jueves, 21 de enero de 2010

¿Crees que las sentencias de separación velan por los intereses de los hijos?


Hoy quiero hablar de un tema muy actual en la sociedad, en relación con la separación de los padres, dicho tema ha surgido a raíz de un comentario publicado en Facebook por Pedro, autor del magnífico blog, "La Acequia", el cual, por cierto, os recomiendo lo visitéis. Dicho comentario trata sobre las sentencias judiciales, la custodia de los hijos y sus pensiones, así como de los Jueces que siguen apartando a los padres de los hijos.

Y mi punto de vista respecto a todo ello, es que creo que las Leyes deberían estar más adaptadas a la sociedad actual, en cambio, son muy lentas, y, además, parecen haberse estancado en la edad de piedra, pienso que se necesita una reforma urgente YA.

Deberían ser primordiales los intereses de los hijos, porque son los más afectados en la separación de los padres, pero no siempre el Fallo de la Sentencia vela por sus intereses, ni las Leyes se interpretan como debieran, porque dependen del Juez que dicta la Sentencia, así como también, previa a ella, de las pruebas, los testigos, los informes, el Abogado que lleve el caso, e influye mucho la opinión a la hora de oírsele al hijo, porque puede estar influenciado por su padre o por su madre, ya que, muchos utilizan a sus hijos para ir en contra del otro, así como para intentar ganarse al hijo.

Sin lugar a dudas, pienso que los más afectados son los hijos, y que por ellos y por su bienestar, se debería velar, otro caso distinto es que no se haga siempre así.

¿Crees que las sentencias de separación velan por los intereses de los hijos?






77 comentarios:

  1. Lanzo el primer comentario de esta entrada: aparte de la ley española no se corresponde con la realidad de la sociedad actual ni contempla, como debería, la necesidad de la custodia compartida desde el inicio (con lo que ambos progenitores serían corresponsables por igual de sus hijos)y el necesario equilibrio en el reparto de los bienes gananciales, el gran problema se da en el día a día de los juzgados. La mayor parte de las sentencias de este país nacen de unos informes periciales y una actuación de los fiscales anclada en el pasado. Así que nos encontramos a los jueces -demasiado conservadores en este como en otros aspectos- sentenciando como si España aun fuera la de la primera ley del divorcio, cuando las mujeres no trabajaban fuera de casa ni los hombres querían o sabían hacerse cargo de los hijos.
    Así que de forma mayoritaria las sentencias convierten a los padres en progenitores de visita y ocio: injusto para los padres, injusto para los hijos e injusto para las madres, que deben hacerse cargo de los hijos, con lo que se les complica mucho su proyección laboral o emocional fuera de su rol materno.

    ResponderEliminar
  2. Amiga, "a Dios gracias" de estas cosas entiendo poco... Lo que es algo magnifico.

    Ahora, eso si, en la cuestion generica de la lentitud de la Justicia, que comparas con la Edad de Piedra, te diré que estás muy euivocada...

    Veras, en el Paleolítico Inferior la Justicia era rapidísima... Justo lo que tardaba en llegar la pedrada a la cabeza del "Homo Habilis" que había hecho alguna tunantada.

    Te puedo asegurar que lo mismo pasaba con los tiempos inmediatamente posteriores del "Homo Erectus"...

    Vino luego el "Homo Neandertal" y la cosa, te lo puedo asegurar, siguió siendo rapidísima. Los jueces neandertales actuaban con una vara de justicia que era "palo de santo". Para entonces, habia arribado el Paleolitico Medio, y hacia un frío que pelaba, de modo que nadie se entretenia demasiado en los juicios.

    La cosa se complicó en el Paleolítico Superior, cuando el Homo Sapiens Sapiens, es decir tu y yo, empezamos a entrar en la historia... Uf, entonces fue cuando las cosas empezaron a dilatarse. Pero eso ocurrio hace unos 20.000 años, es decir casi nada, si tenemos en cuenta que los jueces de los Paleoliticos Inferior y Medio trabajaron durante al menos un millon de años.

    En suma, que en promedio puedo decirte que estas muy equivocada. Los jueces actuales son muchisimo mas lentos que los de la Edad de Piedra...

    Je,je,je

    Un fuerte abrazo, amiga...

    ResponderEliminar
  3. Suscribo el comentario de Pedro Ojeda.
    Iba a decir algo parecido pero seguro que no tan bien como lo ha dicho él.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Mi experiencia personal es que la justicia no es lenta, es que los que esperan sus resultados se hacen viejos muy deprisa...

    Normalmente sus "beneficios" llegan demasiado tarde, cuando ya nos son necesarios porque se han resuelto los problemas por voluntad de los implicados, cuando los problemas se han jubilado de puro viejos...

    Normalmente despieran conflictos que ya se han muerto de aburrimiento durante la espera...

    Sinceramente no se a quien ayuda, supongo que a los supervivientes de algunos casos extremos..., la mayoría simplemente caen por el camino, la justicia llega tras el "rigor mortis"...

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Bueno María yo es que ni me molesto en extenderme. Conozco muchos casos y digo "NO" rotundo.
    No entiendo de leyes pero los niños deben de estar por encima de cualquier interés de sus progenitores, que los usan de moneda de cambio.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Los niños no tiene que ser monedas de cambios..
    saludos

    ResponderEliminar
  7. en las disputas conyugales, los hijos se suelen utilizar como arma arrojadiza... sea cual sea la sentencia, en muchos casos el daño está hecho o aparecerá en el futuro, y no hay papel legal que lo arregle

    un beso, María

    ResponderEliminar
  8. Lógicamente debemos velar siempre por nuestros hijos y alejarnos de sentencias de quien no los quiere. Solo los padres tienen o han de tener el mayor amor por sus hijos. Si te separas evita dañarlos... la ley no está hecha para cada caso, sino para lo general y cada uno somos entes diferentes con condiciones y situaciones diferentes.
    La ley esta hecha para orientarse los jueces y sujetos inteligentes, pues ninguna está hecha para cada caso. Solo su interpretación ajustándola al caso la hace justa bajo mi opinión.
    Un beso

    ResponderEliminar
  9. Si los hijos nacieron del amor, nunca entenderé eso de disputarse a los hijos en el desamor.

    Si algún día me separase, cosa que dudo por mi parte o por la que tengo a mi lado, lo principal de nuestras vidas serían nuestros hijos y su felicidad, no hará falta ningún Juez, nosotros somos juiciosos y aun sin saber lo que sería bueno para nosotros, tenemos muy claro lo que es bueno para nuestros hijos.

    Un abrazo y un guiño con beso.

    ResponderEliminar
  10. Deberían hacerlo, pero lo cierto es que esa no es la realidad, pues hay más intereses de por medio.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Me adhiero al comentario de Pedro Ojeda. Creo que como él muy bien dice, la clave está en la custodia compartida (sin perjuicio de las muy motivadas excepciones).

    Sobre el caos judicial que padece este "teórico Estado Democrático y de Derecho" ¿qué decir?... si empiezo no acabo... creo que la interdicción de la arbitrariedad de este "poder público" (me gustaría más que lo denominaran servicio público), a pesar de lo que al respecto dice el art. 9.3 de la Constitución Española, no está debidamente garantizado en este país... y de ahí (también de la falta de medios)deriva gran parte del problema... presumo.

    Besos.

    ResponderEliminar
  12. HOLA MARIA, LAS LEYES SON ASI EN TODAS PARTES, MUY LENTAS Y VETUSTASSSS
    ABRAZOS PARA TI Y A DISFRUTAR DEL FIN DE SEMANA QUE YA SE VIENEEE
    CHRISSS

    ResponderEliminar
  13. Hola María. Creo que abundan las familias disociadas y el concepto de familia está cada vez venido a menos a nivel mundial.
    Padres que se separan y mujeres que al poco tiempo ya conviven con nueva pareja, como no puede ser de otra manera todo luego se repite en los hijos. Que concepto de familia pueden tener en el futuro esos niños, y de eso no se le puede echar la culpa a la ley.
    Hay que predicar con el ejemplo.

    Siempre interesante leerte.

    Bsos

    ResponderEliminar
  14. Yo también estoy de acuerdo con Pedro y también con Senovilla.
    Menuda sociedad la que estamos creando entre todos.
    El tiempo dirá, si seremos capaces de sobrevivir en ella en el futuro.
    Un rampybeso.

    ResponderEliminar
  15. Lo han dicho por arriba, y es verdad, normalmente la ley va por detrás de lo que la sociedad demanda.
    Y luego, creo que las sentencias dependen del juez o jueza que te toque. Así de simple.
    Por supuesto, los perjudicados, son los hijos. De eso no hay duda.
    ¿Cómo se legisla sobre el amor? Ah, difícil cuestión. Se puede legislar en economía, urbanidad, educación... pero poner normas en el amor y en el matrimonio uf

    ResponderEliminar
  16. Hola; María, un no rotundo, la ley no tiene que defender a los hijos en caso de separación, por qué yo pienso que los padres no los deben utilizar, si ellos se separán porque no se entienden antes deben ponerse de acuerdo, para no hacerle daño a los hijos, los hojos tienen derecho a tener un padre y una madre, y verlos y compartir por igual.

    Hay, pero como nos gusta utilizar a los hijos como moneda de cambio, un juez no tiene porque decir cuando los padres tienen que ver a sus hijos, pero eso lo tenian que recapacitar algunos padres y madres, que es lo mejor para el niño? el piso el dinero o la criatura? vaya que los utilizamos bien utilizados.

    Me da pena de la sociedad que estamos creando, no se dan cuenta que los niñosde hoy, son los que van a gobernar mañana, en manos de quién dejamos el mundo. (estamos creando mostruitos de seguir así) alguién tiene que recapacitar, si no esto se va al garete.
    No hay,moral, ni principios.

    Quiénes son los responsables?

    Un beso

    ResponderEliminar
  17. Mi respuesta es sencilla: NO.

    Firmado: un Abogado en ejercicio, con 16 de experiencia profesional y muchos casos de separación y divorcio a sus espaldas.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Estoy totalmente de acuerdo con Pedro... la ley va muy por detrás de lo que ocurre, porque la madre trabaja y el padre es algo más que una persona con la que vas cada dos findes... eso si todo va bien, que igual ni eso...

    Y también deberíamos apelar a la propia pareja.. no usar el niño como arma arrojadiza...

    Besicos

    ResponderEliminar
  19. Hola, María:

    Ni leyes ni jueces, en ningún caso, velan por los hijos victimas de la separación de los padres.

    Pobrecitos ellos (los niños).

    Tal vez lo mejor sería que los padres viviéramos en armonía y evitar dolorosas separaciones.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  20. De la forma en que se produzca el divorcio

    Sea de mutuo acuerdo o por la aplicación de la ley.Los niños siempre son los perdedores.

    Ya que les pasa lo mismo que a los ancianos

    que tienen varios hijos, convirtiéndose en

    paquetes de ida y vuelta, estando gran parte

    de su vida desorientados.

    Y por supuesto generando unas costumbres que

    no le benefician nada al niño ante la rivalidad del

    Papá y la Mamá, por querer ser los mejores en el

    momento de disfrutar de sus hijos.

    La mejor ley es no destruir un matrimonio por

    Egoísmos particulares o materiales.

    ResponderEliminar
  21. No conozco ninguna pareja de separados en la que los hijos no sufran algún síntoma de que les falta algo
    Y las leyes... totalmente anticuadas.
    Pero contra la ley...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  22. Yo aparte de estar de acuerdo con Pedro,opino que a los hijos muchas veces se les mangonea para hacer daño a la otra parte, sin darse cuenta que se haran mayores odiando a las personas que mas tendrián que querer.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  23. No sé si la culpa es de las sentencias, las leyes o los jueces; lo que sí sé es que la separación de los padres, salvo excepciones, destroza la vida de los hijos. Cada vez hay más casos y la situación empeora. Rarísmas veces los dos progenitores se ponen de acuerdo para hacer la situación lo más llevadera posible. Lo normal es que los hijos sean utilizados como arma arrojadiza contra el otro para hacrle daño. Si me pongo a contar casos no paro. Es curioso, resultan más afectados los chicos que las chicas, en general. Cuentan cosas que ponen los pelos de punta. Es muy corriente que los jueces o los abogados pidan informes al colegio para tomar una decisión. ¿Una sentencia soluciona algo? Normalmente, sólo obliga por la fuerza al niño a residir en una casa u otra, o a ver obligatoriamente al padre o a la madre aunque no quiera o le haga un daño muy real y muy cruel, porque son inimaginables los límites a los que puede llegar un progenitor con tal de salirse con la suya. Alguien con autoridad debería decir a los padres cómo actuar para evitar tanto dolor a los hijos, pero me temo que es imposible. Cuando se recurre a la fuerza de la ley es que cualquier arreglo civilizado es imposible.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  24. Mucha gente debería pensarselo antes de tener hijos...

    ResponderEliminar
  25. Pues la verdad es que no estoy puesto en el tema, nosotros nos divorciamos de mutuo acuerdo, mis hijas escogieron vivir conmigo, pero su madre las visitaba cada vez que quería sin problema alguno, nunca intervino ningún juez.
    Salud

    ResponderEliminar
  26. Hola María, dificil solución a este problema.

    Leyes generales para casos particulares y supongo que cada caso tiene una solucción distinta, porque depende de las personas y cada persona somos diferente y reaccionamos de diferente manera ante el mismo caso.

    Un beso
    el lio de Abi

    ResponderEliminar
  27. Mi querida Señora María, el modelo de familia ha evolucionado tan rápido en España que ni tan siquiera podemos agarrarnos al consuelo de vernos reflejados en los divorciados de la teleserie americana, que ya no representa ni el futuro de la familia moderna europea, ni a nuestros hijos, que les llevan a los americanos dos cabezas de ventaja, al menos teleséricamente hablando.

    A los jueces españoles por otro lado, se les debería negar en caso de separación y divorcio en su inmensa mayoría la custodia de su prole, porque dime como juzgas a los otros y te diré que tipo de padre o madre eres.

    Los hijos e hijas, pedirán siempre todo, es su deber como cachorros y ofrecerán su niñez y con suerte a lo largo de su maduración adolescente y adulta compañía y cariño, con algún problema, para no aburrirnos.

    Los padres juntos o por separado, deberían ofrecer además de una estructura de mínimos (he dicho mínimos) en lo material, una referencia emocional y educativa de máximos (he dicho máximos), y por supuesto un espejo de felicidad, autoestima y valores, a la altura de la vista de nuestros menores, sin hipocresía ni engaños.
    El modelo de familia importa poco si lo anterior no se cumple y si se cumple, cualquier modelo familiar vale, unidos, separados, en solitario, homo o hetero, en dos casas o con ninguna, porque habremos ofrecido los cimientos para que construyan su vida, y que en ella vivan una nueva generación de adultos equilibrados y emocionalmente estables.

    Las decisiones de los jueces hacen difícil que un hijo o hija puedan compartir la felicidad (normalmente de su padre) porque les niega sencillamente que puedan compartirse y ser felices.
    Algo que solo se soluciona, habiendo elegido a una pareja dialogante y responsable (aunque ya no nos amemos) y que la palabra y bienestar de los hijos pueda salvar el vacío resolutivo de los jueces. El problema llega cuando la separación nos ahoga en odios, resentimientos o lo económico se impone a lo razonable y eso deriva de un pasado que nosotros generamos, permitimos o aceptamos y ahí el juez no tiene la culpa. ¿Cómo cambiarlo? Solo existe cambio a través del nuestro.

    Pero, no nos engañemos, la mayoría de los padres, no saben y lo peor les importa un bledo asumir el rol que asumían las madres y se desentienden con una facilidad pasmosa de la carga de tiempo y energías que requieren los chicos, respirando satisfechos cuando el juez les niega la custodia, (si acaso la reclamaron) y de cada 10 casos que conozco 7 me confirman eso.
    ¿Y los 3 restantes? esos 3 pagamos la tortura de ser la punta de lanza de un presente que cambia rápidamente arrastrando a quien no lo hace y a los hijos de esos tres hombres que mañana serán 4, 5, 6 y algún día 7, igualando el 7 de las mujeres, y así los niños lo pagarán con nosotros y lo pagarán a su vez sus hijos, hasta que transformemos el mundo o lo hallamos roto.

    Besos y Suyo, Z+-----

    ResponderEliminar
  28. No te se decir María, no conozco las leyes de este país a ese respecto.
    Pero creo que si de verdad eres padre o madre...no se necesitan leyes para proteger a los hijos.
    La primera ley natural debe salir de nosotros mismos, de nuestra obligación como padres.
    Soy mujer separada, con dos hijos, y jamás ni a mi marido, ni a mi, nos ha recordado ningún juez nuestras obligaciones.
    Por encima de todos nuestros conflictos personales, estuvieron los hijos, están , y estarán.
    No me sentiría mamá y ni él se sentiría papá, si tuviese que recordarnos nuestras obligaciones un extraño, con un código en la mano.
    Besotesssss
    y lindo finde

    ResponderEliminar
  29. Vuelvo porque mientras escribía, publicaba su comentario Don De La Vega..
    Y remarco una de sus frases en la que creo tanto, que pareciera que leyó mi alma.
    El cambio sólo existe a través de nosotros mismos...no ha través de leyes ni jueces no códigos.
    los hijos lamentablemente no vienen con un manual de comportamiento para hacer buenos padres de nosotros
    Eso lo tenemos que lograr nosotros mismos, aprender a ser padres es una tarea inmensa y requiere de toda la creatividad que podamos exprimir a nuestro cerebro y en caso de separación, aun más, porque hay que aprender a olvidar, a pasar pagina, otras veces, simplemente aprender a tragar...por amor a ellos y por honor del precioso rol que nos regalo la vida...ser padres...
    BESOTESSSS
    Besotessss

    ResponderEliminar
  30. En líneas generales, creo que no, sobre todo por lo que he experimentado en el divorcio de una de mis hijas. Supongo que habrá de todo.
    Un beso, María
    El tema es, como dices, de plena actualidad

    ResponderEliminar
  31. Buen tema.

    Creo tanto en la custodia, como en la patria potestad compartida.

    besos.

    ResponderEliminar
  32. Creo que la justicia es muy lenta y cuando es lenta no es justicia.
    Cuando se separan los padres también separan a sus hijos de los abuelos y tenemos que luchar para ver a nuestros nietos .
    Saludos :(

    ResponderEliminar
  33. Me pregunto, que contestarte después de todo lo que han dicho ya.Susbrico a muchos y reitero que los intereses de los niños SIEMPRE deberían estar por en cima de todo.

    Besos guapa

    ResponderEliminar
  34. Digo como Ana los intereses de los niños siempre deberían estar por encima de todo. Por lo tanto mi respuesta es No.
    Cierto es que no todos los casos, porque en mi familia hubo un caso y digo hubo porque volvieron y son muy felices.
    Ahí la hija estaba casi a diario con los dos, pero son casos muy contados, lo que si tenemos que poner de nuestra parte y procurar hacer las cosas bien y de buenas maneras, llevando una buena relación todo se consigue y los hijos seguirán su vida normal.

    He entrado así de lleno a la tertulia, sin llamar siquiera.

    Bueno debo decirte que tienes un blog muy interesante, e interactivo.

    Gracias por permitirme participar.

    BESOS.

    ResponderEliminar
  35. Creo que se hace lo mejor posible, de lo que si estoy seguro es que emplearlos como rehenes o botin de guerra es lo peor que se puede hacer y desgraciadamente muchos lo hacen.
    Yo en general si puedo no hago divorcios, me alteran y no me gustan me parece que hay que tener un estómago especial para meterse en esos temas, sobre todo cuando es contradictorio es decir cuando no es de comun acuerdo, donde en general las partes con la ayuda de sus abogados intentan llegar a un acuerdo mas o menos justo.

    Te mando un beso

    ResponderEliminar
  36. Vaya por delante que yo tengo un concepto muy mejorable sobre la justicia española, pero creo qu en este caso suelen ser los propios padres quienes menos velan por los intereses de sus hijos. Es un poco triste que tenga que venir un juez a preocuparse por su bienestar, ya que los progenitores bastante ocupados están con sus respectivos ombligos.

    Un beso

    P.D.: A ver si recupero ánimos para escribir más a menudo, que últimamente estoy un poco de bajón. Será el tiempo. Gracias por interesarte, María.

    ResponderEliminar
  37. Hola María, creo que se legisla más sobre lo material que lo emocional, de todas maneras el concepto de familia tradicional, que viene de una fuerte presencia religiosa en todos los ámbitos, ha cambiado y evolucionado.

    A fin de cuentas lo que importa es el Amor, no el número o diversidad de los componentes de la familia.
    Muchas familias "hechas y derechas" según la tradición han sido tan nefastas para los hijos como las ausencias de ellas.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  38. .



    ...por mucho ke intenten velar, nunca es suficiente ni nunca lo será... ya ke los hijos aparte del trauma ke significa el divorcio o separación, se ven privados y carentes, en alguna medida, de uno de sus padres lo cual no hay sentencia ke lo pueda subsanar... Considero realmente lamentable ke las familias se escindan, ya ke a menudo la pareja excluida se divorcia no solo del conyuge, sino de los hijos también... provocándose un distanciamiento progresivo que a veces llega hasta el olvido total... ¡LAMENTABLE!!

    Gracias amiga, muy interesante el tema, lo expones muy bien

    Te mando fuerte abrazo mi querida María.

    .

    ResponderEliminar
  39. Ahora sí, lo dejo (el comentario).
    Pero lo dejo para quien lo haya vivido, mamado, y sufrido.
    Luego, quien comente sin saber, que sea juez y parte...
    y es más, me resbala.

    Besos linda María.
    Y gracias por todo, y más.
    E.Z

    ResponderEliminar
  40. Cuando un matrimonio se rompe de forma traumática, de mal rollo y cada uno mirando por lo suyo, poco puede hacer un juez, porque alguno está mintiendo, alguno está utilizando a los niños, alguno quiere manipular la ley, y cuando esto ocurre, el juez lo tiene difícil, tira por la calle de enmedio, y en la mayoría de los casos, los perjudicados, son siempre los niños. Es un tema complicado, cada pareja que se separa, tiene unas circunstancias distintas. Lo mas importante, es que ambos, pongan el bienestar de sus hijos por encima de todo. Nunca he estado casada (soy madre soltera), y no sé como funciona eso de tirarse los trastos a la cabeza, pero en mi caso, el padre de mi hija y yo, no hemos tenido nunca problemas para horarios y visitas, ha visto a su hija siempre que ha querido, y podía coordinarlo conmigo, igual daba si era un lunes o un viernes o un finde, tratábamos siempre de ajustarlo a nuestros respectivos horarios, y el de nuestra hija y sus tareas escolares. Un beso guapa

    ResponderEliminar
  41. Yo, en primer lugar, a los padres que se quisieran separar, los metía en juicio y, según fuese el responsable (que podrían ser los dos), les pondría una multa. (lo digo en broma, pero... no tan en broma)

    En segundo lugar, si tenemos que ver por los derechos del hijo, se supone que los padres deberían de ser los primeros en considerarlo y solucionar los problemas de convivencia de la mejor manera, pero, resulta que, los padres, en estas situaciones, NO miran por el interés de sus hijos, sino por su propio egoismo.

    Queremos justicia para nuestros hijos???... pues empecemos los padres por ser consecuentes y MADUROS para saber enfrentarnos a una convivencia en la cual, el HIJO no tiene arte ni parte antes de venir al mundo. Y es, precisamente cuando nace, que le propinamos una bofetada de problemas colaterales, provocados por nuestra propia inmadurez, inconsecuencia, egoismo... y un montón de cosas más... Hablo de cuando el fin es la separación de la pareja.

    Pues eso, y un montón de cosicas más, que no cabrían en 10 tomos.

    Sé lo que me digo y no trivializo, ya que el problema es muy serio, más de lo que el egoismo deja ver... y cuando hablo destas cosas, sé que hay muuuucha gente que dice que, "para que ese hijo viva en una familia sin cariño, siempre con problemas (mujer fatal... jeje) y peleas continuas, mejor con el padre o la madre"

    Pues eso mismo es abandonar a un hijo... y no ver el problema entre 3 partes, sino entre 2 partes.

    Hay profesionales que ayudan a solucionar convivencia, peeeeero... tb. hay quienes no miran ni a su pareja ni a su/s hijo/sl... Esas personas se ven solo a ellas mismas, como en un espejo.

    Bueno, que dejo de parlotear... Ya digo que el problema es peliagudo. Tb. sé que hay casos que... Y siempre pensando en que el ser humano tiene sus debilidades y circunstancias, pero hay cosas y "cosas"... y ese tipo de "cosas", conllevan unos valores muy, muy altos... Estamos hablando de la felicidad de las personas... y parece que a los hijos los tratamos como macetas, que hoy las ponemos en el balcón de papá y mañana en el balcón de mamá... quesque este finde toca.

    En fin, no, no... si sé que hay gente pa tó...

    Ya me callo.

    jajajaja

    Besicos.

    ResponderEliminar
  42. Lo que ouedo apreciar es que las separaciones liberan a los cónyuges y encadenan a los hijos y eso es muy doloroso. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  43. El tema de las separaciones lleva dos connotaciones importantes: la legal, que velará por la protección del menos y la meramente emocional.

    En la primera, como bien se apunta por algunos comentarios, la ley da prioridad a la madre por el simple hecho de entender que es la que más protección y atención puede dar a los hijos, y en la muchos casos así es, pero el juez no conoce la situación familiar y por lo tanto a veces se relega a un buen padre a un segundo plano en el que solo se le permite un régimen de económico y de visitas. La custodia compartida, debería ser la primera opción y la más deseable, cuando por supuesto no se de algunos de los casos en que sea necesario apartar a una de las figuras paternas para proteger al menor.

    En el terreno emocional, el niño siempre queda indefenso ante una separación porque su afecto infantil suele estar repartido a partes igual entre el padre y la madre.

    Es difícil encontrar el equilibrio desde el punto de vista legal, así que debería ser prioridad de la madre o del padre, establecer esas normas de conducta y facilitar al niño un ambiente "normal" para que no sufra tanto la situación de separación.

    En la mayoría de los casos, se utiliza al menor en contra de la pareja y eso es lo que desestabiliza emocionalmente al hijo de separados.

    Es un tema delicado y difícil.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  44. ¿Sabes, María? Como abogado en ejercicio que soy converjo de manera total con lo expresado en tu entrada.
    También creo que sí, las leyes deberían ser algo más adecuadas a las necesidades humanas; aunque aquí hay que hacer notar que, éstas, envejecen según envejece la sociedad...
    Un abrazo amiga mía.

    ResponderEliminar
  45. Buenos días María, mi bella :))

    No voy a hablar de separaciones... En estos momentos de mi vida, jajajajajaja, ya te contaré, muy prontito.

    Sólo vengo a darte un beso y un enorme abrazo, a darte las gracias por recordarme que estás y que estáis, a decirte que gracias a Dios estoy muy bien pero un poco ausente, sí... Muchas cosas están aconteciendo a la vez.

    Estoy deseando pronto, muy pronto, bautizar mi diario en el nuevo año.

    Otro millón de besos preciosa :)))

    Mar.

    ResponderEliminar
  46. La sentencia de separación vela por el egoismo de los padres.

    Buen fin de semana ;)

    ResponderEliminar
  47. Hola Maria

    Estuve viendo el código de tu plantilla, y tienes la fecha tanto arriba como abajo. Necesito saber que es lo que quieres hacer exactamente, para poder explicarte como hacerlo.

    ¿Quieres eliminar la que apàrece al final del post?

    ¿O quieres que la fecha de arriba aparezca dentro del calendario ,como la mía?

    Si es la segunda,¿a que lado la quieres?

    Dime algo, porque cada plantilla es un mundo, no lo puedo generalizar.

    ResponderEliminar
  48. Como voy a creer que las sentencias velan por los intereses de los hijos, si los propios padres que se supone que son los que mas los quieren, son incapaces de hacerlo?
    De todas formas no me gusta generalizar, he leido detenidamente todos los comentarios y ufffffffff miro a mis hijos, que son chavales de padres separados y no son monstruitos, no tienen carencias ni estan traumatizados.
    Es cierto que cada caso es distinto, porque las personas tambien lo somos, por eso mismo hay muchos niños que viven en una aparentemente familia convencional de esas que nos inculcaron desde la infancia y desde la iglesia catolica, con un padre y una madre bajo el mismo techo y no por eso son mas felices, ni tienen mas atenciones, ni mas amor...
    Creo que como en todo, no hay que generalizar, ni juzgar, cada caso es distinto, cada persona es diferente y que nada es blanco o negro.

    ResponderEliminar
  49. Después de semejante cascada de comentarios poco más puedo añadir yo que no se haya dicho ya. Es un tema muy delicado, porque hay menores en juego, así que toda cautela es poca. Falta sensibilidad y jueces formados específicamente para impartir justicia en estos casos.

    ResponderEliminar
  50. Hola María trataré de ser breve, las leyes están hechas por los hombres, y se da la paradoja de que mientras la sociedad avanza, las leyes se quedan anticuadas, puedo opinar de lo que conozco a mi alrededor, los hijos siempre son los grandes perdedores, las madres sea cual sea la causa suelen quedarse la custodia, aún teniendo la culpa de la separación, no solo esto, depende en que comunidad también los bienes de los dos, diré algo más.

    Muertes por violencia de género en el 2009:

    (mujeres 55)
    (hombres 36)


    ¿Es injusta la sociedad de la información?
    Ahí te dejo parte de mis razonamientos.
    Besos María, que nunca nos llegue el desarraigo de los hijos por cualquier motivo..

    ResponderEliminar
  51. si los padres se olvidan de los hijos... no es algo normal que la ley también lo haga? el mundo perdio los valores los principios, pero nosotros no debemos hacerlo... besos

    ResponderEliminar
  52. IGNACIO:

    No siempre el padre es el perdedor, te lo puedo asegurar porque conozco a una madre que la han separado de su hijo, aunque te parezca extraño, ha sido así, no la han dado la custodia, ha sido al padre a quién se la han concedido, a él le dieron todo, el disfrute de la vivienda, la custodi del hijo... etc, es muy triste que hagan eso con un padre, pero imáginate con una madre que le ha engendrado, que ha dado todo por su hijo, y se encuentra ahora en que no la queda nada... nada; por lo que, la violencia de género ahora es como dices, pero llegará un día que quizá pueda cambiar porque las leyes las interpreta el Juez a su antojo.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  53. ELLA

    Tienes razón, no se puede generalizar nunca, no sólo con este tema, sino con todos, porque cada persona es un mundo diferente ¿cómo no lo van a ser, pues, una pareja?, aquí, únicamente, estamos opinando sobre lo que cada uno cree y piensa respecto a ello, nada más que eso, y te habrás dado cuenta que también opinan madres y padres separados, y que cada uno comenta respecto a cómo le ha ido o piensa, nada más que eso, pero no juzgamos a nadie.

    Otra cosa que quiero matizar es que te aseguro que, viendo a varios amigos de mi hija, que son hijos de padres separados, son unos niños muy alegres y felices, sin traumas, y que, en cambio, conozco a otros, que sus padres no están separados, y se les vé con una triste mirada.

    Lo mejor de todo, y que no siempre es así, es que, para todo, las cosas siempre se lleven a cabo de un modo amistoso, dialogando, escuchando, sin gritos ni peleas, y, sobre todo, sin juicios por medio, es lo mejor para la felicidad de los niños y también para los padres.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  54. ¡Cuánto me gustaría comentar cada uno de vuestros comentarios! empezando por el de Pedro, y terminando por el último, si es que me parecen todos muy interesantes, pero es que me resulta imposible.

    Muchas gracias a todos, os sigo leyendo.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  55. Gracias, María; yo también deseo que tengas un día muy feliz en este sábado que discurre...
    Un tierno y cálido abrazo...

    ResponderEliminar
  56. Por los intereses de los niños sólo pueden velar los padres, que son los que de verdad los conocen y saben la forma de hacerles el menor daño posible ante una separación... sin embargo no es así, más bien al contrario.

    ResponderEliminar
  57. Creo que se puede decir más alto, pero no más claro. Suscribo lo que dice Pedro y muchas de las cosas de los demás.

    Un beso guapa.

    ResponderEliminar
  58. Hola María

    En esta entrada, lo expliqué:

    http://asvueltasconblogger.blogspot.com/search/label/Comentarios

    Cualquier duda avisa.

    ResponderEliminar
  59. María, no tengo realmente ni idea sobre sentencias de separación, pero sí una sensación muy extendida (creo) de que generalmente ocurren dos cosas:

    1) Por norma, la figura del padre siempre sale perjudicada.
    2) Efectivamente, en muchas ocasiones creo que se olvida a los niños, y se los utiliza como arma arrojadiza y escudo.

    Un beso... y gracias por visitarme.

    ResponderEliminar
  60. Completamente de acuerdo contigo, María, los hijos en muchas ocasiones son utilizados y son los grandes perjudicados en las separaciones.
    Besos enormes desde mi rincón

    ResponderEliminar
  61. Sinceramente, creo que se mira poco a los hijos. Lo que prima es el beneplácito de los que se separan. Empezando por un tema: ¿piensan en los hijos los cónyuges cuando se separan, o piensan en su propio bienestar?

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  62. No velan por las necesidades de los niños; de eso estoy cierta y ello le `pueden lelgar a marcar sus vidad de forma importante...nunca sabemos el verdadero dolor que ello les puede causar...




    Mariella



    Bello tema d e fondo...

    ResponderEliminar
  63. Es un tempa complicado y profundo porque justamente en el medio están los niños, creo que la intervención de la justicia es necesaria para regular las relaciones entre los padres porque generalmente se odian a muerte y utilizan a los hijos como botín de guerra, pero claro un juez no puede suplir el buen juicio que deberían tener los progenitores a la hora de ponerse de acuerdo por el bienestar de los hijos. Besos tía Elaa.

    ResponderEliminar
  64. Apreciada María.
    No velan por los intereses de los hijos y discriminan "de facto" siempre a favor de la mujer, cuando hoy, en pleno siglo XXI, si hay igualdad en todos los campos (laboral, económico y legal) las sentencias deberían ajustarse a la realidad de cada pareja.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  65. Creo que primero hay que ser responsable para armar una familia, respetar la vida, en estos casos no se cumplen ninguna.

    Besos

    ResponderEliminar
  66. Nuestros hijos no piden la vida que les damos y se la tienen que "bancar". Y si a eso le agregamos que las leyes no son confiables... pobres criaturitas!
    Muy buen post, María. Excelente lo de Pedro.
    Beso y buena semana!

    ResponderEliminar
  67. No en todas las oportunidades velan por el bienestar de los hijos. En las separaciones, lo màs delicado son ellos. Mi clamor por el buen proceso en estos casos que sean extremos para el bien de las futuras generaciones.

    Un abrazo Marìa y un feliz comienzo de semana!

    ResponderEliminar
  68. De todo hay, amiga, aunque yo creo que lo ideal es la custodia compartida, que es lo lógico entre personas sensatas que quieren a sus hijos. Un beso,
    V.

    ResponderEliminar
  69. Empezando por la propia separación, que tampoco vela nada.

    ResponderEliminar
  70. Hola María: Pienso que en una separación no hay un solo responsable, la culpa desde mi parecer es al 50% de él y de ella y en pocas ocasiones piensan en lo que es mejor para los hijos que son los que sufren con estas separaciones.
    Yo suscribo lo dicho por Senovilla.
    Un fraternal y fyerte abrazo

    ResponderEliminar
  71. Como he dicho anteriormente, mi opinión personal es que, siempre se debe mirar por el bienestar de los hijos, por lo que, lo mejor para ellos, es llevar la separación de mutuo acuerdo, de modo amistoso, por el bien de ellos, con diálogo... escuchando... sin gritos... ni peleas, y, sobre todo, sin juicios por medio, pero no siempre es así, ya que la mayoría de veces, se tiene que recurrir a la Justicia. Y que las sentencias deberían dictar su fallo por el bien de los hijos, en cambio, los Jueces, no interpretan las Leyes como debieran, y por supuesto, deberían adaptarse a la vida actual.

    Muchas gracias a todos por vuestras sinceras opiniones, me ha encantado leerlas, y se aprende mucho compartiéndolas.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  72. Categóricamente NO, conozco un caso muy cercano y el menor se ve totalmente desprotegido en estas situaciones. Que si un día a la semana debe acudir al "puntod e encuentro" dejando cualquier actividad que tenga o simplemente el hecho de estar esa tarde en casa con el otro progenitor, y luego un fin de semana con cada padre,y después las vacaciones y así sucesivamente.
    Además en los casos en los que ha habido una situación de maltrato tienen que acudir al psicólogo, al psiquiatra, etc.
    El menor en estas situaciones se encuentra yendo de un lado para otro, y su infancia mientras se va esfumando.

    ResponderEliminar
  73. Mª ANGELES: Gracias por tu huella. Un beso

    KAMRA: Gracias por tu interesante comentario.

    Tienes mucha razón, cuando ha habido maltrato los niños deben acudir a los psicólogos.

    Además, son un vaivén de los padres, van de un lado para otro, por eso, sería positivo que las sentencias tuvieran más en cuenta a los niños, por su bienestar, y que se compartiera la custodia por ambos progenitores.

    Muchas gracias.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  74. Los hijos deberían tener una participación activa en la toma de esa decisión porque al fin y al cabo son quienes van a sufrir las consecuencias. Cuantos niños hay por ahí que "tienen" que ir a pasar el fin de semana con el otro progenitor cuando ni les apetece, ni les hace felices, ni les aporta. Este caso realmente es muy complejo y creo que generalizar sería frivolizar. Creo que cada caso debe ser analizado en su justa medida y con todas sus consecuencias. Desde luego, como hija de padres divorciados que soy, puedo asegurar que se vive mejor con uno de ellos que vivir un infierno compartido. Gracias por lanzar la propuesta. Un abrazo

    ResponderEliminar
  75. BELKIS

    Muchas gracias por compartir tu vivencia personal y por exponer tu sincera opinión.

    Un beso.

    ResponderEliminar

Tu opinión es importante. Muchas gracias.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...