lunes, 11 de octubre de 2010

¿Mentir?


"Lo que me preocupa no es que me hayas mentido, sino que, de ahora en adelante, ya no podré creer en ti". (Friedrich Nietzsche).


Ya desde niños nuestros padres y educadores nos enseñan que hay que decir siempre la verdad, el caso es que, todos hemos mentido en algún momento de nuestra vida:

- En la infancia, por miedo a que nuestros padres nos castigaran.

- En la adolescencia, quizá, para hacernos valer más como adultos ante los demás.

- En la juventud, porque nos hemos visto obligados a defender a un amigo.

- En la vejez, para que el médico no se enfadara por no haber llevado bien el régimen.

No todas las mentiras son malas, algunas son inofensivas, otras pueden servir para proteger a alguien, pero las más perjudiciales, son las que nos hacen daño a nosotros mismos y a los demás, aunque no sólo eso es lo peor, sino como dice la frase que más arriba comparto... por esa mentira se puede llegar a romper la confianza puesta en alguien.





88 comentarios:

  1. Que curioso.
    Uno de mis links, Mar, acaba de publicar otro post sobre la mentira.

    Te voy a copiar la respuesta:

    Tienes razón.
    Todos hemos mentido.
    A veces incluso con buenas intenciones.
    Una buena manera de mentir menos es callar y como mínimo no mentir.
    La otra es relacionarse poco con humanos. A los perros, gatos, árboles y nubes no se les miente nunca.
    Será que los queremos más.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. El que esté libre de pecado, que tire la primera piedra.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Cuanta razón llevas. Mentimos muchas veces, sí, pero las peores mentiras son, las que como dices, nos dañan a nosotros mismos.

    Que sabia la frase de Nietszche.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Esto mismo me paso con mi hijo. Por su problema de migrañas se aprovecha algunas veces para hacer pellas, y ahora ya no confío en él. No sé si realmente le duele o se me la está intentando "colar".

    Es un pequeño ejemplo...
    Las hay aún mucho más graves.

    ResponderEliminar
  5. no hay que mentir...no existe la piadosa

    ResponderEliminar
  6. la mentira más peligrosa es la que nos hace daño... y de qué depende? pues de cada uno, y de cada persona que intervenga...

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  7. No defenderé la mentira, pero a veces si el silencio ante esa costumbre de "la verdad por delante".

    ¿Qué es la verdad? ¿Quién está en posesión de ella? En este caso, es mejor el silencio. Este si puede ser piadoso.

    saludos

    ResponderEliminar
  8. Hola María, ya decia mi difunta madre: se coge antes a un mentiroso que a un cojo.
    No vale la pena mentir aún a pesar que a veces te acarrea problemas, enm el fondo se respeta mas a uno que va de cara que a otro que se le pilla mintiendo.

    Besos
    el lio de Abi

    ResponderEliminar
  9. La única mentira que admito es la que llamamos cariñosamente piadosa. Y solo cuando ni nos queda más remedio. para evitar el un mal mayor o dolor a algién. El otro día preguntó mi madre por una de las nietas, la pobre se había caído de ñla bici y se partió el labio. Le dije que estba bien la niña. Cuando la vea y relamente seopa que solo fue un susto, habré evitado un mal mayor.
    Pero mentir como dices, hace daño a uno mismo. A quien mientes es a ti mismo.
    Un beso y buena semana

    ResponderEliminar
  10. "Cuando la vida no te sea fácil, recuerda siempre esto. . . Que sepas, en tu corazón, que hay otros que nunca te olvidan. Que siempre encuentres un arco iris después de una tormenta. Que celebres las cosas maravillosas que hay en ti. Y cuando llegue el mañana, que puedas comenzar de nuevo. Que recuerdes cuántas sonrisas pueden llenar un día. Que creas que tus anhelos serán una realidad. Que encuentres tiempo para apreciar la vida y tiempo para compartir tu belleza espiritual. Que veas tu presente como un regalo, y tu futuro como otro más. Que agregues una página dorada al diario de cada nuevo día, y que puedas convertir "La felicidad eterna" en eterna felicidad. Y que siempre sigas sembrando las semillas de tu sueños. Porque si sigues creyendo en ellos, tus sueños seguirán tratando de florecer en ti."

    FELIZ SEMANA!

    Un abrazo y mi amistad

    Alexander♥

    ResponderEliminar
  11. Yo creo que, cómo dices, todos hemos mentido en alguna ocasión.
    Por otra parte, no es lo mismo ocultar la verdad (no decirla) que mentir. Lo primero, yo no lo considero mentir.

    Y es verdad que una vez que descubres que alguien te ha mentido pierdes la confianza en esa persona.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Y el que diga que no miente nunca...miente.

    Salu2

    ResponderEliminar
  13. Dicen que la mejor manera de no mentir es no diciendo la verdad.

    Besos, María.

    ResponderEliminar
  14. Acertadísima el cita de Nieztche, no importa si es una mentira piadosa o una verdad dibujada, lo que acontece luego es una imagen en la mente de aquel que la sufre respecto del que la ejecuta.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Hola María: la mentira no es buena nunca. Pero todos mentimos, en alguna vez como tu comentas.
    Hay mucho de tipos de mentiras como bien dices, inofensivas, con malos propositos, etc....

    Me hace gracia lo de toro salvaje. jajaj, tiene razón.

    Bueno yo como todos, miento a veces. Pero normalmente soy franca, asi me va.......... la gente n o quiere la verdad.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. La mentira no es justificable nunca...

    ?que es eso de que son "mentiras piadosas"¿...

    Claro que la que hace daño al corazón, esa es detestabe...

    Cuando se pierde la confianza, se pierde todo...

    ResponderEliminar
  17. Amiga, sin las pequeñas mentiras de la vida cotidiana, sin las mentiras amables, la vida seria muy dificil...

    No me refiero a las grandes verdades en materias clave, como el Amor, por ejemplo, sino a las verdades vinculadas a cosas menos sustanciales.

    Alguna vez escribi un Cuento Minimo en el que venia a decir que usualmente "tener mala memoria suele ser beneficioso para la vida"

    Las mentiras, cuando estan empapadas de bondad, pueden resultar maravillosas-

    Un abrazo fuerte, Maria

    ResponderEliminar
  18. María,
    Gracias. Uso a menudo esa cita con mis hijos y no sabía de quien era.
    La verdad es que la mentira tiene su báscula específica.
    Bonita música.
    Besos

    ResponderEliminar
  19. Es curioso, sí, que hayamos coincidido en el tema de nuestras respectivas entradas: LA MENTIRA.

    No sé si he sido clara con mi opinión.

    Estoy un poco confusa María.

    Sí aprovecho, desde aquí, para pedirte disculpas si te hice, alguna vez, daño.

    Eres una mujer muy dulce y llena de valores. La suerte girará 180 grados y, por fin, te acariciará como te mereces.

    Un beso muy grande.

    ResponderEliminar
  20. Muy buena reflexión! cuanta verdad

    ResponderEliminar
  21. Como te ha dicho por arriba Luzsolyluna hay personas que casi te piden que las mientas no con palabras sino con actos,incluso en parejas hay quien dice "mienteme dime que me quieres" o "Aunque no me quieras dime que me amas",hay mas¿eh?.
    No me gustan las mentiras prefiero la verdad aunque me haga daño.

    UN BESAZO MUYY FUERTE

    ResponderEliminar
  22. Antes de decirte lo mentirosísima que soy :-)

    quería darte las gracias MARIETA, de verdad que eres un amor. He llegado ayer de madrugada y hoy ya he visto todo como un jaspe en le blog, las plantas más preciosas que nunca y todo gracias tu compañía y supervisión...Muaaaaks casa guapa :-)

    Mira, si hay una cualidad que aprecie en este mundo es la sinceridad. Muy escasa por cierto. En cierto modo, todos nos agarramos a mentirijillas para no molestar o hacer más llevaderas ciertas situaciones, sobre todo a los pequeños, cuando te piden opiniones estéticas comprometidas o simplemente, porque no quieres desilusionar cuando te regalan algo que te horroriza, reconozco, que yo soy incapaz de decir que no me gusta, menos si veo esas caritas que parece que te suplican de saltes de alegría :-)

    Pero quitando estas cosas, jamás miento, mucho menos si son cosas importantes, a veces es tremendamente duro decir la verdad, pero igual que a mi me gusta que me la digan, yo intento decirla.


    A veces, esto no es entendido, y lejos de valorar tu lealtad y sinceridad, te colocan una cruz, de non grato, porque no todo el mundo está dispuesto a digerir la verdad. En fin, si la persona me importa, prefiero que se me enfurruñe un tiempo, a mentirle.


    Y sí, lo peor de una persona a la que pillas en una mentira, así de las importantes, es justo eso, pierde tu confianza.

    Mi madre siempre dice, la confianza, se tarda mucho en ganar y un instante en perder... No obstante, también es cierto, que hay circunstancias muy, muy complicadas para ir de sincero por la vida:-) mejor casi callar.


    Un besazo y montón de abrazos grandes esponjosos, sinceros, ricos de verdad, de los de abrigar y sentirte resguardada y rellenos de toneladas de cariño y agradecimiento por toodas partes MARIETA.

    ¡¡FELIZ SEMANA, cielo!!

    ResponderEliminar
  23. Ni me gusta mentir, ni que me mientan… aunque haya echado alguna que otra “mentirijillas piadosa”… a mis hijos siempre le he dicho: “nunca te castigare si me dices la verdad”… Lo peor que tienen las mentiras es que pierdes la confianza en la persona que te ha mentido.

    Besos.

    ResponderEliminar
  24. La mentirapuede tener varias identidades.
    Puedes mentir para no hacer daño y sin embargo estás engañando.
    Puedes mentir para creerte alguíen y sin embargo te estás engañando.
    Puedes mentir para hacer feliz y sin embargo os estáis engañando.
    Hay mentiras que no duelen y otras que son puñaladas al alma....
    Al fin al cabo las mentiras conviven dentro de nosotros y son un elemento más del ser humano.
    Gracias a la mentira existe la verdad y viceversa.
    Sin duda, seamos consciente de ella y reafirmemos la sinceridad, transparencia y honestidad.
    Que en la verdad están los secretos de nuestro corazón.
    Un beso y cuidate.
    Me gustó tu reflexión.

    ResponderEliminar
  25. No hay justificacion para mentir.. pero... siempre es bueno saber cuando hacerlo.
    Mentimos de forma espontánea, de igual manera que respiramos o sudamos. En realidad, en muchas ocasiones mentimos incluso sin saber que lo estamos haciendo, mentimos inconscientemente.
    Creo que la vida social humana gira en torno a la mentira y pienso que los mentirosos son los ganadores del juego de la vida.

    Muy dificil opinar Maria.

    Besitos.

    ResponderEliminar
  26. A veces se miente por miedo
    muy buena entrada
    un beso corazon

    ResponderEliminar
  27. Y eso es lo más triste,cuando ya no puedes creer en el otro. Besos tía Elsa.

    ResponderEliminar
  28. Hay que entender que la "mentira tiene patas cortas" y tarde o temprano se descubre..
    Si cuando una mentira perjudica es mu triste y el enunciado de tu post..tiene validez..pero yo temo la mentira que no se descubre y sigue socavando sin fin..alli es peligrosa..porque mucho llegan a creersela..y hasta hacen defensa de ella. La peor mentira es la que perjudica a muchos..
    Besotes desde el sur

    ResponderEliminar
  29. A prósito de mentir.A veces por decir la verdad , la fastidias.Si digo:mis hermanas , son de diferente padre.Direis todos ¡¡oohh!! que vergüenza, conmigo no cuentes ni para verte.Pero si digo:tengo tres hermanas y son hijas del "Conde de las fincas mangas verdes" Suena diferente no?? Pues eso...mas o menos me sucedió a mí,x decir una verdad a una madre de una amiga mía.La primera es la real.La vida no la inventé yo...

    ResponderEliminar
  30. Y si pésimo es engañar al otro, pésimo y doloroso es además engañarse a sí mismo, que es al fin y al cabo al único al que mentimos. Pésimo, doloroso y, esto sobre todo, patético.

    ResponderEliminar
  31. Bueno, como dices y yo lo creo así también, todos en algun momento hemos mentido alguna vez, y seguro nos vendrán ocasiones para hacer uso de ello de nuevo, pero quizás, las que no hagan daño a nadie no pasan a ser mentiras que necesiten ser juzgadas... Las demás, una gran falta de respeto.


    Un beso y Feliz día Maria, hoy y siempre!!

    ResponderEliminar
  32. Pues anda, que si Nietzsche mintió alguna vez, entonces no podemos confiar en lo que dice en la cita. A ver cómo salimos de esa. Es como lo que decía Epiménides, el filósofo griego: Todos los cretenses son mentirosos, yo soy cretense, luego lo que digo ahora es...verdad? mentira? Saludos.

    ResponderEliminar
  33. La mentira no me gusta, quizá todos alguna vez hemos dicho alguna mentirijilla piadosa pero sin hacer daño a nadie, lo malo es cuando se hace con la intención de dañar a alguien, y cuando se empieza a mentir ya no se puede parar, una mentira para tapar otra. Es muy triste descubrir que te han mentido y que ya no se puede confiar más en ella. Un beso.

    ResponderEliminar
  34. Quien este libre de pecado que tire la primera palabra.Cuantas ocasiones tiene uno que mentir por no hacer daño a la persona querida al amigo.
    Existen muchas y muy diversas mentiras, claro por eso se dice que cae antes un mentiroso que un cojo.
    Pero siempre refiriéndonos al mentiroso compulsivo y
    profesional.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  35. ¿Mentir?
    Si claro, y lo seguiremos haciendo, incluso con nosotros mismos que somos los mas necesitados de oir una mentira en un momento dado...
    Salud y besitos

    ResponderEliminar
  36. Hace poco conocí un tipo de mentira del que nunca antes había oído hablar: la mentira para mantener la estabilidad.
    Y yo toda la vida pensando que el equilibrio lo daban la sinceridad y la confianza...

    ResponderEliminar
  37. La mentira sólo es tal, cuando quien la recibe buscaba la verdad.
    Pero no son muchos los casos en que esto se da.

    Un abrazo María.

    ResponderEliminar
  38. La frase de Nietzsche me parece abrumadoramente triste, lo peor es no creer.


    Te abrazo María linda.




    M.

    ResponderEliminar
  39. Pues yo, prefiero decir la verdad, cueste lo que cueste , de lo contrario me callo.Además, calladita estoy mas mona (ya lo soy)

    ResponderEliminar
  40. Estoy completamente de acuerdo contigo María, lo peor es perder completamente la confianza en alguien por sus mentiras.
    Un abrazo fuerte.
    Leo

    ResponderEliminar
  41. "La mentira más común es aquella con la que un hombre se engaña a sí mismo. Engañar a los demás es un defecto relativamente vano". (Friedrich Nietzsche).

    ResponderEliminar
  42. "Nada es verdad ni es mentira; todo depende del cristal con que se mira". (William Shakespeare).

    ResponderEliminar
  43. Hola María!!Has tratado un tema pilar en nuestra vida de relación y he pensado que como comentario te dejo , aunque es un poco largo, un extracto de mi artículo publicado en la revista de espiritualidad CULTURA RELIGOSA, dependiente de la facultad de teología.Espero que veamos otras luces al tema de hoy.Gracias
    ***********
    a «Las mentiras piadosas», se utilizan para proteger los sentimientos de los demás, ahorrándoles el dolor de escuchar la verdad de su situación. Y en realidad lo que hacemos es de protegernos a nosotros mismos para no sufrir con nuestros amigos los efectos de explicar esa verdad. Las mentiras piadosas parecen ser muy inocentes, pero en su motivación, se encierra el eterno egoísmo humano. Cuando Dios la ve (en el caso del hombre creyente), no son en ningún caso piadosas, sino todo lo contrario, son pecaminosas. En la práctica de usarlas asiduamente, a la larga favorecen mentiras mayores de forma inconsciente. Las mentiras de cualquier tipo, son una violación de la confianza de los demás y cuando son descubiertas, producen una gran decepción y amargura. Por eso debemos sanear nuestros pensamientos para no decepcionar a nuestros amigos.
    Pero no deseamos concluir este tema sin referirnos a un fenómeno mediático de una cadena de TV .en la cual bajo el sugestivo titulo«El juego de tu vida», me contó una amiga los programas llamados «basura»y en este concurso se trataba de tras un interrogatorio de cientos de preguntas corroboradas por un polígrafo, el concursante ante sus familiares y amigos, responde preguntas cada vez con más valor económico según van subiendo las preguntas indiscretas, vulgares, hasta llegar a preguntas-respuestas cada vez más inmorales, morbosas ya que esas respuestas conllevan ganar más dinero y aumentan el clímax de los teleespectadores. Todo un juego en decir «la verdad»aún haciendo daño, para tan sólo ganar un puñado de Euros.
    **************************
    Gracias amiga María por tu excelente espacio
    Con ternura
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
  44. Si ponemos atención, a nivel general la mentira forma parte de nuestra vida...
    Pero más que nada la más grande se puede referir, a las máscaras que nos ponemos encima para escondernos de nosotros mismos, y no ser activamente reales.
    Las mentiras de boquilla, las hay sin importáncia, pués a veces son necesarias si no hacen daño. Hay otras de mortales que cuando son a conciéndia son la prícipal causa de inseguridad y desconfianza.
    Todos debemos reflexionar e intentar decir la verdad.
    Un ser meniroso ha de tener mucha memoria, para que no cojan de forma insperada, eso sucede muy pocas veces.
    La verdad ante todo, pero también puede doler demasiado, es por ello que en ocasiones podemos disfrazala un poquito, sin que signífique mentir.
    También a veces debemos dar alguna que otra ecusa en determinados momentos de nuestra vida...
    Debemos aprender a valorar.
    Pero también debemos comprender que todas esas mentiras y mentirijillas se interpenetran las unas con las otras.



    Un abrazo guapísima.

    ResponderEliminar
  45. La mentira es a la gente corriente como la coraza al caballero, un mecanismo de defensa. Y el que diga que no miente, miente, como dice "Tony" en un comentario anterior, porque utilizamos la mentira para proteger algo que no deseamos perder, desde la esposa, hasta la verguenza, pasando por... ¡tantas otras cosas!

    ResponderEliminar
  46. Hay gente que tiene la costumbre de mentir, y lo hacen como un hábito, pero no se dan cuenta de que, efectivamente, con eso horadan su credibilidad, la cual puede llegar a ser irrecuperable.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  47. El comentario que te ha dejado David, sería el mío...lo explica tal y como yo lo pienso...y ahora me pregunto, qué hacer si te mienten?...

    Un beso, sincero...me gusto tu reflexión!!

    ResponderEliminar
  48. Yo alguna que otra vez he mentido, pero siempre se me nota. No sé vivir en la mentira.
    UN beso

    ResponderEliminar
  49. La mentira y el engaño durante la historia ha sido instrumento, táctica y estrategia de dominación, este es un mundo que se estructura en el universo de las mentiras para poder fluir, los únicos que han sido auténticos hasta han terminado crucificados. Tal es el poder de la mentira y el engaño que ha tomado caracter y afirmación de verdad: "Tenemos el arte para no perecer en la verdad" afirma el filósofo que citas, como tabla de redención y salida a este mundo mentiroso.
    Saludos artísticos!!!

    ResponderEliminar
  50. ¿Quíén no se ha equivocado alguna vez?

    Como te dice Cornelivs, ¿quién puede arrojar la primera piedra?

    Yo creo siempre en la posibilidad de responsabilizarnos de nuestros errores y en la capacidad que tenemos para enmendarnos.

    Se pierde la confianza, es cierto, pero por algo realmente groso. Aún así, ¿podemos erigirnos en jueces y verdugos? ¿podemos? ¿Estamos seguros de que mañana no podríamos nosotros estar en ese lugar?

    Algo que aprendi en la vida: Jamás decir "de esta agua no beberé", porque la soberbia hace que en algún monento mordamos el polvo del camino y lo traguemos.

    Besos

    ResponderEliminar
  51. La mentira tiene patas cortas, a la larga todo se sabe, pero como bien dices hay momentos que la mentira puede ayudar a quien sufre, pero es en muy contadas ocasiones, la verdad siempre es preferible, me encanto leerte amiga.

    Besos

    ResponderEliminar
  52. Importante post que sirve de ejemplo para mucha gente que hoy utiliza la mentira para evadir los problemas. Y más hoy con la situación en la que estamos. Debo decirte que a mi mentir no se me da nada bien. Soy como un espejo cuando por el vapor se empaña. Uff no serviría ni para intervenir en una obra de teatro.
    A mi las mentiras no las soporto.
    Pero... cada cual con su mentira y su historia. Al final se pone entredicho el refrán; se coje antes a un mentiroso que a un cojo.

    ResponderEliminar
  53. Después de unas semanas de dudas, no abandono, aunque idea tenía de dejar este mundillo. Aquí estoy pues
    Veamos...
    Lo importante es la pérdida de confianza, no la mentira en si.
    Un blogero/a al que visito, no sé cual por mi cerebro y memoria de coleóptero calvo jejeje tiene escrito en su lateral una frase que viene a decir así.
    La primera vez que me mientas será culpa tuyo, la segunda ya será culpa mía...Creo que dice mucho sobre la confianza

    Bésix pelados jejeje

    ResponderEliminar
  54. Hay que tener en cuenta las mentiras piadosas.
    Son las que se pueden decir, sin necesidad de indulgencia.
    Un beso en tu mejilla (y no es de mentira, pero es virtual).

    ResponderEliminar
  55. No podría ser la primera en tirar la piedra. Y conociendo mis debilidades tampoco juzgaría a quien me mintiese para protegerme de un mal mayor... no sé si me explico, aunque prefiero ocultar la verdad antes que mentir.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  56. Todos mentimos...todos.
    A todos nos duelen...pero todos lo hacemos
    Quien no ha mentido por proteger a alguien? O para protegerse a si mismo?
    Quien no ha mentido por no hacer daño? Por que alguien no sufra?
    A este tipo de mentiras muchos las llamarían mentiras piadosas, pero no dejan de ser mentiras. En cambio a nadie nos gusta que nos mientan si nos dan la opción, todos preferimos una verdad que nos duela a una mentira que nos mate, porque lo que realmente nos mata, es descubrir la verdad y perder la confianza de alguien que nos importa.
    Hay otro tipo de mentiras las que se dicen para dañar, malmeter, hundir....de estas no quiero hablar, si las tuviera que definir por colores unas serian blancas y otras negras y con las negras no quiero perder ni un minuto de mi tiempo, francamente no las soporto.
    Por las circunstancias que me ha tocado vivir las conozco, las intuyo, las llego a oler y las detecto, me habré convertido en una experta?
    Y si no quiero ser hipócrita he de decir que también he mentido alguna vez, nunca con intención de hacer daño, todo lo contrario, no me arrepiento de ello, y si lo tuviese que volver hacer y con ello ayudar a alguien que me importe...seguire mintiendo.

    ResponderEliminar
  57. Yo no soporto la mentira. Yo no sé mentir. Pero reconozco que a veces se debe ocultar la verdad. Que esto sí lo hago, y es también una mentira.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  58. A veces se dicen mentiras de las que llamamos piadosas.
    Yo es que no sé mentir, no puedo.
    La mentira es cntraria a mi naturaleza.
    Un fuerte abrazo y dejate verrrrrr

    ResponderEliminar
  59. mentir es como las rebajas, sabes que no debes comprar lo que no necesitas, pero es tan barato ... y es que la mentira es una salida tan fácil de usar.

    ResponderEliminar
  60. Yo sólo he dicho una mentira en mi Vida... Y con esta ya son dos ;)

    Al margen de las bromas, es cierto que con mentiras no se llega nunca a buen puerto... Siempre he preferido la Verdad (la mía en cualquier caso) o callar si es preciso.

    Un Beso de Verdad, María.

    ResponderEliminar
  61. Es cierto que, en ocasiones, la verdad puede ser terrible para alguien (caso de la mentiras piadosas); pero, como norma general, es bien cierto que si nos miente alguien que nos importa, como dijo Nietzsche, la confianza se pierde. Y una confianza que se ha roto no suele admitir componendas.

    Un saludo afectuoso y aprovecho para felicitarte por tu bonito blog, María.

    ResponderEliminar
  62. Esa frase que compartes es la que suelo utilizar cuando me mienten, creo que encierra el quid de la cuestión... como tú dices, la mentira quiebra la confianza, cuando se quiebra la confianza se resiente la convivencia, cuando se resiente la convivencia se desordena la vida, cuando se desordena la vida se multiplican los problemas... a veces la mentira lo fastidia todo...

    Dicen que hay cuatro formas de mentira: grandes mentiras, mentiras, pequeñas mentiras, y la Estadística... la cuestión es que lo que para unos es una pequeña mentira tal vez para otros sea una gran mentira... no sé, como en todas las cosas, en este tema también hay aristas y ángulos...

    Besos.

    ResponderEliminar
  63. Hola Maria
    Debemos aprender a guardar secretos.En muchos casos funciona.
    A veces sin decir la verdad completa, podemos salir de apuros, siempre que no dañe a una tercera persona.
    Saludos!!!

    ResponderEliminar
  64. Mentir ayuda a vivir....

    mi beso

    El magnetista

    ResponderEliminar
  65. Mentir no conduce a ninguna parte. Decir la verdad conduce normalmente al desastre.

    ResponderEliminar
  66. Me gustas. Detrás de cada entrada hay una buena reflexión.

    Sigo por aquí.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  67. No soportamos nuestra propia realidad. Tenemos un enorme complejo de lo que somos. Mentimos y finjimos, pero las peores de todas son esas mentiras que quiebran la confianza que se nos tiene.

    ResponderEliminar
  68. Lo que no se debe hacer es dañar a otro. La mentira cuando se descubre hace daño porque te sientes estafada, engañada...es como si todo a tu alrededor se tambalease. No sabes qué creer de esa persona. Ya nada vuelve a ser igual. Se le perdona pero cae muy abajo. Sobre todo si ha utilizado la mentira para beneficiarse de alguna forma, abusando de tu amistad y de tu ingenuidad.
    A mi me gusta decir lo que pienso y si no puedo me callo.
    Saludos

    ResponderEliminar
  69. María, desconfía de la gente que dice que nunca miente, son los que más lo hacen y sus mentiras son como cuchillos afilados. Jamás perdonan que se les mienta pero están dispuestos a humillarte por una mentira.
    Es la ley de la vida, es la ley del dolor.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  70. Intento no mentir, pero si alguna vez lo he hecho ha sido "mentira piadosa". Desde luego después de una mentira ya nada es igual. Un abrazo Maria

    ResponderEliminar
  71. ¿casualidad?
    ayer comencé a leer un libro que se titula "Siete mentiras" y empieza con una frase de Martín Lutero que dice: Toda mentira debe engendrar otras siete si aspira a resultar verosímil y a envolverse en el aura de la verdad.
    La mentira es peligrosa, un boomerang que tarde o temprano te da un golpe en la cara.
    Besos grandotes

    ResponderEliminar
  72. la mentira es mentira
    y le damos la justificación según nuestras propias subjetividades

    craso error, la verdad es igual de subjetiva como la mentira


    besitos de luz

    ResponderEliminar
  73. A los cuatro años, la mentira se considera un signo de inteligencia, aprendemos a protegernos de los demás, a refugiarnos... pero todo en su justa medida y, sobre todo, en qué momento puede resultar nocivo y algo peligroso para uno mismo o los demás o es simplemente un modo de esconder algo que hemos hecho mal, a modo de ocultación de la verdad... hay tantas circunstancias que no es difícil decantarse por una única opción o pensamiento.

    saludos.

    ResponderEliminar
  74. Soy muy confiada, e ingenua, suelo creerme todo, pero porque me gusta ir siempre con la verdad por delante, y por eso mismo creo que todo el mundo es como yo, creo que si tuviera que hacer una obra de teatro representando a otra persona, no podría hacerlo.

    No niego que, mentiras sin importancia sí he dicho, así como alguna vez he suavizado alguna verdad para que no fuera fuerte a quien iba dirigida, o incluso, antes de mentir he preferido callar ¿vosotros creéis que se puede considerar una mentira el silencio?

    De todas formas yo creo que los ojos no mienten, y que mirando de frente a quien te está hablando puedes saber si está mintiéndote o no.

    A través de este medio no vemos nuestros ojos, pero sí leemos nuestro interior, con cada uno de nuestros escritos, o comentarios, y creo que tenéis razón, porque como habéis dicho más arriba, quien miente tiene que tener mucha memoria para hacerlo y ser un buen actor.

    Gracias a todos por la sinceridad de vuestras palabras, y vuestras reflexiones, es un placer teneros cerca y leeros.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  75. Prefiero ir con la verdad por delante aunque no siempe me granjee afectos.
    Besitos

    ResponderEliminar
  76. El sistema informático, a pesar del asombro que nos produce su tecnología, es fràgil, encuanto seguridad del usuario. Un beso. carlos

    ResponderEliminar
  77. BELKIS Y CARLOS

    Muchas gracias por vuestra huella.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  78. Bueno, todos hemos mentido en alguna ocasión, cierto, quien más y quien menos, pero la mentira en sí misma es aborrecible y eso de que hay "mentiras piadosas"...comprendo que a un enfermo no se le pueda a veces decir la verdad sobre su mal, para no empeorarle bajándole la moral, pero el resto de las "mentiras piadosas" son, sencillamente mentiras y como tal, no están bien.
    No hay nada mejor que la sinceridad, para bien y para mal. Con la verdad por delante se llega más lejos que con ninguna mentira, pero hay gente que miente de forma compulsiva, como una cuestión de costumbres. Yo confieso que alguna vez he mentido, pero también que me he sentido muy mal haciéndolo. Otro beso grande, mi muy querida María.

    ResponderEliminar
  79. Pues sí, cuando se pierde la confianza, se ha perdido todo

    ResponderEliminar
  80. Aunque se mienta la verdad siempre sale a flote,seguro que muchos de nosotros conocemos muchos ejemplos.

    Las que más daño hacen son las que se disfrazan de verdad.

    Saludos afectuosos!

    ResponderEliminar
  81. MAYTE, MARÍA JESÚS Y ANTONIO

    Muchas gracias por vuestras reflexiones en este post.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  82. Es todo un tema la mentira, aunque hay verdades que duelen mucho más. Lo paradójico es que toda mentira tiene justificación, o una aparente justificación…entonces, quedará en uno hacer un juicio de valor y entender a la otra persona o no. No es fácil, para nada, para nada.

    Beso!

    ResponderEliminar
  83. MANU

    Gracias por aportar tu interesante reflexión respecto de este tema de la mentira.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  84. Bueno, te había puesto un comentario y no sé por qué no se ha publicado. Te decía, que yo, nunca fuí buena ni para la mentiras piadosas, porque enseguida me ponía de todos los colores y se me notaban, con lo cual, siempre he preferido la verdad aunque sea dolorosa. Un beso

    ResponderEliminar
  85. LUCY LÓPEZ

    Gracias por tu comentario.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  86. Siempre he creído que el pecado nacional no era la envidia, sino la mentira.
    Todos hemos mentido en más de una ocasión. Entra dentro de lo humano. Todos somos imperfectos y -a veces- poco razonables.

    Pienso que mentir para hacer el bien o para evitar un mal, en verdad, no es mentir. Quizás tenga otro tipo de denominación.

    Sin embargo, mentir y hacer daño a los seres queridos, a la persona amada, es algo que sólo el tiempo y el alma nos ayudará a curar.

    No reparar ni enmendar las mentiras crueles y desalmadas, conlleva una pena doble pena para quien las emite.

    Muy buena entrada. Saludos.

    Toni Sagrel

    ResponderEliminar
  87. TONI

    Muchas gracias por llegar hasta aquí.

    Muy interesante tu punto de vista, gracias por compartirlo.

    Un beso.

    ResponderEliminar

Tu opinión es importante. Muchas gracias.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...