viernes, 11 de diciembre de 2009

¿Qué harías si...?


¿Qué haría si...?

El teléfono suena... recibiendo una llamada inesperada...

- ¿Quién es?

- Hola. Necesito tu consejo, estoy desesperado, estoy sufriendo mucho, necesito que me ayudes.

- Hola. Díme ... ¿qué te pasa?

- Mi mujer me engaña.

- ¿Cómo? ¿pero qué estás diciendo? ¿en qué te basas para decir algo así?

- Lo que me oyes, que mi mujer me está engañando con mi mejor amigo.

- ¿Pero cómo puedes decir eso? ¿tienes pruebas?

- Lo sé, sé que me engaña con mi mejor amigo, por favor, necesito que me ayudes, quiero separarme, ¿qué Abogado me recomiendas? ¿cuánto me vá a costar? ¿qué tengo que hacer?

- A ver ... antes de nada... ¡tranquilízate!, pero es que yo no soy quién para darte consejos, eso es un problema vuestro, y sois vosotros quiénes lo deberéis solucionar. Yo, lo único que puedo decirte es lo que pienso, pero desde luego, la separación sería lo último. Háblalo, acláralo con ella, díle lo que piensas, déjala que se exprese y que te cuente, y luego, después, reflexiona, sin precipitarte sobre lo que tengas que hacer, pero, por favor... ¡tranquilízate!. Y en caso extremo de que quieras separarte, mejor hacerlo por las buenas, de mutuo acuerdo, pero ya te digo, intenta antes aclarar las cosas con ella.

- Vale, lo hablaré con ella, pero por favor, no la digas que te he dicho nada ni que te he llamado.

- Tranquilo, no la diré nada.

- Adiós amiga y gracias.

- Adiós.







51 comentarios:

  1. La infidelidad es un síntoma, y en un matrimonio ir al abogado directamente es ir al “forense”. Conviene hablar, comunicación algo que suele faltar con esos síntomas aunque no sea necesariamente la causa. A partir de ahí, no hay reglas, sólo cuentan los deseos, de ambos, para corregir el rumbo de las cosas o bien tomar caminos distintos.

    BUEN FIN DE SEMANA!!

    ResponderEliminar
  2. Todo depende de lo que quiera el cornudo. Si piensa que aún queda algo por salvar en el matrimonio, que lo salve, pero soy de la opinión de que si hay infidelidad es que el matrimonio no funciona
    asi que tal vez lo mejor sea el abogado.
    Saludos amiga

    ResponderEliminar
  3. No hay que sacralizar el matrimonio...cuando se acaba, se acabó...sin más

    Besos

    ResponderEliminar
  4. No cabe duda que en estos casos son lo profesionales los que deben
    tratar y soluciomar el problema.
    Es cierto que estamos viviendo una épocoa catastrófica en muchos ódenes.
    "El problema de la mujer siempre ha sido un problema de hombres" (Simone de Beayvoir).
    Que pases una NAVIDAD según tus deseos y dure todos los días de tu vida.
    Saludos!!

    ResponderEliminar
  5. No existe sacramento ni matrimonio si te casas por la iglesia y no crees en ello.

    No existe matrimonio si te casas por lo civil sin creer en ello.

    No existe unión de pareja si no crees en ello.

    No existe el amor si no crees en él.

    De todas formas, generalizando y suponiendo que pueda ser una pareja que en su tiempo, "locos de amor y pasión" se casaron o se juntaron... o llámalo como quieras, la base de arreglar las cosas está en el diálogo... Tal vez han habido cuernos porque esa pareja no tenía comunicación. O se comunicaban tanto tanto, que todos los días tenían una pelea... jeje.

    De todas formas, la comunicación es básico en la convivencia, sea cual sea.

    Besicos.

    PD.: sigo esperando a que me contesten.

    ResponderEliminar
  6. Mi Señora María,
    ¿Qué haría sí, me llamasen inesperadamente para decir que su marido la engaña con su mejor amiga?

    Pues, le ofrecería, que ella (la que me llama) le engañase a él y a ella (los infieles) conmigo, por varias razones:

    - La primera, porque aprovechando la íntima llamada, sería justo reconocer que siempre nos hemos atraído, incluso aquella vez, que nos quedamos en la sauna a solas, porque nuestras parejas dijeron que no aguantaban los 90º y se fueron a la piscina fría y cerraron la puerta por fuera. Y nosotros aguantamos el tipo en la sauna desnudos y sudados, sin toallas, sin aire y con cara de mareo.
    No tuve las fuerzas de hablarte, porque la presión la tenía por los suelos y los ojos en blanco, pero recuerdo que pensé que me gustabas.

    - La segunda, porque tu mejor amiga es mi esposa, y eso significa que gracias a tu llamada soy consciente de ser un SuperCornudo. Pero te diré yo algo que tu no sabes, que aunque tú considerabas a mi mujer como tu mejor amiga, a mí, ella siempre me habló muy despectivamente de ti, diciendo que eras bastante boba y frígida, aunque le convenía tu amistad, ya que cuidabas en nuestra ausencia de sus hijos. Y pienso que sería del todo necesario demostrar que no son ciertas ni tu frigidez ni tu tontuna, aunque estoy de acuerdo que eras una perfecta canguro y además de no pagarte, alimentaste y criaste a nuestros hijos.

    - La tercera, porque yo creía que tu marido era mi mejor amigo, pero está claro que él se olvidaba de ello cuando fornicaba con mi esposa, y considerando que mi mujer ha rechazado mantener relaciones carnales conmigo por más de un año (aludiendo a razones psicológicas). Sería un buen momento para mí, el replantear mis carencias sexuales, ya que me quedé sin amigo y sin mujer a quien serles leal y fiel.

    - La cuarta, porque soy abogado especialista en familia y derecho matrimonial, y la única manera para que te ahorres mis honorarios, es que seas algo más que mi cliente. Y ya que dejarás de ser la mejor amiga de mi mujer y tu esposo deja de ser mi mejor amigo, e imagino que no tendrás deseos de seguir siendo la canguro de mis hijos, nosotros ya no seríamos nada, a menos que tuviésemos una deseada y bien merecida relación pasional y quien sabe si sentimental.

    - La quinta, porque es mejor llorar juntos que por separado, pero mucho mejor hacerlo después de unas risas y un buen polvo. Manera esta de sobreponerse a una infidelidad con fuerza y afrontar una ruptura con mejores perspectivas y autoestima. Luego el futuro dirá, pero que nunca lo diga el pasado, y menos bajo el peso de unos puntiagudos cuernos.

    Con un beso alegre, Suyo Z+-----

    ResponderEliminar
  7. Nadie coge el teléfono en esos casos.
    Será porque saben que es mejor no hacerlo.
    Nunca supe dar consejos que nunca me aplico (por lo demás9 y que de darlos, nunca nadie se aplica tampoco a sí mismo... con lo cual...

    Besos, María.

    ResponderEliminar
  8. Creo que has pintado un hecho que en la actualidad se repite demasiado...No veo una solución a corto plazo!
    Un beso!

    ResponderEliminar
  9. Depende de muchas cosas, pero yo soy de las que hablaría y si puedo, recuperaría a esa persona.
    Puede haber sido sólo eso, un engaño. Yo, soy de las que una vez perdonaría.

    Besos María.

    ResponderEliminar
  10. Amiga, este caso se repíte cada vez más. Hablarlo es importante y aconsejar complicado.
    Un beso

    ResponderEliminar
  11. Hola María, pues yo que soy un "metementodo" seguro que haria algo, lo que no se el que, porque puedes pensar mil cosas, pero cuando llega el caso nunca sabes como reaccionar ni como reaccionas.

    Un besito

    ResponderEliminar
  12. Amiga, por fortuna, a mi -cuando me llama alguien desesperado- es para intentar "de manera desesperada" que me cambie de compañia telefonica o que habra cuenta en algun banco que ofrece alguna suculenta tarjeta de credito...

    Y si el tipo o la tipa ve que dudo, enseguida me solicita el numero de DNI o alguna otra treta similar...

    Y entonces, es cuando uno -lento de reflejos- al fin recapacita y decide cortar de inmediato.

    Antes, eso si, muy educado, le digo al tipo/tipo que voy a colgar ya que tengo dudas de si en vez de estar hablando con un embaucador lo estoy haciendo, por ejemplo, con un terrorista de ETA que me viene siguiendo los pasos.

    Entonces, durante unos segundos, el tipo/tipa duda o vacila, y aprovecho para colgar, eso si muy educadamente.

    Un abrazo, querida amiga

    ResponderEliminar
  13. María, por desgracia es una conversación muy común últimamente, cuando en la pareja se pierde la confianza, el matrimonio va cuesta abajo, por mucho que hablen, tiene poco arreglo.

    Besos

    ResponderEliminar
  14. Pues yo, voy a copiar vilmente y suscribo palabra por palabra lo dicho por el Sr. de la Vega...

    Un abrazo y buen finde

    ResponderEliminar
  15. Maria, la reflexión que haces es genial, yo opino lo mismo que tú, que muy tranquilitos se hable,que sepa escuchar y sobre todo que pueda reflexionar sobre los motivos que ha llevado todo el problema, a veces se corre demasiado y no dás la oportunidad del que el otro hable,lo que no sabría decir es si aceptar estar como amigos, si hubieran hijos por medio si que lo admitiria, pero sino, yo por mi parte y él por la suya,eso sí por mi boca existiría el perdón y nada más.

    besitos

    lunA

    ResponderEliminar
  16. Hola María: Muchas gracias por preocuparte por Amparo, no le pasa nada solo, que esta más liada que la pata de un romano pues ha tenido que preparar escritos para su tesis doctoral pues su director de tesis le está exigiendo mucho últimamente, por otra parte su intima amiga a dado a luz una niña preciosa, además la preparacion de la Navidad y la llegada de mi quinto nieto junto con que yo no acabo de entonarme pues no acabo de salir de esta neumonia, a si que la pobre esta enormente ocupada.
    Con respecto a tu escrito de hoy, te digo que yo que no me gusta dar consejos siempre le diría que, vale más un mal acuerdo que un buen juicio
    Con cariño un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  17. Espero no verme en el caso, María. NO sabría que decir.
    Un besote

    ResponderEliminar
  18. Los problemas de pareja son cosa de dos, única y exclusivamente. Nadie es quien para aconsejar a nadie porque el boca a boca es muy malo y puede causar mucho más dolor para ambas partes.

    Un besito enorme y buen finde, bella.

    ResponderEliminar
  19. Lo mejor, es una separación civilizada si el diálogo no consigue aclarar las dudas.

    Abrazos,

    ResponderEliminar
  20. ¡Qué situación! Ofrecer un hombro y escuchar.

    ResponderEliminar
  21. Mi estimada Maria, gracias por la visita la cual me llena de entusiasmo, que una pluma de cristal de murano.siempre derramando chorros de sentimientos y sensibilida,se pueda parar en un muro sin techo esponiendose si llueve se pueda calar.

    Yo ante la desesperación del amigo que llama,le preguntaría ¿Cuantas veces fuistes infiel en los viajes de negocios?

    ResponderEliminar
  22. Siempre he sido de la opinión de que en cuestiones de pareja el tercero, sea por el motivo que sea, siempre es el tercero en discordia, y que los problemas de pareja deben ser solucionados por la pareja.

    Posiblemente yo le diría palabras parecidas a las que tú escribiste, con una excepción, la parte en la que le comentas que separarse debe ser lo último, porque creo sinceramente que cuando en una pareja se pierde la confianza, y las infidelidades llevan a esto, es muy difícil recomponer la relación con los pedazos que quedan.

    Me gustó mucho esta entrada, invita a reflexionar.

    Un beso

    ResponderEliminar
  23. A lo largo del tiempo, he ido cambiando mi parecer sobre el tema de la infidelidad.

    No sabría que decirle, los consejos no son válidos en una ocasión tan dura, ni todas las personas lo ven de la misma manera.



    Un saludo, María.

    ResponderEliminar
  24. PARA TODOS LOS QUE HABÉIS COMENTADO QUIERO ACLARAR ALGO:

    Que ésta llamada de teléfono no es ficticia, esta llamada ha sido real, sucedió hace un año aproximadamente, el marido de una amiga mía, también él amigo mío, me pidió éste consejo, pero... me he dado cuenta de que todos habéis pensado que puede haber habido infidelidad, pero ... ¿por qué nadie se ha puesto en el lugar de ella?

    Los celos enfermizos de mi amigo le hacían ver las cosas irreales, imaginaciones no ciertas, no se puede vivir atemorizado dudando del amor a cada instante, no se puede absorver a la persona a la que quieres, porque se llega a agobiar y eso hace matar y hundir al amor.

    Ella no le ha engañado, pero sí se siente absorvida por él, los celos le comen, le obsesionan haciendo el matrimonio insostenible.

    Muchas gracias por vuestros puntos de vista.

    Seguimos caminando.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  25. Pues yo le diría aquello tan famoso...."los cuernos duelen al nacer, pero ayudan a comer".
    Pero en serio, le diría que no se precipitase, que mejor es hablar. Un beso

    ResponderEliminar
  26. Pues nada, a resolver el asunto. Cada pareja es una historia y no son experiencias trasvasables. La dinámica de relación determinará la dirección de la cuestión. Yo, a bote pronto, me sentiría incapaz de aconsejar nada, salvo el que lo hablen y aclaren desde el fondo de sus sentimientos más íntimos. Si el proceso les acerca, adelante, si no al juzgado, pero sin abogado, que se llevan una pasta y ambos pierden.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  27. Mi querida María. Dile a tu amigo que la primera premisa es saber sumar. 1 + 1 = 3 . Si no sabe esto, el resto no le servirá de nada.

    Aclaro: 1 = él (su espacio,su vida)
    1 = ella (igual)
    1 = él y ella (su vida en común)
    ¿Verdad que suman 3 sin necesidad de nadie más?.

    En las parejas, cada uno es un ser individual, con su espacio propio, sus sentimientos, sus ganas de vivir. Y a la vez forman uno con el otro, con el espacio de ambos, con sus vidas en común, pero sin renunciar JAMÁS a seguir siendo él o ella, por separado.
    Si esto no se da... no funciona.

    Un beso corazón.

    ResponderEliminar
  28. ¡Que tema tandelicado!
    Pero desde luego, estoy contigo, lo último es la separación una charla o varias para ver hasta donde llega el daño, si es que se puede asumir, conocer las razones de ella, que el suelte lo que piensa, y que Dios reparta suerte.
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  29. ¿Qué es primero, la infidelidad o el fin del amor?... Cuando buscas algo fuera de tu pareja, creo que es por qué ya no lo tienes (sin querer generalizar)... entonces para que seguir juntos o intentar arreglarlo.

    ¿Se puede arreglar el amor?... para mi, lo mejor es separarse siempre de común acuerdo, con el mayor respeto y justicia, por ellos y por todos aquellos que sufren el fin de esa relación.

    ResponderEliminar
  30. En mi familia vivimos este problema. Se intento dialogar y dar una segunda oportunidad, pero no pudo ser, no se volvieron a tener la misma confianza y la convivencia no era buena. Se separaron y lo llevan muy bien, tienen complicidad para tratar los problemas con los hijos y dialogan mucho para poderlos hacer mas felices.
    Un abrazo querida amiga

    ResponderEliminar
  31. Creo que tu consejo fue el correcto...independiente si era o no verdad, el matrimonio es muy importante como para tomar decisiones drásticas,más aún cuando hay hijos, no es cuestión de se acabó no más, al menos así lo siento yo, porque una separación es probablemente una de las situaciones de mayor dolor que pase un ser humano.

    Yo habría hecho lo mismo.

    Besos mil

    ResponderEliminar
  32. Desde luego, hablar primero y luego si no hay solución, cada un para su lado.

    Besitos

    ResponderEliminar
  33. Puuff pinta mal!!!

    Quizas sea hora de pasar página.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  34. La infidelidad tiene un porqué, sólo hay que descubrirlo, pero tiene mala solución.

    Besos

    ResponderEliminar
  35. Hola María, desde luego primero hay que hablar y dialogar. Si yo sospechaes lo más mínimo no iría ni a un abogado, ni a una amiga. Iría directamente al grano. Pueden ser habladurías, mala fe. Los celos también son malos consejeros. Yo tuve este problema mu cerca y el diálogo entre la pareja fue fundamental. No son los demás los que deben decidir aún si fuera cierto.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  36. Las cosas de pareja son cosas de dos. Tres es multitud. Cada cual sabe lo que tiene en casa mejor que los demás. Si uno que es el que lo vive no sabe qué hacer fíjate los demás, que somos meros espectadores y no conocemos los entresijos de esa relación. Mi único consejo es que lo hablaran entre ellos, que son los afectados en primera instancia, y que como personas adultas y civilizadas que se supone que son llegaran a un acuerdo que minimizara lo más posible el daño. Sentido común y sensatez, lo de siempre. No existen los atajos ni las recetas mágicas.

    ResponderEliminar
  37. No sé si llegaría a pasar. Cuando suena el teléfono llamo a cualquiera de la casa para que conteste. Jejejeje.

    ResponderEliminar
  38. Yo no sabría darle consejo, porque para ello tendría que conocer de primera mano el estado real de la situación. Así, que prudentemente le diría que no puedo ayudarle. Lo único que le pediría es que lo piense bien y que se cercione de si hay de verdad una infidelidad, porque a veces, pueden ser solamente celos infundados.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  39. Hola María:
    Yo le diría que acudiesen ambos a un Terapeuta Familiar o un Consejero Matrimonial, pues es un asunto muy delicado y lo que le digamos puede tener muchas y enormes repercusiones. Debemos cuidar más lo que decimos porque somos esclavos de las palabras.
    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  40. http://locosporlapoesia.blogspot.com/2009/12/loteria.html

    besos
    juank

    ResponderEliminar
  41. Yo le diría lo mismo que tu. Es muy difícil aconsejar en esos casos porque las interioridades de una pareja sólo ellos las conocen. Es asunto para tratar entre la pareja y si acaso con algún profesional experto en estos temas, llámese sicólogo, consejero matrimonial, consejero espiritual, o algo por el estilo. Desde luego yo no creo que decisiones de este tipo se deban tomar de manera precipitada, sin un previo y concienzudo balance de los pro y los contra y sobre todo en momentos en los ánimos están muy en calma. El apresuramiento en este tipo de cosas puede llevar a cometer errores muy graves.
    Un abrazo muy cariñoso y feliz domingo María.

    ResponderEliminar
  42. PARA TODOS

    Muchas gracias por esos consejos tan interesantes que habéis dejado, y es cierto, las cosas de pareja, se solucionan entre dos, o si acaso, también con ayuda de un terapeuta, pero principalmente es un problema de ellos, y son ellos quiénes deben solucionarlo, pero la verdad, como exista desconfianza y no haya diálogo, que es lo principal, difícil solución hay.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  43. Lo mas importante es la confianza, una vez que se pierde, no hay mucho por lo que luchar ya.
    Espero que tu amiga y su marido, sepa atajar o solucionar este entuerto de la mejor manera posible sin hacerse daño.

    Besos.

    ResponderEliminar
  44. YAIZA

    Es la base fundamental, la confianza, lo que pasa que muchas personas son víctimas de los celos, y ellos hacen derrumbar el amor.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  45. SI son desconocidos, los invitaría a consultarme.

    Si son amigos, los derivaría otro profesional colega.

    Besos

    ResponderEliminar
  46. Vuelvo y leo tu respuesta:

    Los celos enfermisos, efectivamente, dañan cualquier relación.

    En este caso, con más razón , considero oportuno tratar el tema con un profesional tanto a nivel personal de él, como el vincular (de la pareja).

    Besos

    ResponderEliminar
  47. MYR

    Muchas gracias por tus comentarios y más viniendo de una auténtica profesional como lo eres tú.

    Un beso.

    ResponderEliminar

Tu opinión es importante. Muchas gracias.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...