viernes, 14 de noviembre de 2014

¿Necesitas del silencio?



No sé si a vosotros os ocurrirá lo mismo que a mí, que en algún momento del día necesito detener el tiempo que se vive en la jornada, entre las horas de la rutina y del estrés, hacer que el reloj se pare por unos minutos para que, con ellos, también se detengan los problemas.

Necesito estar en silencio para reencontrarme conmigo misma, es como dejar a mi alma reposar para llenarme de oxígeno, para renovar mis energías, para conversar y reflexionar con la voz callada y escucharme en soledad.

Necesito abrazarme a mí misma, escuchar mis latidos, las teclas de mis palabras, conocer el sonido de mis besos, la música que ofrecen mis abrazos, oir el ritmo de mi respiración, necesito conocer el sonido de mis pestañas cuando cierro y abro los ojos.

Necesito saborear desde la quietud del silencio y la profundidad del interior, las pequeñas cosas que son tan importantes y que apenas aprecio cuando se escuchan ruidos.

Necesito detenerme durante unos minutos al día, en la atmósfera del silencio, para conocer y poder disfrutar después mucho mejor del sonido de los relámpagos que nos ofrece el universo de la vida.


60 comentarios:

  1. Mmm MARIETA .. No sé si seré la prime supongo que no, me enrollo taanto que lo dudo pero a ver si tengo suerte! voy a escribirte a tooda pastilla jajaja

    Tanto como hablar ( que lo hago y lo necesito tanto como respirar :-) necesito el silencio, en mi caso tengo que escaparme para encontrarlo... hay un lugar en la cosa que es donde voy cuando necesito estar sola, tengo hasta mi roca particular... ese lugar, haya sol, llueva o sople el viento que parece que vas a salir volando es el mejor lugar del mundo para escuchar al silencio y acurrucarte en él.. está en La Guardia, la frontera entre España y Portugal.. la frontera entre el silencio y el ruido para mi. No quiero alargarme más a ver si llego a tiempo de darte el primer beso de esta entrada.. a ver!

    Mmuuuaaaaaaaaaaaaaaaaaaakkkssss!! inmeeenso con Eco silencioosoooo !!!!

    ResponderEliminar
  2. jajaja gracias por subirlo tan rapidito jaja

    Con las prisas te escribí en la cosa y quería decir en la COSTA ;-) en fin... me hace ilusión ser la primera en compartir silencio contigo mi cielo..

    Otro montón de besos y dulces y silenciosos sueños;)

    ResponderEliminar
  3. El silencio es una necesidad, una virtud muchas veces y dependiendo de los momentos dice mucho. Yo soy muy silencioso, tanto que incomodo al resto muchas veces, puede que en un mundo tan ruidoso, sea un bien preciado.

    Besos con mucha dulzura en silencio.

    ResponderEliminar
  4. Pues... María... vivo dentro de tanto silencio desde hace casi casi dos meses ya, que no sé si sería capaz de soportar ni un poquito más de él.
    Supongo que teniendo un tantín de paz, sería más fácil. Pero encontrarme (más) en el silencio, sería hallar trocitos de mi alma... y no deseo... no por ahora.
    Tú me entiendes.

    Te abrazo, buena amiga.

    ResponderEliminar
  5. El silencio es el combustible que me permite un desarrollo vivencial e intelectual sin el que estaría muerto hace mucho :)
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  6. Silencio, solo silencio
    Profundo silencio en mi pensar
    Ventanas abiertas al infinito
    Ninguna palabra
    Sentir, SOLO SENTIR...
    La verdad.
    Mi sólida verdad...

    ResponderEliminar
  7. Si, por supuesto que se requiere del silencio para estar con nosotros mismos, es esencial

    Besos, María

    ResponderEliminar
  8. El silencio es importante más de lo que creemos, es la base donde se forma el pensamiento y su reflexión, quizás muchas veces si los silencios,esos espacios como el que tu necesitas y creo que todos,viniese más a menudo no tendríamos tantos probemas, como nos causan las cosas que solemos hacer por impulso.
    En el silencio esta la meditación y un viaje a nosotros mismos para lograr entendernos y entender lo exterior.
    Me encanto tu entrada María un saludo.

    ResponderEliminar
  9. Existen esos momentos en silencio que nos hablan más que mil palabras. Si la vida la pudiéramos controlar con un mando a distancia, creo que más de una vez pulsaríamos la tecla de pausa.

    Abrazos. Buen finde.

    ResponderEliminar
  10. María, algo bastante frecuente en las personas con sensibilidad, con inteligencia: eso se llama saber vivir el momento.

    Ya dijo L. van Beethoven aquello de "No rompas el silencio, si no es para mejorarlo".

    Besos.

    ResponderEliminar
  11. A veces es necesario y viene muy bien esa relajación. Besos y feliz día.

    ResponderEliminar
  12. El silencio es deseable a veces, el ruído controlado en muchos momentos es la salvación, la distracción es recomendable, al menos para mí

    Muy bonitas tus palabras.
    Besos.

    ResponderEliminar
  13. Unos instantes a solas contigo mismo van bien para equilibrate.
    Ultimamente el silencio comparte mucho tiempo conmigo.
    Estoy de acuerdo contigo.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. hola maría! me pasa igual que a ti, las conversaciones tumultuosas me alteran mucho. y por otro lado, me parece muy acertado el dicho de "si lo que vas a decir no es más bello que el silencio, mejor calla". y es que la gente es muy bocazas.
    besos

    ResponderEliminar
  15. El silencio ya no sólo que se necesita, sino que además creo que es aconsejable.

    Besos María.

    ResponderEliminar
  16. Yo llevo tanto tiempo así que un día publiqué esto:

    Abrázame, añorada soledad,
    acógeme bajo tu dulce manto
    y bébete las gotas de mi llanto.
    Ayúdame a desterrar la ansiedad

    que, a veces, mi garganta atenaza
    y me asfixia, me impide respirar.
    Enséñame a los males desviar,
    a fabricarme una fuerte coraza,

    a convertir en fuerza el desaliento,
    a tener un momento de sosiego,
    a no darle a mis nervios alimento.

    Muéstrame, ansiada soledad,
    cómo tener tu dulce compañía
    si no puedo estar sola de verdad.

    ResponderEliminar
  17. Como no sentir esa necesidad, de reencontrarse con el silencio, la paz, aunque solo sea unos minutos al día. Un beso María.

    ResponderEliminar
  18. Solo se puede crear bien, incluso a uno mismo, desde el silencio.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  19. Momentos de paz, de tranquilidad, de silencios, creo que todos lo necesitamos, incluso para evadirse de este mundo donde vivimos.

    Me gustan estos momentos de silencio pero que no dure mucho, soy de mucha movida.
    UN beso Maria
    Isa

    ResponderEliminar
  20. estamos en silencio siempre a pesar del ambiente que nos rodea

    ResponderEliminar
  21. Pues depende de los días, los hay en el que lo necesito como el pan que me como y en cambio hay otros en los que me alegra estar sin él.
    Un justo medio en mi caso.

    Besos, mi dulce María.

    ResponderEliminar
  22. Yo también lo necesito María, llenarme de ese silencio de los bosques...y apartarme de tanta algarabía del mundanal ruido. Cada día estoy más agustito en mi silencio, cada día más.
    Te dejo mi abrazotedecisivo y mi deseo de que todo esté bien y pases un magnífico fin de semana. Muacks guapa.

    ResponderEliminar
  23. Tenemos que aprender a escuchar al silencio, él nos serena y nos aclara muchas dudas.
    Besos María

    ResponderEliminar
  24. Si María, el silencio nos aporta la paz y el equilibrio, que a veces perdemos con los ruidos y problemas de la vida...Saber estar en silencio con nosotros mismos, es saber encontrar nuestra fuerza y nuestra esencia...Mi felicitación por esta entrada, que nos deja la profundidad e inmensidad de tu alma, amiga...Mi abrazo inmenso y feliz finde...
    M.Jesús
    Me encanta la foto que has puesto y tú sabes porqué...(sonrío)

    ResponderEliminar
  25. Pues si María, para mi es imprescindible.
    El silencio es como una melodía que se entiende en todo el mundo, es paz, es el idioma del corazón. No existe ningún sedante mejor para quienes padecemos por la intensidad de la vida que llevamos, hace el mismo efecto que el sueño, en el que nos introducimos en contacto directo, con el silencio maravilloso. Para mi es imprescindible, allí me escapo con frecuencia, y es donde me siento más en paz y dichosa. Creo que hasta la mente, debe dejar de funcionar para conseguir esa paz y ese silencio verdaderos.
    Las aglomeraciones, los gritos, el gentío, me agobian.

    Muchos besos preciosa. Todavía me queda...pero va.

    ResponderEliminar
  26. Cada vez me gusta más el silencio.
    Es educado, respetuoso y tolerante.
    Lo adoro.

    Besos.

    ResponderEliminar
  27. Que te voy a decir, mis silencios son como mi túnel....
    hay cosas que tarde mas de 20 años en decirlas.
    Un beso, este es el segundo jaja

    ResponderEliminar
  28. Cuando encuentro ese momento para estar conmigo misma, estoy tan cansada que me quedo dormida.

    ResponderEliminar
  29. Hola Maria...
    SI... necesito silencio, para pensar.
    SI... necesito silencio, para recordar.
    SI... necesito silencio para oír la música como penetra en mis oídos.
    SI... necesito silencio para disfrutar de los buenos momentos vividos.
    NECESITO SILENCIO PARA ESCUCHAR LOS SONIDOS DEL SILENCIO..
    SILENCIO, por favor.. SILENCIO...

    Un sonoro abrazo...

    ResponderEliminar
  30. Sí, lo necesito y empiezo a amar esos silencios.

    Lo has descrito muy bien, creo que son necesarios.

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  31. Hola María
    Te vine a visitar ahora un momentito, no tengo mucho tiempo... elijo escribir para aprovecharlo. Gracias por dejarme en mensaje, te respondí allí mismo.

    Por supuesto que necesito del silencio y mucho, digamos que soy solitaria y si no tengo instantes para mí me siento muy mal.
    Es que soy hija única, de niña tenía que hacer de todo para entretenerme sola: leer y escribir era mi amado juego.

    Un besito

    Pd mi gatita está muy posesiva, no me deja respirar, pero la adoro.

    ResponderEliminar
  32. A veces el silencio es buen compañero,calma el alma , da paz y deja libre el pensamiento ...

    yo soy poco silenciosa la verdad

    Besitos dulces preciosa

    ResponderEliminar
  33. Es normal lo que dices, esta vida ajetreada no conduce a nada, la gente corriendo todo el día, y su alma en un rincón, es normal querer saborearla un rato. Besos para ti.

    ResponderEliminar
  34. Mi querida María, es fundamental encontrar diariamente ese momento de soledad, donde una puede reencontrarse consigo misma y sobretodo con su esencia interna, que tiene la respuesta a muchas de las dudas y temores que nos acechan.
    besos

    ResponderEliminar
  35. Conozco de esos momentos, tan necesarios. No puedo abusar porque entonces aprovechan mis demonios para acecharme.
    Mil besitos, María y buen finde.

    ResponderEliminar
  36. Es necesario escucharse de vez en cuando y, esos silencios hacen mucho bien: quien mejor que una para saberlos disfrutar y sobre todo desconectar.

    Un besazo guapísima.

    ResponderEliminar
  37. uuffff una reflexión fantástica si el silencio sereno y dulce que nos permite bebernos y alimentarnos y disfrutar como dices de las pequeñas cosas , claro que sí muy necesario además , y en la foto estás mu guapa sabes tu sonrisa desnuda tu alma hermosa serena eres grande bello reflejo en el medio de ese inmenso mar , besos desde mi brillo del mar

    ResponderEliminar
  38. Creo que es tan necesario como el aire y el agua.

    Un beso preciosa, desde "mis silencios"

    ResponderEliminar
  39. Preciosa reflexión, María. Yo también valoro el silencio como un preciado tesoro que nos ayuda a ir al interior, conocernos a nosotros mismos y clarificar la mente

    ResponderEliminar
  40. Adoro la tranquilidad. El silencio para mi es fundamental.
    Comparto tus pensamientos.
    Un beso

    ResponderEliminar
  41. El silencio siempre es necesario para cargar el alma de energía. Precioso tu texto, María.

    Un beso muy, muy grande.

    PD- Vendré a leerte, aunque no publique. Es que ando con unos proyectos que quiero concretar y tener el blog en activo, me dispersa.

    ResponderEliminar
  42. Para mi también el silencio es imprescindible, y la soledad. Lo necesito para crear, sacando de mi interior la belleza oculta, para escucharme a mi misma, para comprender el mundo y las personas...

    ResponderEliminar
  43. Que bonita prosa donde expones los deseos de ciertos momentos.
    Yo, al revés, tengo tantos y tantos ratos de silencio, que necesito distraer los pensamientos con ruidos del exterior, pero creo que eso pasa con la edad...cuando ya nadie te necesita de diario.
    Me ha encantado Maria.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  44. María cómo me alegra leerte de nuevo.
    Participo de la compañía de ese silencio sonoro que nos llena.
    Besos

    ResponderEliminar
  45. Hola Marìa. Me gusta tu reflexiòn que comparto.
    Cada vez aprecio màs el "silencio", escuchar los sonidos de la naturaleza en la que vivo y de mi conciencia.
    Busco a menudo la soledad quizà porque casi siempre estoy rodeada de gente
    Me alegra haberte encontrado.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  46. Yo también soy de esos que necesita por lo menos unos minutos de soledad al día. Antes pasaba horas solo y no me consideraba un lobo solitario ni un tipo raro. Creo que conocerse a uno mismo y estar solo hace que luego puedas ser mejor persona y asimilar las cosas de una manera más fácil. Ahora me es más difícil tener esos momentos y después de leerte voy a ver si me busco uno ya ;-)

    ResponderEliminar
  47. Síiii, lo necesito, lo busco, sí, es un descanso para la mente y el alma. Es más, busco sitios donde no haya ruido, me alejo del caos de la ciudad. Para mí es muy necesario.

    Besotes!

    ResponderEliminar
  48. Es muy no necesario el silencio, aunque no siempre se consiga encontrar. Como bien dices hay que saber disfrutar de esos momentos.
    Besos Maria.

    ResponderEliminar
  49. En el silencio vivo
    del silencio me nutro
    de él respiro
    porque él está lleno
    de verdades profundas
    y de días auténticos.

    Hace tiempo que no comunicamos
    pero hoy tu silencio
    ha bastado
    para volver a tí
    sin prisa y con cuidado
    y unas palabras dulces quisiera
    colgar de tu espacio:
    mi silencio no se debió al olvido.
    Eso es todo lo que digo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  50. Cada día un rato en silencio. Y cada semana, un rato más largo: de ahí mis excursiones por el campo...
    Lo más difícil, sin embargo, es callar el ruido interior.
    Besos.

    ResponderEliminar
  51. Hola: acabo de llegar tu blog y me gusta mucho la variedad de temas que tratas. En este momento me interesan mucho este tipo de reflexiones por lo que he creado un blog dedicado a los jóvenes y al uso que hacen de las nuevas tecnologías. Te invito a visitarlo: http://cativodixital.blogspot.com.es/ Ya me tienes por aquí. Gracias.

    ResponderEliminar
  52. Yo lo llamaría necesito unas «vacaciones de mi mismo»... Y luego empezar de cero.

    ResponderEliminar
  53. Esta necesidad de silencio creo que es algo que casi todos sentimos, estamos rodeados de demasiado "ruido", está bien parar el tiempo necesario para sentirnos y escucharnos a nosotros mismos

    Abrazos

    Barcelona Blanco y Negro

    ResponderEliminar
  54. Pues, muchas veces sí, siempre que no sea impuesto, la soledad y el silencio son necesarios.
    Gracias María por siempre acordarte de mi.
    Un gran abrazo.
    Ambar

    ResponderEliminar
  55. A través del Silencio podemos descubrir la alegría de la vida.
    Vivir la vida en Silencio es nuestra recompensa spiritual.


    Un abrazo María.

    Gracias.

    ResponderEliminar
  56. A veces esos silencios inesperados logran que nuestra paz interior se restablezca.

    Saludos,

    ResponderEliminar
  57. Qué sería de nuestra vida sin esos momentos íntimos y necesarios que nos damos. Sólo el silencio nos da la oportunidad de escuchar más allá de la mente.
    Un saludo
    mj

    ResponderEliminar
  58. No sólo necesito el silencio, sino que me encanta. A veces, me molesta hasta la música si no la he elegido yo.

    Hay demasiado ruido y demasiadas interferencias en nuestra vida. Me abruma.

    Veo a mi alrededor mucha gente que no escucha porque ha perdido la costumbre. Les hablas y ellos tienen la mente en "ruido" y los dedos acariciando la pantalla del su teléfono móvil.

    Silencio, po favor.

    Un beso, Maria.

    ResponderEliminar
  59. ​El silencio... ese que tan veces es necesario ​y nos ayuda a fortalecernos para seguir caminando.

    Mil gracias a tod@s por vuestras aportaciones con ellas podemos ver los distintas miradas de cada un@ en éste tema que nos ocupa, porque compartiendo todos crecemos cada un@.

    Poco a poco me iré poniendo al día con vuestros blogs.

    Un beso.

    ResponderEliminar

Tu opinión es importante. Muchas gracias.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...