viernes, 12 de febrero de 2010

"Porque nada es eterno"


No hay nada eterno, todo lo que empieza, termina: una desilusión, un viaje, un día de lluvia, un trabajo, un libro, un examen, la vida ... ¡todo! tiene su comienzo y su final. Es algo que, aunque sabemos, no lo apreciamos, o quizá, es que no queramos darnos cuenta de ello, y, nos aferramos a las cosas y a las personas.

Cuando se aleja de nosotros una persona que queremos, bien por causas naturales o porque se rompe una relación, se nos parte el corazón del dolor que sentimos en esos momentos aislándonos del mundo, muriéndonos en la agonía, parece como si parte de nosotros se fuera con esa persona, y después sentimos como una especie de culpa interna, y nos hacemos preguntas: ¿por qué a mí? ¿por qué tuvo que suceder así?, y creemos que nuestra vida se ha partido en mil pedazos, pensando que ya no podemos volver a reconstruirla.

Debemos esforzarnos en intentar ver el reflejo de los rayos del sol, y sentir que, de nuevo, nos vuelve a acariciar la cara, porque la vida no siempre es negra, porque todo cambia y se transforma, y hay que aprovechar los momentos que nos regala, disfrutando de las personas que continúan a nuestro lado, y volveremos a adaptarnos a las nuevas circunstancias, porque estamos hechos para superar las duras pruebas que se interponen en nuestro camino.





61 comentarios:

  1. Bellísimo tu texto, María. En efecto, deberíamos de concienzarnos más en que nada es para siempre, pero sin perder la esperanza de que, detrás de cada noche, vuelve el amanecer
    y, detrás de la oscuridad de la tormenta, el cielo nos regala la sublime belleza del Arco Iris.
    Besos. María.

    ResponderEliminar
  2. No sé por qué habrá salido "anónimo"
    Soy María

    ResponderEliminar
  3. Nada es eterno y, sin embargo siempre se puede renacer de las cenizas, basta desearlo.

    Besos
    Narci

    ResponderEliminar
  4. No me hago a la idea de perder a las amistades con las que he tenido un intercambio de lloros y alegrias de sentimientos y gozos.

    y menos aún de perder a los familiares.

    No queria meterme en este mundo virtual,el cual deja de serlo pues dejamos uns grandiosos rastros de lo que sentimos y deseamos.
    Precisamente por que nada es eterno como bien dices ami me deja una temporada un poco triste
    preguntandome ¿Por qué?

    Aún recuerdo a la persona que diseño mi blog.

    Un abrazo de josé

    ResponderEliminar
  5. Porque nada es eterno, hay que vivir el momento, disfrutar de tus seres queridos de tus amigos, de tanta gente buena que hay a nuestro alrededor,de todo lo bello.
    Una entrada muy hermosa María,
    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Si, indudablemente tienes razón, pero también es cierto que en la medida que uno va cumpliendo mas de 60 y se acerca a los 70, sabe que ya hay muchas cosas a las que tiene que forzosamente renunciar, y eso cuesta tanto, tanto, que hasta entra un dolor físico, pero como bien dices, hay que suspirar, mirar al cielo y seguir ocupando tu mente mientras tengas control sobre ella, mientras caminas, aunque mires atrás de vez en vez...
    Besitos y salud

    ResponderEliminar
  7. Te leía y recordé esta letra de Vox Dei:
    Creía que el amor no tenía medida
    o dejas de querer tal vez otra mujer
    yo olvide aquello que una vez pensaba
    Que nunca acabaría nunca acabaría

    Pero sin embargo termino

    ResponderEliminar
  8. Muy bueno , María. Nada es eterno, pero cada día cambiamos, renacemos y somos diferentes a los demas días.

    Un gusto leerte, venir a tus letras, y dejarte muchos besos.

    ResponderEliminar
  9. .


    ...una bella reflexión... en general concuerdo con todo lo ke postulas querida amiga... la vida transcurre de forma ondulatoria...

    te va un abrazo grande


    .

    ResponderEliminar
  10. María

    Estoy de acuerdo contigo. No debemos lamentarnos por una pérdida, contentarnos por haberlo disfrutado mientras lo tuvimos.

    La vida es tan hermosa que debemos dar gracias a Dios por todo lo que tenemos y si algo perdemos, o nos falta, demos gracias a Dios por lo que nos queda.

    Un abrazo y feliz fin de semana.

    Juan Antonio

    ResponderEliminar
  11. A veces, sólo algunas, se produce una transformación, como en el caso de la materia.

    Entonces la realidad se convierte en recuerdo. Es cierto que la situación en muy distinta porque no tienes la visión, la compañía, que pasa a ser recuerdos de momentos reales.

    Besos

    ResponderEliminar
  12. Es tal como dices.
    Al final lo superas.
    El dolor no dura siempre.
    Y seguimos caminando.

    Besos.

    ResponderEliminar
  13. Eso es precisamente lo interesante, que nada es eterno.
    Besos de colores
    XXX

    ResponderEliminar
  14. Y por que nada pasa por casualidad todo tien una explicacion y forma parte de nuestra propia vida..un abrazo maria...un beso...

    ResponderEliminar
  15. Maria que bien lo has explicado.
    Nada en esta vida es eterno, para bien o para mal todo acaba.
    Lo que tendríamos que aprender es a saber cortar esos lazos que nos unen a esas personas que desaprecen de nuestras vidas.
    No a romperlos, me he explicado mal, sino a saber vivir sin ese dolor, sin ese sufrimiento que a veces nos persigue durante años.
    Me parece muy interesante todos los temas que tocas.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Me ha emocionado tanto tu texto que ha hecho rescatar de mis recuerdos a mi padre. Sin embargo tambien he podido sacar mis conclusiones.Que hay que Saber aprovechar en la vida los buenos momentos que nos regala.
    Gracias por regalarme esas palabras que me han hecho sacar aún más fuerza para comprender que hay que dejarse acariciar de nuevo por el rayo de sol y compartirlo con los que mas te quiere ahora.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  17. Yo solo te diré, querida amiga, que esa es la vida. Su gestión es compleja porque es subjetiva, cargada de emociones fundadas en fantasías, donde la racionalidad, a veces, rompe la esperanza y saca a relucir el engaño... engaño fraguado en nuestro interior por la interpretación de los hechos.
    besos

    ResponderEliminar
  18. Sinceramente...?
    Las ídeas de progreso constante
    y las libertades que conllevan,
    se están merendando los modos
    y los bienes éticos y morales
    que un día nos inculcaron...
    todo es fácil, todo es consumo,
    de poco valen los sentimientos.

    Hace tiempo que no dejas huella
    en mi blog... espero que vuelvas.
    Siempre en mi abrazo,

    ResponderEliminar
  19. De acuerdo en todo contigo María menos con lo del libro, hay muchos que nunca logré terminar ;)

    Besos.

    ResponderEliminar
  20. Ley de vida...todo pasa, nada permanece

    besos

    ResponderEliminar
  21. Gracias siempre por levantar esos ánimos.
    Un abrazo María!

    ResponderEliminar
  22. Qué cada puerta que cerremos sea para abrir una más grande.
    Un abrazo, María.

    ResponderEliminar
  23. Una entrada preciosa y muy emotiva, Maria.
    En nuestro caminar por la vida todo se transforma, como decía A. Machado "caminante, no hay camino, se hace camino al andar", pues a pesar de los pesares hay que seguir caminando...y deseando ver un nuevo amanecer.
    Besos.

    ResponderEliminar
  24. Vivamos el día a día disfrutando de los momentos que nos ofrece. Cada día es una nueva experiencia a descubrir.

    Besos

    ResponderEliminar
  25. Nada es eterno...es cierto! Todo es hasta que nos dure.

    ResponderEliminar
  26. Una realidad... pero mientras tanto... duele.

    Y existen ocasiones en las que no te recuperas, tal vez las que menos te imaginabas!


    Abrazo, María!

    ResponderEliminar
  27. El gato equilibrista, que ha optado por seguir el camino del tren, aún corriendo riesgos... como la vida.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  28. Nada es eterno, lo dice nuestra razón...sin embargo María, algo en nosotros se resiste a aceptar que así fue, es y será.

    Y que precisamente nuestro destino es dejar atrás bueno y malo y aceptar los cambios y el movimiento que significa estar vivo.

    Y nada tiene de sencillo Amiga, absolutamente nada.

    Besitos Preciosa!

    ResponderEliminar
  29. Muy hermosas estas palabras y te hago caso, voy aprovechar el momento pues no sé cuanto me vá durá.
    Un beso

    ResponderEliminar
  30. Siempre maravillándonos con tus letras que son alhajas...

    Saludos y un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
  31. Gracias MARIA por haber estado en mi fiesta virtual el día de mi cumpleaños, como lo estuviste el año pasado y espero que el próximo también.

    Besos

    ResponderEliminar
  32. Hola María, en estos casos siempre va bien una huida hacia adelante, resurgiendo de las cenizas como el Ave Fenix. Siempre adelante.

    Besitos
    el lio de Abi

    ResponderEliminar
  33. Importante reflexión, la tuya. Es inevitable pensar que todo tiene un final. Pero mientras siga en nuestro corazón, todo aquello que hemos querido, seguirá vivo. Pero el final de un día trae aparejado el comienzo de otro y eso es algo que no podemos ni debemos olvidar.
    Hay que seguir adelante, no nos queda otra.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  34. María, todo en su infinitud tiene su finito.

    Te dejo mi correo me dices simplemente, hola, y te escribo porque te tengo que contar tres hechos graves, no hagas alusión en mi blog.

    maicaama@hotmail.com, te escribo este fin de semana, si me llega tu dirección de correo con ese "hola".

    Miles de besos preciosa.

    Maite

    P.D. Me voy al blog de tus poemas

    ResponderEliminar
  35. Nos agarramos tanto y tanto a lo que tenemos, que nos es duro... tal vez, muy duro, recomenzar.

    Recomenzar no es malo, si lo comenzamos con la sensación de algo nuevo y bonito.

    Besicos.

    ResponderEliminar
  36. Maria...tal vez lo mejor es que nada es eterno....
    me viene a la memoria los versos de Machado que tanto me gustan cantados por Joan Manel Serrat en Cantares:

    "Caminante, son tus huellas
    el camino, y nada más;
    caminante, no hay camino,
    se hace camino al andar.
    Al andar se hace camino,
    y al volver la vista atrás
    se ve la senda que nunca
    se ha de volver a pisar.

    Caminante, no hay camino,
    sino estelas en la mar."
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  37. Nada es eterno, pero a veces ponemos nuestras vidas en manos de esas personas que luego se van. Ese es nuestro error y debemos aprender a vivir sabiendo que compartimos momentos, dias o años pero que nada depende de los demás sino de nosotros mismos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  38. Es verdad, amiga...
    Todo cambia, se transforma y nada es eterno en esta vida...
    aunque creo que hay sentimientos que la traspasan, trascienden más allá de sus límites.

    Un beso grande
    Eliana

    ResponderEliminar
  39. yo quiero creer:

    que las cosas son lo que nosotros hacemos de ellas. Sean nuestras acciones despreciables o exelentes, somos nosotros quienes las realizamos.

    que no hay fatalidades inevitables. Que no todo nace con fecha de vencimiento.

    Que no todas las cosas de la vida son rápidamente descartables.

    Que este es un pensamiento de los tiempos modernos. Algo que seguramente pasará, si es que ya no está muerto.

    Que no siempre se ha pensado así.

    Que buscamos lo que tiene sentido, Lo bueno, lo bello, lo verdadero, lo eterno.

    quiero creer. Eso quiero. Pero evidencias reales ?..... Nop.... de eso no tengo.

    un beso.
    juank

    ResponderEliminar
  40. La vida no es fácil. Un valle de lágrimas nos han enseñado. Y hay que saber ir renunciando, despojándonos o bien, saber que nos van a quitar lo que más queremos.
    Ser fuertes es la solución. Si se puede.

    ResponderEliminar
  41. hay cosas eternas en amor poralguien puede serlo besos de fin de semana

    ResponderEliminar
  42. Hola apreciada María:
    El vacío quedará por siempre, el vacío de la ausencia física pero permanecerá peremne a la vez su presencia. Comprendo en grado sumo tu escrito tan sentido.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  43. Preciosa y cierta reflexión, bella María. En verdad debemos estar siempre --sin necesidad de llegar a ser pesimista-- preparado para lo peor, convencido de que la vida misma es la antesala de la muerte...
    Besos y abrazos para ti, María preciosa.

    ResponderEliminar
  44. Lo principal es el voluntarismo; ese no rendirse, ese seguir hacia adelante, ese continuar siempre aunque nada sea eterno.

    ResponderEliminar
  45. Es tan breve la vida, todo pasa tan rápido, pero no podemos escapar al dolor, ni aceptar tan ligeramente el final de un amor, o la pérdida de un ser querido,pero el instinto de conservación hace que todo, después del duelo se supere, sino todos moririamos de pena. Besos tía Elsa.

    ResponderEliminar
  46. ___0♥0♥_____♥0♥0,*-:¦:-*
    _0♥0000♥___♥0000♥0,*-:¦:-*
    0♥0000000♥000000♥0,*-:¦:-*
    0♥00000000000000♥0,*-:¦:-*
    _0♥000000000000♥0,*-:¦:-*
    ___0♥00000000♥0,*-:¦:-*
    _____0♥000♥0,*-:¦:-*
    _______0♥0,*-:¦:-*
    _____0,*-:¦:-*
    ▒♥▒ Para
       ▒♥▒ quien
         ▒♥▒ tiene
            ▒♥▒ un
               ▒♥▒ Amigo,
                  ▒♥▒ no
                     ▒♥▒ existe
                       ▒♥▒ La Soledad.

    Cálido abrazo.

    ResponderEliminar
  47. hay algo que si es para siempre... pero ese secreto no voy a revelarlo... de momento...

    Besos y buen finde María!!

    ResponderEliminar
  48. No, María, la vida no es siempre negra, todo cambia, fluye y pasa y lo bueno de lo malo es que como todo se acaba, al final, lo malo, también. Así que, mientras dure lo bueno a disfrutarlo. Para mí lo bueno es visitarte y leer cada una de las lineas redactadas por tu pluma de cristal, una de mis favoritas

    ResponderEliminar
  49. También a mí me ha dado hoy por reflexionar sobre la vida, querida María, y lo hago en términos muy similares a los tuyos. Que la vida es efímera, frágil y fugaz es obvio, como también lo es su infinita capacidad de reinventarse así misma y perpetuarse a toda costa, ya sea en otras caras, en otros cuerpos o en otros proyectos y esperanzas. La vida es inagotable. Siempre.

    ResponderEliminar
  50. Muy interesante tu reflexión Tocaya. Trás leerla detenidamente solo me queda aprender, aunque sea a duras penas, a aceptar lo que la vida me mande y yo no pueda cambiar. Tambien es duro, lo reconozco, pero bastante menos que ese sentimiento de impotencia que a veces se apodera de uno y nos hace sentir minúsculos y doloridos. Un abrazo grande amiga. Me ha alegrado mucho poder pasearme por tus escritos otra vez.

    ResponderEliminar
  51. Tus palabras me llevaron a una reflexión, es fascinante la capacidad del ser humano para afrontar la adversidad, para recomponerse ante los golpes de la vida y seguir adelante, ante situaciones en las que parece que no se podrá salir, que nada volverá a tener sentido…
    Y pasado el tiempo, el ser humano renace cual Ave Fénix.

    Un beso

    ResponderEliminar
  52. Nada es eterno, por eso la vida se mueve y ese miedo nos condiciona en todo y para todo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  53. Felicidades por tu blog, bello muy bello. gracias x compartir.
    seguire visitandote.
    jeru

    ResponderEliminar
  54. Todo se transforma a cada momento, esa es la suerte del no abuerrimiento...


    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  55. Hola mi dulce María, nada es ETERNEO exceptuando la muerte, por esos es muy importante poder vivir con esas cosas maravillosas que nos aporta la vida y agradecerle de aquellas instantanéas que nuca volverán a pasar y que tanto hemos disfrutado con ellas la vida es un regalo inmenso que no podemos jamás destruir ni hacerle daño hay que cuidarla y mimarla y se complice de ella sin la vida no seriamos ese ser tan maravilloso que llevamos dentro y no afloreríamos ese amor que tanto mana de los corazones y que tantas y tantas veces lo damos sin esperar nada y nuestro premio será la ETERNIDAD.

    besitos

    luna

    ResponderEliminar
  56. Muchas gracias por vuestras opiniones, cada una de un color distinto, pero todas tan importantes.

    Seguimos caminando, porque todo sigue y nada permanece.

    Muchas gracias por acompañarme.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  57. todo es finito
    como nosotros

    me encanta como escribis
    te felicito!

    ResponderEliminar
  58. MANUCITA

    Muchas gracias por tus visitas y tus huellas, puedes volver siempre que quieras.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  59. Creo que tenemos muy mala relación con la muerte, y se lo debemos a la igesia entre otros, por eso cuando algo se acaba se nos viene el mundo encima.

    Besos María.

    ResponderEliminar
  60. EL ÁNGEL

    Yo creo que si desde niños nos hubieran educado a ver la muerte de manera natural, no la tendríamos tanto miedo.

    Un beso.

    ResponderEliminar

Tu opinión es importante. Muchas gracias.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...