lunes, 22 de febrero de 2010

¿Tu reacción?



Imagínate que hoy ha sido uno de esos días en los que hubiera sido mejor no haberte levantado de la cama porque no te han salido bien las cosas, y te encuentras hundido y sumergido en tus problemas.

Aunque es difícil saber cómo se puede reaccionar ante cada difícil circunstancia que se nos presenta en la vida, y no sabemos cómo reaccionaremos hasta que no nos sucede en el momento, lo cierto es que hay personas que, cuando se les presenta un problema, lo que hacen es hablarlo con alguien de confianza, para desahogarse, y así se sienten más tranquilas, otras personas, por el contrario, reaccionan, de manera distinta, se callan, no hablan, y si les preguntas qué les pasa, se sienten molestas.

¿Cómo crees que reaccionarías tú? ¿desahogándote con alguién?, o, por el contrario, ¿prefieres estar en el silencio, meditándolo y tratando de solucionar el problema por tu cuenta?




72 comentarios:

  1. Yo por supuesto necesito hablarlo.
    Pero claro según que caso, y en que momento te pille.
    Prefiero no pensarlo mucho, ya bastante mal me levanto algunos días para que encima me pase algo de eso. :))

    Besitos.

    ResponderEliminar
  2. ufff¡¡¡ mi niña....creo que como Escarlata O'Hara,la protagonista de "lo que el viento se llevó",ante esta avalancha de mala suerte diria:...."ya pensaré mañana"....
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Yo lo hablaría, porque hablar me ayuda a superar el problema.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Ja, es muy dificil saber como vas a reaccionar sobre supuestos, si no has experimentado en tus carnes algo parecido. depende de las responsabilidades que se tengan, de tu fuerza moral, de u carácter. Igual te corartas las venas. o te ponesd a solucionarlo rápidamente.Esto solo lo puede contestar quien lo ha experimentado, al menos eso me parece a mi.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Yo creo que la respuesta es difícil. Para empezar, nunca las respuestas pueden ser iguales. Por lo que sea no lo se, pero la vida me ha enseñado que a veces ante un mismo problema una persona puede reaccionar de forma distinta. Depende del día, del momento, de tu entorno, y de la persona que tengas mas cerca. Hay veces que el solo hecho de estar con una compañía adecuada puede ser el revulsivo para tomar una decisión. Bueno Maria, me he extendido mucho, pero la respuesta es compleja. Lo dejamos ahí. El mismo problema, la misma persona, distintos factores, distinta respuesta. Un abrazo amiga y perdona si lo he liado. Buena semana.

    ResponderEliminar
  6. Yo también quiero opinar sobre las preguntas que os he hecho a vosotros.

    Ante cualquier problema que me surja en la vida, soy de las que prefiero desahogarme con alguien de confianza, porque me siento más agusto y tranquila cuando cuento mis preocupaciones, mis temores, mis problemas, a alguien, porque si los callo, me siento más angustiada, y de esta forma, compartiéndo mis preocupaciones, me siento como más liberada de mis temores. Támbién son importantes para mí las palabras cálidas de los demás para sentirme arropada, que me transmitan esa fuerza que, a veces, tanto se necesita.

    ResponderEliminar
  7. Es muy dificil hasta para la persona mas cuerda poder asimilar tanto martes y trece.

    Por mucha serenidad te preguntarás que he hecho yo para merecer esto.

    Estimada Mariá a que prueba nos sometes mas complicada.

    Un abrazo buenas noches

    ResponderEliminar
  8. Primero hablaría con mi pareja ( si no fuera este el problema,eje), luego desahogaría con una amiga. Necesito varias soluciones y maneras diferentes de ver las cosas,luego ataco el problema.

    ResponderEliminar
  9. Hola Maria:

    Pues francamente , en mi caso depende. Unas veces necesito desahogarme y otros me desahogo solo. depende del momento.
    besos

    ResponderEliminar
  10. Hola. Quiero disculparme porque últimamente apenas tengo tiempo para pasarme a leer y comentar en los blogs de los amigos, entre otras cosas, porque ando embarcado en un proyecto solidario. De eso precisamente trata la última entrada de mi blog. Agradecería que le echaras un vistazo, así que para hacerlo más fácil, te dejo marcado el camino:
    Crónica del Viento: Tú puedes ayudar
    Abrazos y besos,
    V.

    ResponderEliminar
  11. En mi caso, ante situaciones así, necesito de las dos fórmulas: primero necesito estar sóla, en silencio, para asimilarlo. Una vez asumido el problema meditadamente,
    necesito hablarlo, con mi pareja o amigos íntimos en los que pueda confiar.
    Un placer visitar esta casa de armonía donde la música te envuelve.
    Besos de espuma.
    María.

    ResponderEliminar
  12. tengo la malsana costumbre de callar por evitar más disgustos que los necesarios. Los ojos se inundan, pero contenidos, me dejo llevar por el silencio y un "estoy cansada" es mi cayado en esos días de gris gloria.

    Un abrazo ( silencioso) y buena noche

    ResponderEliminar
  13. MEDITAR.. no hablar.. a veces ayuda.. o no.. depende del problema.. y depende de a quien.. se le confiese el problema.. porque puede ayudar.. pero también puede empeorar.. ese alguien debe ser especial.. si es un verdadero problema.. lo mejor es acudir a un profesional.. no todo el mundo está capacitado para escuchar y ayudar.. y a veces eso es lo que puede hacer empeorar tu situación.. DIGO.. SI EL PROBLEMA ES UN PROBLEMÓN.. no un.. "me quitaron el jaboncillo de baño del lavamanos".. ennnnnnnnfinnnnnnn..

    ResponderEliminar
  14. María, depende del momento y según el motivo que te lleve a estar en un estado de angustia, de tristeza... yo necesito desahogarme con alguien de confianza, me vale con que me escuche, para mì ya es un alivio el soltarlo...y las sugerencias, opiniones que me dé es posible que me ayuden a reflexionar, pero que esté ahí esa persona para mí
    es lo más importante.
    Besos

    ResponderEliminar
  15. Yo he aprendido mucho. Ahora soy más serena.
    Los problemas los recojo y trato de uno en uno, sin anticipar, según se vayan presentando.

    Antes me los comía sola ¡Chica fuerte...y estúpida! Ahora...ahora es diferente.
    Besos mi cielo.

    ResponderEliminar
  16. Pues lo hago de todas las formas, según el tema, pero en general me lo como solito con postre y todo, otras veces, hasta escribo un post, también lo comento con mis hijas, a veces con amigos, supongo, como decía, que utilizo todas las posibilidades a mi alcance.
    Besitos y salud

    ResponderEliminar
  17. En estas cuestiones puedo sonar un poco antipático. Digamos, si alguien se desahoga, quizá no busque solucionar un problema, sino quitarse un peso de encima, relajarse un poco; yo, no soy de hacer esas cosas, prefiero solucionarlo cuando sea el momento. No soy de compartir los problemas siempre, a veces lo hago, pero me parece que hay que saber medir al problema, en ese sentido soy bastante simple, si el problema tiene solución…entonces no es problema.

    Un besote

    ResponderEliminar
  18. Hoy ha sido un día de esos para mi.
    Primero lo hablé con mi mejor amiga, y ahora permaneceré en silencio...¿qué mas decir?

    Besos María.

    ResponderEliminar
  19. Si no es muy personal prefiero comentarlo con alguien de confianza.
    Otro punto de vista siempre es de agradecer.

    Besos.

    ResponderEliminar
  20. Hablando se entiende casi todo, lo importante es intentarlo por lo menos.

    Gracias por compartir.

    Cálido abrazo.

    ResponderEliminar
  21. Creo que con quien compartimos la vida lo debemos compartir todo.

    Un abrazo, amiga

    ResponderEliminar
  22. Yo primero lo hablo conmigo, y como no me hago caso, busco a alguien que me lo haga. A veces funciona, y otras veces tambien funciona pero mal...
    Un beso de colores

    ResponderEliminar
  23. Siempre lo hablaba con alguien de confianza, Maria.

    Pero ya...no estoy seguro.

    Besos enormes...! (Muy buen post)

    ResponderEliminar
  24. Casi siempre opto por el silencio.

    saludos

    ResponderEliminar
  25. Pues a mí me gusta solucionar los problemas o acabar de estropear las cosas por mi mismo. No sé si es la mejor opción; supongo que no, pero yo soy así.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  26. Es muy bueno desahogarte con alguna persona, pero casi siempre deseas escuchar de su parte lo que te interesa, no nos acostumbra a gustar que nos hagan crítica del momento que pasamos.
    Un beso

    ResponderEliminar
  27. Todo es relativo.
    Puedes haberte tragado un problema toda una vida y no contarlo ni siquiera a gente de confianza y luego estallar y asombrarte al escucharte.
    Puedes callarte.
    Puedes hablarlo.
    Puedes no contar y morirte por dentro.
    Puedes contar y morirte igual por dentro.
    Y puedes contarlo y que nadie lo sepa escuchar.
    Depende de cada etapa, del carácter de cada uno y del momento.
    No es lo mismo un mal día, que una vida, o un tramo de vida, o estar pasando por un mal trago.
    Lo único que tal vez sea cierto es que nunca uno se puede poner en lugar del otro, nos cuente lo que nos cuente.
    Tal vez escuchar sea más difícil que contar.

    Besitos, dulce María.

    ResponderEliminar
  28. HOLA MARIA:.........YO lo contaria a mi pareja , o a un BUEN AMIGO (que siempre los hay dispuestos a escuchar , y ayudar .....si es que pueden ) , pero tambien contaria , lo bueno ,lo que me hace feliz , porque si es un amigo de verdad ....tambien disfrutara con esa alegria. MARIA....... me gusta mucho tu blog , siempre tocas temas interesantes. GRACIAS. Y UN ABRAZO.

    ResponderEliminar
  29. Enhorabuena por tu magnífico blog. Es como un templo de la palabra.

    Me ha gustado dar contigo.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  30. Yo hoy me he despertado así, no tengo que imaginar nada está aquí: Dolor de cabeza, problemas, dolor de espalda.
    Trato de solucionarlo pero los días pasan y no progreso...
    UN abrazo.

    ResponderEliminar
  31. Yo soy de las que primero me callo y lo digiero y después lo cuento.
    Besazos enormes

    ResponderEliminar
  32. Pues yo creo que una mezcla de ambas opciones. Hay veces que la inercia me lleva al aislamiento y a rumiarlo yo sola, otras veces a hablarlo y desahogarme, y hay veces que intento hacer esto y las personas a las que recurro no están disponibles en ese momento y al final desisto.

    He de decir también que una vez que los comparto parece que se desinflan, aunque sea un poco, y pierden intensidad.

    Besos

    ResponderEliminar
  33. Yo, como es de esperar, mis problemas los comparto con la naturaleza. Los medito con la montaña o con un río,con las olas del mar y alguna que otra gaviota.
    Ellos nunca me engañan y el sonido de sus consejos son maravillosos,algunas veces ininteligiles pero sinceros.
    Un beso

    ResponderEliminar
  34. Yo lo tengo muy claro, estoy segura que lo hablaría con alguien, creo que las penas compartidas son menos penas, siempre es bueno tener el punto de vista de otra persona, a veces las cosas que para nosotros son negras se tornan grises si las compartes. Yo soy de las que me gusta hablar y mucho.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  35. Si me permites la intrusion,(ya que hace mucho que no te visito), estoy de acuerdo con el anonimo de las 20.10, yo personalmente lo contaria a mi pareja o a un/una buen amig@.
    Por experiencia se que muchas veces los amigos/as, te sacan del atolladero de la manera mas simple y con dos palabras.
    Un abrazo muy fuerte para ti amiga mia

    ResponderEliminar
  36. En silencio y en soledad, hasta que me ponga a bien conmigo misma...
    Cuando llega la calma, puede que compartapor eso de 4 ojos ven más que 2.
    Un abrazo María

    ResponderEliminar
  37. Tengo un problema soy muy independiente para todo, esto incluido.

    Las cosa las puedo contar según se tercie cuando ya no es un problema, puesto que cada cual ya tiene los suyos, pero soy de las que digo que cada cual tiene que salir de ellos al igual que ha entrado, y si no para eso está el aporte de la otra media naranja... que despeja todo lo que puedas ver opaco y necesitar en esta vida en cada momento, ese al menos es el comportamiento de ambos desde que nos hemos unido.

    Un beso y un abrazo en este día de hoy un tanto grisaceo que cubre el cielo de Madrid.

    Marí

    ResponderEliminar
  38. Hola María,

    mi reacción en un día malo, generalmente suele ser apretar los dientes e intentar que pase lo más rápido posible, me esfuerzo, pero se me suele notar.

    A lo mejor, ese mismo día ni me apetece hablar del asunto, pero estate segura que tarde o temprano, todo saldrá, soy de las que necesita desahogar como respirar, es dificilísimo que la gente en quien confío no lo sepa casi todo de mi, me cuesta muchísimo ser reservada con las personas en las que confío y a veces, hasta me paso de extrovertida, pero cada uno es como es supongo.
    Por eso pienso, que mi fondo es muy fácil de ver, siempre le estoy dando la vuelta para limpiarlo...


    Muchos besos, cielo.

    ¡¡Ojalá no tengas muchos días de esos, pero si sucediera y pudiera servirte de algo, que sepas que encantada te presto mi hombro!! ;-)

    ResponderEliminar
  39. Le doy muchas vueltas, intento solucionarlo yo solo, dependiendo de la gravedad del problema y si veo que no puedo resolverlo o necesito contarselo a alguien me lo guardo para mi porque nadie me escucha...

    ResponderEliminar
  40. El dialogo reconforta y también ayuda mucho.

    Besos

    ResponderEliminar
  41. Hola Maria: Siempre nos pones a pensar, eso es bueno, yo cuando he tenido problemas lo primero ha sido llevarlos a la oración consultarlos con el Señor y despues hablarlos con las personas que quiero y que por lo tanto confio e su buen criterio. Las dificultades como las alegrias es mejor compartirlas asi las unas son menos graves y las otras son mejores.
    Un abrazo María

    ResponderEliminar
  42. Pues depende del problema y de la situación. A mí me gusta encarar los problemas,aunque a veces no puedo dejar de pensar que los problemas nunca vienen solos, así que si puedo hablar con alguien, mejor que mejor. Diferentes puntos de vista ayudan a ver las cosas más claras.
    Saludos

    ResponderEliminar
  43. Hace años yo era de las que enseguida lo hablaba con alguien de confianza, pero ahora me he vuelto más... no sé, me callo más mis cosas.

    Un beso.

    noche

    ResponderEliminar
  44. Creo María que la comunicación es la base de toda relación, hablar es necesario para aclarar las dudas, para mitigar las penas, para compartir sentimientos. Siempre es mejor que hablar que callar. Seguro que se aclaran muchos malos entendidos. Un abrazo amiga

    ResponderEliminar
  45. Me han pasado varias cosas de las que comentas. Depende. Si lo que me pasa puede ocasionar sufrimiento a las personas que me rodean, me callo. Si hablando, me pueden ayudar, lo hago.Pero si hablando, no me pueden ayudar, ¿para qué hacerles sufrir?

    ResponderEliminar
  46. Hola María,lo primero que hago es pensar si tiene mucha importancia y si es así espero que el tiempo lo ponga en su sitio.Pero si es al contrario primero lo pienso mucho y si por dentro me ahogo de pena y tribulaciones,entonces siento la necesidad de hablarlo y reflexionarlo sin DAR UN PASO ADELANTE HASTA QUE NO LO TENGA CLARO.

    besitos


    luna

    ResponderEliminar
  47. Hola guapísima, has hecho una pregunta difícil, en especial para las que como yo, somos el lío hecho carne, y nunca reaccionamos de la misma manera. Soy imnprevisible y depende de mis emociones del momento, a veces prefiero rumiarlo en silencio...no sé, hay cosas que no quieres o te atreves a contar incluso a gente de confianza, y otras, prefiero hablarlo, quizás cuando es algo más realista o menos emocional.

    A veces también tengo infinita paciencia y trago lo increíble, y otras, a la mínima corto por lo sano, en fin...creo que es muy difícil asegurar que siempre vamos a reaccionar igual, depende del momento, circunstancias...y problema. En esto de las reacciones, me es muy difícil concretar y ser objetiva.

    Un abrazo, mira que sabes.

    ResponderEliminar
  48. Siempre lo hablo con mi socia, amiga y compañera...terminando el trabajo frente a un cafe con canela nos sinceramos y nos contamos el porqué de las cosas que suceden...es sano.

    Maya

    ResponderEliminar
  49. hola apreciada María!!

    Buen tema. Yo me sincero, me desahogo, es decir, me desnudo en mi blog, una dulce terapia.

    Un abrazo con especial afecto!

    ResponderEliminar
  50. Hay problemas que por ser muy intimos muy mios prefiero resolverlos sola y otro quizás más cotidianos me gusta comentarlos, y escuchar la opinión de los otros. Besos tía Elsa.

    ResponderEliminar
  51. Hola María, pues va ser que depende del día, de como te pille y de cual sea el problema.
    Pero como tu dices cada uno reaccionamos de distinta manera en cada momento y ni tan siquiera el "interesado" sabe como va a reaccionar.

    Besitos
    el lio de Abi

    ResponderEliminar
  52. Normalmente lo hablo conmigo misma.
    De todas maneras, nuestro instinto creo que es el mejor asesor en esos momentos para actuar o no en consecuencia de aquello que nos alerta o nos bloquea.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  53. yo soy partidaria tanto de meditarlo íntimamente como también desahogándome con alguien. El hecho de hablarlo con alguien me dá mucha paz.

    Mil besos de luna

    ResponderEliminar
  54. Buena pregunta María
    Depende amiga, hay días tan malos, que es mejor volver a la cama y de ahí... llamar a las amigas jaja
    Pero efectivamente, desde donde sea...compartir el problema o la tristura, es mejor.
    Besotesssss

    ResponderEliminar
  55. No hay como ventilarlo un poco,empiesas diciendole a Dios,Padre Eterno, que éste día me está pintando pésimo.
    No está de más una ayudadita sobrenatural.

    Luego,según el problema,alguna amistad, en ocasiones la pareja,alguien por ahí puede darnos una opinión.

    También ayuda salir,caminar,mirar al mundo...

    ¿ como que el mundo continúa como si nada y yo siento que me ahogo ?

    bueno,muy interesante tu post,como simpre.

    ResponderEliminar
  56. Yo, cuando tengo un problema, necesito comunicarme con alguien. No puedo irme yo solo con el problema. Tengo que buscar acompañantes que compartan mi pena. Y no sé si esto me ayuda o no. Pero no lo puedo remediar. Tengo que contarlo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  57. Bueno, los problemas se pueden tratar de diferentes formas y maneras, dependiendo del tipo que sea, pero si nos atenemos a tu primer párrafo, yo soy de los que si puedo solventarlo yo y no meter a nadie más en el problema, pues mejor... y porcurar poner al mal tiempo buena cara...... No siempre se consigue, pero se intenta.

    Besicos.

    ResponderEliminar
  58. Depende, aunque prefiero el desahogo...

    Besos.

    ResponderEliminar
  59. Hoy es uno de esos dias que me he levantado con mal pie, pero en cuanto he entrado por la tarde en mis clases y he hablado con mis compañeros y amigas, he cambiado el chip y vengo positiva, el hablar es una valvula de escape necesaria.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  60. Yo soy de las que necesita un tiempo de refexion a solas, antes de hablarlo con alguien de suma confianza.
    Tambien he de reconocer que tengo un gran compañero que comprende mi actuacion y siempre esta dispuesto a esperar y a escuchar.
    Parece que si dejas que los problemas se asienten y reposen como una comida, despues son mas faciles de hablar y de encontrar soluciones.
    Ademas si al final no va a tener solucion mas vale dejar de pensar en ello afrontarlo como buenamente se pueda y esperar tiempos mejores.
    Un beso Maria

    ResponderEliminar
  61. Cuando hablo con alguien sé que todo está en camino de solucionarse...

    ResponderEliminar
  62. Por supuesto que hay que compartirlo. Es una manera de sacar a flote el mal trance. Si se esconde, se encona.

    Besos

    ResponderEliminar
  63. María.. sabés que hago... escribo.Tengo valijas llenas de papeles y cuadernos y miraque chigçflada estoy que cuando releo algo no me reconozco...A veces...siento que cuando vuelco a papel o a pantalla el tema queda ahi y me lo saco de encima...
    E,mpecé un bloghaci casi un año para hacercatarsis y vomitar mis bronca ahi... el tema es que me enamoré de las letras.... y descubrí que amo escribir..POr el momento subo textos que brotasn pero por día tengo 10 hojas de.... vómitos y catarsis jajaja Besos y Gracias por tis visitas y tu amabilidad.!!!Una abrazo desde Bs.As.

    ResponderEliminar
  64. Hola María; creo que hay que en ese caso hay que contar hasta diez, respirar hondo y salir. En mi caso soy bastante introvertida así que si me siento mal no se entera nadie.
    No digo que mi actitud sea la correcta, pero si no cambié a los cuarenta años dificilmente lo haga de ahora en adelante.

    Te dejo un bso grande.;-)

    ResponderEliminar
  65. María, yo necesito confiar en alguien y no callarme, porque entonces se me encona dentro. Soy en exceso confiado y cuento fácilmente lo que me preocupa. En fin, débil que es uno.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  66. Hola amig@!! Irrumpo en tus aposentos para dejarte unas gotas de escarcha llenas de amistad, sentimiento que comparto al felicitarte los últimos días de la semana en este radiante día.

    Un beso de la mano de un sueño.

    Marí

    ResponderEliminar
  67. Cada uno somos un mundo distinto, y cada cual, prefiere desahogarse con los demás, o consigo mismo en soledad y en la meditación, hagamos siempre lo que mejor sea para nosotros, yo os agradezco mucho vuestra opinión.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  68. ... Pues difícil respuesta tiene tú pregunta, María... Hay problemas que prefieres resolverles en silencio y con el paso del tiempo, y hay otros en los que necesitas coger el teléfono y deshaogarte. Saludos!

    ResponderEliminar
  69. Hola Maria!! He pasado a recordar parte de mi, en un ayer. Hace muchísimo tiempo que no entro por estos lares, pero si entro en mi blog, no puedo irme sin visitar el tuyo.
    Yo estoy bien, y me gustaría seguir escribiendo de vez en cuando, pero no tengo motivación para ello.
    Espero que todo te este yendo de maravillas, porque siempre te lo has merecido... te mando muchos besos...

    ResponderEliminar
  70. Normalmente sólo hablo de mis problemas cuando ya los he resuelto... en pasado y riéndome. Eso no quiere decir que no pida ayuda, pero en general me cuesta bastante...

    ResponderEliminar
  71. Lo más importante, hacer lo que cada uno crea oportuno, lo principal es sentirse agusto consigo mismo, y, sobre todo, intentar resolver los problemas que se nos presentan a lo largo de la vida, de la mejor manera posible.

    Gracias, de nuevo, a todos por vuestras opiniones, y a los que llegaron después de mi anterior comentario, Ricardo, y Camaleona, y a Julia decirla que me encantó volver a saber de ella aunque ya no sigas con tu blog, volver a saber de tí, es una gran sorpresa para mi, muchas gracias.

    Un beso.

    ResponderEliminar

Tu opinión es importante. Muchas gracias.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...