lunes, 25 de febrero de 2013

5º Lunes... Azul Mar: Libertad



Libertad sin barrotes, que el miedo no te corte las alas, ni los recuerdos te aten en cadenas, ni los prejuicios te impidan volar, no temas perder las plumas de tus alas, no te reprimas... ¡¡vuela en libertad!!

lunes, 18 de febrero de 2013

4º Lunes... Azul Mar: Meta



Incluso un camino sinuoso, difícil, nos puede conducir a la meta si no lo abandonamos hasta el final. (Paulo Coelho).


jueves, 14 de febrero de 2013

Carta a mi esposa: sonrisas y arrugas




Hoy he querido rescatar del baúl de los recuerdos de mi blog para este día de "San Valentín", y como homenaje a nuestro amigo bloguero recientemente fallecido, Juan Escribano Valero, parte de una entrada, en lo referente a una entrañable carta que escribió a su mujer en septiembre del año 2009, declarándola el profundo amor que sentía por ella, utilizando mis versos, para decirla lo mucho que la quería, y publicó en varios medios de comunicación, lo cual fue un honor para mí, y yo le dediqué una entrada transmitiéndole mi agradecimiento, http://miplumadecristal.blogspot.com.es/2009/09/sonrisas-y-arrugas.html, y también he querido rescatar todos los comentarios de aquella entrada, especialmente, los comentarios de emoción y agradecimiento de Juan y su hija, Amparo. 




"Sonrisas y arrugas"




Cosas así deberían ser noticia de cuando en cuando. Escuchando una emisora de radio, oigo cómo anuncian un potingue a base de veneno de serpiente para quitar las arrugas de la piel y hacer que las mujeres no envejezcan nunca. 



Este anuncio ha traído a mi memoria el último cumpleaños de mi mujer. Al preguntarle qué quería que le regalase para su cumpleaños, ella me pidió una crema contra las arrugas, porque quería que siempre la viese guapa, le dije que yo la veía siempre muy guapa, la más guapa de las mujeres. 



Este escrito es para decirle a mi mujer por qué no le regalé ese potingue, no me atrevo a decírselo de viva voz; temo emocionarme demasiado y no explicarlo bien. 


Cariño, no quieras enmendarle la plana al tiempo y a la naturaleza, la belleza en las mujeres como tú crece con el pasar de los años; quiero que el tiempo poco a poco vaya adornando tu rostro como adornó el rostro de mi madre, dibujando sonrisas en él, ¡sí! ¡Sonrisas! Eso que tú llamas arrugas no son sino sonrisas, sonrisas que embellecen y ennoblecen el rostro de quien consumió su vida sacrificándose por los que le rodeaban, ¡sí, cariño! Tú no llamas sacrificio a la amorosa dedicación con que nos has cuidado y nos sigues cuidando, no lo llamas sacrificio porque en esa entrega te has sentido feliz, con ello nos has hecho y sigues haciéndonos felices a quienes te queremos, y nos gusta contemplarte tal y como eres y, ver esas sonrisas que son el recuerdo de nuestras alegrías; el nacimiento de los hijos que Dios nos ha confiado, sus bautizos, sus primeras comuniones, sus bodas, sus éxitos, etc. 

Las arrugas sólo salen en los rostros de quienes han hecho de sus cuerpos a base de potingues y otras artes, el retrato de Dorian Gray, esas si son arrugas, arrugas feísimas que fue tejiendo el desamor, porque aun cuando ellos dicen hacer mucho el amor, lo que hacen no es amor, es otra cosa que por respeto a ti y a quien esto lea no escribo, esas arrugas que de momento tapan los mejunjes con venenos de víboras, cuando la naturaleza y el tiempo se imponen cruzan sus rostros dándoles un aspecto horrible. 

Amor mío, tú sabes que yo no soy poeta, pero ahí te dejo estos versos, no son míos, son de María, la de “mi pluma de cristal” que como es muy buena estoy seguro que no le importará que se los tome prestados para decirte con ellos lo mucho que te quiero. 

“Besos perfumados con sabor a ti, / yo los saboreo alimentándome de ellos, / calmando la sed de mis labios. 

Caricias que envuelven mi piel, / que me miman y me hacen sentir, / recibiendo tu aroma. 

Abrazos que anidan en mí, / que los atrapo y no los quiero soltar, / refugiándome en ellos” 


Juan Escribano Valero



miércoles, 13 de febrero de 2013

Adiós, amigo Juan, siempre te recordaremos con una sonrisa




Juan, nos has hecho una gran jugarreta, porque esta vez no te has ido una temporada, sino que nos has dejado para siempre, y yo cuando me he enterado de tu partida, he sentido una profunda emoción sin haber podido evitar derramar lágrimas de lluvia por mis ojos, igual que ahora, al escribir esta entrada, que me están impidiendo ver al escribir.

Hacía tiempo que no visitaba tu desván, por lo que no sabía que, de nuevo, habías ingresado en el Hospital, por el que tantas veces pasabas, y tu querida hija, AMPARILLOtan atenta y amable con todos tus lectores, siempre nos informaba, desde tu desván, del estado de tu salud, quién ha sido la que me ha comunicado tu partida.

Hoy aquí, en esta entrada, y en tu honor, tienes una página especial dedicada toda para ti, y que, a la vez, sirva de despedida desde este rincón, por el que tantas veces dejabas la huella de tus simpáticos comentarios y me hacías sonreir. 

Quiero decirte desde donde ahora te encuentres, en ese otro desván, del cielo, que con tu ausencia y sin tus bromas, te echaremos de menos porque la blogosfera se queda algo vacía, huérfana y triste, ya que, eras un bloguero que siempre estabas de buen humor, bromeando en los comentarios que nos dejabas, y así siempre te recordaremos, como un simpático, alegre bloguero y gran persona.

Y aquí seguirás, en el corazón de todos nosotros y en el de la blogosfera, ya que nadie podrá sustituirte ni nunca podremos olvidarnos de tu persona, como seguro que tú tampoco dejarás de leernos desde ese otro desván, del cielo, y que, aunque ya no escribas con la pluma de tus letras, seguro que lo seguirás haciendo desde el silencio pero con sonrisas y guiños.

Gracias, 
Juan, por haber estado entre nosotros en este mundo bloguero. Un abrazo a tu alma. D.E.P.

Mi abrazo cálido de condolencia a toda tu familia, tu mujer, a quién cariñosamente la llamabas enfermera-jefe, tus hijos, nietos, y en especial, a tu pequeña hija, AMPARILLO.


lunes, 11 de febrero de 2013

3º Lunes... Azul Mar: "Quietud interior"




"Cuando pierdes contacto con la quietud interior, pierdes contacto contigo mismo. Cuando pierdes contacto contigo mismo, te pierdes en el mundo". (Echkart Tolle).




lunes, 4 de febrero de 2013

2º Lunes... Azul Mar: ¿Valoramos o menospreciamos?





Somos los protagonistas, y a la vez, directores, de nuestra vida en un mundo que es teatro, cada escena es irrepetible, cada minuto es nuestro, y nosotros somos los que debemos ser conscientes de nuestros actos, valorando lo que hagamos, no menospreciándolo. 

¿Qué adelantamos con arrepentirnos por habernos equivocado si ya hemos dado ese paso? ¿para qué comernos el "coco" martirizándonos? 

Aunque muchas veces nos cueste un gran esfuerzo, intentemos poner nuestro granito de arena para ser más positivos y de este modo hacer nuestra vida y la de los demás, más agradable, aprendiendo a valorar cada paso que damos, y también ¿por qué no? de cada fallo que cometamos, porque ello nos permitirá seguir avanzando y creciendo.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...