acusome padre!!

    En mi caso, no puedo salir de casa si no estan las camas debidamente tendidas...asi que x lo que te leo, lo mio es nada en comparación...

    Besisimos guapa!!

    ResponderEliminar
  67. Totalemte de acuerdo contigo. Todos los extremos son malos. Yo, como tú, nada más entrar en casa me gusta ponerme las zapatillas ¿es eso una manía? no sé, pero así estoy más cómodo. Por lo demás, está bien tener higiene, pero eso que tú cuentas sobrepasa los límites de la convivencia.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  68. Estoy absolutamente de acuerdo contigo,María. Ya es la vida lo suficientemente complicada, como para hacerla aún más difícil e incómoda.
    Porque no es por nada,pero esa paranoia por la limpieza impoluta, resulta ser muy incómoda para las personas que conviven con alguien así.
    Mejor ese equilibrio,donde la comodidad y la limpieza no discutan por prevalecer la una sobre la otra...
    Vivir,sin lugar a dudas.
    Besos.

    ResponderEliminar
  69. Si...querida Maria. Muchos tenemos manias o habitos y la mejor forma de dejarlos es compartir lo que sentimos al respecto con alguien y luego no hacerlo, pidiendole fortaleza para ello a nuestro Poder Superior.

    Un beso y gran post!!!

    ResponderEliminar
  70. Ufff yo tengo millones de mañas, que cn el tiempo he ido superando... Pues creo que esto de ser mayor de 30 y soltero es para tenerlas.... sobretodo en temas de limpieza.. No las escribire porque creoq ue son demasiadas y asi como yo existen millones,...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  71. Menudo post,como tú bien dice la vida es corta y complicada para que complicarla más, deberíamos aprender a tener la manía más maravillosa de esta vida , que es disfrutar de ella.
    Besos

    ResponderEliminar
  72. Creo que el programa era de Onda Cero. Yo también lo oí....en general son casos casi patológicos....vamos de psiquiatra...un abrazo de azpeitia

    ResponderEliminar
  73. Comparto tu opinión, amiga y tienes mucha razón. Toda costumbre que nos ate, que limite nuestra libertad, hay que evitarla. Las manías son peligrosas, cuando alteran nuestro comportamiento de forma enfermiza. Seamos rebeldes como dice la canción de tu blog. Je, je, je. Espero que pasaras una Semana Santa genial, niña. Un besazo.

    ResponderEliminar
  74. Amiga, me he reido de manera "despiadada" leyendo tus palabras, con las que por cierto estoy totalmente de acuerdo...

    Ja,ja,ja...

    Me recordó aquella frase legendaria de las mujeres "de su casa" de tiempos no demasiado alejados: "Antes muerta que las camas sin hacer..."

    Ja,ja,ja

    un abrazo, amiga

    ResponderEliminar
  75. Está claro, cualquier cosa en estado "extremo" no es aconsejable....

    un beso. Marea@

    ResponderEliminar
  76. Hola Maria
    Las manias extremas no es buena, y claro que es muy dificil vivir sin ninguna jaja
    Un abrazo
    Linda Ariana

    ResponderEliminar
  77. ¡Hola preciosa! a ver... yo tengo manías, pero no obligo a nadie a nada. son mís manías y son bastante tontas.... jeje. No me puedo cambiar los anillos de dedo.. no puedo ver unas tijeras abiertas, ni los cajones o armarios...
    chorradas así, pero vamos... vivo la vida sin depender de la limpieza o mantener las cosas nuevas...
    Un beso, mi niña preciosa. Me encanta venir a verte...
    Natacha.

    ResponderEliminar
  78. Lo peor de las manías son los daños colaterales que generan en la convivencia, porque si tú eres un maniático pero vives solo pues mira, con tu pan te lo comas, pero si haces vida con más personas bajo el mismo techo ahí es donde empiezan los problemas.

    ResponderEliminar
  79. Hola María: Como bien dices, la casa es para gozarla! De todas maneras creo que las manias que tooodos tenemos también nos hacen distinguirnos del resto! hay que tomarlas como son siempre que nos nos lastimen ni lastimen a los demás.
    Te invito a visitar mis nuevos blogs que creo te pueden gustar:
    http://www.recuerdodevenus.blogspot.com/
    http://www.loscuentosdevenus.blogspot.com/
    Besos, María.

    ResponderEliminar
  80. La verdad es que soy bastante maniática... pero de toooodas las cosas que tengo que cambiar no es lo que más me preocupa ahora... creo que la convivencia con mis hijos me irá quitando manías...

    ResponderEliminar
  81. Este tema me recordó a la noticia que salió recientemente en los medios de una mujer que se separó de su marido por su enorme obsesión a la limpieza.

    ¿Para qué quieres un hogar limpio y reluciente si no vas a poder disfrutar de él?

    COmo bien dices, amiga, todos los extremos son malos.

    ResponderEliminar
  82. Lo llamaremos manias desde luego pero la verdad es que no queremos admitirlas...

    Yo no quiero ni que me haga estar atada a nada, soy muy libre e independiente y he sido desde que he tenido uso de razón.

    Pero lo que a veces pasa es que no transijo cuando me tratan de envolver, entones sale mi genio endiablado y va todo como se debe de hacer, demostrando que el pelo no se me toma y dejo la muestra, luego se creen que como se paga no se sabe y no se dan cuenta que soy una persona que parti de cero y que nunca me detuve ante nada ni nadie.

    Todo esto encaja perfecto ahora mismo...

    Estoy en paradero desconocido...

    Y esta noche a las cinco de la mañana en total libertad hice mi cama, donde dejo mi sello y no es lo mismo, alguien que tiene que hacer tantas a la hora...

    Y que felcidad cuanto te dicen vamos a hacer esto... y contestar no preocuparos que ya esta resuelto...

    Luego no vuelve a suceder a saber hasta cuando, pero en ese momento no puedo evitarlo.

    Un abrazo y feliz semana!!!

    ResponderEliminar
  83. recuerdo el programa y recuerdo que pensé que raro era yo porque no tenia ninguna mania extraña.

    ResponderEliminar
  84. Hola María.
    ¿Te apuntas?
    Un salu2

    ResponderEliminar
  85. hola Maria que lind poder venir a viistarte hoy y a leerte un ratito , como siempre bellas tus entradas amiga, deseo estes muy bien, te dejo un besito y un hasta pronto gracias.
    _________________$$$$$$$$$$
    __________§§§_$$$_________$$$
    _________§§§§§_______________$$
    ________§§§§§_________________$$
    ________$____§§_________________$
    ________$___§§_§§_______________$
    ________$$__§§_§§____$$_________$
    _______$$$__§§_§§____$_________$
    _______$$____§§§_____$_$$_____$$$
    ________$$_____§§___$$__$$___$$$$
    _________$__________$____$$__$$__$$
    _________$$_________$_____$$$$$___$$$
    _________$$_________$______$$_$$____$$
    __________$$$$$$____$_______$$_$_____$$$
    ___________$$$_$_$$$$$________$$_______$$
    ____________$$$_$_$_$$________$_$_______$$
    ___________$$$$______$$________$_$______$$
    __________$$$$________$$_______$_$______$$
    _________$$____________$$______$__$_____$$
    ________$$____$__________$$____$__$$$____$$
    _______$$_____$_$__________$$__$____$$$___$$
    _______$_____$$_$___________$$$______$$$$$
    ______$$_____$$$$____________$_$$
    _ ____$$_____$$$______________$$
    ____$$____$$__________________$$
    ____$___$$$____________________$$
    ____$__$$_______________________$$
    ____$$$$_________________________$$
    _____$$$___________________________$
    _____$$_____________________________$
    _____$____________________$___$_____$$
    _____$_____________________$__$__$_$_$$
    _____$_________________$_$_$_$_$$$$$$$$
    _____$_________________$$$$$$$$$$$$$_$$$
    __$$$$$_______________$$$$$_______$$$$$$$
    $$_____$$_$$_________$$$$$____$_$$____$$$$
    $$_____$$_$$__________$$$$____$_$$____$$$$
    $$__________$$__$______$$$$$____$$$_$$$$$
    __$$$$$_______$$_$$_$$_$$$$$_$______$$$$$
    ______$$$_____$$_$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$
    ________$$$_______$$
    __________$$$$$$$$$

    ResponderEliminar
  86. Que yo sepa no tengo ninguna manía a confesar de esas extremas.....puede ser una de llegar a casa y sacarme los zapatos..adoro andar descalza .....
    Un besito para ti..
    Mariella

    ResponderEliminar
  87. Que las manias no sean obsesivas o si no morimos por no quererlas tener. Mas bien tenemos que desaparecerlas de nuestra mente las manias y que no regresen más.
    Solo tener la mania de amar siempre.

    ResponderEliminar
  88. HAy países en los que es de uso obligatorio dejar los zapatos a la entrada y andar descalzo o en zapatillas en casa.

    Yo por mi parte no tengo ninguna. Se vive mejor sin obsesiones.

    Besos

    ResponderEliminar
  89. Quiero aclarar a todos, que, efectivamente, el programa lo escuché en Onda Cero, ya veo que algunas personas también lo habéis escuchado como yo, al final, se da cuenta uno de que, las manías que tenemos nosotros no son tan raras como las que otras personas puedan tener, y veo que coincido con alguna persona, en la manía de que, antes de salir de casa, me gusta mirar antes a ver si está todo apagado y comprobar si he cerrado bien la puerta, y que mientras sean manías de este tipo, no son malas ni afectan a nadie.

    Muchas gracias a todos por exponer las vuestras para conocernos todos un poquito más.

    Gracias por los regalos que me vais ofreciendo, y espero guardarlos aqui en mi baúl más preciado cuando disponga de más tiempo y poderlos irlos metiendo todos los que tengo pendientes, muy agradecida por ellos, aunque el regalo más bello para mí son visitar vuestros blogs y recibir vuestras visitas con la huella de vuestras palabras, gracias por hacer que mi blog se ilumine y más mi corazón.

    También agradezco a la persona que hace referencia a mi mala redacción, y alegar a ello, que yo sólo se escribir como me sale de mi interior, no se hacerlo de otra manera, pero que, de todas formas, gracias por su sinceridad.

    Un beso para cada un@ de vosotr@s, amig@s mí@s y compañer@s.

    ResponderEliminar
  90. Todos somos un poco maniáticos. Lo de las zapatillas yo también lo hago, entre otras cosillas...

    ResponderEliminar
  91. Maria...Cuando llego a casa lo primero que hago es ponerme el pijama...si alguien viene;asi lo recibo...Mi madre(vive en Brazil)me manda unos conjuntos pijamas, que parecen deportivos.Quién en esta época no tiene un raye. Besitos.Silvi.

    ResponderEliminar
  92. Pablo Miguel Simón, lo de las zapatillas parece ser que es algo que lo hace mucha gente, pero sobre todo, por comodidad. Un beso.

    ResponderEliminar
  93. Rekijai, es algo parecido a lo de las zapatillas, es más que nada para estar más cómodos, en casa se desprende uno de todo lo que hemos tenido durante el día, incluso, también intentamos desprendernos de los problemas, estrés y agobios que nos acechan fuera.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  94. Hola María.

    Curiosas estas manías que comentas... Yo creo que las personas con los años... TODOS... nos vamos apropiando de nuestras pequeñas manías, rutinas, costumbres... el problema es cuando se convierten en exageradas como comentas... eso ya roza la enfermedad. Un saludo.

    ResponderEliminar
  95. Tienes razón, Ricardo Baticón, a medida que vamos avanzando en edad, nos vamos volviendo más maniáticos con alguna que otra rareza. Un beso.

    ResponderEliminar
  96. bueno, menos mal que contaste esas manías...ahora me siento mas tranquilo...dado que tengo algunas.

    por ejemplo...me lavo muchas veces las manos y llevo en mi mochila un gel en alcohol jejeje.

    corroboro si cerré bien la puerta de casa varias antes de irme a dormir jajaja

    pero bueno....creo que (dentro de todo) soy algo normal.

    un besote

    ResponderEliminar
  97. Antes que nada gracias por tu visita a mi blog.

    Yo intento que mis manías no sean demasiado extremas, ni extremistas. Pero hay una que no puedo evitar: tengo que poner los anuncios de la tele en "mute", porque no aguanto el sonido de los anuncios de televisión, ni lo que dicen.

    ResponderEliminar
  98. Manu, con alguna manía coincido contigo, pero como ves, son más bien normales, en comparación con las que he expuesto en el post. Un beso.

    ResponderEliminar
  99. Fermín Gámez, gracias a ti por devolverme la visita. No me extraña que pongas en "mute" los anuncios de la tv jaja, yo lo que hago es no ver la tv y mucho menos los anuncios. Un beso.

    ResponderEliminar

Tu opinión es importante. Muchas gracias.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...