viernes, 3 de septiembre de 2010

"Maneras de hacerte perder el tiempo"



Se supone que, cuando vamos a una oficina pública, los funcionarios están ahí para informar y asesorar, debidamente, a las personas que necesitamos conocer la información deseada, aunque, a veces, dudo, si ellos mismos conocen sus obligaciones.

Te puedes encontrar con funcionarios muy agradables que informan muy amablemente de todas las cuestiones que deseas saber, se les vé muy abiertos, y atentos de cara al público, y que, incluso, diligencian eficazmente los trámites para que al usuario nos resulte más fácil la cuestión de papeleo, y cuando sales del lugar te vas tan contento por el trato tan agradable que has recibido del funcionario.

Pero en cambio, otras veces, tienes la desgracia de que el que te atiende es un funcionario que le cuesta trabajo hablar y dar información, de este modo, sales del lugar con muchas más dudas de las que tenías antes, y te hace perder el tiempo, primero, porque tienes que volver otro día para que te atienda otro funcionario, y segundo, porque uno se vé en la necesidad de buscar la información por su cuenta, a través de internet u otros medios.





72 comentarios:

  1. Funcionarios o no, hay trabajadores buenos y trabajadores malos... Otra cosa es la espantosa burocracia...

    ResponderEliminar
  2. De todo como en botica.
    Lo que pasa es que cuando son funcionarios fastidia más porque su sueldo sale de los impuestos de todos.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. La mayoría, más o menos amables, son eficaces, pero ay cuando te encuentras ese especimen que cuentas... o el que mantiene por el teléfono una conversación personal y no la interrumpe aunque carraspees...

    ResponderEliminar
  4. Pues es una vergüenza que pase eso...

    ResponderEliminar
  5. lamentablemete eso es demasiado frecuente. ¿ Y sabes por qué María?

    Pior que lamentablemente en España la mayoria de los funcionarios se hacen para buscara un empleo fijo para toda la vida.

    Y la inmensa mayoria no tiene ninguna vocación de servicio, hay excepciones desde luego.


    Mas vale tener un empleo no fijo para toda la vida pero que te de ilusión y entusiasmo.


    un saludo

    ResponderEliminar
  6. Hasta ellos mismos acaban cansándose de la maldita burocracia. Como en todo hay de todo en la viña del señor.
    Suerte!!
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Bien es verdad que los funcionarios tienen "mala fama"...y ya sabes ..."échate a dormir"...pero los hay que cumplen...y creo que han cambiado bastante los organismos Publicos...
    pero es tener suerte y dar con el profesional competente y encima amable.

    ResponderEliminar
  8. Yo creo que muchos si están por la labor de ofrecer un buen servicio, peor hay otros que deberían ir a la cola del paro por inutiles, bordes e ineficaces. Por otro lado, parte del problema son los procesos que no están bien definidos muchas veces o son engorrosos, lo que dificulta el servicio.
    En fin, yo creo que esto cambiará con el tiempo.

    un beso y feliz fin de

    ResponderEliminar
  9. y eso no es lo peor María, lo preocupante es que su manera de tratarte es arbitraria, dependiendo del día que tengan o de si les caes bien o mal.

    en algo tan objetivo como lo es tramites y papeles el guion debería estar pre escrito para aumentar la eficacia.

    todos hemos sido testigos (todos) de cómo a una persona X ha sido ninguneada y apartada por una minucia de fácil solución y en la misma fila hay otra persona que ocupa la ventanilla durante minutos interminables y con pretensiones absurdas, sólo porque tiene amistad con el funcionario o porque le ha caído bien sin más.

    de todas formas ya Larra en el siglo XIX escribió:"vuelva usted mañana", con lo que este problema no creo que tenga fácil solución.

    ResponderEliminar
  10. Desgracia encontrarte con el funcionario/a pesado.
    besos.

    ResponderEliminar
  11. La clave de tu entrada esta en el "Supone" eso es lo peor, todo lo suponemos y luego viene el desencanto no solo en esto sino en todos los ordenes de la vida actual.
    Besos.

    ResponderEliminar
  12. Es que hay de todo, y el funcionario público es bastante particular, a veces no tiene paciencia, o no quiere tenerla. Yo he trabajado para el estado, y los pude observar de cerna, algunos ni trabajaban, pero bueno, hay de todo, hay gente muy idónea y amable, como en la vida misma.

    Beso!

    ResponderEliminar
  13. La burocracia es la plaga del XXI siglo, en cualquier parte del mundo, desgraciadamente.
    Un abrazo, para ti
    Leo

    ResponderEliminar
  14. hay tantos que pierden el tiempo en tonterias ,como tu , aburres.

    ResponderEliminar
  15. cambia un poco de tema, monotematica, y lesbiana.

    ResponderEliminar
  16. Opino lo mismo que Toro, de todo en todas partes, pero que rabia da cuando te dicen vuelva mañana, grrrrrrrrrrrr.
    Besos para ti.
    mar

    ResponderEliminar
  17. Ahí me has tocado la fibra, creo que el 90% de los funcionarios que están cara al público, se pasan por el forro, el buen trato y servicio que debieran de darnos, más aún, cuando son trabajadores a nuestro servicio y pagados con la recaudación de nuestros impuestos. Es una verguenza que mantegamos a toda esta banda de incompetentes y maleducados, a la sopa boba hasta que se jubilen, sin que nadie les controle.

    ResponderEliminar
  18. Todo lo que dices es verdad amiga Maria.
    los Funcionarios son asi.


    Abrazos del Angel Rojo.

    ResponderEliminar
  19. No puedo hablar por todos los funcionarios. Sólo sé que yo,como uno de ellos, procuro, que quien acude a mi, salga plenamente informado y atendido. Mi experiencia me dice que no tenemos ni los conocimientos, ni la formación que debiéramos, lo que no es culpa nuestra, si del estado que pagamos todos, incluidos nosotros, y que nos recorta el sueldo que nos ganamos después de opositar como Dios manda. Si tienes alguna duda en el tema de correos, pregunta. Te responderé con gusto.
    Bésix

    ResponderEliminar
  20. Hola!! Ya sabrás que sigo tu blog y seguramente el mio te interese. Disfruto y aprendo mucho con tu ingenio, tu manera de ver la vida, de vivirla, tu arte ... y de lo que nos transmites. Yo humildemente intento aportar lo que pueda, te regalo mis flores, te dejo paraguas, comparto contigo mi gente (compañeros de trabajo, familia,mis mascotas, mis vecinos, también mis vecinas!) y quizas estes esperando a que publique más fotos. En esto último mi cabeza divaga, duda y parece que nunca me voy a decidir... Y tú esperando ...

    ResponderEliminar
  21. Hola, mi querida María. Efectivamente, dependiendo de quien te atienda, las cosas serán más fáciles o se complicarán y la lástiam es que la amabilidad no es una de las materias de las que se examinan en las oposiciones. Un besito y pasa un finde muy relajado e inspirado, querida amiga.

    ResponderEliminar
  22. Si, supongo que habrá de todo como en los demás gremios, pero claro los funcionarios traen detrás una leyenda negra de inutilidad e ineficacia que les marca y lastra...
    Salud y besitos

    ResponderEliminar
  23. Hola María, respecto a este post, comentarte que en la viña del señor nos podemos encontrar de todo.
    Pero si es verdad que a veces te tropiezas con cada funcionario/a que sincermante es mejor que se acueste y no se levante.
    Sin embargo, tambíen hay otros que son dignos de elogios por su buen hacer y trato en su trabajo.
    Pero reitero, nos podemos encontrar de todo independientemente del gremio al que nos dirijamos.

    ResponderEliminar
  24. María:
    Así es, hay que armarse de paciencia para ir a las oficinas.Poca gente hace lo que realmente debe hacer.
    Un mundo de sonrisas para ti. Rayén

    ResponderEliminar
  25. El error es empezar por un supuesto. ;)

    ResponderEliminar
  26. Lamentablemente para atender al público no todos son aptos, deberían hacer una selección en base no sólo a conocimientos sino también a aptitud y carisma para esa función tan especial de atender gente. Besos tía Elsa.

    ResponderEliminar
  27. Me sumo a muchos de los comentarios anteriores. Hay de todo y vamos mejorando. Pero cuando te cae uno de esos que mencionas y por desgracia hay, pues paciencia.

    Besos, María.

    ResponderEliminar
  28. ANONIMO:

    Por favor, no alteres la buena marcha de mi blog, sé perfectamente quién eres porque tengo localizador, no hace falta que te pongas como anónimo, tengo tu número de IP localizado, tu identidad, el lugar de donde procedes..., por favor, no vuelvas a pasarte por mi blog alterándolo e insultándome, no eres bienvenido aquí; de lo contrario tendré que tomar serias medidas.

    ResponderEliminar
  29. Hola María, soy funcionaria y aunque no en oficinas del Inem, si trabajo en servicio y atención al ciudadano, es decir, lo que se llama "cara al público". Siempre procuro que la persona a la que atiendo se vaya con sus dudas resueltas y sus trámites hechos, aunque la burocracia y no tener las diversas Administraciones una comunicación fluida hace que a veces el ciudadano tenga que volver varias veces.

    Existen hojas de reclamaciones y sugerencias, si un funcionario no nos atiende como es debido, hemos de hacerlo saber, un funcionario es como cualquier otro trabajador, si no sabe hacer su trabajo, a la calle, que cobran lo mismo que los que nos esforzamos cada dia (haciendo cursos, estando al tanto de las nuevas leyes...)y dedicando nuestra mejor sonrisa a la persona que tenemos enfrente.

    Un beso

    noche

    ResponderEliminar
  30. ¡Y pensar que recibe su sueldo de tus/mis impuestos!

    Pero son los menos, estoy seguro. Ocurre que esos menos son los que alimentan el tópico del "funcionario". Pero no son la norma general. Hoy no.

    :)

    ResponderEliminar
  31. hola MARIA : yo tengo un dicho ,para estos cass , de papeleos y de funcionarios de por medio .........HAY QUE TENER AMIGOS ....HASTA EN EL INFIERNO . y en los papeleos .......pues es ,donde mas. .(te lo digo por propia experiencia.)

    ResponderEliminar
  32. La profesionalidad cara al público se echa de menos en muchos sectores, pero la administración pública española ya va necesitando una reforma que nos facilite la vida a los ciudadanos.

    ResponderEliminar
  33. Os aclaro este post contándoos mi experiencia:

    Estos meses atrás he tenido la bonita experiencia de haber trabajado en la Administración, y he procurado esforzarme cuanto he podido, cumpliendo con mis deberes y obligaciones como es debido, entre ellas la de tratar al público muy amablemente, lo mejor que he podido, procurando aclarar y resolver sus dudas, asi como gestionando sus trámites, y he podido comprobar cómo, después, las personas que se dirigían a mí, luego, me lo agradecían con bonitas palabras de amabilidad, y tengo que deciros que eso es algo maravilloso, no sólo el intentar esforzarse y hacer lo mejor tu trabajo, sino que los que van allí en busca de información salgan contentos y te lo agradezcan, también pude ver desde ese aspecto como mis compañeros se esforzaban y se dirigían al público muy amablemente resolviendo sus dudas, por eso sé que hay empleados de la Administración, que lo hacen como deben, son eficaces, pero ayer cuando fuí a la Oficina de Empleo, y me atendió una persona muy seca, que le costaba trabajo, incluso, hablar y mirarte a la cara, cuando su misión es ASESORAR e INFORMAR, a quién vá allí que somos los desempleados, y que en vez de disipar mis dudas, me las aumentó aún más, llenándome de interrogantes, porque no me ofreció ningún tipo de información, y tuve que asesorarme por mi cuenta desde casa a través del internet, haciendo que otro día tenga que volver a la Oficina de Empleo para que otra persona me atienda, aclare las dudas y me informe debidamente.

    Muchas gracias a todos por vuestros comentarios, os sigo leyendo, y además, os agradecería mucho si, como yo, alguien compartiera su experiencia.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  34. El funcionario publico... esa raza especial de personas que están donde están no por capacidad sino por prebendas políticas. Un carguito que consiguió por ayudar en la campaña de tal o cual político.
    El hablar de ellos es casi siempre tirar perlas a los chanchos aunque como dicen "la excepción hace a la regla"
    No gastemos balas en chimangos, animales que no se comen...

    ResponderEliminar
  35. Mi última experiencia con un funcionario, este jueves pasado sin ir más lejos, se saldó de forma más que satisfactoria. Me atendió con amabilidad y solvencia inusitadas. Como todo, depende de con quién dés. No se puede demonizar el todo por la parte.

    ResponderEliminar
  36. Hola María.
    Soy funcionario. Por suerte atiendo a niños y niñas a los que a veces cuesta que te atiendan. Por eso, mi caso parece el inverso del funcionario que no atiende.
    Pienso como la mayoría de ustedes, que la "burrocracia" acaba hastiando a todos, a los funcionarios ni les cuento. Pero, como en todo, hay para todos los gustos...¿Cuantos imbéciles por metro cuadrado hay en todos los órdenes de la sociedad? Me estoy acordando de los que atienden las reclamaciones que hacemos a las compañías telefónicas, por ejemplo...y no son funcionarios...a los dependientes, camareros, taxistas, etc....
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  37. No es ningún misterio que en todos los trabajos hay personas que tienen esos dias malos que mejor ni verle la cara, otra es la falta de profesionalidad de esos los hay a patada en todos los trabajos, asi que aquí no iba a ser menos.
    Saludos y buen fin de semana a todos.

    ResponderEliminar
  38. Mi experiencia ha sido ambigua.

    Algunos saben y otros no.

    Quien sufre es el pueblo, paga impuestos, para un servicio cafre.

    Besos.

    ResponderEliminar
  39. Crea fama y échate a dormir..... y a veces la fama en determinados caso es justificada.... un beso

    ResponderEliminar
  40. Me he topado con funcionarios inéptos y con profesionales, esto es como una loteria, no hay que medirlos a todos con el mismo rasero, mi hijo es funcionario en el Inem y te puedo asegurar que curra como el primero, me consta.
    Un beso María.

    ResponderEliminar
  41. Hola María. Yo perdí mis oposiciones de magisterio (con lo que eso significa) porque dos funcionarias no hicieron bien su trabajo. Creí que me moría de angustia. Aparentemente no había nada que hacer.
    Es una larga historia, un largo deambular, pero tengo que decir que recuperé mis derechos (sólo yo de los ciento y pico casos que había parecidos al mío) por la buena gestión de otra funcionaria que se negó a dar el caso por perdido, pudiendo tener ella serios problemas por apostar por mi caso.

    Como ves, las dos caras de la moneda: Unas me hunden en la más absoluta de las miserias y la otra pone en peligro su puesto de trabajo por mí.

    Hoy en día llevo muchos años trabajando con mis oposiciones aprobadas, intentando dar siempre lo mejor de mí, para que la persona que se la jugó por mí pueda mirarme y sentir que no se equivocó.

    Un beso cielo.

    ***************************

    María, déjame que ahora te riña un poco, igual que hago con mi María Lianta, desde el cariño y desde el respeto.
    Borra los comentarios anónimos según llegan. Hacen daño a la vista, hacen daño al decoro y hacen daño a la razón.
    Que no tengan sitio en tu blog. Es tu casa, no les abras la puerta y si entran, borra todo rastro de ellos, que no queden ni las migas.

    Un abrazo... y perdona la intromisión.

    ResponderEliminar
  42. Es importante encontrar la persona adecuada, para el trámite necesario. Aunque a veces, es una lotería que nos desespera que no nos toque.

    De todo te encuentras,quizás con en igual proporción que en otros trabajos, pero... ¡lo que nos dificulta la vida, unido ya al engranaje de por sí, lioso de la burocracia
    "de papeles"!

    ( Sí, una sonrisa o un gesto agradable, puede ayudar)

    Un agradable asunto, leerte hoy, María!

    ResponderEliminar
  43. Yo soy medio-funcionario, así que cualquier cosa que diga puede ser utilizada en mi contra.
    Sólo, te mando besos y me callo.

    ResponderEliminar
  44. Yo creo que como en botica, hay de todo, y en todos los trabajos. ¡Qué bonito es ir a un lugar, sea el que sea, y que te atiendan bien, con amabilidad, y con diligencia...!

    Un beso.

    ResponderEliminar
  45. .......MARIA, no todos los anonimos entrams para molestar , ,quizas pagemos justos por pecadores , pero es una lastima ,que por ello ,si lo quitas ,yo no pueda entrar a dejar mi opinion , NUNCA ,NUNCA HE FALTADO EL RESPETO. UN SALUDO.

    ResponderEliminar
  46. En todos los trabajos que son de cara al publico te encuentras bordes, son asi en su naturaleza o porque estan hartos de ese trabajo, sinceramente creo que estas personas debian ser mas controladas por sus jefes porque su inconformidad no tiene que pagarlo el que tiene un problema o necesita una buena informacion.
    Como me haya visto dos veces tener que ir por la mala informacion recibida, lo tengo claro directa pido al jefe de la seccion o hoja de reclamacion.
    Primavera

    ResponderEliminar
  47. ¡Veamos si hay sueete y se queda mi comentario!!
    Verán a mi entender en la administración hay empleados muy buenos,empelados buenos y simplemente empleados menos buenos. Depende de con cuantos nos hemos tropezado, diremos "pestes" o estaremos agradecidos. Si es cierto que tanto en los tres supuestos que he mencionado, en todos la administración es lenta, pero no toda la culpa es de esos empleados que son a los únicos que el cuidadano ve la cara.«Los malos por decirlo claro, no les conocemos las caras»
    Con ternura
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
  48. MARINA

    Muchas gracias por darme tu opinión, y además, la tendré en cuenta caso de que siga interrumpiendo ANÓNIMO, porque precisamente, lo que está haciendo es tener una falta de respeto hacia los demás, algo que a mí me molesta mucho, alterando la buena marcha del blog; no me molesta que entren anónimos y opinen sobre el tema, pero sí que entren a insultar y a desvariar del tema central que nos ocupa el post.

    Muy agradecida Marina.

    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
  49. ANÓNIMO:

    Por favor, te ruego, que si quieres seguir aquí dejando tu huella, no interrumpas la buena marcha del blog y te ciñas únicamente al tema central que nos ocupa el post, ya que, se supone que has entrado para comentar el post, y no lo has hecho, únicamente, te has centrado en dar tu opinión en otro asunto que nada tiene que ver con el tema.

    ResponderEliminar
  50. Mi querida MARIETA,

    siento ver, que también a ti te vienen a molestar alguno de esos que parece que sólo son felices, haciendo daño y diciendo estupideces. Marina opina que debes borrarlos, lo sé muy bien, en mi opinión depende, como ´tu soy reacia a borrar nada) pero en le caso del de arriba, yo desde luego, lo borraría, tú blog, ni tú se merecen recoger, ni escuchar a semejante elemento.

    En fin, como ocurre con los funcionariso, supongo que hay de todo. No todos los anónimos son iguales, ni tampoco los funcionarios. Hay de todo.

    Pero sí que es cierto, que a alguno jamás debieran dejarles trabajar cara al público, no solo no ayudan, ni cumplen con su trabajo, es que hasta parece que les cuesta un mundo ser medianamente amables, amables, supongo que algunas personas vienen a este mundo con el carácter avinagrado y en estado catatónico, por eso, pasa lo que pasa...


    MIRA, MARIETA, TÚ PASE LO QUE PASE NO DEJES DE SONREIR, SE QUE LO HACES A MENUDO...SE SIENTE EL CALORCITO DE TU SONRISA:-)


    Olvida a los funcionarios y a los anónimos ¿OK?
    MIL BESOS, toooodo el cariño del mundo y recuerda... ¡¡SONRÍE CIELO!!

    Y...a todos estos ¡¡qué les zurzan!! :-)


    ¡¡¡QUE NO TE ESTROPEEN EL DOMINGO!!! ¿OK?:-)

    Muaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaks

    ResponderEliminar
  51. Me refiero a los funcionarios, que no funcionan:))

    Hay funcionarios ¡¡ GENIALES, claro!!

    igual que hay anónimos majetes:-)


    MÁS besooooooooooooooooooooos

    ResponderEliminar
  52. Todo el que trabaja cara al público tiene la obligación de atender con cordialidad, amabilidad o con una sonrisa... pero sobre todo, debe cumplir con su obligación de informar, y resolver las dudas y necesidades en lo posible. Para eso se les paga.... Claro que como ha comentado alguien antes que yo, los hay buenos y malos en el trabajo...

    un beso

    ResponderEliminar
  53. Hola María, a todos nos ha tocado bregar con una persona así y no solo funcionario.

    Si es que falta lo que en mi pueblo llamamos profesionalidad en algunas personas.

    Besos
    el lio de Abi

    ResponderEliminar
  54. Lamentablemente, el servicio de atención al cliente tiene estas cosas y algunas personas no sirven para trabajar ahí.
    Un beso enorme.
    Rampy

    ResponderEliminar
  55. Asi es.

    Si yo te contara...

    Besos, querida Maria.

    ResponderEliminar
  56. El trabajo es el trabajo, y sea cual sea, independientemente de si es una empleo público o no, el buen servicio al usuario es fundamental para ambos.

    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
  57. María, llevas toda la razón para encontrar uno que te atienda amablemente “hay que andar un rato”, se creen que por que tienen un puesto fijo son los amos de la empresa y eso no debería de ser así, el que trabaja cara al publico debe de ser amable y esta para eso, asesorar a esa persona que tiene delante de él.

    Besos.

    ResponderEliminar
  58. De todo encontramos en este mundo...

    ResponderEliminar
  59. y menos mal que no todos son así como ése que te encontraste.

    Besos

    ResponderEliminar
  60. Si se trabaja sólo por dinero no suele haver entrega verdadera.
    Cuando se trabaja por vocación la pregaria de la espontaniedad hecha alegría y generosidad, abre las puertas del buen servicio.



    Un abrazo.
    Gracias
    Esperamos tus fractales, si no funciona, me comentas.

    ResponderEliminar
  61. En general, la cosa ha mejorado mucho, pero a veces se topa uno con gente que ha salido de aquella terrible "oficina siniestra" del franquismo que tan bien retrataba "La Codorniz"...

    Pero, claro, en todas partes "cuecen habas", como se suele decir...

    Un abrazo, Maria

    ResponderEliminar
  62. Tengo que deciros que volví, de nuevo, otro día a la Oficina de Empleo, y que hubo suerte, porque me atendió un funcionario muy amable y servicial, informándome y disipando todas mis dudas; ¡por cierto...! la persona agria del otro día ya no estaba por allí...

    Si es que hay de todo, nos podemos encontrar con personas de todo tipo, en la vida real, también por aquí por el mundo bloguero, y cuando se encuentran personas positivas... ¡qué fácil y agradable nos hacen el camino! lo peor es cuando ocurre lo contrario.

    Amig@s, muchas gracias por vuestros comentarios y vuestras opiniones, me agrada leeros.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  63. Los malos profesionales siempre manchan mucho!

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  64. Me alegro, que tu última visita a la oficina de empleo, haya sido más agradable, MARIETA.

    COMO HE VISTO QUE TE GUSTABA EL BEBÉ DEL 5, TE LO HE TRAIDO PARA QUE TE DESEE BUENAS NOCHES :-)


    ¡¡felices sueños, MARIETA!!
    ( los míos están llenos de llamadas telefónicas para ti, cielo ¡¡tooooodas las noches oigo!! ring,ring, ring...¿está MARIETA AZUL, es que mañana tiene que comenzar a trabajar? ;-)

    Un muaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaks, gigante

    ResponderEliminar
  65. GABIPROG

    Y lo cierto es que, a veces, pagan justos por pecadores, como dice un refrán.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  66. TOCAYA:

    Pues estás hecha una auténtica pitonisa jajaja la otra vez, así fué, tal como lo dijiste, veo que vas a tener que poner un consultorio jajaja, ya ya te contaré.

    Mil gracias por tu cercanía, eres un auténtico sol que alumbra hasta en los rincones más oscuros.

    Un millón de besos grandes, preciosa.

    ResponderEliminar
  67. muchas gracias Maria por tu visita y por tus elogiosas palabras a mi poesía ...ya sabes donde me tienes ...feliz fin de semana.besos
    Marina

    ResponderEliminar
  68. MARINA-EMER

    Muchas gracias por tu huella.

    Feliz domingo.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  69. Hola María!

    quién no ha sufrido alguna vez con algún funcionario lo que comentas!... Pienso que sí, que tb, como todo en la vida, hay funcionarios super eficientes... pero los que están de cara al público y sobre todo en oficinas más sensibles, como pueden ser las del paro, deberían ser personas que mostraran más empatía... que estar en paro no es buen trago y hay forma y formas de decir las cosas1

    Sin más... Saludos!

    ResponderEliminar
  70. RICARDO BATICÓN:

    Totalmente de acuerdo con lo que comentas, precisamente, ir allí no es un plato de gusto, todo lo contrario.

    Un beso.

    ResponderEliminar

Tu opinión es importante. Muchas gracias.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...