martes, 18 de enero de 2022

"Dejar atrás / Pirámide" (Semanas 1, 2 y 3)

Gracias por volver con tu propuesta Sindel


Antes de nada quiero desearos un feliz año a tod@s, y pediros disculpas por tener este blog algo abandonado, aunque no os he dejado de leer en ningún momento, pero ya sabéis que las obligaciones hay que atenderlas primero, porque esas no se pueden desatender. Y es que la verdad es... ¡tan fascinante este mundo de letras! que a mí me inyecta vida, necesito respiraros... sentiros... así que, en la medida que me sea posible, aunque sea, al pasito de la tortuguita, aquí estaré, intentando caminar también desde este rincón, que fue aquí dónde nacieron mis primeros latidos, fui creciendo y donde gracias a este blog a muchos de vosotros os conocí.  

Así mismo aquí fue donde tanto disfruté con las propuestas de Sindel, que sin faltar año tras año, he ido participando, así que desde hoy la doy la bienvenida y feliz de tenerla nuevamente entre nosotros, me uno a su iniciativa, y así lo haré siempre que pueda, aportando mi granito de arena en su interesante propuesta de las palabras.

Hoy participo desde esta entrada en las tres semanas primeras, con las siguientes palabras,


DEJAR ATRÁS / PIRAMIDE


Dejar atrás los días de lluvia,

la niebla gris oculta

tras la mirada desde mi ventana,

los momentos de nostalgia,

la monotonía que arrastra cansancio.


Porque todo pasa,

todo se transforma,

todo vuelve a brillar...


Y la piel aflora,

y el crepúsculo del alma exclama,

abrazando la pirámide de esperanza,

para sentir la felicidad

atrapada entre mis dedos.




sábado, 16 de octubre de 2021

"Viajando por el mundo"












Este año está resultando viajero para mí. Todo lo que no viajé el año pasado por culpa de la pandemia, este año estoy aprovechando bien. 

Hace unos días regresé de un viaje de Francia. La verdad es que ya conocía algo de ese país, pero me ha resultado grato volver a visitarlo, aunque lo primero que me encontré nada más llegar fue con una manifestación.

Me encanta su paisaje tan natural, verde y montañoso. Son preciosos sus monumentos, museos, basílicas, jardines, plazas, calles. 

Me llamó la atención la limpieza que hay en sus calles. Lo que no me gustó nada era su horario a la hora de comer y cenar, los franceses lo hacen muy temprano, así que no me quedó más remedio que adaptarme los días que estuve allí.

Allí los precios están por las nubes. La ropa, el calzado, la vivienda. Tomar un café suponía tres euros y pico, una cerveza cinco euros, y los menús muy caros, ya solo una ensalada costaba alrededor de quince euros. 

Una cosa que me llamó la atención es que en en las cafeterías y restaurantes te ponen siempre agua gratis del grifo, y los perros pueden entrar dentro. 

Y la gente allí se mueve mucho con bicicleta y patinetes, y van en sentido contrario a los coches.

La verdad es que me encanta visitar otros países para descubrir otras costumbres. Me resulta gratamente enriquecedor. Y aún me queda pendiente algún viajecito más por hacer en este año que también os contaré a la vuelta.

¿Y a vosotros os gusta viajar a otros países?


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...