domingo, 10 de julio de 2011

¿Te arrepientes de algo?


A lo largo de la vida solemos tomar muchas decisiones, algunas veces, lo hacemos de manera impulsiva sin pensar en lo que estamos haciendo, ni tampoco en sus consecuencias, y cuando es así, luego, después, nos pesa haber tomado esa decisión y nos arrepentimos.

Hay personas que dicen que no se arrepienten porque como ya no tiene sentido al haber sucedido, pues de nada sirve el arrepentimiento, pero hay otras personas, como yo, que se arrepienten de haber tomado alguna decisión impulsivamente, y que daría lo que fuera por dar marcha atrás.

De todas formas a través del arrepentimiento nos damos cuenta de que no somos perfectos, y de esta manera, es cuando vamos aprendiendo y creciendo en el caminar de la vida, aunque volvamos a tropezar varias veces con la misma piedra.




88 comentarios:

  1. A veces me arrepiento, a veces no. Lo cierto es que muchas veces pienso si vale la pena, lo hecho, hecho se queda, quien se deshace es uno.

    Un abrazo fuerte, María.

    ResponderEliminar
  2. Dar marcha atrás al reloj parece no tener sentido, pero en ocasiones hace que la maquinaria funcione mejor. Aprender de los errores, nos puede hacer ser mejor persona. El arrepentimiento es propio de la buena gente y creo que no hay nada mejor que el no ser perfecto.

    Besos y feliz domingo.

    ResponderEliminar
  3. Lo cierto, guapa mía, es que yo no me arrepiento nunca de las decisiones tomadas, porque lo sucedido después y por esas decisiones, hubiera acabado por suceder por otras tomadas en otro momento. No es que crea en el destino y que todo está marcado, claro que no, pero la vida te lleva a un camino que es el tuyo, simplemente porque tú quiere ir allí y terminas yendo.

    Yo he cometido errores, unos gordos y otros pequeñitos, de todos he aprendido y todos los he disfrutado jajajajaja.

    ¡¡Reivindico los errores! Es mucho más divertido que ser siempre politicamente correctos.

    Besos de colores.

    ResponderEliminar
  4. Pues claro que me arrepiento, sobre todo de los errores y de las actuaciones incorrectas. Pero no hay vuelta atrás sólo queda asumirlos y aprender de ellos,y, si se puede, reparar el daño si se ha hecho.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Arrepentirse pero no para autoflagelarse... sino para crecer... eso me queda de tu post. Gracias

    Un saludo desde Colombia

    ResponderEliminar
  6. Hola María
    Yo aquí entre un sobresalto y otro de la vida pero siempre volviendo a los amigos
    A mi me parece que aquel que no se arrepiente de nada padece del pecado de soberbia porque creo que alguna equivocación hemos tenido en la vida o ¿será que yo he teneido unas cuantas?
    Un beso

    ResponderEliminar
  7. Si la vida fuera una partida de ajedrez y cada uno fuéramos grandes maestros, podríamos estudiar cada paso detenidamente. Pero esto no es ajedrez ni nosotros somos maestros, es decir, no somos dioses, sino pequeños seres humanos en una avatar lleno de riesgos en los que cabe el error (bendita sea la posibilidad del error). Arrepentimiento, es decir, pesar por lo hecho no tiene mucho sentido, porque no se puede volver, pero sí se puede ir hacia los errores: para aprender de ellos y para reparar en otros si nuestras decisiones los hirieron o lastimaron.

    ResponderEliminar
  8. De montones de cosas.
    Lo que ocurre es que lo veo ahora que ha pasado el tiempo y soy otra persona que aquella que tuvo que decidir en su momento.
    Con los años vamos acumulando experiencia y sabiduría.

    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Quizás todos tenemos que arrepentirnos de algo pero la verdad es que de pocas cosas.
    Le he dado demasiado a la vida y me he sacrificado mucho como para pensar en arrepentimientos.
    Tienes unas entradas que siempre me hacen pensar y pensar...
    Un abrazo María y que tengas un excelente domingo.

    ResponderEliminar
  10. Lo hecho hecho está...y de nada sirve pensar si aquello lo hubieramos tenido o no que hacer de otra manera...siempre cambiariamos algo...pero en su momento eramos como eramos, pensabamos de aquella manera, los factores de aquel momento eran los que eran...y cuando las cosas se deciden desde dentro no hay porque arrepentirse...,.es el tiempo el que, si no salen bien las cosas, te hace creer que te equivocaste....

    ResponderEliminar
  11. Tienes razón en que la impulsividad a la hora de tomar decisiones es mala consejera. Darse cuenta de que uno ha actuado así, aprender la lección y rectificar es de sabios, ya que nacemos imperfectitos y no por eso menos bonitos.

    Personalmente, nunca me he tenido que arrepentir de las decisiones tomadas - aún visto desde hoy - porque en el momento de haberlas tomado lo hice de la mejor manera posible (para mí) con los elementos que contaba en ese momento. (Quizás hoy, lo hubiera hecho de otra manera pero hoy cuento con más elementos).

    Besos

    ResponderEliminar
  12. Me arrepiento más de algunas cosas que no he hecho...

    Besos

    ResponderEliminar
  13. No me arrepiento, aprendo de mis experiencias que para eso estan, arrepentirse es perder el tiempo pues es como querer cambiar el pasado, todo en la vida nos sirve para aprender si le damos la lectura correcta.

    Saludps María...

    ResponderEliminar
  14. El arrepentimiento es una forma de pedir perdón a nosotros mismos por lo que hemos hecho o dejado de hacer.

    Besos

    ResponderEliminar
  15. Si es un arrepentirse para darse cuenta y no volver a cometer los mismos errores, está bien, pero si en un arrepentirse para lamentarse y crearnos sentimiento de culpabilidad, entonces no, porque lo hecho hecho está, y lo único que queda es asumirlo.

    Tal vez de lo único que me arrepiento es de las cosas que no he hecho, por eso de: "¡Lástima no haber aprovechado mejor la ocasión!", pero sin culpa.

    Un beso

    ResponderEliminar
  16. yo creo que si de cada equivocacion sacamos una leccion ya ha valido la pena...
    pero tambien es cierto que si pudiera y con lo que se ahora cambiaria algunas cosas (espero que para mejorarlas)

    un saludo afectuoso

    ResponderEliminar
  17. Yo no paro d arrepentirme, como bien dices suele ser por mi impulsividad, que no deja de meterme en líos....
    Un besote María

    ResponderEliminar
  18. Yo si que me he arrepentido muchas veces de decisiones tomadas, algunasa veces a la ligera.
    Pero también es verdad que lo que somos y donde estamos es fruto de nuestras propias decisiones

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  19. Pues yo me anoto en la lista de los que no se arrepienten. Si algún suceso por minúsculo que fuera, cambiase, no estaría donde estoy ahorita mismo y aunque mi vida aún no sea 100% completa y feliz (por poquito eh? jajaja), es la vida que he buscado tener por 34 años ;)
    Así que de aquí no me mueve nadie y no me arrepiento de ningún segundo de los 1,089,331,200 que ya he vivido, jijiji.
    Muakssssssssssssssss!!!
    Cariños, María :)

    ResponderEliminar
  20. Yo entono el "mea culpa" cada dia de mi vida...
    Besos amiga.

    Salu2

    ResponderEliminar
  21. Hola María

    Soy de las que no se arrepienten porque aprendo de mis errores, o al menos estoy en ello. Ellos forman parte de mi y me han hecho, junto con mis cualidades, como soy.

    Eso no quita para que cuando meto la pata, cometo errores, etc., pido perdón y estoy atenta para no volver a caer en la misma piedra ;). Aunque se vuelva a caer varias veces más.

    Besotes.

    ResponderEliminar
  22. Sabiendo lo que se ahora no habría hecho muchas cosas y sobretodo habría hecho otras que no hice, pero lo cierto es que no me arrepiento, ya que los fallos realizados sirven para madurar, si no hubiese recibido palos ahora no sabría muchas cosas que se. Los fallos sirven para aprender y mirar al pasado solo para amargarse. Lo hecho hecho está.
    Besos.

    ResponderEliminar
  23. Yo creo que todo está bien como está, aunque también creo que debería de haber aprendido antes a decir que no. Poner límites a los demás es algo muy importante que yo aprendí un poco tarde.

    Un beso, María.

    ResponderEliminar
  24. Ciertamente el arrepentimiento tiene una gran cuota de racionalidad y también y no menos importante, de humildad.

    Tomamos decisiones con lo que tenemos, experiencia, intuición, etc. y el tiempo se encarga del veredicto, no siempre favorable.

    Mi Abrazo Querida María y excelente domingo en familia para Vos!

    ResponderEliminar
  25. Creo que sí, que me he arrepentido de algunas cosas, pero no le cambiaría nada a mi vida, de ciertos errores también he aprendido mucho.
    Besos, Maria.

    ResponderEliminar
  26. Se me borró el comentario...

    En fin, nos tendremos que ir apañando como buenamente podamos...

    Un abrazo, amiga

    ResponderEliminar
  27. Mi Señora María,
    Todos sentimos pesar por haber hecho o haber dejado de hacer algo en algún momento, a veces acciones banales que con las horas o días se nos olvidan, otras veces acciones que memorizamos como determinantes en nuestras vidas.
    Usted misma y muchos comentaristas ya lo han dicho, estratégicamente esa memorización nos suele ayudar a sentirnos más seguros y aprendemos con ello a conocer nuestras necesidades y reflexionar sobre nuestros límites.
    También sobre el arrepentirse cualquier extremo es malo, quien no lo practica tiende a ser prepotente, irreflexivo y arrogante, quien solo se arrepiente, la inseguridad y la culpa le consumen.
    Existe sin embargo un área donde el arrepentimiento es aconsejable, y es el que tiene que ver con nuestras actitudes personales sobre otros, ya sea por el exceso negativo o por su falta positiva, y ahí uno puede siempre arrepentirse, cambiando de actitud, pidiendo perdón, nunca nunca es tarde (aunque hayan pasado años), y el efecto es sanador en los otros o sus seres queridos (si ya no vive) y sin duda también en nosotros. “Qué nunca falte un lo siento, que nunca sobre un te quiero.” Z+-----

    Besos y Suyo

    ResponderEliminar
  28. En algunas ocasiones he lamentado decisiones tomadas quizás con demasiado apuro, pero no me arrepiento, porque gracias a ello he aprendido a sopesar mejor las cosas, a racionalizar y - a veces - a contar hasta mil en vez de diez.
    Un abrazo Marìa, muy fuerte.
    Leo

    ResponderEliminar
  29. Esa es la clave: el arrepentimiento nos debe hacer mejores.
    Besos.

    ResponderEliminar
  30. Como bien dices nos somos perfectos, así que todos cometemos errores de los que arrepentirnos, unos lo reconocen y otros no. Esa es la diferencia.

    ResponderEliminar
  31. A lo largo de nuestra vida cometemos errores, sin querer y queriendo .Me arrepiento de no haber sido más mala y vengativa con las personas que me han hecho daño moral: criticándome y fastidiándome mi persona. Me arrepiento de no darles con la puerta en las narices a esas mosquitas muertas que van de buenas por la vida, cuando son listas como el hambre y malvadas con los demás. Pero como soy una chica lista, me digo " la vida te devolverá la tierra que tiras a las demás".Me arrepiento de callarme mucho la boca cuando debí abrirla .En fin, prefiero ser leal en mis principios y no ser egoísta materialmente .Me arrepiento de no ser empalagosa con ciertas personas y así conseguir salirme favorecida.

    ResponderEliminar
  32. Tantas y tantas cosas que cambiaría. En cualquier caso me considero dentro de ese grupo de personas que encuentra estúpido mirar al pasado y prefiere intentar mejorar en el presente, en el día a día.
    Un Saludo

    ResponderEliminar
  33. Si la vida nos diera una segunda oportunidad para vivirla tal vez tendría más sentido el arrepentimiento, pero como no es así, todo debe considerarse aprendizaje.
    Si de algo me arrepiento es de no haber hecho algunas cosas que realmente deseaba y de haber podido causar alguna pena a alguien en mi camino.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  34. No vale la pena si vale la pena no volver a actuar asi............
    Un beso mi querida. lleno de Sol desde un Miami glorioso

    ResponderEliminar
  35. A pesar de que no sirva para mucho a veces, si que me arrepiento si, es algo automático, aunque ni piense en ello demasiado...
    A veces sirve para no volver a cometer ese tipo de errores, no se...
    Besitos y salud

    ResponderEliminar
  36. Hola María, gracias por tu comentario en mi blog. Como aporte a tu exposición solo decir que hay otros arrepentimientos, más positivos, esos de por qué no me decidiría antes. Esos de soy tan feliz ahora que mira que… Es decir, arrepentimientos positivos

    ResponderEliminar
  37. Creo que en las decisiones desacertadas, el arrepentimiento es un autocastigo sobre lo que hemos hecho mal.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  38. ¿Arrepentirse? Siempre habrá algo en que diremos, aquí me equivoqué, tal vez porque confiamos en quién no debíamos, o ese alquien cambió. Haberle hecho daño a otros a sabiendas, sin pedir perdón, crearía un sentimiento de culpa y arrepentimiento.No es mi caso, por lo que mis errores los tomo como experiencias para no repetir.

    Un beso,amiga.

    ResponderEliminar
  39. Para simplificar: si, de casi toda mi vida. y diria que hasta llevo casi el estigma de la piedra en el bolsillo se que la respuesta es no, no y no. Aunque duele como la gran....

    ResponderEliminar
  40. El arrepentimiento trae consigo la inseguridad de que no se ha estado acertado y se han tomado decisiones muy precipitadamente.

    Saludos

    ResponderEliminar
  41. Coincido con el pensamiento de que el arrepentimiento es fundamental para que se desarrolle el juício crítico.Para que no se repita herrores . Besos desde el sur de Brasil

    ResponderEliminar
  42. Sí, amiga querida, me arrepiento de haber hecho muchas cosas que, gracias a la experiencia que dan los años, he visto que estaban mal; pero también me arrepiento de no haber hecho muchas otras cosas que, también gracias al discurrir del tiempo, he visto que estaban bien... así es la vida, de extraña y dificultosa...
    Abrazos cálidos, bella María.

    ResponderEliminar
  43. Yo MARIETA... podría apellidarme perfectamente

    Arrepentimientos:-)

    Casi siempre por lo que digo, pocas veces por lo que hago y muchas de lo que he dejo de hacer.

    Al hablar, son tremendamente impulsiva, me cuesta muchísimo contenerme, sobre todo si tengo confianza y me siento cómoda, intento hacerlo de manera que moleste lo menos posible, pero casi siempre digo lo que pienso y eso, no siempre gusta e incluso a veces no se entiende.

    Cuando camino sobre terreno que no conozco, o en el que no estoy cómoda, sin embargo... suelo ser prudente y ahí sí que suelo callarme fácil...si además no me interesa la persona, ya puede soltar las tonterías más grandes del mundo que ni me inmuto:-)

    Sin embrago con las cosas que decido hacer, como me lo suelo pensar mucho, es más difícil que me arrepienta, ahí asumo lo que pase... si acierto perfecto, si me equivoco, antes de hacerlo ya lo he descontado.

    De lo que me he arrepentido más en mi vida, son de las cosas que por miedo o por falta de decisión he dejo de hacer... de esas sí que me he arrepentido a veces cada día. Pero es cierto que se aprende... cada vez dejo de hacer menos cosas que de verdad deseo... a veces, no tienes jamás otra oportunidad.



    De pasarme por aquí, jamás me arrepiento, cosa guapa, es más, sabes que meeencanta ;-)



    Un beso grandííííísimo y muy feliz semana, MARIETA.

    ResponderEliminar
  44. Yo querida María soy muy impulsiva, y me arrepiento de cosas, pero creo que también de los errores se aprende.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  45. Lo bueno de equivocarse es el aprendizaje que nos deja y la humildad al reconocerlo. Besos tía Elsa.

    ResponderEliminar
  46. Soy más de la filosofía cantada por Edith Piaf y su "Je Ne Regrette Rien". Quizás si hubiera tomado una decisión distinta no sería quién soy ahora...y no es que esté plenamente feliz, pero sí estoy contento por la gente que ha cruzado mis caminos.

    Ni siquiera las decisiones más inmaduras de mi parte me generan arrepentimiento; los hechos están y ya no hay vuelta atrás. No soy perfecto para nada, eso lo tengo claro...pero soy yo y, si se tomaron malas decisiones antes, lo que se puede hacer es tratar de no repetir esas fallas.

    Saludos afectuosos, de corazón.

    ResponderEliminar
  47. Arrepentimiento tiene una connotación religiosa que se corresponde más con el concepto del pecado que con el de la rectificación por el error.

    Si me preguntas si rectificaría algunas decisiones tomadas, evidentemente, la respues es si.

    Pero, claro, tengo que hacer la salvedad que siempre estas cosas se ven a toro pasado, y ya no tienen remedio.

    besos María

    ResponderEliminar
  48. Hace poco lo he dicho y lo tendré que repetir aquí. hay que vivir, y vivir es equivocarse. Solo hay que arrepentirse de lo que no se hace.

    El miedo o la comodidad no te pueden impedir dar el paso, arriesgar y olvidarte de las cosas que te retienen en tu cabeza...

    una abrazo

    ResponderEliminar
  49. yo creo que todos nos arrepentimos alguna vez de las decisiones que tomamos, lo que pasa es que muchas veces no podemos hacer nada, así que no le damos vueltas por salud mental...

    besicos

    ResponderEliminar
  50. Muchas veces... pero siempre con el sentimiento de mejorar y no hacer daño a nadie (ni a mi), nunca como excusa y mucho menos para crearme sentimiento de culpabilidad

    dos abrazos desde Navarra

    ResponderEliminar
  51. No María, arrepentirme no creo que he hecho nunca al menos en temas importantes, si suelo pararme a pensar, quizás no demasiado, para reconocer que me he equivocado, e intento no volver a errar, pero siempre vuelvo a hacerlo...

    No tengo remedio, y sigo en fiestas preciosa.

    Besitos cielo.

    ResponderEliminar
  52. Yo me arrepiento de algunas cosas puntuales e inmediatas. A veces uno no es todo lo prudente que debiera ser. Pero así, a grandes rasgos, te diré que en mi vida cambiaría muy poquitas cosas de las que han dependido de mí.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  53. A veces si y aveces no, pienso que lo hecho en su momento me pareció lo mejor, así haya sido por un impulso. Si me equivoqué, no tengo porque hoy ponerme en el banquillo de los acusados y juzgarme, porque del error aprendí.
    Besitos

    ResponderEliminar
  54. pues por aquí decimos "a lo hecho, pecho"
    no te arrepientas, vendrá otra oportunidad tarde o temprano.
    besicos
    cris

    ResponderEliminar
  55. Pues que el arrepentimiento sirva como reflexión y no como condena. No podemos olvidar del todo lo que decidimos, pero tampoco es válido arrastrarlo por mucho trayecto del camino. Saludos.

    ResponderEliminar
  56. Yo suelo arrepentirme de lo que no he hecho... Y a lo hecho, pecho...

    Un Beso sin Arrepentimientos, María.

    ResponderEliminar
  57. Querida Maria: uuuyyyy!!! Me arrepieneto de tantas cosas!!! si las tuviera que decir todas, no tendría bastate espacio. TE envio un saludo muy cordial.
    Un placer leerte.

    ResponderEliminar
  58. Yo la verdad es que no me creo que haya gente que no se arrepienta de nada, lo que si creo es que saben reinterpretar el arrepentimiento como un aprendizaje y sacar algo bueno de su error. Por lo menos es lo que hago yo.
    En fin, saludos y gracias por pasarte por mi blog.

    ResponderEliminar
  59. ... Y quien diga que no, miente. Todos cometemos errores que son importantes para aprender.
    Un abrazo amiga

    ResponderEliminar
  60. Pues sí, María, el que diga que no se arrepiente de sus errores, es que peca de soberbia, porque, el que más y el que menos, se arrepiente de las cosas negativas que ha hecho y nadie es perfecto y reconocerlo es el primer paso para enmendar esos errores o al menos intentar no repetirlos, aunque eso, estamos condenados, condenadísimos, a tropezar siempre en la misma piedra, es como nuestro modus vivendi: si no tropezamos y erramos, no estamos a gusto, jiji.

    Un gran beso, mi querida y reflexiva María.

    ResponderEliminar
  61. Amiga María: Ya tenia ganas de poder visitarte pero es que estoy enfermo y no tengo muchas ganas escribir y de estar frente al ordenador.
    Los que no se arrepienten es porque son incapaces de hacer autocrítica, el errepentimiento la mejor forma de mejorar.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  62. De muchas cosas Maria, me arrepiento de no haber hecho.
    Sobre todo de no haberme quedado en Las Palmas y apoyar a mi hija ha hacer una carrera universitaria. Cuando ella tenia 15 años me cambie de ciudad y la parti con sus estudios, pensé que en otro lugar podría seguir estudiando, lo hizo dos años mas y se quitò de estudiar. Ahora a sus treinta a retomado los estudios y entrò el año pasado en la Universidad y ha sacado matricula de honor en primero de derecho.
    Pienso que tendría que haber hecho sus estudios a su debido tiempo y me culpo por ello, por cambiarla de ciudad.
    Sì, sin duda si volviera a vivir haría algunas cosas de diferente forma. me tranquiliza pensar que fueron así para sacar algún tipo de aprendizaje.
    Muchos besos Maria y feliz verano. Se te hecha de menos

    ResponderEliminar
  63. Jajaja tú lo has querido MARIEEEETAAAA...

    Venga... ¡¡nada de arrepentimientoooosss!! y... a volaaaaaaaaaaar;-)


    Muaaaaaaaaaaaaasssssssssssakss bonita ¡¡feliz tarde!!

    ResponderEliminar
  64. No es que me arrepienta o me deje de arrepentir de algo, María, todo lo que hice en determinado momento, lo hice porque es lo que pude o supe hacer, y si no hice más es porque no sabía hacerlo o no podía.
    No tengo grandes arrepentimientos, soy reflexiva dentro de la energía que me guía, los pequeños arrepentimientos, son eso, tan pequeños que ni los recuerdo :)

    Gracias, María por llevarnos de tu mano hacia la reflexión.


    Besotes, querida amiga, y mil gracias por tus cálidas palabras.

    ResponderEliminar
  65. No, no me arrepiento, volvería a hacerlo, cantaba Alaska. Pero sí, claro, cómo no nos gustaría muchas veces tener de nuevo otra oportunidad ante aquella situación. En mi caso, más por lo que no hice que por lo que hice. Lo que una vez dejamos de hacer.
    Así es el tema del esquema de la vida, que nos quema.
    Saludos blogueros, María

    ResponderEliminar
  66. Hola María!!!

    Yo digo que Dios nos debiera dar una oportunidad para corregir aquello que hemos hecho mal y, sabiendo lo que sé ahora... ¡Ay cuantas cosas cambiaría! Pero como tú dices, de las decisiones impulsivas, también hemos aprendido, aunque a veces demasiado tarde.

    Un encanto leerte mi niña. Te dejo mi gratitud y un abrazo enorme.
    Estaré ausente un tiempo. Se muy feliz.

    ResponderEliminar
  67. Hola María creo que siempre te arrepientes de algo que dejastes de hacer, o que deberias de haber cambiado a tiempo, lo que si se es que de los errores se aprende y que todavía estamos a tiempo de realizar lo que dejamos a medias, ¿De que me arrepiento? quizás de haberme casado tan joven y de haber dejado mis estudios por amor, pero como soy positiva y le veo el lado bueno a las cosas, pienso que ahora mis hijos son mayores y que retomé los estudios,he empezado una nueva vida que me enriquece por días.Un beso muy fuerte amiga mia.

    ResponderEliminar
  68. Con algo más de tiempo vengo a dejarte un beso..

    ResponderEliminar
  69. Hola Maria... Saludos.

    Es verdad que en nuestro camino muchas veces dejamos de dar pasos verdaderamente importantes y otras tantas veces optamos por dejar marcadas otras huellas que al final nos hacen perecer.

    Un fuerte abrazo y Dios te bendiga.

    Fra Rodolfo de Jesùs O.Carm

    ResponderEliminar
  70. Hay veces en que cometemos errores que ya no se pueden retroceder, la vida nos va enseñando, al menos afrontaremos nuestras decisiones con mayor sensatez.
    que tengas un feliz fin de semana.
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  71. El arrepentimiento es una de mis asignaturas pendientes a mejorar en mi personalidad... Soy de los que cuando tomo una decisión dudo mucho y cuando la he tomado, creo que la que no elegí era la mejor... aunque luego van pasando los días y me voy convenciendo de que sí, de que lo elegido ha sido lo mejor... pero me cuesta, me cuesta... Inseguridades!!

    Un abrazo María!

    ResponderEliminar
  72. Yo sí me arrepiento de algunas cosas que he hecho o dejado de hacer en mi vida, sin duda.


    Saludos.

    ResponderEliminar
  73. Si ya paso, paso. A seguir adelante entonces.

    ResponderEliminar
  74. Me arrepiento de muchas cosas, porque casi siempre suelo "actuar" y luego "pensar", y eso que con los años, he ido aprendiendo a pensar primero, pero aún así, sigo metiendo la pata a menudo. Un beso

    ResponderEliminar
  75. Querida amiga:

    Planteas en tus relatos cada tema que es para debatir largo y tendido. En este quizá haya más acuerdo en las distinta opiniones porque más o menos todos tenemos algo de lo que nos arrepentimos y yo no soy la excepción, sin embargo, apunto un matiz que creo es importante, cuando menos a mí me sirve.

    Y, es que si analizamos bien las consecuencias de una decisión poco afortunada, posiblemente encontremos que redundó en algo positivo; pongo por caso un matrimonio de resultado infeliz que tantas veces se oye renegar del día que se conocieron, pero gracias a él se tienen unos hijos a los que por nada del mundo se renunciaría, no sé si vale el ejemplo.

    Lo que sí puedo afirmar es que cuando algo hice que no debía hacer, lo llevé a cabo consciente de asumir el pago sin queja porque era mi decisión y mi deseo, parece que no, pero eso me ha dado la tranquilidad de conciencia si llega el caso del arrepentimiento. En un cruce de caminos elegimos uno basados en determinados factores y si lo erramos nos debiera quedar la duda de si el otro aun era peor.

    En fin, que resumiendo sólo diré que no, jamás me arrepentí de un mal paso porque lo pagué a gusto si aquél me dió un placer.

    Un beso, María, logras motivarme con cualquiera de tus temas o poesía, a ver que escribo sobre esto y, cierro con un abrazo y todo mi afecto.
    ............Carlos

    ResponderEliminar
  76. Gracias por vuestras aportaciones, todas me parecen muy interesantes, y cada uno opina desde su modo de actuar y de ser.

    Yo, me arrepiento de algunas decisiones tomadas, no muchas, pero sí de algunas, aunque lo que no hago nunca es amargarme dándolo vueltas porque sé que no se adelanta nada, sino que me sirven de experiencia y aprendizaje para crecer, ya que de las malas decisiones tomadas y errores cometidos voy aprendiendo, para no volver a equivocarme, pero ya se sabe que los humanos no somos perfectos, y volveremos a cometer los mismo u otros errores.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  77. Es un garn placer para mí, querida María, volver a leerte tus siempre interesantes textos, que tanto nos hacen reflexionar. Para mí, la belleza siempre está en lo más sencillo y cotidiano: la sonrisa del niño, el aroma de la rosa, la mirada del ser amado, la escucha de un adagio, el olor de la piel del recien nacido, tantas y tantas pequeñas y al vez, grandes cosas...

    Besos. María

    ResponderEliminar
  78. Arrepentirnos no nos exime de la culpabilidad que haya podido causar la decisión tomada. Pero sí nos sirve para tomar las decisiones con más calma. Aunque es posible que volvamos a tropezar con la misma piedra. Todos estos tropiezos son los que nos van enseñando en la vida, y los que nos van formando como personas. Y yo cuando tomo una decisión alocada con alguna consecuencia negativa posterior, digo: a lo hecho pecho, y tratar de enmendarlo y tirar para adelante.
    Tienen una flor que implica a la reflexión.

    Saludos

    ResponderEliminar
  79. MARÍA BOTE: Me alegra volver a leerte, espero que hayas disfrutado mucho de tus vacaciones. Gracias por tu comentario. Un beso.

    ResponderEliminar
  80. ISA RAMOS: Me ha parecido muy interesante tu mirada interior respecto a este tema. De todos los errores cometidos se aprende y nos sirve para ir creciendo. Gracias, muchas gracias por tus comentarios. Un beso.

    ResponderEliminar
  81. Perdónnnnn, que despistada soy.
    En donde digo:
    Tienen una flor que implica a la reflexión; quise decir: Tienen un blog que implica a la reflexión.
    Lo siento.
    Saludos

    ResponderEliminar
  82. ISA RAMOS: No te preocupes, cuando se escribe en vivo y en directo, como todos lo hacemos, se comenten fallos, pero te agradezco tu aclaración. Un beso.

    ResponderEliminar
  83. La mayoría de veces ante este interrogante las personas responden que no se arrepienten de nada, porque los errores son parte del crecimiento en la vida, y es cierto, pero creo que una cosa no exime a la otra; más aun cuando fuimos nosotros los protagonistas de una herida en otra persona.

    Hay cosas irreparables pero nunca es tarde para pedir "perdón".

    Recién descubrí este blog, muy interesante.

    Saludos y Lindo Finde amiga María.

    Diana.

    ResponderEliminar
  84. DIANA: Me alegra mucho que te hayas acercado a conocer este blog, y sobre todo, que hayas dejado tu interesante reflexión, muchas gracias, preciosa. Feliz fin de semana. Un beso.

    ResponderEliminar
  85. Sí, claro que nos arrepentimos de algunas cosas...
    pero si no hay manos a la acción para
    el cambio de nada sirve ese arrepentimiento.
    Oportunidades del día a día en las que hay que poner atención.




    Gracias.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  86. OLGA I CARLES: Porque de todos nosotros depende el cambio, y como bien dices, de poco sirve el arrepentimiento. Gracias, Olga, por tu bonito comentario. Un beso.

    ResponderEliminar
  87. al cabo del tiempo ya no te arrepientes de na que sentido tendria unas fue el destino otras nuestra terquedad aun fuera con las mejores intenciones

    ResponderEliminar

Tu opinión es importante. Muchas gracias.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...