jueves, 17 de septiembre de 2009

"La importancia que damos a la opinión de los demás"




A todos nos importa mucho lo que piensen los demás de nosotros, aunque bien es cierto, que a unos más que a otros.

Por ejemplo, si vamos por la calle y tropezamos cayéndonos al suelo, lo primero que hacemos es mirar hacia los lados para ver si alguien nos ha visto caer, y si ha sido así, pasamos verguenza. Por el contrario, si nadie nos ha visto caer, nos sentimos felices, aunque nos hayamos hecho daño.

Cuando vamos a comprar... ¿cuántas veces nos hemos salido con productos que no necesitábamos, pero por temor a decir "no" al vendedor, los hemos adquirido?

Cuando alguien nos dice cosas bonitas sobre nosotros mismos, nos sentimos felices por el concepto tan positivo que tienen de nosotros. En cambio, si alguien nos dice lo que no les gusta de nosotros, nos sentimos algo tristes porque vemos que no nos aprueban al cien por cien.

Tenemos que intentar dejar de influenciarnos por las opiniones de los demás, ya que nadie es Juez de nadie, y darnos cuenta de que es muy difícil agradar a todo el mundo, pero sobre todo, valorar más la opinión que cada uno tiene sobre sí mismo, que es lo más importante.





77 comentarios:

  1. Hola tocayina ¡que gusto volver a saber de ti! Ya veo que has hecho una gran obra en tu espacio y que sigue lleno de cositas guapas. Y además veo que tienes otro lugar más ¿como lo haces para encontrar el tiempo? Me das un pelín de envidia. Besotes

    ResponderEliminar
  2. Hola Maria, estoy totalmente de acuerdo contigo en relación a este tema, no tenemos que influenciarnos por lo que digan o como lo digan, sino que cada uno tiene que sentirse agusto consigomismo y a partir de ahí, a luchar, fuerte y de frente, sin mirar hacia atrás.
    Un saludo.
    Miguel-Angel.

    ResponderEliminar
  3. Es tarea difícil conformar todos los gustos y opiniones, finalmente el resultado puede ser un híbrido sin personalidad ni voluntad.

    Muy de acuerdo con Vos, guapa, como siempre tus posts apuntan a mirar hacia adentro. Muy biennnnnn!!!!

    Mi beso Maria Querida!

    ResponderEliminar
  4. Sí María, lo primero es conocernos, valorarnos y amarnos a nosotros mismos. Para que luego el que dirán no influya en nuestra vida. Muy buena entrada amiga!!!
    Besitosssssssssssssssssssssss.

    ResponderEliminar
  5. Excelente perspectiva, pero cabe un matiz: la opinión del otro siempre debe tenerse en cuenta como forma de convivencia. No percibirla es egoísta. Salvo esto, tienes razón en todo.

    ResponderEliminar
  6. Hola Maria

    Yo me considero una persona que poco le importa el que dira , me amo lo suficiente como para creerme el cuento, es un trabajo que cuesta cocechar en uno, pero se puede, aun q hay ciertas cosas que nunca dejaran de darme verguenza como el tropesarme jajaja es una plancha de aquellas.

    Besos Maria
    siempre es un gusto leerte
    adios

    ResponderEliminar
  7. Tienes toda la razón.
    Yo he de mejorar mucho aún.

    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Sabia reflexión que aplico a los blogs. Muchos escriben lo que les place sin tener en cuenta la opinión de los demás. Pero confieso que he creado artículos teniendo en cuenta sugerencias y opiniones de los demás. No vivimos en una burbuja. La persona es un ser sociable y por tanto ha de tener en cuenta lo que opina el resto.

    ResponderEliminar
  9. Estoy de acuerdo.

    Tener en cuenta la opinión de los demás está bien, siempre podemos aprender de estos otros puntos de vista, pero hay que empezar por conocernos y querenos a nosotros mismos, y de esta manera seremos capaces de ofrecer lo mejor de nosotros.

    Un saludo
    Pablo

    ResponderEliminar
  10. Hola María, estoy totalmente de acuerdo contigo, a veces nos dejamos influenciar demasiado por las opiniones ajenas, sin tener en cuenta nuestro criterio propio.

    Muchos besos.

    Sara

    ResponderEliminar
  11. ……`, | /
    .-..-.,-***-,.-.-.¯`°´¯
    .-..-.( °_° ),~*`+-..¯`°´¯
    ……_,-+~* *~+-,_..`*`)..¯`°´¯
    .(_.-~`+~-,__,~´`*´*
    ….^v^
    _____________$…… ^v^..
    ____… ^v^_____$$
    _____________$_$$
    _____________$$$ …….. ^v^
    _… ^v^_______$$_§§§.
    ___________$$$_§§§§§
    ___________$_$_§§§§§§ ………….. ^v^
    __________$$_$__§§§§§§
    _________$$$_$__§§§§§§§
    ________$$$$_$__§§§§§§§§
    _______$$$$$_$__§§§§§§§§
    _____$$$$$$$_$__§§§§§§§§§
    ____$$$$$$$$_$_§§§§§§§§§§§
    _$_$$$$$$$$$_$_§§§§§§§§§§§
    _$$_$________$$$_____$$$$$___$$
    __$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$_$$$$.
    ___$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$
    _..-+*°*+-.._ ~~~*°*~~~ _..-+*°*+-.._
    ~~~ _..-+*°*+-..~~~~ _..-+*°*+-.._
    _..-+*~~°*+-..__..-+*~~~~°*+-.._*+-…-+*°
    _.~*°*~~~~ _..-+*~~~~°*+-.._*.-+*°*+-.._
    CUANTA RAZON TENES MARIA, AVECES ESCUCHAMOS DE MAS A LOS DEMAS Y NO NOS PERMITIMOS DAR NUESTRA OPINION
    QUE TENGAS UN BUEN JUEVESSS
    ABRAZOS CHRISTIANNNNNNNNNN

    ResponderEliminar
  12. LA OPINIÓN DE LOS DEMÁS es acertada cuando.. no te limitan.. no te anulan.. no te encierran..

    Cuando eres persona y no oveja.. que sigue el rastro de otras ovejas por inercia..

    La opinión de los demás es acertada cuando.. eres libre.. cuando te caes.. te levantas.. y sigues.. sin mirar atrás porque sabes que no hay necesidad.. ya que todos somos libres de tropezar.. resbalar..

    La opinión de los demás es acertada sólo cuando son positivos contigo.. no destructivos.. cuando nadie te mira por encima del hombro porque sabes con seguridad que nadie es más ni mejor que nadie..

    La opinión de los demás sólo es válida.. cuando te respetan.. incluso cuando no estás de acuerdo con algo.. o te enojas por algún acto casual..

    LA OPINIÓN DE LOS DEMÁS SÓLO IMPORTA Y ES ÚNICAMENTE VÁLIDA CUANDO DESCUBRES QUE.. REALMENTE NO NECESITAS DE SU OPINIÓN.. PARA VIVIR TU VIDA EN ARMONÍA.. CONTIGO MISM@.

    Todos somos iguales.. la única diferencia es que unos viven muertos de miedo por "el qué pensarán de mí".. y otros viven en armonía pensando.. "y qué más dá lo que piensen de mí??.. eso no va a cambiar la situación de mi estado actual.. porque yo soy yo.. me amo y me valoro.. y no busco afuera.. lo que ya vive dentro de mí"..

    Bah!!.. dejémos que cada cual escoja a qué clase de rebaño desea seguir.. en mi caso.. yo soy una gacela que brinca y brinca.. jejeje.

    ResponderEliminar
  13. Vivimos en sociedad y es natural que nos importe lo que opinen los demás acerca de nosotros, pero eso no debería limitarnos hasta el punto de variar nuestra naturaleza. La vida es demasiado corta como para desperdiciarla preocupándose por el qué dirán. Si eso os impide alcanzar vuestra felicidad es obvio que no merece la pena.

    ResponderEliminar
  14. La reflexión de una mujersabia y prudente que sabe mucho. Con el timepo, he ido liberándome de ese tipo de cosas, de pensar en lo que pensarán los demás. Ahora soy más libre.
    Saludos guapa.

    ResponderEliminar
  15. Hola amiga, lo que los demas opinan de nosostros muchas veces coarta nuestra propia libertad, por eso es necesario que vivamos nuestra vida y los demas se metan sus opiniones donde les quepan y vivan las suyas propias,y no las de el resto de las personas.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  16. Te vengo a dejar un bezaso y un abrazo desde Brasil.

    ResponderEliminar
  17. Sobre tu texto: Respeto por uno mismo y por el otro, creo que este es el secreto.

    ResponderEliminar
  18. Mucha razón en tu escrito.
    La opinión de los demás sigue pesando mucho en nuestras actitudes.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  19. Querida Maria cuanta razón tenés pero es difícil abstraerse de la opinión de los demás yo por lo menos no puedo.
    Puede que sea inseguridad o esperar ser aceptado por todos pero me cuesta ignorarlos.
    Te mando un beso

    ResponderEliminar
  20. Sí, María, pero tenemos que tener en cuenta que, pensemos lo que pensemos nosotros de nosotros mismos, la verdadera imagen es la que reflejamos a los demás, y los demás, queramos o no queramos, son los que se asocian o nos rechazan, en función de la adaptación social nuestra.

    Creo que es importante la opinión de los "demás", de nuestros amigos familiares... de aquellos que nos quieren y queremos. Los otros, los demás... bueno, esos... jejel... lo que cada cual quiera.

    Sabes?... Por lo general, lo que nos dicen los "demás", los que nos quieren de verdad, llevan razón... Es nuestro orgullo, nuestro egoísmo el que no soporta la opinión de los demás.

    Hay una frase muy típica: "He actuado mal, pero yo no soy así"

    Y ciertamente, la persona, por lo general, no es así, pero... pero... Sí, en el fondo es así porque ha actuado así; ha salido de ella... y muchas otras cosas pueden salir más, que a lo mejor ni sospecha. Lo importante es reconocerlo y limar imperfecciones, o por lo menos, intentarlo cada vez que se produce una situación que nos enerva y sale nuestro... jeje... "monstruo".

    Bueno, tal vez mestoy saliendo del tema... Ya sabes quemenrollo como una persiana... jajajaja.

    Besicos.

    ResponderEliminar
  21. Quererse, respetarse, querer y respetar y, además un poco de sentido del humor solucionan muchos prejuicios y "comidas de tarro"

    Un abrazo, y me encanta este PA tuyo.

    ResponderEliminar
  22. creo que deberiamos ser nosotros mismos ante la sociedad,sin embargo esta muy bien escuchar la opinion de los demas ante las cosas que nos puedan aportar una idea o una opinion


    muxos besos

    ResponderEliminar
  23. Hola María, creo que todo depende de la personalidad de cada uno,hay personas que se dejan influir mucho por el qué diran,viven sumergidos en la pesadumbre de sentirse observados a cada momento, como si sus vidas tuvieran una mirilla con un ojo constante que le espía, estos son los más influenciados por el pensamiento de los demás.
    Luego están o estamos muchos o la mayoría de la gente,a quién tu defines muy bien en tu entrada.
    Por último,los "pasotas", los "a mi me da igual lo que piensen los demás",unos de palabra pocos de hechos.
    Un beso

    ResponderEliminar
  24. Es cierto lo que narras, aunque lo importante es aprender a vivir sin la aprobación de los demás.

    Besos

    ResponderEliminar
  25. Importa la opinión de los demás cuando sabes que te aprecian.. La de los otros, María, cuando lo hacen para herir, ni caso!
    Paso a paso, golpe a golpe se aprende..
    Como siempre, muy buen Post!

    Besos, muchos, para ambas!
    Y feliz Finde!

    ResponderEliminar
  26. ¡Jo! Si tuviera que pensar en lo que los demás piensan de mí, además de todo lo que yo ya pienso, pensaría tanto que no me quedaría tiempo para pensar en cosas que de verdad son importantes. Sonrío.

    Besos, María.

    ResponderEliminar
  27. Tuve una época que dependian del qué dirán... hoy, sigo dependiendo pero no obsecionando... muy ben post... un abrazo!

    ResponderEliminar
  28. El miedo al no es la posible exigencia de tener que explicarlo...

    ;)

    Buen finde!

    ResponderEliminar
  29. Raramente se aprende algo nuevo de un alago, sin embargo a veces si aprendemos de una crítica.

    En la justicia con que valoremos ambos está lo mejor.

    De una y otra cosa debemos sacar lo mejor, pero nuestro criterio es al final el que tiene que medir nuestro valor.

    Besos

    ResponderEliminar
  30. Si, tienes razón, yo soy duro de influenciar, debe de ser deformación profesional por haber estado toda mi vida activa dedicado al Marketing, pero reconozco que si me importan las opiniones de la gente que me quieren y quiero.
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  31. Totalmente de acuerdo, hay que saber recibir tanto la critica como el halago, y a la hora de corregir hacerlo con fraternidad. Saludos y un gran abrazo

    ResponderEliminar
  32. Totalmente de acuerdo, hay que saber recibir tanto la critica como el halago, y a la hora de corregir hacerlo con fraternidad. Saludos y un gran abrazo

    ResponderEliminar
  33. Creo que eso forma parte de la madurez.

    ResponderEliminar
  34. Hola María!
    Tienes razón, aunque puedo decirte que con el tiempo (o los años) aprendemos a separar la paja, del trigo; algo así como valorar lo esencial, lo primario y vivir la libertad de ser nosotros mismos. Es un proceso lento, pero se aprende.
    He estado alejada, por eso no pasaba, pero ya sabes que siempre volveré.
    Te dejo un beso y un abrazo con mucho cariño.

    ResponderEliminar
  35. Totalmente de acuerdo contigo, hace mucho tiempo q me di cuenta q no podemos gustar o agradar a todo el mundo por un igual.

    Besos

    ResponderEliminar
  36. Yo estoy hasta el gorro de las opiniones 'bienintencionadas' de los demás, María. Como aprendí hace tiempo del maestro Jodorowsky, hay que hacer caso omiso de los insultos y de los halagos, pues ambos son peligrosísimos. Es lo mejor para la salud mental.

    ResponderEliminar
  37. Hola María.

    Como ya recordarás (espero) dedico parte de mi vida a la actividad política. Cierto que en un nivel pequeño, pero para el caso es lo mismo.

    Pues bien, ¿supón que yo no tuviera en cuenta la opinión de lo demás, ni la de mis compañeros, ni la del resto de los ciudadanos? El resultado sería desastroso, sin duda.

    Por lo tanto, mi obligación es conocer y estar atento a todas las opiniones, sobre todo a las discrepantes y aprender a aceptarlas.

    Pero hay más. Al tener una actividad pública, parte de mi privacidad, está sometida, por pura coherencia, a la opinión de los demás.

    No es sensato decir una cosa y luego hacer exactamente lo contrario. Por ejemplo, predicar la tolerancia y ser un maltratador en mi casa. Está claro que esto último es un tema familiar pero afectaría a mi vida pública porque quedaría retratado como un farsante.

    En fin, que queramos o no, en muchas ocasiones las opiniones ajenas son importantes.

    Lo que si es cierto es que si me quiero poner un pantalón de color rosa, pues me dará igual lo qur digan los demás. ¡Hasta ahí podíamos llegar!

    ResponderEliminar
  38. Creo que nunca fui mucho de preocuparme, con "lo que dirán". La verdad me trae sin cuidado.

    Besos

    ResponderEliminar
  39. Al final, compañera María, la opinión de los demás es absolutamente imprescindible para conformar la nuestra propia (que es la única determinante).

    El problema no radica en comprobar si alguien nos vio caer para sentir o no alivio, el problema es comprobar cómo de gravoso fue el accidente ¿Nos vio alguien, se rió, era conocido, el jefe, la suegra...? ¡Joer, además del moratón las risitas humillantes!

    No es tan ilógico buscar atenuantes.

    En otro marco, como apuntan muchos de tus lectores, a la hora de determinar tu grado de exigencia y conformismo en materia de valores, de aceptación estética, de preferencias y afinidades... Es normal contemplar el baremo general que te rodea -Vivimos en una sociedad-; lo que no es recomendable, es que uno adopte la postura de sometimiento allí donde necesita proponer la postura de imnovador, progresista, transgresor, etc. en relación a un aspecto intrínseco de su personalidad.

    Como siempre, la armonía no es sinónimo del borreguismo, sino la facultad de coexisticencia de la policromía.

    ¡Vamos, es mi opinión!

    Recibe un abrazo,


    Segis

    ResponderEliminar
  40. Muy cierto lo que dices al final, pero siempre es tan difícil hacerlo.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  41. Cuantas verdades hay en tus palabras, al menos para mí, que parece que me has hecho con ellas una fotografía.

    Y es que es muy difícil obviar la opinión de los demás y el sentido del ridículo.

    Besos

    ResponderEliminar
  42. No debiera importarnos, pero nos importa, porque muchas veces necesitamos la opinión de los demás para sentirnos aceptados y parte de un grupo social. Con los años he aprendido que me importa la opinión de quienes amo y me aman, el resto no me interesa, porque no conozco la intención con la cual comentan.

    Un fuerte abrazo y besos mil

    ResponderEliminar
  43. ¡Hola María!
    Tienes casi todas las razones para decir lo que dices.
    ¡Si! Somos así de complicados.

    Saludos de J.M. Ojeda.

    P.D. Gracias por pasarte, por mi blog.
    No tengo nada nuevo, porque solo edito la primera quincena de cada mes.
    La segunda la dedico a preparar, estudiar, y sobre todo a escribir.
    ¡Buen fin de Semana!

    ResponderEliminar
  44. Considero que la opinión de los demás es importante,pero el límite se encuentra en no necesitarla para desarrollar mis metas y mis conductas.
    En realidad es normal que nos interesemos por la opinión que inspiramos en los otros.
    Es nuestra manera de integrarnos a la sociedad, a los grupos a que pertenecemos.
    Pero si esta lógica preocupación se convierte en limitación de nuestro propio ser,se convierte en un problema de personalidad que genera dosis de alta frustración. Escuchar opiniones de otros y razonarlas, a fin de obtener el mejor provecho de ellas, es sano y bien aleccionador. Al fin y al cabo,nadie es perfecto ni poseedor la verdad.
    Y compartir aprendizajes con nuestro entorno, a través de opiniones,lo considero sano. Intentar complacer a todos,o compartir opiniones por cualquier tipo de miedo, un suicidio mental
    Un besote María y lindo finde para ti y los tuyos
    Gizz

    ResponderEliminar
  45. Hola querida María!! Un placer saber de ti después de tanto tiempo y lo más importante que te encuentras bien y con la positividad en alto.

    Por mi parte ya empiezo a dejar las huellas por los tejados de mis vecinos.

    La visita de este momento es para invitarte a pasar por el blog Mis caricias del alma, en ellas he dejado un regalo para ti dedicado.

    Espero te agrade, me sentiria emocionada.

    En cuanto al post que has puesto...

    Soy muy independiente no me dejo llevar por las mareas...

    Ni mis ideas o opiniones intento imponerlas a nadie, a no ser que me pidan ayuda...

    Te regalo un abrazo de oso pequeño pero muy mimosito.

    Hasta otro momento!!

    ResponderEliminar
  46. Tus palabras tienen gran contenido de verdad, pero por ejemplo, yo soy muy propensa a las caidas unoportunas jeje, pero aprendi hace tiempo a reirme de mi misma, y la situación "embarazosa" se vuelve graciosa para todos y para mi también

    Besitos

    ResponderEliminar
  47. María

    Tienes toda la razón. Deberíamos desapegarnos de muchas cosas y no esperar la aprobación de lo que hagamos, ni molestarnos con las críticas.

    Es un poco difícil, pero si lo intentamos, poco a poco lo iremos consiguiendo.

    Un abrazo.

    Juan Antonio

    ResponderEliminar
  48. Todo dependerà de cuànto nos amemos, como para importarnos el què diràn".
    La autoestima influye muchos , està directamente relacionada con este tipo de sentimientos y pensamientos con respecto de mi Yo a otros.
    Antes,a mi me importaba mucho la aceptaciòn de los otros y con el tiempo aprendì a ser Yo misma, genuìna y aceptar las crìticas bien intencionadas porque tambièn hay que diferenciarlas.
    Decir un no! ahora no me cuesta, porque un no o un si, son sòlo dos palabras que afirman o niegan nada màs.
    Creo que a parte de reforzar nuestra autoestima,debemos de sacarnos tantos prejuicios tontos que tenemos en la cabeza.
    Es la ùnica manera de vivir libres y no enlazados constantemente a los ojos de los demàs.
    Yo soy como soy, y por ello me aceptaràn o no.
    Se valora al ser por lo que es.

    Un besito enorme mi amiga de siempre y que tengas un descansado fin de semana.

    Agualuna-Susy

    ResponderEliminar
  49. María, lo tengo muy claro, aunque te suene raro, nunca me ha importado el que dirán, y sí me he caído, varias veces con el correspondiente esguince, he mirado para que me ayudasen a levantar, jaja:-)

    un fuerte abrazo

    Maite

    ResponderEliminar
  50. Como decía La Fontaine: "somos tres cosas; lo que creemos que somos, lo que creen que somos y lo que en realidad somos"

    Todo un placer volver por aqué tras el verano.

    Saludos

    ResponderEliminar
  51. Eres una caricia de afecto fluyendo en lazos de amistad. De la que me siento muy orgulloSa por haberte conocido en este camino y por tu manera de ser y saber estar.

    Camino en el cual siempre recibo cantidad de ternura por tu parte, en cada palabra que me regalas en mi espacio.

    Hoy a la tarde ya les doy vida a los otros dos blogs. Con lo cual ya reanudo la vida social... Y a partir de ya, me tendras por quí como siempre.

    Una vez más te digo...

    Que te quiero!! Marí.

    MUACKKK
    MUACKKKK
    MUACKKKKK

    ResponderEliminar
  52. Tienes muchísima razó. Sin embargo, no podemos olvidar que el ser humano es un animal social y que muchas veces es nuestro propio instinto gregario el que nos hace comportarnos de esa manera para ser aceptados.

    En el fondo esto es como todo: lo malo es cuando nos importa tanto que se convierte en algo enfermizo que apenas nos deja ser tal cual somos.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  53. Desde pequeño aprendí sin querer a no tener en cuenta las opiniones de los demás, porque opinaban más cuanto menos sabían del tema. Hoy día sigue sucediendo igual. Yo sigo olvidando al instante lo que los demás dicen de mí.
    Cuando quiero un consejo o una opinión sé donde buscarlo.
    Besos Maria.

    ResponderEliminar
  54. Pues sí, la verdad es que deberíamos observarnos y valorarnos más a nosotros mismos para que así no sea tan "imprescindible" la valoración positiva de los demás... pero creo que es un poco complicado.
    Besos.

    ResponderEliminar
  55. Aunque lo más importante es la opinión que uno tiene de si mismo, es una necesidad sentir el calor de los demás, creo que en el fondo es ternura lo que necesitamos.
    Muy interesante leerte.
    Un placer

    ResponderEliminar
  56. Menudo post has puesto y encima llevas toda la razón,en vez de mirarnos nosotros mismos,pero es que no aprendemos nunca,lo intetaré pero creo que al final siempre se vuelve ha caer uno en la misma piedra.
    Bueno por intentarlo que no quede,tú que crees?.
    Feliz fin de semana y un besote.

    ResponderEliminar
  57. Pienso María que en la justa medida está el éxito,
    Primero tú opinión y sin olvidarla la de los demás para formar una personalidad SEGURA.
    Un besote

    ResponderEliminar
  58. Hola, María.
    Lo cierto es que cuesta sustraerse a lo que opinan de ti los demás.
    Que no debemos atenernos a ese criterio ajeno, por supuesto; pero si vivimos en comunidad, también nos debemos en cierta manera a ella. Y eso conlleva ser objeto de crítica, también de elogio, si así es considerado. Los límites, el respeto mutuo y la libertad del otro.
    Me gusta mucho visitarte, además tienes bonitas canciones.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  59. Es cierto María que siempre estamos buscando aprobación, porque en el fondo somos inseguros. Lo que los demás piensan de cada uno de nosotros nos sirve para crecer, para comenzar o terminar algo, para ser más seguros o inseguros. En definitiva la opinión ajena nos pude ayudar o perjudicar, pero somos nosotros los creadores de nuestra vida y debemos saber encajar las opiniones de los demás adecuadamente, de manera que no nos perjudiquen. Un cariñoso saludo.

    ResponderEliminar
  60. Hola cielo ,cuanta razon llevas en tus palabras.
    Pasa por mi blog de premios y recoge aquellos que te gusten ,es un placer compartilos contigo.

    Un beso con cariño.

    Feliz semana.

    ResponderEliminar
  61. Una entrada muy reflexiva y con la que concuerdo en casi todo su contenido, María.

    Lo de erigirse en "Juez" de los demás es algo muy común y por supuesto, muy contraproducente.
    Bien es cierto que, conforme avanza el tiempo, y con la experiencia y el conocimiento de nosotros mismos, estas opiniones ajenas nos resultan más irrelevantes.
    Admiro las personas sinceras y con dignidad. Muy difíciles de encontrar.
    Sinceras en el trato y en la mirada. Dignas, sin tener que agachar la cabeza ante la mala influencia de cualquier egocéntrico desamaldo.

    Lo importante es querer aprender y saber compartir. Y aquí, aprendo y comparto.

    Gracias y salud. Toni Sagrel.

    ResponderEliminar
  62. Pienso que a no todos nos importa esas ideas que pululan por cabezas ajenas.

    Besos

    ResponderEliminar
  63. PARA TODOS

    Muchas gracias por vuestros puntos de vista, me parecen todos muy interesantes.

    Mi opinión es que pienso que hay diferentes clases de críticas, unas, las que son constructivas, y otras, las que son destructivas, por eso debemos saber diferenciarlas, para tenerlas en cuenta o no.

    Cuando se trata de críticas constructivas, son a esas las que debemos hacer caso, las que nos ayudan a caminar, las que nos ayudan a corregir, y darnos cuenta de las cosas que hemos hecho mal, esas críticas sí que son positivas, cuando nos damos cuenta que la persona que nos está hablando está diciendo las cosas con sinceridad, por nuestro bien, sin ningún tipo de hipocresía, en cambio, debemos saber diferencia la crítica destructiva, para hacer caso omiso a ella, porque ese tipo de crítica es la que nos perjudica, no nos ayuda, nos hace daño, no nos hace caminar, por eso, de éstas, que son negativas, no dejarnos influenciar, no hacer caso de ellas, para ser felices.

    Muchas gracias a todos, y os deseo un feliz comienzo de semana, y de otoño.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  64. Creo que se deben respetar las opiniones de los demás, pero de eso ha dejar que nuestra vida gire en torno al que diran los otros es un error.Creo que las personas deben hacer lo que les dicte su corazón.
    Los que viven con esa constante preocupación en el fondo demuestran una profunda inseguridad.

    Un besote guapa.

    ResponderEliminar
  65. CARMEN

    Muchas gracias por tu aportación, me ha gustado mucho tu opinión, porque es en las personas inseguras dónde más existe la influencia de los demás.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  66. Totalmente de acuerdo contigo María.
    Debemos ser nosotros mismos, con aceptación y libertad, y que los demás piensen lo que quieran. Es verdad que no nos gusta que destaquen las cosas negativas que podemos tener, pero si yo me acepto no tengo porque sentirme mal. "¿Tú que quieres?, yo soy así"

    Un beso amiga

    ResponderEliminar
  67. Siempre utilizo una frase que no sé de quién es pero me gusta para este tema. La frase en cuestión dice: "Las ideas contrarias clarifican las propias"...pues eso, pero lo que debe importar son nuestras convicciones que, por supuesto, no deben ser inamovibles, pero sólo si estamos en la seguridad de que valdrá la pena...

    No sé, cada uno tiene su forma de ser, a unos les importa más el qué dirán que a otros...no pasa nada, cada cual debe experimentar según crea y aprender a su ritmo, lo importante el respeto mutuo en la pluralidad. A mí, a estas alturas, el qué dirán no me influye a la hora de actuar, pesan más mis ideas y convicciones.

    Creo que hay que ser uno mismo a pesar de lo que digan o piense el resto.

    Besos.

    ResponderEliminar
  68. EL ÁNGEL

    Cuando nos dicen cosas negativas, si es a través de la sinceridad y por nuestro propio bien, a mí no me parece mal, lo peor de todo es cuando se trata de criticar a través de la destrucción y de hacer daño.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  69. IMPERSONEM

    Por supuesto, lo importante, es que cada uno tenga sus ideas y se respeten las de los demás, así como que las nuestras también sean respetadas, y no porque uno opine de distinta manera vamos a ser mejores o peores, es curioso pero hay personas que no lo llevan bien, no lo toleran, pensando en que sus opiniones son las que valen, menospreciando las de los demás.

    Y por supuesto, es fundamenteal, como tú dices, ser siempre uno mismo.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  70. ALERTA!

    La estafa automotriz mas grande en el territorio Mexicano…

    Para MAS informacion pinche:

    http://expoauto.blogspot.com/

    _____________________________________________________________

    o si gustan...

    http://pedromillan.blogspot.com/

    Gracias

    ResponderEliminar
  71. PEDRO GARCÍA MILLÁN

    Gracias por la información.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  72. Dejarse llevar constantemente por la opinión de los demás, es motivo de inseguridad.
    Si se tuviera que hacer eso, no seríamos núnca nosotros mismos
    A veces nos mostramos ante los demás como nos gustaría que nos vieran...
    No mostramos nuestro verdadero ser en escéncia... ¿Porqué será?
    Cada uno su respuesta.

    ResponderEliminar
  73. OLGA I CARLES

    Tienes mucha razón, dejarse llevar por la opinión de los demás, demuestra tener inseguridad, lo mejor es ser uno mismo, sin importar si vamos a caer bien o no a los demás, date cuenta, que es difícil caerle bien a todo el mundo.

    Un beso.

    ResponderEliminar

Tu opinión es importante. Muchas gracias.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...