lunes, 25 de enero de 2010

¡La culpa la tienes tú!



¿Te resultan familiares estas frases?

Cuando no se encuentra algo: "¿dónde lo has metido?"
Cuando algo se rompe: "¡lo has roto tú!"
Cuando se ha perdido algo: "¡lo guardaste tú!"

Si hay algo que no soporto es ... ¡cuando alguien echa la culpa a los demás!

¿Por qué algunas personas actúan de esta forma echando siempre la culpa a los demás? ¿será por orgullo? ¿no será que, quizá, la culpa la tenga uno mismo e intente liberarse de ella siempre culpabilizando a los demás?

Ninguno estamos libres de culpa, porque todos nos equivocamos, pero resulta muy fastidioso que alguien se escaquee de sus culpas echando siempre la culpa a los demás.

Yo creo que, la culpa, tenga quién la tenga, no tiene tanta importancia, sino que, lo más lógico sería analizar las causas para buscar soluciones, pero sobre todo, comprender que nadie es Juez para culpar a los demás, pero, sí que somos responsables para intentar encontrar soluciones, y si malgastamos el tiempo culpando a los demás, estaremos perdiendo el tiempo para realizar otras cosas más importantes.



99 comentarios:

  1. Totalmente de acuerdo contigo Maria.
    Esas personas que acostumbran a echar la culpa siempre a los demás, cuando ellos hacen algo mal, y no lo pueden ocultar, porque está a la vista, yo le digo, menos mal que has sido tu. Y te quieres creer que me dice, nadie es perfecto, cuando esa persona siempre está culpando a los demás tengan o no culpa. No soporto esa aptitud.

    Besos guapa.

    ResponderEliminar
  2. Genial tan genial tu texto que te pongo con Mafalda.Te enlazo a ella y a mí Recomenzar'.'
    No tengo respuestas para tus preguntas me ha pasado con gente con bancos últimamente... y con la vida ...Disfrutemos juntas éste lunes riendo con la inocencia de Mafalda y con lo que el dia nos traiga
    Abrazosssssssss :)

    ResponderEliminar
  3. Te robo el texto y lo pongo como comentario ya que creo que es fenomenal. Besossssssss

    ResponderEliminar
  4. Please mandámelo via mail no pude hacer copy and paste.

    ResponderEliminar
  5. Paqra mí, querida amiga, es un problema de madurez psicológica.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  6. Yo creo que es falta de seguridad en uno mismo. Porque si la tuviéramos, seríamos capaces de admitir que todos cometemos errores, todos tenemos culpas.
    A mí me cuesta mucho explicarle eso a mis hijos y que sepan reconocer sus faltas sin más. Es una de mis luchas de siempre.
    Buena reflexión María.
    Un besote

    ResponderEliminar
  7. Lo que ocurre es que todos solemos tener un alto concepto de nosotros mismos que no coincide ni de lejos con el que tienen los demás sobre nosotros.

    Somos incapaces de ver nuestros defectos y siempre buscamos culpables lejos de nosotros.

    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Estoy de acuerdo contigo y es una de las frases más recurridas. ¡Que "fácil" es echar la culpa a los demás!!!
    Como dice Antonio, falta de madurez psicológica en esas personas que siempre tienen en su boca "La culpa la tienes tú"
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Me saca de quicio las personas que se creen que son perfectas Y PIENSAN QUE SON LOS DEMÁS SIEMPRE LOS QUE SE EQUIVOCAN.

    UN BESAZO

    ResponderEliminar
  10. La gente se cree qué es perfecta y raramente aceptan las críticas. Están totalmente controlados por su EGO, un EGO que les dice cosas cómo:


    Excelente tu texto va perfecto con el de Mucha
    Felicidades hoy y siempre

    ResponderEliminar
  11. Tienes toda la razón y coincido contigo, pero voy más allá hay quien hasta te hace responsable de su felicidad. Si no fuera porque tú, me has dicho y por eso estoy fastidida. Es lo cómodo, en vez de hacerse cada cual cargo de sus acciones y sentimientos.
    Besos

    ResponderEliminar
  12. Excelente texto compartes,
    un placer pasar por tu blog
    que tengas una feliz semana
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Maria, Genial tu planteo, y con mucha razon.
    Esto es parte de la educacion que recibimos, desde la cuna, con actitudes que apreciamos de nuestros padres, los maestros, y la sociedad. por lo tanto adoptamos el mecanismo de defensa, y esto se aprecia en toda la sociedad, y los ves a diario en los politicos, cuando nombran amigos en lugar de gente idonea y luego los usan de "fusibles" cuando las cosas no marchan.
    SOMOS ESCLAVOS DE LO QUE CREAMOS...!!!!
    El mundo padece de falta de comunicacion, etica.
    En la educacion, justicia y el ejemplo esta la clave de este planteo, a mi entender........
    NAR

    ResponderEliminar
  14. MI ex-marido era tan pero tan perfecto que me tuve que divorciar...
    y nunca entendí porqué eligió a una pecadora e imeperfecta como yo, llena de tiznes y arrugas...

    ResponderEliminar
  15. Completamente de acuerdo contigo Maria. Tu post trajo a mi recuerdo un poema de Cervantes:

    NO ES ESTE TEATRO DE MISERIAS
    NI LUGAR DE CASTIGOS
    DA TIEMPO AL TIEMPO...
    NO TE PRECIPITES Y
    PENSANDO CASTIGAR EL AJENO
    DELITO TE ECHES SOBRE TI
    LA PENA DE LA CULPA PROPIA.

    Besos enormes

    ResponderEliminar
  16. hacia muchoo que no te visitaba.... un gustazo leerte

    saludos mexicanos

    ResponderEliminar
  17. Yo creo que es el atajo para que otro nos solucione nuestros problemas,creo que todos las hemos pronunciado alguna vez,saludos.

    ResponderEliminar
  18. Silencios, todos nos lavamos las manos ante cosas cotidianas como estas, y echamos la culpa a los demás.
    Y no hay que buscar culpables. Lo que hay que hacer es colaborar.
    Si una cosa no se encuentra, se busca juntos; si se ha desordenado, se pone en su sitio juntos.

    Muy bueno amiga.
    Siempre es un gusto leerte.

    Muchos besos

    ResponderEliminar
  19. Hola María, yo lo enlazaría con el tema de que siempre tiene la culpa de lo que nos sucede un tercero... el profe/jefe me tiene manía, la culpa es del mal tiempo, etc, etecé, etece...

    Buena reflexión

    Besos

    ResponderEliminar
  20. pues si, es una práctica muy habitual echar al saco de la espalda de otro lo que sea.
    Buena reflexión.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  21. Amiga María. !Que justicia tan injusta¡¡que leyes tan retorcidas! ¡que espacios tan ocupados! dime si tú no eres la culpable de poner de acuerdo a los 19 amigos que han publicado su comentario antes que yo, que tambien digo que tienes razón. El culpable siente se viste de carnaval para culpar al vecino.
    Un abrazo amiga.
    Hasta pronto, que se alivie tu culpabilidad.
    Jecego.

    ResponderEliminar
  22. Felicitaciones te envidio me gustaria que me hubieran enlazado a Mafalda estoy feliz por vos.(es un chiste) besos

    ResponderEliminar
  23. Por desgracia todos nos comportamos así alguna vez y conocemos algún caso de persona que "nunca ha roto un plato".
    Pero son cosas de la vida y sus "vidantes"
    Un besote

    ResponderEliminar
  24. A mí, más que de culpa me gusta hablar de responsabilidad. Si utilizáramos más esta palabra, que tiene una connotación menos negativa, tal vez nos costaría menos reconocer nuestros fallos errores.

    Un beso

    ResponderEliminar
  25. Hola María, cuando las cosas no nos salen como hubieramos querido, somos muy dados a echar la culpa a los demás. Todos lo hemos hecho alguna vez.

    Muchos besos y feliz semana.

    Sara

    ResponderEliminar
  26. A mi me suele ocurrir, porque soy muy despistada, y cuando creo que tengo algo en un lugar concreto, resulta que yo misma la cambié de sitio, y al primero que veo, le pregunto ¿ Oye, tu has cogido mi mechero?, o ¿dónde están mis gafas?, que habitualmente, llevo colgadas. Un beso Maria

    ResponderEliminar
  27. Llevamos 32 años gozando de la presunción de inocencia, como logro constitucional extraordinario, y resulta que, como siempre, nadie la aplica.

    Buen post.

    Besos...!

    ResponderEliminar
  28. Si yo creo que todos nos tenemos un poco por perfectos, pero ufffff , las culpas se las lleva siempre el otro, o casi siempre.
    Tendremos que reflexionar sobre esto.
    Un beso María

    ResponderEliminar
  29. Dejemos de lado a este tipo de gente. No merece la pena.

    ResponderEliminar
  30. Tampoco me gusta la actitud de algunas personas de echar la culpa a los demás siempre en cualquier circuinstancia. creo que es una muestra de cobardía y de falta de madurez.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  31. en definitiva es eso: una pérdida de tiempo... partiendo del hecho de que errar es patrimonio de todos, mejor sería asumir y reparar las culpas propias y ser más indulgente con las ajenas

    un beso, María

    ResponderEliminar
  32. María me hiciste recordar justo una Ley de Murphy que ayer leia.

    Estas son las 7 etapas de todo proyecto

    1) Entusiasmo

    2) Dedicación

    3) Frustración

    4) Desesperación

    5) Búsqueda de los culpables

    6) Castigo de los inocentes

    7) Promoción de los que no participaron

    Dedicado a todos aquellos que participan o participaron en uno.

    Besos

    ResponderEliminar
  33. Amiga, riamos un poco... Recordemos aquello que decia, mas o menos:

    "La gata de mi vecina
    se mea en el peregil...
    Y cuando llego borracho
    toas las culpas son pa mi..."

    Je,je,je

    Yo siempre echo la culpa a los gatos cuando se rompe algo...

    Un abrazo, querida amiga

    ResponderEliminar
  34. Si en alguna ocasión me echan la culpa de algo, siempre contesto....."es bueno que haya niños a los que culpar"...y me quedo "tan ancha".....
    Te sigo de cerca, aunque a paso lento.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  35. María excelente reflexión... un placer conocer tu blog de la mano de Mucha... al leerte pensé en cuántas veces como pades cometemos esos errores tan graves con los hijos... y cómo eso puede marcar a un hijo... a veces dejando huellas que ninguna curita calma...heridas que no sanan y se manifiestan en la adultez...también me remonto a nuestra infancia.
    Y al presente...Cuántas veces lanzamos palabras como dardos...
    Excelente blog... te visitaré a menudo!te sigo y te enlazo. Una abrazo desde el alma.

    ResponderEliminar
  36. Es una reacción muy humana, buscar la culpa afuera no? inclusive es común en los padres escuchar frases como " se me rompió por tu culpa,porque te interpusiste en mi camino", o cosas por el estilo. En fin sería bueno que cada uno reflexione como reacciona ante los pequeños inconvenientes cotidianos. Besos tía Elsa.

    ResponderEliminar
  37. Es un acto ese de echar la culpa a alguien allegado en nuestro entorno,por el simple propósito de querer tapar
    nuestra falta de razonamiento nuestra falta de decisión.

    A mi me encanta echarle la culpa a mi tía de todo, porque la pobre entra al trapo toda enfurecida.

    luego le digo anda Josefina que eres mas dulce que una golosina,no vesque te lo digo con cierta nota de humor.

    Excelentes como siempre tus propuestas

    Un saludo

    ResponderEliminar
  38. "La culpa fue del chachachá..." , "Quien esté libre de culpa que tiere la primera piedra" "Séanos concedida la gracia de vernos a nosotros mismos como los demás nos ven".

    Se han dicho muchas cosas al respecto... no sé, más que echar la culpa conviene, aunque no siempre se hace y yo no "estoy libre de culpa al respecto", razonar sobre el fondo de lo sucedido si es que tiene la suficiente transcendencia que merezca ser razonado... no sé, tienes razón en lo que dices María, discutimos muchas veces por cosas nímias y echamos las culpas a los demás de ello; aunque una cosa es un hecho aislado llevado a cabo por alguien o por nosostros y otra bien diferente si ese hecho es reiterativo...

    Bueno, tú tienes la culpa de que haya escrito tanto...jejeje, pero no vamos a discutir por ello, la próxima vez seré más breve.

    Besos.

    ResponderEliminar
  39. Hola Maria:

    Para mi, al final suele ser un problema de inseguridad o de miedo, o un mecanismo de defensa (absurdo eso si)por parte de quien echa la culpa a los demás. Quizá también un problema de empatía.
    Un beso

    ResponderEliminar
  40. Estoy de acuerdo contigo, esa más fácil echar la culpa a los demás que buscar soluciones.

    Besos.

    ResponderEliminar
  41. No podias tener mas razón en lo que dices y hay a quienes se les vuelve es ya costumbre culpar de todo a los demás, cuanto lo siento cuando caigan de su pedestal, en fin.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  42. Muy buena tu reflexion María. Como dicen por andalucia "hay gente pa´too" Porque siempre suelen ser las mismas personas las que caen en eso.
    Pero hay que tener valor y entereza para reconocer abiertamente nuestras culpas. Todo un aprendizaje en la vida.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  43. ¡FELIZ NAVIDAD Y PROSPERO AÑO 2011!. Espero no llegar tarde esta vez.

    ResponderEliminar
  44. Es un placer leer tus reflexiones María.
    Paso para deleitarme con ellas y dejarte mi cercano saludo.
    Desde UNIRADIO mis cercanos saludos.

    ResponderEliminar
  45. Maria gracias por tu mensaje en mi blog y por unirte a esta causa..ahora solo te pediria que lo difundieras todo lo que pudieras...por cierto tienes razon en tu post lo mas importante es buscar soluciones no culpables..un abrazo...

    ResponderEliminar
  46. Yo tampoco entiendo cómo la gente se justifica culpando a los demás, sin asumir sus propias responsabilidades.

    Somos así. Y a la hora de juzgar a los demás tenemos manga estrecha, pero para nosotros... manga muyyyyyy ancha.

    Besicos.

    ResponderEliminar
  47. Es cierto María, se peca de echar las culpas a los demás, es un defecto que se arrastra desde siempre, nunca se es lo suficientemente reponsable para aceptar que uno se equivoca.
    Una entrada muy especial, como tú.
    Un beso guapisima.

    ResponderEliminar
  48. Gracias por compartir mi dia con vos

    ResponderEliminar
  49. Com bien se dice lo importante no es preocuparse..sino ocuparse..
    bonito post Maria
    abrazos
    Blue

    ResponderEliminar
  50. Esa gente es una lástima, con lo sencillo que es reconocer las cosas con un simple: "Perdona fue culpa mía, lo siento"
    Salud

    ResponderEliminar
  51. En mi casa, en mi familia no existe la culpa. Sólo son acontecimientos buenos o menos buenos. No nos gusta hablar de culpa. las cosas suceden por algo y ya está. NO, no me gusta esa frase de culpa.

    Un beso

    ResponderEliminar
  52. ¿Qué decirle mi Señora? la culpa está hilvanada en nuestra cultura occidental desde un principio y así desde que nos contaron el primer cuento del Génesis nos lo han repetido hasta que lo hemos aprendido y ahora nos toca desaprender para como dice usted, ganar mas tiempo.
    Génesis Cap.3,V.12: Adán echa la culpa a Eva, Eva echa la culpa a la serpiente, Dios les echa la culpa a los tres. Cap.4, V.10: La sangre de Abel echa la culpa a su hermano Caín... y así llegan al Cap. 6, V.13: "Dijo entonces Dios a Noé: -He decidido el fin de toda carne; porque la tierra esta colmada de violencia por culpa de ellos (humanos); por eso he aquí que voy a exterminarlos juntamente con con la tierra...-"

    Llegados a este punto, sabemos que no consiguió lo que decía, ni el mismísimo Dios (pero no le echemos la culpa, nadie es perfecto) y así los humanos continuamos con la violencia y por supuesto muy pocos asumieron por si solos la culpa, hasta que llegaron los Coaching ontológicos y sistémicos, seguidores del constructivismo y especialistas en NLP o PNL (Programación NeuroLingüística), que nos explicaron que reconocer las culpas es un paso más a la excelencia, más o menos lo que nos dijo la serpiente, que seriamos como Dios.(Génesis Cap.3,V.5).

    Besos y Suyo, Z+-----

    ResponderEliminar
  53. Creo que, más que importar quién tiene la culpa, hablas de los reproches derivados de ella. Nada hay más negativo para saldar un problema que los reproches. De nada sirven. A nadie benefician. La consecuencia de una falta ha de ser siempre subsanarla y aprender para no volver a cometerla. El reproche agudiza y enfrenta.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  54. Hola María;
    Hace tiempo me quedó grabada una máxima inglesa,que siempre que se presentan casos de este tipo me acuerdo de ella y permanezco unos minutos en silencio para después hablar con serenidad y equilibrio "Cuando apuntas con un dedo,recuerda que los otros tres dedos te apuntan a tí"
    He de confesar que este comportamiento me ha resultado.
    Besos!!

    ResponderEliminar
  55. Primero hay uqe partir de la base de que si no se le hecha la culpa de las cosas que te ocurren o pueden ocurrir a tu compañero de viaje, el no te puede acusar tampoco de eso ya como buen comienzo.

    Ahora de los de afuera no les doy importancia ya que se protegen de una autoestima por los suelos intentando una protección que carece de fundamento.

    Y por lo tanto no admito incoherencias inadecuadas porque insisto hasta que tienen que retroceder y aceptar su propio error.

    Un beso y hasta otro feliz encuentro.

    Marí

    ResponderEliminar
  56. La gente no quiere asumir sus responsabilidades e intentan desviarlas a los demás. No es sino una falta de ética que empobrece a estos individuos.

    Buena entrada nos has ofrecido, que hace reflexionar.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  57. Es común que la otra persona tenga la culpa, así somos los humanos... siempre los demás son los responsables, deberíamos cambiar tantas cosas, entre ellas esta reflexión que ya la hacemos nuestras, felicitaciones María.

    Besos

    ResponderEliminar
  58. También se puede caer en lo contrario, en tener un sentimiento de culpa constante, padeciendo tus culpas y la de los demás.
    Un beso
    PD.Gracias María

    ResponderEliminar
  59. Hola .. Miles de gracias por difundir la carta de Saul por Facebook... un abrazo

    ResponderEliminar
  60. Es que es mucho más cómodo echar la culpa a los demás...nos ahorramos trabajo, niña.

    No se nos mete en la cabeza que nadie es perfecto y que errores, los comete cualquiera.

    Besitos.

    ResponderEliminar
  61. María, qué razón tienes. Es tan común culpar a otros. Y es como han dicho más arriba, se nos educó siempre desde el sentido de la culpa humana, porque así se perpetúan los dogmas religiosos y las jerarquías. Mucho de lo que nos pasa es consecuencia de nuestra propia responsabilidad, o de la dejación de la misma.
    Cuando alguien culpa a los demás de sus propios errores, no sólo busca liberarse de ellos, ni actúa por orgullo, muchas veces lo hace por ignorancia, impotencia o inmadurez.
    Interesante tu reflexión.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  62. Verdad que sí, algunos son verdaderos especialistas en transferir responsabilidades.

    Me recordaste la anécdota de una mujer ciega que había logrado vivir sola y sin ayuda. Decía por ejemplo, que cuando pelaba papas, siempre se caía alguna lejos de ella. Pero la ciega dama nunca se molestaba o la buscaba inmediatamente. Sólo seguía con su trabajo.
    Lo mismo, no gastaba un segundo de su vida en quejarse o buscar responsables de las situaciones complicadas que le tocaba vivir. Simplemente dedicaba toda su energía a buscar posibles soluciones.

    Sin dudas María Querida, la culpa es lo menos importante!

    Besitos Preciosa y una excelente semana!

    ResponderEliminar
  63. tienes razón que lo importante es buscar soluciones y no echarle la carga al otro, es una fea costumbre que tienen muchos pero así no les irá muy bien . besitos.

    ResponderEliminar
  64. Muy hermoso post y espacio.
    Te enlazo con permiso para seguirte mejor.

    Cálido abrazo.

    ResponderEliminar
  65. gracias por todas las molestias que te estas tomando maria...Te lo agradezco enormemente....Un abrazo...

    ResponderEliminar
  66. Hola Martía. La verdad que me alegra mucho conocerte. He visitado tu blog y me ha dejado sin aliento. Tratas temas que están a la orden del día y que muchas veces los dejamos aparcado como si fueran tabues por temor, miedo o quisás inseguridades.
    Sabes? Este mismo tema lo he puesto yo en práctica con mi pareja y siento decirte que casi todo lo que expresas se ha dado. Pero puesto a hablar por medio de la comunicación y un diálogo comprensivo siempre existe una explicacion que nos lleve a la lógica. Felicidades por tu post y sobre todo por tu blog porque me ha encantado mucho. Asi que a partir de ahora tendrás un nuevo seguidor. Un beso.

    ResponderEliminar
  67. Es inherente al Ser Humano. Nos encanta echar balones fuera.

    ResponderEliminar
  68. Me esfuerzo un montón por encontrar siempre mi responsabilidad (que no culpa) en las cosas que me ocurren, sin embargo también me doy cuenta de que no todo el mundo actúa de esta manera, y veo que se aprovechan de que ya asumo yo la responsabilidad para no buscar ellos la suya propia.

    ResponderEliminar
  69. Muy cierto, querida María. Habría que poner tu post en cada casa, enmarcado y a la vista de todos.
    Besos.

    ResponderEliminar
  70. Hola María, como bien tu dices es muy fácil de culpar al otro,pero yo pienso que esos se hace por falta de madurez y confianza al otro, pués más sencillo que esto, decir "yo he sido" no debe de pasar nada si la persona es compresiva y cariñosa,todo el mundo comete errores,y esos errores se tienen que hablar tranquilamente y si es necesario perdonAr. Dice un refrán : "EL QUE TIENE BOCA SE EQUIVOCA"

    besitos

    luna

    ResponderEliminar
  71. ja
    es verdad,
    hay gente que nunca asume
    su responsabilidad,
    no la soporto,
    personas que nunca reconocen
    su error
    uyyyyyy

    ResponderEliminar
  72. No sabes cuan de acuerdo estoy contigo, nunca me ha gustado la gente que en lugar de buscar soluciones se empeña en buscar culpables, y todavía menos los que son incapaces de asumir su parte de responsabilidad en lo que les sucede y pase lo que pase siempre es culpa de los demás.

    Un beso

    ResponderEliminar
  73. Bueno María, somos humanos y bien imperfectos, y a veces, en la búsqueda de la perfección, nunca lograda, es simplemente el no querernos enfrentar a nuestras limitaciones.
    Ser puede esconder detrás de la culpa hacia otros, todo lo que nos señala nuestro propio dedo acusador
    Creo que de algún modo, todos lo hacemos, en algún momento de nuestras existencias. Es normal y no hace daño cuando es algo ligerito, para decirlo de algún modo.Se vuelve peligroso para nosotros y para los demás, cuando se vuelve un habito, cuando nos volvemos un perfecto y perenne dedo acusador, para escondernos de nosotros mismos.
    Siempre he pensado que conocer al semejante, no es ni la mitad de difícil, que conocernos a nosotros mismos, aceptando nuestras limitaciones, nuestras debilidades.
    Pero en fin...somos un enredo existencial jajaja
    Besotesssss

    ResponderEliminar
  74. Yo creo que es una forma de defenderse, atacando. Culpando a los demás parece que nadie te va a culpar a ti.

    Gracias por tu visita a La tentación...

    Saludos

    ResponderEliminar
  75. La culpa está ligada al temor...si eliminamos el temor, entonces ya no está la culpa...temor a perder a alguien, temor a defraudar, a asumir responsabilidades, etc. Las cosas se quiebran, los proyectos fallan, el amor se acaba...¿Qué importancia puede tener quién tiene la culpa cuando el amor se acaba?...

    Buena reflexión ¡a liberarnos de la culpa y poner lo mejor de nosotros para que las cosas funcionen!

    Besos mil

    ResponderEliminar
  76. Hola preciosa, gracias por preocuparte por mí, habrás notado que no comento hace tiempo, no es porque no quiera sino porque me es imposible por el poquito tiempo que tengo libre, estamos en la empresa con el cierre del año ¡¡a tope¡¡ y cuando llego a casa estoy agotada, echo un vistazo rapidito a los blogs pero no tengo tiempo ni de escribiros unas letras.
    En unos días estaré con vosotros otra vez.
    Besitos
    Isabel

    ResponderEliminar
  77. Tienes toda la razón, María, no hay que buscar culpables, sino remedios, o soluciones.

    Besos
    Narci

    ResponderEliminar
  78. Hola, María:

    "Quien esté libre de culpa, que tire la primera piedra"

    Todos somos culpables de algo, lo importante es aceptarlo con valor.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  79. :)
    Vine a decirte que fue un placer compartir juntas momentos entre vos y yo
    besos

    ResponderEliminar
  80. María

    Conozco a algunas personas que esa frase la tienen en la punta de la lengua y la sueltan cuando tienen la mínima oportunidad. Pienso que algún complejo deben tener, pues no es normal que siempre culpen a los otros.

    Y al fin, cuando comprueban que no es el otro el culpable, miran para el otro lado, y no son capaces de disculparse con el agraviado.

    Un abrazo.

    Juan Antonio

    ResponderEliminar
  81. Todo se recude a falta de humildad. La soberbia, el pensar que somos infalibles y superiores nos lleva a no aceptar nuestros errores. La persona que los acepta, para mí, es una gran persona.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  82. Buscar culpables es una pérdida de tiempo, es como discutir sobre si son galgos o podencos, y ya sabes cómo acaba la fábula.

    ResponderEliminar
  83. Yo sí creo en los culpables. Sí que creo que hay gente que si hace las cosas muy mal es normal que se les acuse de haberlo hecho. No obstante tampoco puede uno encerrarse en el papel de víctima. Si te han puteado, asúmelo, pega cuatro gritos y cágate si hace falta en la familia de quien te haya hecho daño, pero luego sigue adelante, a ser posible sin mirar atrás.

    ResponderEliminar
  84. Pues un placer pasar por tu blog, que razón tienes en todo lo que escribes, a veces no sabemos reconocer lo que hemos hecho mal...porque lo bien siempre nos gusta airearlo. Gracias por visitarme. Te sigo amiga.

    ResponderEliminar
  85. ¡¡Hola, Marieta tocaya!!

    El primer ratito que he tenido, me he acercado a conocer tu casa.
    Me gusta, todo ordenado, limpio y reluciente ja,ja.

    Es muy cierto, que cuando ocurre cualquier percance por pequeño que sea, inmediatamente se necesita encontrar a un culpable... Su pongo que en la mayoría de los casos, se hace instintivamente para poder descargar el enfado que nos ha producido el percance, lo cual no deja de ser absurdo y totalmente injusto. Uno, por que a veces no hay culpable, suceden por pura mala suerte o es algo fortuito. Y en otros casos aún existiendo el culpable, como tú bien dices, se trata de invertir, tiempo y energías en buscar la solución, el resto es sólo hacer daño y perder el tiempo.

    Ha sido un placer, si recuerdo el camino, volveré.

    Muchos besos, María. ;-)

    ResponderEliminar
  86. Como siempre un escrito muy acertado.
    Las personas que intentan cargarte el muerto de sus errores, son gente con una debilidad de caracter manifiesta y de la unica manera en la que pueden crecerse un poco es, lastimosamente..., echarte la culpa.
    Es algo que joroba, molesta y enfada, pero prefiero pensar que son pobres personas que tienen todavia mucho por aprender y madurar, quiza aprendan algun dia a ser mejores pesonas.
    Un abrazo. Sigue escribiendo!!

    ResponderEliminar
  87. María, he vuelto a leerte, y creo que la culpa no es de nadie.
    Por eso, es mejor el silencio, que recriminar.

    Besos amiga mía.

    ResponderEliminar
  88. Vienes con un tema, en unas circunstancias en que me veo rodeada de personas que tienen esa peculiaridad.

    Hago un ejercicio de paciencia, pero también reconozco que no somos perfectos, y que yo tendré otros defectos, tal vez distintos, pero igual de enojosos para los que me rodean...

    Siempre hay que vigilarse...

    Besiños, María!!

    ResponderEliminar
  89. Hola, ahora que ya se han acabado todos los excesos he puesto unas fotos muy bonitas en mi blog, son de fantasmas. A lo mejor te gustan y quieres coger alguna para poner aquí con estas cosas tan bonitas que escribes. A mí me hace mucha ilusión.

    ResponderEliminar
  90. Nadie es más que nadie, nadie es quien de juzgar, nadie.


    Dejo en su espacio mi beso peregrino.

    ResponderEliminar
  91. .



    ...Hola María. un placer leerte

    ...últimamente he observado que esta de moda echarle la culpa de todo a "Dios"... como que les es más cómodo así, (sobre todo para los políticos), así nadie tiene a quien reclamar ni nadie sale "chimado"....

    Muy puntual el post bonita, te mando abrazo con amor

    .

    ResponderEliminar
  92. ... Y solamente tú.


    Mis besos María.

    ResponderEliminar
  93. En el blog Mis caricias del alma te he dejado un presente para ti.

    Feliz fin de semana!!

    Un abrazo

    Marí

    ResponderEliminar
  94. El mal oficial le echa la culpa a la herramienta. Porqué sera que en vez de hacernos responsables de nuestros actos intentamos inculpar a los demás???? Un saludo muy cariñoso María.

    ResponderEliminar
  95. La persona que esté libre de culpas, de cometer fallos, que tire la primera piedra; seguro que nadie, porque todos cometemos fallos ya que nadie somos perfectos, lo importante es reconocerlos y no echar la culpa siempre a los demás, sino solucionar los problemas no malgastando el tiempo culpando a los demás.

    Muchas gracias a todos por compartir vuestras opiniones, todas me parecen muy interesantes.

    Un beso.

    ResponderEliminar

Tu opinión es importante. Muchas gracias.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...