lunes, 25 de junio de 2012

¿Cómo reaccionas ante una traición?



Todos, en menor o mayor grado, hemos conocido el sabor amargo que produce la traición de un amigo, de un conocido, de la pareja, de un familiar, de un vecino, etc; es una de las experiencias más dolorosas y humillantes que uno puede llegar a experimentar a lo largo de la vida.

Ante esa circunstancia tan desagradable cada uno reaccionamos de diferente manera dependiendo de cómo seamos cada uno o de cómo sea la traición; unos perdonan, otros sienten rencor y apartan a esas personas que han sido infieles para siempre de sus vidas, pero lo que sí solemos sentir la mayoría es esa rabia, desilusión y dolor tan amargos que nos deja el sabor agrio del engaño, después de haber confiado durante un tiempo en alguien, por lo que, a partir del desengaño, se suele tener miedo y se desconfía de las personas por temor a volver a caer en el mismo error.



68 comentarios:

  1. Hola María , una entrada muy interesante , y amena la verdad es que yo soy de una manera de penesar , que yo creo en la honradez y sinceridad de las personas y la verdad es que , cuando uno sufre en sus propias carnes una cosa asi la verdad, es que va con mucho cuidado , yo a titulo personal soy , una persona fiel por naturaleza , y si tu me dices , oye que te tengo que contar una cosa, pero no quiero que se lo cuentes a nadíe ,yo para eso soy como las tubas , guardo tu secreto el resto de mis días , pero yo si cuento algo quiero lo mismo , por eso si me traicionan soy de las que "Perdonan , pero no olvidad" al igual que yo no soy recorosa , yo no valgo para la venganza , por mucha rabía que tenga , perdón por el rollo que te estoy contado , hija es que es tan interesante que se me va la cabeza , besos de Lm.

    ResponderEliminar
  2. Yo, si me piden perdón, perdono y santas pascuas. Pero si la putada ha sido muy gorda, no basta conque te pidan perdón, también tiene que haber reparación, es decir, asumir los daños y perjuicios. Pero como la gente no es muy dada a reparar el mal causado, lo que suelo hacer es dar media vuelta y alejarme para siempre de la gentuza que te apuñala por la espalda sin inmutarse.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Uyssshhh yo muy mal... para eso muy mal... es que ya no puedo confiar en esa persona, es que ya no creo que merezca la pena tener esa persona cerca...
    No soy un modelo lo sé...pero no lo puedo evitar

    Besos abisales

    ResponderEliminar
  4. Todo depende de la persona en cuestión, de lo que nos haya hecho, no sé.. supongo que no podemos meter a todos los gatos en la misma bolsa.
    Personalmente me suelo apartar de las personas que me desilusionan o traicionan y si la situación no lo permite (ej, un familiar al que hay que ver por obligación) el contacto es el mínimo e indispensable.
    Supongo que es lo mejor para todas las partes implicadas.

    Saludo.

    ResponderEliminar
  5. Lo has explicado muy bien, parecía que era yo mismo.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Siempre existió esa moneda de cambio pero, no por ello resulta menos dolorosa. De vez en cuando ocurre un milagro y me remito a keplin cuando decía:
    " No hay placer comparable al de encontrar un viejo amigo excepto el de lograr uno nuevo"..:)

    Un abrazOte

    ResponderEliminar
  7. En principio,siempre sienta mal una traición.Pero el grado depende de quien sea la persona que te traiciona y de lo que signifique para ti.
    Yo,normalmente,no perdono a quien me traiciona alegremente.Soy así.

    Saludos María.

    ResponderEliminar
  8. Yo, simplemente olvido que existe, soy así...ni me enfado, ni me violento, solamente le digo...No existes para mí...un besote.

    ResponderEliminar
  9. Simplemente los aparto de mi vida para siempre.

    Dejan de existir para mí.

    Sin peleas, sin pedir explicaciones, sin ningún tipo de bronca.

    Sencillamente están muertos para mí.

    Besos.

    ResponderEliminar
  10. No he pasado por esa experiencia. Toco madera. Creo, no obstante, que trataría de olvidarla por todos los medios...
    Besos, María.

    ResponderEliminar
  11. Un sabio dejó escrito que "el que nace lechón, muere cochino..."

    Así que ante el engaño se aconseja maxima prudencia, ya que el "lechón" volverá a engañar al menor descuido...

    Es una ley de vida. Las cosas son asi, nos guste o no...

    Un abrazo,amiga

    ResponderEliminar
  12. La persona que me traiciona conscientemente, me dafrauda y procuro alejarme siempre de los fraudes.

    Besos

    ResponderEliminar
  13. Vaya tema, a pesar de que soy positivo, reacciono mal al principio, pues en las relaciones pongo mucho de mi, y me duele cuando me traicionan.
    Si el tema es pequeño, me gusta perdonar y dar otra oportunidad, pero si sigue, me gusta poner rumbo a otro mar y volar libre de esa persona.
    saludos. Jabo

    ResponderEliminar
  14. Traición es una palabra muy gruesa, pero en ocasiones sí que me he llegado a sentir defraudado por las actitudes y/o proceder de alguien. Perdono que me fallen, porque todos somos falibles, pero no así la deslealtad. La deslealtad me cuesta digerirla, porque algo hace "click" dentro de mí y se rompe para siempre.

    ResponderEliminar
  15. Has tocado un punto que fue muy sensible para mí.Dediqué ocho años de mi vida, a convertir un pequeño emprendimiento de un familiar en una mediana y reconocida empresa.Fueron años difíciles,duros, los disfruté haciendo lo que sabía hacer, (comercialización).La ganancia quedaba para hacer crecer la industria,cuando llegamos a la "cima" y podíamos recoger frutos, mi socio influenciado por su mujer...decidió quedarse con todo.Como él era el encargado de administrar,manejaba los fondos con los que pagó honorarios de abogados altísimos para que le asesoren, creando falsas situaciones .Resultado... quedé sin trabajo en medio de la peor crisis del país. Tardé unos meses en apagar el fuego que creó en mi pecho,finalmente lo perdoné...con lo que tuve paz para seguir mi camino.Aunque nunca más le devolví mi confianza. Se habrá quedado con una fábrica, pero me perdió a mí en épocas de bonanza, pero cuando se acabaron,ya no tuvo nunca más a su piloto de tormentas. Después de esa,todo es poco...puedo decirte ahora que no se lo que rencor,y que analizo bien todo lo relativo a negocios y transacciones.Al menos yo,puedo reírme hoy con la conciencia tranquila.
    Un beso amiga.

    ResponderEliminar
  16. Mal, muy mal, lo paso fatal y sufro demasiado.
    La única manera de superarlo, para mi, es olvidar el hecho y a la persona para siempre, aunque de vez en cuando venga a la mente, he aprendido una "técnica" muy sencilla para apartarlo...
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  17. Yo creo que a todos nos ha pasado alguna vez y se pasa muy mal con la traición de algien que quieres
    Feliz semana.

    ResponderEliminar
  18. Yo estoy convaleciente de eso -alguien de la familia-, y la verdad es que tarda en curarse ésta mezcla de rencor y rabia, que no odio que es una palabra mayor, y acarrea consecuencias en el entorno irreparables. Un abrazo María

    ResponderEliminar
  19. Hola, María

    Realmente es una cuestión peliaguda. En mi caso, ante una traición de pareja, dije hasta aquí he llegado, tú por tu camino y yo por otro.

    Ante uan traición de una amistad, ésta deja de ser amiga para pasar a ser conocida o inexistente.

    Aunque en el fondo, la traición duele porque es la confianza la que se rompe y la verdad, cuesta volver a confiar en quién te ha traicionado.

    A lo mejor soy muy estricta, pero soy así.

    Besotes.

    ResponderEliminar
  20. Pues tú lo has descrito muy bien.

    Si la faena no es muy gorda, perdono y pelillos a la mar; pero si la puñalada ha sido de las que se clavan hasta adentro, mi relación con esa persona cambia, no puedo confiar ya de la misma manera en ella, puede llegar desde seguir la amistad pero por supuesto con mucha menos confianza, hasta apartarla de mi vida.

    Besos

    ResponderEliminar
  21. La traicion es traición, ni grande ni pequeña. La sufro con mucho dolor y padecimiento y le doy vueltas y más revueltas, tardo mucho en soltar ese pesado lastre, pero para mí, esa persona ha terminado, no compensa tenerla a tu lado y tener siempre la sospecha de si dice la verdad o no.

    Besotes María.

    ResponderEliminar
  22. Hola buena pregunta y dificil contestar, buf.......... depende. Quien y que´????
    Pero si no se disculpan, si no explican, y si hacen daño por que si, paso de esa persona para siempre.+
    Puedo dar otra oportunida y la he dado, pero algunas personas no cambian nunca. OTRAS PUEDE, ...y no me he arrepentido.

    Yo me enfado, y me duele mucho, porque suelo dar mucho de mi, y confio, y me hace mucho daño.

    Eso si, he aprendido a ir con cuidado, y tengo ya cansancio tambien. No me fio mucho. Pero cuando lo hago, siempre dejo un margen de prevención.
    Las heridas... en fin.
    Si te lo piden, hay que dar otra oportunidad. Si cres que la persona merece la pena y crees habla con el corazón.
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  23. Es cierto, las reacciones pueden ser diferentes, pero el resultado es muy similar.
    Un abrazo, María.

    ResponderEliminar
  24. Creo que se sufre, y lo más conveniente es apartarlo de nuestra, vida porque no sabemos cuando el engaño se volverá a repetir.
    Besoss María
    http://siempreseraprimavera.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  25. Amiga María; es parte de una poesía que acabo de escribir y que publicaré un día de estos y como me imagino que no pasaras por mi blog,
    te dejo este anticipo en el tuyo, ya que está relacionado con tu pregunta.
    Un beso sincero

    ResponderEliminar
  26. “ Perdono pero no olvido”
    no es perdonar de verdad,
    y erramos si no admitimos
    que no cicatrizara,
    si está latente lo que hizo
    la vieja herida sangrar.
    Es arma de doble filo
    el rencor, como un puñal
    pues quien le lleva consigo
    no va buscando la paz;

    y aunque no quiera admitirlo,
    la venganza hiere más,
    que cumplirla placer da;
    ser de ella siempre cautivo
    BESOS

    ResponderEliminar
  27. Querida Marìa, después de mucho tiempo vuelvo a tu casa, aunque el tiempo en estos momentos me sigue remando contra.
    Una de las pocas cosas que no soy capaz de perdonar es la traición. No soy de los que guarda rencor, pero quien me traiciona no puede ser mi amigo.

    Te dejo un abrazo muy fuerte y un beso.
    Leo

    ResponderEliminar
  28. Hola María?, tu pregunta me hace reflexionar en un hecho que me sucedió, hace algunos años, me encontraba casado con una mujer menor que yo; la cual empezó a despertar mis sospechas, por ausencias prolongadas a visitar a su mamá que vivía en otra ciudad, y en una ocasión descubrí que me engañaba con otro hombre; mi desilusión fue tremenda, no desea el contacto sentimental con ninguna mujer; así pasé 9 años, mis contactos eran solo físicos-. pero el tiempo es el mejor remedio para todos los males, y hoy estoy totalmente curado, la perdoné?, si, pero definitivamente la olvidé, gracias María logré sacar algo que me hacía daño,,,besos.

    ResponderEliminar
  29. Cierto María, es difícil saber reaccionar por ese miedo que citas a que de nuevo vuelva a suceder en las otras personas, aunque estas nada tengan que ver con las anteriores, pero creo que es algo inevitable.
    Un abrazo en la noche.

    ResponderEliminar
  30. ¡Es tan doloroso!desafortunadamente lo sé por propia experiencia y, la sensación es literalmente la misma de la imagen: un cuchillo penetrando en tu espalda, empujado por la persona de quien menos podías esperarlo.

    Aunque el tiempo lo mitigue y eludas el rencor ( este hace más daño al que lo siente que a quien lo padece)la amargura nunca desaparece del todo.

    Besos. María

    ResponderEliminar
  31. Algunos dicen que perdonan pero no olvidan. Tal vez sea cierto que se pueda perdonar sin olvidar, no lo sé, pero no creo que eso sea un perdón completo, pues si se perdona de verdad, hay que olvidar. También depende de la "traición". En mi caso te diré que he sentido rabia o desengaño (encima no me han pedido perdón), pero aunque a mi la rabia me dura poco, la confianza que antes tenía... voló, y salvo hechos puntuales y por compromiso, cada uno en su casa y Dios en la de todos.

    ResponderEliminar
  32. La mejor forma de reaccionar ante una traición es con otra traición. Y que la rueda siga girando sobre sí misma.

    Saludos

    J.

    ResponderEliminar
  33. Tengo por costumbre cuando entablo una amistad ser leal y sincero
    en todo momento y situación, pero si me traicionan como buen Piscis lo único que me queda es olvidar porque el que traiciona una vez lo volverá hacer.

    Saludos

    ResponderEliminar
  34. Si es de la pareja duele mucho.
    Si es de una amistad, si te vi no me acuerdo.
    Un abrazo Maria

    ResponderEliminar
  35. Yo MARIETA, no recuerdo haberme sentido nunca traicionada, defraudada sí, desilusionada también, pero traicionada no, la verdad es que nunca.

    Personalmente y por rizar el rizo un poco jajaja ya sabes que meeencanta cielo, si me dejas, la traición tiene muchísimas lecturas que pasan para empezar por la posible ceguera del que luego se dice traicionado.

    Es muy difícil que alguien te traicione, si conoces de verdad el quien, el cómo y el cuando de la persona en la que confías y para qué y con qué entidad confías.

    Estoy harta de ver personas que se dicen traicionadas y en realidad lo que han padecido es un ceguera querida y buscada o mucha inconsciencia luego ¡¡manos a la cabeza!!:-)

    En todo caso, a lo mejor porque nunca he sentido esa sensación que dicen haber padecido los que se sienten traicionados, yo perdono fácil y aun más fácil olvido. Otra cosa es que en ambos casos intento tomar nota y sacar mis conclusiones para el futuro. La confianza es de cristal, si se rompe pegarla es muuuy difícil.



    Un beso inmeeenso preciosa acabo de ver tu premio en poesía, me alegro como no imaginas de tus éxitos y de todo lo bueno que te pase así que otra vez enhorabuena y que nadie te traiciones jamás, no creo que suceda, la verdad, no lo creo.


    Muaaaaaaaaaaaaaakss gigante y feliz noche, bonita.

    ResponderEliminar
  36. No sabría decir mi reacción.
    A día de hoy no recuerdo nunca haberme sentido traicionado.
    Al menos tal y como yo entiendo la traición.
    Un desengaño, alguién que no se comporta como tu esperas, una mentira, todo eso, para mi, no es traición, es otra cosa.

    ResponderEliminar
  37. ayyy...tema, tema!!! jajaja!!!
    Bueno, yo, dependiendo de la "intensidad" de la traición
    Muy intensa, simplemente me doy la vuelta y salgo corriendo bien lejos!!!
    Y sin retorno!!!
    Menos intensa...suelo escuchar y perdonar..

    Besossssssss

    ResponderEliminar
  38. Hola María un tema delicado.
    Yo no me he sentido traicionada de momento. Tal vez es porque tampoco he tenido amigos muy cercanos. Supongo que si me traicionase mi compañero, lo perdonaría, un desliz lo podemos tener cualquiera. Siempre hay que dar una segunda oportunidad en la vida.

    Pero debe de doler mucho que la persona a la que tú has confiado te deje tirada como a una colilla en mitad de la nada.
    Creo que si me sucediera, lo pasaría muy mal, perdonaría, y me olvidaría del tema. Porque si encima de todo el problema yo le voy a crear otro problema a mi mente y a mi salud, pues apaga y vámonos. Los rencores nos atacan el hígado, el corazón y la mente. Es mejor dejarlo pasar, que corra como el agua. Ya llegaran aguas más cristalinas.
    Saludos y un abrazo enormeee

    ResponderEliminar
  39. La madurez consiste en eso, en ir tropezando y enconrándose con situaciones que nos curtirán.A nadie le gusta que lo engañen o lo traicionen, por eso hay tan malos rollos y se crean tan malas relaciones. Lo cierto es que deberíamos ser capaces de superar esas situaciones, darles la vuelta y ponerlas a nuestro favor, pero no siempre se consigue. Ayuda mucho que nos analizemos a nosotros mismos y seamos capaces de ser leales, sin caer en esa como en otra de las muchas maldades humanas que pululan por este mundo.
    Un abrazo, María.

    ResponderEliminar
  40. María,primero de todo felicidades por tu poema:"Sin oxígeno"que ha sido premiado con un segundo lugar muy digno,me alegro mucho por ello,amiga.
    En cuanto al tema de la traición,no recuerdo ninguna importante,pero ya me conoces,me gusta dar márgenes de confianza y profundizar bastante.Por tanto,imagino,que sabría dar nuevas oportunidades,porque soy consciente de que también yo soy humana y tento mis fallos.
    Mi felicitación por tus excelentes temas y poemas,amiga.
    Mi abrazo inmenso y mi ànimo siempre.
    FELIZ SEMANA Y SÉ FELIZ SIEMPRE.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  41. Al principio mal. Pero no soy rencorosa y suelo perdonar.
    Necesito tiempo para ello, eso sí.

    Pero nadie es perfecto.

    Besos, María.

    ResponderEliminar
  42. Yo es que soy un poco de prontos. Normalmente pondría el grito en el cielo pero al final simplemente me daría cuenta de que bastante tiene en ser como es. Mil besos María.

    ResponderEliminar
  43. Dificil de contestar, supongo que emplearia la indiferencia. mi reaccion es en el momento, a los 2 minutos, lo olvido

    ResponderEliminar
  44. Yo me apaño un rebote de tamaño XXXL. Si puedo me cobro de alguna manera los hechos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  45. Interesante esta entrada Maria.es dificil saber como vas a reacionar ante una situacion tan dolorosa y vil,te dire que la vez que me ha pasado me lleno de rabia pero no reacione asi aun que me dolio mucho simplemente aparte de mi vida a esa persona más bien de mi corazón y nada más el rencor y la rabia se fueron tambien.
    Besitos mi guapa amiga

    ResponderEliminar
  46. No lo puedo soportar. La traición no se puede soportar. Yo, si me pasara, trataría de olvidarlo y apartarme de esa persona. Lejos, todo lo más lejos posible.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  47. Yo siento un dolor inmeso pero vuelvo a caer otra vez si se da la situación. Un abrazo

    ResponderEliminar
  48. No soy de sentir rencor... pero tampoco olvido... a veces me confunde pensar que es lo mismo...
    Creo creer que no... la vida me la desilucionado mucho, pero la vivo y la quiero!!!
    Besos a tu alma, siempre!!!

    ResponderEliminar
  49. Matizaría:cuando se dice le perdono...Perdonar; es no volver a revolver el pasado... borrón y cuenta nueva...-Pués yo no me apunto y que me perdonen quien no lo vea así.La persona que traiciona a otra sin haberle dado motivos es una persona de las que reincide.Que los hombres son infieles por naturales un jamón.Tambien hay mujeres infieles.Y más en una sociedad occidental que estamos a la par en cuanto a conductas y expuestos a los mísmos peligros o tentaciones.

    -Como me conozco prefiero decirle adios y que te vaya bonito chimpón!.Esto en cuanto a la pareja.

    En cuanto a la amistad. Pués mucha rabia y una desazón porque un amigo es alguien en quien confias cosas que a lo mejor si hubieras sabido cómo era no se lo hubieras contado...!Mucha tristeza de verdad!

    Un beso María.

    ResponderEliminar
  50. Yo, no perdono ni menos olvido, soy sincera.
    mar

    ResponderEliminar
  51. uh!!! Ya no me acuerdo y mira que es raro porque soy de los que lo guardo durante años y cuando menos se lo espera el sujeto....¡Zas la venganza Parda!

    Beso

    ResponderEliminar
  52. Ni olvido ni pensarlo..y personar según los actos del que ofende si lo merece en el futuro o no..Lo que pasa que una traición hace alejarnos..entonces el olvido funciona por si solo. de todas maneras hay que ser cautos y dejar un espacio diría ..para pensar por qué esa persona nos hizo lo que nos hizo. Lo que pasa que a veces reaccionamos sin tener en cuenta eso..y nos encontramos en un callejón sin salida ante una traición por lo general de gente que presuntamente "conocemos" que son las que duelen más..
    Un beso desde el sur..

    ResponderEliminar
  53. Si me traicionan lloro, lloro desconsoladamente y durante mucho tiempo...hasta que el recuerdo se atempera y deja de doler.

    Besos guapa.

    ResponderEliminar
  54. Muy buen tema querida Maria, a mi
    me ha sucedido... y lo yo hago es
    alejarme totalmente de esa persona,
    no le pido explicaciónes ni nada,
    no acepto sus disculpas, la saco
    de mi mundo para siempre. Y si se
    trata de alguien de la familia...
    simplemente a no confiar mas en ella o el.

    Un abrazo grande de amistad para ti.

    ResponderEliminar
  55. Si se la persona que ha cometido la traición es consciente de lo que ha hecho y es capaz de disculparse, me lo pensaría, depende del tamaño de la traición. Aquí el tamaño si importa.
    Saludoss!!

    ResponderEliminar
  56. Soy vengativa, no perdono tan fácilmente, así que después de una traición, no suele haber un después, habría dejado de confiar. Hablamos, claro está de cosas importantes.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  57. La traiciòn es dificil de perdonar, yo suelo ser tolerante antes las personas que me han fallado pero nunca podrè volver a confiar en ellos.

    un abrazo

    fus

    ResponderEliminar
  58. la peor traicion es la que se hace uno asi mismo.

    ResponderEliminar
  59. Yo creo que todas las traiciones son dolorosas, aunque unas sean menos profundas que otras porque sean más digeribles, y las que considero de menor importancia, porque no me han herido, las perdono, pero cuando se siente la traición muy dolorosa como un puñal en el pecho, mi frágil corazón se rasga por la mitad y para mí ya nada puede ser igual que antes aunque lo intentara, no podría, creo recordar una traición muy fuerte que tuve cuando mi primer amor me engañó con otra mujer, entonces se rompió mi corazón, sufrí muchísimo y tuve que cerrar la página de esa vida.

    Gracias, amig@s míos por vuestros interesantes comentarios, me encanta leeros.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  60. Uffff la palabra traición suena a algo demasiado grave.

    Es verdad que hay veces en las que alguien querido o conocido no es como uno piensa.

    Pero tal vez no porque no sea así esa persona, sino porque la hemos idealizado mucho en todos los aspectos: amor, amistad, compañerismo etc....y no nos hemos detenido a ver como es en realidad (o lo que es peor no hemos querido aceptar que sea así).

    Creo que si te molestas en intentar conocer a una persona tal y como es, su forma de ser no te puede defraudar (por lo general). Te puede gustar o no, pero no defraudar. Y si no te defrauda tampoco te puedes sentir traicionada.

    De todos modos no soy una excepción y por lo tanto no me libro de haber sentido que alguien no era como yo pensaba.
    Cuando esto me ocurre y el comportamiento de esa persona me llega a doler, más que traicionada me siento triste y algo desilusionada, como si alguien hubiera rasgado una prenda que me encantara ponerme y no viera la manera de repararla.

    Pero como dicen los sabios el tiempo pone todo en su sitio y la tristeza pasa, y lo que parecía irreparable tiene solución.

    Eso sí, creo que siempre se aprende aunque ese aprendizaje haga que te cueste más dar tu confianza al resto del mundo.

    ResponderEliminar
  61. La deslealtad produce en mi rechazo hacia la persona.La rabia es para los perros. Me suelo distanciar de quien me traiciona.Las personas desleales suelen tener dos caras y eso es típico en personas sin sentimientos, egoistas y egocéntricas.

    ResponderEliminar
  62. Muy buena entrada María, todo un tema para recordar, pues...¿a quién no le pasó?
    Y se recuerda toda la vida, y esa o esas personas quedan en un lugar olvidado pero no del todo.
    Forma parte de nuestra experiencia para conocer las variadas personalidades conque podemos encontrarnos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  63. Hola bonita!

    Es difícil dependiendo del momento y si estamos muy apegados a las personas que siendo así consideramos una propiedad.
    Cuando trabajamos el despredimiento con sinceridad tendría que ser posible la comprensión y el perdón. También mirarnos a nosotros mismos, a nuestra reponsabilidad.
    Hay tanto que observar.
    Antes que nada el silencio es una buena base para la reflexión y no precipitarnos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  64. Pienso que para saber que se siente ante una traición, se tiene que haberla padecido.Las traiciones dolorosas, son las de los que amamos, "esa" es la menos esperada.Aunque como en un duelo,un espacio de tiempo necesario, debe traer en este caso el perdón para darse paz a uno mismo.

    Un beso.

    PD: volví a comentar.

    ResponderEliminar
  65. Gracias a tod@s por vuestras interesantes aportaciones respecto a este tema, me encanta conocer vuestros diferentes puntos de vista.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  66. ¿Quién puede evitar el dolor o la rabia o la desilusión ante lo que nos hace, sobre todo, cuando es una persona querida o apreciada?

    Habríamos realizado ya la bendita claridad y paz del alma si el perdón y la comprensión nos surgieran espontáneamente ante estos hechos o no nos afectasen dolorosamente.

    Un fuerte abrazo, María.

    ResponderEliminar
  67. Totalmente deacuerdo. El ser traicionado hace que volvamos a ponernos la armadura o encerramos en nuestro mundo con varias vueltas de llave.
    Lamentablemente esto nos hace ser injustos con las personas que sin haberla comido ni bebido pagan el pato.
    Un ciberabrazo de luz

    ResponderEliminar
  68. JUAN DIANES: Sí, sentirse decepcionado por alguién cercano es muy doloroso.

    Gracias siempre por tus bellos comentarios.

    Un beso.

    ALEJANDRO HERNÁNDEZ: Me alegra verte, de nuevo, por mi blog. Tienes razón, algunas veces lo pagamos injustamente con otras personas que ninguna culpa tienen.

    Un beso.

    ResponderEliminar

Tu opinión es importante. Muchas gracias.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...