14 junio 2011

¿Por qué reprimimos el afecto?


Aunque una de las cosas que más me gusta es demostrar el afecto que siento hacia las personas a las que quiero, reconozco, que en algún momento, me cuesta demostrar ese afecto, y reprimo mi impulso de besar o abrazar.

Parece como si cuanto más avanzara la sociedad en tecnología, las personas retrocediéramos en valores humanos ¿qué nos está pasando? ¿por qué algunas veces nos cuesta demostrar el cariño hacia las personas que queremos? ¿a qué tenemos miedo? ¿a ser vulnerables? ¿por qué intentar ponernos una máscara de hielo para parecer insensibles ante los demás? ¿por qué ese temor a exteriorizar nuestros sentimientos?

Con lo positivo que es dar ese abrazo de calor en ese momento que te sale del alma, y que además, de ser un regalo para el que lo recibe, también lo es para el que lo da.

¡Liberémonos de temores! y demostremos a las personas que queremos ese abrazo que es fuente de vida, de energía, de salud y de bienestar.



84 comentarios:

  1. Yo siempre estoy dispuesto a darlo y recibirlo, creo que es unas de las formas más placentera de demostrar el amor, la amistad o el cariño que se siente...un besote preciosa

    ResponderEliminar
  2. María, creo que el miedo no es a reprimir el afecto, sino a manifestarlo, o en todo caso:¿Por qué el miedo nos lleva a reprimir el afecto?

    Estoy totalmente de acuerdo contigo en lo que se refiere al texto pero el título no acaba de cuadrarme, quizá es que estoy un poco obtusa hoy, porque se me ha estropeado el monitor de mi pc, y con el portatil me siento como pez fuera el agua.

    Besos

    ResponderEliminar
  3. Corroborando todo lo que dices y pPdiéntote disculpas anticcipadas te pongo un retazo de una de mis poesías

    ""no están ni tus rosas ni mis besos
    dime tú donde se han ido
    mira el mundo que hemos hecho
    por no Darlos besos que no dimos.

    Y es que somos así no decimos :si, gracias , ¡por favor! que guapa estás o
    ¿María como me gusta las cosa que nos Dices y como las dices!
    con tu pluma de cristal.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Yo tampoco me reprimo,pero reconozco que muchas veces me han malinterpretado mis intenciones.
    Quizá sea por eso, no lo sé.
    Besos
    Rampy

    ResponderEliminar
  5. Cuánta razón llevas María, escondemos los sentimientos más naturales que llevamos dentro y los cambiamos por la vanalidad.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Tienes razón: alguna veces nos reprimimos por cortedad. Saludos

    ResponderEliminar
  7. Timideces, convencionalismos, educación puritana... ¡Qué se yo...! La cuestión es que no somos naturales.

    La solución es que los que no tengan estas limitaciones para manifestar sus afectos lo hagan sin cortapisa alguna para ver...si aprendemos los demás.

    Ahí va un abrazo virtual, a falta de otro más auténtico.

    ResponderEliminar
  8. Reprimimos el afecto muchas veces por miedo a dejar al descubierto nuestros sentimientos, por miedo a ser rechazados o por no saber la mejor forma de manifestarlo.
    Entregar amor es la mejor forma de llenarse de él. Bien vale la pena arriesgarse a expresarlo.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  9. A mi me encanta abrazar a las personas que que quiero...

    Ah, como un buen achuchon hay pocas cosas, amiga...

    ResponderEliminar
  10. María tienes una facilidad tremenda para llegar muy dentro, y posiblemente sea porque eres una fuente de agua cristalina, sin aditivos y sin convencionalismos.

    Yo siempre he intentado ser como soy, sin caretas y procurando repartir amistad y cariño a esas personas que significan algo en mi vida, he procurado ver la vida desde el lado positivo y sé que se ganan más batallas con un abrazo que con un grito, con un beso que con el puño cerrado.

    Sigue así María, no cambies nunca, el mundo necesita muchos millones de personas como tú.

    Desde la eterna distancia un beso y un abrazo con cariño...

    ResponderEliminar
  11. Hola María

    Me encanta abrazar y que me abracen. Sentir ese abrazo de todo corazón.

    Creo que muchas veces nos cuesta demostrar lo que sentimos cuando no estamos seguros de cómo le va a sentar a la otra persona. Desde hace algún tiempo, suelo preguntar, ¿te puedo abrazar? Y la gran mayoria me dice que si.

    Alguna vez ya me he encontrado que a la persona que abrazo o beso, da un pasito hacia atrás. Y lo mejor es que conocía de toda la vida a esas personas. En este caso, se que les cuesta expresar lo que sienten por miedo, represión y de algún modo extraño "a que se les contamine con afecto".

    Ya me enrollado de nuevo. Últimamente no se lo que hago pero no callo.

    Besotes.

    ResponderEliminar
  12. Es cierto que cada vez nos reprimimos más.
    Desconozco el motivo.
    Y no es fácil salir de ahí.

    Besos.

    ResponderEliminar
  13. Quien se reprime, no conoce la bondad y la emoción de un abrazo sincero, de un apretón de manos, o de una caricia. Quien se reprime, no sabe lo que se pierde.
    Un abrazo fuerte y sincero.
    Leo

    ResponderEliminar
  14. Pues yo soy una besucona y una abrazucona jejejeje, creo que acabo de inventar palabros...eso si...sin invadir espacios vitales...ni tampoco me gusta que invadan los mios.Pero....que bien sienta sentir ese contacto humano de los nuestros.

    abrazotedecisivo ahí te va guapa.

    ResponderEliminar
  15. lo he visto Es cultural te lo enseñan desde chico..
    no me pasa a mi....es por eso que no lo entiendo
    Mil besos una flor
    vengo de FB

    ResponderEliminar
  16. Conhecendo seu blog hoje.
    E achei extremamente bem postados
    com textos magnificos.
    Convido a conhecer e seguir meu blog já estou seguindo o seu beijos,Evanir.

    ResponderEliminar
  17. A mí me encanta abrazar y ser abrazada. Creo que es lo más saludable y positivo que puede hacerse.

    Abrazos para ti, María y para todos los seguidores de tu excelente blog, amiga.

    María

    ResponderEliminar
  18. Rescato y coincido en tu observación.
    Existe mucha opresión en el ambiente. Intentan separarnos de los afectos y esto es que mantendrá unidas a las personas y a los afectos.
    La expresión de sentimientos es invadida por sensaciones que se complementan con las situaciones sociales difíciles, estimo que es un suceso normal e inevitable.
    De todas formas, no hay que dejar de lado las demostraciones, pero sí dejar de lado el individualismo que provoca todo esto..

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  19. Yo, suelo reprimir las ganas que me invaden… Cuando quiero abrazar a mi padre. ¡No es intencional! De ello, estoy segura. Me dejaste pensando…

    ResponderEliminar
  20. Yo creo que mucho puede ser por miedo a ser invasivos, a que la otra persona no esté receptiva y lo viva como un atropello.
    También puede ser que tengamos miedo al rechazo y a que eso nos haga daño.
    Y otro motivo puede ser la falta de costumbre. Cuando no ha sido una práctica habitual en la infancia, que ni se han recibido ni se han dado abrazos requiere de un aprendizaje, y esto es algo que lleva su tiempo y no siempre sale espontáneo. Aunque se sientan ganas se reprimen.

    Ya ves, en un voleo me han salido unos cuantos motivos.

    Bueno, pues ahora no me voy a reprimir y te mando un gran gran abrazo.

    ResponderEliminar
  21. Yo tambien me habo la misma pregunta que tú. Será porque andamos sumidos en tantas cosas y estresados que no dejamos salir los sentimientos.

    Un abrazo es algo muy bueno y positivo. Pero como tu dices, a veces invasivo, si una persona en ese momento no esta para abrazos. Pues con preguntar ya está. ?me dejas darte un abrazo?

    ResponderEliminar
  22. Me encanta abrazar y que me abracen,todos los gestos de cariño que no se manifiestan, se pierden....

    ResponderEliminar
  23. Hola María , yo tampoco me reprimo y sobre todo con mis hijos, para que ellos el día de mañana también acostumbren haerlo con los suyos.
    Sucede también que a veces entre nuestros afectos hay alguno que se resisten a los abrazos y besos.
    Aquí en mi país el saludo afectuoso es por demás, tal es así que a muchos llama la atención que el beso y el abrazo sea común entre hombres, como saludo cotidiano.
    Todos los gestos de cariño los doy y me los dan y soy de decir te quiero, algo que le cuesta mucho a la mayoría de las personas.
    Besitos

    ResponderEliminar
  24. Soy de las que no lo reprimen.Si algún día nos encontramos, y espero que sí, ya verás que abrazo te doy.
    Mientras...
    Este besote

    ResponderEliminar
  25. Es tan importante manifestar el afecto..
    sabes... siempre acabo mis escritos o comentarios con Abrazo. Jabo

    ResponderEliminar
  26. Y añadiría que sobre todo, los hombres somos menos efusivos a la hora de demostrar el cariño. ¿Por qué será? Pues no lo sé, pero creo que va en los genes. Excelente reflexión la que haces.

    Besos y abrazos sin reprimirme.

    ResponderEliminar
  27. Creo que está relacionado con la forma de vivir nuestra infancia, no quiero ponerme freudiano, pero el proceso de socialización interna tiene mucho que ver.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  28. Ah yo no los reprimo... y a estas edades mías menos aún.
    Hubo un tiempo que me paraba por 'el qué dirán' o qué entenderán de mi gesto' pero ¿ahora? ¡¡aire!! si me apetece dar un achuchón lo doy. Y me encanta que me abracen (pero de jovencita no... ¡qué cosas!)

    dos abrazos y un beso para ti (y cuando nos veamos cara a cara verás qué achuchón te doy) :)

    ResponderEliminar
  29. Hola Maria...
    Pienso que nos reprimimos por el temor al rechazo, por sobre todo.
    Personalmente he tenido algún que otro problema en demostrar mi afecto, más cuando se entiende mi intención...todo bien¡
    Buena entrada¡
    Un abrazo enorme
    Osvaldo

    ResponderEliminar
  30. Yo antes me reprimía menos, ahora me cuesta cada vez más mostrar pruebas de afecto. Pero cuando están ahí, las tomo todas ;-)
    Besos y abrazos, María.

    ResponderEliminar
  31. Tu entrada está llena de calor y afecto.Eso digo yo porqué reprimimos nuestros afectos.Fuera los miedos y abrazar y besar con cariño.Pasa que a veces, hay personas alrededor que no ven el gesto del abrazo como algo bueno y positivo como dices.
    De ahora en adelante pienso abrazar, aunque me critiquen.Fuera tonterías y a ser mas realistas.Al que le duela que se ponga un calamante
    Un abrazo muy grande

    ResponderEliminar
  32. De acuerdo contigo Maria...solo se me ocurre una cosa...creo que porque el orgullo aparece y se sufre a veces el rechazo.....a veces me he visto frenandolo....porque yo he hecho del afecto un Idolo tremendo y me ha hecho sufrir, pero esto ha cambiado y no me reprimo ni uno!!!!! El cariño y el afecto cuando sale del corazón es medicina para el que lo da y el que lo recibe....Uno muy apretao para ti Maria.

    ResponderEliminar
  33. María

    Creo que es la forma de proceder en la familia, y esto se va transmitiendo de padres a hijos. No obstante, deberíamos expresar nuestros sentimientos sin ningún reparo, puesto que es beneficioso para el que recibe y para el que lo da, como tú bien comentas.

    Un abrazo.

    Juan Antonio

    ResponderEliminar
  34. Otra vez tienes razón, María, creo que nos sentimos muy vulnerables, que es nuestra gran asignatura pendiente.
    Un besazo enorme!

    ResponderEliminar
  35. Te doy la razón pero soy el primero al que le cuesta responder con sentimientos. Y no es que no los tenga es como tu dices que me los guardo... no se por que

    ResponderEliminar
  36. Cierto, cada vez somos más fríos, más distantes... es terrible no debemos olvidar el amar, el amar a quienes quieres.
    Besos.

    ResponderEliminar
  37. Hay personas que tienen miedo al ridículo, a no sentirse correspondidos.
    Hay que arriesgar siempre, te llevas mucho más.
    Un abrazo María.

    ResponderEliminar
  38. María,si tienes razón.Pienso que,es por miedo a los sentimientos,queremos guardarlos para que no los dañe nadie...De esta forma no vivimos intensamente,vivimos a medias...
    Intento por todos los medios acercarme siempre,con todo el respeto del mundo,claro está y os dejo a todos mi abrazo inmenso,amiga.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  39. Secillo se reprime por que antes te han cerrado la puerta del afecto.

    ResponderEliminar
  40. Yo soy muy extrovertido, sin embargo cada vez me cuido mas en eso de la introversión, lo dejo para los amigos de siempre, y los que no, ando con pies de plomo, y es porque me dejaría morir si recibo un menosprecio como respuesta...
    Besitos y salud

    ResponderEliminar
  41. Los abrazos son fuente energía, de salud, bienestar sin lugar a dudas.

    Por eso, gracias por tu abrazo a mi regreso del entierro de mi padre en Colombia.

    Lo que sucede es que para un abrazo se necesitan dos y muchas veces uno quiere darlo o recibirlo, pero no el otro.

    Un beso

    ResponderEliminar
  42. Pues yo me he encontrado a veces algun problema precisamente por demostrar ese afecto del que hablas.
    Las personas no están acostumbradas a que les des un abrazo o les agarres de la mano porque si, porque te apetece y no porque haya algo más allá del afecto.

    A mi me encanta abrazar y demostrar a la gente mi afecto y no pienso cambiarlo....
    Me ha encantado tu blog!

    Besos para ti, que te los mereces

    ResponderEliminar
  43. María
    Yo soy muy de piel, de besos y abrazos, con decirte que mi madre me dice "besucona", pero tienes mucha razón, yo soy un bicho raro...
    Besitos en el alma
    Scarlet2807

    ResponderEliminar
  44. Salvo casos muy concretos no me reprimo.

    Besos

    ResponderEliminar
  45. Es solo por esa coraza que nos ponemos para defendernos de quien sabe qué. Todos necesitamos muestras de afecto, hasta los mas frios. Un beso, y un abrazo

    ResponderEliminar
  46. Pues, por mi no te cortes, María.

    Estoy dispuesto a recibir tus besos y abrazos con la mayor alegría.

    Je, je, je.

    La verdad es que soy un pervertido.

    ¡Qué le vamos a hacer!

    Besos sin reprimir.

    ResponderEliminar
  47. Pues sí. Puede que sea los convencionalismos, timideces, o qué se yo... pero en clase veo a mis alumnos y veo que no se cortan nada. Tal vez sea algo que pasa con los años.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  48. Desgraciadamente, no siempre podemos expresar nuestros sentimientos, a veces se malinterpretan y a veces....se bieninterpretan y no sabemos que es peor. Un beso.

    ResponderEliminar
  49. ¡¡Uy, MARIETA!!

    Yo soy de las que exploto si no lo hago...
    No es que no me reprima, es que me suelto y no hay quien me pare... uno de los reproches que más he recibido en la blogosfera es justamente eso...¡¡que me paso de rosca tres pueblos!! pero aun cuando me fastidia enormemente que la gente confunda el dar cariño con ser empalagosa e hiper glucémica prefiero que equivocadamente tengan esa imagen, a ser un pan sin sal y una persona insípida.

    A mi hijo el pequeño, lo tengo abrasado... es que necesito estrecharlo entre mis brazos cada vez que le veo, como si fuera algo vicioso... ¡¡meeeencaanta!!


    Si tengo el día pocho o algo no va bien, es la mejor forma de que se vea todo distinto, el calor humano es la mejor calefacción del mundo y si no lo usamos, somos tontos rematados... como tú dices...

    Sin agobiar, un abrazo hace sentir infinitamente bien al que lo da, a veces más que al que lo recibe, es como un impulso... seguramente, de los mejores que existen, al menos para mi.


    Prepárate, que pienso darte un abrazo tan apretado que te voy a hacer crujir jajaja todos los huesos...

    Y un besazo en cada mejilla de esos que resuenan a km... ¿¿¿tas lista??? jajaja

    Muaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaakkkssss....


    Mmmmm, cuando nos veamos de verdad jajaja...


    Mil besos guapísima y tú eso... sigue sin cortarte un pelo...aun cuando la cara sea de extrañeza, hasta al más raro, diga lo que diga...¡¡le encanta sentir cariño!! ... de hecho yo siempre pienso que muchos ceños fruncidos y mucha mala leche, no son más deficiencias afectivas jajaja...

    ResponderEliminar
  50. ¡¡Jo pi!! otra vez, me sale doble... ¿¿has visto?? lo mío no tiene arreglo posible... ¡¡así queda!! :-)

    Muaaaaaaakss bonita.

    ResponderEliminar
  51. "Mientras mas avanzamos en tecnología" nos vamos volviendo más frios y distantes. Hace poco leia en un blog acerca de las frases al final de sms, "te quiero" etc, que se estaban volviendo un cliche. Tal vez sea el temor a no ser bien correspondidos, un poco de cultura de familia también, muchas cosas. Pero lo que si es que debemos atrevernos. Saludos.

    ResponderEliminar
  52. Hola María!!!... qué tal andas?

    Aquí estoy poniéndome al día de tus últimos posts, siempre tan chulos y tan reflexivos... ¿QUE por qué expresamos tan poco nuestras emociones?... ya ves, así somos las personas... Tenemos que pasar por una desgracias, una situación crítica, una enfermedad o ir al programa de Supervivientes para decir "a los nuestros" que les queremos y les echamos de menos... Así somos los humanos!

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  53. Hola, María: a mi me pasa algo parecido. Pero es que mis padres son segovianos y por ahí la gente es noble pero austera, fría, reacia a expresar el afecto, no les sale y sin quererlo te lo transmiten, aunque por dentro desees hacerlo, así que... un abrazote for you
    Saludos blogueros

    ResponderEliminar
  54. Hola María, que luego nos toman por unos blandengues, jajajajaja y unos sentimentales.

    Un besazo y un abrazo enorme

    ResponderEliminar
  55. Hay muchas razones: carácter, educación, traumas...
    A mí me costó aprender, pero ya no me reprimo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  56. Es verdad, yo me reprimo mucho.
    Un beso

    ResponderEliminar
  57. No lo sé... yo no lo reprimo.

    Besos.

    ResponderEliminar
  58. La verdad es que muchas veces damos abrazos y besos de pura cortesía pero no significan amor...A los que verdaderamente amamos y que nos aman creo que ninguno nos reprimimos en abrazarlos y besarlos mucho, si te reprimes es porque notas que no te quieren.
    Besos

    ResponderEliminar
  59. ¡Cuánta razón tenés María, cuántas veces nos contraemos, nos reprimimos y nos retiramos mudos de ese instante en que tenemos un ser querido cerca! Te prometo y me prometo abrazar y besar a las personas que quiero y darles mi afecto cada vez que tenga ocasión de hacerlo. Comienzo contigo enviándote un cálido abrazo

    ResponderEliminar
  60. Creo que cada vez tenemos mas miedo a que nos hagan daño y demostramos ser fuertes,pero todos necesitamos un abrazo o simplemente un apretón

    ResponderEliminar

  61. Abriendo el comienzo del post de Mis caricias del Alama del día de hoy he dejado un detalle para ti que lleva impreso mi toque personal...

    Es un obsequio en el que le he puesto sentimiento, por estar a mi lado acompañándome y dándome el aliento necesario para continuar dibujando ilusiones en compañía de diversas emociones que hacen que el arco iris brille para mi con más intensidad de la que ya posee...

    A continuación hay un corazón que pide ser adoptado y para terminar el galardón Luz del sol, como ves regreso con una hermosa cascada de motivaciones para compartir.

    Feliz fin de semana para que todo siga siendo un compás de armonía a tu alrededor...

    Te aprecia y estima.

    María del Carmen

    ResponderEliminar
  62. Pues a mi me encanta dar abrazos, pero con sentimiento no de esos de darse palmadas en la espalda.

    ResponderEliminar
  63. Hola, María, preciosa, perdón por msi ausencias, motivadas por una mudanza que aún da coletazos y me ha dejado sin tiempo para nada. Aún dispongo de poco, pero echaba mucho de menos a mis amigos y ya empiezo a pasarme por vuestros blogs como voy pudiendo.

    Tu entrada es sabia, como acostumbras a ser, con esa templanza de carácter que te define y sí, estoy muy de acuerdo contigo, el afecto no sólo hay que sentirlo, sino que también hay que demostrarlo. Yo también soy muy emotiva y nunca reprimo mis sentimientos cuando éstos son para bien.

    Te envío un gran beso y un abrazo con todo mi cariño y según vaya pudiendo, me verás por tus entrañables espacios con más frecuencia. Mil gracias también por tus visitas, que ni siquiera tuve tiempo de agradecerte con anterioridad.

    ResponderEliminar
  64. Que razón que tienes Maria, cuantas veces al cabo de mi vida he tenido la necesidad de abrazar y me he cortado,por ejemplo cuando vás al médico y te dá la buena noticia de que estás bien o cuando un desconocido te hace un favor,quisieras abrazarlo pero te dá verguenza,o a un anciano que lo ves solo por la calle y con la mirada parece que busca un abrazo, lo ves y tu pasas de largo.

    Intentaremos de hoy en adelante abrazar más-

    besitos

    luna

    ResponderEliminar
  65. Hola María!!

    ¡Una entrada interesante y una buena pregunta! Tienes razón de sobra en todo lo que escribes. ¿Porque hay personas que no dan un abrazo? Pues yo digo que no saben lo que pierden… aunque sé, que hay personas que no son cariñosas o, por lo menos no la demuestran. Yo si, reparto besos y abrazos sin ningún problema, demostrar el cariño o el aprecio, amar a las personas… creo que es muy saludable y nos hace crecer como tales y nos hace sentir vivos.
    ¡Al fin estamos de paso! Que no cuesta dinero hacer felices a las personas que nos rodean, amigos/as, conocidos, familiares y a nosotros mismos, que estamos aquí de paso, que mañana puede ser demasiado tarde. ¡Y, luego queda el remordimiento de no haber dicho, la palabra que él, ella, le hubiera gustado oír! ¡Un, te quiero! No dejen ustedes hacer este ejercicio tan hermoso y humano. ¡Entre otros!….

    Un abrazo y un par de besos dos veces en vuelo. Para ti María. De esta amiga que te estima

    ResponderEliminar
  66. En realidad cuando alguien necesita un abrazo yo se lo doy, aunque no soy muy empalagosa ,se quien lo necesita o no ,yo prefiero dar conprension atraves de las palabras apollar a las gentes atraves del afecto .
    Se que deberíamos ser mas cariñosos. En algún momento de nuestra vida cuando dejemos de ser primates, dejemos esta clase de comunicación solo lo hacemos con la
    familia y los nuestros.
    deberíamos de perder el miedo y hacer como los primates abracemos a los demás, a los animales, a los arboles, a la vida en general;
    tu eres un alma limpia y generosa
    no debes de pedir perdón ojala mucha gente fuera igual.
    besos y abrazooossss.

    ResponderEliminar
  67. Gracias por tu comentario María.

    La reflexión creo es correcta, la vergüenza, el miedo a qué pensará el otro y distintos argumentos más nos complican de dudas a la hora de mostrar ese afecto.

    ResponderEliminar
  68. Sabias tus letras amiga ojala un día muchos puedan entender un beso amiga. Como yo digo cada día es el perfecto para regalar una sonrisa. Mil besos

    ResponderEliminar
  69. Hola Maria! profunda reflexion...
    Algunos por temor, vergüenza, a que nos hagan algún daño. Porque nos cuesta tanto? Hay que darle rienda suelta a lo que sientes en cada momento, ocultarlo me parece de un egoismo... Y siempre con mentiras de por medio. Nos crea ya mucha desconfianza.

    Me quedo con tus últimas palabras, abrazemonos a la vida!!!

    Un beso muy fuerte;)

    ResponderEliminar
  70. Creo que son etapas de la vida..de chico abrazamos a todos..despues en la adolescencia dejamos de abrazar por una razon de cambios en nosotros ..y luego de medios viejos volvemos..yo estoy en la etapa de abrazar o sea estoy viejo..jaja..y me hace bien y le hace bien al otro...lo noto.. el mundo esta falta de abrazos y saludos afectuosos..y creo que debemos colaborar en esta falta..se sabe que es contagioso..
    Besos desde el sur

    ResponderEliminar
  71. ¡¡¡Feliz sábado preciosa!! graaaacias por "tus misteriosos ojos" y tu enlace...¡¡precioso!! qué bien que has recordado como hacerlo ...


    Te lo agradezco infinito...

    a ver yo... te dejo, mis buenos deseos y mi cariño para este finde... con...

    ESTO, A VER SI TE GUSTA ;))


    MIL BESOS, MARIETA bonita.


    Muaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaakss a miles..




    Sé tooodo lo feliz que puedas y te dejen!!!

    ResponderEliminar
  72. Lamentablemente la sociedad nos pone ciertos clishes que debemos seguir y si no lo hacems somos mal vistos por los que nos rodean. Entre estas mordazas esta el no ser afectuosos, limitando nuestro agradecimiento, cariño o adminaración a un apreton de manos cuando no hay nada mejor para estos casos que un fuerte abrazo seguido de un afectuoso beso.
    Un ciber abrazo de luz para vos y todos los que te leen.

    ResponderEliminar
  73. Miedo y temor al dolor emocional.
    Enseñanza deprimida.
    De todas maneras cada persona es diferente, hay a quien le cuesta, por ser más cerrada en si misma, pero lo puede llegar a demostrar de otras maneras, a veces con una sonrisa sincera es suficiente.
    Sin embargo los abrazos son muy necesarios.



    Gracias.

    ResponderEliminar
  74. Muchas gracias por vuestros comentarios, cada uno, con un toque distinto y personal, la verdad es que me ha gustado mucho conocer vuestras opiniones.

    Y es que pueden ser tantas las causas por las que reprimamos alguna vez nuestro impulso a dar ese abrazo cálido que deseamos dar en algún momento determinado a alguien a quién queremos, como muchos habéis comentado por temor a ser rechazados, o a demostrarnos débiles ante los demás, y en algún momento, para evitarlo, nos ponemos una máscara de hielo, o por timidez, etc....

    Es importante para sentirnos optimistas y llenos de vida, dar ese abrazo o recibirlo, y no reprimirnos, y si deseamos decir palabras de cariño, no las silenciemos, porque pueden servir como una inyección de vida para la persona a quién vayan dirigidas.

    Gracias, muchas gracias por vuestra compañía y vuestros interesantes comentarios.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  75. Es increíble como muchos seres humanos reprimen todo, inclusive su capacidad de amar (que es lo más importante.

    ResponderEliminar
  76. DAVID

    Gracias por tu comentario.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  77. Por lo general María, reprimimos nuestros afectos porque cuando intentamos exhibirlos -en muchas ocasiones- somos mal vistos, juzgados o mal interpretados.

    Es así. Nos encontramos en una sociedad de apariencias, de malos pensamientos, de egocentrismos ilimitados.

    Si alguien realiza un acto sincero de cariño hacia los demás, en seguida aparecen "otros" que lo radiografían al completo. Y otros más, quienes ven "segundas intenciones".
    Por otra parte, en internet en donde todo es frío (y no existen los olores ni se siente el calor humano -físico-), todo puede ser discutido y discutible.

    Desde la virtualidad a la realidad he conocido a algunas personas, amigos o antiguos amigos. Por aquí, por lo virtual, eran "cariñosísimos", pero frente a frente, en la vida real, eran "fríos" como témpanos de hielo.

    No son así todos los casos, pero hay algunas veces en donde te llevas un buen fiasco.

    Aunque hay que ser precavido y prudente en la vida y en el tramo con las personas, siempre hay que serlo con una sonrisa, con cariño y sobre todo, con humor.

    Un abrazo cordial.

    ResponderEliminar
  78. TONI

    Tus comentarios siempre me hacen reflexionar, gracias por compartirlos.

    Y estoy totalmente de acuerdo contigo, las personas siempre tendemos a juzgar a los demás malinterpretando cosas que no son ciertas, y en este medio, al ser un mundo frío donde no se ven las caras ni los gestos, mucho más todavía, y estoy de acuerdo cuando dices que hay que ser precavidos, pero no solo aquí, sino siempre.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  79. Qué razón tienes María. A veces los abrazos o los besos saben tan dulces, que nos quitan amarguras.
    Creo que esto va un poco con la educación. Si en la infancia la educación ha sido sin besos ni abrazos, no se tiene costumbre de darlos.
    A veces se duda en darlos incluso por escrito porque no sabes cómo va a reaccionar las personas que está al otro lado de la línea.
    Otras veces es debido a que algunas personas guardan las distancias por no comprometerse mucho en los sentimientos.
    Saludos

    ResponderEliminar
  80. ISA RAMOS: Me ha parecido muy interesante tu reflexión, gracias, por tu comentario. Un beso.

    ResponderEliminar
  81. Muy buena observaciòn Marìa!, de como la nueva sociedad con la tecnologìa avanzada tiende a sustituir las muestras de afecto; en lo personal soy una persona todo amor, aunque vivo en una de las sociedades mas frìas de los paìses escandinavos; Sin embargo como decìa mi caracter innato de afectividad ha contrarrestado a caer en las esferas de la tristeza, indiferencia, o inmutabilidad en que viven muchas sociedades. /Recibe un afectivo abrazo Marìa, y mil gracias por tu reflexiòn que despierta aùn mas mi sed de vivir en un mundo mejor!

    ResponderEliminar
  82. FRANCISCO JOSÉ: Mil gracias a ti por haber enriquecido con tu comentario, tus letras y la luz de tu calidez, mi blog. Un beso.

    ResponderEliminar

Tu opinión es importante. Muchas gracias.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...