lunes, 25 de julio de 2011

¿Por qué discriminamos?


Si nos detenemos a reflexionar sobre las diversas formas de discriminación, llegaremos a la conclusión, de que, todos alguna vez, y sin darnos cuenta, hemos discriminado de algún modo a alguien.

Según los cánones de la sociedad, se suele dar más importancia a las personas por lo que aparentan, tienen o son, dando más valor a las cosas materiales y superficiales, que al valor humano y profundo de las personas.

Debemos reconocer que la sociedad suele ser más amable con los que más poseen, con los que más dinero tienen, con los que poseen un puesto de trabajo de mayor rango, con los de la clase social de mayor nivel, con los más guapos, que los que no.

Detengámonos a pensar por un momento... todos somos personas, todos somos iguales, por lo tanto, ninguno es más que nadie, intentemos valorarnos a nosotros mismos, y a los demás, como lo que somos, personas con valores humanos, con sentimientos y emociones.





88 comentarios:

  1. La respuesta es fácil.
    Porque somos miserables.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Sí es cierta ésta tendencia a discriminar de la que hablas. No tratas de la misma manera a quien sabe que a quien le lleva tiempo entenderte, ni siquiera sonríes de la misma manera al más guapo que al feo y muy gracioso que se esmera lo indecible.
    Mi intención siempre es la misma: Tratar a todo el mundo por igual ya que según la máxima ni nadie vale más que nadie ni mucho menos se puede medir por sus pertenecias ó belleza.
    Ojalá ya que haces la pregunta no se quede en el aire. Ojalá aunque sea con alguna predilección al menos siempre tengamos "base" para que quienes se acercan a nosotros tengan sino la misma ó parecida oportunidad al menos de conocerlos.
    Luego la vida irá colocándolos en nuestro puzzle particular.
    Un beso María.
    Felíz verano !

    ResponderEliminar
  3. No tenemos la culpa, hemos sido construidos así de idiotas, si hubiera un constructor, el seria el responsable, también de las guerras y las hambrunas, en fin, ya me entiendes...
    Besitos y salud

    ResponderEliminar
  4. AMIGA : ME ENCANTO TU ENTRADA ES MUY CIERTA..
    DEBEMOS SER MAS HUMANOS ..
    BESOTES
    SILVIA CLOUD♥

    ResponderEliminar
  5. Hola María, Tienes toda la razón del mundo. Todos somos iguales, y la prueba de ellos es que todos nacemos de una madre y un padre. Digamos de un ovulo y un esperma que cuajan. Todos nacemos por el mismo sitio. Al igual que todo morimos y nos vamos con las manos vacías. Tanto si se ha tenido muchas cosas materiales, como si a penas se ha tenido nada.

    Y lo más importante es que a nadie se le recuerda por las posesiones que han tenido, pero sí se recuerda a las personas por lo que han sembrado y por lo felices que han hecho a los demás.

    Con respecto a lo físico, o a lo mental, es cuestión de ética y no mirar por encima del hombro a nadie que no sea igual a nosotros. Al fin y al cabo que importa si se es más baja/o o más gordita/o lo más impórtate es tener un corazón tan grande que no le cabe en el pecho.

    Creo que la base principal de que todos nos respetemos como somos está en la educación de las familias. Si cuando se están formando los niños/as se les enseña que la guapura no es lo que se ve, si no como es la persona como ser humano. Si empatiza con sus semejantes.
    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Existen muchas formas de discriminar, unas impuestas por los interlocutores de turno,
    otras por las diferentes ideas y sentimientos, y las más dolorosas porque se acuerdan de ese refrán que dice el que a buen árbol se arrima buena sombra le cobija.

    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Tal cual, María, todos nacemos desnudos y desnudos nos morimos. Y todos sentimos los mismos miedos más o menos y tenemos similares necesidades de aceptación y cariño. Es más lo que nos une que lo que nos separa.

    Muy linda entrada.
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Yo te diría por ceguera y pobreza de espíritu y de corazón.
    Lamentablemente esta sociedad, se basa en lo aparente...en la apariencia..todo lo que salga de esa estúpida norma social...se aparta se aliena, no existe....es invisible!! o se toma como una carga!!
    Solemos hablar de feos, de guapos...lo esencial es invisible a los ojos, pero jamás al espíritu...¿por qué no podemos mirar desde ahí?
    Soy la primera en decir si, he discriminado, y quizás ha sido instintivamente.
    Todos de una u otra manera discriminamos, quizás asumirlo es el primer paso.
    Un abrazo enorme María, y gracias por los estupendos post que nos dejas.

    .

    ResponderEliminar
  9. Hola María

    Es verdad todos somos iguales y deberíamos recordarlo. Quizá criticamos porque no tenemos confianza en nosotros mismos, porque nos gusta ver la paja en el ojo ajeno y no el pajar en el nuestro.

    Ojalá algún día dejemos de hacerlo, pero me temo que eso es mucho pedir.

    Besotes.

    ResponderEliminar
  10. Hola María, creo que se descrimina de acuerdo a nuestros prejuicios, creencias o limitaciones, impuestas por el hogar, por la religión y por la sociedad de consumo. Cuando uno es auténtico, de gran apertura mental y de corazóny de mucha autoestima, y acepta las cosas como son o al menos sabe aplicar la tolerancia, no creo que pueda descriminar, no le propupa que hace o como es el otro.
    El humano siempre cree que el diferente es el otro, y en realidad somos nosotros mismos que nos estamos discriminando. Las persona son lo que son por su esencia y no por las apariencias.
    Todos hemos discrimando alguna vez, dejándonos llevar por la estupidez humana. Lo bueno sería ir corrigiendo esos errores.
    Hermosa entrada
    Besitos

    ResponderEliminar
  11. Siempre he pensado que los que discriminan tienen miedo al otro por inseguridad en sí mismos.
    Besos.

    ResponderEliminar
  12. El egoísmo nato que llevamos dentro nos hace considerarno superior a los demás.
    Cuanta razón llevas en tu texto María. Todos deberíamos reflexionar sobre ello.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Demasiados prejuicios llevan muchos a cuestas cuando todos llegamos aquí con lo mismo puesto.
    Besos, María.

    ResponderEliminar
  14. El miedo es una de las muchas causas de la discriminación.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  15. Bueno, es sencillo, todos pensamos que somos nosotros mismos el centro del mundo... Nos hicieron asi.

    Un abrazo, Maria

    ResponderEliminar
  16. Eso dicen, que todos somos iguales. Pero la realidad es que algunos son más iguales que otros.
    Si que se discrimina.

    ResponderEliminar
  17. El problema es que esta sociedad materialista se rigen por "tanto tienes, tanto vales".

    Besos

    ResponderEliminar
  18. Y así somos , o alguna vez hemos sido, ese debe ser un reto, sabiendo que todos aspiramos a lo mismo , y tener como ideario que "los demás sean cual fueren sus apariencias son lo único importante", que nuestra actitud aparente bien, por que normalmente "lo que bien está bien parece"
    ¡Querida amiga : un beso entrañable!

    ResponderEliminar
  19. Buenas noches Maria:
    Sabes es que lo seres humanos somos muy superficiales y si nos detuviéramos a pensar, que todos venimos desnudos y nos vamos sin equipaje, quizá valoraríamos más las virtudes espirituales.
    Afortunadamente hay de todo en la vlña del Señor.
    Besos, Montserrat

    ResponderEliminar
  20. yo creo que todos somos un poco culpables, y pienso que cada persona tendria que ser igual a la otra, sea cual sea su estatus social y sobretodo su físico.
    Pero yo me confieso, como dice Toro he sido alguna vez miserable.
    Un beso María

    ResponderEliminar
  21. Hola María, al igual que Pedro Ojeda,pienso que los que discriminan es porque tienen miedo del diferente.No lo comprenden,pasa por un tema de espiritualidad y mente abierta el no discriminar.
    ¡Abrazos!

    ResponderEliminar
  22. Cuando empiezas a valorarte a ti misma por lo que vales y no por lo que aparentas, es cuando empiezas a valorar a los demás, sin tener en cuenta su apariencia exterior o su cuenta bancaría. Un beso

    ResponderEliminar
  23. Resaltar las carencias de otros nos desvía la atención de las nuestras pareciendo mejores, así somos de patéticos.
    Besos.

    ResponderEliminar
  24. Buenas noches,
    Me uno especialmente a la opinión de Pedro, Emilio Manuel, Migue y Ojos negros; creo que la inseguridad de uno mismo y también el miedo muchas veces a no ser aceptados por los demás si no actuamos como ellos, lleva al ser humano a discriminar e infravalorar a los otros en algunas ocasiones. Como ya se ha comentado, los que no se sienten bien consigo intentan atacar a los otros para desviar la atención.
    Creo que todos alguna vez consciente o inconscientemente lo hemos hecho, discriminar, sobretodo cuando más jovencitos con los compañeros de clase, en la pandilla...cuando ser más chulo que un ocho era símbolo de respeto, de superioridad.
    Ojalá todos nos respetáramos más y esta fuera una de tantas odiosas palabras que desaparecieran del diccionario.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  25. Siempre pienso que los estándares de la sociedad están basado en lo que se vé, únicamente. Últimamente estamos muy ciegos.

    Besos.

    ResponderEliminar
  26. Se discrimina por temor de lo desconocido, es más facil rechazar que intentar conocer.
    Un abrazo, Marìa.
    Leo

    ResponderEliminar
  27. Tengo un escrito en el otro blog, que se llama 'somos todos' somos todos los que discriminamos por una u otra causa.
    Cada dia aparecen formas nuevas, que dan espanto; es mas facil aceptar al igual, al parecido a uno que al que es distinto, o como dice el dicho: clavo que sobresale se martilla.

    ResponderEliminar
  28. Cierto, algunas veces hemos caido en la discriminación conciente o no. Nos hemos creído mejor que otros...somos débiles...por eso cada día hay que procurar hacernos más humanos. UN abrazo. carlos

    ResponderEliminar
  29. Depende de donde ponga mi vida asi me veré como soy en el otro....si es el Amor, el de verdad, el Unico que existe, el que me inunda y me hace verme como soy, con mis miserias y buenas voluntades, y en El me siento amada asi veré al Otro.....te dejo mi sonrisa con un abrazo. Solo desde el Amor puedes verte a ti misma y amarte sin cansarte Vivir de verdad y el Otro será tu descanso siempre....el que discrimina se discrimina a si mismo!!

    ResponderEliminar
  30. El miedo enmascarado de prepotencia nos hace crueles...

    dos abrazos :)

    ResponderEliminar
  31. Pues yo voy a ser tremendamente incorrecta. me lloverán los improperios y las miradas de medio lado, pero me da exactamente igual, lo voy a decir porque es la verdad más absoluta.

    Yo JAMÁS, en toda mi vida, ni de pequeñina, ni de joven, ni de adolescente, ni de mediana edad, ni de adulta, NUNCA he discriminado a nadie. Y si alguien ha sido discriminado por mí, que lo diga, que ya le daré yo pa ir pasando.

    En serio, JAMÁS.

    Y dicho esto podéis tildarme de prepotente o de lo que os de la gana, que no me apeo ni un milímetro.

    Besitos.

    ResponderEliminar
  32. Jajaja MARINA, pues para que nos tilden de lo mismo a las das... ¡¡DE TI DOY YO FE QUE ES CIERTO LO QUE DICES!! :-)

    Yo jajaja Como tú... puedo prometer, asegurar y dar fe que jamás en mi vida he discriminado a nadie por nada, ni por guapo, ni por negro, ni por pobre, ni por azul, rojo, alto o bajo cargo, por nada de nada... ¡¡jamás!!

    He querido a gente horrible por fuera y preciosa por dentro, de altísimaos cargos y de pedir en la calle...gente a la que ni he visto la cara...

    La discriminación por los signos externos de alguien es sólo miedo a lo desconocido, a veces ignorancia, otras fanatismo, a veces también prepotencia e incluso inseguridad y sobre todo desconocimiento miedo a lo desconocido...

    Todo el mundo es lo que es y se merece el tiempo de que sea averiguado.. pero hay que mirar despacio y a conciencia para ver de verdad lo que hay tras ese ser humano... las apariencias, son solo eso... casi siempre engañan... tanto las supuestamente buenas, como las supuestamente malas.


    Por otro lado, ya puestos a ponernos chulitos... jajaja Tengo un ojo buenísimo para la gente... ¡¡por qué crees que te quiero un montón a ti MARIETA!! porque te debo dar las gracias una y mil veces por lo cielísimo que has sido estos días cuidando de mi caso sin si quiera decírtelo... ¿¿dónde se puede encontrar a alguien que sin haberle visto si quiera la cara se comporta como un ángel conmigo??

    Y eso por no hablarte de MARINA ( no hace falta ¿a que no?.-)

    ¿Cómo voy a discriminar yo? si sólo me rodea lo mejor del mundo allá donde voy ¿¿hay alguien más afortunada??

    Mil gracias por todo mi cielo, de verdad que es un lujo tenerte aquí y sé que fuera de aquí por amiga, mi querida MARIETA y... no te preocupes... yo como tú... ya sólo me mordisqueo las uñas, chuches, chicles y helados... humo y pastis hace días que están fuera... lo del dulce ha sido el otro vicio que he tenido desde tooooooda la vida y desde siempre...


    ¿Sabes cual fue la primera historia de discriminación que conocí siendo muy pequeña y sieeeempre he recordado?

    ESTA... tengo clarísimo que hay muchos cisnes que no se ven por fuera...por eso, siempre me he fijado muuuucho ;-)


    Un beso grandísimo y toodo mi cariño, MARIETA.

    Muuuy feliz última semana de agosto
    Muaaaaaaaaaaaaaaaaakss a toneladas.



    ¡¡Feliz tarde preciosa!!

    ResponderEliminar
  33. la discriminación posee del miedo o de la envidia.

    Los seres seguros de si mismo, los que saben lo que son, los que no necesitan compararse o competir para saber que son buenos en unas cosas y peores en otras y eso no les hace sentirse inferiores, ni sufrir. Esos no necesitan discriminar

    Discriminar es un acto provocado por un complejo de inferioridad interno, compensado con un gesto de superioridad externo

    Si sabes quien eres, lo que vales y lo que te pueden aportar los demás, te sientes atraído por las diferencias y virtudes de los otros y el beneficio que te pueden aportar.

    Un abrazo y gracias por hacernos reflexionar sobre uno de los temas más terribles de nuestra sociedad.

    ResponderEliminar
  34. La verdad, si vamos de confesiones, creo que conscientemente no lo he hecho. Pero supongo que por miedo o porque ves que otros tienen costumbres distintas, sí que me he apartado de personas que me han hecho daño, de personas agresivas y de personas con costumbres muy diferentes a las mías, ni mejores ni peores, diferentes.
    Por su físico no he discriminado nunca a nadie.
    La envidia también genera discriminación inversa.
    Besos

    ResponderEliminar
  35. Discriminar siempre fue, es y será, más fácil que intentar comprender a los demás. Por eso podemos hacerlo casi sin darnos cuenta.

    Saludos

    J.

    ResponderEliminar
  36. Discriminamos, hacemos cosas malas, y buenas y amamos, quizás porque somos humanos, no ángeles, aunque no todos discriminamos en la misma manera, ni hacemos el mal o el bien de igual forma.
    Pero tu texto hace e invita a reflexionar, es verdad.
    Saludos blogueros

    ResponderEliminar
  37. Hola María, acabo de darme cuenta porque me va tan mal en la vida: no soy guapo, no tengo dinero, no tengo trabajo, no soy ostentoso ni me gusta la apariencia, no tengo... ni pelos en la cabeza, por no tener, bueno... en realidad es que me ha salido la cabeza del revés.
    Siempre, alguna vez, aunque haya sido sin querer.

    Besos

    ResponderEliminar
  38. Muchas veces empieza todo en la infancia, la crueldad, a veces, que no se corrige y se explica, hace que de mayores sigamos igual de crueles, pero ahora con maldad, creo yo.
    Un besote

    ResponderEliminar
  39. Hace poco, unos desalmados fusilaron a 70 centroamericanos a sangre fría (sin haber cometido ningún delito). La prensa apenas se hizo eco; pero uno en Noruega mata a 76 y...
    Hablo de dos hechos puntuales, mas en México, atrocidades como la "primermundista", ocurren cada semana sin faltar a su cita (por poner un ejemplo).
    ¿Somos todos culpables?

    ResponderEliminar
  40. María, no creo que todos seamos iguales, hay gente con calidad humana y otra que no, hay gente buena y gente de lo peor.

    En lo que a tu post se refiere, mas a la discriminación, sin lugara a dudas es por interes, el swer humano en su gran mayoría se mueve por intereses.

    Allá el que sea así, lo de la gente guapa y los feoas es muy sencillo es por simple atracción y aceptación.

    Eso creo, un saludo...

    ResponderEliminar
  41. Todos somos iguales, pero algunos parecen más iguales que otros...

    Vamos de a poco construyendo nuevos paradigmas, nuevas maneras de relacionarnos y vernos.

    Espero que en algún momento la armonía sea tan común como ahora la confusión.

    Abrazo

    ResponderEliminar
  42. Pues la verdad es que las personas en general (hay excepciones) valoran coas que no son lo que más valor le dan a la persona. Y a partir de ahí discriminan. Lo ideal sería que nadie discriminara a nadie por nada. Pero la tendencia humana anda por otros derroteros, por desgracia.

    Besos.

    ResponderEliminar
  43. Aparte que nadie elige ser como es, o donde nacer, en fin se requiere una sociedad un poco más educada, yo creo que se va camino a esta situación porque se va tomando más conciencia del otro, como es en el caso de las personas que tienen alguna discapacidad. Besos tía Elsa

    ResponderEliminar
  44. No he leído los comentarios y quizás ya lo hayan apuntado: desde el punto de vista humano, es obvio que todos somos iguales. Pero eso, que así dicho, resulta muy abstracto, no implica, para nada que todos seamos iguales. Cada uno tenemos nuestra particularidad, nuestra individualidad, que nos define, y exigimos que resulte bien atendida.
    Se dice que no hay trato más injusto que tratar igual al desigual.
    Yo plantearía el problema a la inversa: en vez de reivindicar igualdad, denunciemos los agravios comparativos, luchemos contra ellos, trabajemos para que no se produzcan. De esa forma estaremos fomentando una sociedad menos inhóspita. Un beso.

    ResponderEliminar
  45. Discrimina el incapaz, el necio, el cretino, el imbécil,...

    ResponderEliminar
  46. Descriminamos como juzgamos para sentirnos mejor con nosotros mismos Al rebajar a ,los demas sentimos el poder de lo que somos
    Un beso querida desde mi alma

    ResponderEliminar
  47. Lo más fácil es dejarse llevar por los prejuicios y las primeras impresiones, sin tener nada más en cuenta que lo que se vé, y lo que parece,..

    ResponderEliminar
  48. El concepto dela comparación está en el ser humano desde los primórdiosy somos todos llevados a utilizar paradigmas- en la própia Bíblia Sagrada se introduce el enunciado de que fuímos creados a imagen y semejanza... pero es pura verdad que debemos ser moderados en las comparaciones.
    BESOS DESDE EL SUR DE BRASIL

    ResponderEliminar
  49. Esta sociedad discrimina porque siempre lo hizo y nadie supo poner freno.
    te deseo un feliz fin de semana.
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  50. Que tema!... La discriminación parece ser parte componenente de la sangre de las personas.
    Lo peor de todo es darte cuenta que esa persona a la que discriminaste por banales razones es un ser muy superior a vos como persona y espiritualmente hablando.

    ResponderEliminar
  51. Aca les dejo un articulo que escribi hace un tiempo sobre el mismo tema.
    http://ahve.blogspot.com/2010/01/prejuicios.html

    ResponderEliminar
  52. porque todo lo diferente nos da miedo y desconfianza.

    Besitos vacacionales

    ResponderEliminar
  53. Un beso preciosa mía.

    Verás MARIETA, quizá esto debiera mandártelo en un correo o por el Face o... ¡¡vete a saber!! yo... es que... me pierdo ya :-).. para mi el blog es tu casa y por eso, siempre termino asomando aquí.

    Mil gracias por lo que has dejado en mi blog, MARIETA, por la parte que me toca y que sepas que has ayudado mucho a M. Creo que le ha dolido más de la cuenta lo sucedido en allí, pero yo creo que allí es mejor no revolver más... pienso que en ocasiones, queriendo aclarar se lía todo mucho más y las cosas no tiene más importancia de la que le demos...

    En fin, que eres un amor, que de verdad cuanto más cosas veo de ti, más me gustas. A veces, como en tu caso, no es necesario en absoluto ver la cara, para saber lo bonito que es todo lo que hay tras ella y por tanto siendo el espero del alma la cara, la tuya es Mmmmm ¡¡más que bonita!!

    Bueeno, que me estoy enrollando demasiado.
    Muuy feliz finde, mi cielo, hasta mediados seguiré asomando por aquí... aunque el blog lo deje así un poquito manga por hombro... no me gusta eso de poner carteles diciendo me voy o me quedo, porque en realidad... siempre estamos yendo y viniendo y sintiendo como siento esto un poco como mi casa... pues eso... que estoy y diré cuando me apetezca y si no... no pasa nada... vendré a darte besos por aquí si estás y si no te los dejos para que los recojas a tu vuelta.


    Lo dejo ya... ¡¡no me digas que no es como una carta estas cosas que me salen!! jajaja


    Muaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaksss a montones preciosa.

    Disfruta mucho y yo... también MARIETA... de verdad que te quiero... es un gusto encontrar gente como tú en este mundo virtual y... en cualquier mundo ;-)

    ¿Cuando nos vamos a conocer de verdad?
    ¡¡Ya lo estás pensando!! ¿eh? :-)


    ¡¡¡FELIZ FINDE CIELOOOOOOOO!!....................

    ResponderEliminar
  54. Gracias estimada amiga por tus siempre gradables visitas.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  55. Hola Azulita. No sé cuando volveré, ni cuando las ganas me acompañarán... lo de septiembre, es sólo un decir.

    Los últimos acontecimientos en el blog de María me han cansado mucho, seguramente no era para tanto, pero entre tu comentario, su comentario y demás, una losa se puso en mi alma...cuando logre levantarla volveré, si es en septiembreo sea.
    Besos corazòn.

    ResponderEliminar
  56. A veces las apariencias engañan por eso hay que darse el tiempo y conocer a las personas antes de juzgar.

    Te dejo un montón de cariños.

    ResponderEliminar
  57. Mi querida maría..
    Que tema tan difícil, espero que algún día esa discriminación termine, podríamos valorarnos como seres humanos, como hermanos.
    Me encanta.
    Besos

    ResponderEliminar
  58. Que tema madre mia!
    Hay mucha tela, todos, unos más que otros, tendemos a hacer de jueces con todos aquel, sea el que no nos gusta por alguna "razón". Tendríamos que tener un poco de confianza, sobretodo con aquellas personas que por lo que sea son más débiles o lo aparentan.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  59. Cuando tienes opiniones predeterminadas, pierdes ocasiones.

    ResponderEliminar
  60. Siempre he pensado que no se debe valorar a nadie sólo por su aspecto físico o su estracto social. La única categoría valorable debe ser la CATEGORÍA HUMANA, a todos los niveles.
    Desgraciadamente, la mayoría de las veces no suele sre así, mas todos deberíamos esforzarnos porque lo fuese, querida María.

    Besos de domingo. María

    ResponderEliminar
  61. Ojo, que está en boga lo que se llama "discriminación positiva", que es dotar de cupos en distintas organizaciones a grupos considerados minoritarios. Pero, en estricto rigor, ni esta clase de discriminación debiera de existir porque es el mérito el que importa.

    En mi país está el debate por extender el Postnatal a seis meses y hasta qué tope de sueldo que lo cubra el Estado. Hay quienes se resisten a extender el beneficio bajo el argumento de que, con éste, se discrimina a las mujeres en el mercado laboral.

    Las oportunidades tienen que ser iguales para todos...por eso el ahínco en la educación, por ejemplo. Lo que cada uno haga con la oportunidad es asunto de libre albedrío. Saludos afectuosos, de corazón.

    ResponderEliminar
  62. Maria, yo pienso que discriminamos porque tendemos a juzgar a todo un grupo de personas por un mismo patrón que las asemeja, sin darnos cuenta de la individualidad de cada ser. Ideas erroneas previamente establecidas son muchas veces la razón de la discriminación.
    Buscar lo maravilloso que se esconde en cada persona sería la solución.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  63. Somos tan imperfectos...
    Paso por aquí a devolverte ese besote
    Muaks!!!
    ;)

    ResponderEliminar
  64. "Cuando yo tenía dinero me llamaban don Tomás, pero como ya no lo tengo, me llaman Tomás no más". Nos guste o no, el poderoso caballero sigue primando. Menos mal que los tiempos que se avecinan nos van a poner los pies en el suelo.

    Un beso, María.

    ResponderEliminar
  65. Hola María: Ya repuesto de mis dolencias y antes de iniciar mis vacaciones quiero visitarte y desearte que pases un mes de agosto muy feliz.
    Llevas razón en alguna ocasión todos hemos discriminado a alguien, yo tengo el honor de haber elevado de categoría a un compañero de trabajo, te cuento.
    Cuando entre en mi oficina había uno al que llamaban el mini por ser el más bajito de todos, pero cuando entre yo el Mini paso a ser el Midi, yo estoy por ello muy contento.
    Un fuerte abrazo y felices vacaciones

    ResponderEliminar
  66. Interesante tema, María, como de costumbre.

    Desde luego, si valorásemos de verdad al ser humano, simplemente por ser humano, no discriminaríamos a nadie. De modo que pienso que el defecto de la discriminación viene de inmadurez en la tabla de valores que alguien profesa.

    Si su tabla de valores empieza por el dinero, discriminará según este canon. Si lo es la belleza, clasificará según este patrón. Si es un prejuicio de raza o de creencia, sucederá lo mismo y pondrá en el inferior nivel a los que no creen lo mismo o a los que pertenecen a la raza que esta persona no valora.

    Cuando reflexionamos de verdad que la realidad es Una y que todos formamos parte del mismo Universo y estamos todos conectados, entonces valoramos a toda persona como si fuésemos nosotros mismos aún en el caso de pensar que esa persona ha de evolucionar en algún sentido, pero no nos consideramos más valiosos por eso. Hay muchas personas que nos sobrepasarán depende en qué aspecto y por eso no nos sentimos inferiores o no deberíamos sentirnos.

    En resumen, el valor esencial es ser HUMANOS.

    Un abrazo, María.

    ResponderEliminar
  67. Es una gran verdad, María. Supongo que los prejuicios sociales nos condicionan a tal punto que inconscientemente hacemos lo que jamás haríamos si lo pensáramos dos veces. Porque un solo pensamiento, por mínimo que sea, puede ser discriminatorio aunque no lo escuche nadie más que nuestro corazón, y es él quien nos pone en vereda recordándonos todos los valores que debemos esgrimir para ser cada día mejores seres humanos.

    Un besote, amorosa.

    ResponderEliminar
  68. Estoy de acuerdo con Toro pero con un pero: Nos han educado a fuego, al menos a los de mi generacion y es muy dificil quitarnos esa mugre.

    Un beso, Maria, querida amiga.

    ResponderEliminar
  69. Discriminamos porque en lugar de buscar en los demás lo que nos une buscamos lo que nos diferencia...
    Besos, María

    ResponderEliminar
  70. María si estuviéramos observando nuestras actitudes diaria esto que tu comenta lo hacemos mucho y a diario
    Gracias por su visita feliz verano
    Un cordial saludo desde…
    Abstracción textos y Reflexión.

    ResponderEliminar
  71. Excelente valorar a todos y a uno mismo te espero siempre beso!!!
    Majo

    www.refugiodelkaos.blogspot.com

    ResponderEliminar
  72. Marietaaaaaaaaa!!! Vas a venir este mes a mi casa? El año pasado ya no lo hicistes y oye para que estan los amigos? Venga que ya sois dos las invitadas,una quincena cada una no esta mal,no? Encima que no trabajo tengo todo el tiempo del mundo...nos hacemos unos bocatas y a la playa todo el dia.Venga te apetece?

    BESAZOS PRINCESA :) ♥

    ResponderEliminar
  73. Coincido plenamente con lo que dices y es lamentable que cometamos este tipo de errores. A veces somos patéticos. Muy buen entrada. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  74. Cuanta razón tienes, si todos pensaran como tú, que agradable sería esta vida...
    Besitos en el alma
    Scarlet2807

    ResponderEliminar
  75. Sólo somos personas,yo soy igual que tú y tú eres igual que yo

    ResponderEliminar
  76. Discriminamos ..simplemente..porque comparamos...y ahí empezamos hallar las diferencias..de piel..de status..de edad..etc...y ademas porque es lo mas fácil..nunca nos ponemos a pensar por qué discriminamos..si lo hiciéramos..seguro dejaríamos de lado el miserable yo..y veríamos todo distinto con nuestra alma donde anida el sentido común..
    Saludos desde el sur

    ResponderEliminar
  77. Muchas veces se discrimina porque se teme a lo diferente, pero creo que cada persona tiene su valor y la diversidad enriquece. Una buena entrada María.
    Un besito

    ResponderEliminar
  78. Realmente el mundo está al revés.
    Estamos llenos de complejidades.
    El que más tiene muchas veces es el que menos tiene en valores, por eso evitamos la comprensión del verdadero sentimiento del SER.


    Un abrazo.




    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  79. Creo que por miedo e ignorancia, como ya han dicho algun@s...

    Besos.

    ResponderEliminar
  80. Me dejas reflexionando. siempre quiero dejar mi grano de arena al mundo.

    ResponderEliminar
  81. Rzón llevas, María querida y sino fíjate que todo el mundo presume cuando tiene un amigo rico o famoso, pero nadie presume de un amigo pobre. Por desgracia el dicho de tanto tienes, tanto vales, sigue estando vigente.

    Un gran beso y muy feliz finde, preciosa.

    ResponderEliminar
  82. Porque es importante valorar a cada persona, no medir lo que tiene ni lo que es cada una, sino saber que todos somos personas humanas con sentimientos y valemos mucho desde nuestra riqueza humana y personal.

    Muchas gracias a todos por vuestras sinceras reflexiones, gracias por alimentar este rincón con vuestros comentarios que siempre enriquecen a mi blog, sin vosotros no sería lo mismo, estoy muy agradecida por seguir aquí conmigo.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  83. Hola María, gracias por participar en mi blog.
    Me gusta tu blog.
    Y bueno porque discriminamos?
    Supongo que es por estar inseguros de lo que somos.
    Pero tenmos la opción de dejar de hacerlo, y se puede y es hermoso!!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  84. ELISA: Yo también opino como tú, que puede que sea por inseguridad. Gracias por tu comentario. Un beso.

    ResponderEliminar
  85. Totalmente de acuerdo en algún momento recaemos en desmeritar, criticar, ofender a personas que simplemente no toleramos que sean diferentes. ¿pero cual es esa real diferencia? no la existe nosotros nos pintaos diferencias ante lo demás claro diferencias molestas por decirlo así por que que tan interesante es compartir mi modo de pensar con otro, complementar una conversación con uno no igual, que tan interesante no es tolerar al otro si no aceptarlo y valorarlo. Un don perdido.

    ResponderEliminar
  86. SOFTWARE WEB: Gracias por tu comentario. Saludos.

    ResponderEliminar

Tu opinión es importante. Muchas gracias.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...