sábado, 18 de julio de 2009

"Tiempo para la buena lectura"


Es tiempo de vacaciones, para descansar y para dedicarlo a las cosas que más nos gustan. Desde mi blog os invito a la buena lectura, y para ello quiero compartir con todos vosotros, y a la vez, que sirva de agradecimiento, el escrito que mi amigo bloguero, Calvarian, me ha regalado, titulado: "El hombre del cayado". Espero que disfrutéis de dicho escrito tanto como he disfrutado yo. Así mismo, os recomiendo, no dejéis de visitar su magnífico blog, denominado, "Sombra Triste", para que descubráis sus magníficos relatos, todos escritos con su pluma de oro.

Gracias por tu regalo,
Calvarian, y gracias a todos vosotros por estar tan cerca.



"EL HOMBRE DEL CAYADO"


Durante muchos años, la figura de un anciano, con su traje negro de alpaca, algo polvoriento, su camisa blanca abotonada hasta el cuello, sus viejos zapatos remendados, su boina calada y su inseparable cayado de madera de nogal, formó parte del paisaje de la plaza de la villa.

El hombre del cayado pasaba las tardes sentado en el banco de piedra que rodeaba al roble milenario, bajo su sombra, acariciando su rugoso y herido tronco, palpando y sintiendo lo que el paso del tiempo, y sobre todo, las navajas de los enamorados, habían hecho a su amigo y compañero. Sentía en sus propias carnes la ancianidad del árbol, pero envidiaba su porte, su fuerza, su testarudez, sus ganas de vivir, sus renacimientos cada primavera.

El hombre del cayado perdía su mirada entre las callejuelas del pueblo, respirando el aire puro de las montañas que le rodeaban, capturando con sus adormecidos sentidos los recuerdos de juventud que el tiempo se empeñaba en sepultar. Correteaba junto a sus amigos en aquellas olvidadas mañanas del mercado semanal que ya no existía, cuando hurtaban algunas piezas de fruta, procurando sorprender a los comerciantes que gritaban y protestaban, cansados de las travesuras de unos muchachos, a los que movía más el hambre que las ganas de jugar.

El hombre del cayado permanecía inmóvil durante horas, con sus manos arrugadas y descoloridas apoyadas en sus cansadas piernas, con los ojos tristes y lagrimosos, con las cejas canas, pobladas y descuidadas, con la tez morena y los labios agrietados por el sol, con el cayado descansando sobre la piedra caliza gris del banco que rodeaba al roble, enmohecida, desgastada y desconchada, con el paso de los años.

El hombre del cayado observaba el cielo azul y luminoso, admirando la libertad con la que se movían las aves, encerrado como estaba en su cárcel envejecida de carne y hueso. Seguía con su cansada vista las coordinadas líneas que las bandadas de aves migratorias dibujaban en las tardes de otoño y primavera, viajando con ellas, imaginándose como sería ver el mundo desde allí arriba, hasta que las perdía en el horizonte. Escuchaba el suave canto de los jilgueros; observaba el ir y venir de las cigüeñas, instaladas en el viejo campanario de la iglesia, en aquel enorme nido que parecía sostenerse en lo más alto, por arte de magia; participaba del baile amoroso de una pareja de cuervos, recordándose muchos años atrás, en la verbena de la fiesta del pueblo, junto al amor de su vida, vestido con su inseparable traje de alpaca negro. Sonreía al verse de nuevo en medio de la plaza, frente a la orquesta, cortejándola como el cuervo hacía con su compañera.

El hombre del cayado adoraba el silencio de los ruidos del pueblo, y fruncía el ceño cada vez que pasaba uno de los pocos modernos artilugios que transitaban por la plaza turbando su paz. Despreciaba el olor del gas que despedían por sus tubos de escape, que impedían que su olfato continuara respirando los olores de su niñez, el olor a leña quemada, a hollín de chimenea; el olor a cocina, a matanza curándose, a potaje hirviendo; el olor a bosque húmedo, el olor a monte, a verde, a libertad, a cielo abierto, a paseos a caballo, a granja y campo. El olor que le había acompañado durante toda su vida.

El hombre del cayado escuchaba ensimismado el monótono sonido del pequeño chorro de agua de la fuente del otro lado de la plaza, que mantenía rebosante el agua del pilón, donde el ganado acudía nervioso y excitado al atardecer. Observaba las sedientas reses que regresaban de pastar en libertad en los montes cercanos durante todo el día. Sonreía al ver como se empujaban unas a otras, compitiendo por obtener un pequeño hueco por donde meter su cabeza, y saciar así la sed acumulada durante el camino de vuelta.

El hombre del cayado saludaba levemente a todo el que pasaba por su lado con un minúsculo y casi imperceptible movimiento de su cabeza. Esperaba la salida de los niños del colegio para disfrutar unos instantes de su alegría, dejándoles acariciar las arrugas que surcaban sus manos y cara, y tocar sus grandes orejas, enseñándoles a llamar a las ardillas con ruidos y silbidos estridentes, y a darles de comer pequeños trozos de nueces que guardaba en el pequeño fardel azul marino que llevaba siempre consigo.

Hasta que… aquella tarde, mientras el sol caía tras las montañas, el pueblo entero, en silencio, lleno de tristeza, fue congregándose alrededor del banco que rodeaba al roble. El hombre del cayado permanecía allí sentado, pero se había ido. Había dado su último saludo a todos los que pasaban ante él. Había visto abrevar al ganado por última vez. Había dejado a su viejo amigo y compañero, el roble milenario, en el centro de la plaza, llorando lágrimas de savia en soledad. Había entregado su fardel azul marino de las nueces a los niños para que siguieran jugando a alimentar a las ardillas. Había abandonado su cuerpo cansado para dejar que su alma volara arrastrada por el viento, junto a las aves migratorias, en perfecta formación, libre de su cárcel, en un viaje sin retorno hacia la eternidad, pudiendo observar por fin, si el mundo desde allí arriba era como había imaginado durante toda su vida. Había cerrado los ojos para siempre, sentado en su banco, llevándose con él los recuerdos de las montañas, y los olores y sonidos de las callejuelas del pueblo que le viera nacer, dejando para siempre, apoyado sobre la piedra gris, enmohecida y desconchada, su cayado de nogal.

Calvarian




50 comentarios:

  1. TE DEJAMOS UN ABRASITO
      . - - . “     “ . . -   ` " . _
      | C      e _ /        `\\
      “ - .    e / o \\ _a     , _ /
        |     \\ _u/ o\\a    |
        \\ .     \\ / _/ . - . __ /
         . ; . “ - . . . - -   \\  \\ - - .
       . “  \\      . -   /   “ .
      /     “ - - . - - -..    /     \\
      |       \\ __ . . - - `-      |)
    ..  (|.        |  \\       / - .
       \\  __     /    “ . ““ - . __ . -   \\
       ; `  ` \\ - - ;    |   \\ “.  / ` |
       |.    -|   |    |    |  \\ \\ _ ;
       |     \\ ) ) )   /---   |   - . _/
       \\   ) ) ) - -`   ( ( (  /
        `- - -`       `- - -

    En el día de la amistad queremos desearte que todos tus mejores
    anhelos se hagan realidad y que tengas éxito y felicidad,
    un corazón alegre y risas. Queremos decirte que para nosotros
    es maravilloso tenerte de amig@ y que atesoraremos siempre tu amistad.

    MUNDO ANIMAL TE DESEA, UN MUY FELIZ FIN DE SEMANA Y LINDO DIA DE LA AMISTAD , CHRISTIAN Y ESTRELLA !!!!!!

    ResponderEliminar
  2. Bonito relato.Pasaré a saludar a Calvarian.

    Besos

    ResponderEliminar
  3. Precioso relato me e deleitado con él, te deseo lo mejor en el día del amigo bella María que la paces muy feliz.

    Muchos abrazos y besos...

    ResponderEliminar
  4. Esta es una de las tantas cosas positivas que tiene la blogosfera, gracias a vos querida amiga he conocido a un escritor de primera.
    Besos y buen finde

    ResponderEliminar
  5. Que bonito regalo.
    Debes estar muy contenta.

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Me sumo a tu recomendación sobre el blog de Calvarian. Lo sigo y sé lo que me digo, tienes historias muy bonitas.
    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Maravillosamente expresada tanta sabiduría...tanto que nos afanamos en cosas vanas, ojalá cuando llegue nuestra hora, también muchas personas lo consideren un día triste.

    Un abrazo y besos, gracias

    ResponderEliminar
  8. P.D te pido permiso para robarte la foto, me encantó.
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Menudo regalazo!

    Nada como tener amigos, con quienes llenar huecos de libros y buenas conversaciones.

    Saludos, María!

    Disfruta de tus vacaciones...

    ResponderEliminar
  10. Calvarian siempre me lleva a través de los sentidos que siempre describen sus relatos. Me sumo a la recomendación de que hay que ir a visitarle... Calvarian es grande!!

    ResponderEliminar
  11. Que regalor tan lindooo! Me encanto :)

    tienes mucha razon, epoca de vacaciones = epoca para hacer todas las cosas que más nos gustan! comenzaré

    besosss , buen fin de semana

    ResponderEliminar
  12. Ha sido un relato muy bonito y emotivo. Gracias por compartirlo.
    Un rampybeso

    ResponderEliminar
  13. Ya está...lo has conseguido...Mi calva parece que la he puesto en adobo...Como un pimiento morrón de colorada...Diosssss que vergüenza jajaja...Lo dicho te mueves más que los precios.

    Gracias guapix. Un enorme besix de sábado.

    ResponderEliminar
  14. Preciosa narración.
    Fue un lindo regalo.
    Un beso María y lindo finde para ti
    Gizz

    ResponderEliminar
  15. Un amigo es un tesoro, bonito relato,vacaciones para hacer cosas con tranquilidad y disfrutar de ellas
    Un abrazo desde mi mar de libertad

    ResponderEliminar
  16. Solamente una pluma manejada por una mente sensible y observadora, logra tan bello resultado. Emocionante, esta narración corta pero muy bien argumentaba.
    Me ha gustado mucho.
    Os felicito a os dos...

    Te abrazo, fruto de la emoción y la buena amistad

    ResponderEliminar
  17. María

    Te agradezco que nos hayas recomendado la lectura de este cuento. Está muy bien escrito, bien secuenciado, estupendamente narrado, empleando unos adjetivos que le dan color y que nos hacen vivirlo plenamente.

    Visitaré con sumo placer su blog. Seguro que tiene otras joyas para compartir con nosotros.

    Un abrazo.

    Juan Antonio

    ResponderEliminar
  18. Un regalo muy interesante, amor.
    Leer es siempre un placer.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  19. Hace tiempo que sigo sus relatos con mucho interés. Ya se lo dije muchas veces, es un artista!!

    Este relato que ha hecho para tí es precioso.

    Mil besoss María.

    Sara

    ResponderEliminar
  20. Yo ya vuelvo de las vacaciones, han sido cinco días nada más, que pocoooo

    Besos

    ResponderEliminar
  21. Que bonito regalo te han hecho, me ha encantado. Gracias por compartirlo con nosotras. Un beso

    ResponderEliminar
  22. Bonito regalo, bonito relato, bonita AMISTAD.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  23. Un gusto leerte siempre.. por ahora no he podido dedicar el tiempo necesario para comentar, me encuentro fuera de casa, pero hoy deje el espacio para comentar...

    Saludos fraternos
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  24. PARA TODOS:

    Es bonito compartir las cosas bellas, como por ejemplo, en este caso, el arte de la escritura de nuestro amigo bloguero Calvarian, intentemos darnos a conocer entre todos, unos a otros, en este caso la escritura, en otros casos, de la pintura, etc, abrámonos compartiendo y ofreciendo.

    Muchas gracias Calvarian, por haberme dejado hacer lo que haya querido con este regalo.

    Muchas gracias a todos, por haberos acercado a leerlo.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  25. Si que es buena época para leer, al menos para mi, porque tengo mas tiempo, y en cuanto al regalo de tu amigo, puedes estar orgullosa, porque es un bonito relato. Un beso Maria

    ResponderEliminar
  26. Hermoso relato!
    Es un palcer leerte

    Feliz día del amigo!
    Besitos

    ResponderEliminar
  27. Maria en mi blog arriba pincha en la imagen y te traslada al blog nuevo que he abierto para colocar los premios,hay dos sueltos, que se pueduen cojer cualquiera de mis seguidores t comentarios,hay otros dos port un lado y otros tres por otro lado mira y donde estes tu blog los recojes.

    Saludos y abrazos,y buena semana.

    ResponderEliminar
  28. te había visto en algunos blog y una vez pasé por aquí, leí el relato de la chica con cáncer que se casó y pensé desde entonces, que te seguía...hoy cuando entré me he dado cuenta que no (desde ayer intento sin éxito entrar). Me gusta tu forma de escribir, de hacer reflexionar a quien te lee, hoy por lo menos lo he hecho mientras leía este maravilloso relato que has dejado...
    Me parece muy lindo tu blog, así que si me lo permites, te sigo.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  29. hola MARIA,
    feliz verano,
    feliz lectura y feliz dia del amigo.

    Un abrazo y beso con cariéno y respeto

    ResponderEliminar
  30. ¡Un buen texto! Gracias por compartirlo. Y este verano no os olvidéis que continúa nuestra aventura del Quijote...

    ResponderEliminar
  31. Muy bueno tu consejo amiga, y el artículo que nos obsequias, estaré de visita en los espacios que recomiendas, pues seguro estoy que viniendo de ti será muy agradable lo que en ellos encontraremos. Un gran abrazo venezolano.

    ResponderEliminar
  32. Hola María: Bonito relato y buen sabor de boca. Gracias por compartirlo.
    Besos

    ResponderEliminar
  33. _________@@__@_@@@
    _____________@__@@_____@
    ____________@@_@__@_____@
    ___________@@@_____@@___@@@@@
    __________@@@@______@@_@____@@
    _________@@@@_______@@______@_@
    _________@@@@_______@_______@
    _________@@@@@_____@_______@
    __________@@@@@____@______@
    ___________@@@@@@@______@.
    __@@@_________@@@@@_@
    @@@@@@@________@@
    _@@@@@@@_______@….
    __@@@@@@_______@@
    ___@@_____@_____@____
    ____@______@____@_____@_@@
    _______@@@@_@__@@_@_@@@@@
    _____@@@@@@_@_@@__@@@@@@@
    ____@@@@@@@__@@______@@@@@
    ____@@@@@_____@_________@@@
    ____@@_________@__________@
    _____@_________@
    _______________@
    ____________@_@ …
    _____________@@_@
    ______________@@……
    ______________@
    _____________@
    _____________@
    Feliz día del amigo!Un abrazo!

    ResponderEliminar
  34. Me conmueve mucho este relato, nos habla de esos misterios insondables, la vida, la muerte, la compasión...Un fuerte abrazo María,

    carmen

    ResponderEliminar
  35. Hola feliz día del amigo, mis vacaciones han sido para planificar mi boda y por eso he creado el blog para que me ayuden, te invito a visitarme, hasta pronto.

    ResponderEliminar
  36. Un lindo relato, bien narrado y con excelentes matices, me encantó lo de las nueces y las ardillas, está lleno de ternura. Las masas te quieren María jaja.
    Ahora no estoy en la compu del programa que necesito para hacer el cambio de la imagen, pero a la nochecita te la mandaré. Espero estén mejorando las cosas.
    Besos Lechuza.

    ResponderEliminar
  37. Cariños y buen dia del amigo, aunque para mi son todos los días, porque al amigo hay que saberlo cuidar y apreciar día a día.

    ResponderEliminar
  38. Excelente texto!! tiene un altísimo nivel descriptivo y realmente al leerlo parece que uno este viendo a ese hombre anciano..
    Me ha encantado desde luego!!!

    Un bonito regalo:)

    Besines Maruchiña!!

    ResponderEliminar
  39. Maravilloso escrito guapisima..., felicita a tu amigo de mi parte.

    MUCHOS BESOSSS

    ResponderEliminar
  40. Hola, María.
    Dicen que los blogs están decayendo, que ahora se lleva el faceboock ese. Lo que yo sé es que blogs como el tuyo no pueden ser más interesantes. Además nos aporta una muy buena idea: dar a conocer los buenos escritores que merecenn la pena.
    El texto de Calvarian, magistral...
    Un beso agraddecido.

    ResponderEliminar
  41. PARA TODOS:

    Gracias por venir a leer el relato de Calvarian, es muy positivo dar a conocer a los demás lo que otros nos ofrecen tan interesante.

    MATEO BELLIDO: Tienes mucha razón ahora parece ser que lo que se lleva más es el FACEBOOCK y que los blogs están decayendo, pero creo que los blogs nos aportan mucho más.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  42. María, he pasado por Calvarian, me ha gustado.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  43. JULIO

    Gracias por haber tenido el detalle de pasarte por allí, es bonito dar a conocer vuestro arte.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  44. Gracias María por compartir la información. Veo que Calvarian tiene muuuuucho talento. Un abrazo

    ResponderEliminar
  45. BELKIS: Un gran abrazo para tí por venir a visitar mi blog.

    ResponderEliminar

Tu opinión es importante. Muchas gracias.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...