domingo, 21 de septiembre de 2014

¿Cómo sientes la llegada del otoño?



Ya nada queda del verano, de aquellos días tan largos y calurosos, del aroma de las flores y su esencia, de los días de bromas y sonrisas, de ilusiones soñadas esperanzadas para emprender los vuelos hacia el lugar deseado. 

Ahora ya los días se han transformado en serios y formales, vestidos de color ocre dorado, de sonidos de despertadores anunciando la hora de madrugar para comenzar el nuevo día con obligaciones rutinarias, de padres estresados que van a sus lugares de trabajo, de jóvenes que empiezan a estudiar a la Universidad, o al Instituto, o niños dormidos caminando de la mano de sus padres hacia los colegios.

Mientras, las hojas secas de los árboles van cayendo al suelo, de una en una o de cinco en cinco, topando antes por las cabezas de esas personas que van deambulando moribundas por las calles con sus ilusiones rotas.

¡Qué diferente es el otoño del verano! ¡qué distinto es su colorido! ¡con qué frío se siente ya su llegada!


77 comentarios:

  1. Normalmente yo estoy deseando que llegue el Otoño, harto del calor veraniego, pero este año ha sido un verano intermitente así que no lo he llegado a aborrecer, sin embargo estaba deseando que llegara la lluvia y ya está aquí... :)
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  2. Yo antes veia el otoño como una estacion triste, ahora al conocer gente donde a la vez alli es primavera es mas facil llevarlo :)

    miro ahora el lado positivo , esas hojas son hermosas en las fotografias, esos cielos son romanticos con esos ocres anaranjados...

    yo viviendo en el mediterraneo aun calor, ahora tambien con eso de la prohibicion de fumar las terrazas siguen llenas, llueva o truene jajaja... yo no fumo pero es asi ...

    el frio si llegara y nos arroparemos en ese momento sofa, con alguna pelicula que nos bese el corazon nos haga sonreir ...

    lo que peor llevo es el horario, tan pocas horas de sol ... necesito mucha luz, asi que a salir mas por el dia :)

    junt@s lo llevaremos mejor ya lo veras ... <3

    Besitos muy dulces, siempre positivos preciosa, feliz Domingo

    ResponderEliminar
  3. A mi me encanta. Cuando la naturaleza se va a dormir y a descansar del intenso verano para luego despertar en primavera digamos que yo resucito.

    Me sienta fatal el verano, sobre todo por las noches que aquí son "intensas" y te obligan a dormir con el aire acondicionado puesto y ya no hablemos de los bajones de tensión y esa sensación de ir todo el día arrastrándome.

    ¿Y los colores tan bonitos de un jardín o un bosque en otoño?.

    Besos

    ResponderEliminar
  4. Ya se que en esto no estamos de acuerdo querida Maria, para mi el Otoño, es un precioso momento para la regeneración del medio. Lo veo como un descanso que se toma la naturaleza, que se complementa con el invierno y llega a su fin.
    Sin duda es mi estación, sus colores casi son míos, y hasta con ellos intento impregnar mi casa.Esos días que se acortan y me hacen sentirme tan cómoda en mi casa...La época en que más en paz estoy conmigo misma, atrás queda el verano, cuyos excesivos calores
    producen tanto desasosiego...
    En fin me he pasado, pero ya ves, casi no se nota que adoro el Otoño ¿verdad?
    Muchos besos guapa.

    ResponderEliminar
  5. Si vives en Valencia. La llegada del otoño es un alivio

    ResponderEliminar
  6. Aquí este verano fue casi un otoño, y ahora este septiembre llegó arrasando con calor y más calor...
    Ahora mismo por fin está lloviendo.
    Ya ni sé qué significado tienen las estaciones últimamente.

    Besos, María.

    ResponderEliminar
  7. Me gusta la lluvia y los días menos esperpenticos en luces, pero quizás echare un poco de menos esos gritos de los críos jugando y todo eso.
    Bueno, por contra ahora vendrán los colores mezclados y a cada paso habrá un cuadro para admirar.

    Beso

    ResponderEliminar
  8. hola maría, me alegra leerte de nuevo! yo este año el otoño lo recibo con los brazos abiertos, por la sencilla razón de que el pasado curso escolar para mí fue bueno, di muchas clases particulares a niños, que es lo que más me gusta, y este curso espero seguir haciéndolo. en cambio el verano no fue bueno, pero en fin, ya pasó y de todo se aprende.
    besos

    ResponderEliminar
  9. “Una balada en otoño, un canto triste de melancolía, que nace al morir el día. Una balada en otoño, a veces como un murmullo, y a veces como un lamento y a veces viento”. Joan Manuel Serrat.

    LLega el otoño y los días largos y soleados dan paso a otros más cortos y grises. El verano concluye y el otoño irrumpe en el calendario. A parte de sus colores encantadores, no me gusta el otoño y menos el invierno.. Soy de calor, de sol, de luz..
    Un beso Maria

    Feliz domingo

    Gracias por hacerte seguidora de mi blog

    Isa

    ResponderEliminar
  10. Siempre estuve enamorada-como quién dice del verano- quizá al tener dos perdidas seguidas en esos meses (que no esperaba) me de un poco lo mismos.
    El otoño nunca me gusto, sin embargo ahora en su tristeza como lienzo, me produce una sensación de fuerza.

    Espero que estes bien.

    Un beso María

    ResponderEliminar
  11. Supongo que cada estación tiene su encanto y también su parte negativa, aunque me quedo con la primera, en este caso.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Cada estación tiene su puntito, el otoño es una bajada de temperaturas que te permite salir y caminar por el campo pisando las hojas que caen de los arboles.

    Saludos

    ResponderEliminar
  13. A mi encanta y me revive el otoño. Es mi estación favorita.
    Tiene olores, sobre todo en el campo: madera, tierra, lluvia...
    Y nos regala preciosos atardeceres que fotografiar o plasmar en letras.
    Hay quien con las hojas hace collages preciosos y otras obras de arte, da para mucho el otoño.
    A mi no me importa la bajada de temperatura, me gusta.
    Noches largas, días cortos :)

    Besos

    ResponderEliminar
  14. Hola María,
    Para mí el otoño es una estación en colores ocres, amarillos, rojos y dorados. La época de la serenidad, de mirar hacia adentro, de disfrutar de a poquitos, la luminosidad que traemos del verano.
    Un abrazo grande...

    ResponderEliminar
  15. Este otoño se me presenta lleno de actividad y también de reconcentrada escritura. Una mezcla que espero cumplir...
    Besos.

    ResponderEliminar
  16. Me encanta la llegada de la primavera. Un saludo.

    ResponderEliminar
  17. Hola María a mí también me encanta el otoño, si tuviese la misma luz que el verano sería genial, me encantan sus tonalidades, los ocres los dorados, tan solo me entristece el menguar de los días.
    En el Levante estamos hartitos de pasar calor, necesitamos un poquito de lluvia "por favor"
    Besitos, Pilar

    ResponderEliminar
  18. Yo amo el otoño!!!!
    pero ahora tengo que comenzar a ver una primavera positiva,abrazos

    ResponderEliminar
  19. Hoy en Argentina es el Día de la Primavera", una fecha que festejan todos los jóvenes, ya que coincide con el Día de los Estudiantes.
    Si bien es una época preciosa, todas las estaciones me gustan, aún el otoño, hay magia en el color dorado de las hojas caídas, el piso se convierte en un colchón de emociones y el aire anticipa nuevas ilusiones. Lo importante, María, no es la estación sino que no perdamos nuestra propia esencia, así seguirán a nuestro lado todos los colores de la vida.

    Un beso enorme, querida María. Feliz comienzo de semana.

    ResponderEliminar
  20. Los árboles tienen un dorado muy hermoso, están otoñando para dejar paso a una nueva vida en la primavera. Es època de recogimiento y reflexión, de aprendizaje, es romántico también. Y por qué ponerte un negro en vez de un rojo? Sé única y original y ponte un amarillo chillón. La estación se lleva en el corazón y si tu quieres que siempre sea verano, así será.

    La felicidad para mí, es estar en paz conmigo misma y con los demás.

    Buena semana hermosa, muchos besos!

    ResponderEliminar
  21. El otoño es la vuelta a la actividad

    Climaticamente, por aquí, un alivio

    ResponderEliminar
  22. En realidad mi querida MARIETA tú ya has visto como me ha sentado este otoño a mi... he cambiado el chip, antes lo sentía como tú pero creo que como con todo nos emparanoiamos porque es cierto que cada estación tiene su impronta. A ver, objetivamente disminuyen las horas de luz .. a mi eso me influye muchísimo.. necesito al sol como las plantas para la fotosíntesis mental que me hago jajaja y no es broma.. además el verano aquí en le hemisferio norte va asociado a las vacaciones... así que tenemos motivos para desinflarnos un poquito.. sobre todo porque no sufrimos los rigores de un verano de esos de derretirse los pájaros.. que esos hacen aborrecer el calor... además, es verdad que cada vez está más loco el tiempo meteorológico a juego con el resto de las cosas de de esta vida..

    En fin, que el cambio del verano al otoño tiene su puntito como lo tiene todos los cambios .. su parte positiva de inmensa e indudable belleza y su parte negativa .. por estras tierras que si se pone a llover nos podemos olvidar de ver el sol... y eso es como el calor.. un poco vale!..pero tanta agua y humedad como para que nos salga moho en el cerebro .. pues mira ¡harta! en fin mi cielo...

    Ánimo preciosa, verás como encontramos la manera de no sucumbir al otoño si hace falta metemos la cabeza en el micro hondas para secarnos las ideas... y darles calorcito en caso de emergencia:-)

    Mil besos cosa guapa... Mmm qué bien ver que este blog que es elque yo tengo siempre a mano vuelve a estar vivito y coleando.. creo que aun asçí me enlazaré el otro para poder decirte algo porque en Googlle + a penas entro y he perdido la contraseña de Face jaja así que tampoco puedo ver nada ahí.. ¡¡un desaaastre!! eso es lo que soy.. pero meencanta verte cielo.. mucho.. dorada o verde .. tú estás reguapísma siempre .. ...
    Mmuaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaakkss! inmeeenso!!!

    ResponderEliminar
  23. Por aquí ya está la primavera. La juventud de pic nic en la playa aunque todavía está fresco, las carpas comienzan a armarse esperando a los turistas, los árboles poco a poco se van cubriendo de hojas y las palomas buscan refugio para anidar a sus pichones. Aquí y allá la vida continúa.
    Besos María

    ResponderEliminar
  24. QUizá una ráfaga de viento helado de otoño apague mi vela... quizá... entonces lloraré por lo que quería y no quiero, entonces echaré de menos la tenue luz que aún le quedaba.

    Besos corazón de cereza.

    ResponderEliminar
  25. Solo le haga un reproche al otoño: que sus días sean cada vez más menguados de luz. Todo lo demás me encanta y saludo alborozado su llegada.

    Otra cosa bien distinta es el "otoño de la vida"...Pero de eso platicaremos otros día...

    Besos, María

    ResponderEliminar
  26. Otoño= lo que hay enmedio de las chanclas y las botas

    ;-)

    ResponderEliminar
  27. No siento nada ya que siempre es verano en Miami y en mi corazón
    besos

    ResponderEliminar
  28. Yo aún lo miro de lejos :)

    Besos dulces de primavera.

    ResponderEliminar
  29. Me encantan los otoños tanto que, si yo fuera rica, me compraría una vida llena de otoños.

    Un beso. Franziska

    ResponderEliminar
  30. Yo ya tenía ganas, ya que mucho calor agobia, y los veranos cada vez son más cálidos y penosos. Aunque a mí, ya ha empezado a picarme la cabeza, ya no sé si será por la llegada del otoño, o porque tengo piojillos blancos.

    Besos María.

    ResponderEliminar
  31. Hola María, aun no lo siento porque aun no me he hecho a la idea de que ya se terminó el verano. A buen seguro me aliaré con le otoño porque no me queda otra. Mejor hacernos amigos y llevarnos bien con él, él no puede irse, tiene que hacer su acometido en la tierra. Y es bueno que las cuatro estaciones lleguen cuando las corresponda.
    Saludos y besos

    ResponderEliminar
  32. El caso es que todavía no siento la llegada del otoño. Es cierto que se aleja el verano pero me siento como en terreno de nadie, en espera de que sentir el otoño...

    En mi vida, la estaciones climáticas no llegan cuando lo dicta la posición de la tierra respecto al sol. Llegan cuando llegan, ingobernables, por sorpresa, mostrándose en detalle casi imperceptibles que solo el alma puede interpretar.

    Como decía antes, cuestión de sensibilidades...

    ResponderEliminar
  33. Veo caer las hojas de los álamos y su figura se agranda se percibe. Y entre la sombra que provoca veo caminar a Don Antonio, por su Soria vendita.
    Un beso

    ResponderEliminar
  34. Aquí en Castellón el otoño llega de puntillas, sin hacer ruido, casi como quien no hace la cosa. Pero de momento uno se ve con que ya apetece ponerse la chaqueta y con que el ocre predomina sobre el azul del mar. ¡Bello otoño!

    Besos.

    ResponderEliminar
  35. Es cierto que el otoño representa el regreso a la normalidad y la rutina, pero eso también es necesario, nos da la seguridad de lo ya conocido, además es una estación preciosa, los árboles sacan sus hojas de colores y parece una segunda primavera, añadiría también que se hace la vendimia, se recogen las manzanas... No me parece una estación triste, aunque ya las temperaturas sean frías y muchas mañanas nos despertemos con heladas, con lluvias, pero aporta la variedad de las estaciones.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  36. Para i el otoño es la peor época, se acaba la luz, el sol, los días largos, el calor, la cervecita, las minifaldas, las terrazas, las piscinas, las raciones.... se acaba todo lo bueno.

    Besos

    ResponderEliminar
  37. Lo siento con verdadera envidia, María, porque sé que aquí no llegará. No hay ojas que caen, ni olor a lumbre y castañas asadas, ni días grises con ratos de lluvia... Una pena. Con lo que a mí me gusta...
    Ya estoy aquí ;)
    Abrazos

    ResponderEliminar
  38. Ya sabes mis sentimientos de cara al otoño, la vida pierde los colores como el campo también pierde sus variedades de verdes que se tornan pajizos y sin color.

    Saludos

    ResponderEliminar
  39. No podia comentar xd, el otoño a mi no me gusta nadaaaaaaaaaaaaaa
    bss

    ResponderEliminar
  40. María. Aunque acá comienza la primavera, extraño el otoño mi estación favorita. Con sus dorados y sus veredas cubiertas de hojas secas como cartas que lleva al viento a los rincones para morir en recuerdos. Mirar a través de la ventana la llovizna que empaña el vidrio y juega con las siluetas de las personas al pasar apresuradas por llegar a sus hogares, donde seguramente los espera una taza de café caliente y largas charlas que el verano tórrido dejo olvidadas.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  41. Creo intuir por tu nostálgico relato, que te gusta más la primavera y el verano.
    Yo soy de las de mayo a septiembre, cuando el sol luce con fuerza y las noches son cálidas, aunque los colores del otoño son una maravilla.
    Me encantó tu escrito de la entrada de estación.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  42. Hola,
    pues cada estacion del año tiene su encanto, a cada estacion le tocacsu momento, sin mas debemos aceptarlo y saber acompañar el momento.
    Saludos

    ResponderEliminar
  43. Dices que ha llegado el otoño... Me voy corriendo a preparar cesta y navaja: tiempo de setas, también.
    Abrazos otoñales

    ResponderEliminar
  44. A mí en sus primeros días, cuando cae el calor del verano, lo recibo con alegría; luego con sus colores dorados me encanta. Lo que no soporto, lo que me baja el ánimo es cuando viene acompañado de niebla y frío, cuando se va pareciendo al invierno.
    Muy bonito escrito, María. Lleno de dulzura y sensibilidad.
    Besos y sonrisa otoñal.

    ResponderEliminar
  45. María, paso a dejarte mis saludos y un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  46. Yo ahora mejor que antes, pero todavía no está de lleno aquí.
    Un beso

    ResponderEliminar
  47. Estoy contento porque se acabó el calor pero, peroooo, perooooooooo el otoño es tristón. Al principio, no pero poco a poco llena de tristezas el día a día.

    Besos.

    ResponderEliminar
  48. Ya empiezan a lucir los colores otoñales por estas tierras. Una explosión cromática que cuando brilla el sol le saca unas destellos dorados de ensueño.

    He estado un tiempo alejada de los blogs y pasaba a dejarte mi cariñoso saludo María.

    ResponderEliminar

  49. Cada estación tiene su equilibrio, su enseñanza...
    Lo llevo bien.


    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  50. Quiza el otoño nos apaga los colores pero nos da paso a saborear el fuego de la chimenea.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  51. Aunque el principio del Otoño es lento, no invade por completo...enseguida llena de escasa luz, de tristeza y dolor la calle y mi vida.
    Puede que no me guste demasiado por eso, porque es cuando mis dolores están "más en alza".
    Hoy. parece verano. Tenemos casi 28 grados y en el Norte eso es atípico totalmente. Por eso me alegro, porque aquí cuando entra se acomoda esa media estación que en nada se parece al verano casi 9 meses. Podría decirse que tenemos un largo Otoño cuando a mí lo que me gusta es el verano, el calor, la luz, el sol.
    Siento el Otoño en mi piel marchitarla un poco cada día.

    Un beso, María.

    ResponderEliminar
  52. toda estación tiene su belleza
    el otoño d e por si me gusta mucho
    porque se me hace el tiempo delicado , lleno de amarillos de energía para pensar y crear....

    una manera de estar más en íntimo contacto con la Tierra y con uno mismo

    ResponderEliminar
  53. El Otoño todavía sabe a verano.

    Excepto por que el monte está lleno de setas..

    y los hayedos de hojas.

    beso
    S

    ResponderEliminar
  54. Por aquí , todavía no se han caído demasiadas hojas.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  55. Me encanta el otoño por sus colores y sus hojas.
    He estado un poco ausente del mundo virtual por falta de tiempo pero no me olvido de mis amig@s, ni de sus hermosas páginas.
    Te dejo mis saludos. Que tengas una linda semana .Hasta pronto!!
    Abrazos inmensos 

    ResponderEliminar
  56. Gracias por tu visita María, llenando mi día de color.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  57. Hola María!!! paso a dejarte mis saludos y un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  58. Esperemos que todo el mundo no lleve sus ilusiones rotas, Un beso.

    Y que lluevan ilusiones igual que lluevan hojas en medio de la lluvia.

    ResponderEliminar
  59. Hola María, leyendo los comentarios anteriores no cabe duda que el otoño es bienvenido en la mayoría... Me sumo a ellos. Aunque comprendo lo que pueda significar para otros.

    Un gran abrazo. También a mí me alegra volver a leerte.

    ResponderEliminar
  60. Este año lo he aceptado mejor, antes lo llevaba mal.

    Estoy contenta :)

    Muchos besos

    ResponderEliminar
  61. Hola, María,:
    Siento la llegada del otoño con ganas y con fuerza.
    Me gusta el otoño, la sensación de cambio y de diversidad frente a la monotonía del estío.
    Me gusta que la vida adquiera un color diferente, alejado de la monocromía brillante.
    Incluso disfruto viendo los cuerpos cubiertos de forma sugerente y alejados de la vulgaridad camisetera y chanclera del verano.
    Me gusta el otoño y aún más el invierno.
    Feliz martes, María.

    ResponderEliminar
  62. He de comentarte que por aquí, en Palma, sigue la temperatura alta, los días soleados, incluso hay atrevidos que aun nadan en el mar. He de comentarte que para mi el otoño está lleno de colores, distintos al del verano, pero igual de bellos. He de comentarte, que estos primeros días de noviembre, salvo por la lluvia, el sol ha vuelto hoy con fuerza, y se han borrado todas las nubes del cielo; dejándolo limpio y bien celeste. Y por último, la gente aún continúa en mangas de camisa, los que somos un poco mas frioleros, pues nos vamos poniendo un abrigo, y por la noche da gusto meterse bajo el edredón calentito y empezar a soñar bien tapados. Para mi el otoño también tiene su encanto.
    Gracias por tu visita a mi blog. Te esperaba desde hace tiempo, y te conozco de tantos blogs que frecuentamos. Incluso ya conocía tu espacio.
    un beso

    ResponderEliminar
  63. A veces se desea que llegue pronto porque a veces es mucho tiempo con calor encima , otoño para mi es serenidad, añoranza y aveces hasta dulzura paz sociego, y inclusive tristezas que afloran , bello texto, bella foto , besos desde mi brillo del mar

    ResponderEliminar
  64. Otoño en muchos lugares del mundo es la estación más bonita por el colorido que origina la caída de las hojas y la llegada de la nieve, una primavera inversa. Pero en todos los lugares del mundo es una vuelta a la rutina que marca nuestra vida, una especie de uniformidad en el vestir y un abatimiento de ideas y propósitos. Nada es perfecto...

    ResponderEliminar
  65. Me gusta el Otoño
    Y la luz que se cierne
    sobre la naturaleza
    suave como un arrullo
    preparando su florecimiento
    luego del invierno.
    Me gusta vivir todas las estaciones
    con intensidad mi querida María.
    Un gusto visitarte .

    ResponderEliminar
  66. Me gusta el otoño por su diversidad de colores que no hay en otras épocas del año, para gustos estásn las cuatro estaciones. Como soy muy friolera prefiero el verano.
    Un abrazo Maria y gracias por tu visita a mi blog.

    ResponderEliminar
  67. Yo siento ya la llegada del invierno María, Besos cálidos.

    ResponderEliminar
  68. El otoño es una estación preciosa, claro a mi no me gusta el verano, y cuando llega es un colorido precioso, y las calles tienden a extender su alfombra de hojas que me anima a pasear.
    No me importan los días más cortos, aunque si me importa que me impongan horarios y estomago proteste al cambiar las horas, aun así sigo viviendo mi otoño que a mi tanto me gusta. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  69. Hoy he sentido algo especial. Corría por toda Córdoba una brisa muy agradable y a veces me ocurre que las cosas aumentan su color...el verde es más verde, el azul es más azul...el color de los coches, la ropa de la gente...Todo parecía hecho para disfrutarlo con la mirada.
    Esta mañana también era muy dulce en recuerdos. Caminaba en manga corta saboreando como el viento tocaba mis brazos y mi cara; aumentaba la agradable sensación de sentirme vivo en un día que no era de otoño sino, de primavera. Esa sensación me ha durado todo el día.
    Hay un tema musical de Ludovico Einaudi que me hacía sonreir por volver a revivir cosas que se guardan como los detalles más bonitos de la memoria. Con frecuencia, me adorno de bellos pensamientos y disfruto de mi interior esbozando una sonrisa que confunde con la de un loco en una acera. La planta de mi pie me daba buén ánimo a cada paso y adivinaba cada imperfección del suelo en cada pisada. Todo estaba en su sitio perfecto en el momento perfecto...
    Son tantas cosas por descubrir en mi corazón y tantas cosas por hacer que la lista es interminable. Supongo que mis momentos de soledad son fruto de lo que tanto he buscado.

    Ya pasan las doce de la noche y es hora de dormir pero antes, quiero volver a escuchar "Una mattina" de Ludovico Einaudi.

    ResponderEliminar
  70. No veía el momento de entrar en este espacio. Hoy es el día, hubiera preferido ayer, pero no quería que llegara a mañana. Estoy encantada de pasear por tu bloc e ir descubriendo poco a poco tus reflexiones tan acertadas. El otoño, por ejemplo, aunque bañado de colores cálidos, no es muy bienvenido por mí. Me quedo con lo vivo de la primavera y el fuego del verano :)
    Un abrazo, María.

    ResponderEliminar
  71. todavía remolonea un noviembre de ocres. No quieren amarillear más. Ni que les dé de frente el frío ensordecedor, que se resiste.

    Otoño no es para pensarlo dos veces: es la hermosura total!!!!


    besos

    ResponderEliminar
  72. Cada época del año tiene su propio encanto, el otoño tiene muchos, me podría quedar por ejemplo con el olor a castañas asadas en las calles...

    Gracias por tu amable comentario

    Abrazos

    ResponderEliminar
  73. Es una época bonita. Como las otras tres, tiene su singularidad. Las tonalidades de los bosques caducos preparándose para despojarse de sus hojas y recibir al invierno. Los olores que percibimos, la temperatura y la luz que nos invita al sosiego y recogimiento. AL disfrute de los alimentos de temporada, al paseo aprovechando el tibio sol de la tarde. Tiempo para la alegría.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  74. Cada estación en su tiempo y a su modo y con su encanto propio.

    Besos y amor
    je

    ResponderEliminar
  75. Hola Maria , la verdad esque sí que tarde o temprano el otoño acaba llegando , a mí desde el mes pasado el otoño me trajo un tratamiento nuevo por mí enfermedad , que esquema un tratamiento poco delicados y con el efectos secundarios a mogollón y que hace menos de 15 días estuve ingresada por urgencias , por un desareglo de oxígeno y medicación , y menos mal que ya voy un poco mejor así qsue te puedes hacer una feliz idea de lo que me Trajo a mí el otoño , me alegro de verte y de volver a saber de ti amigas besos de flor .

    ResponderEliminar
  76. El otoño... una estación que agrada a la mayoría, pero hay personas, como a mí, que no nos gusta esta estación, que nos enfría el cuerpo y la mente y nos llena de nostalgia.

    El otoño... la llegada del frío, del tiempo de oscuridad, de días tan cortos, de calles tan vacías, de recogimiento, de invernar... pero todo a de pasar, y todo a de llegar... nada permanece quieto, y cuando nos queramos dar cuenta nos encontraremos otra vez con el verano.

    Gracias amig@s por compartir vuestra mirada interior, me encanta que con vuestros comentarios me hagáis reflexionar viendo de otro color el otoño.

    Sigo estando por aquí, aunque vaya más lenta, igual a vuestros blogs, pero esperarme, que llegaré.

    Gracias a tod@s por seguir aquí, acompañándome, me hace mucha ilusión leeros.

    Un beso.

    ResponderEliminar

Tu opinión es importante. Muchas gracias.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...