sábado, 8 de febrero de 2014

¿Eres adicto al móvil?




Parece mentira como avanza la tecnología... ¡¡¡¡¡a pasos agigantados!!!!! tanto incluso, que nos hemos hecho dependientes de ella, y es que desde hace unos años hasta ahora, los móviles se han hecho nuestros compañeros más habituales porque hoy en día... ¿quién no tiene un móvil y que sea smartphone? pero además, es que, si antes se utilizaban para hablar por teléfono, ahora más que nada se usan para todo menos para hablar, y lo que es peor, estamos enganchados a ellos. 

Ya es práctica habitual en nuestros días ver a los jóvenes y los que no somos tan jóvenes paseando por la calle, con la cabeza agachada y el móvil en las manos, leyendo y escribiendo mensajes por WhatsApp, o cuando estamos acompañados con alguien interrumpimos la conservación porque hemos oído el sonido de la llegada de un mensaje, y de paso, aprovechamos para responder enviando otro, o cuando vamos en autobús... etc, así que al final, nos estamos haciendo maleducados por interrumpir conversaciones y, además, nos vamos aislando, porque hacemos mas caso al móvil que a los que están a nuestro lado.

Casualmente, hoy he leído una noticia, la de que ha salido en el mercado una nueva alternativa, que se llama telegram, la que pretende rivalizar con la poderosa WhastsApp, que ya tiene 430 millones de usuarios en todo el mundo, y es que telegram está creciendo a pasos agigantados, 200.000 nuevos suscriptores al día, porque también es gratuito como WhastsApp, pero más rápido ya que puede enviar documentos, procesar mensajes y se autodestruyen con el tiempo.

En definitiva, que hoy mismo, sin pensármelo dos veces, me descargué también la aplicación de telegram, y ahora no solo wasapearé jajajaja sino que telegramaré (¿será esta la acción de enviar mensajes por telegram? jajaja), ayssss diossss si es que como sigan así nos van a volver locos.


65 comentarios:

  1. La nueva era de las tecnologías supongo que lo cambiará todo, pero no lo sé.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. La tecnología nos supera, va a pasos agigantados :), recién adquieres algo novedoso y ya viene detrás otro que lo supera.

    Un beso María

    ResponderEliminar
  3. AMIGOS LECTORES: Espero que me disculpéis y a ver si en estos días voy alcanzando el tren de vuestros blogs, es que en este blog voy algo más lenta que en el otro, gracias a todos, por seguir estando, y gracias a AMAPOLA AZZUL Y a AME, por haber sido las primeras en leerme, gracias, amigos. Un beso.

    ResponderEliminar
  4. yo tengo un móvil que a día de hoy parece prehistórico. sólo lo uso para hablar (poco, por cierto) y para mandar algún sms ocasional. cuando salgo a la calle, prefiero desconectar de internet.
    besos, maría! y me alegra leerte de nuevo.

    ResponderEliminar
  5. ¡¡Naaada de naada MARIETA!!

    No es que no sea adicta al móvil, es que lo odio con tooda mi alma jajaja. Salvo viajes jamás lo uso y te diré más, hasta hace unos días, mi móvil era patata de 20 euros, rodando por mi casa móviles ultraglácticos, pero como jamás me he llevado bien con las máquinas, para mi solo quise algo que me sirviera para llamar y recibir en caso de urgencia. Bien, la semana pasada por temas de trabajo me vi obligada a usar uno de esos ultramegaimpresionantes ¿ te quieres creer que no soy capaz de escribir nada medio inteligible porque es táctil? ... está visto que soy prehistórica y moriré así en asuntos de tecnología:-)


    Meeencanta ver que has renovado el mobiliario con esta entrada aunque sea con un sms-whatsApp.. porque eso de telegram jaja ni sé lo que es, ni pienso averiguarlo :))


    Un beso inmeeeeeeeeenso preciosa y feliz finde.

    ResponderEliminar
  6. Hola María , la verdad sea dicha es que si , yo no tengo uno de esos yo lo tengo normalito , sin internt , sin cama de fotos , ni guasap de esos , pero lo que si te digo es que nos tienen a todos muy vigilados con la nueva tecnologia , y a mi si te digo lo que siento no me gusta nada , un buen post este , te deseo un feliz sábado , besos de flor.

    ResponderEliminar
  7. Hola María

    Me alegro que actualices el blog, ya se echaba en falta una nueva entrada de las que haces como un artículo de opinión y en la que cada uno deja su aporte.

    Yo no me considero adicta, pero si lo utilizo muy, pero que muy habitualmente, de hecho todos los correos de la cta de blogger los leo a través de mi teléfono o de la tablet. Y es que ya por mi trabajo lo tengo que utilizar de pura necesidad.
    Los fines de semana lo uso menos, es evidente, al fijo también hay que sacarle brillo de vez en cuando, no?

    El WhatsApp, no es gratis, que nadie se equivoque, el primer año es gratuito pero luego, al ser una aplicación de google, hay que hacer un pago de 0.90 cts cada año previo pago a través de la tarjeta de débito.

    El telegram, de momento aquí no está demasiado implantado pero si se utiliza poco el tf es absurdo ya todos suelen traer aplicaciones para enviar textos y/o imágenes.

    En fin que me he enrrollado disculpa.

    Lo dicho no soy una adicta pero sin el mi vida sería muy diferente.

    Eso sí de vacaciones lo enciendo una vez al día para saber de mis seres queridos y punto pelota

    Feliz sábado

    Un besito

    ResponderEliminar
  8. Hola poeta. Pues fíjate que si me lo llegas a preguntar hace sólo tres días te hubiera dicho sin dudarlo que sí. Tengo toda mi vida metida en el móvil...a ver, quiero decir teléfonos, agenda, apuntes, amigos, correo, fotos, face, etc. Pero resulta que el miércoles en un restaurante, comiendo con un montón de gente, de repente no encontré el móvil. El camarero decía que lo había visto encima de la mesa y yo estaba segura de haberlo utilizado.

    Todo el mundo se puso a buscarlo y hasta dieron aviso en la cocina por si había ido entre los platos o los restos. Se armó tal revuelo que sentí vergüenza y me escuché decir: Bueno, no es más que un móvil, sigamos comiendo y ya aparecerá y si no aparece, pues se reemplaza.

    Jajajajajaja, mi hija me miraba y no daba crédito y mi marido se partía de risa. Y yo lo dije tan convencida que me dí cuenta que es que era así.

    Los Hados me recompensaron y el teléfono apareció encima de la mesa de mi casa, abandonado por una mente olvidadiza.

    Ya ves María, liberada de mi adicción ;)

    Besos cosa guapa.

    ResponderEliminar
  9. Hola María
    Primero gracias por visitar mi blog de Retratos, es un blog que siempre existió lo que ocurre es que empecé allí con las biografías y luego las mudé a mi sitio principal para escribir allí mi novela, ahora la terminé y volví con los retratos ji jiii, ni yo me entiendo. Estoy mudando las biografías de mi blog principal allí para que queden todas juntas aparte seguiré escribiendo otras nuevas pero en ese sitio.

    La verdad es que siento desilusionar a muchos pero yo al movil no le doy bolilla ( como decimos en Argentina) me lo olvido en todos los lugares de la casa... No le doy el numero a nadie ji jii. En fin, no soy del teléfono, tampoco del fijo. Llamo cuando no tengo otra alternativa. Es raro no?. Eso sí el movil siempre lo llevo en la cartera cuando salgo, es como una tabla de salvación.

    Besos

    Pd mi gatita está ahora sobre mi falda reclamando amor como siempre, juega demasiado todavía y rompe también... Mañana, con todo mi dolor, la llevaré a esterilizar porque ya tiene 9 meses, no ha tenido celo todavía pero si le viene se me va a llenar la casa de gatos y los vecinos me van a matar. La voy a operar. Pobrecita!!! me parte el corazón pero no me queda otra.

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  10. No tengo móvil ni sé lo que es WhatsApp.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  11. Me siento identificada, aunque a veces trato de dejar el celular lejos mío para poder prestar atención a otras cosas, uno se vuelve un poco adicto a estas cosas, por la inmediatez con que se obtienen respuestas. pero paradójicamente también generan ansiedades desmedidas.
    Habrá que medir un poco su uso, y no perdernos de otras cosas que tenemos cerca.
    No conocía el nuevo programa, veremos que se trae.
    Un beso enorme y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  12. Pues yo no soy adicto al móvil. Hace poco (un par de meses) mi hija me regaló uno de esos que tienen internet y todo lo que hay que tener. Y lo uso poco. Solo para mandarme de vez en cuando algún washaap con mi mujer o mi hija y poco más. Así es que, ya ves, no soy adicto al móvil.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  13. Por Reyes he estado en Barcelona y antes lo habitual era ver en el metro a la gente leyendo un libro; Ahora... ni tan siquiera un ebook, que seria la alternativa lógica, que si, alguno había, pero el resto con el movil a vueltas y yo... mirando a todo el mundo a ver como reaccionaban y en que estaban metidos.
    Cosas de uno de pueblo.
    Besitos

    ResponderEliminar
  14. Esto de las nuevas tecnologías a mi me supera, no acabo de acostumbrarme por lo tanto a mi ya no me engancha ni el móvil.
    Un beso Maria.

    ResponderEliminar
  15. El móvil es como la 2 todos la vemos pero hablamos de otros canales, y con el teléfono ninguno estamos enganchado pero cuando no lo usamos estamos hablando de él. Me alegro de verte por este tu blog. Saltibrincos

    ResponderEliminar
  16. yo lo tengo en mis manos pero adicta no llego, los wasaps pues ahi sonando ajajaja.. cuando puedo contesto ...

    no me preocupa en verdad , hay cosas mas bonitas como una mirada, una sonrisa mientras muchos miran la pantalla
    se pieden la vida ...

    besitos preciosa

    ResponderEliminar
  17. Lo utilizo lo justo y necesario. Me armo un lío con las nuevas tecnologías.

    Besotes María!

    ResponderEliminar
  18. Andamos enganchados a las tecnologías, pero con cierta mesura.
    Besos

    ResponderEliminar
  19. No es que este pegada siempre: pero sí que tengo que tenerlo a mano .Lo que no me apunto a lo último si el que tengo me funciona pués hasta que se funde:no lo mísmo con el ordenador ya que es mi herramienta de trabajo y procuro tenerlo al máximo en cuanto a programas para las clases.

    Un beso feliz fin de semana María.

    ResponderEliminar
  20. La tecnología supera al que se quiere dejar superar y hacerse un robotijo si más, y eso sólo por no querer descolgad@ con amigas y amigos.

    Saludos

    ResponderEliminar
  21. Yo debo de vivir en la prehistoria, pues tengo móvil, pero de los antiguos. En realidad lo tengo como medida de prevención, en principio, y ahora sí, como teléfono. Apenas lo uso porque creo que la tecnología no debe cambiar a las personas. No sé nada del WhastsApp y menos del Telegram, quizás haya que reciclarse, pero me resisto. La vida tiene cosas hermosas para vivir y sentir, (al menos creo), sin necesidad de tener que estar pendientes del móvil.
    Un abrazo en la noche querida amiga.

    ResponderEliminar




  22. De acuerdo contigo, mal que me pese, pero mis libros han pasado al movil, y es tan cómodo llevar en ese simple trasto tu música, libro y acceso a mensajes del blog, forma parte de mi uniforme diario, solo los fines de semana, desaparece de mi vista.

    Besos muchos ♥♥

    ResponderEliminar
  23. A mi me gusta la tecnología...aprendo de todo un poco y al final no se algo bien definido
    pero con eso me basta , al menos en este sistema donde escribo mi poesía es lo que más me gusta...
    no me gusta estar "conversando" en esas aplicaciones que señalas...me aburre muy pronto...

    saludos!

    ResponderEliminar
  24. Si amiga, la tecnología invade y se interpone en lo humano. Disfruto sus ventajas pero detesto necesitarlo... Tengo con este aparato una relación de paz y odio. Al final todo depende de uno y de cuandto espacio le damos. Pero también tenemos que lidiar con la decisión de los demás y ahí no tenemos voz ni voto, salvo alguien muy cercano en que uno pueda decir ¡stop! deja tu celular de lado por favor.... En los días de Navidad leí algo así que se cuestionaba si, de acuerdo al manuel de carreño, el celular se colocaba al lado derecho o izquierdo de la mesa.... jajajaja....... Eso grafica la importancia que se le da a este aparatito. También leí un chiste en que un sacerdote casa a una pareja y al final de la ceremonia en vez de decir al novio: puede besar a la novia, dice a ambos: pueden cambiar su estado civil en su facebook. Jajaja.. es muy chistoso pero la verdad es que el fenómeno es patético. Un beso amiga.

    ResponderEliminar
  25. Yo debo de ser un bicho raro, tengo mi viejo móvil de toda la vida por si alguien necesita llamarme, no soy adicto, no me gustan las redes sociales, solo tengo mi viejo blog, lo dicho, un bicho raro...
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  26. WhastsApp? Qué es eso? Dios me libre de esas cosas, hasta ahora lo ha hecho :)

    Besos con dulzura.

    ResponderEliminar
  27. No soy adicto al móvil.
    A Internet si.

    Lo uno por lo otro.

    Besos.

    ResponderEliminar
  28. La mala educación y la falta de respeto se multiplica gracias a los adictos al móvil.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  29. Totalmente de acuerdo con lo que dices.
    La tecnología avanza a pasos agigantados(podemos acabar mal) y dependerá del uso que de ella hagamos.
    Con referencia al móvil,hay personas que lo olvidan y entran en pánico.Creo que está catalogada como enfermedad, se llama nomofobia y se manifiesta en síntomas como ansiedad, malestar general, enfado o inquietud.
    Deberían de vender los móviles con una advertencia en el dorso,
    "este objeto crea dependencia, consumalo con moderación"jajaja.
    Un besote María.

    ResponderEliminar
  30. Adicta es poco, yo antes no sabía que los dedos se contracturaban... :p

    ResponderEliminar
  31. La tecnología va cambiando tan rápido con ese aire de modernidad que nos tiene a todos detrás compitiendo en lo último de lo último para no quedar fuera de onda.
    Un besote María y feliz domingo.

    ResponderEliminar
  32. El móvil lo uso fundamentalmente para hablar, el resto de funciones apenas las uso, además si lo haces te quedas sin batería y cuando lo necesitas está agotada y al cargarla tanto el móvil dura uno o dos años. Me parece una tomadura de pelo y más porque ahora se usa para navegar por lo que tienes que contratar internet...
    Reconozco la importancia del móvil, pero mientras no duren más los móviles y las baterías es un negocio redondo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  33. Yo soy una adicta :) No tengo telegram pero tengo WhatsApp y Line, que es parecido.

    Procuro no ser maleducada, eso sí :) aunque no sé si siempre lo consigo...

    Muchos besos, guapa.

    ResponderEliminar
  34. No soy adicta, pero si soy un ser humano feliz, de haber podido vivir, todo este avance de tecnología
    Cuando se vie lejos de amigos y familia, esta inmediatez que proporciona, las nuevas tecnologías de la comunicación, son un verdadero regalo...
    Besossss y feliz domingo!

    ResponderEliminar
  35. Hola, María. Por fin estoy de vuelta. Pues yo debo ser un bicho raro, no tengo nada de todo eso, solo un viejo móvil sin internet que tengo solo para urgencias o recibir molestas llamadas para venderme cosas. Ni watchapeo, ni telegrameo, ni ná de ná. Jamás me verás con el móvil en la mano por la calle.
    Incluso han querido regalarme uno más "avanzado" y no he querido, me da pereza aprender a usarlo. Total ¿para qué? Prefiero hablar cara a cara y si no puedo, en todo caso, skypeo, ja, ja! Un beso grande.

    ResponderEliminar
  36. Pues he de reconocer que cada vez lo uso menos. Gracias por la información de Telegram, que desconocía...
    Besos.

    ResponderEliminar
  37. No, no soy nada adicto al móvil...

    La tecnología ha avanzado mucho, la humanidad nada...

    Besos.

    ResponderEliminar
  38. Hola maría, he vuelto para saludarte, no , no soy adicta al móvil, es más a veces lo apago para que no suene, que ya es el colmo¡¡
    Un besazo para ti¡

    ResponderEliminar
  39. Hola María, permiteme decirte una cosa. Es cierto lo que dices de tu misma? Es cierto que haces esto con un móvil?
    Si es así no lo entiendo. Porque no tratas de mantenerte en la postura que es un aparato que es muy útil para llamar y contestar. Nada más. Las demás aplicaciones para que las necesitas? Seguro que para nada.
    A mi no verás ni con móvil, no lo quiero, así de simple. Cuando trabajaba era otra cosa, porque necesitaba hablar o escuchar a los clientes, pero lo tenia cerrado un montón de horas. Considero, y que no se enfade nadie que no nos podemos volver esclavos de algo que cuando no existia no lo necesitabamos.
    Un beso, María.

    ResponderEliminar
  40. Ja,ja,ja , como decían nuestros antepasados.
    " Si mi abuela levantara la cabeza..."
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  41. Creo que todo con mesura tiene su lado práctico. Desde luego así lo veo yo. Poder hablar cuando quieras (y no sólo estando delante de un ordenador) con alguien que está al otro lado del mundo (ya sea familia,amigos etc...) me parece fantástico. Lo que no comparto es la mala educación, en eso estoy de acuerdo con casi todos.

    Un beso, María!

    ResponderEliminar
  42. Puedo contestar afirmativamente que a mi el móvil no me tiene enganchada. Lo uso cuando no puedo evitarlo y solo si necesito hacer una llamada inaplazable. Pero he de reconocer que no soy muy normal en este aspecto.

    Serán cosas de mi edad, claro, pero no puede olvidar que tras el funcionamiento de esos "aparatejos" está la extracción del coltán y toda una interminable cadena de abusos sobre los africanos que se dedican a la extracción.

    Creo que todo lo que se usa en exceso, termina por presentar su factura y esta tecnología acabará por cobrarse su tributo produciendo trastornos en la salud de millones de personas. Terminará pasando como con el tabaco que sufriremos los efectos todos, incluso los usuarios pasivos. Esto tiene que estar pasando ya.

    Preferiría estar equivocada, la verdad. Un abrazo. Franziska

    ResponderEliminar
  43. JOSEP: Amigo te contesto a tu pregunta que veo te has asustado un poco jajaja.

    Noooo que yo no voy con el móvil por la calle jajajaja que lo cuento en esta entrada porque es mi observación, ya que veo a montón de gente que va así por la calle, escribiendo con el móvil, más que nadie, lo vengo observando en los jóvenes ¿tú no lo has observado cuando vas por la calle? es que esto parece una epidemia jajaaj.

    A mí hablar por teléfono no me gusta nada, por eso, prefiero usar la mensajería del Whasatp, y ahora telegram, porque me resulta más práctico, cómodo, y además, es gratis, es de la manera en que me comunico con mi familia, especialmente, con mi hija, cuando está fuera, y nos mandamos mensajes para saber dónde está o decir lo que me apetezca en cualquier momento, para eso lo utilizo, pero nada de adicción al móvil, ya que lo utilizo también muchísimo para hacer fotografías, y otras aplicaciones.

    Espero que ahora te quedes más tranquilo, amigo mío jajaja.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  44. No soy para nada adicto a estos trastos. Tengo uno del año la castaña; lo uso muy poco, poquísimo y apenas se encenderlo y apagarlo.

    Besos María.

    ResponderEliminar
  45. Me declaro culpable, María, pero es que no concibo la vida de hoy en día sin las nuevas tecnologías. El móvil y el PC se han vuelto indispensables para mí. jaja, ahora miro el telegram ese.
    ;)
    Un besote

    ResponderEliminar
  46. Hay que ponerse las pilas o quedarse en la edad de piedra.

    ResponderEliminar
  47. yo tengo movil, pero sólo lo uso para hablar, no dispongo de internet para no estar como tú misma dices anclada a los mensajes y al facebook, porque eso se ha convertido en un verdadero vicio, te desconecta del mundo, hasta han habido multiples accidentes por gente que ya no habla por teléfono mientras maneja, sino, está escribiendo por su celular, gente que es atropellada por cruzar las avenidas sin fijarse por estar leyendo mensajes, y ni que decirlo de las reuniones familiares, ni siquiera están presentes, porque están todo el rato pendientes de su movil, por eso yo, no tengo internet en mi celular, sólo lo uso para hablar, porque para eso ha sido creado..... besos!!!!

    ResponderEliminar
  48. María, no sabes el peso que me has quitado de encima, te lo prometo. Mira, y va en serio. A mi me da mucha pena cuando veo (por ejemplo en un bar) una o varias parejas que no se hablan entre ellas, solo están para dedicarlas al móvil. Tu sabes que antes si estabas con los amigos era para dedicarles tu tiempo a ellos o ligar, porque sino que sentido tiene?. Gracias María. Un beso.

    ResponderEliminar
  49. La adicción al móvil tiene su costado bueno y otro, tremendo. El bueno es que podés contactarte con cualquiera en cualquier lugar, amigos, familiares, médicos, etc. sin tener que esperar llegar a casa. El malo, es que se producen innumerables accidentes por cruzar las calles o manejar mientras se habla, sin contar con la ola de robos que se perpetran en un pis pas (nada más fácil que arrebatar un móvil). Otro problema es cambiar el objetivo de vivir por comunicarse, perdemos horas conectados y no disfrutamos de los verdaderos buenos momentos de compartir un café con un amigo, por ejemplo.
    Mi móvil es tan viejo que apenas puedo tomar fotos y hablar ¡y no quiero otro! A mí me basta... Mi hijo mayor que es Ingeniero, tiene dos móviles que son piezas de museo, uno sin siquiera color, pero tampoco los cambia por ningún motivo.

    Siempre tocando temas actuales y que abren una brecha para la reflexión, querida María.

    Un beso enoooooooorme :)

    ResponderEliminar
  50. Yo tampoco puedo vivir sin mi móvil. Soy una princesa adicta a la tecnología.

    Besos de Princesa

    ResponderEliminar
  51. Hola María, no soy adicta pero reconozco que si me faltara el móvil sería como si me faltara algo. No soy de las que está todo el día con el móvil, pero sí es algo que veo necesario sobre todo para comunicarte rápido y sin costo con la familia y amigos/as.
    Me envían muchos vídeos que no suelo ver porque si no estaría todo el día viendo vídeos. Hago muchas limpiezas de conversaciones, lo que es lo mismo, elimino muchas cosas sin mirarlas sobre todo vídeos.

    Nunca voy por la calle waseando. Si oigo el sonido hasta que no llego ha casa no lo miro, o entro en algún sitio público pero por la calle no miro el móvil ya que he visto a personas caerse por ir escribiendo, o darse con las farolas un buen golpe.

    Si tengo necesidad de enviar algo urgente por whasapp entro en un ambulatorio, en un bar, en una tienda, pero nunca envío en la calle. Un día estaba esperando a Antonio en la calle, en la estación de Renfe, me envió un whasapp, lo miré y dos chicos intentaron quitarme el móvil, desde entonces no lo saco nunca en la calle. Siempre entro en algún establecimiento.

    Yo de momento sigo con mi whasapp y no me voy a descargar el otro.

    Muy buena tu entrada.
    Saludos y besos

    ResponderEliminar
  52. No soy nada adicto al móvil, pero sí al iPad. La ventaja de este artilugio es que solo lo uso cuando estoy en casa...

    Besos

    ResponderEliminar
  53. Bueno, yo no estoy loco por los moviles... Lo uso sin mayores pretensiones...

    Supongo que dentro de no se cuanto tiempo, cuanto toda la gente lo use, usare esa cosa nueva que dices...

    Sin prisas

    Sin locuras

    Un abrazo, amiga

    ResponderEliminar
  54. Pues la verdad es que no, tengo móvil, claro, smartphone para ser más exactos, pero la verdad es que la mayos parte del día me olvido de que lo tengo en el bolso, tanto que alguna que otra bronca me he llevado ya por no responder a un whastsApp, que ni siquiera he visto aún después de varias horas, de haber sido enviado.

    Digamos que para otra cosa que no sea charlar, sigo prefiriendo el ordenador.

    Besos

    ResponderEliminar
  55. jajajaja.... pues te recomiendo volver a escribir tu comentario completamente corregido y eliminar el que está errado, es lo que hace todo el mundo cuando se equivoca, si no, no podré escribir mi respuesta dividida en dos comentarios, jejejejejeje, no me molestaré al contrario, me agradaría que lo hicieras, besos!!!!!

    pd: borra este también, que no quede huella del error por ningún lado, tipo espías de la cia jijiji

    ResponderEliminar
  56. No soy adicta para nada al movil, recien hace 20 dias me regalaron un smartphone y la verdad es que muere de tedio. Lo uso para hablar, mensajes y como mucho, camara de fotos.Interesante el telegram pero no me interesa estar colgada de una misera pantallita. Feliz fin de semana (anticipado, pero deseado)

    ResponderEliminar
  57. María. Ya es parte del cuerpo, es un apéndice que nació con la evolución.
    Vivimos pendientes de él y hasta nos sentimos desnudos sin su compañia. Nos robó la independencia, nos robo el derecho a olvidarnos que tambien necesitamos un poco de intimidad.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  58. Pues adicto al móvil no llego a ser porque de momento me mantengo en la prehistoria de los teléfonos móviles, aún no he querido comprarme un smartphone o algo parecido, tactil y con android y demás... no obstante en mi viejo nokia, tipo bloque, con teclitas y demás si tengo instalado el whatsupp pero como es pesado escribir en él me da a veces pereza...

    No estoy en contra de las tecnologías y más si sirven para comunicarse con la gente y acercar a las personas, pero OJO hay un riesgo y es el del aislamiento y yo, que diariamente frecuento el transporte público, lo veo día a día, me apuesto un sueldo a que las personas que chatean tanto, si se encontraran con su interlocutor cara cara hablarían la mitad de los escrito....

    Deberíamos aprender a aprovecharnos de las tecnologías y no que estas absorvan nuestra vida social...

    A ti que lees esto, te propongo que, una vez cada cierto tiempo, a esa persona que está lejos y con la que se waseas a menudo, cojas una hoja de papel en blanco, un boli, y la cuentes algo por escrito, de tu puño y letra, lo metes en un sobre, pones un sello y lo mandas por correo... verás como ese mensaje escrito, solo por haberlo hecho asi, te resulta especial...

    un abrazo... y un beso....

    ResponderEliminar
  59. Bueno me cuestan algunas cosas, pero siempre estoy abierta a las nuevas tecnologías, y el móvil… no es que me vuelva loca, pero es necesario, aunque antes hemos estado sin él y bien a gusto. Yo más de una vez lo apago al salir, eso de que me controlen preguntando cada media hora donde estoy como que me molesta un montón.
    Bueno María, que me gusta tu entrada. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  60. Si no nos adaptamos a las nuevas tecnologías, nos vamos quedando atrás, así que no queda más remedio que meternos en la onda, amigos, porque ya no estamos en la edad de piedra, ahora estamos en la era de la tecnología, pero siempre, como con todo, con moderación.

    Muchísimas gracias por vuestros comentarios, un placer leeros, y teneros aquí en mi rincón.

    Poco a poco iré visitando vuestros blogs.

    Os deseo un feliz comienzo de semana.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  61. Saludos desde Miami...gracias a WhatsApp nos podemos comunicar con España!!!!
    Un beso,
    Yeli

    ResponderEliminar
  62. AMORA AMORA: Muchas gracias por tu comentario, y me alegro que también tengas WjatsApp. Un beso.

    ResponderEliminar
  63. No, lo utilizamos siempre en contadas ocasiones. Cuando es necesario.


    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  64. OLGA I CARLES: Gracias por vuestro comentario. Tengo que visitaros y también tengo pendiente responderos a lo que me preguntásteis. Un beso.

    ResponderEliminar

Tu opinión es importante. Muchas gracias.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...