sábado, 15 de junio de 2013

¿Jugamos a hilvanar nuestra imaginación?




Amig@s... ¿qué os parece si volvemos a repetir la experiencia de estos meses atrás hilvanando nuestras letras desde nuestra imaginación? 

Para quiénes no sepan cómo va, os explico: yo comienzo con un breve micro relato, y vosotros tenéis que dejar aquí en un comentario otro breve relato de menos de cuarenta palabras, el primer comentario tiene que hilvanarse al mío, después el siguiente comentario se tiene que enlazar al anterior, y así sucesivamente, no hace falta que os leáis todos los comentarios, sino queréis, con que leáis el último para hilvanarlo al vuestro, es más que suficiente. 


Como en las anteriores ocasiones, todos los micro-relatos serán protagonistas de una entrada que incluirá una imagen en la que estarán todos los perfiles participantes.


Bueno, amig@s, pues el juego empieza ya, con mi breve micro de cuarenta palabras:

Ana ansiaba tocar sus manos, acariciar su pelo, su rostro, ver su sonrisa cercana, besar sus labios, pero se conformaba, con encontrar al otro lado de la pantalla, las letras que David la escribía cada día, desde hacía cinco años.



128 comentarios:

  1. Voy a cambiar de entrada y de chip por unos días, intentando olvidar dejando al otro lado los problemas que nos está trayendo la crisis y que nos oscurece tanto nuestra mirada, y volemos con esta entrada, divertámonos un poco, dejándonos llevar por la imaginación, uniendo nuestras letras.

    ¿Queréis jugar conmigo?

    Venga amig@s, animaros a jugar, hilvanando vuestro micro con el último.

    Ya sabéis... cuarenta palabras como máximo en cada micro relato, aunque podéis repetir las veces que queráis.

    Os deseo a tod@s un feliz fin de semana.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. (..)hasta que un buen día, tras el café matinal, decidió cerrar el internet y quedar con Juan, aquel ejecutivo que día tras día subía en el mismo ascensor que ella y le había dicho tantas veces: ¿Te decides hoy a tomarte ese café en el recreo?
    Venga, linda!

    ResponderEliminar
  3. Si, eso hizo y el café la subió a la pobre la tensión, se puso nerviosa , y luego para compensar pidió una tila...

    Luego vio a Pedro, le guiñó un ojo.

    Y entró en otra Realidad.

    ResponderEliminar
  4. Su propia realidad.
    El café nunca le había causado ningún problema de tensión, es más, era capaz de tomarse hasta 8 al día.
    ¿Pedro? ¿Quién era Pedro? Si ella a quien quería ver era a Juan...

    ResponderEliminar
  5. Pobre Ana ! tan joven, tan bonita , con la vida tan complicada. ¿Pedro...?... Juan ...? Pedro ...? - Y si deshojo la margarita ...' pensó - su cabecita nublada en medio de un verdadero conflicto ... -Volveré a la pantalla y desentrañaré el misterio ...

    ResponderEliminar
  6. Jajajja ¿sabéis que me estáis sacando sonrisas? graciasssss, amigas, por distraerme de la "puta crisis" entre letras en este mundo compartido en el que cada uno tiene su visión interior.

    ________________________________________________________


    Pedro era su hermano, el que estaba ahí a cada momento, el que la apoyaba, la aconsejaba... Pedro era su cómplice, sus piés y sus manos...

    ResponderEliminar
  7. Juan, un hombre encantador, que dominaba el arte de la seducción, tan capaz de hacerla estremecer, le asustaba y a cada momento que lo pensaba ponía el freno a su corazón, y mientras Pedro, hermano de alma y no de sangre, todo lo que una mujer podía desear, atento, caballeroso, dueño de una sonrisa cautivadora, qué hacer?, se sentía entre la espada y la pared

    ResponderEliminar
  8. ...bueno...hermano del alma désde ayer que lo volví a ver: ya no me parecía tan del alma sino un hombre en toda la extensión de la palabra y que me estaba pasando...De pronto comencé asentir un conquilleo en el estómago cada vez que lo miraba uff; sera el maldito café que me ha dado acidez...?

    ResponderEliminar
  9. sentí la sensación de una mirada furtiva, voltee con disimulo hacia un lado y hacia el otro, y descubrí a una joven rubia, encantadora que de inmediato llamó mi atención,,perdón me llamo Juan,,

    ResponderEliminar
  10. Y Ana pensaba: Pedro, Juan...me persiguen los apóstoles, y yo lo que quiero es conocer a David y su "Goliat", que cinco años es mucha espera y me voy a caducar.

    ResponderEliminar
  11. ...la caducada soy yo que nunca entro a tiempo jijiji:)

    ResponderEliminar
  12. Encantada, le estaba mirando ¿me recuerda a alguien?, quizá estuvo no hace mucho en Berlín, que osadía la mía, no lo he podido evitar...
    Algo me atraía de ese hombre de (Juan) su mirada era la viva esencia de él.

    ResponderEliminar
  13. Juan se ausentó un momento y llamó a Lucía, su mujer, para decirle que volvería tarde a casa porque tenía mucho trabajo.

    ResponderEliminar
  14. ...Lucía, sabía qué esa escusa encerraba algo...que Juan no era el mísmo pero: no podía actuar a tontas y a locas si quería seguir con él.

    ResponderEliminar
  15. La constancia de David y sus detalles era algo que le hacía sentirse viva, pero la distancia era un factor importante y ahora tenía otros ojos que parecían fijarse en ella.

    ResponderEliminar
  16. Y los besos y las caricias adúlteros de Juan, tan tangibles, fueron minimizando las emociones que David venía provocándole vía pantalla y cada vez se conectaba menos.

    Y David pitándole a la pantalla y diciendo: "¿ cariiiiiiiii estássssssss ahíiiiiiiiiiiiiiiii?".

    Y ella...

    ResponderEliminar
  17. Ana era una romántica terrible,pero sintió que no podía esperar más a David, no quería convertirse en una Penélope esperando y esperando.

    Juan estaba allí para brindarle todos sus deseos ocultos...

    ResponderEliminar
  18. Lo único que deseaba era poder hacer un único hombre tomando cosas de cada uno de los dos, la constancia de Juan, la dulzura de David, transformar la distancia en cercanía y poder concretar de una vez todos esos deseos. Como podría hacerlo?

    ResponderEliminar
  19. Por unos segundos pensó en una licuadora o una coctelera para tenerlos a los dos, pero descartó la idea ¡debería hallar otra manera!

    ResponderEliminar
  20. ¿Y porque no los dos? Pensó Ana, cinco años son muchos, el tiempo pasa y, en la vida las cosas son así, te debes agarrar al momento porque si no perderás el tren y jamás volverá, lo decidiré mañana,

    ResponderEliminar
  21. ♥♥♥Hola amiga, pasé por aquí a dejarte un saludo.
    Desde Venezolana.
    ♥♥♥
    SOYPKS♥♥♥

    ResponderEliminar
  22. Por la mañana ANA pensó:

    Necesito la poesía de David, su romanticismo, sus palabras perfectas -sin una sola falta de ortografía xD-, su música. JUAN... buuff JUAN, también me gusta, pero es tremendo!! me despeluja entera según me ve, me rompe el vestido a zarpazos sin mediar media palabra...¿y si narcotizo ligeramente a JUAN, mientras escucho a DAVID en el PC aunque se cuelen en medio interferencias venezolanas? jajaja


    Muaaakks!! bonita.

    ResponderEliminar
  23. Jjaajajajajajaja me parto con vosotros os lo juro.

    Me encannnnntan vuestros comentarios, y cómo está quedando el relato conjunto, y no os imagináis lo que me estáis haciendo reir jajajjaja, tanto que no he podido evitar dar un corte aquí en todo el medio para daros las graciassssssssss, muchas gracias amig@s por estos momentos compartidos enlazando nuestra imaginación.

    Jajajajajajajjaja me parto de la risa de verdad.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  24. OK, mi MARIETA, como lo dejé difícil y sooolo para que te sigas riendo jajaja ( yo también:-) sigo otro poquito:

    .....................


    Aquella noche ANA decidió poner en práctica su plan...

    Como de costumbre JUAN llegó con sus ojos inyectados en deseo desenfrenado, ella... le recibió en la puerta con dos Martinis secos ¡¡sin aceituna !! no se fuera atragantar con el hueso;) Previamente en el de JUAN había diluido barbitúricos..enseguida JUAN sintió sus efectos, cuando se le puso sonrisa de bobo... ANA corrió al PC y se conectó con DAVID quien ajeno completamente a sus maquinaciones comenzó a soltarle sus sonetos y madrigales mientras le enlazaba cientos de ositos de peluche llenos de corazoncitos jajaja...y a lo lejos se escuchaba:

    - mi amooor, alo? alo?

    ResponderEliminar
  25. Hola, Maria!!
    Perdóname , borre el comentario porque entro después del de Lobo y ya no quedo bien jaja siempre llego tarde, veré y puedo engancharme...
    cariños...

    ResponderEliminar
  26. Yo pobre de mí no soy escritor tampoco los versos se me dan muy bien, y los poemas cada vez que se los leo a mi familia ellos si ponen una cara que esa si es un verdadero poema.
    Qué más me da si lo hago bien o mal el caso es hacerme notar que se fijen en mi y si quieren me puedan criticar.

    Saludos

    ResponderEliminar
  27. María, quería saludarte.
    Un placer estar de nuevo entre vosotros.
    Besos amiga.

    ResponderEliminar
  28. David no era su verdadero nombre, se ocultaba tras él, era la única forma de expresar los sentimientos que sentía hacia ella, era tímido. Decidió arriesgar y la insinuó una cita. No podía esperar más, su amor comenzó a desbordar todos los océanos de su interior.

    ResponderEliminar
  29. Ana se había pasado con los barbitúricos y Juan se estaba poniendo malísimo. Había que hacerle un lavado de estómago. Mientras llamaba a urgencias una voz seguía sonando:
    - mi amooor, alo? alo?

    ResponderEliminar
  30. Ana comprendió que había ido muy lejos, si lo único que quería en su vida era escuchar esa voz a lo lejos
    - mi amooor, alo? alo?
    Y si era tarde? Y si ahora que él estaba allí ya no podría…
    Tenía que hacer algo sin llamar la atención...

    ResponderEliminar
  31. Ana, desperada, se convirtió en un torbellino que arrasaba con todo. Y TODO era lo que quería... el virtual... el real... el apasionado. Entonces pensó que podría montar una escena haciéndoles creer que estaba a las puertas de la locura.
    Ideó un plan siniestro...

    ResponderEliminar
  32. Creyó actuar su escena, y lo hizo bien, entre gritos y desesperanza, caminaba de un lado al otro, llorando, riendo, el juego de manipular mentes le estaba funcionando, nunca imaginó que en esos momentos no había tal actuación y si un desorden mental que no pronosticaba nada bueno

    ResponderEliminar
  33. y yo?,,,bueno a la expectativa, aun con el deseo a flor de piel de conocer a esa rubia encantadora, aun cuando pienso que está un poco mal de la cabeza, en fin veremos que pasa,,,,

    ResponderEliminar
  34. No se qué hacer, cómo actuar, cómo evitar que se desmorone esta pasión tan jugada. Por otra parte estaba el recuerdo de David que la atenazaba, le hacía sentir un nudo en la garganta. Fue al bargueño y se sirvió un vaso de ajenjo, el trago áspero, de fuego, cayó hasta su estómago como si hubiese ingerido una antorcha ardiendo del lado de las llamas. Fue como un copete de volcán pero al revés. Sintió que su estómago y todo su ducto digestivo reventaba. Tosió pero las conjuntivas de su garganta y su esófago y laringe se soldaron, se moría, el aire no llegaba a sus pulmones y sintió que su cabeza se llenaba de sangre e iba a estallar, cuando ....

    ResponderEliminar
  35. El ajenjo le cayó como una molotov, se sintió perdida,prendió el ventilador y se tomó todo el aire que arrojaba.Su gata se acomodó en su regazo,comenzó a calmarse con alivio de su aparato digestivo.Frente al monitor la sonrisa de David le dio la paz que necesitaba. En unas horas Juan "el potro" estaría recuperado y se volverían a poner en órbita juntos. El aún la miraba con ojos desorbitados...

    ResponderEliminar
  36. La presencia de aquel ser alucinante la dejó sobrecogida, era el pene mas grande que jamás había visto en su vida!
    Ya todo estaba patas arriba en su interior, el tamaño si importaba, y aquello... aquello... era lo mas de lo mas, se daba cuenta que apenas había tenido muestras médicas de virilidad masculina hasta ese momento...
    Era...era...como un mástil soportando su bandera!!!

    ResponderEliminar
  37. ...de pronto una sirena la sacó de su ensimismamiento ¿Qué pasaba? Se vio sujetada por poderosos brazos (ella encantada claro) llevada en volandas, tumbada en una cama (algo estrecha le pareció) Juan a su lado...pero ¿en otra cama? Todo era muy extraño.
    A lo lejos escuchó la voz de David: Mi amor me voy a cenar, luego vuelvo, no faltes.

    ResponderEliminar
  38. La pobre Ana se despertó entre sudores y calenturas, se preparó el café y encendió el ordenador. Suprimió todos los mensajes de David y los envió a la papelera. Estaba decidido: quedaría con Juan. Aquella noche de placer David nunca se la brindaría.

    ResponderEliminar
  39. Pero, pese a esa decisión, su mente ardía, su estómago pedía clemencia y a la vez más ajenjo, y sus palpitaciones le hacían temer un colapso. Entonces decidió comprar una cámara web: Juan y David la compartirían al mismo tiempo. Poesía y carne serían un solo acto.

    ResponderEliminar
  40. Cuando creía que su mente encontraba las respuestas, la situación giraba, y la regresaba, .... sonaba el celular de Juan, -apagaba el fuego de la noche-, la voz de Lucía: Juan, tu madre, ha sufrido un infarto, no se dónde has pasado la noche, ni me importa, pero debes acudir al hospital "La Salud se Acaba" de inmediato!

    ResponderEliminar
  41. Ana,se dió cuenta que Juan tenía su propia realidad y ella la estaba dificultando...Debía ser más sensata y tomar un solo camino. Dejó marchar a Juan con su familia y se centró en sus sentimientos...David la volvía a llamar al otro lado de la pantalla y de nuevo entraba en ese mundo de letras y de sueños,que necesitaba para seguir sobrevolando la realidad...Su espíritu lo necesitaba...Comenzó a escribir...y la vida cambió de color...

    ResponderEliminar
  42. Cambió de color como la cara de JUAN, que palideció al escuchar la voz de LUCÍA.

    ANA le había dejado marchar, pero había salido medio desnudo con el susto. Mientras le veía desesperado intentando encontrar su ropa ( había corrido en calzoncillos escaleras abajo) encendió un cigarrillo. Los barbitúricos y la noche de pasión desenfrenada abotargaban su mente y torpemente se ponía la camisa del revés, se calzaba los zapatos antes que los calcetines. DAVID desde la pantalla sintió lástima de él y le iba indicando... a la izda...estira el brazo, desabróchate.. vas mal ... los calcetines están sobre la lámpara...tranquilo JUAN llegarás a tiempo!. ANA contemplaba la escena divertida, con esa frialdad que solo poeen las vampiresas sin corazón y solo se le ocurrió decir mientras le acercaba la corbata:

    -JUAN, El hospital “La Salud se acaba” está cerca, anda DAVID búscale en Google Map, el plano, tal cual está, se nos pierde seguro...!!









    Muaaaakkss!! feliz domingo para todos.

    ResponderEliminar
  43. .....Cuando Juan por fin iba al Hospital. Ana cerró el ordenador...
    necesitaba poner orden en su vida desenfrenada y cada vez más complicada!!!!y, se fué al Parque de los patos para hacer footing.

    ResponderEliminar
  44. Pero cambió de idea y se fue a un ciber café se sentó frente a un ordenador y tecleo: me gustaría ser la protagonista de un relato. El ordenador le respondió con la dirección de un blog...

    ResponderEliminar
  45. Allí fue recibida con una suave música de violines, comenzó a ver imágenes maravillosas, flores blancas... ¡jazmines !! ... mariposas azules voloteando ... ¡hadas ...! En tanto su espíritu fue calmándose y un velo transparente con bordados en jade puro llenaron su corazón de belleza . En sus jóvenes años volvió a nacer la ternura y el asombro. Entonces ....

    ResponderEliminar
  46. se pellizcó para saber si estaba soñando o era real todo lo que sentía.

    ResponderEliminar
  47. De pronto volvió el recuerdo de Juan, de esa noche llena de pasión y su mente se trasladó al momento de la entrega, una y otra vez, estaba escrito, que jamás olvidaría la pasión, con que Juan la hacía estremecer,,,

    ResponderEliminar
  48. Hola de nuevo Maria.
    Ya he podido recuperar mi perfil en blogger, los círculos no me gustaban, o sea que puedes entrar clicando mi nombre del lado del comentario.
    Besos, Montserrat

    ResponderEliminar
  49. ... al pintar caricias en su piel, beber de sus besos, escuchar sus gemidos que parecían sinfonías de susurros para su alma, tenía sus palabras taladradas en sus oídos desde el recuerdo que la cámara de su mente la proporcionaba, presintiendo que jamás volvería a tener a Juan entre sus brazos porque su vida estaba al lado de Lucía...

    ResponderEliminar
  50. Amig@s pero qué bueeeenísimos están saliendo vuestros micro relatos, me están encantando, además, están relacionados, entre sí, unos con otros.

    Sigamos imaginando, sigamos jugando con nuestra fantasía, hasta ver dónde nos lleva esta historia...

    Gracias, amig@s, por vuestra colaboración, está resultando una experiencia maravillosa.

    Os deseo un feliz domingo.

    Un beso para cada un@.

    ResponderEliminar
  51. Llego ya muy adelantado el relato y me abstengo de participar, sólo quiero dejar aquí constancia de cómo me gustan estas iniciativas tuyas.
    Besos.

    ResponderEliminar
  52. Hola María , no se si sabre hacerlo ya que ando un poco perdida , pero en fin lo voy a intentar vale , y gracias por pasar por mi blog , besos de Flor .

    Una vez , que estuvieron los dos solos en aquella habitación del hospital , Juan abrio los ojos , y lo primero que vio fuel el rostro hermoso de Ana , no supo que decirle , asi que lo mejor fue premiarla con una dulce sonrisa .

    ResponderEliminar
  53. FLOR: Perdona, cielo, es que veo que has entrado algo despistadilla, no me extraña porque eres nueva en este mundo bloguero, así que no te preocupes, que no pasa nada, pero te explico cómo iba el relato... es que quién se iba al Hospital jajajaja era Juan que iba a ver a su madre porque había sufrido un infarto jajajaaj y Ana era la que se quedaba entre recuerdos jajaja, haber ahora como seguimos que nos hemos estancado jajaja.

    Gracias, cielo, por aportar tu grano de arena.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  54. Comentario fuera de relato.
    María, no sé de qué manera y, como te las apañas para meternos (lo hacemos “voluntariamente”) en esos fregaos, pero la verdad es que todos picamos, pero eso sí, con mucho cariño y afecto, aparte de que lo pasamos bomba, yo particularmente, con ciertas ocurrencias a cual más desternillante, entre otras la de “los barbitúricos” o la puntilla de Genín “el tamaño sí importa” yo he tenido momentos que lloraba de la risa. Es una bonita forma de soltar lastre.
    Gracias María, y un abrazo.

    ResponderEliminar
  55. JOSE: Me alegra mucho que lo estéis pasando genial, y que te hayas destornillado de la risa, si me ves a mí llorando de la risa con algunos de los comentarios pero casi de tirarme por los suelos, una risa exagerada, es algo que me está viniendo muy bien y me encanta que vosotros también os desestreseis de esta manera, porque nos hace falta reir y mucho, algo muy dificil hoy en día.

    Gracias, José.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  56. Veeenga va, a ver si seguimos un ratito más y eso que aqui llueve oootra vez, xD!! :-(((




    ...ANA había corrido por el parque, había llegado resoplando al cibercafé siguiendo un irrefrenable impulso y estando allí frente a la pantalla mientras se conectaba el ordenador, recordó a JUAN y su mente se perdió entre el calor de sus caricias y mientras se derretía recordando las caricias de JUAN... este estaba en le hospital viendo agonizar a su madre, justo cuando esta espiraba, su mujer LUCÍA le agarró la mano y le dijo suavemente:

    Sé que no es el mejor momento cariño, pero debo confesarte que estoy enamorada de un venezolano que se llama DAVID.. lo he conocido en el chat y mañana salgo para Venezuela... siento decírtelo en momento tan duros cielo pero tengo que irme volando a hacer el equipaje... Ah!! por cierto, te llamó una tal ANA, tienes un mensaje suyo en el contestador...Chao amore!!






    jajaja.. lo siento MARIETA, es el mejor apaño que se me ha ocurrido para enderezar este lío:-)

    ResponderEliminar
  57. Jajajajajajaja me partoooo jajajajajaajja tocaya es que me parto de la risa jajajajajajajajajaja muy bueno jajajaja.

    ResponderEliminar
  58. Hola de nuevo , vamos a ver... Y arrenglon seguido , y enlazando con el comentario de María .

    Antes de salir , por la puerta Ana le dijo otra cosa ... Me voy a Venezuela , por que estoy enamorada locamente de David , y me voy a vivir con el , que tengas suerte con esa tal Ana .

    Jajajajaja dios mio , la que estamos liando , la hemos lia parda , jajaja esto es como un culebron Cubano , espero poder participar , esta loca historia que mea gustado mucho , besos de Flor .

    ResponderEliminar
  59. jajajajajaja creo que me va a dar algo de la risa amig@s me estoy destornillando jjajajajaa pero qué risa jajajajajajajajaja.

    Gracias, amig@s jajajaja por estos ratos tan maravillosos, esto no se paga con nada jajajajaja.

    ResponderEliminar
  60. Al fin una buena noticia para mi (Juan), corro a la casa y llegando enciendo el ordenador, lo primero que encuentro es un bello mensaje de Ana,,,amor te espero en el lugar de siempre,,,

    ResponderEliminar
  61. Oye Guapa , sabes lo que te digo , que te vamos a cobrar nosotros tus amig@s los seguidores , las risas , jajajaja ( Es broma no te enfades vale , es que estoy bromenado contigo ) la verdad es que otro día , que pienses hacer otra entrada de esta clase , avisiame a mi la primera vale , besos de Flor ... Por que yo ya no se si Ana es la del chat , David es el novio cubano , ya la que esta en el hospital , es la mujer de Juan ,jajajajaja , besos de Flor .

    ResponderEliminar
  62. Se ducha corriendo , se pone su mejor traje y compra una flores para su amada , que estaba sentada en el banco del parque de siempre .

    ResponderEliminar
  63. Juan, a pesar de la tristeza que le embargaba en su interior por tener a su madre gravemente enferma, se sentía libre, ya que Lucía le había dejado para irse a Venezuela con David.

    Y allí estaba Ana en el lugar en el que había quedado con ella... esperándole acompañada de la soledad de la tarde y de aquel banco con su sonrisa entre los labios...

    Y él... con el ramo de flores entre sus manos... y el pensamiento con su madre...


    ResponderEliminar
  64. FLOR: De eso se trata, cielo, de que tod@s volemos con nuestra imaginación, de que lo pasemos bien, de que nos riamos, de que dejemos de un lado por unos momentos la crisis, y la oscuridad de nuestros pensamientos envueltos en problemas, de que entre todos, nos divirtamos, pasándolo bien, y eso... no tiene precio.

    Gracias, muchas gracias a tod@s por estos ratitos tan desestresantes.

    Un besazo.

    ResponderEliminar
  65. A Ana le cambio el semblante cuando vio a Juan,no era a quien ella esperaba.!Que desilucion! su mundo se vino abajo.

    ResponderEliminar
  66. (Voy a liarlo un poco más...)

    La desilusión de ana también iba en aumento porque en realidad había confundido a Juan con Pedro!!!! porque eran gemelos...

    ResponderEliminar
  67. Será posible... peeero...¡¡qué trabajo me dais xD!! vaaaya manera de enredar la madeja Ok...allá voy de nuevo...


    ........................


    JUAN miraba desencajado a ANA, ahora que empezaba a despejarse del efecto de los barbitúricos, asumir la inminente pérdida de su madre a la vez que la de su mujer... ahora resulta que ANA... ¡¡su ANA!! lo confundía con su hermano gemelo...
    Con los ojos inundados en lágrimas, desesperado perdido se arrancó la camisa y le dijo señalándose un lunar con forma de ancla ¡¡MIRA xD, MIRA!! soy yo...ayer la recorriste entera con tus labios ¿no te habrás bebido mi copa de Martini por equivocación verdad? esa en la que me confesaste de madrugada que había vaciado tus somníferos!!!





    Aleee!! ya podéis liarla otra vez... jajaja yo ya no os salvo más del caos jajaja Muaaakks!!

    ResponderEliminar
  68. David locamente enamorado de Ana invitó a Lucia para llamar su atención y darle celos, pero esa misma noche antes de la llegada de Lucía dejo un mensaje en el ordenador: Parto esta noche para tu ciudad... mi corazón late por tí y si no te beso al menos una vez de pena voy a morir .. Posdata le dices a Juan que Lucía volverá a su lado....

    ResponderEliminar
  69. solo duró un instante el desconcierto, ya que al ver mi lunar Ana, recordó los momentos de pasión, y la entrega sublime que tuvimos la noche anterior, todo volvía a su cause normal, al fin podríamos hacer planes, para el futuro,,,

    ResponderEliminar
  70. Y David, cuyo vuelo había sufrido un retraso, tuvo la mala fortuna de coincidir con Lucía en el viaje de vuelta.

    Ella, cabreada porque tanto Juan como David bebían los vientos por Ana, le puso a David la cara hecha un cristo con sus largas uñas y, al bajar del avión, no lo podía conocer ni su madre.

    ResponderEliminar
  71. Con lo que le costó decidirse ponerse botox que ya se le estaba descolgando tó, y ahora viene la petarda esta, y por ná, por poca cosa, le deja la cara como si le hubiesen arado.

    ResponderEliminar
  72. Ana y Juan estaban condenados a unir sus corazones, cuerpos y almas.
    Estaban hechos de la misma madera, necesitaban quemarse en el fuego de sus pasiones. Allá quedarían David, también Lucía, el ahora, era solo para ellos dos hasta el final. Salvo que...

    ResponderEliminar
  73. Ana, quisiera más, sí ese más que le ofrecía David, esa adrenalina que la envolvía su líbido y deseaba probar y confirmar. ¿Puede David tener dulzura, sensibilidad , delicadez y murmurar bellas palabras que convierten ese sexo inimaginable?.
    Además Juan era previsible, David no y eso atraía a su carácter y su pasión por lo inesperado.

    ResponderEliminar
  74. Pero no.... lo pensó y pensó y llegó a la conclusión de que David era solo una fantasía, una quimera, una ilusión. Su realidad -de carne y hueso- estaba con, por y para Juan, con el que había tenido sus noches de pasión, que hasta sus lunares le había estudiado... y los pelos de la nariz... ¿Cómo -se preguntaba- había sido tan bruta de confundirlo con su hno mellizo?

    ResponderEliminar
  75. David le comenta por faceebok como ha sufrido el ataque de Luica enojada y fuera de si y le comenta que tiene que quedar un tiempo en el hospital para recuperar su figura y su autoestima.
    Ana se siente en parte culpable al haber provocado en Lucia este ataque de celos.. le había robado el corazón de sus dos hombres. Y en un golpe de valentía y arrojo viaja en el vuelo de esta noche hacia Venezuela, lleva guardado en el equipaje un ramo de rosas que conserva de un regalo de David le envió hace dos años, junto con una carta para entregar a David junto al primer beso real después de haberse enviado durante cinco años multitud de besos virtuales.

    ResponderEliminar
  76. Es el momento se repite, mientras va en el avión, ya no hay marcha atrás, aunque tenga el rostro arañado, es su corazón, su eterna compañía, lo que estos 5 años me han cautivado, de alguna forma soy adicta, a sus palabras, a sus poesías, las de su blog y las del chat, -esas, se repetía para si misma, "que dice" le inspirado yo - ...cada minuto se acercaba más al fin del vuelo, a enfrentar...

    ResponderEliminar
  77. Solo vengo a saludar, besos.

    Me ha hecho gracia la madeja¡¡

    Me tengo que ir. saludos.


    :), jajja, me ha hecho reír.

    Gracias María. Besos.

    ResponderEliminar
  78. Ana llegó al destino, ni tan siquiera paró a buscar un HOTEL donde hospedarse corrió por las calles en busca de taxis... y llegó al hospital, entre pasillos y batas blancas su cabeza no lograba centrarse... pero algo... una mirada, una figura, una sensación tranquilizadora y llena de adicción la hizo parar.... unos ojos brillantes, expresivos se quedaron prendidos de los suyos, las dos miradas se mantuvieron sujetas, sin a penas pestañear...calaron una en la otra... intensamente, lo que vulgarmente se puede llamar flechazo... para después abrir el campo de visión y recorrer las mejillas, los labios, los pechos.... ¿los pechos?.... sí, así es, Ana estaba atrapada en la mirada de Lucía, Lucía estaba disfrutando de la atracción de Ana... muchos hombres habían intentado aquello, David, Juan... etc... pero ninguno había alcanzado tan directamente el corazón de Ana... un pestañeo a la par.... una sonrisa a la par.... y todo alrededor de ambas se volvió opaco... solo estaban ellas dos, ni pasillos, ni batas blancas... ellas dos volando a su encuentro en un inmenso azul....

    ResponderEliminar
  79. Y ese azul, se convirtió en rojo pasión, se besaron Ana y Lucía apasionadamente, sus lenguas se mezclaron, con microbios, saliva y deseo, se acariciaron lentamente, sus manos recorrieron cada milímetro de piel....cada recoveco, cada sendero, cada hueco... amor, desenfreno, pasión.... una atracción irrisistible y la certeza de que sus corazones estaban enlazados.

    ResponderEliminar
  80. Se dejó arrastrar por una fuerza huracanada contra la que no podía luchar, para qué resistirse. En el fondo, entre gemido y gemido, tenía un sentimiento de traición a David y hacía ella misma...

    ResponderEliminar
  81. Lucía ya había agarrado a Ana de la cintura y la había introducido en un despacho enmoquetado. Lentamente la besó y con delicadeza la posó sobre el suelo.

    --Qué te parece una "tijera - comentó Ana-
    --No, déjate las labores de costura para otra ocasión - respondió Lucía esbozando una sonrisa picarona.

    Lucía hablaba sin parar palabras dulces y bonitas a los oidos de Ana.

    --¿¡David!? -pensó Ana extrañada y aturdida por el sopor y la excitación del momento. Entonces, todo lo que había sucedido, ¿cómo podría entenderse? ¿Realidad o sueño?, ¿fantasía?

    Un grito ahogado hizo que Ana levantara la cabeza asustada, llena de sudor. Su vagina rezumaba pasión por entre las ingles, producto de la excitación de aquel sueño. Frente a ella, la pantalla del portátil con la página de David. "hola, amor", decía en mensaje privado; no estabas a la hora convenida y mañana me levanto temprano pues tengo viaje a Göteborg. Prepárate para el día 28 de este mes. Llegaré y por fin, nos conoceremos. Llevaré mis besos y mis abrazos limpios, pulcros y llenos de amor para tí. Nuestro encuentro será, como si jamás hubiera abrazado o besado a nadie en este mundo, más que a tí. Lo presiento y, mis presentimientos, jamás me fallan.

    ResponderEliminar
  82. Lo que ocurrió desgraciadamente fue que fallaron. El encuentro para el que había estado preparándome con tanta ilusión, fue desolador. Frente a mí estaba un hombre envejecido por el paso de los años y de los estragos que deja una vida dedicada a satisfacer los más oscuros vicios. Todo ello, estaba escrito en su voz y en la mirada inhospita de sus ojos oscuros. Tardé algunos minutos en encontrar un argumento que me permitiera abandonar nuestra entrevista. Me pareció algo aterrador, como hi hubiera escapado de un terremoto.

    ResponderEliminar
  83. Los he leído todos, y realmente los hay de muy buenos.

    Besos María.

    ResponderEliminar
  84. ¡¡¡¡Buenísimossssss, son buenísimosssss vuestros micro relatos!!!!! peroooooooo si parece como si los hubiérais escrito toda la vida jamí@sssssssssss, la verdad es que me estoy quedando A-LU-CI-NA-DA, chic@s, y... lo que me estáis haciendo reir con la chispa de algunos micros, ni os lo imagináis, sois fantásticos, de verdad, os merecéis un PREMIO TAN GRANDE COMO UNA CATEDRAL.

    Bueno y ... ¿qué pasará? si es que esto engancha más que las telenovelas jajajajajaaj.

    Gracias, amig@s, por estos ratos tan agradables, que no se pagan ni con dinero.

    Un beso enorme para cada un@.

    ResponderEliminar
  85. Pero qué era realmente lo importante?, la apariencia de David o aquello que le había dado en todo este tiempo cuando a ella el resto del mundo parecía fallarle. Era hora tal vez de tomar una decisión sobre su vida.

    ResponderEliminar
  86. Sí... tal vez era hora de tomar una decisión... su conciencia la hizo meditar y cambiar de opinión... David había sido su confidente durante tantos años a través del teclado, y ahora que estaba enfrente de ella no podía fallarle ni darle la espalda... no, no debía hacer eso...

    ResponderEliminar
  87. y además... esa reciente experiencia con Lucía, el placer experimentado, la entrega, el tocar un infinito con ella... ¿realmente merecía la pena perder ese tren, lleno de frescura, de aire nuevo, de cosas por descubrir...? el tren de David ya era un tren de largo recorrido, con sus virtudes y sus aires viciados... sería más de lo mismo pero con la posibilidad del tacto... de la proximidad.... no podía alejarse de él.. pero tampoco quería despojarse del perfume que Lucía había dejado sembrado en su piel....

    ResponderEliminar
  88. ... Lucía seguía en su pensamiento, el sabor que había dejado sus besos, el tacto de sus dedos recorriendo su cuerpo, aún escuchaba sus gemidos que eran melodía para sus sentidos, y su piel... su piel de seda y esas gotas de agua rociando su cuerpo de placer...

    ResponderEliminar
  89. Ana estaba toda alborotada: sentimiento, deseo y razón se daban coscorrones. Decidió por fin aclararse. "A ver, a ver: se dijo, y los fue enumerando: Pedro era como un hermano peleador a veces, afectuoso otras. David viejo y feo como un garfio, pero bello interiormente - en plano de lo virtual- que todo lo puede. Juan quedó además zomi-tarambana, apoltronado en el pasado. Su pasado. Y el amor de su vida, era y es ¡Lucía! "¡Madre mía!" "¿Y ahora que le voy a decir a mi madre?"

    ResponderEliminar
  90. -Intentaré ocultárselo. Si se entera sufrirá. Por mucho que me cueste me guardaré el secreto y seguiré amándola en la sombra, como hice siempre. Mamá nunca sospechó. ¿Por qué iba a hacerlo ahora? Lucía siempre había formado, de una u otra forma, parte de su vida.

    ResponderEliminar
  91. Y ahora que en Francia ya habían por fin promulgado la ley para matrimonios homosexuales, irían a casarse en Paríisssssss!!!!

    Siiii!!!! Siempre les quedaría París, se decía Ana.

    ResponderEliminar
  92. pero lucia preferia casarse en galicia, en esa costa da morte tantas veces confidente de su corazon y ese pulpo a la galega q quitaba el sentio, ana cederia?

    ResponderEliminar
  93. Allí en Paris fue como pudieron disfrutar de su unión como matrimonio, una vida sosegada y tranquila como siempre habían soñado para entregarse sin tapujos a ese amor reprimido tantas veces por la hipocresía que les rodeaba.
    Cuerpo y alma unidos para siempre con aquel certificado de matrimonio.

    ResponderEliminar
  94. Sin dudas, Ana se ha convertido en una marioneta que para donde sople el viento ... allí va. Un amor verdadero , aquél que será para toda la vida no puede bailar tantos ritmos a la vez.Y Ana meditó largamente, sola donde Lucía no podía verla , y sacó conclusiones ...

    ResponderEliminar
  95. Y concluyó que no podía bailar la lambada haciendo el trenecito con tanta gente detrás. Bailaría un chotis, que es cosa de dos.

    ResponderEliminar
  96. ... Ana y Lucía... Lucía y Ana... bailando entre luces la alegría que las invadía por todo su cuerpo al poder saborear a ojos de todo el mundo y a gritos ese amor oculto y prohibido ante los ojos de los demás ¡ya por fin! se tenían la una a la otra, sin tener que ocultarse y poder danzar el baile de la vida y del amor...

    ResponderEliminar
  97. Las presiones sociales consiguieron anular la ley tanto reivindicada.
    La ciudad de la luz y el amor, se oscurecía ante la intolerancia que no respetaba el amor ajeno.
    Los tan celebrados defensores de la igualdad, fraternidad y libertad. Sobre todo la libertad, la libertad de sentir, pensar, amar, compartir, con quién quieras, sea como sea, ese otro.
    Al verse libres de ataduras, decidieron replantearse su relación, pues aquel café ofrecido y no aceptado seguía llamando a su puerta.

    ResponderEliminar
  98. "Tock tock, ¿Puedo pasar?" y La Ley, toda sudada y envuelta en una mortaja -La Ley que no quería, ni podía dejarse vencer, que no permitiría dejarse destruír por ningún fanático de cuarta o grupo de desadaptados sociales- se corporizó en casa de Ana y Lucía. "Vengo", dijo con voz trémula, "a tomarme ese café".

    ResponderEliminar
  99. Pero, aún, en la oscuridad de la intolerancia, su amor brillaba como una estrella y más y más cada día.

    No obtante, la lucha había comenzado de nuevo y, el muro de la incompresión volvíó a levantarse ante ellas. Tendrían que replantearse muchas cosas...

    ResponderEliminar

  100. Ufffffffffff, María jajajaja me he reído mucho al leerlos. Pero hay un gran lío. A ver si lo apaño o lo lío más jajaja. Eres increíble.

    Aunque después pensó que ni lambada ni chotis ni nada de nada. Tenía tal cacao en la cabeza que decidió irse sola a la montaña. Olvidarse del ordenador, de Juan, de David, de Pedro, de Lucía,... En una mochila que cargo a su espalda metió cuatro trapos, un trozo de pan, queso y una botella de agua salio por la mañana muy temprano a la montaña. Por la noche estuvo pensando que tenía que cortar con esa vida que no le llenaba y sólo le traía dolores de cabeza y problemas.
    Envió un mensaje a todos sus contactos donde decía: Estoy cansada, angustiada de correr para chatear. He sido feliz, he aprendido mucho, pero aquí lo dejo. Hasta pronto, algún día nos volveremos a ver. Es mi voluntad alejarme de todo esto y estar tranquila. Quiero una vida que me llene más. Graciasssss y un abrazo fuerte para cada uno de vosotros. Chao.

    Entró en un pajar abandonado. acomodó un montón de paja para hacerse una cama en el suelo. Era la comida de algunas vacas y cabras que se las sentía muy cerca del lugar. Calló exhausta por la larga caminata.
    Al día siguiente se despertó radiante. Eso sí, la picaba todo el cuerpo. Pasó la noche entre paja seca. El primer sonido de ese amanecer fue el de un mirlo que cantaba desde una rama verde,... Mientras tanto se rascaba su partes intimas porque una pulga muy golosa se le había metido por la braguita tanga de color morado :-)
    Saludos y besos

    ResponderEliminar
  101. Ana decidió emprender el camino de Santiago y terminar su reflexión. Ha sentido el amor de Juan hombre viril y apasionado su deseo desenfrenado cuando la poseía a veces lo deseaba revivir, se acordaba de Lucia entre sus brazos había sentido la delicadeza de una piel y unas manos entregadas una a la otra, otra a la una no había diferencias ambas podían besarse y acariciarse sus rincones más íntimos conocían sus puntos de excitación,, y recordaba a David tantos besos compartido en las estrellas que los comunicaban pero no conocía el sabor de sus labios, ni como serían sus caricias era algo mayor que ella pero su corazón era joven y entregado aun recordaba las rosas secas que le envió cuando estuvo a punto de quitarse la vida.. amores vividos y que sería mejor volver a reiniciar el ciclo y pasar de nuevo por sus brazos en diferentes instantes, juntarse en un día de celebración compartido para contarse los momentos felices compartidos con Ana, o iniciar una nueva andadura y descubrir aquí en el Camino a otro alma perdida que reflexiona sobre su vida....

    Estos eran los recuerdos intensos de sus amores vividos y pensaba que sería mejor, si volver a reiniciar el ciclo y pasar de nuevo por sus brazos en diferentes instantes de cada uno de ellos , juntarse en un día de celebración compartido para contarse los momentos felices compartidos con Ana, o iniciar una nueva andadura y descubrir aquí en el Camino a otro alma perdida reflexionando sobre su vida.... y deseoso de entregar su amor a una mujer caminante y renovada como estaba ahora Ana

    ResponderEliminar
  102. Santiago, Santiago, se repetía, como evocando la novela que lleva su nombre de Coelho, se las había leído "todas", recordó lo dicho por el escritor "con 39 años uno no empieza a ser una cosa" y que él lo dejó todo para empezar a escribir "El Peregrino de Compostela", su mente la torturara, ahora hasta con lo leído, se debatía entre "Verónica decide Morir" y "Once Minutos" extremos y opuestos los temas, como su vida en los últimos días, hacia dónde se dirigiría???... saco un pedazo de lápiz, y una libreta de mochila y empezó a escribir...

    ResponderEliminar
  103. y después de días y días de caminos y refugios, de alimentar su interior.... llegó a Santiago, a esa Catedral imponente y llena de misterio... entro por el lugar indicado para los peregrinos, con su cartilla sellada... y ese día el Botafumeiro estaba en danza... se dejó embaucar por la neblina del incienso... y recuperó viejas sensaciones...

    al final, habría preferido Galicia a Paris....

    ResponderEliminar
  104. Estar allí después del largo camino recorrido le hacía sentirse como en el cielo...Sentada en un bando frente a Santiago comenzó a hacer balance de su vida.Cuánto había dejado atrás para llegar hasta allí y encontrar el sentido interno de las cosas...Se sentía valiente,tranquila y llena de luz...No necesitaba a nadie especial para ser feliz,había confiado en si misma,en su paciencia y constancia y había logrado la paz, que tanto necesitaba...Pero,de pronto sonó el celular...¡¡Oh Dios,no...!!!

    Mi abrazo y feliz día,María.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  105. Son otra vez los pesados de Vodafone. Me di de baja con ellos hace varios años, pero ni siquiera en momentos de gran placer espiritual me dejan en paz. Me voy a tomar una caña, a ver si vuelvo a recuperar el equilibrio que tanto echaba en falta.

    ResponderEliminar
  106. Pero, pronto, el Apostol con voz ronca y queda le dijo:
    ¡Ana, sigue tu camino...!
    Qué más da París o Galicia??
    Deja a esos chauvinistas pelear.
    Haz lo que te pidan las tripas... y que les den a todos.
    Sigue tus emociones...
    Pedro? Juan? David? Ana?
    Elige!!! Pero, hazlo de una vez, corazón!!!
    Y de hacerlo, sé consecuente.
    Todos te bailaremos unos tangos y por sevillanas...

    https://www.youtube.com/watch?v=M7WFwh2FPT8

    Anda, guapa!!!


    ResponderEliminar
  107. Jjajajajaja yo es que me parto con vosotros de verdad que me parto.... jajajaja ¡¡¡pero si es que tenéis una imaginación increíble, sois geniales escribiendo!!!!!!!

    Graciassssssss por estos momentos tan mágicos de imaginación y letras combinadas, de todos los colores, la verdad es que si tuviera que elegir un micro no podría porque me quedaría con todossssssssssssss.

    Yo sigo leyéndoos y a la vez preparando la nueva entrada en la que estarán todos vuestros micro relatos, con vuestros nombres y enlaces de vuestros blogs, y José que es quién se ofrece siempre para hacer la imagen con la fotografía de vuestros perfiles también está creándola.

    Podéis seguir aportando más micro relatos, mientras yo sigo editando la nueva página con vuestros enlaces que me lleva su tiempo pero ilusionada y feliz preparándola.

    Gracias, de nuevo, por vuestra colaboración.

    Felicitaciones a todos los autores.

    Un besazo enorme para cada un@.

    ResponderEliminar
  108. ...Y entonces se despertó y vio que todo era un sueño...

    Un beso.

    ResponderEliminar
  109. ...pero que sueño... Un sueño de esos qué te deja renovadísima... vamos nada que ver con el día a día que ya me tiene agotada.Pués me voy a la peluquería: es quÉ a mí; me relaja muchísimo;)

    ResponderEliminar
  110. Anda la leche! Pues yo he pedido cita para el sábado pa arreglarme los pelos, que ya lo dice el refrán: sábado, sabadete, lávate hasta los dientes.

    ResponderEliminar
  111. Ya perdí por andar lenta ja, pero igual paso a dejarte un cariño grande María.

    ResponderEliminar
  112. Amig@s:

    Muchísimas gracias por vuestra colaboración en esta entrada, y quiero informaros que se dá por finalizado el número de participantes, sólo podéis escribir micro relatos las personas que ya habéis participado en ésta entrada, más no porque no se puede añadir ningún participante ya que, José, que es quién ha realizado la creación de la imagen con vuestros perfiles, ha finalizado su trabajo, con todos los que habéis colaborado.

    Por lo que quiero aclararos que aún podéis seguir escribiendo micro relatos quiénes ya habéis participado en ésta entrada pudiendo dar un final a esta historia, pero no autores nuevos.

    Por otra parte, yo ya estoy terminando la nueva entrada con todos vuestros micros, sólo queda el final de ésta historia... ¿Qué final ponemos? ¿alguién de los que habéis colaborado se atreve a poner un final?

    Gracias, de nuevo, amig@.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  113. Ana entra en la peluquería y ¡vaya! su asombro cuando descubre a Lucía ahí sentadita, afeitándose las luengas barbas que le habían crecido de tanto esperarla.

    Lucia llora de emoción al ver a Ana y pega un estridente grito de alegría. Las dos se abrazan efusivamente. El público aplaude. Resueltas todas las dudas existenciales pasadas, presentes y futuras de Ana, ambas deciden irse a Paris a bailar ese tango (que no era el último, pero tampoco el primero) y luego llegan a Roma y se bañan en la Fontana di Trevi, recogen las monedas del fondo, y se pagan con ellas el vuelo directo a Galicia (en una escoba biónica bimotor). En A Coruña, frente al mar, deciden establecerse y contar las gaviotas, ya que cigüeñas no hay, ni habrá:

    1, 2, 3, ....

    Y colorín colorado, este cuento se acaba esta vez.

    ResponderEliminar
  114. ...ños y que digo yo si lo ha dicho todo Myriam jejeje que sí... que nos vamos de viaje y...punto;)

    ResponderEliminar
  115. Cómo que sacabao???

    María no paraba de dar vueltas en la cama. Sonó el despertador. "Maldita sea", se dijo entre dientes, y de un manotazo dió viaje al dichoso contador de segundos, minutos y horas.

    Se levantó pesarosa y ojerosa, y totalmente con el pelo alborotado, pero sin medias de color. Se dirigió al wc, hizo un pis. Se lavó las manos, se lavó la cara tal como una gata presurosa de ver de nuevo a sus cachorros y se miró al espejo diciendose "Buenos días, Mariquilla... ¿Mariquilla?... ah, sí... el loco de Guillermo me lo dice de vez en cuando en algún comentario" De pronto, comenzó a recordar algo que había soñado: "Ana ansiaba tocar sus manos, acariciar su pelo, su rostro, ver su sonrisa cercana..."

    Coño!!!, se dijo a ella misma, vaya comienzo para una historia!!!. Agarró un papel y un boli y siguió escribiendo. "...besar sus labios, pero se conformaba con encontrar, al otro lado de la pantalla, las letras que David le escribía cada día, desde hacía cinco años"

    "Guay!", se dijo, ya tengo el comienzo de una historia. Y como no mapetece darle trabajo a las neuronas, que trabajen los amigos blogers, que seguro les va a encantar, sobre todo a Myriam, quesque no para de poner y poner... ay, dióooo!!!... Pos nada, que hoy mismo cuelgo y pido que colaboren, así los tengo entretenidos un ratico.

    María se dirigió a la cocina a desayunar, poco después iría a su ordenador a poner el post solicitando la colaboración.

    Era el día 15 de Junio del año 2013

    Hoy, 19 años después, Maria recordaba y releía con cariño algunos posts de aquel blog suyo: "Mi Pluma de Cristal"
    ..............................................................

    Myrrrrrrrr... ni setocurra intervenir más, valeeeee??????....acaparadora!!! jajajajajajajajajajajajajajajajaja

    Besicos, María... Besicos, Myr

    ResponderEliminar
  116. Lástima que, para variar, he llegado tarde...
    Eso sí. He disfrutado de lo lindo leyéndoos a todos.
    El próximo no me le pierdo.
    Enhorabuena a todos los participantes y gracias a la anfitriona por hacerme pasar un buen rato.
    Besos. colectivos.

    ResponderEliminar
  117. María...¿ Jugamos a hilvanar.....?

    Me he llegado hasta tu blog invitada por Rodin para que pase a leer los mensajes llegados en este juego.

    ¡¡ Felicitaciones a todos !! por dejar un poquitín de su imaginación para crear un interesante encuentro de personajes, según el sentimiento de cada uno.

    ¡¡¡ precioso y divertido !! jaja

    un beso por tu creatividad.

    ResponderEliminar
  118. Despues de una temporadita agitada, vuelvo a tu blog y veo que estas haciendo trabajar cerebros a full, y la verdad es que llegue solo hasta la mitad, y me diverti mucho con algunos relatos.
    Para la proxima, prometo no escribirte ninguna frase siquiera de barcos o travesias! A ver como queda entero porque a la mitad me perdi.

    ResponderEliminar
  119. Que barbaridad, amiga... Que revuelo has formado...

    Me encanta verlo

    Un abrazo grande

    ResponderEliminar
  120. Gracias amig@s, a tod@s cuantos habéis participado en este entrañable viaje de vuelos con la imaginación enlazando vuestros comentarios para divertirnos y pasar un rato agradable, ha sido una experiencia maravillosa, y me he divertido muchísimo.

    Gracias, también a quiénes habéis dejado vuestra huella aunque no hayáis participado y a los que perdieron el avión y no pudieron llegar a tiempo, gracias a tod@s.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  121. María, paso a darte mi correo electrónico:

    Miguels1958@hotmail.com

    Un beso.

    ResponderEliminar
  122. MIGUEL: Gracias, ya te envié el premio, espero que lo hayas recibido.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  123. María: me da un poco de corte pero si esta de tu mano y...siempre que no te de mucha lata te dejo mí correo.Primero que lo tuve que quitar porque me entraban demasiados correos y la verdad que no dispongo de tiempo para contestar a todos y me da lastima.

    berthasanroyuela@gmail.com

    He intentado tanto la orla como el power pero no me deja.

    Lo dicho si puedes y sino no pasa nada siempre agradecida.

    Besos feliz verano!

    ResponderEliminar
  124. BERHTA: Ya te envié un email dándote instrucciones y me alegra que hayas conseguido colgarlo en tu blog, gracias. Un beso.

    ResponderEliminar

Tu opinión es importante. Muchas gracias.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...