miércoles, 3 de noviembre de 2010

"A mí que me den las flores antes de mi funeral"


En el día de "Todos los Santos", una vez más, hemos acudido, como cada año, al cementerio, desfilando con flores a cual más bonitas, a pesar de la crisis, no se ha notado, porque no hemos abandonado la tradición de llevar a nuestros seres queridos las flores. Todos los panteones estaban abrigados con grandes ramos y centros de flores, los cementerios estaban radiantes de luz y de color, parecía como si hubieran recobrado vida.

La verdad es que estos días no me gustan nada, prefiero ir al cementerio cualquier otro día del año, porque más bien parece un día de carnaval, desfilando cada uno disfrazado de grandes ramos de flores, si voy es porque me siento obligada por la familia, así como influenciada por la sociedad porque lo marca la tradición, pero no porque sienta necesidad de acudir al cementerio.

A mis seres queridos fallecidos los llevo siempre conmigo dentro de mí, los tengo en mi recuerdo, y precisamente, anoche les estuve viendo, de uno en uno, me daba la sensación como si me quisieran transmitir algo...







82 comentarios:

  1. María hace años de años que no piso un cementerio, a mi padre, a una hijita que murió al nacer las llevo en mi corazón, en mi mente, odio el cementerio sineto que lo allí son solo cáscaras vacías, la persona es la que tenia vida, la que recuerdo. Besos tía Elsa.

    ResponderEliminar
  2. Totalmente de acuerdo contigo María. A las pèrsonas que quieres, hayan fallecido o no siempre las llevas en el corazón.

    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Hola María, me alegro de pasar nuevamente a visitarte, coincido totalmente contigo, yo diría que se ha convertido en una fería con la diferencia que en vez de lucir modelitos se van luciendo las flores haber que ramo o centro se lleva la palma.
    Si pasas por mi blog verás como también le he dedicado a este día una entrada.
    A mis seres queridos los llevo dentro de mi corazón.

    Un besito
    Isabel

    ResponderEliminar
  4. No me gusta ir al cementerio, además los seres que más quiero no están en ese lugar,sus cenizas reposan en un sitio mucho más agradable, los cementerios me producen mucha tristeza, y es verdad los seres queridos estan en nuestro recuerdo continuamente.
    Un beso María.

    ResponderEliminar
  5. Estamos unidos por un mismo sentimiento María. Son hermosas las flores,para dar en vida a quienes amamos,saludamos,inauguran algo.Son un símbolo de festejo.Los que partieron viven en nosotros.
    Aquí en los cementerios la gente no se amontona como antes.Creo que la mayoría piensa de igual manera.No solo en el Día de Todos Los Santos,aún en el día de la madre u otro,cada uno lo recuerda a su manera. No hace falta una fecha en particular,o seguir tradiciones.
    También los visualizo y hablo con ellos cuando lo deseo o necesito.Aunque respeto las formas y creencias de cada uno.

    Un beso,amiga.

    ResponderEliminar
  6. Estimada amiga lo que tuve que hacer lo hice en vida a mis padres ,doce años cuidándolos, por tal motivo tengo mi sentimiento y mi conciencia tranquila.

    Pero el cementerio no lo piso y siempre los tendré en el recuerdo y no los olvido.

    ResponderEliminar
  7. Pues yo no voy... uno de mis hermanos va cada año (casi todos los meses realmente) y sé que el nicho de mis padres (ambos están juntos) está bien cuidado, así que yo ¡paso! Lo que sí hago es ponerles velitas en casa (aún hay una encendida).

    Y por supuesto a mis hermanos les tengo dicho que yo incinerada y mis cenizas al mar, mi amado mediterráneo, junto a mi casa. No quiero tener esclavizados a ninguno de ellos con mis restos. Cuando me vaya, adiós. Porque en vida me están dando todo el amor que necesito.

    Pero respeto a quienes lo hacen,sobre todo si es por amor.

    Abrazos para ti, amiga

    ResponderEliminar
  8. Cada persona tiene sus costumbres y sobre todo cuando está reciente la muerte de un familiar es como un consuelo la visita al cementerio. Pero yo pienso como tu, que a los seres queridos que han muerto se los lleva en el corazón siempre y en cada lugar. Hay que cuidar a los que están vivos que son los que lo necesitan. Un beso

    ResponderEliminar
  9. Nuestros seres queridos no necesitan flores, no tienen sentido. Soy creyente, por eso prefiero una oración.

    mariarosa

    ResponderEliminar
  10. Como todos, tengo familiares y amigos que ya no están, pero tampoco les tengo en un cementerio.
    No voy nunca a ese sitio porque para mi, allí no hay nada , ni nadie.
    Sería demasiado triste pensar que tengo en un sitio tan frío y lúgubre a quienes quise.
    No. Mis seres queridos están en un lugar de felicidad. No sé donde está, pero sé que es infinitamente mejor que esto, y por supuesto que un cementerio.
    Y del gasto de tumbas, panteones, y flores...mejor no hablo, porque me enoja mucho algo tan absurdo como tirar así el dinero.
    Conste que es mi opinión, pero respeto a todo el mundo, haga lo que haga.
    Un beso María.
    Muchos cariños, amiga

    ResponderEliminar
  11. MI abuela decía, quiéreme en vida, que sé que me hará feliz saber que tu me quieres, no lo hagan de muerta que no sé si lo sentiré.
    Como siempre llevas razón en tus reflexiones, María.
    un abrazo.
    Leo

    ResponderEliminar
  12. No soy muy partidario de los cementerios y no voy salvo para los entierros.

    Saludos

    ResponderEliminar
  13. Los llevas en el corazón.
    Eso es lo importante.

    En el cementerio no hay nadie.

    Besos.

    ResponderEliminar
  14. Es lo de siempre... el comulgar con las fechas señaladas por una costumbre de antaño o el no tener en cuenta esos días... y hacerla a la propia conveniencia y gusto... un beso.

    ResponderEliminar
  15. Hola María.

    Cuando me toque decir "adiós, muy buenas", lo que quiero es que me pasen por el horno y que me esparzan por ahí, por el ancho mundo. Y que dejen que las flores crezcan en el campo. Cada uno en su sitio.

    besos.

    ResponderEliminar
  16. Es el típico ¡¡Qué dirán!!.
    Habrá gente que no coma ese día, pero flores a los muertos, que no falten. Siempre me hice esa pregunta.
    ¿Para qué??
    Besos

    ResponderEliminar
  17. Prefiero recordar a mis seres queridos todos los dias que me vienen a la memoria y no un dia concreto...ademas en el cementerio no tengo a nadie...están en el mar...y eso, las flores a los vivos.
    Respeto a quien piesa lo contrario.

    ResponderEliminar
  18. Yo tampoco quiero flores. Ni siquiera quiero tumba.
    Besos.

    ResponderEliminar
  19. Un cementerio mal cuidado hay aqui en el pueblo,pero se gastan un dineral en hacer unas lapidas a cual mas bonita. ¿me pregunto Para que?
    Besos María

    ResponderEliminar
  20. Hola. Totalmente de acuerdo contigo.Yo ya le digo a mi familia siempre lo mismo, darme las flores de vida. Tengo ido a cementerios, y algunos no se que parecen. La gente habla, grita, dice tonterias, se debia tener mas respeto. Algunos no solo van presumir de flores y ramos, si no tambien de vestidos, y hasta de que lloran mas que nadie. Respeto mucho esta tradicion, y cada uno lo haga a su sentir, pero oir comentarios como: mira fulanito.a no le pone en todo el año, e ahora mira, que flores puxo, con maldad. Y tu que hablas, si tu no las pones por tu muerto, si no por la gente. Que triste.
    Hay gente que lo hace de corazón, va ese día y habla con su pariente, y le deja unas flores. Lo respeto muchisimo, pero que me respeten a mi tambien.
    Mi marido lo incineramos, y deposite sus cenizas en el mar, en un contenedor biodoegrable. EStuvo expuesto a caja tapada, pues no es ningun mono de feria para tenerlo expuesto, y mis hijos no lo soportaban, ademas ya lo habian visto enfermo muy desmojaro, todos, para que seguir viendolo. Lo vimos en su ataud, cuando lo pusieron, y antes de incinerarlo, le pusimos pasamos el que quiso, allegados mas directos, y le pusimos una flor, unas tarjeta, un dibujo de mi sobrina para el, y luego se volvio a cerrra la tapa.El que quiso le dio un beso, la verdad lo pusieron muy guapo-
    Yo le pongo luz, una oracion, y una flor en mi casda cuando me apetece (no hace falta un ramo)y quiero no cuando me obligan.Tiene su rincon alli, y mis hijos cuando le apetecen tambien se la ponen, y no tienen que aguantar las tonterias de algunos.
    El amor, y el recuerdo, no se demuestra con flores. Ni con nichos explendidos, cada uno lo hace a su manera. Todas son validas.
    "no le niegues una caprichito en vida, y luego lo derroches en flores caras despues de muerto, daselo ahora".
    Un abrazo. muy bueno el post
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  21. Se van. Y ya no vuelven más. Qué importancia tiene el día en el que se les llevan flores.

    Besos, María.

    ResponderEliminar
  22. Pienso exactamente lo mismo, María, estos días son más comercio que afectos. Recuerdo a mi madre que siempre me decía: "el día que yo me muera, te prohíbo que me lleves flores". A mí me causaba mucha gracia, pero ahora a la distancia, me doy cuenta lo claro que ella tenía el panorama.
    Yo también llevo a todos en mi corazón y no voy casi nunca al cementerio, es una cuestión de sentimientos... auténticos.

    Un beso grande, amorosa ;)

    ResponderEliminar
  23. Hola María,muy acertado tu post,a los parsonas se las ama y respeta en vida!!!!!
    Mis hijos ya saben que no quiero nada de nada cuando muera.
    Yo,ya me he plantado,he cosechado y me comprado todas las flores que mi necesidad y mi gusto han querido y lo seguire haciendo..y también he recibido flores muy bellas en mi vida,como por ejemplo mi abuelita el día d emi cumple me traía de su jardín la primer "azucena",la cual siempre abría el día de mi cumple en este mes en pocos días!!!y eso lo tengo grabado en mi mente!!!!
    Recuerdo a mis muertos a diario en hechos,actitudes y sensaciones!!
    Muchas gracias por tu post....
    Besos.
    Ambar...

    ResponderEliminar
  24. No tengo manías al respecto, porque aun cuando llevo a todos los que he amado en el corazón y los recuerdo sin necesidad de día preestablecido, te reconozco que me encantan los cementerios. Quizás los días menos adecuados para visitarlos sean éstos, a pesar la belleza de las flores los adornen.
    Me gusta la paz que atesoran los cementerios, el paseo calmo que me inspiran al compás de la certeza absoluta que todos tenemos: la de la muerte. Suelo ir alguna que otra vez y salgo con la humildad bien asegurada, por si había tenido tentaciones de olvidarme de ella.

    Pero hay una cosa en la que coincido contigo, estimada María: las flores las quiero ahora, en vida, que me encantan.

    Besos muy, pero que muy vivos.

    ResponderEliminar
  25. no entiendo esa adoración a los muertos

    ResponderEliminar
  26. Mi polvo se juntará bien con la buena tierra.

    :)

    ¿Qué canción pondrías en tu entierro?
    Un amigo me pregunto una vez eso, y lo cierto es que voy cambiando de opinión... Debe ser el cómo vivo cada día.

    :)

    ResponderEliminar
  27. María a mi también me pasa como a tí.
    Precisamente hace ya un año que murio mi padre. Y si te digo la verdad, no creo que pise nunca más un cementerio. A mi papá lo llevo conmigo cada día en mis recuerdos, en los consejos que me daba ante circunstancias que se me presentaba en la vida....
    Cuando oígo decir a la gente de llevarles flores ... se me encoje el alma porque no sigo ni comparto esta tradición. Prefiero regarlarselas en vida. Un beso.

    ResponderEliminar
  28. Has escrito lo mismo que hablé yo con unas amigas el domingo, ya que no fui al cementerio el día de todos los santos. No voy en todo el año y es muy triste ir ese día solo por el hecho de que los familiares de las tumbas de al lado no nos critiquen y digan que tenemos abandonados a nuestros seres queridos. Me faltan mis padres y tengo fotos de ellos por toda la casa, cada noche antes de irme a la cama les doy un beso como acostumbraba a hacerlo cuando vivían, que les hacen las flores en el cementerio?. Un besito

    ResponderEliminar
  29. Hola María, buen tema, gracias por traerlo. A mi que me las den de vivas no de muerta.Respeto mucho a la gente que le gusta ir a los cementerios, y llevar flores, si les hace bien. Pero conforme se les respeta, que respeten ellos a los que piensan, diferente, y no los critiquen por no hacerlo. Para mi es un lugar sagrado, donde reposan los restos de la gente, y a veces parecen ferias, la gente habla y chilla, cuenta chistes, van a presumir de ropa y de ramo, y a criticar aquel que le pone hoy y no le pone el resto del año. Etc... TE RESPETAMOS RESPETA TU A LOS DEMAS. Mi marido fue incinerado y sus cenizas la echamos al mar, en una ceremonia intima. Cada uno se despidio de el alli, solo asu manera. (por supuesto el recipiente era viodegradable). Yo tengo un rinconcito con su foto en mi casa, y cuando quiero le pongo alguna flor, una vela, o carta. Sus hijos cuando quieren tambien lo hacern.Los cementerios me parecen tetricos, yo cuando miro al mar veo que hermoso fue su lecho de sus restos, y cruzo todos los mares, en libertad. si hubiera tenido un campo, lo hubiera puesto en la tierra, y plantado un arbol encima.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  30. Totalmente de acuerdo María. Siempre he considerado que este tipo de actos son de cara a la galería, para "el qué dirán". Algunos habrá, claro, que llevan sus flores con todo su amor,ese día y cualquier otro.Es como si ese día tocara paseo por el cementario, como si de la plaza del pueblo se tratara.Pero ya te digo que son pocos. El dineral que se gastan muchas familias, da coraje, con la necesidad que hay actualmente.Pero cada uno con su tradición. Actualmente se opta más por la incineración y por dejar las cenizas en otros lugares fuera de los cementerios. Veremos dentro de unos años si cambia la tradición.
    Un saludo, sigo leyéndote

    ResponderEliminar
  31. Yo tampoco tengo costumbre de llevar flores al cementerio, mis padres tampoco nos lo inculcaron de pequeños.
    Pero cada día me acuerdo de las personas que hicieron de mí una persona adulta.
    Un abrazo fuerte desde mi librillo.

    ResponderEliminar
  32. Tampoco me gustan los cementerios y menos cuando están plagados de gente,nosotros nos adelantamos a la fecha un par de días para tener esa necesaria tranquilidad.

    Los días señalados son solo eso,el recuerdo acompaña el resto del año.

    Abrazo y saludos afectuosos!

    ResponderEliminar
  33. No somos de cementerios...
    Má bien de llevarlos en el recuerdo cada día de la vida misma. Ello nos hace y los hace grandes.
    Flores se pueden poner por casa si se quiere, en su nombre, y no precisamente ese día señalad


    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  34. Soy de tu opinión.Quiero las flores antes.Pasear por el cementerio me deprime.Cuando esté tiesa(sin vida) que me den un paseo por toda la rambla de las flores,.Tengo escrito que quiero una caja con un agujero sacando mi mano fuera para ir señalando,chao,chao,Una almohada cómoda,me iría de perlas,
    padezco un poquitín de las cervicales.Tambien quiero un telescopio.Sería genial

    ResponderEliminar
  35. A mis sentidos
    fluyen los pensamientos
    donde tu eres la principal
    protagonista cada mañana
    mi querida amiga María...

    Protagonista cada mañana
    para acercarme
    una reflexión
    bordando una caricia
    en letras doradas
    para el alma

    Para el alma
    que sigue flotando
    sin salir aun de su letargo
    ante una posible realidad
    que asume con ilusión
    al ver un nuevo amanecer

    Al ver un nuevo amanecer
    con la esencial necesidad
    de pasar a saludarte y a darte un abrazo
    con la ternura y el aprecio sin igual
    del río de vida callado y sosegado
    que por mis venas transita

    Que por mis venas transita
    acercándome ese rayo de tu luz
    que supera a todos los demás
    por su calidad en el empeño
    que atrapas en el interior del espíritu...
    ...y al transmitírmelo me haces sentir
    muy afortunada...
    ...porque compartes tus letras
    y sincera amistad conmigo.

    María del Carmen

    ResponderEliminar
  36. Totalmente de acuerdo contigo, María. Mi madre decía lo mismo que tu título. Es más, quiso incinerarse y fueran echados al mar las cenizas, porque sabía lo que era. Para ella todo esto era comercial. Y, llevarla, la llevo siempre conmigo, no porque sea un día señalado.

    Un beso,

    Margarita

    ResponderEliminar
  37. De total acuerdo contigo María,yo no quiero tumbas ni flores el día que me vaya, las flores me encanta si me las regalan hoy, y por supuesto regalarlas yo tambien.
    En vida hay que amar y cuidar, y al morir llevar el recuerdo en el corazón de las personas queridas.

    Como siempre, incluso ahí...compitiendo.

    Besitos.

    ResponderEliminar
  38. Tal vez tu premonición sea cierta y quieran decirte algo. Ya sabes que aunque se van nunca nos abandonan.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  39. A mi también, que me las den ahora y YA!
    Sabes...cuando yo tenía 21 años mi papá murió, él quiso que sus cenizas fueran al mar ...en ese momento sentí mucha tristeza...pero hoy se lo agradezco porque realmente no me gustaría que estuviese su cuerpo en el cementerio, prefiero guardar su recuerdo en mi corazón ETERNO.
    Besos para ti.
    mar

    ResponderEliminar
  40. Esos mismo dice mi madre... las flores en vida.

    Un beso

    noche

    ResponderEliminar
  41. Las flores nacen cada día en tu blog.
    Comparto tu opinión.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  42. Es curioso, leyéndote me he dado cuenta que este día siempre me toca en un sitio donde no tengo a ningún familiar en el cementerio, el precio de haber viajado tanto todos en mi familia, así que nunca he ido al cementerio en este día.
    Salud y besos

    ResponderEliminar
  43. El otro día dijeron que en España hay catorce cementerios declarados de interés cultural... una visita a un cementerio puede ser enriquecedora.

    El recuerdo a nuestros seres queridos no debe tener undía señalado y todos los días deben estar en nuetro corazón antes que bajo tierra.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  44. Hola María, pues a mi me pasa algo parecido, con los familiares muertos.
    en los pueblos hay mucha tradición de ir a los entierros de las personas que se mueren y yo suelo hacerlo cuando es alguien conocido bien mio o de la familia y es entonces cuando aprovecho para visitar a mis padres que son los únicos (y que sea por mucho tiempo) que estan enterrados, mas que nada por ver las tumbas y que todo esté en "orden".
    Lo que no hayamos hecho en vida mal lo vamos a hacer en muerte.

    Besos
    el lio de Abi

    ResponderEliminar
  45. Pues yo no voy al cementerio en este época...por principio, Voy en los aniversarios o cuando quiero. Por malos recuerdos, no me gusta que me regalen flores en vida- tampoco lo hace nadie, solo mis ahijados- y tampoco las quiero de muerta, aunque creo que no podré opinar.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  46. Yo vivo cerca del cementerio de La Almudena, el camposanto más grande de Europa. Ahí tengo enterrados a casi todos mis seres queridos. Hace ya muchos años, nueve o por ahí, que no voy el día 1 de noviembre. Mis visitas suelen producirse en mayo y en agosto, cuando todo es quietud y puedo "dialogar" tranquilamente con ellos.

    ResponderEliminar
  47. me ocurre como a ti, María, cualquier día del año prefiero ir al cementerio, mas que en estas fechas, pero voy, como tu bien dices también, obligada un poco por la familia y la tradición.
    Las imágenes de mis seres queridos que ya me dejaron, las tengo aquí, por los estantes de mi casa, y sus esencias, sus recuerdos, siempre en mi corazón.

    Besos. María

    ResponderEliminar
  48. Honrar a los muertos tiene un efecto tranquilizador en los vivos... Por eso yo no veo mal estas costumbres.

    Si la gente desea llevar flores, pues que las lleve... Es algo que esta anclado en tradiciones muy antiguas... Algo de bueno debe tener, sin duda...

    Las cosas que no tienen algo de positivo no perduran durante milenios.

    Un abrazo, Maria

    ResponderEliminar
  49. A mi padre lo llevo en mi corazón y cuando murió, me reservé el derecho de llorarle y echarle de menos el resto de mis días... pero también me gusta ir al cementerio, porque en mi familia hacemos una fiesta de ese momento, no vamos en todos santos, vamos el día de su muerte que estamos más tranquilos y vamos con los niños que juegan por allí, cogemos la escalera y subimos todos para colocar la flor, a ver quién la deja más bonita... En casa lo celebramos todo: cumpleaños, santos, fiestas locales, días de la madre, reyes magos, navidad, pascua, fallas, días del padre... y también la muerte.

    ResponderEliminar
  50. Hola María, cada cual tiene el derecho de recordar y amar a los suyos de acuerdo a sus sentimientos y convicciones, pero una cosa es segura; la fragancia, el color y las formas de las flores ¡Ahora! Que las pueda vivir.
    Abrazo.

    ResponderEliminar
  51. La frase que has puesto la decia mi madre"a mi regalarme las flores ahora,despues no podre disfrutarlas"
    A mis padres los incineramos cuando hicieron los diez años de haber fallecido,cuando estuvieron en el nicho fui muy pocas veces a verlos,quizas porque aún les guardaba rencor...o quizas porque sabia que allí sólo estaba sus cuerpos y ademas no me gusta ir a los cementerios pienso como tu,ellos estan dentro de nosotros para bien y para mal.

    UN BESAZO PRECIOSA

    ResponderEliminar
  52. Hola María
    Siempre sentí que mis seres queridos no están en el cementerio, si bien su cuerpo se merece una flor, para mí están en el día a día, en las cosas simples de la vida, en lo que tocaron, donde vivieron en el legado que dejaron en el recuerdo de miles de anécdotas que los recuerda y sobre todo están en mí que los llevo muy dentro y aunque ellos estén en otra dimensión, yo los siento muy cerca.
    Abrazo y besos

    ResponderEliminar
  53. A mí tampoco me gusta visitar los cementerios, y menos por estas fechas.
    Estoy de acuerdo con tu título, si me han de dar las flores que lo hagan en vida. Una vez que uno fallece no sirven para nada.
    Un abrazo.
    Juan Antonio

    ResponderEliminar
  54. Hola María, a mi los cementerios ni me gustan ni me dejan de gustar, en estos momentos para mi es una necesidad, se que algo de mi madre está allí, (recuerda que hace poco la perdí)a veces necesito ir y te confieso que me siento en la grama es un jardín y se me revuelve el alma, pero se que hay algo allí de ella, es lo más cerca que puedo estar. Flores se las di en vida y ahora es mi ofrenda. Yo si creo que es preferible estar en la tierra, me reconforta saber que mi cuerpo contribuirá a ser la sabia de otros seres que van a nacer de mi...
    Pero no suelo ir días especiales , voy cuando lo siento, allí juntos están mis padres y mi hermano menor, allí los acompañare,un beso María (Todos se fueron muy pronto)

    ResponderEliminar
  55. Hace días que tengo en mente visitar tu espacio y por una cosa o por otra me he demorado sin remedio. No tengo perdón. Quisiera agradecer tu visita y el interés que mostraste en conocer de dónde venía aquel comentario que escribí en el blog de Javier. Me halaga muchísimo haber despertado ese impulso, espero no haberte defraudado.
    En cuanto al tema de este post decirte que yo si que visito el cementerio con una regularidad constante, cada sabado alterno voy a ponerle flores a mi hermano que aún no hace dos años que nos dejó. Es algo que me reconforta y alivia, por eso lo hago. Sin embargo el día de todos los santos evité la visita al cementerio precisamente por lo que describes con tanto acierto. Puse las flores un día antes y me ahorré ver el paseillo de gente desfilando uno tras otro a sabiendas que el resto del año no pisan el lugar para nada.
    Creo que cuando las cosas se hacen por obligación más que por devoción, pierden todo el sentido.

    Te envío un saludo sincero.

    ResponderEliminar
  56. No acostumbro a visitar el cementerio, prefiero recordar a las personas como las conocí.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  57. Cuando llegues
    a esta mi casa
    de mano
    ya estas
    invitada

    Disfrutando
    de las rosas
    que hablan
    de amor
    sin edad

    Y de la dulzura
    afrodisíaca
    de los bombones
    que hipnotizan
    el placer
    de los pensamientos...

    Maria del Carmen

    PD/Mañana... Ya es demasiado tarde.

    ResponderEliminar
  58. Tengo lirios de casablanca en mi casa,dedicado a los que amo y que ahora no estan.
    Su perfume,reconforta el alma,y su color blanco en estrella de 5 puntas,es lo que me apetece para mis muy querid@s.
    Es simbolo de mi amor por ellos.
    No voy al cementerio pq sé q no estan allí.Aunque también pq se va a visitarlos a ese lugar,estan con sus familiares.
    Enviarles Luz y Amor,desde el corazón,poner su música favorita recordar los buenos momentos con ellos..y reir con ellos para que no esten tristes por nosotros.
    Ellos nos vienen a buscar cuando volvamos a casa.Y siguen con nosotros cuidandonos y guiandonos,más cerca de lo que creemos.
    Los Lazos de Amor perduran eternamente.
    Mxs bsss María.

    ResponderEliminar
  59. Evidentemente todo es un negocio,flores,tumbas,panteones etc.Lo importante es sentirlos muy cerca,orar por ellos y recordarlos siempre.
    Te dejo mi gratitud y mi felicitación por el post,María.
    ...Y un abrazo y un beso.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  60. Yo también creo que el cariño lo llevas dentro y, cada día sientes pena porque te han dejado sobre todo los padres y los abuelos los más queridos sin lugar a dudas...Dejo que cada cual haga lo que quiera segun su parecer... Pero, pienso lo mismo que tú. Un abrazo y feliz tarde.

    ResponderEliminar
  61. ¡¡¡PUES TIENES RAZÓN MARIETA, HEMOS COINCIDO TOTALMENTE!!!


    ¡¡Acabo de verte en mi casa y además en casa de Franki, que le he ido a dejar la chuleta para hacer los enlaces, por cierto si quieres puedes usarla tú también, sigue lo que le pongo a él y verás qué fácil, además así me cuelgas cosas, ya ves que yo no doy puntada sin tirón!!

    Por cierto pero ¿¿cómo se te ocurre pedir perdón por ir al blog o dejar comentarios??
    ¡¡tú sabes lo que me gusta verte allí!!
    ¡¡Ojalá estuvieras más cerca MARIETA!!

    Yo creo que nos íbamos a llevar de maravilla, seguro que entonces huías de mi que no veas lo que me gusta achuchar a mi jajaja tengo frito a mi hijo pequeño, que es el único que se me deja y me soporta jajajaja


    ¡¡TÚ SÍ QUE ERES BONITA!!:-)


    Muchísimos besos MARIETA
    Muaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaakss ¡¡guapísima!!


    ¡¡DISFRUTA DE ESTE DÍA PRECIOSO!!

    ResponderEliminar
  62. Tienes razón María a ti también me causa tristeza este dia, por varias razones
    Te felicito por tu blog es muy bonito, la música me gusta mucho.
    Como prometi en mi blog a tu comentario tan bonito, aquí estoy visitándote.
    Ahora en mi blog estoy con la entrada de mi novela que es larga, por si quieres leerla yo encantada es una love history, pero el sábado la cambio por un cuento o poema corto.
    Te sigo, espero volver a recibirte por el mio asi nos seguimos y acompañamos.
    Besitos nueva amiga. Nos encontramos.

    ResponderEliminar
  63. Muchísimas gracias...

    Un abrazo inmenso, María...

    ResponderEliminar
  64. A mí también. No quiero flores después de la vida. Ni funerales tampoco.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  65. Sin duda, las visitas, regalos y dedicaciones hay que hacerlas en vida no una vez que haya fallecido. Pero por otro lado, están las tradiciones (quien te escribe hace muchos años, muchos que no visito el cementerio, allí está mi abuelo), si queremos que permanezcan, hay que continuar realizándolas años tras año... pienso en la tradición de salir al campo a comer castañas asadas, preparar dulce membrillo (y que conste, que no voy al campo a comer castañas porque vivo en él y no hago dulce membrillo porque lo prepara mi madre...) ha de mantenerse para las nuevas generaciones...

    Comparto tus palabras, aunque siempre hay matices.

    saludos.

    ResponderEliminar
  66. DE acuerdo contigo, a los seres queridos, como te dice FERNANDO, los llevamos en nuestro corazón vivos o muertos.

    Besos y gracias por ser la primera en llegar a mi fiesta bloguera.
    ¡Qué lindo, como me gusta tenerte conmigo!

    ResponderEliminar
  67. Amiga María: Estoy de acuerdo totalmente con tigo, las flores hay que ofrecerlas en vida sin perder ni un minuto, el amor, las caricias, las atenciones, la expresión de que lo o la y los quieres, esas son las flores que hay que ofrecer todos los día a quienes quieres, y aquellos seres queridos que ya se los llevo el Señor los ramos cuajados de oraciones.
    María un fuerte abrazo y recibe la flor de mi afecto

    ResponderEliminar
  68. A mí los cementerios me deprimen. Hacía tiempo pues, que no iba, pero desde que hace cinco años murió mi padre, cada vez que llegan estas fechas vamos con mi madre a llevarle flores. Y me pongo triste.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  69. Las flores no son para ellos. En realidad, son para nosotros.
    ¿Quién en su sano juicio entregaría algún regalo a un muerto?

    Hay muchas formas de homenajear a los que no están. Yo prefiero la íntima de mis recuerdos.

    Besos.

    ResponderEliminar
  70. MARIETA

    ¡¡Lo siento!!

    acabo de ver en casa, el error que coloqué en la chuleta, he ido a casa de Franki, para que no se volviera loco al intentarlo y ya te he visto a ti avisándolo...

    Si es que estás en todo ( bueno y LOLI, que si no es por ella en el email que iba a enviarte lo colocaría igualmente mal...

    Precioso lo que me has dejado...

    te nombro...

    ¡¡¡ENLAZADORA OFICIAL DE LA BLOGOSFERA!!! :-)

    ¿Te quieres creer que Marina ni si quiera quiere intentarlo porque dice que es incapaz? a ver si tú la convences de lo fácil que es...

    Bueno, espero tu música cielo jijiji


    Mil besos y felices sueños cosa bonita.

    ResponderEliminar
  71. María, el post que he colgado me lo has inspirado tú...Recuerda que te dije:ERES AGUA LIMPIA Y CLARA...!Lo he dedicado a todas las personas que como tú son auténticas,fluyen llevando lo mejor de si mismas,dejando su ánimo,su cariño de forma incondicional...!!
    Asi que es un placer compartir tu palabra y tu amistad.
    Mi abrazo inmenso amiga.
    M.Jésús

    ResponderEliminar
  72. Pues yo también las quiero en vida, que como tengo dicho que me incineren y esparzan mis cenizas, no las había de poder disfrutar.

    ResponderEliminar
  73. Yo estuve en el cementerio a llevar flores.. pero, al igual que tú, prefiero ir un día cualquiera cuando no hay nadie...

    Besos.

    ResponderEliminar
  74. Comparto tus sentimientos. Loas muertos queridos se llevan en el corazón y en el recuerdo y allí siguen vivos. Los restos son sólo eso, acumulaciones de materias en transformación. Un beso

    ResponderEliminar
  75. María, para mí lo más importante es llevarlo en el corazón, yo no suelo ir al cementerio y si lo hago es en otras fechas. A mi me dá la sensación que todas las personas que van a llevarle un ramito de flores . es porque lo sienten y de una manera muy especial de hablar a sus muertos y se sienten muy felices de haberlo echo y de limpiar los nichos y tumbas dejándolo ya preparado para el año siguiente, es una manera de ver la vida y cumplir con los que ya se han ido.

    besitos

    luna

    ResponderEliminar
  76. En otro lado leí un post que comentaba sobre ese día, y tenía una visión algo parecida a la tuya, esa de pensar que si querés visitar a los que ya no están…tenés más de 300 días para hacerlo. Además, como bien decís, la cuestión es tenerlos presentes…ese es el quid de la cuestión.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  77. Muchas gracias a todos por compartir vuestros puntos de vista referente a este tema, todos son respetados porque cada cual es libre para hacer lo que le haga más feliz, que eso es lo más importante en esta vida.

    Gracias por visitar mi blog, por comentar, y también gracias a los que pasan sin dejar huella.

    Os deseo un feliz fin de semana.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  78. pienso igual que tu, soy poco afecta a visitar el cementerio, aunque mis padres ademas estan enterrados en otra ciudad al igual que todos los familiares difuntos, sin embargo tengo a i pequeño angel, mi hijo de 8 años y medio que perdi hace 5 años, pero a el no lo tengo en un panteon, lo tengo en una cripta en la catedral de mi ciudad, se me hace menos dificil para mi asi, para mi era doloroso imaginarlo bajo tierra asi que por eso esta en una cripta, asi que todos los domingos vamos a misa ahi mismo y despues bajamos a las criptas que estan justo en la parte baja del altar de la catedral, ahi le tengo sus cosas sus juguetes, sus angeles todo y sin necesidad de esperar un dia especial estamos con el constantemente, visitandole, bueno amiga te dejo un abrazo y bendiciones con amor...luz estrella

    ResponderEliminar
  79. Pienso igual que tú, María, que de los seres querido hay que acordarse todos los días y no uno al año y porque toca y también prefiero que las flores me las den en vida y no cuando no pueda verlas. Otro bsito, preciosa mía.

    ResponderEliminar
  80. ESTRELLA Y MAYTE

    Muchas gracias por compartir vuestras reflexiones.

    Un beso.

    ResponderEliminar

Tu opinión es importante. Muchas gracias.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...