09 junio 2011

"Espacios personales"



Cada persona es un mundo y sus circunstancias, por eso mismo cada una intenta resolver sus problemas personales dependiendo de su manera de ser; algunas, se desahogan hablando de sus problemas con los demás, y en cambio, otras, prefieren hacerlo en el silencio de su mundo interior, desde su propia intimidad, cada cual es libre para desahogarse como quiera.



La necesidad de intimidad de cada individuo es un derecho personal, y la mejor solución es la que cada uno encuentre para sí mismo, sin tener por qué meterse, ni segundas, ni terceras personas intentando dar consejos en la vida privada de los demás.



El problema es que muchas veces los que estamos alrededor queremos ser tan amables con quiénes vemos que no lo están pasando bien, que resulta que lo que conseguimos, sin darnos cuenta, es el efecto contrario, pudiendo llegar a invadir su espacio e intimidad personal, cuando lo único que desean, es escuchar la melodía del silencio, o simplemente, sentir ese abrazo de cariño y de compañía.



Que sirva esta entrada, con mi reflexión, y desde la profunda emoción que siente mi alma, para pedir perdón, por si en algún momento, alguien se ha podido llegar a sentir conmigo así, cuando mi única intención siempre ha sido ofrecer mi cariño, mi total apoyo y mis cálidos abrazos de energía y de amistad.




79 comentarios:

Genín dijo...

Ya hace mucho tiempo que he desistido de dar consejos, como mucho, cuando me lo piden, doy mi opinión personal y mi punto de vista...
Salud y besitos

VivianS dijo...

A veces Maria no sales bien parado/a en determinadas situaciones, es mejor que cada uno decida por sí mismo así son dueños de sus errores o sus aciertos.
Besos
(Regreso mañana, ando con poco tiempo)
Besos

Leonel Licea dijo...

Creo que un consejo nunca sobra, María, porque un consejo de por sí, no invade el espacio personal,los consejos se escuchan, después está a quien los recibe ponerlos en práctica o no, como dice el dicho nadie escarmienta por cabeza ajena, pero, soldado avisado, cien veces salvado ;)
Lo que no debemos olvidar cuando se da un consejo es que un consejo, no es una imposición.
Un abrazo fuerte.
Leo

Mar dijo...

Estoy con lo que dice Leonel. Unas palabras dichas con cariño pueden surtir efecto y, en un momento determinado, ser bálsamo para aliviar heridas.

Tu forma de actuar no puede hacer mal a nadie, María, todo lo contrario.

Si alguien no ha aceptado bien tus palabras es porque, tal vez, se encontraba tan mal, que no ha sabido apreciar su valor. No se lo tengas en cuenta.

Besos, linda.

Aristos Veyrud dijo...

Como dices cada persona es un mundo.
A veces el silencio es una huida producto de la indefensión. Las ciencias del alma se han desarrollado mucho en los últimos años y su demanda aumenta a medida que la calidad de vida y educación en los países y sociedades mejora. Siempre es mejor tener un profesional como primera medida para estos casos y luego estarían los amigos, que a veces por ayudar resultan haciendo lo contrario.
Un abrazo!!!

TORO SALVAJE dijo...

Desde luego a mí no me has de pedir perdón.
Todo lo contrario.
De ti siempre he recibido bondad y cariño.

Besos.

Txema dijo...

María, ese riesgo siempre existe. Pero, como Genín, hace ya tiempo que sólo doy mi opinión (sobre temas personales) cuando se me pide de forma expresa.

Así que procuro no meterme en jardines ajenos.

De todas formas, en mi caso, jamás he sentido que tú hayas invadido nada en momento alguno.

Besos

Ibso dijo...

Basta con acercarse y preguntar: ¿te puedo ayudar?. Nadie puede sentirse ofendido por ello.
Un abrazo María. Ibso.

Ojosnegros dijo...

Eres muy respetuosa y dulce, no te veo invadiendo la intimidad de nadie, al contrario.
Besos María y que tengas un día estupendo.

andré de ártabro dijo...

Hay para todos los gustos, a veces romper la soledad es dar compañía .
dar consejos suele ser una temeridad;
pero es proverbial "que el consejo de mujer es poco y el que no lo toma un loco"
¿consejo cuando te lo pidan ? si sabes no darte el consejo a ti y si dárselo al otro, con su tú, y sus circunstancias.
El mejor consejo siempre es ¡que al estar tú, ya no está solo,
y tú sabes estar y ser compañía.
Gracias por existir y ser asi,¡como tu eres!
Un beso

La Zarzamora dijo...

Pero si tú eres un cielo...
Besos, María.

Noelplebeyo dijo...

si alguien no quiere atender, que no escuche

Lore dijo...

Querida María,te considero una de las mujeres más consecuentes,prudentes y dulces que conozco, y no puedo entender que alguien se pueda ofender contigo,siempre te dás y tienes palabras hermsas para todos nosotros.

Animo cielo, que tantas veces te olvidas de tí, y eres dichosa haciendo felices a los demás.

No cambies María, así se te quiere.

Muchos besos.

Luis Antonio dijo...

Tu reflexión es de sentido común, que como bien se sabe es el menos común de los sentidos...

Personalmente evito agobiar a los demás con mis problemas... Es inevitable el desahogo con los más próximos, pero sin extenderse en exceso en la verbalización de los mismos.

Un abrazo

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Los amigos de personas que pasan por crisis debemos acompañar sin imponer. Estar ahí y decir las palabras justas, ni una más ni una menos. Por eso es tan difícil la verdadera amistad.
Besos.

Enrique Rojas Guzmán dijo...

¿la intención no cuenta? Yo siempre agradeceré el intento, aunque no obtenga el efecto deseado.

Asun dijo...

Cuando vemos que alguien de nuestro entorno lo está pasando mal lo propio sería hacerle saber que estamos ahí, a su lado, decirle que si nos necesita puede contar con nuestra ayuda para lo que ella necesite, acompañarle desde su necesidad, no desde la nuestra. Si él o ella sabe que estamos ahí, acudirá a nosotros si lo necesita.

En tu caso, yo nunca me he sentido invadida, siempre te he sentido con mucha cercanía y respeto.

Un beso

José Antonio del Pozo dijo...

Hola, María, estar al lado, siempre estar al lado, y como le dice Bogart a la Bacall en Tener y no tener: Si me necesitas silba. Sílbame.
Saludos blogueros

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola María

Me ha gustado mucho esta entrada. Por mi parte, no tengo nada que perdonar, más bien es al contrario, agradecerte el poder aprender y reflexionar a través de tus entradas.

Indudablemente, el modo en que llegemos a estar con nosotros mismos es distinto en cada cual; lo importante es hacerlo.

Besotes.

latrís dijo...

María, por Dios! no creo que contigo nadie se haya sentido así!
Además, tienes razón en lo que dices, pero si se ve la buena intención, se agradece, no?
Un besazo gordo

gosspi dijo...

Maria, que mona eres....Me gusta que digas que la intimidad sea tan especial...pero teniendo esos deseos tuyos ..quien se verá invadido?....Saber escucharte a ti misma hace que a los demas los sepas escuchar cada vez mas y mejor, y acompañarles con silencio y ternura, y si ellos te piden ayuda, y puedes darla pues estupendo si no la piden el silencio es la mejor de todas...esta es mi experiencia.

✙Eurice✙ dijo...

Sublime reflexión, formo parte del segundo caso, los seguidores del silencio. En mi opinión, los que así pensamos, nos permite aceptar la preocupación de los demás, solo que no somos capaces de expresarlo. Siempre he pedido respeto para mi silencio,lo que no evita que cuando salga de él, sea agradecida con aquellos que mostraron gran preocupación por mi estado y por mi.
Tú haz siempre aquello que debas hacer, pero respetando el silencio, lo demás vendrá por añadidura.
Un abrazo fuerte Maria.
Entro poco a la red, hoy no quería que pasará el día sin saludarte. Que disfrutes de un gran fin de semana.

Saudades8 dijo...

¿Pedir perdón por intentar ayudar?

Estas muy equivocada y pienso que esa persona te está muy agradecida, sabes que es de bien nacidos ser agradecidos, y seguramente lo será.

A veces de un grano hacemos sin darnos cuenta una montaña.

Un besito María

pedrojescritor dijo...

muy cierto, en ocasiones en vez de ayudar molestamos, pero se hace difícil el ver a un ser querido sufrir y no poder hacer nada por aliviarle el pesar...
Besos.

J-M dijo...

Hola María!

Yo soy de los que procuran solucionar los problemas en solitario y hay veces que cnd alguien intenta ayudarme sin ser buscado no hace más que empeorar las cosas XD

Por cierto he dejado mas libros que he leido por mi blog se que te gusta leer ;)

Un abrazo!

Jose dijo...

Indudablemente los problemas cada uno es el único que
puede ver la vía de solución.
Pero ¿Quién viendo a una persona que se aprecian con una gran amistad
Se resiste en Dar un consejo?.
Saludos

Silvia dijo...

MARIA_: ME ENCANTO TU ENTRADA...YO SIEMPRE QUIERO QUE EL OTRO SEPA QUE YO ESTOY QUE CONMIGO CUENTA...QUE ME PUEDE LLAMAR ACUALQUIER HORA..
BESOTES SILVIA CLOUD♥

Montserrat Sala dijo...

Siempre hay que tener mucho tacto en estas cuestiones, aunque creo que las intenciones de un amigo-amiga,siempre son las mejores, por eso son "amigos" de verdad. Si no ya no lo serian. Es mi opinión María.
Es una placer entrar a saludarte. Tienes un capacidad de reflexión, y de saber estar, excelente.

MAYTE dijo...

Soy de las que necesita desahogase con los demás, pido ayuda y cojo los consejos que me dan, aunque al final haga lo que crea oportuno para el problema en cuestión.
Por tanto cuando veo a un amigo con problema, me gusta ayudarle aunque peque de entrometida.

Un beso

IVANCEZAR dijo...

Las circunstancias y todo lo que hay en el entorno de las subjetividades hacen con que se revelen lo cuán HUMANAS son nuestras limitaciones. Está linda la entrada !

MARIA - andan sucediendo cosas extrañas en los BLOGS - he intentado comentar en algunas páginas como, por ejemplo en SUEÑOS DE MARIA y no aceptan los comentários ... te mandan logar nuevamente y aún así no publica el comentário .... no sé lo que pasa ...

Besos desde el sur de Brasil

Cornelivs dijo...

Bueno, alguien dijo alguna vez que "no hay personas perfectas, sino intenciones perfectas".

Un abrazo.

Amig@mi@ dijo...

María, pedir perdón por ser como eres es un pecado.
jaja
Y de tu reflexión, soy de las que dependiendo del momento, comparto espacio, o me lo guardo para mí solita.
;)
Un abrazo

luzysolyluna dijo...

Hola María: tienes mucha razón en lo que cuentas.
A mi no me has molestado en ningun momento, asi que no tengo que perdonarte nada. Al contrario.Agradecerte.
Un abrazo.......

Mateo dijo...

Saludos, María.
Nunca fui de dar consejos, pero siempre aprecié recibirlos.
Cuando me apetece dar una opinión,la doy y no espero más de quién la reciba que respeto y educación. No desprecio una crítica, y si me duele es por que no la encajé bien o no la creí justa, pero ante todo la respetaré siempre.
Si das un consejo, que menos que demostrar agradecimiento, y luego se acepte o no, ya no es tu responsabilidad.
Es siempre un placer pasar por aquí, y recibir tus reflexiones como un buenos consejos.
Un abrazo

el7deyahve dijo...

no tienes que pedir perdon por haber comentado sobre comentarios libre que en los blogs el personal escribe, porque si yo pido una opinion se que de mis seguidores, todos no seran del mismo pensar y unos diran una cosa y otros lo contrario pueden opinar, pero es normal en todos los sentidos y lo mas cierto es que todos de seguro que te intentaran ayudar, con su mejor intencion asi que no te sientas mal porque seguro que tu lo haces de buena valuntad amiga maria.

como un iman se adiere cuando ella quiere ayudar y deja sus enegias en poderlo intentar, eres como un camino que siempre tiende a llamar a los caminantes perdidos para que el rumbo vuelvan a encontar, algunos iran seguidos y otros renegaran, pero la intencion es buena y si ellos no te atiende y alenjan su caminar es su decision a la que tienen que culpar, no pidas ayuda a una estrella y luego para hacerla fugaz por que ella bien a alumbrarte y sabra donde esta y su luz te guiara el camino si tu queires caminar, no corras porque el destino siempre te mandara empezar, si tu que pides consejo y no sabes entender que los que a ti fueron lo hicieron con placer se por lo menos humilde y da las gracias al personal y no hagas que se sientan mal por tu mal conformar.

maria una estrella tu tienes que te alumbra en el comentar y su luz nos tramites aunque lo quieras ocultar eres estrella o lucero o un sol de aqui te espero que maria te pusiero como la madre de un dios y como a ella dios te dio esa virtud natural, sigue asi maria que los demas te necesitamos para que el circulo de nuetra fuerza no pierda su amistad, tu ayuda sin mas y el que lo entienda lo entendera.

condor te saluda

María dijo...

Yo no sé MARIETA,

si esta entrada te ha surgido, desde la duda de tu comportamiento para con los demás, que desde ya y como todos te dicen, es absolutamente imposible que tu hayas invadido intimidad alguna de nadie o porque alguien ha invadido la tuya, momento en el cual ya pongo mi perdón por delante... no lo sé.

Está claro, que todas las personas somos diferentes, como diferentes son nuestras circunstancias y humor y lo que en un momento se dice desde la mejor voluntad del mundo, del otro lado se recibe como algo inoportuno, molesto y en ocasiones cansino y pesado...cuando no una intromisión que se percibe casi como una agresión.

Los consejos dados sin prepotencia, ni imposición, si la persona que tenemos delante es medianamente inteligente siempre serán agradecidos, después serán tenido en cuenta o no...pero jamás deben molestar, ni ser despreciados... otra cosa, es que te venga a imponer criterios o decisiones, eso es otra cosa.

Creo que además de la prudencia, lo único que nos puede servir de referencia es el grado de conocimiento que tengamos de esa persona, observar e intentar empatizar es la mejor forma de acertar con lo que el otro necesita...

Solemos dar, lo que nosotros necesitamos, suponiendo que le otro es nosotros, sin pararnos a pensar que el otro es distinto y quizá necesite justo lo contrario de lo que le estamos ofreciendo.

De todas formas MARIETA, en mi opinión, si esas dos personas se conocen y las une cualquier tipo de afecto, aun cuando el intento de ayuda o acercamiento sea inoportuno y torpe, el saber que es el cariño el único que preside esa relación, hará que sea cual sea el desafortunado acercamiento, jamás será tomado a mal.., en mi caso al menos, ten clarísimo que siempre , siempre estaría eternamente agradecida y además a la inversa, agradecería muchísimo que sinceramente me dijeran algo tan fácil como... gracias pero no, prefiero estar sol@.

Tú eres demasiado cariñosa, sensible y prudente como para que jamás hayas podido molestar a nadie, ojalá nadie te hayamos molestado a ti, bonita, si fuera así, lo dicho arriba, desde ya mil perdones.


Mi beso más grande y lleno de cariño mi querida MARIETA.


Esperaré a que llames a mi puerta para no ser inoportuna, cuando sea y necesites...sabes que siempre, siempre estará abierta para ti cielo.

Muaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaakss guapísima

Anna Jorba Ricart dijo...

Maria...¿pedir perdon tú?
Eres educada, prudente correctisima, cariñosa...y etc,etc...una persona como tú nunca puede ofender.
Siente mi abrazo fuerte.

MariluzGH dijo...

Mi querida María, nadie se puede sentir ofendido por tu calidez y cercanía tan cariñosa como llena de respeto.

Yo soy de las que se guardan sus malos momentos para dentro y no los comparto porque pienso que cada cual tiene bastante con lo suyo, para yo arrimarle más problemas... pero reconozco que procuro siempre dejar una palabra amable y cariñosa a quienes veo que lo está pasando mal... incluso -con algunas personas- "invado" los espacios personales para interesarme por cómo están si les noto más tristes de lo habitual.

Te dejo mi abrazo cariñoso para ti enterito

ANTIQVA dijo...

Amiga, tienes la razon en todo lo que dices... Todo es pura sensatez...

¿Como pensar que alguien pueda sentirse ofendido por tu sensatez...?

Un abrazo grande, Maria

Franziska dijo...

Creo que estaremos de acuerdo todos en que tú, precisamente, no das esa imagen antes bien al contrario te muestras delicada y no haces comentarios a los comentarios que recibes. En mi opinión, creo que no debes preocuparte. Un abrazo muy fuerte y un millón de besos de Franziska.

Abi E. dijo...

Hola María, osea ¿que te has metido conmigo y yo sin enterarme? uyuyuy.

Un besazo con todo cariño

LOLI dijo...

Ya sabes q yo soy de las q necesito soltar todo y así m va a veces...
A mi nunca m molestara q me den consejos o se me ofrezca ayuda...al reves porq eso m hace sentir q se me quiere y se me tiene en cuenta.O sea q yo no me molestaria y menos contigo cielito.
Mil besazos princesa y gracias ppr estar siempre cerca ;)

A.K.E. dijo...

Maria, pienso yo que lo que has hecho no requiere que pidas perdón.
Sin embargo hay cosas que no debemos dar al menos nos las pidan. Una de ellas son los consejos, porque no sabemos como serán recibidos.
No debes sentirte mal porque tenías la mejor de las intenciones.
Un beso.

María dijo...

Si tu intención ha sido buena no tienes por qué pedir perdón.Besos.

Bichita23 dijo...

Hola María es un placer de nuevo visitar tú casa, la verdad es que siempre necesitamos apoyo, si planteamos un problema estamos solicitando ayuda, consejos, apoyo , presencia... Sin embargo hay veces que por no estar viviendo la situación podemos ver más claro la solución de los problemas del otro, y ese otro aún no puede ver, lo mejor es la compañía y no nos queda de otra que viva su proceso, tú jamás invades un abrazo eterno

Saturnino dijo...

Yo también soy de los que he dejado de dar consejos porque nadie los acepta y prefieren estrellarse y aprender en carne propia. Incluso a veces son tomados en otro sentido, en fin que cada uno es un mundo.

Mayte Freire dijo...

Debemos respetarnos a nosotros mismos, entendernos y después de eso, respetar a los demás, su libertad para ser y decidir ser lo que quiera dentro de ese respeto. Cada uno es como es, y lo bonito y enriquecedor es la variedad, la diversidad de caracteres. Como tú bien dices, cada persona es un mundo.
Gracias

Anna Princesa dijo...

A veces lo hacemos con nuestra mejor intención, pero quizás la otra persona no quiera dejarse ayudar.
cada cual es un mundo.
Yo por ejemplo, prefiero desahogarme en unos brazos amigos y que aconsejen como puedan. sentir su apoyo, que estan a mi lado.

Un beso guapa

La Gata Coqueta dijo...


Te deseo pases un fin de semana lo más ameno y cálido posible!!

Esta semana ya vuelvo a mi ritmo habitual...

Buscando un arco iris un día te encontré y fui agasajada con el haz de tu mirada...

Está que se pasea por las nubes de chocolate de tu mano...

María del Carmen

Ojosnegros dijo...

María muchísimas gracias por el detalle de tu atención.
Que tengas un excelente fin de semana.
Un abrazo.

RAMPY dijo...

La experiencia me ha enseñado que, a menos que no te pidan ayuda, lo mejor es esperar a cuando te lo pidan, porque si ofreces ayuda sin que te la pidan, puede provocar el efecto contrario del que deseas.
Un beso enorme.
Rampy

Juan Dianes dijo...

En efecto, creo que el dar consejos o el intentar consolar es, en principio, una de las tareas más difíciles de la vida.
La libertad es algo fundamental y la persona que está en dificultades ha de pedir ese consuelo o esa ayuda de alguna manera o al menos mostrar (que veamos claramente) que está abierta y va a ser mínimamente receptiva a la ayuda que queremos ofrecerle. Entre personas adultas, libres y responsables ha de ser así. La persona ha de aprender por sí misma. Eso incluye que si pide consejo se le de pero es ella la que debe decidir en última instancia.
Si no obramos libremente nunca aprenderemos a ser responsables y a tener verdaderas experiencias que nos enriquezcan. Es así. A veces no despertamos hasta que aprendemos por nosotros mismos tomando nuestras decisiones.
Por otra parte los asuntos de la vida son tan serios a veces que nadie por nosotros puede decidir, sí que pueden orientarnos y debemos buscar orientación antes de decidir, pero, repito, la última decisión ha de ser nuestra; no debemos delegar en nadie nuestra libertad pues no debemos luego echar la culpa a nadie de las consecuencias sino sólo a nosotros mismos.

Un fuerte abrazo, María.

Rodolfo Cuevas dijo...

Saludos afectuosos, bella María:
Es éste un escrito muy sabio y, por ende, aleccionador y humano; ciertamente quien sabe como proceder es el dueño del problema; por tal razón se ha dicho ya que "cada cabeza es un mundo" y que " el mundo es del color del cristal con que se mire". Ojalá y que todo el mundo piense así como tú, amiga querida.
Sean para ti mis más tiernos y afectuosos abrazos, bella María; te ruego perdone mi ausencia en la bloguniverso, pues, por razones meramente ocupacionales, estoy navegando lo menos posible gracia por entender.

Adrián J. Messina dijo...

Querida María:
Es dificíl crear un mal cuando un ser querido pasa por un mal momento.
Uno comete errores por querer hacer un bien y termina haciendo un mal, inconsciente. El tiempo no tendrá nada que remediar con nosotros, es más quien lo padeció este acontecimiento no ocupará lugar en su rencor.

Un abrazo fuerte y buen fin de semana

Belkis dijo...

Yo creo que cuando se nos acercan con sinceridad, ganas de ayudar y cariño, aunque en el momento nos resulte molesto, al final terminamos aceptando la muestra de amistad que se nos da. Es un tema complicado, y la verdad es que hay ocasiones en que queremos ayudar y no sabemos como hacerlo. En esos casos entiendo que es mejor dejarnos guiar por el corazón y hacer lo que el nos señale. Todo cae por su propio peso.
Un besito amiga.

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

Bueno María, es el riesgo que corremos, los que nos dedicamos a ayudar a las personas, que unas veces piden ayuda y otras ni se atreven ;personalmente he tenido pocas personas que no les sienta bien mi ayuda, pero es el riesgo al que corro contenta por las 99 restantes que me esperan contentas.
con ternura
Sor.Cecilia

María dijo...

MARIETA, bonita,

acabo de ver tus mimos jajaja y venía a desearte también en tu casa una muy feliz noche y que mañana sea un día precioso... verá, allí te dejé con MARU, que es otro cielazo una música muy especial para las dos, al menos a mi me encanta espero que so guste.

Todo mi cariño y el beso máááááás grandísimo guapísima.

Muy feliz noche, mi cielo.


PD
Te has quedado tranquila ya ¿verdad? a mi no me vas a perder de vista, ni aun que quieras :-)

Muaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaksss

David C. dijo...

Nadie es perfecto. Pienso que hay que analizar para dar consejo a alguien, hay personas que lo toman a mal, otras si lo toman a bien. Mejor analizar a la persona previamente.

Myriam dijo...

La intrusión, no es amistad. Es violencia. Saber estar y acompañar, es amistad.

Gracias port us cariñosas palabras de bienvenida en estos monetos tan tristes para mí.

Gracias por tu cariño.

David dijo...

Cuando las cosas se hacen desde el corazón no pueden sentar mal. El que recibe el consejo así lo percibe y seguro que no te guarda rencor ni mal rollo.

Javier dijo...

Preocuparse por las personas que uno quiere no es entrar en su intimidad, siempre que se haga con tacto y sobre todo con cariño.


Saludos.

Marina Fligueira dijo...

¡Hola María!

¡Una interesante entrada como siempre!
Pienso que llevas parte de razón... ¡Hay casos o circunstancias, que uno no debe dar un consejo a menos que te lo pidan!
Por ejemplo en una separación... o algún otro caso… similar. Pero no es lo mismo cuado ves que la persona amiga o sin serla, que se siente triste, sola, con problemas de cualquier tipo y que por vergüenza por timidez... muchas veces no se atreve a hablar de ello.
Pero los que estamos cerca y lo sabemos, si debemos ofrecer nuestra ayuda, nuestro hombro para llorar y ayudar en todo lo que podamos y más también. Es un deber acercarse a la soledad de las personas. A veces teniendo gente a tu alrededor, te sientes inmensamente solo/la.

Un abrazo María. Se muy feliz.

Miguel dijo...

Saber dar consejos es una virtud. Los que dan consejos sin saber, meten la pata. Pero tu caso está claro. Tienes la virtud de saber dar consejos.

Un beso.

Recomenzar dijo...

Solo los doy cuando me los piden o cuando veo que alguien sin querer se esta dañando Trato muchas veces de ser mentora..con los que quiero pero si me dicen no ............me alejo con mis consejos
Love querida

Nómada planetario dijo...

Una cosa es que alguien pida un consejo y le den el que crean más apropiado y, otra muy distinta que te impongan lo que debes hacer, eso la verdad revienta a cualquiera.
Un abrazo.

Yastoiaqui dijo...

Llega un momento, en que dejamos de aconsejar porque nos parece inutil, pero creo que no tenemos razón al hacerlo. Creo que si se actúa con sinceridad y con nobleza, no está de más, eso si, sabiendo a quien aconsejamos, no a cualquiera, por supuesto¡¡¡. ah y otra cosa!!!......sintiendo como sientes, creo que no deberias pedir perdón a nadie por nada, tu actitud lo dice todo. Un beso.

Ricardo Miñana dijo...

Tienes un gran corazón.
un grato placer pasar por tu casa.
que tengas una feliz semana.
un abrazo.

Prudencio Hernández Jr dijo...

A veces los consejos son necesarios si se da la situacion..si cabe ese apoyo..pero no digamos solo consejos..yo diría mostrar al otro el sentido común..hay mucha gente confundida por este mundo y que es usada por las otras..cuando uno sabe que el otro es usado..debe reaccionar..ante ese abuso..
Por lo general conviene dejar a las personas en sus espacios y que ellas vengan si necesitan..(o yo voy a personas que necesito su consejos) para salir de situaciones. no todo los consejos sirven..pero se debe tomar como una ayuda y una buena intención.
Abrazos desde el sur.
Tienes un gran corazón. un grato placer pasar por tu casa.

Alejandra Sotelo Faderland dijo...

Creo que hay una diferencia entre la gente entrometida en vidas ajenas y el que realmente desea ayudar, solo que a veces la otra persona puede sentirse tan mal que no sabe si lo que quiere es estar sola, que le hablen o no, y si quiere que le hablen muchas veces quiere oir exactamente lo que piensa, que es distinto...

FAYNA dijo...

Creo que cuando las intenciones son buenas, siempre llega ese sentimiento a la otra persona.

No hay que disculparse por querer mostrar cariño, ni apoyo, ni envíar abrazos y cariños. Sea cual sean las circuntancias, los buenos sentimientos siempre prevalecen.

Un abrazo.

impersonem dijo...

Creo que una mano tendida con la mejor de las intenciones debe ser recibida sin condiciones...

Creo que una opinión amistosa sobre nosotros y nuestros quehaceres y circunstancias no es ninguna intromisión sino una forma de acompañar y muchas veces de ayudar-nos a desengañar-nos... si alguien lo convierte en problema, el trato ya no será de amistas sino otra cosa... la amistad es confianza para decir y para escuchar sin censuras, y si no la hay en tales términos tampoco hay amistad.

Que sepas que tus palabras siempre me reconfortan el ánimo... que las recibo con agrado y las aprecio en lo que valen, que para mí es mucho, y que a través de ellas veo y aprecio un generoso corazón que siempre está dispuesto a ayudar.

Un abrazo muy grande.

La Gata Coqueta dijo...


Que he regresado es evidente, y que traigo el baúl cargado de ilusiones para unos cuantos días también es un pensamiento acertado...

Pero siempre se queda otro deseo en espera, y es la tentación de pasar por este espacio para satisfacerme de las letras y su contenido, siendo dejadas como aportación de ideas y creando un puente de amistad entre los amig@s, permitiendo pleno derecho a los sentimientos...

Y eso me estaba esperando cada día recordándome que el tiempo es la madre del olvido, pero en esta ocasión se equivocaba, se equivocaba...

Brindo por estar un día más a tu lado!!

María del Carmen

Ninfa Azul dijo...

Referente a tus aportaciones he confesar qué para mi han sido siempre claras como el agua del manantial..y estoy de acuerdo en qué hay momentos,qué deseamos,"escuchar la melodia del silencio"y el apoyo y abrazo del amigo fiel...
besitoss Maria.

Marucha dijo...

María,que un buen consejo a nadie daña,y si no lo aceptan,pues allá aquella persona.

Recibe mi cariño desde tierras lejanas,de tu amiga marucha,que cuando no da un consejo,y les va del carajo a quien no se lo doy,me siento pésimo,prefiero darlo,y ya sabrán si lo siguen o no,que no quede en uno.

Beatriz Salas dijo...

Mi querida María,
me conmueve leerte, notarte tan tierna y buena, tan generosa y llena de amor y te doy las gracias por ello. Eres un remanso de agua fresca en medio del jardín del cual me rodeo.
En cuento al tema de hoy... yo intento educarme en no dar consejos, no opinar y no contar demasiado. A mi edad me doy cuenta que no es bueno contar las cosas porque no se suelen entender,se suelen usar para comentar y al final, es solo el desahogo personal que hay que aprender a controlar. Aún así, yo doy media vida por dar cariño y ternura a quien lo necesita, abrazar con mi corazón y mis brazos y soy feliz si veo una sonrisa en la cara de la otra persona. Me pasaría los días dando abrazos y caricias de consuelo. Ver a alguien sufrir me hace sentir impotente si no logro darle algo de calor.

Bueno, pues eso, que me encanta visitarte (aunque casi nunca tengo mucho tiempo para visitas) y que siempre me voy de tu casita con una sonrisa en los labios.

Feliz día guapísima.

Amilcar Blanco dijo...

A riesgo de parecer entrometido es mejor dar ayuda y amor a quien nos parece que lo necesita y está en problemas. Es mejor pecar a veces por indiscreto que por desamorado o indiferente

María dijo...

Gracias a todos por vuestros comentarios, los cuales alimentan a mi blog, y también a mi alma.

Tengo que deciros que estoy muy agradecida por tanto cariño que me transmitís, y tanto apoyo que me brindáis cada día, vuestras palabras me dan mucha fuerza, y me impulsan para seguir adelante, en esta dura etapa que estoy atravesando, necesito vuestro apoyo, y espero que me lo sigáis brindando porque es fundamental para mí, con vuestra compañía, vuestros comentarios, vuestros emails, vuestros abrazos, me hacen mucho bien en estos momentos de mi vida en que me encuentro algo baja de moral.

Quiero aclararos a todos, que por favor no hagáis vuestra esta entrada mía, fue algo que me sucedió el otro día con alguien pero todo quedó solucionado, y es cierto, todos, en los momentos bajos, necesitamos de las muestras de afecto, de abrazos, de apoyo y de mucho cariño.

Gracias, muchas gracias por la calidez que me transmitís, no encuentro palabras de agradecimiento.

Un abrazo muy fuerte a cada un@.

Olga i Carles dijo...

Hay que ser muy prudente a dar consejos.
Hay que ser muy prudentes en la crítica.
Nuestro punto de vista hacia los demás ha de ser muy impersonal.
Ya a veces los guardo, a veces los comparto, pero es difícil también con quien hacerlo ya que todo puede volver a nosotros a partir de otra persona a quien no le has contado nada.




Un abrazo.

María dijo...

OLGA I CARLES:

Muchas gracias por tu comentario, tienes mucha razón, debemos de ser prudentes, no todas las personas somos iguales, y mientras que a unas personas nos encantan que estén a nuestro lado y nos arropen en los malos momentos, a otras personas las puede parecer imprudente, por lo que tenemos que tener bastante psicología para ello, lo que quiere decir que no siempre puede ser así, y algunas veces, nos equivoquemos, aunque de todo se aprende en esta vida.

Un beso.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...