jueves, 6 de mayo de 2021

¿Te ha servido para algo el tiempo de pandemia?



Quedan pocos días para que termine el estado de alarma, para volver a tener libertad horaria y poder viajar a otras comunidades. Aunque todavía debemos hacer uso de las mascarillas porque el virus sigue rondando entre nosotros, hasta que no estemos la mayoría inmunizados no podemos tener libertad total para hacer vida normal. 

A pesar de todo, estamos contentos de ir saliendo del túnel, y encontrar la luz hacia la vida normal que desde hace más de un año se nos había paralizado. Y aunque nadie nos podrá devolver esos momentos, hemos aprendido mucho, sobre todo, seremos más conscientes del valor que tienen las cosas que antes no las dábamos importancia. 

Esto es lo que yo pienso, ¿y tú qué opinas? ¿crees que te han robado un año de vida? ¿o que te ha servido para aprender durante todo este tiempo y la balanza se ha equilibrado?




80 comentarios:

  1. Ha sido un tiempo para descubrir muchas dinamicas sociales, e incluso miedos. Poco a poco volvemos a la normalidad

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto lo que dices, Jose, que este tiempo nos ha servido para descubrir otras cosas distintas que las que veníamos viviendo, algo nuevo, distinto, y a la vez, nos ha producido miedo e incertidumbre, pero bueno, poco a poco, vamos saliendo de ésta, y al final siempre se vuelve, de nuevo a la rutina.

      Un aabrazo.

      Eliminar
  2. Es como un paseo a través de un paisaje brumoso en el que a ratos la bruma es tan densa que solo te deja imaginar que vendrá después.

    Mañana me toca vacuna

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy buen ejemplo has puesto, Erik, la vida es así, un paseo, o un viaje, en el que no sabemos qué nos encontraremos, y es que la vida es un viaje de constante incertidumbre, eso es lo peor de todo.

      Qué bien, cuánto me alegra que ya te vayas a vacunar, imagino será la primera dosis de la AstraZeneca ¿no? ya me contarás. A mí todavía no me toca, ni se sabe todavía qué vacuna nos pondrán, así que me toca esperar.

      Besos.

      Eliminar
  3. La pandemia, y especialmente los tres meses de confinamiento no me han robado un año de vida, me han caído encima por lo menos cinco, las arrugas han crecido entre las arrugas, la piel es grisácea, la musculatura fofa. Y menos mal que con la mascarilla algo se disimula, por eso pido que vacunen primero a las guapas yo puedo seguir con mascarilla jajaja. Un abrazuco. No quería faltar a tu pregunta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jjajajaaj cómo me ha gustado tu humor, Ester, siempre poniendo esa chispa tan "salada", eres única en ironía, de verdad jajaja, me encantas. Pero sí que es cierto que con la mascarilla se tapan las arrugas, aunque no creo que te hayan salido muchas, en un año no da tiempo jajajaaj. Mejor que te vacunen y que nos vacunen ya a todos, para salir de esta, qué ganas tenemos ¿verdad? un año y pico con media vida, porque nos han robado la libertad, y sí que ha sido una pena no haber podido disfrutar de muchas cosas, pero bueno, en cambio, ahora lo disfrutaremos a "tope" porque valoramos más las cosas.

      Agradezco tu compañía y tu tiempo, Ester.

      Un abrazo enorme.

      Eliminar
  4. Yo creo que a todos sin excepción, nos han robado algo de libertad, a unos más, a otros menos, pero todos hemos sentido el no poder hacer nuestras rutinas como las hacíamos.

    Besos dulces María Dorada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así ha sido, nos han robado la libertad, el poder disfrutar de muchas cosas, pero todo ha sido por la salud y bien de todos, así que en parte agradecidos de que podamos contarlo.

      Un beso, Dulce.

      Eliminar
  5. Algo si que nos ha robado esta pandemia, como los tres meses sin salir de casa y varias escapadas que acostumbrábamos a realizar por España desde la jubilación.
    Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sobre todo habréis notado la falta de libertad los jubilados durante el invierno que sois los que hacéis excursiones, y ese tiempo no lo podéis volver a recuperar, unos por unas cosas, y otros, por otra, todos nos hemos visto coartados de libertad, pero bueno, ahora ya podremos volar.

      Un abrazo, Matías.

      Eliminar
  6. Creo que sí, lo veo como un año robado. No sólo para mí, sino para el mundo.
    Con alguna compensación, como lo que subió a Internet, en forma gratuita. Como historietas.
    Alguna obra de teatro, que subió alguna página de algún teatro.
    Y el manejar lo virtual.

    Besos especiales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, como bien dices, Demiurgo, todo el mundo hemos sentido un año robado, un año restado de libertad para poder hacer las cosas que nos hubiera gustado, pero ha sido por nuestro bien, así que en parte, agradecidos por ello, porque ha sido nuestro escudo protector, el haber estado en casa durante este tiempo, aunque por aquí como ha sido invierno pues tampoco lo hemos notado demasiado para salir fuera. Aunque hemos aprovechado el tiempo para escribir, para estar más por aquí, disfrutando de los blogs, y publicar nuevas entradas, y otras cosas más, así que, bien por este otro lado.

      Besos especiales.

      Eliminar
  7. Hola Maria.. Soy de los que pienso que esta pandemia nos ha robado un año largo de parte de nuestras vidas, ha hecho mucho mal psicológicamente a jóvenes y mayores, los jóvenes por suerte tienen mucho tiempo por delante y lo recuperaran, pero las personas mayores que han sobrevivido, nada será igual para ellos.
    Lo bueno quizás haya sido aprender la lección que somos vulnerables, aunque dudo que sirva para tomar medidas por desgracia en este país, en este mundo todo se olvida, la cuestión es que como algunos políticos actúan "el muerto al hoyo, y el vivo al bollo".
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Llorenc.

      Estoy de acuerdo con lo que dices, que aunque ha sido un año robado para jóvenes y mayores, los que han salido perdiendo son los más mayores, que su tiempo no puede volver, y los años no pasan en balde, totalmente cierto. Aunque hay que agradecer y valorar la responsabilidad de los jóvenes por no poder salir fuera a divertirse y tener que estar en casa.

      Pero en todos los casos, ha sido, como dices, también un daño psicológico, más para los ancianos al verse visto solos por no poder ir con la familia. Una situación muy dura. Que espero que aprendamos de la lección y a valorar los abrazos, la compañía familiar, esos momentos en los que no podrán volver porque no se vivieron, como en navidad y en otras fechas de reencuentros familiares.

      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Lo único que ha cambiado, en mi dia a dia, ha sido la mascarilla y la sensación de miedo. Estoy acostumbrada a tener una vida austera en todos los sentidos. Quizás lo que haya notado más ha sido el silencio en la calle, cosa que agradecí muchísimo.
    En general, los afectos. Pero así como somos los humanos, las buenas intenciones, van a durar como un pirulí en la puerta de un colegio...

    Besos, María.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En tu caso, parece que no has notado mucha diferencia por llevar una vida tranquila, y sí has agradecido el silencio en las calles, así que para ti ha sido positivo en ese sentido, lo único la incertidumbre y miedo que nos ha producido todo este tiempo esa sensación que no se ha despegado de nosotros aún, pero poco a poco, iremos cobrando más vida con las voces de la gente en las calles, y más en este tiempo que hace tan bueno, tan distinto al del año pasado, y dentro de nada nos quitarán la mascarilla para salir al aire libre, lo cual, se agradece bastante no tener que llevar en verano el tapabocas.

      Muchos besos, Sa Lluna.

      Eliminar
  9. Sino fuera por las personas que han fallecido y el sufrimientos de sus familiares, en realidad no me ha cambiado personalmente en nada. Es cierto que he dejado de ir a mis clases de baile y gimnasia pero bueno eso me ha dado tiempo para hacer otras cosas que me gustan como es leer y estar mucho más en blog. Por poner algo que si que echado de menos y muy mucho es no abrazar a mis seres queridos los que no vivimos juntos y también a los amigos, pero creo que las palabras han suplido a los abrazos cuando se dicen con el corazón. Y sé que no es lo mismo pero hay que ser responsables. Una casa es cierta que el llevar las mascarillas nos han librado de resfriarnos y las personas que son alérgicas al polen tb les ha venido bien.Por eso digo que lo peor son los que ya no están y las secuelas evidentes que han quedado algunas personas. Parece que las vacunas van llegando peor no olvidemos que la vacuna no cura, eso hay que tenerlo presente ... no descontrolarnos pq sino poco hemos aprendido y adelantado. Un besazo María y muy bien por ti iniciativa makissssssssss.
    Tengo que decir que lo escrito es a nivel personal, soy consciente que hay personas que lo han pasado y lo están pasando realmente mal, sé que los negocios y puestos de trabajo han hecho mella y eso es otro efecto colateral... bueno siempre cuando viene un mal mayor hay sufrimiento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta cómo lo ves, de una manera tan positiva, Campirela, que aunque no puedas ir a tus clases de baile y gimnasia, has estado entretenida con otras cosas por aquí, y es que como dice un refrán "no hay mal que por bien no venga", así que genial porque has aprovechado tu tiempo en disfrutar de tu creatividad, y nosotros hemos disfrutado contigo. Y aunque se echan de menos otras cosas, lo principal es haber sido responsables en estos tiempos de pandemia, que es lo que cuenta, y luego, ya vendrán más cosas después, aunque como dices, quiénes han perdido son los que se han ido o los que han quedado mal por el virus. O la crisis que ha generado a la hostelería y otros sectores. Pero dentro de lo malo, hay que seguir hacia adelante, y aunque ya salgamos del estado de alarma, que no se nos olvide que el bicho sigue entre nosotros, así que, sigamos con la mascarilla, y también con las vacunas, que poco a poco, estaremos saliendo del tunel para disfrutar plenamente de la libertad.

      No sé dónde te he leído que ya te han puesto una vacuna, pues no veas cómo me alegra, que ya estés medio inmunizada, esto va avanzando, a ver cuándo me llega a mí, que ya tengo ganas.

      Besos enormes.

      Eliminar
  10. El domingo retomamos nuestros vermú-comida-café-sobremesa y a la semana que viene retomaremos también las cenas de los sábados con los amigos. Las vacunas vaan llegando y con ellas una cierta tranquilidad.
    Ya sabes que pasé la covid19 muy mal. Por eso tengo ganas de libertad, de viajes, de playas, de restaurantes, de amigos, de bares... A pesar de que me entretengo en mi casa o en el atelier, lo mío son las reuniones, la charla, la cerveza, el vino y buenas viandas y mis hermanos y mis amigos para acompañar.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No recordaba que pasaras la Covid, lo siento mucho, Pîtt, que hayas estado tan mal, espero que ya estés recuperado del todo, y ahora toca disfrutar, así que pásalo genial el domingo y días sucesivos con tus amigos de tertulia, tomando el vermut y aperitivos, que es lo más bonito, disfrutando de esos momentos en los que hace un año se nos privó, así que disfruta de los viajes y todo lo demás, como también haremos los demás. Pero con responsabilidad. Que muchos no estamos vacunados todavía. Así que todos con mascarilla y con las medidas sanitarias convenientes.

      Besos.

      Eliminar
  11. Hola María.
    Yo opino ambas cosas.Por una parte he reforzado la creencia que siempre he tenido de que,nos creemos superpoderosos y somos menos que hormiguitas que un virus ha ido destruyendo a su antojo.En otras palabras que hemos de ser más humildes, más humanos y más respetuosos y agradecer el estar vivos cada día.
    En cuanto a ese año,nos hemos perdido muchas cosas,un año de nuestra vida que es mucho, pero hemos salvado la vida que es lo más importante.Y no gracias a las restricciones ni a ningún político con sus improvisadas soluciones,opiniones y peleas partidistas.Gracias sólo a la responsabilidad de los que hemos sido responsables que es una gran parte de la ciudadanía.
    Abrazo grande amiga mía.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, José Luis.

      Interesante tu reflexión, y tienes razón, que nos creemos personas fuertes y en verdad no es así, somos vulnerables, que hasta un simple virus nos puede llegar a atacar y destruir, así que, que todo ello nos sirva para reflexionar, que lo más importante en esta vida es la salud, y el amor, y dejemos de lado las cosas materiales, que ellas no nos hacen felices, que lo que realmente nos hacen felices y nos llenan es la familia, que lo que recordamos luego son esos instantes vividos con ellos, ese abrazo y esos besos que tanto se han echado de menos durante este tiempo.

      Y aunque nos hayamos perdido cosas, como bien dices, ha sido por nuestra responsabilidad y por protegernos, así que ha sido por nuestro bien, y esperemos que ahora que se termina el estado de alarma, tengamos cabeza, y sigamos siendo respetuosos con nosotros y con los demás, que quiénes estén vacunados sigan respetando las normas sanitarias por los que no lo están.

      Un abrazo enorme, amigo mío.

      Eliminar
  12. Lo mejor valorar lo que normalmente no valoramos, la rutina de la vida. Lo peor, tener mis mayores lejos y no poder verlos.
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, importante valorar todo, ser conscientes de lo que hemos tenido durante este tiempo, espero que nos sirva para darnos cuenta de que lo más importante es la salud nuestra y de nuestra familia.

      Besos, Lola.

      Eliminar
  13. Creo que lo que mas valoro de la pandemia fue primero recobrar la capacidad de llorar y redescubrir capacidades que desconocía, en mi caso me enfrento al trabajo en casa, a la escuela de mi hijo menor, el preescolar de la menor , hacer un alto y retomar estilos de vida mas saludables y sobre todo dar gracias por la salud, en nuestro caso el encierro con el mar de frente se lleva diferente y nos hizo sentir afortunados ...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Imagino que tener el mar de frente tiene que servir de gran terapia, poder disfrutarlo desde casa, sin apenas salir, es una fuente de vitamina refortaleciente, una fortuna, así que te felicito Pau, por ello, porque tu encierro, ha sido mejor llevadero, a pesar de la gran carga que hayas tenido al tener que cambiar tu estilo de vida, trabajando y con un hijo pequeño, la cosa es más complicada, pero bueno ya todo lo malo de la pandemia va quedando atrás, y ahora la esperanza de volver a retomar la vida rutinaria que hace un año abandonamos.

      Muchos besos, Pau.

      Eliminar
  14. Hola María,amiguca!
    Malos tiempos de pandemia, como una pesadilla sin límites!!
    Aprender? Claro que aprendimos y aprendemos todavía en especial lo que significa dar un beso a tus hijos,familia,amigos;descubrir los beneficios de un abrazo, del roce en el sentido total de su palabra,roce trival.Somos seres sociales y sin él no podemos vivir.
    LA solidaridad,se ha aumentado(eso creo)y saber que somos frágiles...
    A ver si vamos pasando ya poco a poco este tormento y podemos respirar tranquilos.
    Besucos lindisima!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Gó, querida amiga:

      Cuánto me alegra volver a saber de ti, espero que te encuentres bien, te extrañaba hace tiempo que no te veía por el blog, y te agradezco tu inesperada visita, mil gracias.

      Así es, hemos aprendido a valorar lo que es un abrazo, un beso, y tantas cosas más, así que espero que no se nos olvide tan fácilmente después, que lo más importante son todos esos gestos de la vida, los del alma, no lo material, el tener más y mejor no sirve para ser felices, sino tenemos ese calor de los demás.

      Que todo lo malo vaya quedando atrás, y que la vida nos siga sonriendo, dentro de poco, ya sin mascarillas, a ver si puede ser.

      Besos enormes.

      Eliminar
  15. Yo creo que sí nos ha servido para aprender a valorar lo que teníamos, pero en ningún caso pienso que tanto como para haber equilibrado las cosas. El tiempo perdido nadie nos lo va a devolver. Tampoco creo eso de que hemos aprendido, ni que vamos a ser mejores. Cada uno seguirá siendo como era.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es dificil cambiar cuando uno es de una manera, por muchas cosas que te ocurran, seguirás siendo el mismo, con tus defectos y virtudes, eso sí que es cierto, pero de ahí a que nos concienciemos de todo lo que ha pasado para valorar aquellas cosas que hemos echado de menos, creo que sí podemos darnos cuenta de ello, y apreciarlo más que antes, a mí me ocurre, que ahora disfruto mucho más con los paseos, bebo desde del iris de mis pupilas de la naturaleza como nunca lo había hecho hasta ahora, incluso he aprendido a disfrutar de la soledad de mi compañía, valoro y disfruto más de las cosas, pero no quiere decir que a todos les ocurra lo mismo que a mí.

      Un abrazo, Chema.

      Eliminar
  16. Un beso María...Para mí este tiempo de pandemia ha sido una inversión a la que espero sacar frutos. Pero lo más importante es que Dios me ha guaradado hasta ahora. Y recuerda que acá en Brasil pasa lo mismo que con las estaciones en España...mientras ustedes ya están en primavera, nosotros estamos en otoño; mientras ustedes van saliendo...nosotros estamos entrando ¡Dios nos proteja!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo más importante es que te encuentres bien de salud Alí, y que lo mismo da que sea invierno o verano aquí o allá, eso es lo de menos, lo que importa es sentir cada estación con colores positivos, llenos de luz y de vida, y que pronto se acabe esta pesadilla que ha llegado a ser tanto como una película de terror.

      Un abrazo.

      Eliminar
  17. En donde vivís María que va a haber esa libertad? En Groenlandia? ja. Suena utópico con los números de todo el mundo. El lugar que haga eso va a estar muy equivocado. En fin, no quiero ser tremendista tampoco, con ya no tener toque de queda me conformo. Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nooo jajaaj no soy de Groenladia jajaja, JLO. Ya sabes que soy de España jajaja.

      El pasado día 9 acabó el estado de alarma en España, y a partir de esa fecha se puede salir a otras comunidades y no tenemos horario de toque de queda, pero seguimos con las normas sanitarias, y cada comunidad dispondrá de las suyas. Lo que pasa que, como he dicho, no tenemos libertad total, porque seguimos con la pandemia. Y en cambio, muchos jóvenes se han creído que porque ya no tenemos estado de alarma se pueden saltar las normas. Como ocurrió el día 9 que gritaban libertad y lo celebraron por todo alto, ni que se hubiera terminado la pandemia, pues en muchos lugares jóvenes sin mascarillas, sin distanciamiento, bebiendo, bailando y hasta agresiones y un sinfin de historias más. Un desastre. Cuando la libertad está en el respeto hacia los demás.

      Imagino que algo hará el Gobierno para que no vuelvan a ocurrir estos hechos tan desagradables, esperemos que dentro de unos días, no haya que lamentar aumento de casos por lo que pasó el día 9.

      Un abrazo.

      Eliminar
  18. -En mi caso: ha sido un año duro:muerte de mi madre ,una tia y luego seis meses muy intensos con el teletrabajo: muchas horas de pantalla por decirlo de alguna manera y sobre todo impotencia...

    Pero no estoy enfadad: porque como bien dices, me he dado cuenta que con la mitad de cosas se puede vivir y sobre todo que por muchos títulos, la condición humana no nos diferenciamos en nada.

    A ver ,si esta experiencia nos curte, en practicar más la humildad y sobre todo la empatía:que cuando una tragedia golpea, como el este caso la Pandemia; porque pandemias siempre han existido.Pero parcelada, esta es, como un aviso: que nadie, ni nada, ni color, ni condición, ni estatus, ante la adversidad ;somos todos iguales...

    un abrazo desde el cariño feliz finde María

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siento muchísimo que hayas tenido un año tan duro por la pérdida de tus seres queridos, te acompaño en el sentimiento, Bertha, recibe mi abrazo de aliento. Es muy duro lo que has vivido, pero aún así, no estás enfadada y te has dado cuenta de muchas cosas, en esta dura experiencia sufrida por la pandemia.

      Pero no todos tienen memoria, parece, es una pena que a muchos se les haya olvidado tan pronto, como lo que ocurrió el día 9, tantos jóvenes saltándose las normas sanitarias, como si no tuvieran memoria, irrespetuosos con los demás que han sufrido la pandemia tan dura como tú perdiendo a tu madre y a tu tía. Qué falta de respeto lo del día 9, toda esa gente gritando libertad y saltándose las normas como si hubiese terminado la pandemia. Qué pena que ocurran estas cosas, de verdad.

      Un abrazo enorme.

      Eliminar
  19. ¡Ay María! este tiempo de pandemia sólo me ha servido para subir de peso, y para estar asfixiándome con doble mascarilla cada vez que salgo a la calle...yo veo esa luz al final del túnel muy lejos todavía. No creo en las vacunas contra el covid, dado las muchas muertes que también han causado. En mi casa casi todos mis hijos tienen alergias severas y no podrán vacunarse, y yo menos por el miedo que me causa ese tipo de vacunación. Me alegro de que tú veas las cosas desde otro ángulo más bonito. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya veo que no te ha ido muy bien todo este tiempo por estar tanto en casa, y por ello, haber subido de peso, y tan desagradable la mascarilla que no lo llevas nada bien, lo siento mucho, Ingrid, hay personas que como tú, lo pasan mal con la mascarilla y han tenido que quedarse en casa la mayor parte del tiempo. En cambio a mí no me ha ocurrido eso, cuando estaba trabajando tenía que tener la mascarilla las ocho horas de trabajo, imagínate, al final he terminado por acostumbrarme, y cuando no la llevemos, te aseguro que la echaré de menos. Por otra parte, todo este tiempo me ha servido para perder de peso. Porque como hace unos meses me vieron colesterol pues no me ha quedado más remedio que abandonar malos hábitos, y me ha servido para ahora estar mucho mejor y con menos kilos.

      Ya veo que no crees en las vacunas, yo sí que creo, y estoy contenta de que retiren en Europa la AstraZeneca, que era la que no me gustaba nada. Por las demás, la Pfizer parece que va bien a la gente que se ha vacunado con ella. Yo todavía no te puedo decir porque no han llegado a mi grupo de edad, y aún estoy sin vacunar.

      Un abrazo.

      Eliminar
  20. Ha sido duro, María. Y nos llevamos las heridas, parece que no sólo en el alma, porque el cuerpo también se ha resentido. En fin, positiva ha sido la experiencia, hemos cambiado hábitos, aprendido a protegernos, apreciar las pequeñas cosa y, sobre todo, a disfrutar del hogar y de aquellas cosas que íbamos dejando por falta de tiempo...la lectura, la música, el cine en casa; y especialmente apreciar el cariño y el cuidado de los que te quieren.
    Besotessss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que sí hemos aprendido bastantes cosas durante este tiempo, como bien dices, Mateo, a mí me ha servido para eliminar malos hábitos, y sobre todo, para aprender a estar conmigo misma en soledad, algo que no me hacía, y ahora valoro más todo, los paseos, los momentos en compañía, la naturaleza, cada instante, he aprendido mucho en este tiempo. Y sobre todo a valorar los abrazos.

      Un abrazo.

      Eliminar
  21. No sé lo que habrá aprendido cada cual, pero viendo algunas actitudes de la gente, no parece que se haya aprendido mucho ni se hayan sacado conclusiones que beneficien a todos...

    Las cosas han sucedido como han sucedido y sobre los porqués de lo sucedido ya ha caído un tupido (o estúpido) velo tejido y extendido por quienes manejan "la tela y los hilos"... No tengo la sensación de que me hayan robado mi tiempo, simplemente en este tiempo ha tenido lugar una pandemia que exigía restricciones... Y lo único que he aprendido es que a la gente se le olvida muy pronto el bien común y que del aplauso de rebaño (yo no aplaudí ni un sólo día) al silbido de rebaño, el instante es inversamente proporcional a la carga de egoísmo de cada persona...

    Yo quería que se hubiera prolongado el estado de alarma hasta que esto estuviera controlado, porque, no nos engañemos ni nos hagamos trampas al solitario, no lo está... Los contagios están dándose en un índice alto y sigue muriendo gente... Y si con ciertas restricciones ha habido desmadre cuando la apertura inicial y en las posteriores, no quiero imaginarme lo que va a pasar sin ellas... Vamos para el buen tiempo... playas... bares... aglomeraciones aseguradas... Ante lo que se avecina, yo estoy muy preocupado...

    Y las vacunas tienen eficacia limitada...

    Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes toda la razón en lo que dices, Impersonem, parece que algunas personas no tienen memoria, o se olvidan pronto de lo que hemos pasado, porque parece mentira lo que ha ocurrido el día 9 con el fin del estado de alarma, ha sido el colmo de verdad. Jóvenes y no tan jóvenes irresponsables gritando libertad, con botellones, agresiones, sin mascarillas, ni distancia, bailando y armando tanta juerga como si hubiera acabado la pandemia. No creo que estemos para tanta juerga, con lo que hemos pasado y lo que seguimos pasando. Gente aún en las UCIS, y el personal sanitario dándolo todo. Y que la gente se olvide tan pronto como si ya hubiera terminado todo. Una pena la poca solidaridad y respetuosidad, y el egoismo tan grande que puede haber. Sino lo veo no me lo creo.

      Así que has dado en el clavo, cuando termine el estado de alarma vendrán otras olas, y la culpa de toda esta multitud de gente que fue a celebrarlo olvidándose de las normas sanitarias. Un desmadre total. Así que esperemos que el Gobierno haga algo y pronto. Porque esto no se puede volver a repetir.

      ¿Aplaudir? yo solo aplaudí el primer día. Y después ya no. ¿Para qué? Lo que hace falta no son aplausos. Sino ser responsables cada uno y evitar contagios. Y no lo que ha pasado el Domingo que seguramente mucha gente de la que estaba en la Plaza Mayor de Madrid o Barcelona aplaudieron cuando estaban en casa, y de nada sirve, cuando lo que hace falta son hechos.

      ¿Las vacunas eficacia limitada? normal, como toda la medicina. Por eso si hace falta vacunarse más veces, pues se vacuna, las veces que hagan falta. No hay problema. El caso es que estemos inmunizados.

      Un abrazo.

      Eliminar
  22. Hola Maria!
    Um ano de pandemia, foi um ano em que paramos na vida, limitados no espaço e no tempo, vivendo a incerteza e o medo e escondendo o sorriso atrás de uma máscara!
    Pergunto: Até quando??
    Espero que tudo esteja bem contigo.

    Besos para ti, Maria!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un año para no olvidar jamás, ha sido muy duro, pero algunas personas saldrán reforzadas de ello, y otras habrán aprendido mucho, en cambio, habrá gente que no tenga memoria, y pronto olvide lo que hemos pasado. Sea como sea, lo principal es intentar hacer uso de la mascarilla, y normas sanitarias, hasta que salgamos de esta, con la vacuna, hasta que estemos inmunizados.

      Un placer que hayas venido a visitar mi pluma, A.S., muchas gracias, y también por preguntar por mí, hay días que las obligaciones me impiden estar tanto como quisiera por aquí, y hago menos visitas, o no respondo comentarios, o publico menos, depende, pero estoy bien, espero que tú también estés bien.

      Muchos besos.

      Eliminar
  23. Siento que, como humanidad, nos toco a nosotros vivir esta pandemia para revisar nuestro egoísmo...
    Debemos aprender la empatia y la solidaridad
    Me encantó tu entrada y leer otros sentires.
    De este lado del mundo estamos, todavia, en un momento difícil.
    Ojalá pase pronto!
    Abrazo fuerte!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón, Corina, todavía estamos en un momento dificil, pero ya vamos saliendo poco a poco, con las vacunas, en España ya están inmunizados con las dos dosis completas el 13,11%, lo cual quiere decir que no vamos mal, y en pocos meses ya estará el 70% de la población inmunizada.

      Pero espero que nos sirva de aprendizaje todo lo que hemos pasado, aunque algunas personas lo olvidan pronto.

      Me alegra que hayas disfrutado con esta entrada y hayas aportado tu punto de vista, muchas gracias.

      Un abrazo enorme.

      Eliminar
  24. El tiempo de pandemia nos ha servido para reflexionar un poco sobre las cosas más sencillas que hacíamos cotidianamente y de repente dejamos de hacer, por ejemplo el simple hecho de salir libremente a la calle cuando te apetezca, el poder respirar aire puro sin barreras (mascarilla), el juntarte con tus familiares y amigos sin restricciones y así, un sin numero de actividades que hemos dejado de realizar libremente. Esa libertad es la que nos a robado la pandemia en todo este tiempo, menos mal que empezamos a ver la luz al final del túnel...


    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Has descrito muy bien todas esas cosas sencillas que hacíamos y la pandemia nos ha robado, así que ahora disfrutamos más intensamente de cada instante, con un paseo al aire libre, con la familia, amigos, aunque sin dejar la mascarilla de momento, hasta que estemos inmunizados, poco a poco vamos viendo la salida del túnel.

      Un abrazo, Guillermo.

      Eliminar
  25. Como bien nos dices el virus todavía anda suelto y no debemos bajar la guardia ya que seguimos en el túnel.
    Si que algunos derechos les hemos vistos suspendidos pero les doy por bien perdidos si ello ha servido para salvar alguna vida.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón, Tomás, aunque hayamos perdido la libertad durante todo este tiempo, ha sido por nuestro bien, para protegernos, y es que la salud es lo más importante, y no nos olvidemos de ello, que todavía el bicho anda suelto.

      Un abrazo.

      Eliminar
  26. Creo que este tiempo a una gran mayoria nos ha servido para comprender que lo realmente importante no son las cosas superfluas, hemos aprendido a valorar el trabajo abnegado de los que se juegan el tipo por ayudar a otros, creo que como personas hemos crecido aunque no todos, aun hay descerebrados por ahí que entre fiesta y fiesta botellón y otras por el estilo van dejando un rastro de contagios posibles...en general lo hemos hecho bien, estamos agradecidos por estar vivos y valoramos con mas intensidad cualquier alegria que nos llega de sorpresa,
    Un abrazo Maria

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como bien dices, a la gran mayoría nos ha servido para apreciar las cosas sencillas y valoramos más las cosas, en cambio, para otros, ya no hay memoria, y prefieren pasarse una noche de juerga loca diciendo ¡viva la libertad! entre botellones y olvidándose de las normas sanitarias, ya veremos a ver qué nos trae después, y es que siempre tiene que haber gente irresponsable, una pena que sea así.

      Un abrazo, Stella.

      Eliminar
  27. María, la pandemia nos ha unido de alguna manera a todos. Sentimos cerca todos los países del mundo, nuestra solidaridad ha crecido y sabemos que es necesario vacunar al mundo entero para avanzar y olvidarnos del miedo. Somos más conscientes de los pobres, los sin trabajo y los que han sufrido muertes y pérdidas. La mayoría de la gente ha reflexionado y ha aprendido a valorar más la vida y los afectos.
    Y algo muy importante que apuntan por ahí: hemos aprendido el valor de la humildad, somos vulnerables y limitados y hay que valorar la naturaleza y nuestro universo, porque ellos mueven nuestras vidas.
    Mi abrazo entrañable y feliz fin de semana, María.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La pandemia nos ha servido para empatizarnos unos con otros, para sentir que un bicho puede ser capaz de destruir miles de vidas, y que en verdad, no somos fuertes, sino débiles, y necesitamos de los demás para sobrevivir, especialmente, de quiénes lo han dado todo, el personal sanitario, que desde aquí hago mención especial por ser ellos los que han estado atendiendo a quiénes estaban entre la vida y la muerte, y lo han sufrido en sus propias carnes, todo el sufrimiento de la pandemia, así como los familiares que han perdido a los suyos por el Covid, por eso hemos de ser fuertes, y darnos cuenta de que hay que vivir la vida a cada instante, porque no sabemos lo que nos deparará mañana.

      Un abrazo cariñoso, Mª Jesús.

      Eliminar
  28. En pocas horas se suprime el estado de alarma, NO el coronavirus NI los carentes de sentido común...
    ¿Aprender? Sí, lo hemos hecho y también valorar de manera especial lo que significa la familia, la verdadera amistad, la necesidad imperiosa del abrazo, la conversación, el roce, hemos profundizado en estas dos facetas: la insolaridad y la solidaridad.
    "La prudencia es la madre de la Ciencia"...Esto me hace meditar y mucho.

    Un besote.
    Los políticos tienen que atender a los científicos, especialistas de reconocido prestigio e invertir doce veces más en investigación...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que algunos se han creído que porque se haya suprimido el estado de alarma ya estamos libres del Covid. Y no. No hay nada que celebrar de momento. Hasta que no salgamos de ésta. Me parece vergonzoso lo que ha pasado el día 9, esa juerga y alegría que había entre los jóvenes, sin respetar las normas sanitarias, olvidándose de las mascarillas y ya veremos a ver qué pasará dentro de unos días.

      Responsabilidad, es lo que hay que tener, y esperemos que sigamos aprendiendo, y no se nos olvide tan pronto lo que hemos pasado. Valorando esos pequeños detalles, como un abrazo, o las personas queridas que han estado tan lejos.

      Muy bueno lo que has dicho, Mari Carmen, y viene muy bien ese refrán que has compartido. Prudencia ante todo.

      Besos enormes.

      Eliminar
  29. bueno, durante este período he vivido momentos buenos y he podido crecer en algunos aspectos. pero no puedo decir que haya sido gracias a la pandemia, sino más bien *a pesar* de la pandemia.
    quizá, al haber tenido que dar clases a mis alumn@s a través de vídeos, mejorar un poco mi capacidad comunicativa, que eso para mí siempre ha sido un hándicap.
    besos, maría!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Han sido momentos diferentes, que no habíamos vivido, y gracias a ellos, han mejorado algunas cosas, por ejemplo el aumento de teletrabajo, las citas previas, y otras cosas, más, o como en tu caso, has tenido que dar clases a tus alumnos a través de vídeos, que eso seguramente antes no lo habías experimentado, así que una experiencia única y bonita, el haber cambiado de hábitos. Todo tan distinto, Chema.

      Besos.

      Eliminar
  30. Durante a pandemia, me graduei e fiquei desempregado, pois o mercado brasileiro está parado.
    Todavia, me foquei totalmente em adentrar no mestrado, e iniciam minhas aulas na segunda-feira.
    Vida seguindo, aos tropeços, mas seguindo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra mucho, Calebe, que durante la pandemia te hayas graduado, y que empieces tus clases dentro de nada, como dice un refrán "no hay mal que por bien no venga" como ha sido tu caso, te quedaste sin trabajo pero ha servido para que lo dediques a otras cosas, y como bien dices, la vida sigue, así es. Porque no hay mal que dure cien años.

      Un abrazo.

      Eliminar
  31. Por mí parte, tengo más miedo ahora de este fin de alarma y lo que vendrá, que cuando comenzó todo esto Maria, unos habrán aprendido y valorado más y otros no tanto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay gente para todo, Eratós, como tú dices, los hay que han aprendido y otros nada, pero lo importante es que nos pongamos todos la vacuna para salir de esta pandemia, y desde luego ahora no relajarnos, tenemos que seguir con la mascarilla y todo lo demás.

      Besos.

      Eliminar
  32. De la pandemia he sacado un conocimiento de mí mismo que no tenía.
    Besos, María.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Algo parecido me ha ocurrido a mí, Pedro, creo que la pandemia nos ha servido para algo bueno, no todo ha resultado ser negativo.

      Besos.

      Eliminar
  33. Me ha recordado lo vulnerables que somos, y era importante recordarlo.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente, así somos, vulnerables, y necesitados de los demás, que sin la sanidad pública y sus profesionales esto hubiera sido un desmadre. Ellos lo han sido todo.

      Un abrazo, Albada.

      Eliminar
  34. A mí creo que me ha aportado muchas cosas buenas, que seguramente sin la pandemia no hubieran ocurrido, pero también otras que no han sido tan buenas, como le habrá ocurrido a todo el mundo. ¡El caso es que aquí seguimos! Lo importante es estar bien de salud, tanto nosotras mismas como nuestros seres queridos, y las fiestas, el ocio y los viajes ya llegarán. Primero hay que ser responables.
    Un besazo enorme, María

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy bien, así como debe ser, se te ve muy responsable a pesar de tu juventud, Dafne, me alegra mucho leerte decir eso, que ya vendrán las fiestas y todo lo demás, ahora de momento hay que seguir siendo prudentes y respetar las normas sanitarias, que pronto saldremos de ésta, porque ya vemos la luz al final del túnel.

      Besos enormes.

      Eliminar
  35. En algunos aspectos, sí que siento que se ha perdido un año (menos contacto social, se han perdido negocios y puestos de trabajo). Pero en otros sí que he aprendido: o cuidamos la naturaleza y empezamos a vivir de una manera menos destructiva o nos volverá a pasar lo mismo. Otras cuestiones serían que valoro más la sanidad y la educación públicas, la cultura...
    Lo malo es que si la mayoría no ha aprendido nada, pasar por todo esto no habrá servido de nada y volveremos a cometer los mismos errores.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No importa que hayamos perdido un año de relaciones sociales, para protegernos y no contagiarnos, pero lo peor de todo han sido los negocios, como dices, muchos se han visto obligados a cerrar, porque no lo han podido soportar, y ahí van muchas familias necesitadas. Eso es lo peor. Pero ha habido otras cosas buenas, como bien dices, aprender a valorar tantas cosas, esperemos que este stop nos haya servido para darnos cuenta que el tener muchas cosas y mejores no da la felicidad, sino los pequeños momentos, esos son invalorables.

      Besos, Sandra.

      Eliminar
  36. Hola, buenas tardes. ¿Todo bien? Soy de Río de Janeiro y quiero presentar mi Blogger de Viajes y Cultura. Los nuevos amigos son bienvenidos, sin importar la distancia. Me gustaría invitarte a seguir mi Blogger.

    https://viagenspelobrasilerio.blogspot.com/2021/05/parque-guinle-parte-iv-final-rio-de.html?m=0

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu invitación, Luiz, y por dejarme el enlace de tu blog, cuando pueda iré a conocerlo, muy amable.

      Un abrazo.

      Eliminar
  37. Hola Dulce María. Me he dado cuenta que somos muy pero que muy bulnerables. También que somos muy zoquetes y de memoria muy frágil. Que confundimos libertad con fiestas alocada. Creo que el fin del estado de alarma a confundido a muchos con que terminó la pandemia. Somos frágiles de memoria.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Perdón, vulnerables con v :-)
      Más besos

      Eliminar
    2. Has dado en el clavo con lo que has dicho, Isa, totalmente de acuerdo, en que somos vulnerables, además, zoquetes, porque no se puede confundir la libertad con libertinaje con jolgorio, botellones, agresiones y todo lo demás, parece que muchos confunden los términos. Cuando la libertad empieza por respetar a los demás.

      Besos enormes.

      Eliminar
    3. No te preocupes, Isa, ya sabes que al escribir en vivo y directo, es normal que cometamos fallos, no tiene importancia.

      Aprovecho para enviarte más besos.

      Eliminar
  38. No siento que me lo hayan robado. Giré el timón y seguí navegando. Un abrazo María!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bueno lo que has dicho, me ha encantado, Errandoentrepalabras, está bien girar el timón y seguir navegando, así es la vida, hay que seguir.

      Un abrazo.

      Eliminar

  39. ·.
    Desgraciadamente, me ha servido para confirmar que como especie no tenemos arreglo. Hacemos gala colectiva de nuestra estupidez... desde el principio. Aquí no pasaba ni pasa nada, solo que los que se mueren son los otros. Y supongo que no habremos aprendido nada para la próxima, que habrá otras.
    Por lo demás, estamos rodeados, también, de gente sana y consciente de lo que sucede. Brindo por ellos.
    Un abrazo


    LaMiradaAusente · & · CristalRasgado

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy de acuerdo contigo, Alfonso, tienes toda la razón, no tenemos arreglo, parece que solo pasa a los demás, y no nos damos cuenta que todos estamos dentro de esta grave pandemia, y que la muerte puede ocurrir a cualquiera, pero claro, no se piensa, solo creemos que les ocurre a los demás, y no es así.

      Esperemos que la gente sea consciente de todo, y no bajemos la guardia, que ya no queda nada, no nos demos por vencidos. Que estamos saliendo de esta. No lo estropeemos más. Esperemos que lo del día 9 quede en nada. Miedo da pensar lo que pueda llegar en unos días.

      Un abrazo.

      Eliminar

Con tu opinión nos enriquecemos todos. Gracias por tu aportación.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...