lunes, 14 de junio de 2010

La soledad... ¿enemiga o compañera?


El otro día, cuando ví por la calle caminar agachada a una conocida anciana, la cual, acudía sóla, a revisión médica, con la única compañía de su andador, me dí cuenta de lo terrible que puede llegar a ser la soledad para una madre que ha tenido hijos, y que, en los momentos más necesitados, no estan cerca, siendo ahora, cuando más se necesita de esa compañía, en cambio, la que reciben en sus últimos días es esa enemiga soledad impuesta por la vida y que tanto daño hace.

Pero sé que también hay otras clases de soledad que son bastante negativas, como, la que uno, a veces, siente cuando está acompañado, así como al no sentirse apoyado, o como cuando alguien te ha defraudado, o cuando a quién se quiere tanto se aleja o pierde.

En cambio, esa otra soledad amiga, la que uno, a veces, necesita y desea estar solo, consigo mismo, para encontrarse en la meditación y en la reflexión, esa soledad buscada y compañera de uno mismo, creo que puede llegar a ser beneficiosa para nuestro interior, porque ayuda a encontrarnos en la búsqueda de muchas respuestas a nuestros problemas, estando en el silencio de nuestras propias palabras para escucharnos nosotros mismos y para rectificar ante lo que nos afecta o creemos que hemos hecho mal.



94 comentarios:

  1. Opino que la soledad es la mejor de las compañías.

    Besos María.

    ResponderEliminar
  2. Hola, María, pues te doy la razón en que hay muchos tipos de soledades y no todas son necesariamente negativas, pues todos deseamos a veces estar solos para dedicarnos a pensar, meditar, cuidarnos, pracicar nuestros hobbies...pero la soledad impuesta contra nuestra voluntad... ésa sí que es triste...Respecto a la primera parte de tu texto hay un viejo refrán que la define: "un padre tiene para cien hijos, pero cien hijos no tienen para un padre"; y sobre tu segundo párrafo, darte de nuevo la razón en que no hay peor soledad que la que se siente cuando se está acompañado. Profundas y certeras reflexiones estas tuyas, amiga María. Te dejo con un besito y mis mejores deseos para la jornada.

    ResponderEliminar
  3. Tu mismo lo has dicho hay una soledad que siempre buscamos para encontrarnos a nosotros mismos y otra muy distinta la que muchas personas llegan sin desearla sea por ser mayores olvidados de sus familiares o porque no tienen a nadie, y otra bien distinta la que siente rodeada de gente encontrandose sola.
    Son duras las que recibimos sin esperarla, la que no deseamos.
    Me da mucha pena esos abueletes sin la carencia de alguien para compartir una conversacion que cuesta hacer obras sociales y darles un poco de nuestro tiempo, hoy por ellos mañana quiza por mi...creo que el mundo lo hariamos mucho si aportaramos un poco para ayudar.
    Primavera

    ResponderEliminar
  4. Siempre se ha dicho que más vale estar solo que mal acompañado, y pienso que es verdad.
    Hay clases de soledades que son necesarias y otras en cambio son crueles.
    Lo que si me da pena es la soledad de muchos ancianos, que aun teniendo hijos se encuentran muy solos.
    Un beso amiga.

    ResponderEliminar
  5. Pocos entienden el impacto múltiple que la soledad puede tener. Puede llegar a ser la diferencia entre la vida y la muerte de estas peersonas.
    Cuando a un anciano le sucede esto, comienza a empeorar más rápidamente en términos físicos y mentales.

    Una de cada diez personas mayores, en la sociedad moderna de hoy en día, padece de soledad, y pasa sus últimos años sin ver casi a nadie de su familia.
    Esa soledad es terrible, otra es la que nosotros buscamos, la deseada, la que nos hace sentirnos mejor en tantas ocasiones.

    Muy bueno Maria para hacernos reflexionar un poquito de vez en cuando.

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. No hay nada peor que la soledad impuesta,a esas edades que se puede salir poco a la calle y se necesita la ayuda para todo.La clase de vida muchas veces hace que se dejen de lado unas obligaciones para mí fundamentales hacia nuestros mayores.Nos olvidamos que ellos lo dieron un dia todo por nosotros sin pedir nada a cambio,ahora se les paga así.
    La otra clase de soledd es la asumida voluntariamente,a veces sienta muy bien ordenar las ideas y nada mejor que estar solo. Bueno aquí dejo mi punto de vista.Un saludo

    ResponderEliminar
  7. La soledad sienta bien justo lo que un café, pero eso sí vigilemos la cafeína.

    ResponderEliminar
  8. Describes tres tipos de soledades bien diferentes: La soledad impuesta, la soledad en compañía, la soledad buscada. De las tres la única que es positiva y necesaria es la tercera. Yo la busco de cuando en cuando para meditar.
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Sin entrar a juzgar a nadie -porque no conozco las realidades de cada cual- nunca he entendido que se pueda dejar en soledad a los padres cuanso ya son ancianos. Recuerdo los momentos más dulces de mi vida (y los más tristes) cuando he podido "devolverles" los cuidados que me prodigaron a mi cuando era pequeña y después en mis muchas entradas a hospitales.
    No puedo comprender ese abandono, esa soledad a nuestros propios ancianos...

    Personalmente soy de las que necesitan y disfrutan los momentos de soledad. Casi me molestan las compañías impuestas :) porque no soy de muchas palabras, me gustan los silencios. Tal vez por eso no tengo miedo a mirarme por dentro y descubrir mis propios sonidos...

    Gracias siempre por hacerme partícipe de tus reflexiones.

    Beso para la semana

    ResponderEliminar
  10. Interesante tema el que nos propones, como siempre. He de reconocer que hace años llevaba mejor la soledad que ahora. Aun así, necesito varios momentos de soledad al día para sentirme.
    Besos.

    ResponderEliminar
  11. Cuánta más gente haya a tu alrededor, más solo te encontrarás....

    un beso.

    frecuento yo esa soledad a la que tú denominas AMIGA

    ResponderEliminar
  12. Creo que las soledades nos definen a unos y a otros. Hay personas que se ahogan en su soledad y otros que renacen de sus cenizas. Para mí es especialmente cruel la segunda que describes.

    Un beso María.

    ResponderEliminar
  13. La soledad es buena compañía cuando uno la quiere.
    Si no es así es terrible.
    Me ha dado pena esa anciana. Pobrecilla.

    Besos.

    ResponderEliminar
  14. Hola Maria. La foto es excelente. Me gustaría preguntarle Cómo se arregló lo que no puede copiar sus textos?

    ResponderEliminar
  15. Bien acertada María, en tu ¿clasificación? de soledades
    Y es que hay soledades de soledades.
    Como madre me puedo imaginar, en el dolor, de la primera que relatas.
    Pero sólo imaginar, ya que tengo suerte, y le he proporcionado esa suerte a mi mamá
    Aun cuando no debo usar la palabra suerte, ni destino.
    Mucho tiene que ver, en ocasiones,el transitar de nuestra existencia (no siempre) con nuestros pasos y la fortaleza de los mismos, en la vida.
    Disfruto la soledad `"planeada"
    Creo que es vital algunas veces para mí.
    La otra, la que sentimos cuando estamos mal acompañados, por quienes se ríen de nuestro cariño, que traicionan nuestra compañía...
    "A esos" le dedico unas lagrimas,no lo he de negar, dejaría de ser yo
    Pero despues me miro en el espejo y contundentemente me digo a mi misma, mejor sola que mal acompañada...y eso lo aplico a toda clase de "equivocadas" compañías.
    Hay que aprender en la vida, a soltar las amarras de nudos que no son sinceros ni legítimos
    Besotes amiga y linda semana para ti y los tuyos

    ResponderEliminar
  16. Parea mí la soledad es la mayor de las pobrezas, en cambio la necesito para hacer mis reflexiones, para hablarme, escribir y para amarme.
    Te beso María, tú sigue preguntando que algo sacamos de dentro ¿no?

    ResponderEliminar
  17. La soledad que mas me duele es la que no se busca, como la de esos padres abandonados por sus hijos después de haberlos críado, de darles su vida.
    Esa es la peor soledad y la que mas duele.
    Un abrazo y buena semana !

    ResponderEliminar
  18. Muchas veces deseas quedarte solo para descansar, pensar, leer o meterte en tu mundo particular.
    Las personas mayores, y la soledad, cada vez es mas espantosa,
    ahora que conozco muchos ancianos me doy cuenta. Mi generación se va haciendo a la idea de que tendremos que buscar la forma de envejecer dignamente y sin ser vapuleados por una sociedad a la que la vejez no gusta nada, cada vez molesta más.
    Pero las generaciones anteriores se creen que son los hijos los que tienen que cuidarlos, pobrecillos, y no aceptan ir a una residencia o verse abandonados por esos hijos que tanto quieren.
    En estos tiempos que tanto enseñan a los nuevos papas a estimular a sus niños, podrían enseñar a tratar a los mayores con un poquito de cariño y no aparcarlos en residencias y olvidarse de, incluso ir a visitarlos.
    Besos querida María

    ResponderEliminar
  19. Si es cierto hay diferntes soledades de distinta interpretación.
    Pero si se esta preparado para ausentarse de la soledad que no se le quiere dejar entrar a hacerse dueña de ti, ya se esta preparado para recibir cualquier de ellas...y seguir caminando como si nada esta pasando, y cuando pase un tiempo se van porque no han encontrado un hábitat aceptable.

    Visto así suena un poco extraño y no tiene nada que ver con una viejita que se va sola con su tacata al ambulatorio.

    Hay que partir de la base de que tenga hijos y preguntarse como se comporto ella con sus ancentros anteriores... los hijos siguen los pason de lo que han visto o oido.

    Y si los hijos no existen hay otros medios para remediarlo antes de que llegue la edad al cerebro... para no dar pábulo a hacer comentarios a su costa cramdo lastimas que nadie va a remediar.
    Puesto que las palabras se las lleva el viento.

    Un abrazo de ilusiones a veces infundadeas pero existentes de esta que te ha visitado.

    María del Carmen

    ResponderEliminar
  20. Hola María, todo es relativo depende de nuestros deseos, sentimientos, necesidades, vivencias, motivaciones y no todo depende de ti. Están estos mismos valores en la mira de los demás.
    Para juzgar, opinar, pensar y suponer hay que ponerse en la piel del otro, cosa nada fácil. ¿Sabemos ser objetivos? ¿O nos puede la subjetividad?
    Besos y feliz semana

    ResponderEliminar
  21. Cada día que pasa me gusta más aunque no no nos fuese fácil adaptarnos ella a mí y yo a ella al principio ;)
    Hay tantos tipos de soledad, la peor para mí es la que uno siente aun cuando está acompañado.

    Besos, María.

    ResponderEliminar
  22. Hay veces que necesitamos la soledad, esa no pesa. La que pesa es aquella que sentimos cuando desearíamos estar en compañía.

    Besos

    ResponderEliminar
  23. Como lo hacemos con todos nuestros amigos, a veces disfrutamos de ella y es la mejor de las compañías pero,otras veces si se aleja de nosotros, nos sentimos mucho mejor.
    Besos

    ResponderEliminar
  24. Hola, María:

    Triste soledad causa la ingratitud; amarga soledad, la indiferencia y una buena amistad, nuestro interior.

    Puede la soledad ser muchas cosas,

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  25. Hola amiga mía,que reflexión mas pura que has hecho de lA SOLEDAD.

    Cierto es, que cuando te haces mYOR Y AÚN CUANDO TIENES HIJOS, te siente abandonada de ellos, ya que por lo visto están muy ocupDOS y no tienen ni unsegundo para decirte !!!Hola mamá como estás¡¡¡y menos tiempo cuando te encuentras mal, a veces aunque te encuentres muy mal, pero recibes un beso una caricia o simplemnte una sonrisa te cura más que la mejor medicina,que triste es, pero es l PURA VERDAD es la soledad DE LA ANCIANIDAD cuantos y cuantos ancianos están metidos en Residencia y apenas tienen visita de los hijos. CUANDO TE HACER MAYOR debemos sobrar, pero la verdAD ES QUE algun día nosotros pasaremos por el mismo tiempo y nos veremos rehusados de cariño de los nuestros, no debería se así pero por desgracia en muchos casos lo es,

    Después tienes la soledad del alma, que aún teniendo cerca a los que amas te sientes sóla y abandonada.

    Y después viene lA SOLEDAD de tu espacio que le necesitas y disfruta mucho de esa paz interior que solamente te la transmite tu espíritu.

    besitos

    luna

    PO.cuando tenga más tiempo os contare mi experiencia por Jordania, ahora me entretengo poniendome al corriente con todos vosotros.

    ResponderEliminar
  26. ...con tu permiso, seguiré de cerca estos dos blog, ...me estan gustando.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  27. Visto tu comentario, amiga.

    No lo entiendo, porque el blog volví a hacerlo publico, y ya se actualiza con normalidad.

    Prueba con esta direccion:

    www.cornelivs.blogspot.com

    Besos...!

    ResponderEliminar
  28. Creo que la soledad que uno elige puede ser compañera, pero la que nos impone la vida no es buena. Las noches son largas y con elolas vasta para hacernos las preguntas y las rectificaciones a nuestras conductas y a veces, querida maría, las noches son demasiado largas.
    Un beso y gracias por hacernos reflexionar

    ResponderEliminar
  29. La soledad buscada y deseada es estupenda, incluso necesaria y terapéutica, diría yo. Yo suelo ir sola a la mayoría de los sitios, al cine y a comprar, sobre todo, porque reconozco que soy una pesada y no me gusta cargar a nadie con mis tardanzas y manías. A veces estoy sola en casa y me encuentro muy bien. Anteayer, por ejemplo, me apetecía escuchar a Sabina mientras fumaba un cigarrillo (fumo muy poco) y así me encontró mi hijo, algo extrañado. Son pequeños lujos que hay que permitirse de vez en cuando.
    No sé quién dijo que la soledad es estupenda si tienes a quien contárselo. Otra cosa es la soledad impuesta, ésa sí que muerde y duele, y tiene difícil remedio.
    Un beso, María.

    ResponderEliminar
  30. Yo creo que esas dos formas de soledad deberían, en realidad, recibir dos nombres diferentes porque son dos realidades opuestas: una nos remite a lo confortable, la otra al sufrimiento. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  31. Por cierto, ¿las bautizamos? Proponlo en una entrada!!!, ya verás de lo que es capaz la gente.

    ResponderEliminar
  32. Más duro todavía, querida María, es tener hijos y hacerlo sola por dejadez, en soledad.
    La soledad buscada es positiva en caso contrario destruye al ser humano.
    Abrazos de vida

    ResponderEliminar
  33. Hay varias clases de soledades María, de las que comentas creo que la que más aporta es la que buscamos como compañera para adentrarnos en nuestro interior, para meditar, para conocernos, para sacar conclusiones, para concientizarnos, para conseguir la elevación del alma.
    Un placer como siempre pasar por tu casa María.
    Besitos

    ResponderEliminar
  34. La soledad es como un fármaco muy potente. Hay que saber administrarla para que no te mate. Si aprendemos a gestionarla puede sernos útil, pero si dejamos que sea ella quien tome el control de la situación y las riendas de nuestra vida estamos perdidos.

    ResponderEliminar
  35. Querida María: la soledad puede ser las dos cosas, amiga, cuando es necesitada y deseada para meditar y reencontrarnos con nosostros mismos y, la más grande de las amarguras cuando seres queridos, te ignoran por completo
    dejándote en la más terrible de las soledades...
    Te echo de menos.
    Besos. María.

    ResponderEliminar
  36. NO basta tener hijos, María. Hay que saber ser madre. Hay madres, por desgracia, que han sabido ganarse esa soledad.

    La otra de la que hablas, y tienes mucha razón, es necesaria para el bienestar emocional. NO podemos y no nos conviene estar permanentemente llenándonos de ruido.


    Besos

    ResponderEliminar
  37. ¿Cuántas clases de soledad? Muchas y muy variadas, pero la mas terrible es esa que no tienes donde mirar ni a quien acudir.
    Es una forma de ver las inmundicias del ser humano donde se tiene que preguntar ¿Por qué? que he hecho para merecer esta soledad.
    Algunos por experiencia puedo decir, que se la ganan a pulso por su poca sociabilidad, por ese motivo sale en las noticias que se enteran del fallecimiento del vecino cuando huele.
    Existen esas otras soledades las que sirven de cura del alma y el espíritu, siendo buscadas por la persona que se quiere encontrar así misma.
    Lo mejor no pensar en soledad, y si en comunicar alegrías penas y dolores pues siempre un hombro encontraras donde te puedas apoyar

    ResponderEliminar
  38. Como todo en la vida esto también tiene luces y sombras. La soledad, a veces, es amante, amiga, fiel compañera. Otras veces corta como un cuchillo y se clava en lo más profundo hasta desangrarnos.



    Un beso.

    ResponderEliminar
  39. Hay momentos en que la soledad es necesaria... pero vivir en soleddad, no tener a nadie que te haga compañía, me parece triste.

    Un beso

    ResponderEliminar
  40. Elegir o no la Soledad es -a mi entender- aquello que le da caràcter de enemiga o compañera.

    Hay Soledad que tiene cara de abandono -como en el caso de la anciana que nos contàs, Querida María, muy triste ciertamente.

    Amiga mía: Muchas Gracias por tus letras e interés. Es una pausa impuesta por las obligaciones laborales (siempre reñidas con la agradable tarea del blog) No obstante, toda vez que el tiempo me lo permita, paso para compartir tus propios trabajos.

    Un fuerte, MUY FUERTE ABRAZO QUERIDA MARÌA!

    ResponderEliminar
  41. Enemiga cuando duele... compañera cuando te permite mantener una buena conversación con el maestro o la maestra interior que algunos intuimos dentro de nosotros o cercano a nosotros... no obstante, pienso que jamás nos sentiremos totalmente solos si aprendemos a soportarnos a nosotros mismos... creo.

    Besos.

    ResponderEliminar
  42. La soledad que buscas es a veces necesaria, como el aire que respiras. La soledad impuesta es dolorosa. Un beso

    ResponderEliminar
  43. M e gusta mi soledad, porque la acepto, la comprendo y la acepto, pero me da pena la de los demás porque quizás le sea impuesta u obligada,
    Un beso

    ResponderEliminar
  44. Vivo solo y al principio no fue fácil, hoy es un placer. No es lo mismo estar solo que sentirte solo. La soledad cuando no la eliges es horrible. Creo también que es necesaria para crecer, pienso que todos deberíamos aprender a estar solos antes de estar en pareja. No se se me ocurren muchas cosas al respecto de la soledad, creo conocerla.

    Un beso María.

    ResponderEliminar
  45. La verdad es que me encanta esa soledad placentera que uno elije,meditar y encontrarme conmigo misma es un placer que disfruto a menudo,de las otras soledades que hablas he vivido la de sentrime sola estando acompañada es una soledad muy frustrante porque el otro podría darte tanto y elije no darlo,y la de la madre sola aun no y espero no vivirla no quisiera extrañar a mis hijos y menos en los momentos dificiles de la vida,te mando un abrazo querida María!

    ResponderEliminar
  46. Éstar solo... Ser solo... Tener solo... Sentir solo... Ver solo... Haber solo...
    No sé qué más decir.

    Un beso acompañado.

    ResponderEliminar
  47. Ya no sé estar sola... aunque algún día recuperaré mi soledad...
    Mi tía elige la soledad como compañera, a pesar de vivir sola en unas condiciones poco recomendables no quiere ni oír hablar de venirse a casa de alguien ni de meterse a alguien en casa...

    ResponderEliminar
  48. Tú misma en el blog lo explicas muy bien. Hay distintos tipos de soledades. Yo las he pasado casi todas.
    Soledad de estar solo, ahora que me faltan mi madre y mi hermana, es una soledad que te mata, porque sabes que será para siempre.
    Soledad cuando ves que todo el mundo que te rodea no te comprende y te discrimina.
    Y soledad buscada, porque hay veces que me gusta estar sólo. Me divierto mucho conmigo mismo jaja, la verdad, no sé lo que es aburrirme.
    Me aburro antes con alguien, que solo.
    Pero mira, para soledades, pues me quedo con las Soledades de Don Antonio Machado :)

    ResponderEliminar
  49. Son distintos tipos de soledades, la que uno desea está bueno poder tener esos momentos. La otra ya no depende de nosotros o si? Quizás esa ancian que hoy te conmueve no supo ganarse el afecto de sus hijos y estos se fueron, quien sabe, el alma humana es tan compleja. Besos tía Elsa.

    ResponderEliminar
  50. Como casi siempre, en el equilibrio está el secreto de la vida...
    Salud y besitos

    ResponderEliminar
  51. Saludo María bella:
    Muy buen artículo es éste, pues enfoca un tema muy controversial. La soledad suele ser una extraordinaria compañera cuando se le desea y la peor enemiga cuando no se le quiere. Para mí, ella es la madre indiscutida de la creatividad y la mejor aliada de pintores y escritores (ese es mi caso). Con ella, debemos aprender a dosificar nuestros instantes de compañía o de soledad. como dice, Genín, el lector que me antecede: "...En el equilibrio está el secreto de la vida..."
    Un gran y tierno abrazo, preciosa María.

    ResponderEliminar
  52. Hola Maria !

    Me encantó tu visita y espero que vuelvas . Soy tu seguidor y te invito que sigas también a IVANCEZAR, así integramos nuestras culturas entre océanos. Te digo que la soledad se hace compañera fiel, nunca te traiciona ... me parece que tenemos una visión poética semejante sobre el tema. BESOS DESDE EL SUR DE BRASIL !!

    ResponderEliminar
  53. Amiga, yo a la soledad la temo mas que al jarabe de bergamota...

    Si, ya se, me diras: "y que es eso del jarabe de bergamata"...

    Pues algo con lo que mis maestros, en los tiempos del franquismo, me amenazaban cuando era niño y vivia en las Delicias...

    Luego, cuanto tuve conciencia, repare en que era una sugerente manera de decir "jarabe de palo"...

    Uhm, que maestros aquellos, querida amiga

    ResponderEliminar
  54. Maria:
    Te pido que te enlazes a mi blog, asío me mantengo informado de los posts tuyos y de esa forma nos seguimos uno al otro. Un beso desde mi sur helado !!

    ResponderEliminar
  55. Es verdad MARIETA,

    la soledad, es de las pocas cosas que puede ser tan terrible e indeseada, como maravillosa y añorada.

    La vejez, creo que es uno de los momentos de la vida más terribles, por muchísimas cosas, pero fundamentalmente, como el caso tan triste que cuentas, por la soledad en la que se ven arrinconados y olvidados muchísimos de nuestros mayores.
    Es...¡¡ tan injusto, darlo toooooodo a los tuyos y que después cuando más los necesitas, te olviden!!

    A veces, es cierto que aun estando rodeado de gente, te sientes solo, porque sientes que no te interesa nada de lo que te rodea, o no les interesa lo mismo que a ti. Es cierto, que en algunas ocasiones estamos rodeados de ruido, más que de compañía.

    Y por último Mmmmmmmm ¡¡que delicia!!
    ¡¡el silencio, la tranquilidad, la soledad luminosa !!
    yo a esta...¡¡no sabes cómo la añoro!! casi nunca la tengo. Hasta el punto de que en ocasiones me escapo jajaja

    Tú nunca estarás sola, cielo...¡¡salvo que lo desees!!


    MIL BESAAAAAAAAAZOS, ENORMES de los de acompañar con tooooooodo el cariño


    PD. Ya he dejado hecho tu encargo en mi casa, a ver que te parece. ;-)


    ¡¡FELIZ TARDE PRECIOSA!!

    ResponderEliminar
  56. Buenas tardes Maria,
    Creo que la soledad si es eligida de forma meditada puede ser una gran amiga. Favorece la introspeccion, el conocimiento profundo de nuestro yo y de nuestras posibilidades como individuos.
    Ahora bien, si la soledad es impuesta... puede ser una gran enemiga, porque como la gran mayoria de imposiciones nos lo tomamos como un castigo, como algo negativo.
    Particularmente, adoro la soledad, me lleve 13 años viviendo sola despues de mi divorcio, era dueña de mi vida, de mis silencios, de mis alegrias, de mis miedos, pero aunque me pese reconocerlo, me volvi algo egoista y celosa de mi mundo y mi forma de vida.
    Hace 7 años conoci a la que es mi pareja, y ha sabido entenderme y respetarme y ahora tengo lo bueno de la compañia y lo bueno de la soledad cada vez que necesito desaparecer para estar con mi mejor amiga, yo misma.
    Como todo en esa vida, en la justa medida todo esta bien.
    Un fuerte abrazo y miles de besos.

    ResponderEliminar
  57. A veces al soledad ayuda a crecer, otras nos embebe en sabiduría, y muchas otras es la mejor companía.

    Muy ben post !

    Paso a dejar mi huella una vez más agradecida a por tanto de tanto dejado en mis casas , en mi ser y con profundos sentires he cosechado hermosos decires por los cuáles desde el corazón del alma ha surgido esta hermosa amistad.

    Por ello invito a pasar por mis blogs y si gustan retirar los dos poemas dejados en

    www.cosechadesentires.blogspot.com

    Os saludo
    Dejando
    Un cariño,
    UN abrazo,
    Una rosa
    Mi paz,
    Y mi siempre Amistad!!!!

    Marycarmen

    *******************************
    Mis Blogs
    www.walktohorizon.blogspot.com
    www.panconsusurros.blogspot.com
    www.lasrecetasdelaabuelamatilde.blogspot.com
    www.newartdeco.blogspot.com

    ResponderEliminar
  58. No hay peor soledad que la del que se siente solo entre muchos.
    Thomas Merton siempre bendecía su soledad en el monasterio trapense donde vivía como monje de la vida retirada... y nos dejó un legado importante de pensamiento en libros.

    ResponderEliminar
  59. María , pasa por mi blog, tienes un premio para traer a tu blog.

    Muchos besos amiga.

    ResponderEliminar
  60. Aunque suene muy mal lo que voy a decir, la gente deberia de dejarel papel de victima, tenemos lo que hemos sembrado.
    Todo es causa y efecto.

    ResponderEliminar
  61. He estado pensando en ello, mas ahora que mi hijo está en Estados Unidos. Asi es la vida.

    Tampoco quiero ser carga para el, quizas algun dia se case, y tenga hijos que atender.

    Besos.

    ResponderEliminar
  62. En ocasiones busco la soledad. Y créeme, disfruto cuando encontramos un hueco para juntas y alejadas de todo.

    Besos y buena semana

    ResponderEliminar
  63. La soledad es necesaria, pero sólo cuando necesitas estar solo... el resto del tiempo, la soledad no es buena compañera. Es decir, la soledad tiene dos caras. Es ambigua. Necesaria y a la vez terrible.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  64. Hola María, me ha gustado mucho tu entrada, alguna vez he hablado yo también de la soledad, esa amiga consejera o dolorosa, según la situación y nuestro estado de ánimo. Soy una persona a la que le gusta mucho sentarse frente al mar y reflexionar. Pero es cierto que la compañía nos hace bien cuando la necesitamos. Aún así entiendo la sensación que tuviste al ver a esa anciana llegando sóla al médico, me hubiese pasado lo mismo!me da mucha pena...Besitos, Rachel.

    ResponderEliminar
  65. Cuando te haces viejecito y empiezas a depender de los demás
    lo más triste es cuando necesitas
    ese cariño y no lo tienes, ese amor
    y no lo tienen, la comprensión,
    la lealtad y tantas cosas que el ser humano necesita que con esas carencias la soledad es una sentencia de muerte.
    Lo contrario seria más salud, libertad,paz, vida, vida en si que
    todos necesitamos y no todos las tienen.
    Mis padres cuando murierón, no estubierón solos y estubierón con mucho amor y cariño , es una satifacción del corazón y alma.
    --------------------------------
    Bonito blog y un buen post.
    Con tu permiso haré más visita.
    Saludos cordiales y gracias.

    ResponderEliminar
  66. "Y de mayores miramos atrás y los niños que quisimos mantener con vida a toda costa dentro de nosotros están agujereados, no paran de luchar una y otra vez por mantenerse con vida... Es una lucha infinita y agotadora...

    El placer es mío porque vengas a casa mi María, ya lo sabes, mencanta questés...

    Abrazo inmenso mujer dulce".

    ...

    Otra soledad, la del ser en mitad del mundo, la del niño mal visto que sesconde en el adulto, a su vez escondido entre las masas y los empujones de la vida...

    Gracias de nuevo por venir, mencantan tus soledades, por como las describes María...

    Un abrazo infinito...

    ResponderEliminar
  67. Lo malo de la soledad es cuando esta te aplasta, y esta es traicionera porque ataca cuando estás sin trabajo y entonces la soledad se convierte en tristeza, desanimo, desesperanza....Y entonces estás solo hasta contigo mismo.

    ResponderEliminar
  68. Hola MARIETA

    He venido a escuchar a ver cómo quedaba y la verdad es que le queda genial a tu blog.

    Además, no me daba cuenta que tu entrada habla de la soledad...¡¡PERFECTO!! ;-)
    A juego contigo , preciosa.

    Parezco un fontanero que vengo a revisar si la reparación ha quedado bien jajaja



    MIL BESOS, cielo y...

    ¡¡FELIZ NOCHE!!

    ResponderEliminar
  69. Hola, hacía tiempo que no pasaba por aqui y como siempre compruebo que sigues publicando post que incita a la meditación y a la regresión en nuestros pensamientos. Como dice por ahí algunos de tus seguidores, la soledad es una elección no intencionada en momentos inadecudados y otras veces puede resultar nuestra mejor amiga en los momentos más amargos de tensión. No obstante, me quedo con qué la soledad no es ni buena ni mala.

    ResponderEliminar
  70. La soledad siempre es buena y necesária cuando se la ama cómo compañera de vida para aprender de ella, en eseos momentos es muy gratificante y seductora.
    Cuando de ella haces esclavitud para ti o los demás es un suicidio o un asesinato.
    Debemos valorar con atención la soledad y escuchar sus verdaderos mensajes.



    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  71. La soledad es solo una sensación querida amiga, se puede estar solo entre la multitud, también podemos estar acompañados en la más absoluta soledad... la percepción de esta es algo interior.

    Me alegra leerte... estaré por aquí de nuevo.

    Muchos besos

    ResponderEliminar
  72. hola vengo del blog d emi gatita coqueta la soledad es mala pero hay qu eremontarla y seguir el camino besitos gaviota

    ResponderEliminar
  73. La peor soledad es la de sentirse solo estando acompañado, cosa que seguramente a todos nosotros nos habrá pasado en muchas ocasiones.

    Por otro lado, hay padres que piensan que tienen derecho a ir agarrados del brazo de sus hijos hasta que se mueran, y eso tampoco es. Cada cual tiene que vivir su vida, y muchos padres se resisten a dejar que sus hijos vuelen libres, creyendo que en realidad son de su propiedad. Anda que no están las consultas de los psiquiatras llenos de progenitores castradores con sus vástagos.

    ResponderEliminar
  74. Arribando ya a un fin de semana deposito en vuestros hogares con mi sentido cariño y eterno agradecimiento:

    OS SALUDO

    Dejo mi huella una vez más!
    agradecida a Ustedes
    por tanto de tanto ,
    por estar y decir,
    por dejar decires,
    reconocimientos,
    premios y aportar
    granitos de arena
    que construyen
    una amistad!
    Han dejado
    en mis casas ,
    y en mi ser
    profundos sentires
    que he cosechado
    con emoción singular
    pletórica de alegría,
    por todo ello
    desde lo profundo
    el corazón del alma
    les dejo mi amistad y
    Os saludo a todos vosotros
    Dejando en las orillas
    de su bendito ser,
    en el portal
    de vuestras casas
    un cariño,
    un abrazo,
    una rosa
    mi paz,
    Y por siempre
    Mi Amistad!!!!

    Marycarmen

    E invito a pasar por mis blogs :

    www.cosechadesentires.blogspot.com
    www.walktohorizon.blogspot.com.blogspot.com
    www.panconsusurros.blogspot.com
    www.lasrecetasdelaabuelamatilde.blogspot.com
    www.newartdeco.blogspot.com
    www.cuerposanoalmacalma.blogspot.com

    ResponderEliminar
  75. El otro día oí en una película, ahora no me acuerdo en cuál, en que se decía: "No te engañes, tengas hijos o no... todo el mundo acabamos en esta vida solos, en plena soledad"... y me hizo reflexionar y a la vez me dió pena. Y quizás sea cierto.

    María, nada más entrar en tu blog he escuchado la banda sonora de La Lista de Shindler y le va a este post como anillo al dedo. Hacía tiempo que no la escuchaba, genial... se llevó el Oscar a la mejor Banda Sonora en su tiempo. Gracias.

    ResponderEliminar
  76. Querida María

    Amo la soledad para el relax...la otra es mortal para el alma....

    Vuelvo...porque te extrañaba.

    Te abrazo y te espero
    Al otro lado del deseo

    ResponderEliminar
  77. Muchas veces la soledad en los ancianos viene de hechos pasados.

    Me gusta de vez en cuando tener un poco de soledad.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  78. La verdad es que la soledad de la ancianidad me da mucha tristeza, mucho dolor. El otro tipo de soledad, la que necesitamos para llegar al fondo del propio ser, es necesaria y no todos saben lograrla.
    Muy lindo tu post, María. Da para pensar.
    Besote para ti, amiga.
    STEKI.

    ResponderEliminar
  79. Antes que nada quiero dar las gracias a mi querida tocaya María quién ha sido la persona que me ha facilitado el enlace del vídeo de esta música tan bella que llega al alma, espero que os guste tanto como a mí.

    Ojala ninguno lleguemos a sentir la soledad enemiga, la que duele y hace tanto daño, y, en cambio, sí nos acompañe en algunos momentos, la que necesitamos cuando deseamos estar en la reflexión con nosotros mismos.

    Muchas gracias por vuestra compañía y la aportación de vuestros comentarios, son un gran regalo para mí

    Un beso.

    ResponderEliminar
  80. Hola MAría. Mucha gente disfruta del silencio y la soledad, claro, así sucede cuando se elige. Están los que no lo eligen, que lo aborrecen y eso sí debe ser feo.
    De todos modos creo que todos necesitamos nuestros momentos de silencio ¡pero que no sean eternos por favor!
    A veces pensamos con liviandad que el silencio es simplemente callar, no hablar.
    Cuando en realidad, está plagado de sonidos para adentro.
    Hay que saber respetar los silencios propios y ajenos.

    Bsos linda, siempre interesantes tus propuestas.-;)

    ResponderEliminar
  81. NO ME GUSTA LA SOLEDAD :(

    Mientras mas gente haya a mi alrededor mejor,me gusta tener mi casa llena de gente pero eso si que sea alegre y pura.Será por eso que mi casa siempre está llena de niños es lo mas puro,sincero y alegre que hay¿no crees?

    Tendre que aprender a estar sola alguna vez y sobretodo antes de que los niños vuelen tendré que prepararme pero mientras disfruto.

    UN BESAZO GUAPETONA

    ResponderEliminar
  82. Pienso que la soledad si la buscas es bueno pues te encuentras contigo misma y te ayuda a pensar bien las cosas, pero si te viene sin buscarla eso es lo peor pues te sientes insignificante y si nadie te ayuda pronto caaes en una depresion de la que es dificil salir sola. Una verdadera pena sentirse así.

    Te dejo una Invitacion a mi Espacio Maria, espero que te guste.

    Besos en el Viento y un saludo.

    Yesi.

    ResponderEliminar
  83. Buenos dias!!

    un cafe??

    tenia una visita pendiente a tu blog
    y como siempre me encanta todo lo que aportas

    La soledad...el vacio del alma

    ResponderEliminar
  84. PESCADORA DE PERLAS, LOLI, YESI E INKI:

    Muchas gracias por vuestros interesantes comentarios desde vuestro punto de vista.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  85. Podría
    recitarte
    una poesía
    en unos instantes

    Donde
    mi corazón
    pudiera

    Reflejar
    sus sentimientos.

    Si están danzando
    o han sollozado

    Si sueñan
    despiertos
    o viven dormidos...

    ...pero para no
    abrumarte
    tan solo te diré...

    Que al terminar
    la semana
    te sentirás afortunad@
    por haber permitido
    a los tuyos vagar

    Ya que a veces
    los sentimientos
    necesitan
    que se les ceda
    el beneplácito del sosiego

    María del Carmen

    ResponderEliminar
  86. LA GATA COQUETA:

    Muchas gracias por tus bellos versos que decoran mi blog.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  87. Hola María.
    Estar solo en este mundo tiene que ser horrible, esa soledad no me gusta nada…

    Saludos…

    ResponderEliminar
  88. PATRI

    A mí tampoco, esa soledad tiene que hacer mucho daño a la persona, prefiero la soledad de unos minutos, nada más que unos minutos.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  89. Personalmente, la soledad es lo mejor si no se está en buena compañía... de alguien que te quiera o que tú quieras, sean familiares, pareja o amistades.

    Las malas compañías son un infierno...pero la soledad por falta de amor es difícil de llevar, sobre todo en ciertas edades, infancia y vejez, donde somos dependientes.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  90. LIGEIA

    Es que hay muchas clases de soledad, y estando en compañía te puedes llegar a sentir muy sóla, o puede que, al revés, estando sóla, te puedas llegar a sentir acompañada estando agusto, aunque la soledad deseada pienso que no debe ser por mucho tiempo, hay que vivir en sociedad, porque las compañías, casi siempre, aportan positivismo a nuestro interior, sobre todo, en los malos momentos, creo que no es aconsejable que una persona esté sóla por mucho tiempo, porque caería en una depresión.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  91. Te seré sincero...hay muchos tipos de soledades, unas buenas y otras malas, lo reconozco...Lo peor es cuando ya no distingues porque hace tanto tiempo que estás solo que no conoces otra cosa o no recuerdas.
    Be´six

    ResponderEliminar
  92. CALVARIAN

    Gracias por tu opinión y sinceridad.

    Un beso.

    ResponderEliminar

Tu opinión es importante. Muchas gracias.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...