miércoles, 1 de abril de 2009

¿Tú crees que sabes agradar a los demás?


Hoy, de casualidad, he visto en internet unas reglas para saber agradar a los demás, y las mismas me han hecho reflexionar, haciéndome las siguientes preguntas... ¿os atrevéis a reflexionar también conmigo?

- Cuando estoy triste y no tengo ganas de sonreir ... ¿he sonreído? ¿me interesan los problemas de los demás, y se escucharlos?, o, ¿solamente, me preocupo de escucharme a mi misma y a mis problemas?

Procuremos esforzarnos en sonreir todos aún en los malos momentos, compartamos nuestros problemas, no los dejemos para nosotros, abrámonos ante todos, sin intentar dar soluciones, sino cariño y apoyo.




SEIS MANERAS DE AGRADAR A LOS DEMÁS:

REGLA 1. Interésese sinceramente por los demás. Se pueden ganar más amigos en dos meses si se interesa uno en los demás, que los que se ganarían en dos años si se hace que los demás se interesen por uno. El individuo que no se interesa por sus semejantes es quien tiene las mayores dificultades en la vida y causa las mayores heridas a los demás. De esos individuos surgen todos los fracasos humanos. Durante años me he preocupado por conocer los cumpleaños de mis amigos. El interés, lo mismo que todo lo demás en las relaciones humanas, debe ser sincero.

REGLA 2. Sonría. Las acciones dicen más que las palabras, y una sonrisa expresa: "Me gusta usted. Me causa felicidad. Me alegro tanto de verlo". Hablo de una verdadera sonrisa, que alegre el corazón, que venga de adentro, que valga buen precio en el mercado.Tiene usted que disfrutar cuando se encuentra con la gente, si espera que los demás lo pasen bien cuando se encuentran con usted. Si está solo, silbe o tararee o cante. Proceda como si fuera feliz y eso contribuirá a hacerlo feliz. Todo el mundo busca la felicidad, y hay un medio seguro para encontrarla. Consiste en controlar nuestros pensamientos. La felicidad no depende de condiciones externas, depende de condiciones internas. No es lo que tenemos o lo que somos o donde estamos o lo que realizamos, nada de eso, lo que nos hace felices o desgraciados. Es lo que pensamos acerca de todo ello. "Casi todas las personas son tan felices como se deciden a serlo" Abraham Lincoln. "El hombre cuya cara no sonríe no debe abrir una tienda" Proverbio chino. El valor de una sonrisa: No cuesta nada, pero crea mucho. Enriquece a quienes reciben, sin empobrecer a quienes dan. Ocurre en un abrir y cerrar de ojos, y su recuerdo dura a veces para siempre. Nadie es tan rico que pueda pasarse sin ella, y nadie tan pobre que no pueda enriquecer por sus beneficios. Crea la felicidad en el hogar, alienta la buena voluntad en losnegocios es la contraseña de los amigos. Es descanso para los fatigados, luz para los decepcionados, sol para los tristes, y el mejor antídoto contra las preocupaciones. Pero no puede ser comprada, pedida, prestada o robada, porque es algo que no rinde beneficio a nadie a menos que sea brindada espontánea y gratuitamente. Porque nadie necesita tanto una sonrisa como aquel a quien no le queda ninguna que dar.

REGLA 3. Recuerde que para toda persona, su nombre es el sonido más dulce e importante en cualquier idioma. Jim Farley descubrió al principio de su vida que el común de los hombres se interesa más por su propio nombre que por todos los demás de la tierra. Haga el esfuerzo por aprender los nombre de pila (preste atención). El nombre pone aparte al individuo; lo hace sentir único entre todos los demás. La información que damos, o la pregunta que hacemos, toma una importancia especial cuando le agregamos el nombre de nuestro interlocutor.
REGLA 4. Sea un buen oyente. Anime a los demás a que hablen de sí mismos. Le hice pensar que yo era un buen conversador cuando, en realidad, no había sido más que un buen oyente. "La persona que sólo habla de sí, sólo piensa en sí, la persona que sólo piensa en sí mismo carece de toda educación" Dr. Nicholas Murray Butler. Recuerda que la persona con quien habla usted está cien veces más interesada en sí misma y en sus necesidades y sus problemas que en usted y sus problemas.

REGLA 5. Hable siempre de lo que interese a los demás. Hablar en términos de los intereses de la otra persona es beneficioso para las dos partes.

REGLA 6. Haga que la otra persona se sienta importante y hágalo sinceramente. ¿Qué hay en él que se pueda admirar honradamente? Trate siempre de que la otra persona se sienta importante. "Haz al prójimo lo que quieras que el prójimo te haga a ti". Jesus de Nazaret. Todos queremos la aprobación de todos aquellos con quienes entra en contacto. Queremos que se reconozcan nuestros méritos. Queremos tener la sensación de nuestra importancia en su pequeño mundo. No queremos escuchar adulaciones baratas, sin sinceridad, pero anhelamos una sincera apreciación. Para que la vida de una persona cambie totalmente puede bastar que alguien la haga sentir importante. Hábleles a las personas de ellos mismos y lo escucharán por horas.

70 comentarios:

  1. Complicado tema. Yo siempre he intentado agradar a los demás. Pero al final me he dado cuenta de que por agradar siempre tenía que fastidiarme bastantes veces.

    No intento ser desagradable pero tampoco estoy dispuesto a ser pisoteado por nadie por ser agradable. De la experiencia se aprende.

    Buenos consejos de los que tomamos nota.

    ResponderEliminar
  2. Hola María y Gregorio,

    son extractos del libro "Cómo ganar amigos", de Dale Carnegie. Todo un clásico ¡de principios del siglo XX!

    Me queda con la primera: interesarse por los demás incluye a las otras 5 reglas, no? Y es la más difícil de seguir...

    ResponderEliminar
  3. Uff con el trabajo que me cuesta acordarme de los nombres, es terrible, desde siempre me ha pasado, intentaré prestar más atención.

    Besos

    ResponderEliminar
  4. Muy interesante, tema elevas en tu blog, me ha gustado mucho. la reflexión.. tus consejos si que valen la pena..

    saludos fraternos

    un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Gracias María, tu blog es un canto a la dulzura, y trataré de cumplir a rajatabla lo que proponés en esta entrada.

    ABRAZOS y ADMIRACIÓN de tu seguidora del sur.

    ResponderEliminar
  6. Bueno bonita, lo ideal sería que todas las partes sigan los mismos consejos!! Las relaciones se construyen entre dos. Tiene que ser un ida y vuelta. No sirve que solo uno trabaje por agradar al otro... tarde o temprano necesitará que el otro haga lo mismo. Creo que la clave está en cómo nos sentimos con nuestra manera de relacionarnos: si nos sentimos bien, no estamos haciendo muy mal las cosas.
    Besos para tí,

    ResponderEliminar
  7. A esta forma de actuar no sé quién (me cuesta aprender los nombres)lo llama poder psicotrónico... más o menos: "recogemos lo que sembramos".

    No obstante, creo, salvo mejor criterio, que lo mejor es comportarse tal cual uno es y tal cual uno siente en ese momento, y quien se sienta agradado pues bien y quien se sienta desagradado pues bueno...

    Esto de agradar y desagradar es muy complicado... nunca pueden predecirse las reacciones... a veces y en determinadas circunstancias hasta "el buen humor" puede ser molesto.

    No sé María... yo no creo en fórmulas para la simpatía, cada uno es como es y como tal debe mostrarse... creo yo...

    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Buen tema, yo por agradar a los demas, me he olvidado de agradarme a mi misma, y eso es malo, pues tenemos que agradarnos a nosotros mismos para poder agradar a los demas, y no olvidarnos que a veces no se puede agradar a todo el mundo.Besos.

    ResponderEliminar
  9. Mi Amiga:

    Bueno, Vos sabés, estoy completamente de acuerdo con todo lo publicado en este post. Y disfruto de una excelente relación con las personas que frecuento habitualmente.

    Y me hacen la vida de todos los días, más llevadera!

    Espero de corazón, retribuir al menos en un mínimo porcentaje el cariño que recibo, que ciertamente es mucho.

    Como en tu caso, que siempre me mimás, me hacés sentir que puedo hacer mi trabajo y que lo hago bien. No hay forma de darte las enormes GRACIAS por todo, sos maravillosa!

    Gracias María querida, no sólo por publicar, sobre todo, por practicar todo lo que escribís.

    Mi beso Preciosa y mi cariño, sabés que lo tenés!

    ResponderEliminar
  10. Maria hace rato que deje de preocuparme si les gusto a los oytros. Intento siempre hacer lo que siento, a veces me sale bien y a vces no tan bien, pero se que estoy feliz con mo conciencia, que lo que deci era lo que entia. Cuando mas joven si trataba de ser querida por todos, pero la edad me llevo a hacer una sintesis y darme cuenta que no se justificaba. La sonrisa la llevo siempre conmigo, pero por mi , no por los demas. Un besote
    Roxana

    ResponderEliminar
  11. a mi no me gusta sonreir aunque aveces es tan necesario

    ResponderEliminar
  12. Trato de emplear la empatia hacia los demás, no siempre lo logro, pero juro que lo intento, besos tía Elsa.

    ResponderEliminar
  13. Un post muy bueno y además muy útil voy a copiarlo para tenerlo en mi archivo.
    Gracias María.

    Besos

    ResponderEliminar
  14. estupendos consejos; muchas gracias María
    besucos

    ResponderEliminar
  15. a mi la regla de todas que mas me cuesta cumplir a veces es la del nombre, tengo muy mala memoria para los nombres.. jaja. Pero el resto si la cumplo, pues intento preocuparme por los demás, me suelo dar completamente a un amigo o amiga y suelo ser una persona alegre asi que la sonrisa me suele acompañar.

    Son muy buenos consejos, pero eso si aparte de agradar al resto tenemos que gustarnos antes a nosotros mismos.

    besitos

    ResponderEliminar
  16. Ya con subir este post, sabemos como eres María.
    Las reglas son bonitas, no se ajustan a todos los casos, pero en linea general, dan una descripción, por lo menos de algunas de las actitudes que debemos desprender e nuestra cotidianamente.
    Y estoy segura, que sí alguien no necesita repasarlas eres tú.
    Un abrazo grande dulce María.
    Gizz

    ResponderEliminar
  17. Me las apuntaré.....lo cierto es que eso de agradar a los demas es un poco complicado......nunca llueve a gusto de todos...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  18. hola, hola, yo soy nuevo por aqui, te segui por un blog amigo,vamos pues, tenia un poco de tiempo y mientras me encuentro ahora en un cafe, te escribo unas lineas:

    me ha parecido de interesnte tu tema, y aùn màs complicado, pues creo q una cosa es agradar a los dempas y otra darles gusto en todo en todo no crees, y me confieso: no tengo muchos amigos, pero los que tengo no me los he ganado sòlo por una sonrisa ni ellos a mi, no que va, si conocen tanto lo bueno, como lo malo de mi, y a eso les llamo yo amigos, yo creo que està muy bien ayudar a los demàs, pero tambien hay que saber definir una linea entre amigos y los que no, vamos pues, por ejemplo: tener y tratar a 500, 600 personas es fàcil, pero cuantas han hecho lo mismo por ti???
    mmmmm, por otro lado, la cortesia hacia el projimo, al que ami me apetece llmar el otro no està mal..sin embrago te hace pensar no es asi???
    Ricardo.España

    ResponderEliminar
  19. yo las resumiria en una sola, ser uno mismo, por que así sabrás quien te quiere sincero
    saludos brujos
    , perodon por este pragmatismo mañanero, pero quizá no sea el dia
    saludos guapa

    ResponderEliminar
  20. Creo que de forma natural, sigo esas reglas. Pero ya te digo, lo hag porque yo soy así, me siento bien cuando quienes me rodean están bien.
    Me ha encantado la sonrisa con la que has encabezado la entrada. Una sonrisa digna de suscitar el deseo de los mejores besos.
    Saludos María.

    ResponderEliminar
  21. Creo que aqui lo importante es poder ser genuina y autenticamente uno mismo.

    Si la madera es buena, el resto viene por añadidura.

    Tambien, no olvidemos, la importancia del trabajo constante con uno mismo, aprender a reconocer nuestros lados mas oscuros, reconciliarnos con ellos, aceptandolos como parte de nuestra humanidad y potenciar los buenos.

    Beso muy grande

    ResponderEliminar
  22. he de decir que todos esos consejos forman parte de mi indiosincracia, aunque yo añadiría algo más la autenticidad... la honestidad en el espacio temporal y la espontaneidad de todos estos principios, me hace feliz ser así, indagar en las personas

    ResponderEliminar
  23. Son seis maneras de agradar a los demás pero a la vez nos sirven para estar bien con nosotros mismos. Un habito positivo de comportamiento que conviene no confundir con el de actuar y decidir por nosotros, y no en virtud de lo que quieran los demás; al final te encuentras con alguien al que definivamente no le vas a gustar...
    ;-)

    Besito!

    ResponderEliminar
  24. Hay reglas para todo y de todo.

    ¿Y me pregunto, se va a la caza y captura?

    O cada cual se comporte como es realmente sin poner mascaras para triunfar...

    Con lo bonito que es ir por la vida, como uno realmente es dando lo poco o mucho que Dios te ha regalado y por supuesto que es lo mismo que te vas a recoger dentro de un corto periodo de tiempo.

    Con sonrisa o sin ella o con una dulce mirada te acercas y entras dentro de ese mundo particular de ese otro ser que esta falto de criño y acompañado de soledad, poniendote se su lado, porque nañana es posible que estes en las mismas circunstancias... y hay que ser muy benevolente hacia los demás como si fuese para ti mismo.

    Hoy te voy a regalar una sonrisa para ti acompañada de todo mi afecto.

    Y para todo aquel que la quiera acercar hacía él...

    ResponderEliminar
  25. La verdad es que soy bastante solitario y me cuesta sonreir. Carácter borde dicen algunos. Me incomoda la gente...supongo que por mi timidez. Son buenos propósitos estas 6 reglas, aunque en mi caso no creo que pudiera cumplir muchas jajaja
    Besix

    ResponderEliminar
  26. Hola Maria,yo creo que si se gusta uno mismo y se respeta,lo demas ya viene sólo no se puede agradar a todo el mundo,hay que ser fiel a uno mismo,no cambiar la forma de ser para agradarle a alguien¿no?
    UN BESAZO

    ResponderEliminar
  27. Las reglas de Carnegie son buenas pero difíciles aplicar en su totalidad. Pocos son los que de verdad se comportan de esa forma, escuchan, honrados, amorosos, pocos hay... Personalmente me gustan estas reglas e intento siempre fluir con ellas, pero sin pensar en ellas, solo fluyo escuchándome, sintiendo mi corazon, y según quien tenga en frente sigo conectando con el o simplemente me retiro en paz y no me importa absolutamente nada lo que puedan pensar de mi. Por experiencia se que las personas no se fían, no fluyen, solo piensan sin parar, buscando justificaciones a todo detrás de sus múltiples mascaras... Un abrazo de paz y gracias por recordarnos estas muy buenas ideas.

    ResponderEliminar
  28. La cuestión está en tener el equilibrio necesario entre dos puntos: 1.- Agradar a todos, o al menos intentarlo. 2.- Ser tu mismo.

    Una cosa no esta reñida con la otra. Debemos, por supuesto que si, intentar agradar siempre a los demas; pero lo cierto y verdad es que es muy dificil caerles bien a todos!

    Un enorme abrazo.

    ResponderEliminar
  29. Cuando era adolescente siempre estaba sufriendo en plan adolescente, y en algún libro leí que cuanto más triste me sintiera, más tenía que intentar ayudar a los demás para curar mi tristeza... escuchándoles y animándoles... y funcionaba!! Ahora lo sigo utilizando, no por agradar sino porque me ayuda.
    Y yo soy la reina de las sonrisas y las risas... todo lo digo sonriendo y siempre tengo una carcajada guardada para los peores momentos. Tampoco lo hago por agradar, lo hago porque no puedo hacerlo de otra forma.
    No sé si con estas dos recetas consigo agradar a los demás... pero no es mi propósito.

    ResponderEliminar
  30. Me gusta la idea.
    Intentaré aplicarla.

    1 beso
    y una sonrisa :)

    ResponderEliminar
  31. María...muy buenas las reglas, trato de seguirlas, estoy muy segura de que tú las haces realidad siempre. Te imagino con la sonrisa en labios, atenta todo el tiempo para ayudar a los demás.
    Recibe mi cariño.
    Besos.

    ResponderEliminar
  32. mejor agradarse a uno mismo no? muak

    ResponderEliminar
  33. Buena reflexión, amiga.
    Para mí lo importante es ser yo misma. Sonreir porque lo sienta así, porque es la única forma de que los demás se vean reflejados en mi espejo. Si yo irradio alegría, los demás recibirán esa misma alegría, luego podríamos hablar de reciprocidad, dando, recibiendo y viceversa.

    Besos.

    ResponderEliminar
  34. El mundo sería mejor, aunque de los comentarios anteriores se desprende que la gente sigue normas similares.
    Si te interesas por los demás y sus trabajos aprenderás cosas nuevas, te enriquecerás.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  35. Reconozco que no cumplo las reglas...

    Lo intentaré.

    Besos

    ResponderEliminar
  36. Hola María¡
    Yo creo que no se agradar. Nunca he seguido estas pautas que marcan como tienes que ser, moverte, vestir o sonreir. Tal como soy es por naturaleza, pienso que como no a todos puedo gustar, simplemente soy como soy.
    Eso si: Me gustaria tener mas virtudes de las pocas que tengo.
    Una abraçada/Un abrazo.

    ResponderEliminar
  37. Dar el corazòn en cada acto no solo con palabras, sin esperar nada a cambio...
    Excelentes consejos ... un abrazo muy grande!!

    ResponderEliminar
  38. Maria, cuando estoy triste y no tengo ganas de sonreir, por mucho que lo intente no me sale esa sonrisa.
    Siemprre que me dejen, intento escuchar a los demas.
    Buenas reglas.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  39. La felicidad sincera se da cuando se comparte, es imposible vivir feliz en la soledad, por eso es tan importante ganar amigos haciendo de su compañia un momento feliz.

    Wilmer Avila
    OREJAZUL

    ResponderEliminar
  40. Mueve más voluntades una sonrisa, una palabra amable, que mil razones.

    A veces los momentos dificiles o amargos de la vida nos privan de la sonrisa, nos ponen en la cara un gesto adusto y la sonrisa corre a ocultarse con timida y asustada, se repliega al último rincón del alma y a veces desaparece.

    Tardamos tanto en recuperar la felicidad cuanto tardamos en recuperarla.

    A veces la vida nos regala buenos momentos, a veces malos pero..., mientras no perdamos la sonrisa de un níño, asi sea en lo más profundo y alejado del corazon, no perderemos el alma.

    Un beso

    ResponderEliminar
  41. Pienso que para agradar a los demás hay que empezar por agradarse a si mismo.

    Nuestro interior es lo que podemos proyectar a los demás, sino estaremos falseando una postura y siendo demasiado leves en el compromiso que tenemos que asumir al saber ser amigo.

    Fue interesante conocer puntos de vista a lo que tan creativo post que elevastes.

    Cariños

    ResponderEliminar
  42. Un gran libro este que a pesar de la cantidad de años en que fue publicado aun sus postulados tienen tanta vigencia como en los mismos dias en que fue escrito, muchas gracias mi querida amiga por compartirl cn nosotros. Un abrazo

    ResponderEliminar
  43. Excelentes reglas María, difíciles de cumplir, porque tenemos una personalidad y forzarla nos hará ver mal, quizá sea cuestión de insistir.

    Saludos

    ResponderEliminar
  44. Cuanto tiempo...
    Yo diría María que agradar a los demás pero sin dejar por ello de ser tú mismo.
    Los abrazos como las peleas son cosa de dos, si uno no quiere, no funcionan.
    Dificiles reglas nos pones hoy, jaja
    Besos

    ResponderEliminar
  45. Estas reglas son fundamentales para andar en paz por la vida. Te agradezco que las hayas puesto, siempre es bueno que alguien te las recuerde.
    Y sonreír es fundamental, además, nos hace bien a nosotros mismos.
    Gracias María, me entra una bocanada de aire fresco al entrar en tu casa.
    Un beso enorme. Te abrazo,

    ResponderEliminar
  46. A la mierda las reglas, esto es muy complicado nos estan por una lado reventando libertades y por otro nos quieren hacer mejores personas.
    La pregunta es como conseguir sonreir cuando la luz se apaga, cuando el sonido de la musica no calma tu corazon.
    Tremendo pero cierto convivimos con todos nuestros yo, ellos se pelean todos los dias para ser libres, para que dejemos que resalten.
    Con todo y esto y admitiendo que estoy a años luz de aprender a escuchar, a sonreir aunque me reviente por dentro, estoy en ello.
    No sé si el tono es el correcto, si debería medir lo que escribo pero tengo ganas de romper algun silencio.
    Con una sonriza, saludo y te leo.

    ResponderEliminar
  47. Una bonita sonrisa...

    Querida María con una sola palabra podemos englobar todo este bello contenido que nos planteas, LA EMPATÍA.
    Los comerciales poseen estas armas, por eso se hacen simpáticos y acaban por inducirnos en la compra de lo que nos plantean.
    Por otra parte, estoy conforme, son las reglas de oro de la convivencia, pero si no hay empatía de nada sirve, ya que nunca se alcanzan los fines.

    Te abrazo con amistad

    ResponderEliminar
  48. Hola María: Hasa dado 6 reglas para la reflesión, yo ya las había leido en un libro que se titula "Como ganar amigos e influir en las pesonas". Hay un santo al que yo profeso una gran devoción que dice "Procura ser alfombra para que los demás pisen blandito." Yo estoy seguro que, esforzandote para que quienes te rodean sean felices, tu, también lo serás.
    Un abrazo ´María y mi lema cuaresmal.
    POR QUE DIOS EXISTE SOY FELIZ

    ResponderEliminar
  49. Sobre todo, sobre todo, que no te obsesione nunca agradar a los demás porque sí. Nunca se puede caer bien a todos.
    Besos.

    ResponderEliminar
  50. Agradar a los demás pero siendo uno mismo.
    Hay que saber aceptar que a todo el mundo no podemos caerle bien.
    Un beso,

    ResponderEliminar
  51. Aplico las reglas y comienzo por sonreírte a ti. :)
    Un gusto leerte.

    ResponderEliminar
  52. Intento sonreir siempre, aunque mi alma esté triste, intento escuchar siempre,aunque no me oigo a mí mismo,no pretendo agradar;sino facilitar la comunicación y la vida de los demás.Aunque a veces no lo consigo.
    Un beso

    ResponderEliminar
  53. Hola María
    Interesante propuesta! Eso sí, creo que cuando nos enfrascamos en agradar a los demás, dejamos de ser nosotros mismos. Seguir reglas es romper la espontaneidad y sentirnos incómodos; hay que reír cuando viene de adentro porque una sonrisa estudiada nos vuelve fríos. Las personas tienen entre sí una afinidad, o “química” que fluye sola. (y viceversa)
    A veces es cierto que es bueno aprenderse los nombres, pero creo que esto se ajusta más al plano laboral (Al menos en mi caso) porque cuando se trata de “amigos” seguro que no te olvidarás.
    Un besote.

    ResponderEliminar
  54. Mary, creo que todo radica en ser consecuentes con lo que somos, con nuestros valores, que es lo màs importante en una persona para formarse como tal.

    Humanizarse y no centrarse egoìstamente, en nuestra vida, en nuestros problemas, sin mirar ni siquiera por lo que està pasando el vecino.

    Es difìcil pensar que todos somos hermanos, y por lo mismo , todos nos debemos importar los unos a los otros, pero distamos tanto de esa sagrada frase.

    Creo que agradar, no es la palabra, sino ser màs humanos, ser màs solidarios, ser màs comprensivos, ser màs abiertos, ser màs alegres.
    Viendo en cada persona a alguien importante, tanto como nosotros mismos.
    Si nosotros nos sentimos por el suelo, y màs encima llenos de iras y amarguras, jamàs vamos a ser capaces de sentirnos bien y por lo mismo hacer sentir bien a los demàs.
    Dejèmos el individualismo de una vez por todas!!!!

    Un beso con todo mi cariño amiga.

    Susana-Agualuna

    ResponderEliminar
  55. Acabo de descubrir tu blog y ésta entrada me parece genial.

    Cre q todos en algún momento intentamos agradar a los demás,pero pienso q para eso tanto como para querer y demostrarlo, antes tenemos q agradarnos nosotros mismos y querernos.

    Besos

    ResponderEliminar
  56. En general, me intereso mucho por las personas qu amo, las escucho e intento entenderlas, soy buena amiga´(eso dicen), pero cuando a mi me pasa algo, soy como un libro abierto, no lo puedo evitar, las personas que me conocen, reconocen inmediatamente por mi mirada, que teng algun problema. Muy interesante tu post. Un beso

    ResponderEliminar
  57. Yo, de buenazo que soy llego a ser tonto, y así me luce el pelo, pero no puedo ir contra mi naturaleza y siempre tengo una sonrisa y una mano tendida hacia los demás. Soy como el perro que, aún apaleado, sigue prodigando cariño sincero. Qué se le va a hacer si cada uno es como es. En fin...

    ResponderEliminar
  58. No se si agrado o no a los demás...solo te diré que si para agradar tengo de dejar de ser yo misma......procuro agradar.... lo demás tienen la palabra de si lo consigo o no.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  59. Intanto ser con los demás como me gusta que sean conmigo....no siempre consigo la reciprocidad,pero me quedo con mi corazón tranquilo que siempre mi transparecia,delicadeza y franqueza son mi carta de presentación..
    Un besito cudiate


    Mariella

    ResponderEliminar
  60. Yo , intento agradar a los demàs y hacerles la vida agradable,con eso me siento felìz.

    Amiga Marìa espero que tengas unos dìas de descanso en Semana Santa, y disfrutes.

    Besos de Primaveras...

    Embrujada.

    ResponderEliminar
  61. Para serte franca María, he leído tu texto pero no los pasos para saber si les agrado a los demás, pues me parece ridículo. Son los demás quiénes deben decir si yo soy agradable o no, el esforzarme no me hará mejor, todo lo contrario sería una farsa. En cuanto a escuchar a los demás, mucho no puedo decir, ése es precisamente mi trabajo y lo hago con todo el amor de que soy capaz.
    Gracias por este llamado a la reflexión en todas su connotaciones, amiga, siempre sirve.
    Un gran beso.

    ResponderEliminar
  62. Muchísimas gracias a todos por vuestras visitas y por comentar los posts, es una gran satisfacción leerlos.

    Intentemos agradarnos primero a nosotros mismos, porque sino, dificilmente, vamos a poder agradar a los demás, y cuando tengamos malos momento y no podamos sonreir, no nos importe llorar delante de los demás ni avergonzarnos de ello, porque llorar significa aflorar exteriormente lo que tenemos adentro, desahogándonos y así quedarnos tranquilos, para luego poder volver a sonreir.

    No nos quedemos con nuestras agonías interiormente, hablemos de ellas, expresemos hacia los demás lo que nos corrompe por dentro para no oxidarnos interiormente.

    Pero sobre todo, no se nos olvide nunca escuchar a los demás, porque asi como ellos nos pueden ayudar escuchándonos a nosotros, con su apoyo y energía, nosotros también lo podremos hacer asi también.

    Quizá haya reglas que nos sirvan para mejorar, pero no olvidemos nunca, ser cada uno, como somos, naturales y sin máscaras.

    Feliz Sábado para todos y un beso.

    ResponderEliminar
  63. Creo que es importantísimo agradarle a los demás, sencillamente porque no estamos solos en el mundo... pero siempre y cuando ésto no sea forzado ni impuesto.
    Creo que la mejor maneraa de agradar a los demás, es mostrarnos tal cual somos, porque es en nuestra esencia donde se halla nuestra verdadera belleza y la que se manifiesta en nuestra mirada, nuestra sonrisa o nuestra piel...

    Un cariño para vos
    Eliana

    ResponderEliminar
  64. Hola, ELYCOMETICA: Estoy totalmente de acuerdo con tu comentario y lo ratifico. Encantada de volver a verte por este rincón, y te mando un beso enorme.

    ResponderEliminar
  65. Bueno, hay muchos comentarios interesantes, creo que en principio debo agradarme a mí mismo. Ya con eso hay un montón de trabajo. Luego creo (un poco) en la fórmula del 33%
    Al 33% le resultarás agradable, al 33% desagradable y al 33% les serás indiferente.
    Bajo esta premisa, creo que lo mejor es ser uno mismo. Un saludo, es muy interesante las cosas que propones para reflexionar. Seguiré leyéndote.

    ResponderEliminar
  66. Tienes mucha razón, EL ÁNGEL, lo más importante es agradarse a uno mimos, porque sino, dificilmente podremos agradar a los demás. Muchas gracias por visitarme y por dejar tu huella, puedes volver siempre que lo desées. Un beso.

    ResponderEliminar
  67. Maravillosos buenos consejos. Parece fácil aplicar la lógica y ser así, pero los seres humanos somos débiles. Es importante educar esos valores, para que todo mejore.

    ResponderEliminar
  68. Asi es, Pablo Miguel Simón, es dificil aplicar esos consejos porque las personas no somos perfectas.

    Un beso.

    ResponderEliminar

Tu opinión es importante. Muchas gracias.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...