jueves, 14 de febrero de 2013

Carta a mi esposa: sonrisas y arrugas




Hoy he querido rescatar del baúl de los recuerdos de mi blog para este día de "San Valentín", y como homenaje a nuestro amigo bloguero recientemente fallecido, Juan Escribano Valero, parte de una entrada, en lo referente a una entrañable carta que escribió a su mujer en septiembre del año 2009, declarándola el profundo amor que sentía por ella, utilizando mis versos, para decirla lo mucho que la quería, y publicó en varios medios de comunicación, lo cual fue un honor para mí, y yo le dediqué una entrada transmitiéndole mi agradecimiento, http://miplumadecristal.blogspot.com.es/2009/09/sonrisas-y-arrugas.html, y también he querido rescatar todos los comentarios de aquella entrada, especialmente, los comentarios de emoción y agradecimiento de Juan y su hija, Amparo. 




"Sonrisas y arrugas"




Cosas así deberían ser noticia de cuando en cuando. Escuchando una emisora de radio, oigo cómo anuncian un potingue a base de veneno de serpiente para quitar las arrugas de la piel y hacer que las mujeres no envejezcan nunca. 



Este anuncio ha traído a mi memoria el último cumpleaños de mi mujer. Al preguntarle qué quería que le regalase para su cumpleaños, ella me pidió una crema contra las arrugas, porque quería que siempre la viese guapa, le dije que yo la veía siempre muy guapa, la más guapa de las mujeres. 



Este escrito es para decirle a mi mujer por qué no le regalé ese potingue, no me atrevo a decírselo de viva voz; temo emocionarme demasiado y no explicarlo bien. 


Cariño, no quieras enmendarle la plana al tiempo y a la naturaleza, la belleza en las mujeres como tú crece con el pasar de los años; quiero que el tiempo poco a poco vaya adornando tu rostro como adornó el rostro de mi madre, dibujando sonrisas en él, ¡sí! ¡Sonrisas! Eso que tú llamas arrugas no son sino sonrisas, sonrisas que embellecen y ennoblecen el rostro de quien consumió su vida sacrificándose por los que le rodeaban, ¡sí, cariño! Tú no llamas sacrificio a la amorosa dedicación con que nos has cuidado y nos sigues cuidando, no lo llamas sacrificio porque en esa entrega te has sentido feliz, con ello nos has hecho y sigues haciéndonos felices a quienes te queremos, y nos gusta contemplarte tal y como eres y, ver esas sonrisas que son el recuerdo de nuestras alegrías; el nacimiento de los hijos que Dios nos ha confiado, sus bautizos, sus primeras comuniones, sus bodas, sus éxitos, etc. 

Las arrugas sólo salen en los rostros de quienes han hecho de sus cuerpos a base de potingues y otras artes, el retrato de Dorian Gray, esas si son arrugas, arrugas feísimas que fue tejiendo el desamor, porque aun cuando ellos dicen hacer mucho el amor, lo que hacen no es amor, es otra cosa que por respeto a ti y a quien esto lea no escribo, esas arrugas que de momento tapan los mejunjes con venenos de víboras, cuando la naturaleza y el tiempo se imponen cruzan sus rostros dándoles un aspecto horrible. 

Amor mío, tú sabes que yo no soy poeta, pero ahí te dejo estos versos, no son míos, son de María, la de “mi pluma de cristal” que como es muy buena estoy seguro que no le importará que se los tome prestados para decirte con ellos lo mucho que te quiero. 

“Besos perfumados con sabor a ti, / yo los saboreo alimentándome de ellos, / calmando la sed de mis labios. 

Caricias que envuelven mi piel, / que me miman y me hacen sentir, / recibiendo tu aroma. 

Abrazos que anidan en mí, / que los atrapo y no los quiero soltar, / refugiándome en ellos” 


Juan Escribano Valero



74 comentarios:

  1. Realmente muy hermoso.
    Hacen falta hombres hoy, que valoren a su mujer desde lo màs profundo a lo màs externo.
    Sin duda un hombre con muchos valores y sobre todo con un gran amor y admiraciòn a su esposa.

    Ojalà todos fueran asì. Estàn escasos.
    Felicito a Juan y a ti Marìa por hacerlo notar.

    Hace falta que los hombres nos regalen rosas de cariño, admiraciòn ,amor, fidelidad y comprensiòn.

    Un besito enorme para ti mi eterna amiga.
    Lindo dìa domingo!

    Desde Santiago de Chile,

    Agualuna-Sussy

    ResponderEliminar
  2. Que interesante seria saber que pensó ella cuando leyó a su marido...
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  3. ...................()""()
    ...................( 'o' )
    .|_______|._—(,,)(,,)|'—._
    .(O)==(O)~~~(O)==(O)='

    Que lindo amiga me alegro mucho por vos, que Disfrutes del Fin de Semana
    Saludos desde el Mundo Animal

    ResponderEliminar
  4. EL AMOR ES LA VIDA.. qué importan las arrugas ó los arrugos??.

    ResponderEliminar
  5. Sin duda toda un caballero!!! pero la verdad ea que a nadie le gusta envejecer, pero contra el tiempo no se puede, hay que aceptarlo y llevarlo con la mayor dignidad posible, besos tía Elsa.

    ResponderEliminar
  6. Que belleza todo, el texto de Juan y tu poema María. Hermosos y sentidos.

    Lo único que me atrevo a decir es que cada edad tiene su sabor y que la vida es para saborearla toda.

    Un maestro me dijo un día
    "Todos queremos llegar a viejo pero nadie quiere serlo"

    Besos María

    PD: de mi blog puedes llevarte lo que gustes. Bs.

    ResponderEliminar
  7. Hermoso texto me quede encantada, mi ordenador funciona mal pido disculpas.

    ResponderEliminar
  8. Bonito sito poema. las arrgas es el tiempo y se tiene que disfrutar de el
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Obviamente no me gusta envejecer, ni tampoco las arrugas que van saliendo.
    Pero cada vez lo llevo mejor.
    Supongo que lo que publico me ayuda a matar esos demonios.

    Besos.

    ResponderEliminar
  10. La arruga es bella: es el signo de alcanzar la madurez y no haber caído antes en el intento.

    ResponderEliminar
  11. Hermoso!! Que escrito más, más bonito!!

    Felicidades a Juan por transmitirnos todo esto y a tí también, María, por tus bellos versos.

    Abrazos

    Sara

    ResponderEliminar
  12. A mí me gusta verlas, y las entiendo, y me gustan, pero echo mano de las cremitas :=) Una ayudita siempre viene bien.

    Besitos María.
    Lo más bonito es el amor que le tiene a pesar de los años...

    ResponderEliminar
  13. Pero si la arruga es bella y la auténtica belleza se encuentra en nuestro interior.

    Precioso poema, guapa.

    Muchos besitos.

    ResponderEliminar
  14. "Las arrugas no son arrugas sino sonrisas", la frase mas hermosa que he escuchado jamas decirle a una mujer.
    Felicidades a este caballero que sabe enfrentar el paso del tiempo con amor y tranquilidad.
    Y un abrazo para la gran poeta en que te has convertido tu.

    ResponderEliminar
  15. Un gran hombre, Juan. Todo corazón, todo entusiasmo, aunque un poco cabezota con la política, pues siempre anda enfrascado en luchas. Je, je, je. Sea como sea, es cierto que ha tenido un detalle precioso con su mujer y contigo. ¿Cómo estás, amiga? Espero que bien. Un beso y feliz domingo.

    ResponderEliminar
  16. Felicidades a tí, por tu precioso poema y a Juan por dejar que el amor por su mujer, le calara hasta los huesos.

    Besicos.

    ResponderEliminar
  17. Yo quiero envejecer y tener arrugas: no hay que ocultarlas.

    ResponderEliminar
  18. Tanto miedo a envejecer y lo valioso que es saber hacerse mayor!

    ;)

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  19. ainsss... los años...pero qué bonito detallazo!! y qué más dá una arruga más o menos...a vivir!

    Un besooo!

    ResponderEliminar
  20. Encantadoras las arrugas que nos dejas, como una gran sonrisa...

    Saludos y un beso!

    ResponderEliminar
  21. Nudo en la garganta amiga..
    No puedo comentarte nada.
    Besos para los tres, afortunados protagonistas de esta entrada.
    Besos María
    Gizz

    ResponderEliminar
  22. preciosa la carta que le dedica a su mujer, y aunque no sea poeta, ha elegido unos versos preciosos, los tuyos. Un beso

    ResponderEliminar
  23. He leído en el "blog" del buen Juan que mide 151 centímetros. Nunca en un cuerpo tan menudo cupo tanta grandeza. Al fin y al cabo, ¿no es en tarro pequeño donde se guardan las mejores esencias? Pues hete aquí la prueba. :)

    ResponderEliminar
  24. Hola María, decirte mil gracias... mi padre esta emocionado por el detalle que has tenido con el... yo soy como el...sensibles... y a con cualquier cosita ... s enos saltan las lagrimas
    Cuando lei la cartaa que mi padre le escribio a mi madre, senti orgullo y tambien comprendi porque soy asi... todo lo que soy, a lo que he llegado es porque he podido dedicarme al 100% a ello, no me he tenido que preocupar de falta de cariño incondicional de mis padres.
    Me emocione el dia 8 y me he emocionado hoy... cuando he ido a ver a mi padre y con los ojos vidriosos me ha dicho: ¿has visto el blog de Maria?... Mil gracias Maria, por lo maravillosa que eres!

    Mil besos, amiga, o deberia decir hermana?

    ResponderEliminar
  25. Precioso, María.
    enhorabuena!
    Y a tu pregunta contestaría que empiezo a preocuparme, pero al tenter pecas aún disimulo, jaja
    Un besote

    ResponderEliminar
  26. Hola María,las arrugas son vida y sonrisas para este señor que dice que no es poeta pero su texto desprende poesía sin duda.
    Gracias por acercarnos este post,tan agradable al espíritu.
    Tu poema yo lo conocía y está muy bien elegido para la ocasión.
    Un beso

    ResponderEliminar
  27. ¡¡Bellísimo post María!! En aras de un homenaje mutuo se siente el cariño que anida en su corazón, el amor incondicional a esas arrugas que le están acompañando y que son parte de su vida.

    No me asusta ni el espejo ni las arrugas, siempre sigo yo.

    Besos mi divina.

    GRACIAS POR ESTE PICADO DE TANGOS... DIVINOS... AAAAAAHHHHHH

    ResponderEliminar
  28. Un bonito regalo.

    Los años para mi no son un castigo mas que para quien los teme, y las arrugas son testigos de que se ha vivido.

    Para quien ha compartido esa vida son las lineas de los recuerdos.

    Besos

    ResponderEliminar
  29. Un detalle por parte de éste hombre al cantarle éste poema tan hermoso tuyo.
    Enhorabuena..a los trés.
    Las arrugas tan solo son las secuelas del paso del tiempo..ó de las sonrisas. Igual con uno que con otro prefiero esas arrugas bien llevadas, esos surcos que el tiempo marca a esos cuerpos y caras de museo de cera que nada me aportan.
    En cada linea, en cada surco..puedo encontrar un trozo de tí en tu camino.
    Un beso de princesa_ con arrugas.

    ResponderEliminar
  30. Estoy de ese lado de la vereda...sí, quiero un amor así, después de todo ¿qué nos quedará cuando envejezcamos? sólo el recuerdo de la sonrisas y las bondades, lo demás debimos haberlo desechado en el viaje.

    Un tremendo abrazo

    ResponderEliminar
  31. No me asustan las arrugas como no me asustan las canas. Son nuestras y cuando son propiciadas por las sonrisas, se convierten en surcos de buenos recuerdos.
    Saludos

    ResponderEliminar
  32. Hola María, llego a tí desde tu otro blog, y me ha encantado este post donde reproduces la carta de Juan a su mujer, y tus versos. Preciosos versos llenos de dulzura y amor.
    Las arrugas? Cada vez las recibo mejor, son las sonrisas que deja el tiempo en mi piel.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  33. felicitaciones es un post maravilloso
    gracias María por compartirlo entre nosotros.

    las arrugas son las bitácoras de todas las experiencias vividas...uf
    sólo espero contarlas y que no todas sean mías:=)

    besitos de luz

    ResponderEliminar
  34. No me asustan las arrugas ni el paso de los años, es señal que los he vivido.
    Hacen falta hombres como Juan.
    Maria precioso tus versos.

    Besos.

    ResponderEliminar
  35. Me ha encantado lo que le ha escrito a su mujer, las arrugas son bellas!! demuestran todo lo que hemos vivido, las sonrisas dadas! =)

    Si, conozco y tengo facebook =D
    Aunque Twitter lo uso solo para el blog :)

    Saludos!

    ResponderEliminar
  36. Hola cielo,felicidades por el post muy bonito,ese homenaje.
    Los años arrugan la piel, pero renunciar al entusiasmo arruga el alma.
    Las arrugas tambien son bellas,las del espiritud nos hacen mas viejos que las de la cara.

    Un beso con todo mi cariño,mi querida amiga.

    Feliz semana.

    ResponderEliminar
  37. María

    Qué hermosas palabras y maravillosos sentimientos expresados por Juan Escribano a su esposa.

    Él es un hombre sensible, amoroso y respetuoso. Es un ser con la cabeza muy bien puesta y con un corazón que ennoblece al hombre.

    Un abrazo.

    Juan Antonio

    ResponderEliminar
  38. Enhorabuena a Juan Escribano por su lucidez y enhorabuena a ti por tus versos y por tener un corazón tan grande, sin duda necesario para poder albergar la gran cantidad de buenos sentimientos que tu inmensa generosidad desprende.

    Besos.

    ResponderEliminar
  39. De momento no me preocupan y eso que alguna que otra ya ha surgido a medida que los años han ido llegando.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  40. UFFFFFFFFFFFF, si el se emocionaría diciéndole esto tan bello a su mujer, logro q con este escrito yo me emocionara mas aun y mucho!!!, que hombre mas enamorado y agradecido de su mujer es "Juan escribano".
    Tiene toda la razón las arrugas en nosotras las mujer no es mas que el reflejo de nuestra vida y si hemos dado lo mas bello de nosotras como madre, mujer , esposa, trabajadora no me cabe duda que esas arrugas que trasmitamos através de nuestro rostros serán las mas hermosas que puedan existir.

    Gracias por compartir esto con nosotros, visitare su blog por cierto

    adiós

    María

    Besos

    ResponderEliminar
  41. Un saludo...

    Me ha parecido maravilloso éste post, por doble razón: hermoso lo que dices y hermoso lo que escribe a su mujer.

    Nada mejor que compartir el día a día, cosechando risas y felicidad, encaneciendo juntos...


    Nada mejor que decir... estas arrugas son también las mías, las que nos hemos ido desgastando en amarnos...

    ResponderEliminar
  42. Es realmente muy importante decir algo así.
    Sentimiento puro, valorando el camino andado por dos.
    Dos que fueron uno.
    Felicidades a ambos, a María y a Juan por enseñarnos esto…

    Saludos de J.M. Ojeda

    ResponderEliminar
  43. Hola María:

    Me ha encantado esta entrada, y además... ahora descubro que escribes poemas, en otro ratito, te voy a leer en el otro blog, me imagino que están ahí, qué despistada soy...

    No me asustan las arrugas, y esos potingues no las quitan, un médico dermatólogo, me dijo una vez, lo mejor agua y jabón lagarto, o aquellos jabones naturales que hacían nuestras abuelas, que lo de las arrugas es pura genética, María es cierto, tengo 54 años y no tengo ni una, raro pero cierto, y eso que me río mucho, jajaja;-) Con Gregorio más, es increíble, a todo le saca punta, qué ingenioso es, jaja;-)

    besossssssssssss

    Maite

    ResponderEliminar
  44. Para que luego digan que para qué sirven los blogs. Enhorabuena a los dos, a Juan y a ti.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  45. Hola María: Me has emocionado y por un momento me he sentido orgulloso por este homenaje que me das en tu blog, me he tenido que mirar en el espejo, también en el interior para darme cuenta que lo que dices de mi es debido a tu bondad no a mis méritos. Es cierto que sigo enamorado de mi mujer y creo que ella también lo está de mi, el Señor me ha premiado a pesar de mi insignificacia.
    María de nuevo mi más profundo agradecimiento y un fuerte y fraternal abrazo

    ResponderEliminar
  46. Precioso artículo, sin duda. Y de la poesía, sólo puedo decir que está en tu línea de siempre, María. O sea, magistral.

    ResponderEliminar
  47. Las arrugas, van siempre por dentro.
    ¿Alma arrugada o vida sin sonrisas?

    "Vivir da mucho miedo,
    pero el miedo a vivir, no es vida".

    Gracias.

    ResponderEliminar
  48. PARA TODOS

    No importan las arrugas, lo importante es la fuerza interior, las ganas de vivir, de sonreir, de no perder las ilusiones, de seguir soñando, de avanzar en la vida, y, si caemos, tener fuerzas para levantarnos y volver a caminar, con el cariño de las personas.

    Porque la vida tiene muchas etapas, todas debemos aceptarlas, y disfrutar de cada una de ellas, con sus buenos o malos momentos, pero que no se apague nunca la sonrisa de nuestro rostro, y si la misma ya tiene arrugas, no importa, eso quiere decir que más experiencia tenemos porque más hemos vivido.

    Muchas gracias a todos por la sonrisa que dejáis aquí con vuestras palabras.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  49. Eso debe de ser el verdadero amor. Algo maravilloso.

    ResponderEliminar
  50. Una simbiosis perfecta, él, declarando su amor con prosa sentida, transmitiendo cariño en cada palabra.
    Y tus versos como colofón a lo que quiso expresar.
    Muy bonito María
    Besos

    ResponderEliminar
  51. Los años pasan y nuestros cuerpos envejecen. Algunos más deprisa y otros más lentamente. Muchas de las arrugas en la piel no se aceptan por mucho que se diga que la arruga es bella. De momento la vida es generosa con mi piel. Me está respetando mi deseo de no verla. Pero de todas formas cuando la vea llegar más profundamente tendré que aceptarla . Bonita carta
    Feliz día de San Valentín

    ResponderEliminar
  52. Bonito homenaje y recuerdo, a un gran hombre y enamorado esposo.
    Gran corazón el tuyo María, un beso

    ResponderEliminar
  53. Bueno, pus al homenajeado no le salieron arrugas en el alma, desde luego que no.

    besos.

    ResponderEliminar
  54. María me gusta mucho tu poesía que juan tan acertadamente eligió, pero sus palabras desnudas son tan auténticas y sinceras que me han emocionado.
    Feliz fin de semana María

    ResponderEliminar
  55. Preciosa reflexión y precioso poema. Un hombre sensato y profundamente enamorado:que bonito envejer juntos...

    Feliz fin de semana un abrazo María.



    ResponderEliminar
  56. Después de haber visto tu anterior post-homenaje...Me emociona leer este,donde puedo ver con claridad a la persona con espíritu grande que era Juan...Muchas gracias por acercárnoslo María...Es una gozada compartir tus excelentes post,amiga.
    Mi abrazo inmenso y disculpa si tardo a veces...No te olvido nunca,compañera.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  57. Mi querida María, ya me quedo sin palabras...sin respiración diría yo... Os aseguro ue mi padre amaba, respetaba, veneraba a mi madre y mi madre a él... Otro detallito... en su agenda tiene un apartado de "Fechas importantes" donde él apuntó el cumpleaños de todos, bautizos, etc., hasta ahí todo normal... pero hay una fecha de 1958 (creo) que pone "primer beso de Matilde", ese es mi padre! dice que jamás lo olvidó.
    Cuando ves lo que hay fuera y ves lo que hay en tus padres no hay marcha atrás...quieres tener ese amor tan sincero en tu vida! por eso haces cualquier cambio, cualquier cosa, cualquier cambio en tu vida, para tener respeto y amor de la persona que quieres, así lo hice yo.
    María, no puedo pagarte esto tan grande que has hecho, no puedo porque no hay oro en el mundo para darte y compensar el regalo que nos has hecho. Mi madre aún no puede leer los escritos de mi padre, es que está intentado encajar el golpe, pero sé que dentro de unos meses lo podrá leer.
    Pronto, cuando me recupere, volveré a escribir, haré reforma en el blog y, por supuesto, te avisaré. Aunque yo ahora de vez en cuando me pasó por tu blog en silencio...
    Gracias María, tu das un poco de luz al mundo.
    Abrazos fuertes!!!

    ResponderEliminar
  58. Muchas gracias a todos por vuestras palabras.
    El abuelito está en el cielo.
    Amparo

    ResponderEliminar
  59. El amor es... no sé lo que es pero sé que existe.

    Besos de la no princesa

    ResponderEliminar
  60. ...Me ha conmovido María, casi demasiado para comentar ..y el comentario de Amparo (Hola Amparo) ...¡increíble!

    Fabuloso recuerdo ...

    ResponderEliminar
  61. Queria Maria.
    Bellísimo homenaje le has hecho a Juan Escribano, yo no lo conocía sabes. Hoy gracias a tu Post he sabido de él, aunque ya esté en el Cielo.
    Un beso, Montserrat

    ResponderEliminar
  62. Que bello y exquisito Marìa!
    Y muy lindo homenaje en memoria de
    Juan Escrihano.
    Con tu permiso, esas palabras atesoradas con la expresiòn de
    de tus letras, las guardarè en la memoria del disco duro de mi ser, ya que su aroma es el perfume de un amor autèntico!, de esos que brillan por su ausencia, pero que aùn existen.

    Besos y abrazos amiga
    con todo cariño.

    ResponderEliminar
  63. Bello homenaje, Maria, me gustó leerlo,

    Que tengas una bonita y feliz semana, al menos es lo que yo te deseo, gracias por tu visita,un abrazo.

    ResponderEliminar
  64. Ese es el amor inteligente, el que que sale de la flor perfumada de gotas de sándalo del corazón hermoso.



    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  65. Emotivo... una muestra de amor plena y ámplia.

    Besos.

    ResponderEliminar
  66. HERMOSÍSIMO EL POEMA TUYO QUE ESCOGIÓ PARA ELLA, SU AMOR ETERNO, SU AMANTE, SU MUJER.

    QUÉ MARAVILLOSO ES CUANDO EL AMOR ES TAN INTENSO Y VERDADERO, Y QUE NO SE ALIMENTA DE SUPERFICIALIDADES. EL QUE CREE QUE SÓLO UNA PIEL FIRME Y TERSA PUEDE INSPIRAR AMOR NO SABE NADA DE ÉL... Y ES DIGNO DE LÁSTIMA.

    ABRAZOS GRANDES Y EMOCIONADOS,MI QUERIDA AMIGA.
    BESOS MILES!.

    ResponderEliminar
  67. ¡Hola! tengo un poco abandonados a mis amigos de palabras y en momentos como éste lo siento mucho más...
    El escrito es todo aquello que una mujer quisiera escuchar.
    Un saludo afectuso

    ResponderEliminar
  68. Mmmmm preciosa, creo que es la primera entrada que leo en Honor a San Valentín, que me ha hecho cosquillas en le corazón ( aborrezco ese día jajaja, pero así, desde lo más profundo, además desde siempre, perdón:-) no sé si ha sido el saber que quien ha escrito estás letras no está ya tristemente entre nosotros, los motivos que da para escribirla, el que use tus palabras eanmoradas para su esposa... todo, es taan de verdad, tan bonito que sí, esto no me sabe al esperpento grotesco que han hecho con el día dedicado supuestamente al amor... este sabe a eso... a AMOR. ... del que se escribe con mayúsculas, no pintorrojeado de angelotes mofletudos, miradas lánguidas imbecilizadas y corazoncitos empalagosos... y mira que soy romántica yo, creo que se nota pero con esta pastelada no puedo:-)


    Mil gracias por rescatar esto de tu baúl de los recuerdos... una preciosidad, el mejor homenaje que le hayas podido hacer a este hombre.


    Mil besos corazón, mira que eres reguaaaaaapa

    Muaaaaaaaaaaaaaaaaaakksss enooorme bonita.

    ResponderEliminar
  69. Perdón, no había leído los comentarios de Amparo nieta ¡¡qué cosa más rica!! y supongo que su madre, un beso enoorme a ambas, aunque no os conozco por lo que transmite Marieta de vuestro padre y abuelo, fue un amor y además de que seguro que vosotras habéis heredado su ángel... no hay duda por vuestras letras, además súper afortunadas de tener a alguien así por padre y abuelo... enhorabuena.


    Sigue y seguirá a vuestro lado, alguien así permanece siempre con nosotros, yo también tuve un padre así, por eso os lo cuento...ahora es muy duro, pero el tiempo ayuda y él, también lo hará desde donde sea que esté. Seguro.

    Un beso enoorme y gracias por compartirlo.

    ResponderEliminar
  70. uuuufffffff
    Sin palabras.
    Un amor de verdad.
    Besos

    ResponderEliminar
  71. Gracias, Amparo, por dejar tu huella en estas entradas, a pesar de tu profunda tristeza, espero que poco a poco, te vayas reponiendo, tú y tu familia de esta dolorosa pérdida, y es que a Juan se le apreciaba mucho también por el mundo bloguero, y le echaremos muchísimo de menos porque era una persona que siempre estaba de buen humor.

    Y además, volver a leerle aquí en un comentario que dejó años atrás es como sentirle más cerca todavía, igual que a otros compañeros que ya no están por aquí por otras causas.

    Gracias amigos por haberos sumado en vuestro sentir con vuestras cálidas palabras en esta entrada dedicada a Juan, que le llegarán a al desván del cielo.

    Y estoy orgullosa de haber dedicado a Juan dos entradas porque él se las merecía, no una ni dos ni tres, sino un blog entero.

    Un abrazo cálido y muy fuerte, Amparo, que te de mucha energía y aliento.

    Y un beso a todos mis amigos.

    ResponderEliminar
  72. Tan hermoso, como todo lo que sale del alma...amores de los que pocos quedan..,

    saludos

    ResponderEliminar
  73. ADELFA MARTÍN: Qué cierto es lo que dices. Un beso.

    ResponderEliminar

Tu opinión es importante. Muchas gracias.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...