04 marzo 2012

¿De qué te sientes dependiente?



Algunas personas dicen sentirse totalmente independientes, y no sentir apego hacia nadie ni nada, pero creo que no dicen la verdad, porque los seremos humanos, por naturaleza, somos sociales, por lo que todos necesitamos de todos, y para sentirnos vivos y motivados, necesitamos depender de los demás, sentirnos escuchados, amados, valorados, igual que si necesitáramos el oxígeno para poder respirar.


Confieso que yo soy una persona apegada emocionalmente a quiénes quiero y aprecio, y cuando los veo partir, no puedo evitar sentirme un poco extraña y vacía, como si la luz de mi alma se quedara un poco apagada y en soledad.


Sé que no es una actitud muy positiva, porque de esta forma, se llega a sufrir bastante, sobre todo, en el momento de las despedidas, pero soy así, y no puedo cambiar.

Pero es que no sólo me ocurre con las personas, también con las cosas materiales o espirituales, que me hacen feliz, por ejemplo, necesito visitar vuestros blogs para volar con vuestras letras o imágenes... escribir para desahogarme... soñar para sentirme viva... estar unos minutos en soledad para reflexionar sobre los errores cometidos durante el día... o tener la costumbre de llevar siempre conmigo el móvil y las llaves... y montones de cosas más de las que me siento totalmente dependiente.





Safe Creative #0907274170999

112 comentarios:

Jose dijo...

De mi famila y amigos,pues la amistad es lo mejor que uno puede dar y recibir.

Anónimo dijo...

Me considero una persona dependiente de mi familia, amigos y de todas las personas que quiero.

Un beso.

Soy Mayte

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, María

Ufff, qué pregunta más difícil, jaajajaj, déjame que piense un poco.

Ya está. En principio creo que no soy muy dependiente, aunque claro no soy nada objetiva.

Quizá de la amistad. Se que están ahí, y están en los buenos y en los malos momentos.

Y soy totalmente dependiente del mar. Del olor a salitre, de su color, aroma, sensación, textura, fuerza. Me carga totalmente las pilas y es uno de mis refugios.

Y por último, está el Reiki. De una u otra manera, siempre acabo haciendo reiki a lo largo del día. Es otra manera de cargar pilas, equilibrarme y una ayuda para el equilibrio.

Menos mal que he pensado jaajajajaja.

Besotes.

J. Galán (Jerónimo) dijo...

Creo que es imposible no depender de algo o de alguien.Pero eso no significa perder la libertad.Ser libres significa ser tú mismo y tomar tú tus decisiones,aunque sean decisiones que te aten a tus seres queridos.

Saludos María.

chus dijo...

SI, MARIA, YOh TAMBIEN DIGO TODOS SOMOS DEPENDIENTES, HAY QUIEN NO CREE. Un niño es dependiente, pero hoy esba en una terraza, y un niño, de dos o tres añitos, puso en marcha a tres adultos que tamban tranquitos sentados en esa terraza, su llanto, no quiero...... Todos dpendemos. un abrazo

Alejandro Hernández y von Eckstein dijo...

Realmente me gustaría decir que no tenes razón, pero lo cierto es que la tenes. Por más que queramos jugar al llanero solitario, todos dependemos de alguien o algo. Tal vez por eso buscamos compañía en las letras de los blog ya que creemos que por estar detrás del monitor no podrán herirnos como lo suelen hacer las personas que nos rodean... En fin dependiente o no me alegro de haber encontrado rincones donde las personas piensan como uno y, lo principal, uno puede desahogarse sin temor a ser herido.
Un ciberabrazo.

Pedro Luis López Pérez dijo...

Yo, particularmente, necesito de tu espacio tan sensual y dulce que es tu blog. Eres una gran persona y una buena amiga
Un abrazo, María.

Genín dijo...

Yo me siento dependiente de la salud, si la tengo, de lo demás me encargo yo...
Salud

Alejandra Sotelo Faderland dijo...

Hasta el mas independiente de todo, es absolutamente dependiente de algo en este mundo de hoy: el dinero.
En lo personal, mas que apegada son importantes para mi, el hogar, la calidez, un buen aroma, mi gata. El resto puede ser prescindible.

Juan Risueño dijo...

Todos somos dependientes de todo lo que nos rodea. De otro modo seríamos una puerta, o una piedra, por ejemplo.

Un abrazo María

Marek dijo...

El hombre nunca deje de ser independiente por mucho que le parece, por ejemplo este blog gratuito reúne a la gente
Deseo un buen día, saludos cordiales

Fernando Solera dijo...

Nada permanece, todo cambia, nunca te bañas dos veces en el mismo río... Todas esas expresiones vienen a significar que no tiene mucho sentido aferrarse a nada o a nadie, porque eso acabará provocando un fortísimo sufrimiento. Una cosa es querer y otra muy distinta vivir encandenado.

Un beso.

TORO SALVAJE dijo...

Cada vez de menos cosas.
Esa es la buena noticia.
La mala es que eso significa soledad.

Besos.

Eva dijo...

Yo soy muy dependiente de los sentimientos... de los que me causa el amor, un sonrisa, una puesta de sol, escribir...de todos los sentimientos buenos... supongo que soy algo hedonista!!! Saludos

Emilio Manuel dijo...

La independencia es una entelequia, podemos ser independientes de uno pero dependemos de otros, el ser humano es un ser dependiente por naturaleza desde que nace hasta que muere, incluso los más solitarios del mundo, los marginales, tienen que apoyarse en otros para realizar las funciones básicas.

Uno es dependientes de los seres queridos y también de otros que sin conocerlos nos hacen la vida más fácil o difícil.

¿O no dependemos ahora de los que digan los Alemanes y los Franceses?.

La independencia hay que colocarla siempre delante de un nombre que la defina, de no hacerlo, no tiene sentido.

Saludos

Rosa Mª dijo...

Hola María, ¡excelente reflexión!. Personalmente yo soy dependiente, ya no sólo de mi madre que es con la única que me comunico, sino en el trabajo, en mi vida cotidiana. No sé hacer nada sin depender. ¿Qué es malo?. Pues sí, pero si no sé hacer nada por mí misma, algo tendré que hacer.
Muchos besos. Rosa.

Cosillas y Cosejas dijo...

Buenas Maria!
Comparto contigo esa necesidad de estar con los míos y esa tristeza cuando marchan. Los necesito cerquita y verlos a menudo, tanto es así que vivo en la calle de atrás de mis padres y una de mis hermanas vive a unos 20 minutos de casa pero echo un montón de menos no charlar con ella más a menudo.
Igual con el resto de mi familia...

patxi(PASCUAL PÉREZ RIBOT) dijo...

Es cierto María,todos necesitamos que nos escuchen,que nos quieran y nos valoren,es una necesidad.
Saludos y abrazos.

sargantana dijo...

totalmente de acuerdo contigo, dependo de los mios por completo

antes sentia que algunas personas me eran totalmente imprescindibles
pero esa es una palabra que usaba en mi juventud cuando las palabras contundentes forman parte de mi volcaabulario, (ya sabes...para siempre, todo, jamas...jajajjaj)
con el tiempo uno se atempera y ve la realidad en otra forma
la vida me ha ido arrebantando un monton de personas que yo creia imprescindibles y aqui estoy, con algunos vacios y nuevas cicatrices, pero aqui

ahora tengo la sensacion que hay muchas mas personas que me son necesarias, que me ayudan a ser yo y que me hacen crecer y ser mejor
y me gusta disfrutar de ellas

gracias por estar ahi.

unos besos

Amig@mi@ dijo...

Como tú, de todo aquel al que quiero o aprecio de algún modo. Lo malo es que a veces una no da para tanto...
Un abrazo, María.

Sheol13 dijo...

Soy de las personas que les cuesta desprenderse hasta de las cosas ya inservibles, y como tu, de las personas que quiero. Un abrazo.

Lore dijo...

Primero, creo una persona independiente, debe tener personalidad independiente, no estando sujeto a los pareceres de los demás. A partir de ese punto viene el resto como consecuencia

En cualquier aspecto una persona independiente debe ser una persona RESPONSABLE
no solo en el aspecto económico si no en lo personal y afectivo con las demás personas.


Ser independiente, no quiere decir estar aislado, es mas mientas mas independiente eres, debes tener tus amistades, que en un momento dado te tenderían su mano.

María cuanto tiempo sin vernos, pasará esto, pasará.

Los comentarios…siguen igual.

Mil besitos preciosa.

jose maria criado lesmes dijo...

Amiga María; te entiendo perfectamente porque yo también cojo afecto a las personas, que no a los objetos, cuando creo que lo merecen; con una diferencia que si me doy cuenta de que me han defraudado, me pasa lo que a Joaquín Sabina, tardo en olvidarle diecinueve segundos, como buen virgo que soy.
Muchos besos

Asun dijo...

A mi la palabra depender me suena en cierto modo como a anulación de uno mismo, desde el punto de vista de que lo entiendo como que si dependo de algo o de alguien, cuando eso ya no está yo no soy. Por eso prefiero decir que tengo apego.

Siento apego por aquellas personas en las que deposito mis afectos y me siento correspondida. Me gusta saber de ellas y estar con ellas, sentirlas cerca aunque en la distancia estén lejos.

También sentía un gran apego por mi perrita, Xana, que se fue hace no mucho y que dejó un gran vacío.

Al igual que tú también necesito visitar los blogs amigos.

Necesito mi espacio y retirarme y aislarme de vez en cuando.

La lista seguramente podría seguir, pero creo que por hoy... jejejeje

Un beso muy grande, MARÍA.

Domingo dijo...

No se puede ser una isla. El ser humano está diseñado para interactuar con los demás. Sólo así podemos ser animales completos y menos imperfectos.

pedrojescritor dijo...

Excelente reflexión María, pero en mayor o menor medida todos sentimos esos sentimientos, tal vez no por las mismas razones pero no dejan de ser los mismos sentimientos. Y pienso que eso es positivo, que es un rasgo indispensable para seguir sintiéndose humano.
Besos.

Noelplebeyo dijo...

depende del día...

lur dijo...

Dependiente de todas las personas a las que quiero y me quieren.

Cualquier sentimiento de afecto conlleva al final diferentes tipos de dependencia pero todo en su medida no tiene por que ser negativo.

Un beso.

David dijo...

Soy dependiente de mi mujer, de mi hija, de mi familia, de mis amigos, de mi perro, de todas las cosas que tengo que tirar y no tiro, de mi coche, de los blogs, de mis ciberamigos, de mi cervecita en verano, de una buena barbacoa cuando vamos al pueblo.....

Estoy enfermo dependo de muchas cosas.....

Isa Ramos dijo...

Hola María, yo creo que todos necesitamos depender sobre todos de los sentimientos de los que más queremos o apreciamos. Todos somos dependientes pero no de una dependencia compulsiva que por privarnos por algún momento del cariño, afecto,... nos haga sentir malestar. Aunque a veces si necesitemos unos mimos de los que nos quieren.

Yo particularmente necesito llamar todos los días a mi compañero al trabajo, y sólo con preguntarle cómo lleva el día, darle por teléfono besos, ya me quedo relajada. Todos los días nos vemos en casa por la noche, pero necesito llamarle al medio día. También dependo del móvil, sin él no me siento segura.

También necesito egoístamente visitar como voluntaria a una abuela, para sentirme útil.

Muy bueno lo escrito para reflexionar

Isa Ramos dijo...

Perdón, se me ha cortado el mensaje. María, muy bueno tu escrito que nos hace reflexionar.
Ahhhhhhhh, y necesito escribir en mi blog, esto sí es un dependencia que tengo que controlar ;-) Pero vamos si un día no puedo escribir, no me da una pataleta, no de momento ;-)
Saludos y un abrazo

Francisco Josè Lazo Melhado dijo...

Considero que solemos tener un afecto innato en nuestra alma, de amar y ser amados, la cordura que conlleva, sentimientos de cariño, amistad fraternidad etc.

Y realmente que si provoca a mi juicio cierto vacio cuando alguien cercano a nuestro entorno se va por x motivos, pero lo mas importante es la paz que queda en el corazòn cuando nuestra entrega hacia los demàs es genuina.

Bonita reflexiòn!
A propòsito, te he extrañado mucho en mi blog! Recibe un inmenso abrazo
Marìa!!

Jorge del Nozal dijo...

Los seres humanos, somos así,
exactamente como tu lo has descrito.
Todos nos parecemos mas de lo que quisiéramos.
Un abrazo.

Pedro Ojeda Escudero dijo...

De las caricias, María. Qué buena entrada.
Un beso.

Juan Dianes dijo...

Bueno, quien diga que no es dependiente de nada ya estaría totalmente liberado y eso es un estado tan difícil...
Téngase en cuenta que me refiero a estar liberado y, sin embargo, ser feliz en toda circunstancia y no huir de las situaciones y ser auténticamente positivo y comprometido con lo que vale la pena con la humanidad. Al mismo tiempo, que las cosas no nos afectan al punto de identificarnos con ellas y nos produzcan amargura o depresión cuando cambian las circunstancias.
Esto es tremendamente difícil y será mínimo el número de humanos que obtengan ese estado. Los que lo tengan, por supuesto que no andan presumiendo por ahí de tenerlo. Sería contradictorio con su elevado estado y humildad.

Juan Dianes dijo...

Interesante tema, María.

Un abrazo.

Myriam dijo...

Yo siento apego por mis seres queridos, los viajes (que me llevan a mis seres queridos), los libros y mi PC.

Besos

María Bote dijo...

Como siempre, estupenda entrada, María.

Yo me declaro absolutamente dependiente del amor de mi familia y amigos y, no creas, lucho por no serlo tanto, pienso que todos los excesos estan mal, que un día puedo quedarme sola... en fin que, tendríamos que acostumbrarnos a depender menos, al menos en mi caso, a no ser tan adicta del afecto. Soy demasiado sensible y emotiva; eso te lleva a sufrir con frecuencia, pero, cada cual somos como somos y, cuesta mucho rectificarse.

Besos. María

Amelia dijo...

Yo me confieso DEPENDIENTE de la vida. Desde que fuí madre soy dependiente de mis niñas, no puedo estar un instante sin saber nada de ellas. Soy Dependiente de la llamada diaría si no la visita a mis padres, darles una vuelta o escuchar como llevan la mañana y que van a hacer durante el día. Soy dependiente de mi blog, me gusta visitar a la gente que aprecio. Soy dependiente del aire que respiro y sufriré al igual que tú las despedidas, espero que tarden en llegar.
Un besitooooooo y aunque necesito mi independencia para ser feliz por otro lado necesito mi dependencia para conseguir esa felicidad, ufffffff que complicada que soy. Besitos Amelia.

luna dijo...

Hola Maria, yo me siento depenfiente de la VIDA de todo aquello que me crea un sentimiento fuerte y me ata a ello y de tantas cosas que aún no he podido hacer y quisiera hacerlas .

besitos

luna

Dulce dijo...

Yo, dependiente de la sociedad en la que vivo. Por otra parte cada vez siento menos necesidad de lo material. Finalmente muy dependiente de los afectos y el sentir.

Dulce beso.

Panchu dijo...

Pues si creo que todos somos dependientes de muchas cosas ,quizas demasiadas y cuesta bastante despegarse de ellas

medianoche dijo...

No existe nadie que lo sea, porque al menos si no tiene a nadie, seguro tiene a su mascota.

Besos

Sweet dijo...

Creo que pasando 5 segundos por mi blog, cualquiera sabe a "qué" (quien) soy dependiente, jeje.

Buena semana, preciosa.
Besuquitos!

ANTIQVA dijo...

Uno tiene muchas dependencias...

De la persona amada, de los que amamos y nos aman, del recuerdo de los padres, de los amigos (reales y virtuales), de los libros, de la fotografia, de los lugares que se vivieron alguna vez, de los gatos que ya no viven...

Sin esos apegos, para mi maravillosos, la vida no seria tan bella...

Un abrazo, amiga

lisebe dijo...

Maria creo que la palabra independiente siempre se asocia a vivir solos..

Se puede vivir solo/a y ser dependiente hasta de uno mismo/a.
Sociológicamente como bien has apuntado somos seres que dependemos unos de otros, nos necesitamos aunque eso no quiere decir que no asumamos la soledad escogida !!

Recientemente y desgraciadamente, mi pareja me dejó por un infarto repentino con solo 41 años, eso me ha dejado con la suficiente convicción de que asumir independencia es también ley de vida.. aunque no queramos.

Pero siempre se depende de lo que más quieres y de lo que necesitas.. y te arropas en lo que te da seguridad, familia, amigos, trabajo, el contacto el apego es lo más importante y lo que hay que cuidar y guardar.Eso por supuesto lo tengo aprendido y asumido

Un beso mi querida Maria y feliz semana

María dijo...

Buuuufff mi querida MARIETA...

¿De verdad existe alguien totalmente independiente? ¿alguien que no necesite nada, ni a nadie? yo pienso como tú y además creo que somos muy parecidas en esto ( menos del móvil que no uso:-)

Creo que se reconozca o no, todos, absolutamente todos necesitamos algo y sobre todo a alguien... Una cosa es no poder vivir sin algo/-ien. Salvo aire, alimento y agua no necesitamos nada más y otra muy distinta vivir y disfrutar viendo...


Yo podría hacerte una lista inmensa de mis dependencias, ninguna imprescindible pero en pequeñito, sí que las tengo... desde el café de la mañana, a mi helado de chocolate antes de acostarme:-) ... pero lo que más...


Lo más necesario para mi, sin duda alguna, rayando le vicio es... jajaja del cariño... en toodas sus versiones...me hace sentir taaan bien recibirlo, como darlo. El mero aprecio me agrada, si ya es cariño me empuja y hace que me esponje, si es cariño de los míos me dibuja sonrisas al instante por dentro y por fuera y si la cosa se convierte en amor... eso me llena de la suficiente energía como para dar dos mil vueltas a la tierra y seguir girando como un satélite...jajaja y no exagero nada... necesito el cariño, taaanto o más que el aire y además, sé que si una vez quiero, es y será para siempre, en la forma que sea, pero para siempre... ¿ Y sabes qué que más? jajaja ... espero seguir siendo una adicta dependiente toooooda mi vida de él:-)

¿Por qué crees que me he colgado tantísimo de este mundo? esto es como un traficante de cariño inmenso, aquí tengo a mis mejores camellos jajaja y por eso he venido hoy tempranito a tu casa mi cielo( por favor, espero que te rías con estas locuras que se me ocurren a estas horas... jajaja ¡vaya día me espera!!... y no te moleste de ninguna manera bonita) necesitaba darte y recibir mi dosis de hoy jajaja lo confieso soy una cariñodependiente:-)

No lo olvides ¿ok cielo? jajaja
Sabes que tu dosis te espera siempre que la necesites, sieempre bonita:)))


Mil besos preciosa , toodo mi cariño y muuuy feliz semana MARIETA.

LA ZARZAMORA dijo...

Hace tiempo que me liberé de la dependencia de los objetos.
Pero hay muchas otras que nos atan, por más que queramos liberarnos de ellas.
Besos, María.

Cristóbal dijo...

Por mas que digamos que nó, todos tenemos algo o a alguien de lo que nos sentimos dependientes. De una forma u otra. Por mi parte el veneno del tabaco, puede conmigo y me falla la voluntad o el quererme a mi mismo.
Buenas semana y un abrazo.

josefina dijo...

Yo tambien me siento dependiente sobre todo de mis seres queridos.
Un beso Maria

Valverde de Lucerna dijo...

No solo me he sentido dependiendo de las personas que quiero, lo sorprendente es que me ha costado desprenderme de objetos que no parecían tener importancia hasta que me tuve que deshacer de ellos.
Un saludo.

LOLI dijo...

Ains como te comprendo...

BESAZOS PRINCESA ♥

Luis Antonio dijo...

Tengo adición por mi familia, por los libros y...por mi iPad.

Besos

Juan Escribano Valero dijo...

Amiga María: He tenido una pequeña recaída que estoy curando en casa bajo bajo los cuidados de mi enfermera jefe a la que obedezco fielmente. ¡Cualquiera no obedece, sino la obedezco me tiene a lentejas todos los días! Y la verdad es que aun cuando están muy buenas porque es una gran cocinera, todos los días no me apetece comer lentejas. Bueno y ahora en serio ya voy estando mejor aun cuando todavía estoy muy limitado.
Totalmente de acuerdo con tigo, solo en una cosa difiero siempre me olvido del movil mi mujer me regaña por ello con freciencia, y yo o no lo llevo o lo llevo sin bateria o sin saldo soy asi
Un fuerte abrazo

Gizela dijo...

Creo que lo importante, no es tanto, de que dependemos o cuanto independientes podamos ser
Siento que en la vida entre esos dos extremos, tan necesarios, hay que saber mantener un sano equilibrio...
BESOTESS y linda semana!

Liliana G. dijo...

Ser dependiente de los afectos es tenerlos en cuenta, saber que nos pertenecen, desde lo más pequeño a lo más grande, no importa el tamaño sino el corazón que pongamos en amarlos y en compartirlos. En ese sentido, adoro ser dependiente :)

Besotes, María, es un gusto pasearme por tus reflexiones.

brujilla dijo...

María creo que dependemos de siempre de algo,no podemos vivir sin algo, o no podemos estar alejados ya sea de alguien o de algo,somos asi..
Un beso de brujilla

Wersi dijo...

Me sucede cómo a tí. Soy persona que me entrego demasiado a todos y todos, cuando algo o alguien me falta siento un gran vacío difícil de llenar. Somos personas muy sensibles, por eso sentimos las ausencias.
Somos humanas María.
Gracias por venir a pasar un rato por mis cosillas, se siente tu presencia .
Un beso

ibso dijo...

"...La impresión de “infinito” que nos produce mirar al firmamento en una noche clara la podemos sentir también cada vez que miramos a nuestro alrededor y recordamos que TODOS y cada uno de los átomos que forman TODA esa materia que nos rodea (incluidos nosotros mismos) no es ni más ni menos que “polvo de estrellas”. Carl Sagan (1934-1996)

Si nuestro cuerpo está formado por la misma materia que se creó en el interior de las estrellas y que es común a todo(s) lo que nos rodea, es lógico pensar que esa unión es perceptible. Lo mismo ocurre con la energía. El hecho de "depender" de las personas o cosas que nos rodean, es solo un síntoma de esa "unión" que inconscientemente sentimos.

Un abrazo
ibso

Miguel dijo...

Yo dependo totalmente de mi mujer. Esto lo tengo claro. No sé si esto es bueno o malo, pero es la verdad.

Un beso.

Franki Salbla dijo...

La verdad es que soy muy poco dependiente y a veces me gustaría serlo un poco, pero uno es así y......
Ahora lo que me deja un poco descolorado es eso del móvil, eso no es una dependencia, eso se llama esclavitud y como tal se tiene que tratar. Abrazos

MAJECARMU dijo...

María,mientras tengamos cuerpo estamos apegados a la tierra y a las necesidades básicas...También es inevitable sentirnos apegados a los seres queridos y a todo lo que nos gusta y emociona,como el arte y la belleza.
Mi felicitación por tu excelente entrada y mi abrazo inmenso por tu cercanía y amistad.
M.Jesús

luzysolyluna dijo...

Hola María, muy buena pregunta. Veo eres sincera, yo tambien era así, muy dependiente de la familia, Los golpes, me han enseñado a ser menos dependiente. Aunque lo soy bastante.
La soledad me ha enseñado mucho.
Eso si no ya no soy dependiente del tabaco, hace cuatro años creo.ESo si ha sido una gran batalla ganada.
Abrazo.

Sneyder dijo...

Me gusta tu reflexión, todos necesitamos ser escuchados, sentir que nos aman y ser amados…hay tantas cosas que nos atan en esta vida…

Un cálido abrazo

tia elsa dijo...

Esta en nuestra naturaleza gregaria, quien dice lo contrario miente No soy muy dependiente de las cosas, ni de vivir en un lugar, para mi si estoy con los seres que amo, en seguida me adapto a la casa, el barrio o el país. Besos tía Elsa.

gosspi dijo...

Hola Maria....sabes? un dia no queria depender de nada ni de nadie....los afectos...-soy superempatica-...me hacen sufrir lo indecible....y me encontré con la Verdad en Persona cuando en una depresion morrocotuda que sufrí hace tres años...vi la muerte dentro de mi....no sabria explicartelo...y la experiencia de salir de ella fué todo un milagro.....Ahora es Ella la misma muerte la que veo que no puede conmigo.....pues la Gracia de saber que vivo por encima de ella es la que me ha liberado!!!!! Dependo de esta Gracia....creo que SOY SUYA, y la LIBERTAD se ha hecho conmigo...pues puedo entregarme por amor a cualquier cosa y esto es la Felicidad....El Evangelio ha hecho cuerpo conmigo y ya sé que no estoy SOLA. un beso enorme.

Roberto dijo...

buenas reflexiones y letras
un saludo
Roberto

sigue mi estela...

Perséfone dijo...

Me siento totalmente dependiente del chocolate (de hecho escribo estas líneas con una de mis chocolatinas preferidas en la mano) xD

Bromas aparte, creo que mecostaría muchísimo plantearme la vida sin mi pareja al lado ni el calor de mi familia.

Un abrazo.

Gil dijo...

Hola Maria!! Creo que encontre un lugar en tu blog, porque andando por la red uno se da cuenta que no hay muchos lugares donde llegar, y este es un lugar.

Me siento dependiente de la paz y de la incondicionalidad del amor.

José Antonio del Pozo dijo...

es verdad,María, la vida es una suma inestable de dependencias y de pendencias, elegidas u obligadas, según y como
saludos blogueros

Gustavo Figueroa V. dijo...

Con motivo de celebrarse en el día de hoy (marzo 8) el Día Internacional de la Mujer he hecho un homenaje en mi blog CONTRASTES (http://gustavo-contrastes.blogspot.com/) a nuestras queridas compañeras. Quiero enviar un saludo muy especial a todas tus lectoras y abrazarles fraternalmente en su día que, a mi juicio, deben ser todos los días.
También te envío a ti mi abrazo y felicitación muy especial estimada amiga.

METAMORFOSIS dijo...

Por muy independientes que creamos ser....siempre hay algo que nos ata. Cuando leía lo que escribias, inevitablemente se me vino a la cabeza la pelicula de Tom Hans "Naufrago"...donde el tio al sentirse solo se buscó la compañía ficticia de Wilson (el balor de futbol) no se si lo recuerdas...los humanos somos gragarios por naturaleza y siempre neceitamos de alguien a nuestro lado, aunque sea para discutir, ja,ja,ja,
Yo creo que de las cosas materiales, aunque cueste, se puede prescindir y de los afectos personales, duele más prescindir de ellos, pero el ser humano es tambien adaptable por naturaleza y a todo se acostumbra uno.
Mil besos y mil abrazosssss.

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

Gracias María por tu visita, no estoy bien
te doy la razón, cuando se ama, se echan raíces.
Te dejo un beso de mi ternura
Sor.Cecilia

SOYPKS dijo...

Somos Guerreras con corazón de oro, multifaceticas, Con rostro de Princesa, amamos, sufrimos, perdonamos, Reimos, Somos Unicas. Feliz Día MUJER!
Recibe un abrazo de Tu amiga de Venezuela.
♥Ƹ̵̡Ӝ̵̨̄Ʒ SOYPKS Ƹ̵̡Ӝ̵̨̄Ʒ♥

Marina Fligueira dijo...

¡Hola María!

Pues que voy yo a decirte, ¡soy igual que tú!
Dependiente de innumerables cosas que a veces prenden un poco.
¡Aunque por otro lado también quiero ser libre sin ataduras. Tengo la balanza bastante equilibrada para no sufrir en demasía.
Gracias por tus letras siempre interesantes. Y felicidades en este día de la mujer, aunque yo considero que son todos los días de la mujer.
Te dejo mi gratitud y mi estima. Un abrazo y se feliz hoy y siempre.

Rosa E. dijo...

María de acuerdo...
Feliz dia del la mujer y todos tus días!!!
Un abrazo inmenso

Kasioles dijo...

¡Cómo te entiendo! A Kasioles le sucede algo parecido, no logro acostumbrarme a esta nueva situación, el vacío que noto en mi alma hace que me sienta perdida.
Dicen que el tiempo lo cura todo, mientras ocurre, yo seguiré escribiendo, lo necesito.
Te dejo un fuerte abrazo.
Kasioles

David C. dijo...

Muy ciertas tus palabras.

Anónimo dijo...

Carla:
Hola Maria,de que te sientes dependiente, bueno siempre hay algo yo lo intento cada día por que se que cuando eres dependiente de algo es como si necesitaras un basto para caminar. Y siempre damos más de lo que recibimos y eso se nota en nuestra energía. Me ha encantado pasar por tu blog, te dejo mi blog por si te quieres pasar. Invito a todos los que resuenen con esta energía. Un Saludo Carla.
http://espacio-universal.blogspot.com/

Jabo dijo...

Hola María: me siento dependiente de mi familia y amigos.
Además, necesito la naturaleza, sobre todo el mar, estar en contacto con el mismo.
También me agrada visitar los blogs amigos y aprender cosas tan diversas y gratificantes.
Abrazo. Jabo

Rita Agustina dijo...

Ay, yo también soy dependiente de muchas cosas. De los blogs, por ejemplo. De tocar la guitarra para liberar tensiones, tocar el piano para abrir la mente. Hablar con ciertas personas, visitar ciertos perfiles de Facebook a diario para asegurarme de que todo sigue en orden. Necedades que hacen a mi vida. Y no sé si es realmente bueno eso.

shantal dijo...

Precioso texto amiga.Ser independiente no implica no compartir los momentos bellos y los que no son tanto con la gente que quieres, ser independiente para mi forma de ver es tener siempre tu propio criterio o mas simple actual en todo momento siendo tú,un abrazo

Carolina dijo...

Hola Maria, yo siento como vos, soy dependiente de mi familia y me siento extraña y vacia cuando se van, preferiria no sentirlo para no sufrir, pero asi me sucede.
Un abrazo.

Xena dijo...

Cielo pues entonces me uno y muy a gusto al club de las personas dependientes puesto que dependo mucho del cariño de las personas a las q quiero asi como de muchas cosas materiales y espirituales como bien explicas.

Es mas no quiero dejar de depender de ellas pq de algun modo me hace sentir viva y eso es muy importante para mi!!!

Y sabes dependo muchisimo tb de la amistad la cual para mi es muy importante!!, en algunas ocasiones he echado en falta el tener una amiga cerca con la q poder compartir mi dia a dia pero bueno se q a traves de los blogs las tengo unpoquito mas cerca y eso me hace feliz!!

Un besote enorme.

Sarco Lange dijo...

Yo dependo de los colores, es atroz.

Bs.

Bego dijo...

Hola Maria !!!

Muchas gracias por visitarme y darme la oportunidad de conocerte.

Respecto a lo que dices, es cierto que queriendo y siendo dependiente en sentires y actitudes se sufre mas pero también se disfruta el doble porque ellos están ahi para enriquecer nuestra vida y convertir un dia negro en gris, nublado en soleado ......enriqueciendo dia a dia nuestra razón de ser.

Besinos.

Sangrienta Luna dijo...

Cuanta razón tienes, no lo había visto así!!

Besos

Bertha dijo...

Particularmente el tener cosas materiales no ha sido mí prioridad,

A medida que los años pasan me hago más próxima a mís seres queridos, a mís amigos,y a la gente de mí entorno...lo que se dice vivo y dejo vivir.

-Pero eso sí amo mís cosas, las pocas o muchas que tenga procuro cuidarlas dentro de mís posibilidades.

Rebecca dijo...

hola María,
hola María,
linda reflexión has escrito.
De alguna manera u otra todos y cada uno de nosotros tenemos un carino a algo material. No lo podemos negar. Yo suelo decir que lo material es siempre reemplazable.
Pero - sin quererlo o no - te puedo confesar que desde que recibí una vez un piano: el mismo es como un juguete de pequenín, lo tengo en mi peinadora, es negro, y aunque el color negro no compagina mucho en mi habitación, me gusta sin embargo, cuando le levanto el ala diminuta, tengo al lado una pequena bailarina, y si la coloco en el medio sobre el piano, le doy cuerda , la munequita bailarina rosadita y blanca comienza a dar vueltas al compás de la música.
Fue un regalo especial y lo es todavía. Me dolería mucho separarme de este pianito.
Y casi todas las mananas levanto el ala del pianito y me preparo para el día . Es mi primera música del día. No me gustaría perderlo..

un abrazo carinoso^^

Chelo dijo...

Quien diga que no depende de nadie miente y es solo una pose, pues seguro que es mas dependiente que cualquier otro.
Un abrazo

mardelibertad dijo...

Tod@s nos necesitamos y somos dependientes, me siento identificada con lo que nos transmites...
Gracias por visitarme y estar...
Un abrazo

Música en el Viento dijo...

Wow, interesante lo que compartes, es muy cierto el apego que podemos tener a las personas o las propias cosas, yo estoy trabajando algo en ello para que verdaderamente sea equilibrado y hace poco he leido un libro que habla al respecto.

Saludos Maria es un gusto leerte.

Bendiciones.

L.

Olga i Carles (http://bellesaharmonia.blogspot.com dijo...

Somos en general dependienesde todo lo que nos da miedo a parder. en esos momentos nos unimos a ello ciegamente.
A nivel personal, procuramos no depender estrechamente de nada, pero casi es imposible. La misma sociedad te impone esa clase de conducta y la sociedad somos nosotros mismos.
Buena reflxión, para meditar y reflexionar diariamente.


Un abrazo.

Perlita dijo...

Pienso exactamente como tú. ¡En cuántas cosas coincido...!He tenido dieciséis traslados, los últimos con mis hijos a cuestas que algún que otro trauma tuvieron y en cada sitio, he dejado amigos y lágrimas. Con algunos sigo y con otros...se perdieron en el tiempo con bastante pena y añoranza. Ya lo dijo el poeta:..."Partir, es morir un poco..."
Dependiente e independiente según y para qué. Es lo justo.
Un abrazo, Carmen.

Franziska dijo...

Soy independiente, sí porque puedo solucionar los problemas que me presenta el vivir día a día; soy independiente, sí, porque cuando quiero hacer algo, lo hago; soy independiente, sí; porque sé estar sola sin sentirme desgraciada por ello; soy independiente, sí, en mi manera de pensar; pero después de todo lo dicho y de alguna cosa más que ni menciono, reconozco que hay una parte de mí que necesita de la atención, del afecto, del cariño, del amor de quien me rodea y de aquellas personas con las que trato. Reconozco que una mirada, una sonrisa, una palabra amable, recibida de cualquier persona, me hacen ese día más luminoso
y me siento mejor. Bueno, María, todo esto lo habría podido zanjar diciendo pues sí, estamos de acuerdo: nos necesitamos.

Un abrazo. Franziska

ion-laos dijo...

Cuanto menos dependas más libre eres, pero es una tarea muy dificil no tener apegos ni carencias. Hay quien confunde el apego con pasar de todo y de todos y eso, tampoco es. Nos necesitamos, estamos todos en el mismo barco, pero quizá no tener apego a las cosas materiales, saber vivir un poco sin todo ello. Hay que ser un iluminado para llevar a cabo esta cosa.

Yo dependo del amor, soy una eterna enamorada.

Vaya pregunta! Con lo fácil que es decir : ¿ A cuanto están los huevos?

Besotesss!!!

Beatriz Salas dijo...

Querida María,
me encanta haber podido entrar esta noche a darte un beso para poder participar en tu pregunta.
Amén de mi familia, sin la que no podría vivir, yo dependo de comer y si es dulce mejor.
Me tiene preocupada pero es una realidad.

Un fuerte abrazo

Pluma y Data dijo...

Hola Maria:
Comparto plenamente lo que dices en tu entrada.
Solo quiero decirte que: Eres un ser humano bien definido. Quienes digan que nos les importa nada; quizas sea asi pero tambien hay mucha carencia en ellos.
Un beso.

IVANCEZAR dijo...

Es que nosotros los seres humanos - la mayoria - tenemos el hábito de juzgar con base en nuestros pensamientos. Avaliamos tomando por premisa nuestros valores y que son en general los valores de la inmensa cantidad de personas, pués que el mundo no es totalmente malo , al contrário, los buenos son en mayor cantidad . Lo que ocurre es que mentes piscóticas están por ahí - mentes que se apenas a minúcias - gente que vive en un microcosmos ... hay que cuidar-se Maria . Besos desde el sur de Brasil

gaia56 dijo...

Cada vez las "cosas" que me rodean tiene menos importancia, la nateuraleza cada vez más y sobretodo los amigos.
Interesante tu propuesta en este comentario.
Un beso.

MentesSueltas dijo...

Debemos mirar para dentro nuestro... siempre.

Te abrazo
MentesSueltas

Towanda dijo...

Yo también soy de ese club en el que siento que dependo de muchas cosas; de demasiadas, en ocasiones.
En fin, después de tantos años ya no voy a cambiar.
Un beso.

campoazul dijo...

Si, en mayor o menor medidas todos dependemos de alguien o de todos, no seriamos humanos si no fuera así, aunque en ocasiones necesitemos intimidad para poner en orden la cabeza.

Besitos.

Yulia dijo...

yo me siento dependiente de la gente a la que quiero y sobre todo como a ti me gusta escribir, creo que si hubiese estudiado mas ,hoy en día seria escritora, pero solo soy ama de casa, aveces hastiada y aveces feliz; esa es mi vida, pero aunque diga que me siento dependiente de los que amo y aprecio, he de confesar que me gusta mi espacio en donde también soy feliz, solo yo en ese espacio, aveces lo necesito, sabiendo que todos están ahí para lo que quieran de mi.

Gamar dijo...

No hay nadie totalmente independiente.
Y los que dicen serlo son los menos, solo que reniegan de eso.

María dijo...

Gracias, amig@s, por vuestros interesantes opiniones, es enriquecedor para mí leer vuestra manera de pensar y de sentir, me encanta leeros, disfruto de vuestra compañía, de vuestras comentarios, gracias a tod@s por seguir cerca, ahora que voy un poco más despacio escribiendo desde "Mi pluma de cristal", para, de esta forma, poder llegar a todos vuestros rincones.

Un beso.

Rey del viento dijo...

Quizá lo soy de sentir emociones tangibles; cuando estas me abandonan y arrecia la nada, mi alma se enreda sobre sí misma y me quedo con un resquicio de vida que se ciñe a una cotidianidad que detesto; entonces me convierto en piedra del camino y desaparezco sin más.
Un abrazo, querida maría, que hermoso reencontrarte.

María dijo...

REY DEL VIENTO: Cada persona es un mundo y sus circunstancias por eso cada uno reaccionamos de distinta manera frente a la vida, incluso, uno mismo puede reaccionar en cada momento de distinta manera.

Gracias por tu comentario.

Un beso.

Gelois dijo...

Yo soy dependiente del cariño de mis hijos, del olor de mi tierra, de toda la naturaleza.
Nunca seré independiente, no lo podemos ser. Debemos tener algo en que enraizar nuestras raíces.
Soy dependiente de todos los que me visitan cada día.

Un beso María

María dijo...

GELOIS: Una dependencia muy dulce la que te embarga, amiga, sobre todo cuando se trata del amor. Gracias por todos tus bellos comentarios. Un beso.

Clarisse McClellan dijo...

la humanidad es capaz de muchas cosas que no se cree capaz...
antiguamente habían yoguis que ni siquiera dormían dos veces bajo el mismo árbol para no apegarse a ellos.
Es una decisión de cada uno... (cada loco con su tema)
Personalmente creo en no estar con alguien (tener una realcion) por necesidad o dependencia sino por cariño, amor o amistad, aunque es verdad que la vida real es complicada muchas veces...

María dijo...

CLARISSE MCCLELLAN: Gracias por tu comentario y dejar tu punto de vista. Iré a conocer tu blog. Un beso.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...