viernes, 4 de febrero de 2011

"Abandoné el tabaco por amor a mi familia"


Quiero dar las gracias a Jabo, por haberme solicitado que aporte un testimonio de mi vida, en su blog, "Se positivo siempre", un rincón donde los amigos nos encontramos, y a la vez, tenemos la oportunidad de colaborar con nuestros testimonios reales y así poder ayudarnos unos a otros, para intentar ver las cosas de una manera positiva. Para ir al blog de Jabo, deberéis clikar aquí: "Se positivo siempre".

He elegido un testimonio que me ha marcado
positivamente en mi vida y en la de quiénes me rodean, por ello mismo también quiero compartirlo en mi blog con todos vosotros, y así de esta forma, con mi pequeño granito de arena pueda contribuir a hacer reflexionar a quiénes fuméis para que intenteis abandonar el tabaco.

Yo comencé a fumar cuando era joven porque casi todos mis amig@s lo hacían, y si no fumabas te sentías algo apartada del grupo, para lo cual, más que nada, me dejé influenciar por lo que hacían mis amig@s, para no sentirme discriminada, y, de esta forma, ser igual que ellos, aunque también fumaba para sentirme más mayor.

Después, poco a poco, comencé a habituarme al tabaco, llegué a fumar bastante, y muchas veces las personas cercanas me decían que abandonara el tabaco porque era perjudicial para la salud, pero yo hacía oídos sordos a sus palabras, y no quería entender lo que me decían porque me sentía bien fumando.

Hace algunos años, un suceso real que me contaron me marcó profundamente, tanto, que fui capaz de hacer lo que, más adelante leeréis, cuando alguien cercano me contó la agonía por la que estaba pasando su compañera de trabajo que tenía cáncer de pulmón y lo mucho que estaba sufriendo, no sólo ella, sino su pequeño hijo, su marido y demás familia, al verla cada día en su agonía.

Parece increíble la fuerza que pueden llegar a tener las palabras, que me hizo ver las cosas desde la perspectiva de la realidad y pensar, que, efectivamente, "el tabaco es peligroso y puede matar", tanto me hizo cambiar mi punto de vista que al ponerme por unos momentos en el lugar de esa mujer enferma de cáncer, pude sentir el estremecimiento en mi piel y su agonía, imaginándome a las personas cercanas a las que tanto quiero, sufriendo por mí, por lo que, radicalmente, sin pensármelo dos veces, desde ese momento, abandoné el tabaco para siempre, por el amor a los míos, pensando en ellos, y tengo que deciros que, desde entonces no he vuelto a coger nunca más un cigarrillo, aunque eso sí, en su lugar, lo he tenido que sustituir por chicles sin azúcar y regalices.

Para abandonar el tabaco hay que tener una motivación especial para dejarlo, en mi caso, el motivo más importante fue el amor hacia mi familia, de este modo me mentalicé pensando en ellos, más que en mí misma, aunque supiera que el tabaco a la larga produce la muerte, pero el pensar en lo que pudiera sufrir mi familia por mí, es lo que me motivó a abandonar el tabaco.

Son tantos los beneficios que produce el abandonar el tabaco, que, a medida que van pasando las horas te puedes dar cuenta de ello porque se van notando los resultados: dejas de oler a tabaco, empiezas a respirar mejor, notas mejor el sabor de las comidas, la piel se va rejuveneciendo, así como dejas de contaminar a los que te rodean, y también ¿por qué no? las cortinas y las paredes del hogar dejan de oscurecerse.

Al cabo de unos días te encuentras más ligera y te cuesta menos subir las escaleras, al cabo de unos años tus pulmones están mas oxigenados, la piel está más elástica y pareces mucho más joven, y a la larga, los pulmones estarán como los que no han fumado nunca, pero también hay otro beneficio importante, el de la economía, porque ese dinero que dedicas en gastarlo para el tabaco puedes dedicarlo a otras cosas más necesarias e importantes.

Para lo cual, quiénes fuméis, ahora sería un buen momento, en el comienzo de este año 2011, proponeros la meta de abandonar el tabaco, pero antes de hacerlo, buscar un motivo importante que os pueda motivar a dejar de fumar y así concienciaros de ello, no sólo por vuestro bien, si no por el de las personas queridas que están a vuestro alrededor.




63 comentarios:

  1. A ojos negros la dejante un poquin, a mi dejaste peor

    ResponderEliminar
  2. Gracias Maria, por haber atendido mi solicitud de realizar un testimonio positivo de una faceta de tu vida, en este caso tu relación con el tabaco, esa lacra de la cual debemos estar orgullosos de dejar.
    Tu testimonio ayudará a muchas personas en su concienciación del abandono de esa droga, de la cual pude salir hace 4 años.
    Un fuerte abrazo. Jabo

    ResponderEliminar
  3. Hace diez años que dejé de fumar,no necesité nada especial solo mentalizarme que a mi alrededor en la familia los podía perjudicar.

    Pero os confieso un detalle no me aparto del que fuma,aún sueño que me estoy fumando un pitillo.

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Es un muy buen testimonio, me alegra que hayas vencido el vicio de fumar. Besos y felicitaciones, tía Elsa.

    ResponderEliminar
  5. Te felicito, amiga, porque fuiste capaz de dejar algo tan nocivo para la salud y, sobre todo, por el sentimiento que te motivo para poder hacerlo: el amor a tu familia.

    Besos. Maria.

    ResponderEliminar
  6. EL cigarro es un mal vicio, que no deja nada bueno (ni alucinas ni te calmas), coincido con lo que dices. Y sí, fumar es un hábito parecido a la ruleta rusa.

    ResponderEliminar
  7. .


    ...con amor y por amor, todo se puede querida María... no hay vicio que soporte la fuerza arrolladora del amor... a Dios, al projimo, a la familia, a la pareja, a los amigos, a una misma...

    Excelente reflexión para vencer el vicio, muy positiva

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Enhorabuena querida amiga, por la decisión y la fuerza de voluntad para seguir alejada del tabaco.

    Yo también lo dejé hace 25 meses,pero sin motivación aparente; quise gastarme una inocentada el 27 de diciembre de 2008 y ahí sigo :)

    Es bueno lanzar mensajes positivos -como el tuyo- María para demostrar que todos podemos conseguirlo

    dos besos y un abrazo

    ResponderEliminar
  9. He fumado y dejado de fumar varias veces en mi vida, no me costaba demasiado trabajo hacerlo,hasta que en el 2001 me dio el infarto, y entonces por razones obvias lo dejé definitivamente.
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  10. Lo leí en el blog de Jabo,gracias por compartir algo tan personal.Nunca fumé,he tenido la suerte de no conocer ese sabor,besos.

    ResponderEliminar
  11. Hace un año, un mes y 4 días que dejé el tabaco...se puede!!!

    Besos y todo mi cariño...

    ~Charo Bustos~☺

    ResponderEliminar
  12. Hola cómo estás!!

    Llegue a este sitio maravilloso para invitarte a recoger un premio que te espera en mi salón de premios.
    (premiosdeldelrincon.blogspot.com/)
    Ya que lo mereces por tu importante labor y esfuerzos.

    Te espero y te dejo mis saludos cordiales!!

    Patricia Palleres
    (entrelosrincones.blogspot.com/)

    ResponderEliminar
  13. Hola María, vengo del blog de JABO a felicitarte por tu valioso testimonio.Es un importante logro en tu vida.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. Está muy bien lo que has hecho.
    Yo fumo, poco, pero sigo haciéndolo y además cada vez con mayor ilusión.
    No perjudico a nadie porque lo hago en zonas al aire libre.
    Me gustaría que todos, especialmente los no fumadores tan preocupados por la salud, a partir de hoy mismo no utilizaran sus vehículos ya que contaminan el aire que respiran niños, ancianos y en fin, todas las personas.
    Pero me temo que eso les importa un pimiento.

    Besos.

    ResponderEliminar
  15. María, te he felicitado en casa de Jabo.
    tu testimonio es emotivo, tanto más porque como motivo esencial tienes el amor a tus seres queridos.
    te has expresado de manera excelente, es muy estimulante para quienes aún no se deciden a dejar de fumar!
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Siempre tan interesante tu bolg María, me encanta porque es reivindicativo en cuanto a tantos problemas sociales, por las vivencias de personas ejemplarizantes, por tantas cosas importantes!!!

    Yo no he sido gran fumadora, ahora cuando llego a casa por la noche y me siento en la butaca relajada, entonces enciendo uno cada día.

    Besos cielo.

    ResponderEliminar
  17. Es estupendo ti testimonio. Puedo dar fe de que todos esos beneficios son reales, pues los he vivido en primera persona.
    Un abrazo amiga.

    ResponderEliminar
  18. En Mis caricias del alma,
    te he dejado un regalo,
    en un folio de arena
    con la dulzura
    de las mieles del durazno,
    para seguir cultivando
    la que tu blog ya tiene.

    En el folio
    se pueden dibujar lineas
    para ir configurando ilusiones
    como partida
    de un buen fin de semana
    que llega iluminada por las velas
    que reposan en candelabros de papel...

    La fantasía es libre
    y se desplaza con la luz
    de los sentimientos.

    Con afecto para ti María,
    un abrazo desde Asturias.

    María del Carmen

    ResponderEliminar
  19. MARIA. ya te deje comentario en pagina de Jabo, Es un buen testimonio.
    Felicidades por dejar de ser esclava de un vicio tan tonto.
    Y es verdad el tabaco ENVEJECE.
    LA PIEL Y EL PELO SE ESTROPEAN.
    Y POR DENTO NO DIGAMOS.
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  20. Gracias por el consejo, llevo tiempo queriendo dejarlo, y me he planteado todos esos alicientes de los que hablas y algunos más, pero nunca encuentro el momento oportuno para soportar el mono y la ansiedad. Supongo que es cuestión de insistir hasta que lo consiga.

    Besos

    ResponderEliminar
  21. Dejar el tabaco es ganar salud.

    Feliz fin de semana, amiga Maria.

    ResponderEliminar
  22. Estoy en esa circunstancia ahra María, no sé si lograré dejarlo, pero espero no mrir en el intento.
    Buen finde!
    Besos!
    Un testimonio que hace reflexionar, lo leí en el blOg de Jabo.

    ResponderEliminar
  23. El problema del tabaco es que NO SIEMPRE MATA, si matase en los 100% de los casos, todos dejarían de fumar con más facilidad.
    Pero no mata SIEMPRE, ni provoca enfermedades SIEMPRE.
    Nadie se clava un cuchillo en el corazón, porque sabe que es la muerte.
    Pero fuma, porque NO SIEMPRE mata.
    Respeto a los fumadores, sólo faltaría, yo lo fui durante muchos años. Es su libertad, pero le recomendaría que dejasen el tabaco. Como dices, se sentirían mucho mejor.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  24. Yo no bebo alcohol, lo odio...quizas inderectamente hay más causa de muerte que el tabaco y sin embargo está en nuestras vidas...le temo más a un conductor bebido, que a un fumador empedernido...hoy gracias a la ley, los fumadores somos unos seres mal vistos (apestosos), pero no se olviden de una cosa...con mis impuestos al tabaco...se estan brealizando las mayorias de las obras que realiza fomento, a parte de pagar los mismos impuestos que los demás...jamás he ido a urgencia por suerte,hace muchos años que no accedo a la seguridad social por motivos de ninguna clase...pero eso sí...soy un apestoso fumador, que ahora lo realiza a escondida avergonzandome...un besote

    ResponderEliminar
  25. Yo fumo María, y sé que todos me agradecerían que lo dejase un día. Y tal vez un día me lo plantee como hiciste tú.
    Besos.

    ResponderEliminar
  26. HOLA, YO TAMBIÉN ERA FUMADORA, SÍ, ERA, TAMBIÉN COMENZE MUY JOVENCITA, ME LEÍ EL LIBRO FAMOSO PERO NADA, HASTA QUE GRACIAS A UNA PERSONA LO DEJÉ, HACE TRES AÑOS Y SEIS MESES QUE NO FUMO. A LAS SEIS DE LA TARDE FUÉ MI ÚLTIMO CIGARRO Y HASTA HOY, AUNQUE AÚN ME ACUERDO Y SUEÑO CON EL MALDITO VICIO, PUSE UNOS KILOS DE MÁS PERO ME SIENTO MEJOR Y SABEIS, TAMBIÉN FUÉ POR AMOR. BESOS

    ResponderEliminar
  27. Saludo, bella María:
    Preciosa, instructiva y muy aleccionadora entrada. Lo mismo me ocurrió a mí e igual hice. Aconteció que mi bella sobrinita Jadys, entonces una niña, aprovechando que yo le había preguntado sobre que quería como regalo de cumpleaños, me solicitó, desde su infantil ingenuidad, que dejara de fumar; obvio, la complací y lo hice así para ser ejemplo de ella, de mi familia, mis amig@s y la humanidad todas. Es indudable que el fumar no aporta nada y quita mucho, piénsenlo bien.
    Besos, mi muy estimada María.

    ResponderEliminar
  28. Hola María que razón tienes en lo de dejar el tabaco. Mi padre murió de cáncer de pulmón y sufrió tanto, con la metástasis que incluso la morfina se le quedaba pequeña hasta que murió, que cada vez que veo a alguien de mi entorno fumando me pongo malo en pensar que pudiera pasarle lo mísmo que a mi padre.

    Besos

    ResponderEliminar
  29. Que bueno por aquellos que dejaron de fumar y se les prolongará un poco más la vida pero que triste ver que aún hay muchisima gente que no toma conciencia del daño que se estan haciendo.

    Recibe un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  30. María,creo que si nos planteásemos las cosas desde ese punto de vista,no sólo seríamos generosos,sino personas dignas,que se superan día a día...TU FUÍSTE GENEROSA,LO SIGUES SIENDO Y ADEMÁS TE SUPERAS,VAYA QUE SI TE SUPERAS...!!!
    Mi felicitación y mi abrazo inmenso.FELIZ FIN DE SEMANA Y SÉ FELIZ,AMIGA.
    M.Jésús

    ResponderEliminar
  31. Hace dos meses que decidí dejar el tabaco, recurrí a una sesión de hipnosis y la ansiedad no ha sido mucha, además en contra lo que suele suceder, he perdido dos kilos!! Ahora todo me huele y me sabe mas y mejor pero precisamente con los olores me he vuelto algo puñetera...
    Esta bien poder contar y compartir un hecho positivo e Importante para uno mismo, es como un poco de luz en este mundo tan revuelto.
    Besos a miles MARIA.

    ResponderEliminar
  32. Bravo por tí, María. HOy seguro que te alegras un montón, y los tuyos... También.
    Un besote

    ResponderEliminar
  33. Totalmente ciertos todos los beneficios que enumeras de dejar el tabaco.
    Yo lo dejé y volví varias veces, no me costaba esfuerzo dejarlo. La definitiva fue hace ya bastantes años, no recuerdo cuanto, y no fue mas que por mi salud. No es que tuviera ningún problema que me llevara a ello, pero y o sabía lo perjudicial que era y que las temporadas que lo dejaba me encontraba mucho mejor, así que tomé la decisión definitiva.
    Cada día me alegro más de haberlo hecho.

    Un beso, y enhorabuena por haberlo conseguido.

    ResponderEliminar
  34. Hola Maria,
    Es una gran muestra de amor lo que hiciste, y mis felicitaciones hacia esa guerrera que tenes dentro que te ayudó a dejarlo.
    Hace un año tengo mi abuela con cancer de pulmón, ella ha fumado toda su vida y jamás lo quizo/pudo/dejar...hemos intentado de todo pero se rinde un poco todos los días, es triste y doloroso.
    Pero de esta horrible experiencia que vivo al verla irse de a poco he sacado lo mejor: dejé de fumar, simplemente eso...lo dejé como si dejara de de usar una marca de ropa y en muchas otras ocaciones lo había intentado.
    Uno simplemnte cree tener la vida eterna respecto al cigarrillo, cree que no le va a pasar pero... ¿hay que si te pasa?
    Un saludo y que sigas bien

    ResponderEliminar
  35. Si de verdad uno quiere dejar de fumar, nunca hay que dejarlo para mañana.
    Besos.

    ResponderEliminar
  36. Un vicio tonto, insano, caro...

    Sugiero que el que deje da fumar vaya recogiendo en una hucha el dinero que destinaría al tabaco.

    Al año, podrá realizar con ese dinero un bonito viaje inesperado.

    Gracias María y enhorabuena.

    ResponderEliminar
  37. Enhorabuena. Me ha parecido genial la motivación que te llevo a conseguir tu objetivo. Luchar por nuestra familia nos puede llevar a hacer grandes cosas.

    ResponderEliminar
  38. Hola María

    Nunca he fumado así que no puedo ponerme en la piel de los fumadores o de los que lo habéis dejado.

    Se que es muy difícil dejar de fumar, mis padres eran fumadores y los dos lo dejaron. Se que les constó mucho hacerlo, especialmente a mi padre.

    Por eso mismo, mi enhorabuena a tí y todos lo que como tú lo conseguís.

    Una entrada muy bonita, por tu vivencia personal y por todo lo que hay detrás de ella.

    Besotes.

    ResponderEliminar
  39. Comparto completamente lo que dices, Maria, tra poco se cumplirán dos años que abandoné el vicio de fumar y sin esas motivaciones importantes que mencionas hubiera sido casi imposible dejarlo.
    Optima articulo, amiga, continúa con fuerza el camino emprendido.
    Un abrazo fuerte
    Leo

    ResponderEliminar
  40. Suscribo contigo todo lo que dices...
    Dejé el tabaco hace un año y medio...y si quieres ...puedes...aunque cueste mucho...

    ResponderEliminar
  41. ¡¡¡Felicitaciones, María!!! Cuánto me alegro.

    Tienes mucha razón en decir que hay que estar motivados y bien motivados, para dejar de fumar.

    Ganas tú, ganan todos en salud. Increible como recobras el sentido del gusto y del olfato.

    Besos y ¡Siempre adelante por tí y por tu familia!

    ResponderEliminar
  42. Maria…con todo mi cariño te devuelvo
    Tu visita y te deseo un feliz fin de
    Semana.
    Un abrazo
    Marina

    ResponderEliminar
  43. Hola María, creo que una felicitación te mereces por esa fuerza de voluntad, no es facil conseguirlo, ahí, demuestras lo mucho que teimporta y que los quieres de verdad.
    Ánimo y adelante.
    Un abrazo.
    Ambar.

    ResponderEliminar
  44. En verdad carezco de palabras María para responder, fumo, y además he vivido cerca, más que cerca, las consecuencias del tabaco, no dudo del amor a los míos ni de mis ganas por tener la salud que desgraciadamente no poseo (y no por el tabaco precisamente pero influye, cómo voy a negarlo)...

    Espero ansiosa el día en el que algo de verdad se me meta tan adentro que dar ese paso no me suponga un suplicio, imagino que es como una auto negación, como "mi pequeña pataleta rebelde", mi único vicio... Yo qué sé...

    En cualquier caso me parecen magníficos tu post, tus palabras y tu testimonio... Y no me han dejado en absoluto indiferente.

    GRACIAS

    Un beso enorme, tenía muchas ganas de venir a verte ;-)

    ResponderEliminar
  45. María, me ha gustado tu post, todo un ejemplo de fuerza de voluntad y que todo se puede conseguir, con un poco de voluntad. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  46. ¡Enhorabuena Maria! Sé fuerte...

    Personalmente lo abandone también hace poco, pero por amor a mi mismo.

    Durante el proceso de desapego, vi una peli a la cual te invito si te apetece >>> http://tao-sai.blogspot.com/2011/01/nuestro-hogar.html

    Reforzó algo importante...

    Un abrasol amiga :)

    Namasté

    ResponderEliminar
  47. Yo tambien fumaba, y bastante, pero lo dejé hace muchos años...

    Ocasionalmente, en momentos especiales, he fumado algun cigarrillo y nunca he recaido. Me lo fumo y punto, luego me olvido...

    Un abrazo, Maria

    ResponderEliminar
  48. Hola, amiga:
    Te sigo a raíz de la entrevista a Sor Cecilia y ahora veo que también vales para dar testimonio de lo que es la fuerza de volountad.
    Mi marido dejó de fumar hace más de 20 años cuando descubrimos que mi hija mayor era asmática. Nunca lo sintió y eso que lo echó de menos. Una cosa más que agradecer a mi hija.
    Tengo un hermano con cáncer de pulmón y es algo muy triste...
    Un abrazo, Carmen
    Ya me he puesto en tus seguidores...

    ResponderEliminar
  49. Yo tengo claro que por mucho que te digan o te cuenten hasta que tú mismo no decides hacerlo.. na de na por muchos tratamientos que prueben.

    Un beso

    ResponderEliminar
  50. Bueno, mi querida MARIETA,

    Lo tuyo ¡¡GENIAL!! lo mío ¡¡pa matarme!! :-)

    Verás, yo no había probado un cigarro en mi vida, pero vamos, jamás hasta los 23 años...lo probé y a la semana ya me fumaba una cajetilla ( es cierto que estaba en plenos exámenes finales en la facultad) pero vamos una idiota rematada. Fumé así durante algunos años hasta el día que me dijeron que estaba embarazada de mi hija, ese día lo dejé y estuve 10 años sin tocarlo y de pronto, un día terrible, lo volví a coger hasta hoy... sigo fumando.

    Es cierto que se necesita una motivación, fundamentalmente para la gente que como yo, soy muy nerviosa y no es que fume mucho, es que me he acostumbrado al cigarrillo, como una rutina, cuando trabajo ... quitar la rutina, es lo peor, a veces hasta se me consume en el cenicero y ni me lo fumo...

    Me ha hecho gracia la beligerancia de XAVI, en el fondo lo entiendo, a mi tampoco me ha gustado esta ley, más que nada porque ha generado un problema fácil de evitar, pudiendo haber lugares en los que fumar y en los que no y porque no me gustan las prohibiciones innecesarias, ni la imposición de nada por decreto.

    Para dejar de fumar, como para todo hay que estar convencido y a la fuerza y por los pelos, no se convence a nadie.

    Sea como sea es cierto, no es sano y un día...no se cuando pero pronto, lo dejaré...¡¡ya te contaré!!


    Te dejo la misma que acabo de dejar en mi blog...para que te acompañe esta noche la luz de la luna


    Te escribiré, MARIETA... espero que tus problemas de boca vayan mejor...de lo demás en le email.. ¡¡cuídate mucho, porfa!! ¿¿Que voy a hacer yo por aquí si te me pones malita!! :-)

    Todo mi cariño, cielo.

    Muaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaakss guapísima

    ResponderEliminar
  51. La palabra adicción es siempre una carcel para disfrutar el verdadero sentido de la vida.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  52. Yo no fumo y nunca he fumado activamente aunque sin quererlo soy fumadora pasiva ya que recibo el humo de los que fuman a mi alrededor, por lo que me parece genial que intentes mover los ánimos de quienes fuman para que intenten dejarlo. Definitivamente es un vicio, perjudica a la salud, al bolsillo y a las relaciones con los demás. Ojalá y sirva tu ejemplo a más de uno.
    Un abrazo María

    ResponderEliminar
  53. Mi mujer y yo también fumábamos. Y un día, hace casi veinte años, de eso, decidimos dejar de fumar. Y a hora pienso que de las deciciosen mejores que he tomado en estos últimos tiempos. El placer de fumar no me persigue, porque no existe para mí. Tengo otros miles placeres.

    Besos.

    ResponderEliminar
  54. Un placer haber vuelto a tu espacio. Me voy encantado, como siempre.

    Saludos y un abrazo.

    ResponderEliminar
  55. Estas malita Maria?
    Espero que estes mejor ;)

    Me gustó tu historia,enhorabuena.

    BESAZOS ♥

    ResponderEliminar
  56. Yo deje de fumar cuando estaba embarazada de mi hijo para no pejudicarle, ahora el fuma le digo muchas veces que lo deje, supongo.. que le pasará igual que ami cuando sea padre espero que lo deje.
    El tabaco es malo y si tu lo dejastes por amor a los que te quieren ,tu reconpensa sera la salud .

    ResponderEliminar
  57. María, yo también he sido fumadora, y un día también por amor a los míos me dije se acabó, deje el paquete de tabaco en lo alto del frigorífico y hasta hoy, de esto hace ya muchos años, nunca lo he vuelto a probar.

    Besos.

    ResponderEliminar
  58. ¡Bravo! Y es que el verdadero campeón es aquel que decide nada contra corriente.

    ResponderEliminar
  59. Hay mil y una razones. Pero sobre todo, dejar de fumar ha de ser por uno mismo y por todos quienes nos rodean. Por supuesto, y en primer lugar, por nuestra familia.

    Una entrada llena de bondad, muy completa, sentida y ejemplarizante. Interesante todo lo que nos expones.

    Mis felicitaciones a ti, por conseguirlo, y a todos quienes intentan dejar este hábito tan pernicioso.

    Salud.

    ResponderEliminar
  60. Enhorabuena por dejarlo, yo ando en ello.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  61. PARA TODOS:

    Me alegro mucho y os felicito a quiénes, un día, decidisteis dejar el tabaco, porque es una de las cosas más positivas para vuestra salud y para los de los que están alrededor, y para quiénes aún no lo han intentado, os aconsejo, sería conveniente que pensarais en dejarlo, es que no os conduce a nada bueno, si no todo lo contrario, porque a la larga va quedando rastro de todo ello, imaginaros una chimenea, pues igual se van quedando los pulmones, negros, por ello mismo, sería un gran regalo, para la salud de uno mismo, y por la familia, una gran demostración de amor.

    Muchas gracias a todos por vuestros comentarios, me encanta leer vuestras distintas opiniones.

    Un beso.

    ResponderEliminar

Tu opinión es importante. Muchas gracias.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...