sábado, 8 de octubre de 2011

"Iniciativa bloguera: FE"


"La última hoja"

En un humilde hogar, donde reinaba la tranquilidad, estabilidad y la paz, un matrimonio tenía una pequeña hija, pero en aquel verano la madre enfermó gravemente. 

Su médico al ver que nada podía hacer para salvarla decide explicarle a la hija sobre el estado de su madre y tratar de prepararla para lo inevitable. 

Le dijo a la pequeña que su madre estaba enferma y que pronto moriría, porque no había más nada que hacer. Cuando la pequeña preguntó cuanto tiempo iba a vivir su madre, el médico al observar un árbol (un viejo y hermoso paraíso) en el patio de la casa, le contesto: “mira pequeña, cuando todas las hojas de ese árbol caigan tu madre partirá al cielo”. Y así el medico concluyo la charla, dejando a la niña mirando detenidamente ese árbol gigante. 

Y así pasaron los días, con la pequeña cuidando de su madre y cuando por la tarde terminaba los quehaceres, salía al patio a contemplar ese viejo paraíso, sus movimientos ante el viento, miraba con miedo a aquellas hojas que parecían vulnerables y que podían caer.

Ella estaba ahí, entre sus oraciones, el dolor de su madre y la angustia de la futura pérdida, tan chica y con tantas cosas que le oprimían el corazón. 
Pasaban las horas, las semanas, y los días se hacían grises. 

La princesita, como así la llamaba su madre, seguía mirando el árbol todas las tardes, como tramando algo, lejos estaba de amargarse o de derramar lágrimas. Al ver que las hojas tomaban un color amarillento, no lo dudó más, tomó un ovillo de hilo y con convicción ató cada hoja a las ramas del árbol. 

Al llegar el médico a la casa para revisar a la madre notó que la hija no estaba con ella y fue a buscarla, hasta que la encontró en el patio contemplando el árbol. El médico se acercó y al ver toda las hojas atadas le preguntó que hacía, ella le recordó que él le había dicho que su madre moriría cuando todas las hojas del árbol cayeran, el asentó con la cabeza. Entonces la niña terminó su respuesta de la siguiente manera, “Estoy salvando a mi mamá”. Al ver semejante muestra de FE, el doctor no pudo contener el llanto y pensando en la inocencia de ella pidió al cielo estar equivocado. 

Hoy, ya es primavera y la princesa, junto a su reina contempla ese viejo árbol a la espera de nuevas hojas, de una nueva oportunidad, de una nueva vida.


Autor: O. Henry (William Sydney Porter)

103 comentarios:

  1. Precioso relato Maria, ojalá fuese así siempre.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Un relato muy tierno y entrañable.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. La inocencia no deberíamos perderla nunca y la fe tampoco... pero la vida siempre tiene otros planes ¿verdad?

    preciosa entrada, querida amiga :)

    un abrazo de sábado para ti enterito

    ResponderEliminar
  4. Me he estremecido! La Fe es fuerza interior y puede obrar milagros.

    Qué bonito lo cuentas todo!

    Un beso y buen finde.

    ResponderEliminar
  5. No me las des María, lo he hecho con todo el cariño y los nervios como si fuera una adolescente.

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. MARIA. precioso relato, la verdad me ha emocionado.
    Una manera muy buena de explicar lo que es Fe.
    Me ha encantado. Biquiños mil.

    ResponderEliminar
  7. Gracias María, un relato mi entrañable, los niños son los que más practican la fe.
    Te dejo un beso de mi ternura
    Sor. Cecilia

    ResponderEliminar
  8. Hola:
    Gracias por esta publicación tan hermosa sobre la Fe.
    Yo también a las 0,00 h. he escrito mi Post sobre la Fe.
    Besos y dulces sueños, Montserrat

    ResponderEliminar
  9. Precioso el cuento que hoy nos presentas. Todo un ejemplo de los milagros que logra fe.
    Muy interesante esta iniciativa en la que también yo he participado.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  10. Precioso relato, que describe el poder de la mente, la fe de esa pequeña princesa sanó a su madre, no debemos subestimar un poder tan grande.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  11. Muy bonito. Lástima que no se pueda atar lo que ya está descosido.

    Un beso,

    ResponderEliminar
  12. La fe mueve montañas, frase repetida pero que muchas veces comprobamos.Un relato para reflexionar y pensar en positivo¿Gracias por compartirlo !

    ResponderEliminar
  13. Gracias María. Que historia tan bella. Así es la fe mueve montañas, si yo te contara... Si yo te cantara!

    Tengo una ¡o dos! Experiencias vividas y fíjate que no se ocurrió contarla. Me ponga tan nerviosa cuando tengo que escribir algo así a prisa, que no recuerdo las cosa más importantes. Y es que mañana no estoy tengo una boda, y no quería pasar si mi granito de arena.
    Te dejo mi agradecimiento y estima. Un abrazo grande y se muy feliz.

    ResponderEliminar
  14. Hola preciosa. Te dedico mi entrada, porque si no es por tu fe en mi, no la hubiera escrito.

    Es una entrada un poco gamberra...pero necesitaba desparramarme un poco. Espero que no te enfades.

    Me voy a la cama cielo, que mañana no podé abrir los ojos y me espera un largo viaje y un más largo día.

    Respecto a tu cuento... hoy no me lo creo si hubiera sido ayer..quizá.

    Besos corazón.

    ResponderEliminar
  15. Gracias por compartir un cuento
    rebosante de fé esperanza e inocencia..cuanto aprendemos de los niños!!!! Un abrazo de Begoña

    ResponderEliminar
  16. Bellisimo momento..en que la fe hace milagros..
    Beso desde el sur

    ResponderEliminar
  17. Desde luego, en este caso, por encima de las creencias de cada quién, conmovedor!
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  18. Todo un ejemplo de FE, perseverancia y amor.

    Precioso relato María, me ha emocionado profundamente, los niños son tan hermosos y llevan tanta ternura en su alma.

    Saluditos y lindo fin de semana.


    P.D: En mi blog ha ocurrido un desastre que he provocado yo misma y no le encuentro solución, pero con FE intentaré subir algo para sumarme a tu llamado.

    ResponderEliminar
  19. La niña, y ya mujer, tendrá el alivio toda su vida, que hizo todo lo que pudo por su madre. Sabiéndose de buena FE, seguro que siempre tenderá ser samaritana.

    ResponderEliminar
  20. Que bonito María, da fuerza a la esperanza. Dicen que la fe mueve montañas, más aún si viene del alma cándida de un niño.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  21. Interesante su entrada fabulosa historia de fe, estamos unidos en la fe hoy muchos blogs.
    Un cordial saludo de José Ramón desde…
    Abstracción textos y Reflexión.

    ResponderEliminar
  22. La princesita creyó,tuvo fe e hizo lo que consideró debía hacer por la vida de su madre.Es muy tierno el relato María.
    (Amiga,te cuento que edité un minuto antes,saliendo con fecha 7 lo dejé así para visitar blogs amigos)

    Un beso.

    ResponderEliminar
  23. precioso cuento.El poder de la mente,la fe, o algo más.
    Me uno a t en esta iniciativa bloguera sobre la fe.

    ResponderEliminar
  24. Pobres y tristes hombres los que ya no tengan fe en nada...

    Un abrazo grande, querida amiga

    ResponderEliminar
  25. Yo no llamaría fe lo realizado por la niña, más bien lo considero inocencia.

    Saludos

    ResponderEliminar
  26. Al final escribí una entrada por ti...
    Mi fe está muy deteriorada.
    Pero comprendo que muchos se acojan a ella para darle un sentido a la vida.

    Besos, María.

    ResponderEliminar
  27. Precioso relato querida Maria sin Fe son imposible muchas cosas..

    Gracias por descubrirme esta preciosa inicitiva, y por tu comentario sin Fe tampoco podríamos amar ..

    Un beso y feliz fin de semana

    ResponderEliminar
  28. Emilio, la princesita lejos estaba de amargarse o de derramar lágrimas y eso apaciguaba en parte a la madre (o, al menos, no acrecentaba su fatal sufrimiento).
    La FE no realiza, conlleva realizar. La inocencia no sabe del bien ni del mal.
    "Si lloras por haber perdido el sol, las lágrimas no te permitirán ver las estrellas."

    ResponderEliminar
  29. Una historia entrañable María. Ojalá fuera todo tan sencillo como atar las hojas de los árboles.
    Estoy fuera de toda fe, de toda creencia, quizás por eso me cueste caminar, por no decir que me ahoga caminar.
    Besos. Rosa.

    P.D.: te felicito por tan buena idea de unirnos hoy en el tema de la fe.

    ResponderEliminar
  30. Bonito relato, encantado de haber llegado a este interesante blogs.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  31. Precioso y conmovedor, María. Sólo los que están a punto d eperderlo todo saben lo que significa no permitirse el lujo de perder la FE, aunque sea una fe infantil.


    Un abrazo

    ResponderEliminar
  32. La fe es la fuerza que impulsa nuestro corazon a seguir adelante a veces aun sin poder... Precioso Maria. Mi aportacion tambien esta ya publicada.

    ResponderEliminar
  33. La fe es un clavo ardiendo al que se agarran muchas personas.

    Besos.

    ResponderEliminar
  34. Historia, cuento o relato, es enternecedor, aunque opino como mi anterior comentador, hay quuien se aferra a la religión como a un clavo ardiendo.

    Besitos cielo.

    ResponderEliminar
  35. Precioso relato. Nunca hay que perder la esperanza. Un beso.

    ResponderEliminar
  36. María te visito todos los días pero la falta de tiempo muchas veces no me permite comentar, pero hoy has regalado a tus seguidores, uno de los cuentos más bonitos que conozco, lo leí en el libro de Jorge Bucay y desde entonces, lo tengo en favoritos.Precioso relato has regalado en esta iniciativa bloggera.
    Qué tal todo? tu situación? me acuerdo mucho de ti, y espero que sigas con mucha fe.
    abrazotedecisivo guapa

    ResponderEliminar
  37. Hoy, la blogosfera está unida en la FE, una maravillosa experiencia que nos une viajando a todos en letras, cada uno desde su mirada interior.

    Os recuerdo que a dicha iniciativa fui invitada a participar por mi amigo Senovilla desde su blog "Pensamientos JFS" y que espero lo visitéis, dejando vuestra huella, os dejo su enlace:

    http://senovilla-pensamientos.blogspot.com//

    Dicha iniciativa fue creada por Angel Cabrera, su blog es Artecar24, os dejo el enlace para lo visitéis:

    http://blog.artecar24.com//

    Yo os iré visitando a todos para conocer vuestra mirada de la FE y daros las gracias por vuestra unión.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  38. Gracias María,
    a eso se le llama la Misericordia de DIOS resucitado.



    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  39. Preciosa entrada.
    Da ganas de tener más fe en la vida y en las personas.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  40. Hola María preciosa y emotiva historia la que nos has publicado con la palabra Fe.
    La fe es grande y salva vidas.

    Te invito a leer a ti y a todos los amigos blogueros mi post de FE.

    Haikus de MA. Fe.

    En el blog de MA vuestro blog amigo de letras.

    Gracias mil.

    Besos de luz y de Fe.

    MA.

    ResponderEliminar
  41. Hola María

    Me ha encantado tu relato. Ya lo creo que es tener fe. Precioso.

    Besotes.

    ResponderEliminar
  42. Bello y entrañable relato, amiga. Yo también, hoy en la mañana, escribí en mi blog, a tu requerimiento, algo con el tema de la FE.
    Pienso que la FE es un don, sin ningún mérito propio.

    Besos. María

    ResponderEliminar
  43. Según mi parecer observo que las personas que tienen fe suelen tomarse la vida con otra perspectiva quizás mas optimista, algo por lo cual las admiro aunque no comparta su fe, saludito.

    ResponderEliminar
  44. Bonito relato, los niños siempre nos enseñan algo con su inocencia y Fe en los acontecimientos... por desgracia no siempre sucede lo que se quiere de pequeño, un abrazo, Kiko.

    ResponderEliminar
  45. Hay que salvar a la fe tantas veces...precioso el cuento....pero pienso que la Fé que está dentro de nosotros es la que obra grandes milagros....y cambia las cosas mas inamovibles.....es un poder enorme que hay que alimentarlo y cuidarlo como a un bebé....un beso Maria.
    Tambien he compartido mi Fé en mi Blog...como otros tantos.

    ResponderEliminar
  46. Querida amiga María, ya siento haber estado indispuesto ayer, pero el virus me dejó KO, hoy aún ando con flojera, pero no podía dejar de pasar a leer tu aporte que me ha dejado encantado y que esta noche se lo contaré a los peques cuando les acueste.

    Sin ti la fe hubiera sido más complicada, sin tus lectores con sus aportes muy difícil, por lo que sólo puedo decirte como siempre Gracias, muchas Gracias de corazón, a ti y a todos los que se han volcado en hacer un día muy especial en el que aprender unos de otros es valioso y de agradecer.

    Voy a seguir un rato más y luego paro, pero puedo asegurarles a todos que mi visita será cumplida, es una tarea larga porque ya sabes que estoy recogiendo los vínculos para hacer luego una entrada como en años anteriores y cada visita me está llevando unos 15 minutos con votos, twitter y los comentarios.

    Y además tengo que hacer una poesía que aún no he hecho....ayer fue un día perdido, pero no perdí la fe en que hoy sería un día muy especial y así está siendo.

    Te dejo un beso muy grande con abrazo incluido.

    ResponderEliminar
  47. Me temo que me queda muy poca dosis de fe.
    Hago mi aportación esta noche, a la manera de La Acequia.
    BEsos.

    ResponderEliminar
  48. Bellísimo relato y buena contribución a la fe.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  49. Hola MARÍA
    Preciosa entrada, no hay duda que en este día unidos en la fe, se emanan solo sentimientos muy positivos por la bloglosfera.
    Muchas gracias por tu visita.
    Un beso

    ResponderEliminar
  50. Gracias mil María por tu bella huella bloguera en este post de Fe en mi blog . Donde muchos blog participamos con la palabra fe,colaborando con un granito de arena y sí se hace una montana.

    Besos.

    ResponderEliminar
  51. Ayyy María, que bonito relato, vengo haciendo la recorrida de este dia tan especial, y me he encontrado con maravillas de palabras.
    Hermoso
    Besitos

    ResponderEliminar
  52. Hola María!!Un relato hermosísimo. Emotivo y con tanta dulzura... Una muestra de la verdadera e inquebrantable fe.
    También me uní a esta hermosa iniciativa.
    Un beso enorme

    ResponderEliminar
  53. Acabo de entrar y he leído tu maravilloso relato. Es verdaderamente emotivo.
    Un beso
    http://ventanadefoto.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  54. ¡Que hermosa historia!!!. Enhorabuena por el relato. Estupenda la idea de hoy dedicarla a la Fe por los Blos que mencionas, muy pronto me pasaré por allí.
    Gracias preciosa.
    Un abrazo.
    mara

    ResponderEliminar
  55. Realmente tierno y conmovedor, querida María.
    El primer relato de Fe que leo, un placer leerte en este día.

    Abrazo grande.

    ResponderEliminar
  56. Mis saludos, bella María:
    Un precioso y aleccionador relato, amiga, gracias por compartirlo.
    Mis abrazos.

    ResponderEliminar
  57. Debo tener mal la fecha del ordenador y, como estoy fuera lo había dejado programado y no salía, pero ya lo he publicado.
    Gracias por avisarme, María. No quería faltar.
    Un beso

    ResponderEliminar
  58. Precioso, María. Lo siento, yo no me uní porque publiqué ayer, y dos días seguidos es demasiado. Intenté meter la palabra FE en el post, pero me quedaba horrible. Lo sientooooooooooo. Me perdonas??
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  59. María, la inmensa fortaleza de esta niña y su atención a palabras incontrovertibles, motivan su ingenio para luchar contra un imposible.
    La transformación fisiológica la consigue por su gran amor y su confianza en el poder de su espíritu, la fe.
    Un delicioso y encantador amor.

    Un fuerte abrazo, María.

    ResponderEliminar
  60. Hola María, me alegro de conocerte a ti, a tu pluma de cristal y a tus labios que lanzan algo más que palabras.

    Precioso este relato de fe... El mundo se mueve a veces por fe a veces por miedo. Ya es hora de que nos movamos por fe y solo por buena fe. Estoy contigo y con los blogueros confiados. Un abrazo

    ResponderEliminar
  61. Maria, es un cuento precioso. Si que tiene título y autor Se llama "La última hoja" O. Henry
    (William Sydney Porter)
    Estados Unidos: 1862-1910.
    Yo lo tengo en un libro, donde hay muchos relatos cortos y cuentos.
    un beso.

    ResponderEliminar
  62. Precioso relato que define perfectamente el significado de la FE ... inquebrantable en un niño porque no conoce aún los escollos que la vida nos va poniendo en el camino y que muchas veces son totalmente insalvables ..
    Un sonoro beso y Gracias Maria por tener FE en los demás..

    ResponderEliminar
  63. Precioso relato de fé, es así la fe mueve montañas. Besos tía Elsa.

    ResponderEliminar
  64. Bonito....

    Pero cuento al fin y al cabo que acaba como le gustaría al personal que acabase. Si, la vida debería ser como un cuento y acabar siempre bien.

    Saludos

    ResponderEliminar
  65. Gracias Maria!!! en primer lugar por la bella historia, en segundo lugar por avisarme porque en mi situacion actual seguia de largo.
    Asi que tarde, en la noche española quizas, pero aqui en el sur del mundo donde hay mas agua que tierra, siendo sabado y con luz del sol (aunque nublaod y frio) llegue a tiempo a la inciativa de Uds. y ya esta listo e ilustrado mi articulo sobre la Fe, o mejor dicho las dudas sobre ella, que tambien estan.

    ResponderEliminar
  66. No estoy en mis mejores momentos pero, como te prometí, he participado. Si pinchas en la palabra "FE" se enlaza a tu entrada.

    Un millón de besos, preciosa.

    PD. ¡Qué hermosa historia pusiste!. ¿Por qué esas bellas historias siempre vienen como de "Autor desconocido"?...

    ResponderEliminar
  67. Hoy ha sido un dia que no me han dejado en paz, de modo que recien ahora esta el escrito corregido mas o menos como yo queria, dado que tiene su buen tiempo guardado y es una parte de un libraco que vive guardado. Pero como sea, estuve!

    ResponderEliminar
  68. Mi querida MARIETA...


    la fe...en tu historia, son ganas, es ilusión, es inocencia, es amor, la fe es creer que lo que deseas se hará realidad, no importa que la razón te diga que no es posible... no importa que tengas que pegar todas las hojas al árbol, sujetarlas con alfileres, recojerlas mil veces y volverlas a pegar... si crees en lago, si tienes fe en algo, suceda o no suceda lo que deseas, existe la esperanza y mientras hay esperanza, hay VIDA.


    Es precioso tu cuento... sería aún más precioso que todo aquello en lo que creemos de verdad existiera, de verdad sucediera... de verdad todos esos sueños en los que creemos, todos esos sueños que necesitamos se cumplan... sucedan...



    ¡¡Ojalá la humanidad nos diéramos cuenta, que mientras tenemos fe, hay esperanza y mientras hay esperanza... tooodo es posible!!

    Quizá si de verdad creyéramos que todo puede cambiar para mejor, que podemos hacer un mundo tan maravillosos como nos merecemos, lo consiguiéramos.


    Que tu fe haga que consigas todo aquello en lo que creas mi querida MARIETA.


    Enhorabuena por esta iniciativa, un beso enoooorme para ti, para SENOVILLA y para todos los que participáis... los que no podemos materialmente lo hacemos de corazón.




    Muaaaaaaaaaaakss a miles todo mi cariño ( siento mis ausencias, fíjate, ahora mismo acabo de llegar aún a casa :-)



    Feliz domingo mañana y siempre, cielo

    ResponderEliminar
  69. Qué pasada de relato!! Cuantas veces intentamos atar las hojas al árbol!! Cuántas veces vemos a alguien intentando atarlas y pasamos de largo!! Cuantas veces nos reunimos todos nos damos la mano y jugamos al corro de la patata cantando y blogueando: "Al corro de la patata comeremos ensalada... hablaremos de la fe... y beberemos limonada..." No se puede nunca dejar de ser esa niña o niño que todos llevamos dentro. No se puede nunca dejar de evolucionar y admitir (por más que nos cueste) que nada nos ata a lo que tenemos en esta vida. Pero también que nunca dejaremos de maravillarnos por la solidaridad y la capacidad para ayudar y compartir por cruel y nefasta que sea la tragedia. Nadie dijo que fuera fácil, pero tampoco que no se pudiera llegar a ello. Lo importante no es intentar atar las hojas al árbol, sino llevarlas siempre con nosotros, y no olvidarnos de lo que son y lo que significan para nosotros. Basta llevar una de aquellas hojas en el bolsillo y cuando veamos a alguien que apreciemos triste o intentando atar sus propias hojas, acercarle una de las nuestras y explicarle el sentido que tiene. Un abrazo y maravilloso post!!

    ResponderEliminar
  70. Hola Chiquilla, Que relato más bello el que incluiste. Recuerda nuestros diferentes horarios, por eso apenas aparezco. Plis ayúdame a que se difunda, lo más que se pueda... porque por acá necesitamos un milagro de amor para un niño maltratado. Y sé que podemos lograrlo...
    Besos.

    ResponderEliminar
  71. La de arriba (Sara) se está jugando la vida por lo que dice aquí si lo reitera en demasía (no es broma); es la FE llevada al extremo como creyente.
    P.D.: Siento "tripetir", pero amerita!

    ResponderEliminar
  72. Fe sobre todo es lo que se desprende de este precioso cuento, pero también voluntad, firme voluntad de luchar con fe contra el implacable destino.

    Besos.

    ResponderEliminar


  73. Atentamente he venido a saludarte y desearte que la semana que comienza sea hermosa y llena de color, donde la ilusión te dibuje todo aquello que le sea un favorable acontecimiento para todos los que te rodean.

    Un ramo de rosas dejaré en tus manos para que su aroma sea un referente de mi afecto hacia ti.

    Te sigo y no te olvido puesto que los sentimientos no entienden del espacio tiempo, ni de las distancias.

    TQ.

    María del Carmen

    ResponderEliminar
  74. Una enorme muestra de esperanza (la vida de su mamá) pero para alcanzarla sólo se consigue mediante la fe (conseguir atar todas las hojas).

    Precioso.

    Un beso

    ResponderEliminar
  75. Uno de los mejores escritores de cuentos estadounidenses. Una bella elección y más para mí que amo la literatura. Además que encaja perfectamente con uno de los conceptos de la fe. Maravillosa entrada. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  76. muy bueno MAria , gracias por compartirlo siempre es bueno recordar a los que mejor escriben
    un beso

    ResponderEliminar
  77. Emotivo relato, pensaba participar en ésta iniciativa pero últimamente estoy algo ausente en el mundo blogero y la verdad es que se me pasó la fecha. Sorry, a ver si me pongo las pilas.
    Besos.

    ResponderEliminar
  78. ¡Qué gran cuento has traído!
    Pasé a devolverte la visita y me alegra haberlo hecho a tiempo para ver esta entrada.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  79. Que bonito! me a gustado mucho, la fe mueve montañas y es la que mueve el mundo, lamento no haber llegado a tiempo para escribir algo ,con la de poesías que tengo bueno otra vez sera.
    Me alegro de leerte de nuevo
    saludos amiga

    ResponderEliminar
  80. Preciosoooooooooooooo María. Me ha encantado. Hojalá yo hubiera sabido este cuento hace 47 años, hubiera obrado igual que la niña y tal vez...
    Si perdemos la fe en nosotros mismos, o en las personas que nos quieres, que nos rodean, ..., estaremos perdidos.
    Saludos y un abrazo

    ResponderEliminar
  81. Perdón, :-(
    Quise decir ojalá :-)

    ResponderEliminar
  82. Hola Maria.
    Muchisimas gracias por visitar mi blog.
    Es orgullo saber que llegas del blog de mi querida Sor Cecilia.
    Aprovecho para felicitarte por tu espacio y decirte que cuentas desde hoy con un nuevo seguidor.
    Un abrazo.
    Ricard

    ResponderEliminar
  83. AMIGA: BELLO CUENTO!!! HOY YO NECESITARIA ATAR LAS HOJAS DE ALGUN ARBOL PORQUE TENGO UNA AMIGA .BLANCA,QUE ESTA ENFERMA DE CANCER..HOY FUI AVERLA AL SANATORIO Y NO QUIERO PEDER LA ESPERANZA DE QUE ME MEJORE...
    NO QUIERO QUE MUERA..ESTOY DESTROZADA.GRACIAS MARIA♥
    BESOTES♥
    SILVIA CLOUD

    ResponderEliminar
  84. La ternura del relato me ha dejado sintiéndome esa niña porque yo soy una persona de FE.
    Muy bonito María.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  85. Hola Maria:
    La FE mueve montañas.Es algo en lo que se cree sin saber porqué.
    Pobre del no haya tenido FE en algún momento de su vida.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  86. Hola María

    Ha sido una experiencia muy bonita. He conocido a mucha gente y estoy aprendido de todos ellos. Gracias por brindarnos la oportunidad de participar.

    Como ya te dije antes, es una entrada preciosa.

    Besotes.

    ResponderEliminar
  87. Preciosa entrada, la fe mueve montañas y es lo último que se pierde.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  88. La verdad es que ha sido una experiencia maravillosa, el ver a tantísimos blogs unidos en la iniciativa de la FE, ha habido una grandísima participación, y ella ha permitido acercarnos unos a otros, para descubrir blogs que no conocíamos, así como descubrir diferentes puntos de vista desde cada mirada interior de la FE de cada uno.

    Esta experiencia me ha servido para seguir dándome cuenta de la unión que existe entre todos nosotros, un excelente compañerismo, incluso algunas personas que no tenían pensado unirse, lo hicieron a última hora, y otras, incluso, que no podían estar, dejaron su entrada programada, también se respeta a quiénes no hayan podido participar o no hayan querido, porque a nadie se obliga y cada uno es libre de decidir lo que quiera hacer.

    Porque la FE no solo se trata de la fe religiosa, sino de confiar en los demás, en la creencia de las personas, de la amistad, de la unión, del compañerismo, de uno mismo, de la vida, de seguir caminando, de seguir creciendo, como lo vamos haciendo a través de nuestros blogs, enriqueciéndonos, cada uno desde su aportación y mirada, porque de todos vamos aprendiendo.

    Quiero recordaros que esta iniciativa ha sido creada por Angel Cabrera, a quién podéis visitar en su blog "Artecar24", y que sin él, nada de esto hubiera ocurrido, por lo que desde aquí le doy las gracias.

    El enlace de su blog es el siguiente:

    http://blog.artecar24.com//

    Y, así, mismo, doy las gracias a Senovilla, del blog "Pensamientos JFS", que fue quién, un año más, me invitó a la iniciativa bloguera, y es el que, con su esfuerzo, constancia, entusiasmo, lo ha ido difundido tantas veces desde su blog, y deciros que, desde el día 8, está recopilando todos los enlaces de vuestros blogs para hacer un recuento de quiénes habéis participado, por lo que, no dejéis de visitar su blog para que os anote en las listas, y desde aquí le doy las gracias.

    La dirección de su blog es http://senovilla-pensamientos.blogspot.com//

    Gracias a tod@s, una vez más, a todos vosotros porque sois el alimento de mi blog, que sin vosotros, no tendría ni sentido ni vida.

    Un abrazo bloguero muy fuerte para cada un@.

    ResponderEliminar
  89. recuerdo haber leido este cuento, hace muchos años, muchísimos, era una niñita, estaba en un libro de lectura de la escuela
    y tanto hoy, que lo vuelvo a leer, como esa primera vez, me emocioné mucho, mucho

    un saludo cordial desde Argentina
    claudia

    ResponderEliminar
  90. Buenas noches..

    Un precioso relato, muy bello. Gracias por tus palabras.

    Sigo teniendo fe en la personas, y este mundo es maravilloso.. gracias por ser parte de el...

    Besotes

    ResponderEliminar
  91. Es preciosa la historia, yo me sé otra parecida en el que las hojas las pintan.
    La fé mueve montañas y lo creo firmemente, quizás en algun lado del mundo hay una historia como está tan real como la fé.

    BESAZOS ♥

    Menudo constipado he pillado...cuidado no traspase mis estornudos la pantalla ;)

    ResponderEliminar
  92. CLAUDIA: Me alegra que este cuento te emocione, la verdad es que cuando le leí me encantó por eso mismo quise compartirlo en este día tan especial, muchas gracias por haberte acercado a mi blog. Un beso.

    BALOVEGA: Gracias, tú también formas parte de él, y yo también tengo fe en las personas. Un beso.

    LOLI: Yo también quisiera creer que en algún lugar del mundo existiera una historia real como ésta. No te preocupes tengo el blog antivirus y atrapa gérmenes jajaja, cuídate mucho preciosa. Un besazo.

    ResponderEliminar
  93. Al final he llegado. Aun sigo leyendo algún post y he llegado al tuyo. Un relato lleno de ternura y de la inocencia de la princesa. ojalá fuese todo así de fácil.
    Puede que me quede unos días leyendo por aquí...
    -un saludo

    ResponderEliminar
  94. El relato me gustaba mucho! Saludos desde Suecia!

    ResponderEliminar
  95. MARIANO Y DON GERARDO DE SUECIA: Encantada de teneros en mi blog, gracias por vuestros comentarios. Un beso.

    ResponderEliminar
  96. Que relato tan tierno y encantador Marìa!, Que lindo que siempre hay metàforas y cuentos maravillosos que aùn potencian nuestra fè.
    Con el debido respeto a los tiempos que se viven y las posiciones seculares de la sociedad en general,soy de los que aùn profeso la fè basada por aquel carpintero, quien ubicado en los ùltimos escalones sociales de su tiempo predicaba y era tomado como un loco fuera de serie, por el peligro que implicaba debido a las injustias que desde entonces habìan,sin embargo por su cometido jamàz se doblego a pesar del sufrimiento, su amor y misericordia por nosotros entregò!
    Jesùs encuentra tiempo para los niños y considera a los leprosos.Le ofrece una segunda oportunidad a la mujer adùltera, y al ladròn de la cruz le hace una invitaciòn personal; Da una especial atenciòn a los desalentados y nos insta a seguir su ejemplo.Con esa clase de amor y la fè puesta en El,el relato de la niña serà nuestra realidad, hoy y siempre.
    /Todo mi cariño y muchas bendiciones!!

    ResponderEliminar
  97. FRANCISCO JOSÉ: Me alegra mucho que te haya gustado este relato que he compartido, cuyo autor es O. Henry (William Sydney Porter) y que yo desconocía pero una de mis lectoras me dijo de quién era. Porque la esperanza es lo último que se pierde, sobre todo si hay fe, nunca se puede desvanecer esa esperanza que nos puede abrazar a la vida. Muchas gracias Francisco José por dedicar tiempo a mi blog, es un honor para mí recibir tus interesantes reflexiones. Un beso.

    ResponderEliminar

Tu opinión es importante. Muchas gracias.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...